Tag

eua

Browsing

El exsecretario de Estado de Estados Unidos en la administración Trump, Mike Pompeo, reveló en su libro «Never Give An Inch», que el canciller Marcelo Ebrard aceptó a nombre del gobierno federal, el polémico programa de retorno de migrantes a nuestro país, conocido como «Quédate en México», que se instauró en el gobierno del republicano.

Sin embargo, esa no fue la única revelación que Pompeo hizo en su recién publicado libro. También indicó que Ebrard Casaubón hizo la solicitud de que el acuerdo fuera de carácter privado, para que el gobierno federal pudiera negarlo si así le convenía.

«Marcelo, este es el trato: si el Estado y el Departamento de Seguridad Nacional no pueden regresar a casi todos los solicitantes de asilo a México en 14 días, vamos a cerrar por completo la frontera mexicana (…) Puedes decirle a tu jefe que llame al presidente (Donald Trump); él sabe que te estoy haciendo llegar este mensaje, pero fue muy claro. 14 días o nada”, relata Pompeo en el capítulo 7 de su libro, haciendo referencia a una reunión que sostuvieron el 15 de noviembre del 2018.

Y aunque ofreció la ayuda de Estados Unidos para el cuidado de los migrantes expulsados, Pompeo le habría dejado claro a Ebrard que Estados Unidos «no necesitaba su permiso». «Queremos que haya cooperación, pero no es un requisito”, advirtió el entonces funcionario estadounidense..

Fue en ese momento cuando Ebrard preguntó si dicho acuerdo debía ser público, o que el gobierno de nuestro país pudiera afirmar que no existía ningún acuerdo y que incluso se oponía al mismo.

«Me vale un bledo lo que digas. Lo que sea que te ayude internamente, es cuestión tuya». Según Pompeo, se le indicó a Ebrard que el gobierno de México era libre de quejarse por la política de Trump y «fingir que no lo había suscrito».

El estadounidense cuenta que se ocultó el acuerdo a la propia embajadora de México en Washington, Martha Bárcena, con quien se sabe, Ebrard tuvo muchas diferencias en la conducción de la política exterior de nuestro país, específicamente en la relación México-Estados Unidos.

A través de una carta publicada en su cuenta de Twitter, el canciller desmintió los señalamientos que hiciera el ex secretario de Estado de los Estados Unidos. Dijo que su propósito y labor como canciller de México ha sido y es salvaguardar y proteger el interés nacional.

Ebrard afirmó que todo lo relatado en el libro es parte de una campaña basada en ideas antimexicanas que buscan presentar a nuestro país como una amenaza, ante la cual se debe construir un muro.

En su carta, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores recordó que el objetivo de la administración Trump siempre fue la firma de un acuerdo de tercer país seguro que obligaría permanentemente a México a otorgar asilo a los migrantes que fueran deportados de Estados Unidos y que hubieran pasado por nuestro país.

«Esto nunca se aceptó, a pesar de ciertas voces que pensaban que era mejor la firma de un acuerdo similar al de Turquía con la Unión Europea, en el que México aceptara dinero a cambio de un compromiso que, en nuestro caso, resultaba de costos incalculable. Haber evitado la imposición de un acuerdo de tercer país seguro es un logro del presidente López Obrador» dijo el canciller en su documento.

Sobre la supuesta reunión que se relata del 15 de noviembre de 2018 en Houston, Ebrard indicó que el propio ex secretario confirmó en su momento que no se aceptó ningún acuerdo, sino que solo se escuchó la posición estadounidense.

Afirmó que la postura de México fue y continúa siendo la de rechazar la firma de un acuerdo bilateral que comprometa el país de manera permanente.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos informó este jueves que ha sancionado al exmandatario de Paraguay, Horacio Cartes, y al actual vicepresidente, Hugo Velázquez, a ambos por corrupción, además de designar a cuatro empresas por estar bajo el control del exgobernante.

La entidad, desde su Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), tomó las medidas contra Cartes y Velázquez por su participación en «la corrupción desenfrenada que socava las instituciones democráticas en Paraguay», dijo en un comunicado.

Cartes, de 66 años y quien gobernó el país entre 2013 y 2018, es el actual líder del Partido Colorado, en el poder, y un importante apoyo para su candidato a las elecciones presidenciales de este año.

En un comunicado separado, la embajada estadounidense en Asunción, la capital paraguaya, señaló que Cartes y Velázquez «tienen vínculos» con miembros de Hezbolá, organización que fue designada por Washington como entidad que ha cometido actos de terrorismo.

Velázquez dijo en declaraciones a la radio local ABC Cardinal que las acusaciones eran falsas y que no iba a dimitir.

«Mientras no me presenten realmente algo que tenga contenido (…) entonces voy a renunciar. Pero (por) estas denuncias volátiles, que encima son falsas, no voy a renunciar», afirmó. «Eso es un invento, una falsedad», agregó sobre los supuestos vínculos con Hezbolá.

El Partido Colorado gobernó en forma ininterrumpida Paraguay durante las últimas siete décadas con la excepción del período 2008-2013, en el que la oposición ocupó el gobierno. Cartes era un desconocido en la política antes de ganar las elecciones en 2013 para devolver a su grupo al poder.

Por su parte, Velázquez llegó a anunciar su renuncia en agosto pasado después de las acusaciones iniciales en su contra por parte de Estados Unidos de haber ofrecido un soborno de más de un millón de dólares a un funcionario, pero por el momento continúa en el cargo.

«No puedo especular ahora sobre otras acciones contra estas personas», dijo el embajador de Estados Unidos en Asunción, Mark Ostfield, en una conferencia de prensa al ser consultado sobre la posibilidad de un pedido de extradición contra Cartes o Velázquez.

Agregó que las sanciones fueron resultado de un proceso multidisciplinario, que involucró a varias instituciones estadounidenses.

Alemania y Estados Unidos anunciaron este miércoles que enviarán tanques a Ucrania, la primera fase de un esfuerzo coordinado de Occidente para proporcionar decenas de armas pesadas que ayuden a Kiev a acabar con el estancamiento en el campo de batalla tras la invasión rusa en febrero de 2022.

Estados Unidos enviará 31 tanques militares M1 Abrams a Ucrania, informaron altos funcionarios, lo que revierte meses de persistentes argumentos del gobierno del presidente Joe Biden de que los tanques eran demasiado difíciles para ser operados y mantenidos por las tropas ucranianas.

La decisión se tomó a la par de que Alemania aceptara enviar 14 tanques Leopard 2 A6 de su propio inventario al gobierno ucraniano.

El gobierno alemán había dicho que no enviaría los Leopard 2 a menos que Washington pusiera los Abrams sobre la mesa, ya que no quería provocar la ira de Moscú sin que Estados Unidos comprometiera de forma similar sus propios tanques.

Berlín dijo que inicialmente enviará a Kiev una compañía de tanques Leopard 2 A6, compuesta por 14 vehículos. El objetivo es que Berlín y sus aliados aporten 88 tanques Leopards 2 fabricados en Alemania, que comprende dos batallones.

«Este es el resultado de intensas consultas, una vez más, con nuestros aliados y socios internacionales», dijo el canciller Olaf Scholz en un discurso a legisladores alemanes. «Fue lo correcto y es importante no habernos dejado llevar» para tomar la decisión, agregó.

Desde entonces, tanto Washington como Berlín participaron en «buenas conversaciones diplomáticas» que hicieron la diferencia y fueron parte del «extraordinario cambio en la política de seguridad de Alemania» sobre el suministro de armas a Ucrania desde que Rusia la invadió hace 11 meses, dijo un alto funcionario antes del anuncio oficial

Varios países europeos han equipado sus ejércitos con tanques Leopard 2 y el anuncio de Alemania significa que pueden entregar parte de sus reservas a Ucrania.

El presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy reconoció el anunció. «Los principales tanques militares de Alemania, una mayor ampliación del apoyo a la defensa y misiones de entrenamiento, da luz verde para que los socios suministren armas similares. Me acabo de enterar de estas importantes y oportunas decisiones en una llamada con Olaf Scholz», tuiteó Zelenskyy. «Estoy sinceramente agradecido con el canciller y todos nuestros amigos en» Alemania.

Scholz habló por teléfono la tarde de hoy con Joe Biden, el presidente francés Emmanuel Macron, el primer ministro británico Rishi Sunat y la primera ministra italiana Giorgia Meloni, señaló el canciller alemán en un comunicado.

La conversación se enfocó en la situación de seguridad en Ucrania y el apoyo continuo para la lucha de Ucrania contra la agresión rusa.

Los cinco líderes acordaron continuar con el apoyo militar a Ucrania en una estrecha coordinación euroatlántica.

Un juez frenó este miércoles de forma indefinida la posible extradición de Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín «El Chapo» Guzmán, quien fue detenido el pasado 5 de enero en Culiacán, Sinaloa.

El Juzgado Quinto de Distrito en Materias de Amparo y Juicios Federales con sede en el Estado de México, donde está preso Ovidio, concedió un amparo al hijo del capo, lo que congela su extradición, según el expediente 63/2023.

El juez otorgó una suspensión definitiva, recurso legal que no implica que la posible extradición esté cancelada, sino que impide el acto hasta que se resuelva de fondo el juicio de amparo.

«Se concede la suspensión definitiva, para el efecto de que el directo quejoso no sea extraditado y quede a disposición de este órgano jurisdiccional de amparo, en lo que corresponde a su libertad personal», indicó el fallo.

La Fiscalía General de la República (FGR) aún puede impugnar la sentencia, pero el caso se turnaría a un tribunal colegiado para que revise la medida cautelar de Ovidio, conocido como uno de los principales herederos de «El Chapo», exlíder del Cártel de Sinaloa.

El amparo llega días después de que otro juez federal fijó como fecha límite el 5 de marzo para que el Departamento de Estado de Estados Unidos solicite de manera formal la extradición de Ovidio, donde una corte busca juzgarlo por narcotráfico.

Recordemos que fuerzas federales detuvieron el 5 de enero a Ovidio, en medio de un operativo que desató la reacción del cártel, lo que no impidió que Ovidio fuera trasladado al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 1 Altiplano, conocido también como Almoloya.

En este penal, ubicado en el Estado de México, es donde también estuvo recluido su padre, quien escapó de ahí en 2015.

La detención generó polémica al ocurrir días antes de la visita a México del presidente estadounidense, Joe Biden, con motivo de la X Cumbre de Líderes de América del Norte, aunque López Obrador (AMLO) negó cualquier relación entre los dos hechos.

Estados Unidos, que ofrecía 5 millones de dólares por su captura desde diciembre de 2021, acusa al presunto narcotraficante de delitos que versan sobre la conspiración para la introducción de drogas a ese país.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) negó que haya afectaciones al turismo tras la alerta de seguridad que emitió la Embajada de Estados Unidos a raíz de las protestas y enfrentamientos que se han registrado en los últimos días entre taxistas y conductores de Uber en Cancún.

“No (hay afectaciones), siguen llegando turistas, hay cada vez más turistas que llegan a Quintana Roo. Para que tengan un dato, hay días que llegan, salen y aterrizan 700 aviones en ese aeropuerto (de Cancún)”, respondió el mandatario al ser cuestionado sobre el tema.

Sus declaraciones se producen tras la alerta que emitió el lunes la Embajada de Estados Unidos porque las disputas entre taxistas y conductores de estas plataformas «ocasionalmente se han vuelto violentas, lo que ha resultado en lesiones a ciudadanos estadounidenses en algunos casos”.

El pasado lunes, grupos de taxistas bloquearon por cuatro horas los dos únicos accesos que conectan la zona hotelera con el aeropuerto internacional y el área urbana,

A pesar de que López Obrador reconoció que existe un conflicto, argumentó que lo que hay detrás “son intereses y cuando está de por medio el dinero, cuando se trata de los ‘billullos’ (billetes), siempre se magnifican las cosas”.

“Sí hubo un incidente de una turista estadounidense que la bajaron de un carro, o sea, sí, lamentable todo eso y reprobable, pero es mucho más la propaganda en contra que lo que está sucediendo, están exagerando un poquito”, reclamó el mandatario.

Y es que el conflicto creció desde hace dos semanas, cuando un tribunal concedió un amparo a Uber para permitirle operar en Cancún, a lo que los grupos de taxistas que ya operan en la zona se oponen.

El presidente indicó que la disputa debe resolverse de forma local en Quintana Roo, aunque afirmó que ya «está atendiéndolo la gobernadora» Mara Lezama, a quien le reiteró su apoyo y confianza..

“No creo (que escale el conflicto). Si hay diálogo, y si se le da la razón a quien la tiene, no tiene por qué haber problema”, sostuvo el mandatario.

Foto: Twitter @J_Fdz_Menendez

El Juez Brian Cogan, que preside el juicio contra el exsecretario de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón, Genaro García Luna, decidió excluir el testimonio del narcotraficante Tirso Martínez Sánchez, presentado ayer por la Fiscalía al calificarlo de «rumor» y de «pérdida de tiempo».

Martínez, testigo cooperante de la Fiscalía, se identificó como la persona encargada del envío de cocaína del cártel de Sinaloa a Estados Unidos por tren desde México a tres ciudades estadounidenses: Los Ángeles, California; Chicago, Illinois y Nueva York.

La Fiscalía esperaba incidir a través de este testigo en que García Luna cooperaba de manera habitual con la banda criminal y que se encontraba disponible para ser contactado por distintos miembros.

Estaba previsto que este miércoles Martínez contara que dos socios suyos, identificados como Jorge y Anselmo, le ofrecieron en un momento la posibilidad de hablar con García Luna para pagarle sobornos con el objetivo de garantizar la seguridad de los cargamentos de droga durante su paso por territorio mexicano.

Asimismo, declararía que lo tranquilizaron asegurándole que toda la Policía estaba comprada, incluido el exsecretario de Seguridad Pública.

«Teniendo en cuenta que no sabemos los nombres completos de Jorge o Anselmo, o si estos son sus nombres reales, la corte no permitirá que el jurado escuche lo que equivale a un rumor de culpabilidad del acusado», sentenció el juez Cogan en un escrito.

Además, el magistrado dio la razón a la defensa, que se había quejado de que los hechos que relataba el testigo se remontaban a los años noventa hasta 2000 y «quizá» 2001, cuando a García Luna lo están imputado por delitos supuestamente cometidos entre 2001 y 2012.

En este sentido, incidió en su decisión el descartar el testimonio de Martínez y lo describió como «un acontecimiento secundario y una pérdida de tiempo».

Desde ayer, Cogan mostró sus reservas sobre el testimonio de Tirso Martínez Sánchez, y anunció que decidiría entre la noche de ayer y la mañana de este miércoles sobre su relevancia.

Martínez Sánchez subió al estrado después de que Sergio Villarreal Barragán, alias «El Grande», asegurara que presenció a partir de 2001 el pago de sobornos al exsecretario a cambio de su ayuda al cártel de Sinaloa en su negocio y en la lucha contra clanes rivales.

El abogado de García Luna, César De Castro, además de insistir en el carácter criminal de «El Grande», que ya cumplió condena en Estados Unidos y vive en libertad, subrayó que no había grabaciones de audio o videos de los encuentros de los miembros del clan con García Luna, a pesar de que, como declaró el narco, el clan de los hermanos Beltrán Leyva, para el que trabajaba, solía grabar sus conversaciones con dirigentes y políticos.

Asimismo, el abogado puso en duda que, como aseguró «El Grande», García Luna se reuniera con una asiduidad mensual con Arturo Beltrán Leyva en la Ciudad de México, donde miembros del cártel lo recogían supuestamente en un estacionamiento de un supermercado antes de llevarlo a una «casa segura» donde se reunían.

En Broojula, Ana Paula Ordorica conversa con el periodista Jorge Fernández Menéndez, sobre el juicio de García Luna, y lo que se ha revelado hasta ahora.

El caso de la ministra Yasmín Esquivel sigue dando de qué hablar. Aun cuando la universidad ha confirmado que plagió su tesis, con una coincidencia del 90 por ciento, ella sigue diciendo que no lo hizo y se aferra al asiento en la Suprema Corte. A éste solamente logran llegar once personas en el país en un mismo momento. Por ello el rigor y la exigencia de que quienes ocupen un lugar en la Corte sean intachables.

Si el plagio fue el único error que ha cometido la hoy ministra en su larga carrera jurídica, qué lástima porque solo con ese error debe de quedar sin derecho a ostentar uno de esos once lugares al cual aspiran miles de abogados en México.

Pero en estos tiempos que vivimos, la ministra se aferra; sus otros diez colegas no han condenado públicamente el plagio ni la permanencia de Esquivel en la Corte y el presidente la defiende y acusa que es un caso politizado.

Algo similar ocurre en Estados Unidos y en Gran Bretaña actualmente. Personajes que han cometido actos que los deberían obligar a renunciar, se aferran a sus puestos con la misma desfachatez y descaro que la Ministra Esquivel.

En Estados Unidos el recién electo congresista Republicano por Nueva York, George Santos, ha dicho una mentira tras otra sobre sus orígenes; su trabajo y su comportamiento pasado. Todo ha salido a la luz y aún así, George Santos se aferra a su escaño.

La lista de mentiras es larga. Dijo que su mamá estuvo en la Torre Sur de World Trade Center el día de los ataques terroristas del 11 de septiembre del 2001 pero que no murió ahí. Que su muerte fue después a causa de cáncer. Los papeles migratorios de la madre del congresista muestran que ella no estaba en Estados Unidos en esa fecha. Dijo que su familia era dueña de una mega compañía de bienes raíces y que tenían 13 propiedades. En realidad Santos no es dueño de nada y vive con su hermana en un departamento en Queens del cual la están corriendo por deber $40 mil dólares de renta. Inventó que estudió en una preparatoria muy prestigiada, Horace Mann, y que después se graduó de Baruch College suma cum laude. La realidad: no estudió universidad y en la preparatoria no hay registros de él como alumno.

Ha dicho que su familia es de origen judía y que sus abuelos maternos huyeron de Ucrania durante la Segunda Guerra Mundial. La realidad es que sus abuelos nacieron en Brasil. En ese país Santos tiene abierto un expediente por robo de una chequera que intentó utilizar para hacer compras fraudulentas.

Por falta de espacio no puedo extenderme en más de las mentiras de George Santos. El tema es que uno pensaría que con este expediente abierto, él tendría que haber renunciado a su escaño ayer. Pero no. Está aferrado a él y el líder republicano, Kevin McCarthy lo defiende. ¿Por qué? Por la estrecha mayoría de su partido en la Cámara de Representantes: tan solo 4 escaños. Haber volteado Nueva York en favor del partido republicano fue visto como un gran logro. Así, el mega mentiroso de Santos se queda como congresista.

En Gran Bretaña, el Director de la BBC, Richard Sharp, debería estar avergonzado y renunciar. Llegó al cargo nombrado por Boris Johnson cuando era Primer Ministro. Ahora se sabe que Sharp ayudó a que el billonario Sam Blythe le hiciera un préstamo al entonces Primer Ministro. Cenaron juntos Johnson, Sharp y Blythe. Unas semanas después, Sharp fue nombrado Director de la BBC. Ese conflicto de interés habría sido una vergüenza en otros tiempos. Hoy Sharp admite la cena y el préstamo pero no el conflicto de interés.

Yasmín Esquivel en México; George Santos en EUA y Sharp en Gran Bretaña, son la muestra de que los impresentables se niegan a renunciar…y se salen con la suya. Qué tiempos los que vivimos.

Columna completa en El Universal

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) consideró este martes que es «vergonzoso» para el país el juicio que inició ayer en Estados Unidos contra Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública acusado de narcotráfico.

“Es importante porque, primero, muy vergonzoso, se trata de una autoridad del más alto nivel que estaba a cargo de la seguridad pública durante el gobierno de (Felipe) Calderón (2006-2012) y que tenía una doble función, según las acusaciones», manifestó el mandatario.

López Obrador exhibió un recuento del primer día del juicio en Nueva York, donde Sergio Villarreal Barragán, alias «El Grande», aseguró que vio «en varias ocasiones (a García Luna) para pagarle sobornos de parte del cartel de Sinaloa».

Además, la Fiscalía federal de Estados Unidos acusó a García Luna de traicionar a México, aunque la defensa alegó que no hay «dinero, ni fotos, ni videos, ni grabaciones, ni textos, ni pruebas» de las acusaciones.

López Obrador reconoció que «hasta ahora no ha habido pruebas fehacientes», pero citó las acusaciones en contra del exsecretario, como «que acumuló una fortuna de muchísimo dinero de alrededor de 1,000 millones de dólares».

«Al mismo tiempo que se encargaba de la seguridad pública protegía a uno de los cárteles o uno de los grupos de la delincuencia organizada, estaba al servicio de un grupo de la delincuencia organizada y que recibía dinero por eso», sostuvo.

AMLO adelantó que expondrá a diario en su conferencia matutina los avances del juicio, al argumentar que no confía en «los medios convencionales en el país porque guardaron silencio durante mucho tiempo, incluso avalaron acciones vinculadas con los gobiernos anteriores».

“Ya se está hablando de sus cómplices, de García Luna, de algunos que trabajaron con él, pero es un drama judicial, como diría el escritor José Agustín, una tragicomedia, y no queremos que pase de noche o que la gente no se entere», dijo.

Recordemos que García Luna, detenido en diciembre de 2019 en Dallas, Texas, afronta un juicio por cinco delitos, cuatro de ellos relacionados con el narcotráfico: participar en una empresa criminal y conspiración para la distribución internacional, para la posesión y para la importación de cocaína.

El quinto corresponde al supuesto falso testimonio que prestó a las autoridades estadounidenses.

Finalmente, López Obrador reiteró su postura sobre las alternativas que hay en torno a la culpabilidad o inocencia de Genaro García Luna: que García Luna no sea culpable; que García Luna es culpable y actuó por su cuenta engañando a los expresidentes Vicente Fox y Felipe Calderón, y que García Luna es culpable y tenía el consentimiento de los expresidentes.

El exsecretario de Seguridad Pública en el sexenio de Felipe Calderón, Genaro García Luna se presentó en su primer día de juicio por narcotráfico, donde el primer testigo de la Fiscalía de Estados Unidos lo acusó se haber recibido sobornos millonarios del Cártel del Sinaloa durante años.

El fiscal Philip Pilmar acusó a García Luna de traicionar a México y a Estados Unidos por aceptar sobornos de narcotraficantes a cambio de ayudarles en sus actividades; la Fiscalía presentó uno de sus testigos estrella: Sergio Villarreal Barragán, alias «el Grande», que aseguró haber presenciado el pago de dichos sobornos con sus propios ojos.

De Castro, de pie frente a los 12 miembros del tribunal, adelantó la que será la estrategia de la defensa, al subrayar que la Fiscalía no tiene pruebas «objetivas»: ni documentos, ni fotos, ni conversaciones grabadas, ni mensajes de texto que incriminen a su cliente.

Según De Castro, todo se basa en rumores y «especulaciones de asesinos, secuestradores y traficantes de droga», muchos de los cuales, según De Castro, fueron encarcelados en la época en la que García Luna fue responsable, abriendo el camino de la venganza a través de sus testimonios.

La fiscal Erin Reid se encargó de dirigir el interrogatorio de «El Grande», que habló en español y fue traducido de manera simultánea por un traductor de la Corte.

«El Grande» aseguró haber visto «en varias ocasiones (a García Luna) para pagarle sobornos de parte del Cártel de Sinaloa entre 2001 y 2006».

Según el testigo, «con la ayuda del Gobierno (mexicano) el cartel creció en lo referente al territorio» e insistió en que también gracias a la ayuda de García Luna el grupo que estaba dirigido por el capo Joaquín «El Chapo» Guzmán pudo aumentar la importación de cocaína a México y deshacerse de grupos rivales».

Villarreal Barragán, que se declaró culpable de narcotráfico en Estados Unidos y cumple una condena rebajada, aseguró que desde su grupo criminal se fomentaba la corrupción de los funcionarios del Ejército y del gobierno, tanto municipal como estatal y federal de dos formas.

«Hay dos tipos de corrupción, el que se voltea para un lado y deja pasar, y otra, la de los funcionarios forman parte de las actividades de la organización», dijo «El Grande» antes de aclarar, a petición de la fiscal, que García Luna era del segundo tipo.

En concreto, apuntó que el ex responsable de la Seguridad Pública daba información sobre operativos de seguridad e investigaciones en contra de miembros del grupo, facilitaba el nombramiento y el cese de agentes en cualquier parte de México y compartía información para golpear a los grupos enemigos.

Asimismo, la Agencia Federal de Investigación (AFI),que García Luna dirigió entre 2001 y 2005, ayudó al Cártel de Sinaloa en varios estados en su guerra contra el Cartel del Golfo, grupo rival.

«El Grande» precisó que el encargado de los pagos a García Luna era Arturo Beltrán Leyva, amigo suyo y uno de los líderes del Clan de los Beltrán Leyva (parte del Cartel de Sinaloa), y agregó que él «estuvo en algunas ocasiones» presente en dichas transacciones, que, según su declaración, aumentaban a medida que el cartel crecía.

El ahora colaborador de la fiscalía estadounidense detalló que cuando él comenzó a trabajar para los Beltrán Leyva en el año 2001, García Luna ya estaba en la nómina del cártel y se le siguió pagando hasta la muerte de Arturo Beltrán Leyv , en 2009.

De acuerdo a lo declarado,cuando García Luna era el director de la Agencia Federal de Investigación (AFI), él y otros altos cargos de seguridad recibían entre un millón y un millón y medio de dólares mensuales por sus servicios.

«Los pagos eran puntuales» dijo desde la tribuna «El Grande», que aseguró que los Beltrán Leyva y García Luna hablaban frecuentemente.

Asimismo, durante la sesión salieron a colación varios nombres de narcos y supuestos policías corruptos que se movían en la órbita de García Luna o tuvieron contacto con él.

Además de Arturo Beltrán Leva y sus hermanos Héctor y Alfredo, fueron citados Ismael «El Mayo» Zambada, «El Rey» Zambada, Ignacio Coronel o Édgar Valdez, alias «la Barbie».

Asimismo, se hizo referencia a varios exmiembros de las fuerzas de seguridad, entre ellos Luis Cárdenas Palomino (exmando de la Policía Federal), y que supuestamente estuvieron presentes en entregas de sobornos a García Luna.

La asociación Pueblos Libres Sin Fronteras convocó a la primera caravana migrante de 2023 que partirá mañana de Tapachula, Chiapas Estados Unidos, ya que los cientos de migrantes llevan más de dos meses varados sin atención del Instituto Nacional de Migración (INM).

Esta nueva caravana, llamada «Paz de Cristo», caminará desde Tapachula con banderas blancas en señal de paz, además de llevar bolsas de plástico para recoger la basura por donde pase el contingente.

Jesús Hernández, líder de la agrupación, detalló este viernes que este primer contingente de personas saldrá cerca de las 8:00 hora local con personas de distintas nacionalidades que han padecido por dormir en las calles en medio del frío y el sol.

En su mensaje a medios, solicitó al gobierno federal que les apoye para llegar a su primer parada: Oaxaca, donde pedirán ayuda humanitaria y autobuses.

“Si ustedes se dan cuenta, los migrantes llevan más de dos meses varados y hay situaciones difíciles donde el gobierno no se da cuenta», denunció.

La caravana partirá tras la nueva política migratoria de Estados Unidos, que el pasado 5 de enero anunció que acogerá a 30,000 migrantes de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela al mes con un programa especial, pero deportará de inmediato a México al resto que llegue por tierra.

A pesar de ello, migrantes venezolanos intentarán cruzar porque consideran que ya han sacrificado «todo».

La caravana refleja el flujo migratorio récord en la región, como muestra la detención de 2.76 millones de indocumentados en la frontera de Estados Unidos con México en el año fiscal 2022.

Durante 2022, según datos de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), México recibió 118,478 peticiones de migrantes que solicitaron asilo, la segunda cifra más alta tras la de 2021 con 131,448 casos.

Un juez de Estados Unidos ordenó al expresidente Donald Trump pagar una multa cercana al millón de dólares al considerar que la demanda que presentó contra rivales políticos, entre ellos Hillary Clinton, era frívola y solo buscaba una «venganza política».

El republicano afirmaba en la querella que la ex secretaria de Estado, su rival política en las elecciones de 2016, y otras personas involucradas en la investigación sobre la intervención de Rusia en dichos comicios conspiraron para dañar su reputación.

En el fallo, el juez federal Donald Middlebrooks, de una corte de West Palm Beach, Florida, arremete contra el expresidente y lo multa al igual que a su abogada Alina Habba con el pago de 938,000 dólares a un total de 18 acusados en el caso.

«Este caso nunca debería haber sido presentado», señaló Middlebrooks en el fallo. «Su inadecuación como pretensión jurídica fue evidente desde el comienzo. Ningún abogado razonable lo habría presentado. Destinado a un propósito político, ninguno de los cargos de la demanda enmendada establecieron un reclamo legal cognoscible», agregó el juez, que ya había desestimado la demanda en septiembre pasado.

«Trump es un litigante prolífico y sofisticado que utiliza repetidamente los tribunales para vengarse de sus adversarios políticos», añade la decisión del juez.

Trump «es el autor intelectual del abuso estratégico del proceso judicial, y no puede ser visto como un litigante que sigue ciegamente los consejos de un abogado», agrega el fallo.

El juez resolvió así a favor de una moción presentada en octubre pasado por los abogados de Clinton, que solicitaron a la corte imponer «sanciones contra el demandante (Trump) y su abogado por honorarios de abogados, costos y otras reparaciones que el tribunal considere justas».

Trump demandó a Clinton supuestamente por conspirar junto con altos funcionarios de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) retomó este viernes el tema del juicio contra el ex secretario de Seguridad, Genaro García Luna, acusado de nexos con el narcotráfico.

El mandatario insistió en que el juicio exhibirá a las agencias del gobierno de Estados Unidos.

«Esto tiene que ver con un asunto mayor, que también va a salir a relucir, la vinculación con las agencias extranjeras, el papel de la DEA (Agencia Antidrogas), de la CIA (Agencia Central de Inteligencia), del gobierno estadounidense», declaró el mandatario..

López Obrador denunció que a García Luna, quien fue secretario de seguridad en el sexenio de Felipe Calderón, y quien lleva más de tres años en prisión, «lo premiaban y llevaba a cabo acuerdos con autoridades de Estados Unidos».

«¿Que se hace (este tipo de acuerdos) con todas las autoridades? Pues sí, de manera institucional. ¿Pero, entonces, sus agencias de inteligencia? Necesitan una sacudida, una revisión», cuestionó el presidente.

Sus declaraciones se producen cuando ha concluido la selección de los miembros del jurado para el juicio, que comenzaría el próximo lunes y durará cerca de 8 semanas, según dijo López Obrador.

García Luna, quien lideró la llamada guerra contra el narco, está imputado por cinco delitos, cuatro de ellos sobre narcotráfico: participar en una empresa criminal, conspiración para la distribución internacional de cocaína, conspiración para la distribución y posesión de cocaína, y conspiración para la importación de cocaína.

El quinto delito es el de supuestamente prestar falso testimonio a las autoridades estadounidenses.

“No nos adelantemos, es que no podemos hacer juicios a priori si ve a llevar a cabo un juicio. Desde luego es en Estados Unidos, se tiene que analizar el contenido de las pruebas, los que van a participar de testigos”, añadió López Obrador.

AMLO afirmó que lo más importante es que estos casos se conozcan, se den a conocer a la opinión pública, para que no se oculten y para que no se repitan.

Además, pidió indagar la acumulación de riqueza de García Luna «independientemente» de si tuvo vínculos con el crimen organizado.

«Habría que ver si es cierto que tiene tanto dinero porque ¿cómo un servidor público, por mucho que ganaban de sueldo, iba a llegar a tener para, como se está difundiendo, hay que probarlo, residencias en Estados Unidos, yates, la obtención de contratos millonarios, en dólares?», cuestionó.

Al ser cuestionado sobre los posibles nexos que también tiene el exgobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, el presidente afirmó que lo verdaderamente importante no es la presunta complicidad con el veracruzano, sino con el expresidente Felipe Calderón.

El presidente bromeó que el juicio contra de Genaro García Luna, es como “pago por evento”, por lo que dijo,  “no se van a aburrir, se los aseguro”.

El actor Alec Baldwin y una especialista en armas serán acusados de homicidio involuntario por el tiroteo que dejó una cinefotógrafa sin vida, en un set en Nuevo México, Estados Unidos, según informaron este jueves fiscales del estado.

La fiscal de distrito de Santa Fe, Mary Carmack-Altwies, emitió un comunicado en el que anunció los cargos contra Baldwin y Hannah Gutierrez Reed, quien supervisaba las armas en el set de la película «Rust».

Halyna Hutchins falleció poco después de resultar herida durante los ensayos en un rancho a las afueras de Santa Fe el 21 de octubre de 2021. Baldwin apuntaba el arma hacia Hutchins cuando se disparó, matándola e hiriendo al director de la cinta, Joel Souza.

El asistente de director David Halls, que le había dado a Baldwin el arma, firmó un acuerdo para declararse culpable de uso negligente de un arma mortal, dijo la oficina de la fiscal de distrito.

El homicidio involuntario o culposo puede involucrar una muerte que ocurre cuando un acusado hace algo que es legal pero peligroso y actúa de forma negligente o sin precaución.

El cargo implica un delito grave y se puede castigar con hasta 18 meses en prisión y una multa de 5,000 dólares bajo la ley de Nuevo México.

Los cargos también incluyen una cláusula que podría resultar en cinco años de prisión obligatoria porque el delito se cometió con un arma de fuego.

Carmack-Altwies dijo que los cargos serán presentados a finales de enero, y que Baldwin y Gutierrez Reed recibirán citatorios para comparecer en la corte. Adelantó que los fiscales se abstendrán de convocar a un jurado acusador y dejarán en manos de un juez determinar si hay una causa probable para avanzar hacia el juicio.

Recordemos que el jefe de policía del condado de Santa Fe, Adan Mendoza, quien encabezó la primera investigación sobre la muerte de Hutchins, describió «un grado de negligencia» en el set de filmación. Pero dejó las decisiones sobre posibles cargos penales a los fiscales después de entregar los resultados de su investigación de un año en octubre.

Baldwin, famoso por diversos papeles en cintas y por su parodia al expresidente Donald Trump en «Saturday Night Live», ha dicho que la muerte fue un «trágico accidente».

Buscó limpiar su reputación al demandar a la gente involucrada con el manejo y suministro del arma cargada que le entregaron. Baldwin, quien también es coproductor de «Rust», dijo que le señalaron que el arma era segura de usar.

La armera que supervisaba las armas de fuego en el set, Gutierrez Reed, ha sido objeto de mucho escrutinio en el caso, junto con un proveedor independiente de munición. Un abogado de Gutierrez Reed ha dicho que no puso munición real en el arma que mató a Hutchins, y ella cree que fue víctima de sabotaje. Las autoridades dijeron que no han encontrado evidencia de eso.

Pese a que el propio canciller Marcelo Ebrard aseguró que no le ve posibilidades a la petición, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró este miércoles que «no descarta» apoyar la solicitud de ayuda que le hiciera Joaquín «El Chapo» Guzmán, quien pide su traslado a México al denunciar violaciones a sus derechos humanos en Estados Unidos.

«Cuando se trata de derechos humanos hay vías y hay instancias internacionales, entonces no es descartar porque el principal de los derechos humanos es el derecho a la vida, entonces a cualquier persona se le tiene que garantizar este derecho», expresó el mandatario en su conferencia de prensa.

López Obrador confirmó que el abogado de ‘El Chapo’, condenado a cadena perpetua en 2019 por un tribunal de Nueva York, «presentó una solicitud por medios electrónicos» en la Embajada de México en Estados Unidos el pasado 10 de enero.

Además, su abogado, José Refugio Rodríguez, declaró en Radio Fórmula que el narcotraficante pidió hablar con López Obrador para comunicarle el mal trato que recibe en la cárcel de Colorado en la que está y plantearle la posibilidad de su traslado a México.

Este asunto ya «lo está tratando la Secretaría de Relaciones Exteriores», informó el presidente. «El encargado de América del Norte ya está viendo este asunto y sí lo vamos a revisar», añadió.

La defensa de ‘El Chapo’ argumenta que al narcotraficante «no le pega el sol, la comida es de pésima calidad, y no hay salud», además de que recibe un trato desigual al resto de reos y que desde el pasado marzo solo ha hecho seis o siete llamadas a sus familiares y abogados.

Ante estos alegatos, López Obrador comentó que «siempre hay que dejar la puerta abierta cuando se trata de derechos humanos» pese al historial criminal de Guzmán, exlíder del Cártel de Sinaloa.

«Es muy polémico todo eso, eso ya lo sabemos, pero no podemos decir ‘no’ así, se tiene que argumentar», concluyó.

Ayer, en un breve encuentro con medios de comunicación, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, indicó que «no le veo posibilidades, francamente, pero voy a revisarlo» en relación a la peticióno de ‘El Chapo’ de ser repatriado a México y así abandonar la prisión ADX Florece.

El canciller recordó que Guzmán Loera está cumpliendo una sentencia dictada por la justicia de Estados Unidos, que fue de cadena perpetua.

Y es que recordemos que antes de su extradición a Estados Unidos, ‘El Chapo’ se fugó en 2015 del Centro Federal de Readaptación Social del Altiplano, conocido también como el penal de Almoloya, ubicado en el Estado de México, lo cual enciende las alertas de que si regresa a una prisión mexicana pueda ocurrir lo mismo.

Es justo en dicho penal donde se encuentra actualmente recluido su hijo Ovidio Guzmán, quien fue detenido el pasado 5 de enero, y sobre quien también pesa una orden de extradición de Estados Unidos por presuntos delitos de tráfico de estupefacientes.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) denunció esta mañana que «altos funcionarios de Estados Unidos» tenían relación con Genaro García Luna, quien es acusado de narcotráfico y cuyo juicio arrancó ayer con la selección del jurado en una corte de Nueva York.

«Evidentemente era muy influyente García Luna en los medios de información, pero no solo en México, sino tenía relaciones, que pueden ser relaciones de trabajo, con altos funcionarios del Gobierno estadounidense», manifestó el mandatario en su conferencia de prensa matutina.

Al exhibir un artículo de The New York Times sobre el exfuncionario, acusado de aceptar sobornos del Cártel de Sinaloa a cambio de facilitar sus operaciones, López Obrador pidió «que si estuvieron involucradas autoridades de Estados Unidos que sean llamadas a declarar y que participen”.

«Entonces por eso es muy importante el juicio, hasta dónde estaban metidos los agentes o autoridades de Estados Unidos, las agencias. ¿Cómo esta doble vida? Por un lado se le premia, se le reconoce y, por el otro lado, él tiene una relación de protección a la delincuencia organizada», expresó López Obrador.

«Se tiene que ver qué relaciones había, si se demuestra que recibía dinero, sobornos, si él se quedaba con el dinero o había reparto del botín, y quiénes se beneficiaban, qué otras autoridades», añadió  AMLO.

En ese sentido, solicitó a Estados Unidos devolver dinero a México si se demuestra que funcionarios de aquel país recibieron sobornos relacionados con el juicio.

«Claro que sí, lo estamos planteando ya en general, en todos los casos. Lo que es dinero de México tiene que regresar a México, aunque sean juicios que se lleven a cabo en Estados Unidos nos tienen que devolver el dinero», indicó.

García Luna compareció ayer en la primera jornada de selección del jurado que dirimirá su responsabilidad en la acusación de narcotráfico, que se prevé se extienda durante las próximas ocho semanas.

Al respecto, López Obrador reiteró su solicitud de difundir toda la información del juicio por la relevancia del exfuncionario, quien fue el máximo encargado de la Seguridad durante el inicio de la llamada «guerra contra el narco» en el gobierno del expresidente Felipe Calderón.

Sobre el papel del expresidente Felipe Calderón, AMLO esbozó tres posibles escenarios: que García Luna sea inocente y por ende no haya ningún papel del exmandatario en el caso; que García Luna sí es culpable de lo que se le acusa pero que Calderón no estaba al tanto de sus acciones y por lo tanto solo hubo un descuido de su parte, y que Genaro García Luna sí es culpable y Calderón estaba al tanto de todo lo que sucedía.

Canadá, Estados Unidos y México acordaron, durante la X Cumbre de Líderes de América del Norte, producir en la región el 25% de lo que los tres países importan desde Asia, esto como parte de los esfuerzos para lograr la integración económica de la región.

De acuerdo con el canciller Marcelo Ebrard, los líderes regionales acordaron impulsar nuevas cadenas de suministro y sustituir las importaciones de la región, una de las más ricas y dinámicas del mundo, con el objetivo de ser cada vez más autosuficientes.

«Para México esto significarían inversiones multimillonarias», afirmó el funcionario al participar en la conferencia matutina de Palacio Nacional, donde presentó los resultados de la cumbre.

«Esto podría significar para México más de dos puntos de crecimiento adicionales», destacó el titular de la SRE.

Además, el presidente Andrés Manuel López Obrador, su homólogo estadounidense, Joe Biden, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, fijaron compromisos en movilidad laboral, energía renovable, medioambiente, seguridad y lucha contra el narcotráfico en la región.

Y es que en los últimos meses, los líderes han intensificado los llamados a las empresas para que trasladen sus negocios desde Asia a Norteamérica, para fortalecer la zona económica bajo el tratado comercial regional, el T-MEC, lo que podría favorecer a nuestro país por tener costos laborales más bajos que sus dos socios.

Sobre el balance de la Cumbre, el presidente López Obrador negó que durante los encuentros se trataran las controversias existentes en el marco del T-MEC.

«No», dijo el jueves López Obrador a consulta expresa sobre si se habían tratado las disputas, quizá la más relevante la que se tiene en materia energética, esto después de que ayer anunciara un compromiso con el primer ministro Trudeau para recibir a compañías canadienses que tengan «asuntos pendientes» en México.

Y es que ayer el mandatario afirmó que había hablado con el primer ministro de Canadá sobre el caso de empresas eléctricas de ese país afectadas por varios cambios en la política energética mexicana que derivaron en que Ottawa y Washington solicitaron consultas en el marco del T-MEC.