Tag

eua

Browsing

El presidente Joe Biden restableció este lunes la prohibición de entrada al país de personas de Brasil, Irlanda, Reino Unido y otros 26 países europeos a fin de evitar la propagación del coronavirus.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca Jen Psaki indicó que Sudáfrica fue agregada a la lista debido a la presencia en ese país de una variante de la enfermedad. «No es este el momento de levantar las restricciones a los viajes internacionales», señaló Psaki.

La medida de Biden prohíbe, a partir del martes, la entrada al país a prácticamente todos los ciudadanos extranjeros que hayan estado en alguno de los países señalados en los 14 días previos a su llegada a Estados Unidos.

Los 26 países europeos señalados son parte de la zona Schengen de libre paso e incluyen a Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Holanda, Noruega, Polonia, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia, España, Suecia y Suiza.

El máximo experto en enfermedades contagiosas de Estados Unidos, el doctor Anthony Fauci dijo el lunes que la decisión de Biden era «prudente». «Estamos preocupados por la mutación del virus que se ha detectado en Sudáfrica», expresó Fauci en entrevista con la cadena CBS.

Esto coincide con la entrada en vigor de la recomendación del Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, de prohibir la entrada a toda persona procedente del exterior a menos que muestre una prueba negativa a COVID-19 hecha en los tres días previos de abordar el vuelo.

La embajada de México en Washington, recordó a los mexicanos que planeen viajar a Estado Unidos, que a partir de mañana 26 de enero, todas las personas que planeen ingresar por vía aérea deberán presentar la prueba negativa.

Precisan que en caso de haberse recuperado de Covi-19 dentro de los tres meses previos al viaje, se deberá presentar un documento oficial que así lo acredite junto con una carta del médico en la que indique que está autorizado para viajar.

Informó que en caso no cumplir con los requisitos, las aerolíneas tendrán las facultad de negar el abordaje. Sobre la cuarentena que se anunció se pediría a los viajeros que ingresen a Estados Unidos, se explicó que será voluntaria.

Pese a que ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) descartó que fuera a entablar comunicación con el nuevo presidente de Estados Unidos, incluso llegando a decir que no había urgencia, el canciller Marcelo Ebrard informó este viernes que los mandatarios sostendrían una llamada telefónica esta tarde.

«Les comparto que los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Joseph Biden sostendrán hoy por la tarde conversación telefónica. La relación bilateral avanza a partir de la comunicación y el entendimiento», tuiteó el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Por su parte la portavoz de La Casa Blanca, Jen Psaki, confirmó en su rueda de prensa diaria que Biden conversaría con López Obrador, después de hablar con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, pues como ya se había informado, el canadiense será el primer líder extranjero con que el demócrata tendrá comunicación.

Ayer, López Obrador insistió en que no hacía falta una llamada con Biden, pues dijo que los funcionarios de ambos gobiernos ya estaban en contacto y coordinando acciones.

“No hace falta, le deseamos lo mejor y con nosotros no va a haber problema. Lo sabe y nosotros sabemos que no vamos a tener ningún problema con su Gobierno”, expresó el mexicano.

Recordemos que López Obrador habló por teléfono con Biden el pasado 19 de diciembre después de que fuera declarado presidente electo; indicó que en esa llamada reafirmaron el compromiso de trabajar juntos por el bienestar de las naciones.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ordenó este jueves que los extranjeros que lleguen a Estados Unidos deberán pasar por una cuarentena tras su entrada al país, como parte de una serie de decretos para contener la pandemia que incluyen un endurecimiento de las reglas sobre el uso de mascarillas.

Biden realizó este anuncio como parte de su estrategia integral para contener la pandemia en el país, que es la nación del mundo más golpeada en número de muertos por Covid-19.

«Además del uso de mascarillas, todos aquellos que viajen a Estados Unidos desde otro país deberán realizarse una prueba antes de subirse al avión y realizar una cuarentena cuando lleguen», informó Biden en una conferencia en La Casa Blanca.

La exigencia de una prueba ya había sido ordenada por el gobierno de Donald Trump, pero el aislamiento era sólo una recomendación.

Biden explicó que esta medida se debe a las nuevas cepas del virus detectadas en otros países, en un momento en que en Estados Unidos hay más de 400,000 muertos por la pandemia, una cifra que supera la cantidad de soldados estadounidenses fallecidos durante la Segunda Guerra Mundial.

Biden indicó que va a firmar una nueva orden «para extender los requerimientos para el uso de mascarillas en los viajes interestatales, en trenes, aviones y autobuses».

Estas medidas forman parte de una estrategia nacional explicada en un documento de 200 páginas, que incluyen un plan para acelerar el proceso de vacunación, trabajar para que los estudiantes vuelvan a las escuelas y recuperar la confianza de la opinión pública, entre otros objetivos.

El mandatario también quiere que el Congreso apruebe un plan de alivio económico por 1.9 billones de dólares.

Biden alertó que la cifra de muertos por Covid-19 en su país superará probablemente los 500,000 en febrero, y reconoció que le llevará meses «darle la vuelta» a la estrategia que aplicó Donald Trump.

«Las cosas van a seguir empeorando antes de mejorar», dijo Biden. «La cifra de muertos probablemente superará los 500,000 el mes que viene (…). Nos va a llevar meses darle la vuelta a esta situación», añadió.

El pronóstico de Biden coincide con el del Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, que calcula que, si continúa la trayectoria actual, Estados Unidos superará el medio millón de muertos el día 19 de febrero y empezará marzo con más de 521,000 fallecidos por la enfermedad.

«A lo largo del último año, no pudimos apoyarnos en el Gobierno federal para que actuaran con la urgencia, la concentración y la coordinación que necesitamos, y hemos visto el coste trágico de ese fracaso», opinó Biden.

Biden también mandó recurrir a la Ley de Producción de Defensa, una legislación adoptada en 1950 en respuesta a la Guerra de Corea, para movilizar al sector industrial y acelerar la fabricación de máscaras, respiradores y otros equipos contra la pandemia.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, advirtió este miércoles a sus funcionarios de que serán despedidos si no se respetan entre ellos, según informó el diario estadounidense The Washington Post.

Biden lanzó la advertencia durante la jura del cargo de unos 1,000 funcionarios de su gobierno, cuyos cargos no necesitan de la confirmación del Senado.

«Si alguna vez están trabajando conmigo y les escucho tratar a otro colega con falta de respeto, hablando mal con alguien, les prometo que les despediré en el acto. En el instante», dijo Biden.

El presidente, sin referirse directamente a su antecesor, Donald Trump, dijo que el nuevo gobierno tiene «la oportunidad de hacer mejor las cosas».

Biden también prometió que cuando sea él quien se equivoque, asumirá las responsabilidades. «Voy a cometer errores. Y cuando los cometa, los reconoceré», aseguró.

Biden se convirtió este miércoles en el presidente 46 de Estados Unidos tras semanas de convulsión política en el país por la negativa de Trump a reconocer su derrota en las urnas.

«Seremos juzgados, ustedes y yo, por cómo resolvamos esta cascada de crisis de nuestra era. ¿Estaremos a la altura de la ocasión? ¿Seremos capaces de superar esta hora extraña y difícil?», planteó Biden en su discurso de investidura en el Capitolio.

«Estados Unidos ha sido puesto a prueba y saldremos más fuertes», insistió el nuevo presidente desde la escalinata del Capitolio, donde llamó a poner fin a la «guerra no civil» entre demócratas y republicanos, progresistas y seguidores de Trump.

Tras la ceremonia, Biden participó en un breve acto con los líderes del Congreso, firmó sus primeros documentos como presidente y luego pasó revista a las tropas que ahora dirige como comandante en jefe de Estados Unidos.

A continuación, Biden, Harris y sus respectivos cónyuges, Jill Biden y Doug Emhoff, se dirigieron al cementerio nacional de Arlington, en Virginia, para colocar una ofrenda floral en la tumba del soldado desconocido. La caravana presidencial atravesó después la avenida Pensilvania, flanqueada por cientos de los más de 20,000 militares desplegados en la capital para la investidura, hasta llegar a La Casa Blanca.

Foto: Twitter @ZekeJMiller 

El nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo este miércoles en su discurso de investidura que «la democracia ha prevalecido» en su país, esto tras el mandato de su predecesor, Donald Trump.

Con la mano sobre la Biblia de la familia, el nuevo mandatario recitó el texto protocolario ante el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, lo que formalmente culmina una transición convulsa marcada por el rechazo de Trump a reconocer su  derrota.

«Celebramos el triunfo de una causa, la causa de la democracia. Es frágil, preciosa. La democracia ha prevalecido», aseveró Biden en su discurso tras haber jurado como presidente número 46 de Estados Unidos. «Es un día histórico y de esperanza, de renovación y resolución», agregó.

Biden se refirió a los turbulentos días que ha vivido su país tras el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero por una turba de seguidores del ahora expresidente Trump. En este sentido, aseguró que aún queda mucho para «curar» las heridas del país y llamó a confrontar el «extremismo político, el supremacismo blanco y el terrorismo doméstico», que aseguró derrotará.

Sobre el asalto al Capitolio prometió que no volverá a pasar «ni hoy ni mañana». Pidió seguir el «camino de la unidad» para superar las múltiples crisis que enfrenta el país, porque sin ella «solo hay amargura y furia».

Afirmó que pretender ser presidente de «todos los estadounidenses», para lo cual ha prometió «trabajar duro» con el objetivo de ayudar también a quienes no le apoyaron en noviembre pasado. A ellos les ha dicho que no es nuevo que haya diferencias, pues eso sucede en una democracia, aunque sí ha dejado claro que «las discrepancias no deben llevar a la desunión».

Biden destacó que Estados Unidos finalmente completó una transición «pacífica», pese a que cree que queda «mucho por recorrer». Considera que el país ha demostrado a lo largo de la historia que es capaz de superar los obstáculos y ha puesto como ejemplo de esta capacidad para avanzar en aras de la igualdad que haya sido una mujer, Kamala Harris, quien haya tomado posesión minutos antes de su discurso como nueva vicepresidenta.

Momentos antes de la juramentación de Biden, llamó la atención que la cantante y actriz Jennifer López introdujo el español en la ceremonia de investidura, al recitar la parte final del juramento de lealtad en español.

«Una nación, bajo un Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos», recitó la neoyorquina de orígenes puertorriqueños al cierre de su actuación, en la que interpretó «This Land Is Your Land» («Esta tierra es tu tierra»), compuesta por Woody Guthrie y convertida en un himno nacional, patriótico y antifascista.

En tanto, Lady Gaga fue la encargada de interpretar el himno nacional, mientras que Garth Brooks cantó «Amazing Grace».

La ausencia de Trump en la ceremonia marcó un hito en 150 años de tradición republicana, aunque su gobierno estuvo representado por el vicepresidente saliente, Mike Pence.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo este miércoles que comparte las prioridades que ha establecido el demócrata Joe Biden para iniciar su mandato en Estados Unidos. Aprovechó la conferencia matutina para desearle éxito en su gestión al demócrata.

«Coincido en sus tres planteamientos principales (…) son muy importantes: (combate a la) pandemia, reactivación económica y migración. Y desde luego, deseándole al presidente Biden que le vaya muy bien en su gestión», expresó López Obrador.

El presidente confió en que la ceremonia de investidura de Biden «salga muy bien», y que se realizara «con tranquilidad, con paz».

Recordemos que López Obrador fue de los últimos en felicitar a Biden por su triunfo en las elecciones de noviembre, pues esperó a la reunión y confirmación del Colegio Electoral, el 14 de diciembre, más de un mes después de los comicios.

Con unos 38 millones de personas de origen mexicano residentes en Estados Unidos, López Obrador consideró que para México uno de los temas más importantes en agenda de Biden es la migración.

«Se debe regularizar a nuestros paisanos que tienen años trabajando en ese país (…) Esto complementado con el apoyo a países de Centroamérica y del sur sureste de México para enfrentar el fenómeno migratorio con desarrollo y bienestar», señaló.

López Obrador subrayó que México podría beneficiarse de la reactivación en Estados Unidos por la integración económica entre ambos países, en el marco del T-MEC.

A pregunta expresa de la prensa, López Obrador aseguró que con Trump tuvo una «buena relación en beneficio para México» y que siempre fue respetuoso con la soberanía mexicana. Confió en que la relación con Biden «va a ser muy buena» y subrayó que la cooperación debe ser «ordenada y respetuosa», y principalmente, «que no haya injerencia».

«Se tiene que buscar que haya cooperación ordenada, respetuosa, y que no haya injerencismo de ningún Gobierno. Que nosotros no nos metamos en asuntos que corresponden a Estados Unidos y que también ellos no vengan a meterse en asuntos que nos corresponden a nosotros. Y como somos vecinos y necesitamos ponernos de acuerdo para trabajar de manera conjunta, tienen que definirse bien las reglas», dijo el mandatario.

Aseguró que gobiernos anteriores permitieron la intromisión de gobiernos extranjeros, lo cual era indebido y violaba la soberanía de nuestro país por parte de agencias estadounidense. Enfatizó que ahora las cosas serán distintas. «Sí queremos la cooperación, pero con respeto a nuestra soberanía», remató.

Todo listo para que Joe Biden asuma como el 46º presidente de Estados Unidos. Kamala Harris juramentará como vicepresidenta del país, convirtiéndose en la primer mujer en asumir dicho cargo.

Aquí puedes seguir la transmisión en vivo de la ceremonia.

Minutos antes de que diera inicio la ceremonia, el expresidente Barack Obama utilizó sus redes sociales para felicitar a su excolaborador, ahora próximo presidente, indicándole que «es su momento».

Joe Biden podría firmar varias órdenes ejecutivas este mismo miércoles, entre las que se espera estén: protección a dreamers; desbloqueo a ciudades santuario, y detener la construcción del muro fronterizo.

Se informó que todos los expresidentes de Estados Unidos que asisten a la investidura ya se encuentran en el Capitolio. George W. Bush y su esposa Laura fueron los primeros en arribar, varias horas antes de la ceremonia de investidura. Poco después arribaron Barack y Michelle Obama y Bill y Hillary Clinton, en caravanas por separado.

Una colección de ‘Sube y Baja’, que han permitido a niños en ambos lados del muro fronterizo que divide México y Estados Unidos jugar juntos, y que se instaló como un acto de protesta a las políticas del presidente Donald Trump, ganó este martes un premio del Museo del Diseño de Londres.

Los tres ‘Sube y Baja’ color rosa salvaje fueron instalados a través de las columnas metálicas del muro: un extremo se situaba en el suburbio Sunland Park de El Paso, Texas, y el otro en Ciudad Juárez, México. La obra permaneció instalada menos de una hora el 28 de julio de 2019 en la frontera.

El Museo del Diseño de Londres declaró al proyecto ganador de la competencia Diseños Beazley del Año 2020, entre 74 proyectos de diseñadores del todo el mundo.

El Muro ‘Sube y Baja’ fue diseñado por los arquitectos californianos Ronald Rael y Virginia San Fratello con ayuda del Colectivo Chopeke de Ciudad Juárez.

«Alentó nuevas formas de relación humana y tocó un acorde que sigue resonando mucho más allá de El Paso en Estados Unidos y Juárez en México», dijo el director del museo, Tim Marlow, al anunciar el premio. «Sigue siendo un recordatorio original y conmovedor de cómo los seres humanos pueden trascender las fuerzas que tratan de dividirnos».

Ronald Rael, uno de los creadores de la instalación, afirmó que la obra tenía como fin mostrar como «lo que hace uno en un lado, tiene un impacto en el otro», esto en referencia a ambos lados de la frontera. , «Eso es lo que es un sube y baja, exactamente eso».

Los ‘Sube y Baja’ fueron instalados en medio del encendido debate provocado por el plan del presidente Donald Trump de construir un muro a lo largo de la frontera de casi 3,200 kilómetros.

«Pensamos que sería oportuno mostrarle al mundo una realidad muy importante de la frontera, de que la frontera no es un lugar desolado donde no vive nadie», expresó Rael, profesor de arquitectura de la Universidad de California, Berkeley, a una publicación universitaria en 2019.

Foto: Twitter

En el primer día de su gobierno, el presidente electo de Estados Unidos Joe Biden planea revelar un amplio proyecto de ley de inmigración con el que espera ofrecer a unos 11 millones de personas que viven de manera ilegal en su país una vía de ocho años para naturalizarse.

Medios estadounidenses reportan sobre el tema, lo cual representaría un giro de 180 grados respecto a las duras políticas de inmigración implementadas por el gobierno del presidente Donald Trump.

Se prevé que el proyecto de ley sea presentado luego de que Biden preste juramento mañana, de acuerdo con una persona familiarizada con la medida y quien pidió hablar bajo condición de anonimato.

La iniciativa coloca a Biden en camino para cumplir con una promesa clave de campaña que es importante para los votantes latinos y de otras comunidades de inmigrantes, tras cuatro años de las políticas restrictivas y las deportaciones en masa del gobierno de Trump.

La propuesta contempla una de las vías más rápidas para obtener la ciudadanía estadounidense para quienes viven en el país sin ningún tipo de estatus legal en los últimos años, pero no incluye el tradicional compromiso de una mayor seguridad fronteriza favorecida por muchos republicanos, lo que pone en duda que vaya a ser aprobada en el Congreso.

Como candidato, Biden dijo que las acciones de Trump sobre la inmigración eran un «ataque implacable» contra los valores estadounidenses y afirmó que «desharía el daño» al tiempo que mantendría la frontera bien vigilada.

Bajo la propuesta, quienes hayan vivido en Estados Unidos hasta el 1 de enero de 2021 sin un estatus legal tendrían una vía de cinco años hacia un estatus legal temporal, o una tarjeta de residencia permanente, si aprueban las revisiones de antecedentes, pagan impuestos y cumplen con otros requerimientos básicos. A partir de ese punto, les queda un camino adicional de tres años para naturalizarse, si deciden hacerlo.

Para algunos inmigrantes, el proceso sería más rápido. Los llamados «dreamers», que son los jóvenes que llegaron a Estados Unidos de manera ilegal siendo niños, así como los trabajadores agrícolas y la gente bajo el Estatus de Protección Temporal, podrían calificar para obtener la tarjeta de residencia permanente, también conocida como green card, si están trabajando, estudiando o cumplen con otros requisitos.

El proyecto de ley no es tan amplio como la última reforma de inmigración propuesta cuando Biden era vicepresidente durante el gobierno de Barack Obama. Por ejemplo, no incluye un elemento de seguridad fronteriza robusto, sino que requiere la elaboración de estrategias. Tampoco crea ningún programa nuevo de trabajadores temporales u otros programas de visado.

Sí aborda alguna de las causas de la migración desde Centroamérica hacia Estados Unidos y proporciona subsidios para el desarrollo de la fuerza del trabajo y aprendizaje del idioma inglés.

Está previsto que Biden tome acciones ejecutivas rápidas para revertir otras acciones de inmigración de Trump, como poner fin a las restricciones impuestas a la llegada de personas de varios países predominantemente musulmanes.

Durante las elecciones primarias demócratas, Biden dijo en repetidas ocasiones que la acción en torno a la inmigración sería una de sus prioridades desde el «primer día» de su presidencia y dijo la variedad de poderes ejecutivos que podría invocar para revertir las políticas de Trump.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo este lunes que confía en que Joe Biden, futuro presidente de Estados Unidos, cumpla con su compromiso de llevar a cabo una «reforma migratoria» que atienda el fenómeno desde varias dimensiones una vez llegue a La Casa Blanca.

«Ahora en la campaña del presidente Biden, él ofreció llevar a cabo una reforma migratoria y yo espero que se cumpla con ese ofrecimiento, con ese compromiso. Eso lo espero y lo voy a reconocer y celebrar», dijo AMLO durante su conferencia de prensa en Palacio Nacional.

López Obrador fue cuestionado sobre la caravana migratoria de unas 6,000 personas que partió el pasado viernes desde Honduras y actualmente se encuentra varada en Guatemala, bloqueada por las fuerzas de seguridad.

«Estamos tratando este asunto en coordinación con los gobiernos de Centroamérica y también hay comunicación con el gobierno de Estados Unidos, con los actuales funcionarios y con los que van a entrar», añadió López Obrador.

Aunque elementos de la Guardia Nacional se encuentran desde el sábado controlando la frontera sur del país, López Obrador invitó al «diálogo con los migrantes» para que «no entren a ningún país por la fuerza» y se les atienda conforme a los derechos humanos.

AMLO insistió en que tiene una «buena relación» con Joe Biden. Recordó que en 2012, cuando el demócrata era vicepresidente de Estados Unidos, mantuvo una reunión con él, en la que hablaron del tema migratorio, aunque no se concretó ninguna reforma por parte de Estados Unidos durante la presidencia de Barack Obama.

«Él (Biden) también es sensible a este planteamiento. Y estoy seguro que de esta manera, atendiendo a los que ya están en Estados Unidos, regularizando su situación migratoria y al mismo tiempo llevando a cabo un programa de desarrollo para el bienestar de los pueblos de Centroamérica y de México se va a poder presentar una opción, una alternativa», remató AMLO.

Y es que el mismo día de su investidura, Biden se ha comprometido a enviar al Congreso una propuesta de reforma migratoria que incluirá una vía a la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes indocumentados que hay en Estados Unidos.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró esta mañana que su gobierno hizo «lo correcto» y «ético» al publicar el expediente que la DEA envió a México en torno al general Salvador Cienfuegos, quien el jueves pasado fue exonerado de las acusaciones de narcotráfico por la Fiscalía General de la República (FGR).

«No se pueden fabricar delitos a nadie. Lo que hicimos fue lo correcto, es ético, independientemente del derecho, que tampoco se viola”, señaló el presidente en su conferencia de prensa matutina.

Los comentarios del mandatario llegan luego de que de que este fin de semana, el Gobierno de Estados Unidos expresara su «profunda decepción» por la exoneración de Cienfuegos por parte de la FGR, que decidió no investigarlo por falta de pruebas.

Además, el Departamento de Justicia acusó a México de violar un tratado al divulgar información que le había compartido de manera confidencial.

Ante lo expuesto por la dependencia estadounidense, AMLO respondió que “no es posible que se lleve a cabo una investigación sin sustento y quedarnos callados”. Justificó que el expediente se dio a conocer el viernes porque las circunstancias así lo exigían, pues estaba en entredicho el prestigio de México.

“Es inédito (la publicación del expediente) pero así lo exigían las circunstancias, porque esta de por medio el prestigio de México, y ningún grupo, ningún gobierno puede socavar el prestigio de nuestra nación», sostuvo López Obrador.

Destacó que por ello el compromiso de su gobierno fue dar a conocer la información que envió el Departamento de Justicia estadounidense «sin borrar nada», aunque reconoció que el expediente de la Fiscalía, dado a conocer el sábado pasado, sí tenía partes borradas por la naturaleza de la investigación.

El jefe del Ejecutivo reiteró que la investigación de la Agencia de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA) fue «irresponsable» pues se fabricaron delitos con base solamente en fotografías de capturas de pantallas de un celular. Indicó que no se debe pensar que las agencias de investigación extranjeras son «infalibles o perfectos», ni que todo lo malo tiene que ver con su gobierno.

López Obrador descartó que la relación con Estados Unidos se hayan fracturado tras hacerse público el expediente que el país vecino compartió con México.

«Actuamos bien y esto no afecta las relaciones, son buenas las relaciones con el gobierno actual y con el gobierno que entrará en funcionamiento esta semana», apuntó.

El presidente Donald Trump prevé emitir alrededor de unos 100 indultos y conmutaciones de penas en su último día en el cargo, el próximo 20 de enero, entre los que no estará incluido él mismo, según informó este lunes la cadena CNN.

El medio estadounidense, que asegura haber hablado con 3 personas cercanas a este asunto, las acciones de clemencia incluyen a varios criminales de «cuello blanco» y conocidos raperos.

La Casa Blanca, aún bajo la presidencia de Trump, celebró una reunión este domingo para confeccionar esta lista de indultos.

El mandatario, que había estado firmando un gran número de perdones y conmutaciones de penas a un ritmo constante durante la Navidad, paró de hacerlo en los días previos y posteriores a los disturbios del 6 de enero, cuando se produjo el asalto al Capitolio.

Según CNN, varios asesores de Trump aseguraron que el presidente se había centrado durante esos días en el recuento del Colegio Electoral, lo que le impidió tomar decisiones finales sobre los indultos. Los funcionarios de la Casa Blanca esperaban que se reanudara este trabajo después del 6 de enero, pero Trump decidió no hacerlo después de que se le culpara de incitar los disturbios.

Inicialmente, dos listados con personas indultadas estaban ya preparados para aplicarse, uno al final de la semana pasada y otro mañana. Los funcionarios esperan que el último listado trabajado ayer, sea el único que quede, a menos que Trump decida de último minuto otorgar indultos a aliados controvertidos, miembros de su familia o él mismo.

Se espera que el último lote de acciones de clemencia incluya una combinación de indultos orientados a la reforma de la justicia penal y otros más controvertidos obtenidos o distribuidos a aliados políticos, según CNN.

Los indultos son uno de los elementos que Trump debe completar antes de que termine su presidencia y la deje en manos del demócrata Joe Biden. Recordemos que Trump ya ha emitido perdones contra varias personas de su entorno en estos últimos meses.

Paralelamente, este lunes se informó que miembros de la campaña electoral de Trump estuvieron involucrados en la organización del asalto al Capitolio en Washington, esto según una investigación de la agencia Associated Press (AP), lo que contradice los alegatos de que fue un movimiento espontáneo de los seguidores del mandatario.

Un agrupación pro-Trump sin fines de lucro llamada Women for America First fue la organizadora del evento «Save America Rally» el 6 de enero en el Ellipse, un terreno cerca de La Casa Blanca que es propiedad del gobierno federal. Pero un anexo al documento del Servicio Nacional de Parques en que se autoriza la concentración nombra a varias personas que apenas días antes recibieron miles de dólares por su trabajo en la campaña reeleccionista de Trump 2020.

Desde el día de la intrusión al Capitolio, muchos de estos personajes han tratado de distanciarse de lo sucedido.

Antes del asalto, Trump le habló a los congregados allí y les llamó a ir al Capitolio, afirmando: «nunca rescatarán a la patria con debilidad. Tienen que demostrar fuerza, tienen que ser fuertes».

Una semana después del asalto al Capitolio, la Cámara de Representantes aprobó someter a Trump a juicio político, con lo que Trump es ahora el único presidente estadounidense en ser enjuiciado dos veces por el legislativo.

Pero las consecuencias podrían extenderse más allá de Trump. Hasta ahora Women for America First, que solicitó y recibió la autorización para la manifestación, no ha respondido a las consultas hechos por diversos medios, sobre quién financió el evento, al que asistieron decenas de miles de personas, y por qué había allí personal de la campaña.

Al menos 3,000 hondureños salieron este viernes en una caravana hacia Estados Unidos con la ilusión de mejorar sus condiciones de vida, aunque antes tendrán que sortear las restricciones impuestas por los gobierno de Guatemala y México.

La crisis que dejó el paso de dos huracanes en noviembre y la falta de empleo por la pandemia incrementaron los problemas económicos del país, que se sumaron a la violencia asociada a las pandillas y el narcotráfico.

La gran mayoría de migrantes partieron minutos después de las 04:00 hora local de la terminal de transporte de San Pedro Sula, al norte de Tegucigalpa, para recorrer los cerca de 260 km que les separa de Agua Caliente, en la frontera con Guatemala, el primer punto internacional que tendrán lograr cruzar.

El grupo camina por las vías laterales de la carretera con la mochila al hombro, unos pocos con la bandera de Honduras y la mayoría con mascarilla por la pandemia. Para entrar en Guatemala deben llevar documentación en regla y una prueba negativa de Covid-19, un requisito que no todos cumplen.

Varios participantes de esta caravana consideran que el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, quien asume el próximo 20 de enero, será más flexible que su antecesor, Donald Trump, con las normas migratorias, aunque Washington ya descartó esa posibilidad.

«No pierdan su tiempo y dinero y no arriesguen su seguridad y salud (…) Es un viaje mortal», precisó el comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP), Mark A. Morgan.

Guatemala decretó ayer «estado de prevención» en siete departamentos (localidades), lo que le permite disolver aglomeraciones públicas incluso «por la fuerza». Pero también dispuso en el trayecto puestos de control y apoyo a personas que lo necesiten. Un centenar de hondureños que comenzaron el viaje el jueves sin la prueba negativa de Covid-19 fueron detectados en Guatemala y devueltos a Honduras.

En tanto, nuestro país recordó que «no promueve ni permitirá el ingreso irregular de caravanas de personas migrantes, y continuará actuando en apego a su ley migratoria y a los protocolos sanitarios establecidos». Para ello, el gobierno desplegó 500 agentes en Chiapas y Tabasco.

«El Instituto Nacional de Migración estará pendiente de que el ingreso de cualquier persona extranjera, especialmente en los puntos de internación de Chiapas y Tabasco, se lleve a cabo en cumplimiento de las leyes mexicanas, con total respeto y salvaguarda a los derechos humanos», indicó la Secretaría de gobernación.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) respaldó este viernes la decisión de la Fiscalía General de la República (FGR) de exonerar al exsecretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, mientras acusó a la DEA de fabricar pruebas en su contra.

«Ayer resuelve la Fiscalía que no procede la acusación que se le fabricó al general Cienfuegos por la agencia estadounidense encargada del combate a las drogas, por la DEA», dijo el mandatario en su conferencia matutina.

Dijo que su gobierno «secunda, avala y respalda» la decisión de la FGR, que se dio a conocer la noche de ayer.

Recordemos que López Obrador enfatizó en más de una ocasión, que los «elementos de prueba» presentados por la DEA «no tienen ningún valor probatorio» para enjuiciar a Cienfuegos. Además, indicó que había cierta relación entre la fecha de la detención de Cienfuegos y las elecciones estadounidenses. «Todo esto hay que aclararlo», subrayó.

«Nosotros sostenemos que debe de terminarse la impunidad, desde luego la corrupción. Pero también que no pueden haber represalias, venganzas, y que no se pueden inventar delitos, que nadie debe actuar de esa manera», subrayó el mandatario.

El presidente remarcó que habrá «transparencia plena» en el caso para evitar críticas, por lo que indicó que se difundirá el expediente del caso, aunque a las autoridades estadounidenses no pudiera estar de acuerdo.

«Que se tenga toda la información, no ocultar nada. Y también para que con la información podamos salir al paso a los adversarios nuestros y a los representantes que están empeñados en atacarnos para que se piense que somos iguales y que no hay ningún cambio, que somos encubridores, cómplices. Y que somos también peleles, de grupos de intereses creados y de gobiernos extranjeros», añadió.

Al respecto, el Departamento de Justicia de Estados Unidos dijo este viernes en un comunicado que se reserva el derecho de reiniciar un proceso judicial por vínculos con el narcotráfico al exsecretario de la Defensa, Salvador Cienfuegos.

Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo que no puede ser que una empresa particular se erija como la institución mundial, por sus alcances, de la censura, esto luego del bloqueo que las redes sociales hicieran al presidente Donald Trump.

AMLO reiteró que Twitter y Facebook están actuando como la santa inquisición de nuestros tiempos, en lo que corresponde a las redes sociales. Aseguró que eso no se puede aceptar y no se puede permitir, pues va en contra de la libertad.

Incluso dijo: «no sé si ustedes han observado que desde que tomaron esas decisiones de la libertad Nueva York se está poniendo verde de coraje, por qué no quiere pasar a hacer un símbolo vacío».

Afirmó que en el caso de Estados Unidos, esa es la principal enmienda de su constitución: la libertad, aunque en el momento en que se redactó, nadie se imaginaba que iba a haber empresas particulares con capacidad para limitar la libertad.

AMLO también dijo que hay otro tema que preocupa: la invasión a la intimidad. Lamentó que una empresa particular, en referencia a WhatsApp, propiedad de Facebook, con sus nuevas políticas de privacidad, va saber todo lo que hacen las personas, sus gustos, lo que hacen en público y en privado; las pláticas con familiares y amigos, entre otras cosas.

El mandatario afirmó que actualmente los teléfonos (celulares) son micrófonos, y que las empresas ha ocultado dichas prácticas y se niegan a decirlo. Cuestionó que ante esas acciones, las organizaciones de Derechos Humanos como la ONU o los organismos defensores, no se haya pronunciado.

Adelantó que en México se va a atender dicho asunto, aunque no ofreció mayores detalles de qué es lo que se pretende. Se limitó a decir que se garantizarán las libertades. Dijo que en nuestro país habrá «cero censura. Prohibido prohibir».

En ese sentido, señaló que puede ser que a algunas personas no les guste lo que dicen de ellas, sin embargo, nadie tiene derecho a silenciar a nadie.

“Probablemente no habría llegado aquí

(a La Casa Blanca) sin las redes sociales

porque la prensa ha sido

muy injusta conmigo”

Donald Trump.

Febrero 18, 2020.

 

Usó Twitter para anunciar políticas de gobierno; para contratar y despedir empleados; para inventar palabras (Covfefe); movió mercados bursátiles y mintió sin freno. La verdad la sustituyó con el espectáculo de la mentira que twitter facilitó. Algunos dicen que sin Twitter, Trump no habría llegado a la presidencia de EUA y ahora, muy apropiadamente para los tiempos, concluye su presidencia y Twitter lo sacó de su plataforma. Lo mismo ha hecho Facebook.

¿Por qué si Trump lleva incitando a la violencia y mintiendo desde incluso antes de ser presidente, las plataformas actúan hasta ahora? La respuesta más sencilla es que Trump dejará de ser presidente en menos de una semana y en su lugar llega un presidente demócrata cuyo partido va a tener la mayoría en la Cámara de Representantes y en el Senado. Pero también es posible tomar en cuenta que si Twitter hubiese tomado esta acción cuando Trump todavía tenía años por delante de ser el presidente, hubiese sido bastante complicado silenciarlo ya que cualquiera de sus miles de seguidores podría escribir lo que Trump publicara en otra plataforma como Parler, Gab, Rumble, MeWe o DLive a las que son afines los seguidores de Trump, y copiar el mensaje en Twitter. Silenciar al presidente de Estados Unidos no será sencillo ahora pero habría sido prácticamente imposible durante su gobierno.

Esto sin duda es un golpe durísimo para Trump que ha sabido capitalizar las redes sociales como ningún otro político. Tan solo en el último mes Trump twitteó un promedio de 18.5 veces al día y esto generó más de 17 millones de re-tuits y casi 80 millones de ‘likes’. Si Trump hubiese querido generar la misma atención a través de los medios de comunicación tradicionales, el costo habría sido de casi 3 millones de dólares al mes, de acuerdo con un artículo publicado esta semana en Los Angeles Times.

¿A dónde se van a ir los miles de seguidores de Trump? ¿Ya con esto se acaba la promoción de violencia y la publicación de mentiras, incluyendo la de que las elecciones de noviembre fueron fraudulentas? Trump no va a estar en Twitter pero el trumpismo sí. Sus miles de seguidores saben que si solamente están en Parler o Gab, su mensaje no tendrá eco. Para poder resonar, se requiere de periodistas y medios de comunicación tradicionales que hagan que el mensaje se repita en los ámbitos liberales.

Ahora, ¿qué pensar de que dos personas, Jack Dorsey y Mark Zuckerberg, sean las que definan qué y a quién se deja publicar y qué y a quién se le bloquea? En el caso de Trump, la decisión de sacarlo de sus plataformas la tomaron después de haberse beneficiado durante por lo menos cinco años de la presencia de Trump en sus redes sociales. Y ¿qué decir sobre otras dos personas que sean las que tengan las llaves de la posibilidad de que una plataforma pueda o no existir? Me refiero a Tim Cook y Sundar Pichai, los CEOs de Apple y Google (Alphabet) que decidieron sacar de sus tiendas de aplicaciones a Parler y con esto prácticamente desaparecer a la red social alternativa a la que se quieren mudar los simpatizantes de Trump.

El momento para reflexionar sobre el peligro de Trump para la democracia tendrá que llevar también a pensar en el desbalance que representan estas cuatro empresas; estos cuatro individuos, con el poder descomunal que tienen en sus manos. Una pluralidad en las redes es igual de indispensable para una democracia como el reconocimiento de que en las elecciones se gana y se pierde y cuando sucede esto último, se acepta y se promueve una transición pacífica del poder.

Apostilla: El presidente López Obrador no condenó la violencia en el Capitolio de EUA con el argumento de que no quiere intervenir en lo que ocurre en otros países. Sin embargo, sí criticó la decisión de Twitter y Facebook de suspender las cuentas de Trump.

Columna completa en El Universal