Tag

eua

Browsing

Luego de concluir su visita oficial a los Estados Unidos, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y comitiva salieron esta mañana de la residencia oficial de la embajada de México en Estados Unidos, para trasladarse al aeropuerto Ronald Reagan en Washington.

Según el itinerario programado, el presidente viajará, en compañía del canciller Marcelo Ebrard, la secretaria de Economía, Graciela Márquez y de Daniel Asaf de la ayudantía, de Washington a Miami, en donde harán una escala debido a que no hay vuelos directos, para después abordar otro vuelo que los traerá a la Ciudad de México. Se tiene previsto que aterricen a las 15:20 horas.

La embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena, fue quien acudió al aeropuerto a despedir al presidente.

Desde que salió de la residencial, López Obrador estuvo acompañado por el servicio secreto de los Estados Unidos.

Y aunque los protocolos aéreos piden llegar al aeropuerto tres horas previas al vuelo, el mandatario arribó solo media hora antes; ya en el aeropuerto, a donde se le vio llegar con cubrebocas, se dio el tiempo de grabar un video que compartió en sus redes sociales.

«Estamos a punto de abordar; vamos de regreso a nuestro querido México (…) fue una visita con poco tiempo, pero muy intensa, y considero muy importante. Estamos bien y de buenas», dijo el mandatario en su video.

López Obrador destacó que con su visita a Washington, se echó a andar, en los hechos, el T-MEC, que significará inversiones para la región; más empresas, trabajos y bienestar para México, Canadá y Estados Unidos.

Siete candidatos, entre ellos Jesús Seade, aspiran a dirigir la Organización Mundial de Comercio (OMC), una institución que se enfrenta a enormes desafíos en plena crisis económica mundial, resultado de la pandemia de Covid-19.

A pocas horas de que venza el límite para registrar candidaturas, el ex ministro británico de Comercio Exterior, Liam Fox, se sumó a la disputa,  apoyado por el primer ministro británico Boris Johnson.

Además de Seade Kuri y Fox, un egipcio, una nigeriana, un moldavo, una keniana y una surcoreana aspiran a suceder al brasileño Roberto Azevedo, que dimitió el pasado 14 de mayo, antes del final de su mandato alegando razones «familiares», lo que obligó a los 164 miembros a buscar un sucesor en tres meses, en lugar de los nueve en que nornalmente realiza la sucesión.

En plena crisis económica mundial causado por la pandemia de Covid-19, varios desafíos esperan al próximo director o directora de la OMC: preparar la conferencia ministerial de 2021, sacar a la organización de su estancamiento y tratar de impulsar el diálogo con Estados Unidos.

Washington ha amenazado con irse de la OMC, organización a la que califica de «desperdicio» y paraliza desde diciembre el tribunal de apelaciones del órgano de solución de conflictos de la OMC, encargado de los diferendos comerciales internacionales.

Estados Unidos, que considera que recibe un trato «desigual» del encargado del comercio mundial, reclama su refundación y la retirada de China de la lista de países en desarrollo.

El procedimiento para la designación del jefe de la OMC no es una elección sino un mecanismo de consenso que funciona por eliminación. Aunque como último recurso es posible someter la elección a votación, nunca se ha utilizado.

En pleno recrudecimiento de las tensiones internacionales entre Estados Unidos y China, la tarea no se prevé mucho más fácil este año. Sin consenso, uno de los vicedirectores de la OMC asumirá las riendas temporalmente.

El continente africano, que nunca ha tenido un director de la OMC, espera que ahora sea su turno, aunque no existe una regla en este sentido. Aunque los africanos no han logrado proponer un candidato único.

La Unión Africana, sorprendida por la salida precipitada de Roberto Azevedo, había retenido tres nombres, pero solo el egipcio Hamid Mamdouh, de 67 años, antiguo funcionario de la OMC que también tiene nacionalidad suiza, ha presentado su candidatura.

Nigeria ha propuesto a Ngozi Okonjo Iweala, una decisión que es objeto de un diferendo jurídico con la Unión Africana. Pese a esta discrepancia, «la candidata de Nigeria gana terreno en África», dijo una fuente diplomática.  Okonjo, antigua ministra de Finanzas y de Relaciones Exteriores y presidenta de la Alianza Mundial para las Vacunas y la Vacunación (Gavi), asegura que cuenta con un «apoyo enorme».

Junto a Okonjo-Iweala se presentan otras dos mujeres: la ministra de Comercio de Corea del Sur, Yoo Myung-hee, de 53 años, y la ministra de Deporte de Kenia, Amina Mohamed, de 58 años, que ya fue candidata frente a Azevedo en 2013.

A sus 73 años, Jesús Seade, que también tiene nacionalidad libanesa, es el candidato de mayor edad. Exdirector adjunto de la OMC, ha desempeñado puestos de responsabilidad en el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Moldavia presentó por su parte la candidatura de su antiguo ministro de Relaciones Exteriores, Tudor Ulianovschi, que con 37 años es el aspirante más joven.

Entrevistado en las inmediaciones de La Casa Blanca, el embajador de México de Estados Unidos, Christopher Landau confirmó que ya se dio respuesta a la nota diplomática que México envió a EUA sobre el operativo ‘Rápido y Furioso’.

Informó la respuesta se dio apenas el lunes pasado, luego de casi dos meses de que la cancillería mexicana enviara la nota diplomática.

“Se contestó y hay, la respuesta está dentro de la respuesta, ‘speaks for it self (Habla por si misma)”, dijo Landau a la periodista Dolia Estéevez, en el marco del encuentro entre el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y Donald Trump.

Recordemos que el 11 de mayo, el canciller Marcelo Ebrard solicitó formalmente al gobierno estadounidense, información relacionada al operativo que entre 2009 y 2011, permitió la introducción de más de 2 mil armas a nuestro país provenientes de EUA.

La nota diplomática se presentó por instrucciones de López Obrador, quien le pidió a Ebrard solicitar información, luego de que el expresidente Felipe Calderón asegura que no se le notificó sobre el operativo.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se sometió esta tarde a una prueba de laboratorio para saber si es portador de Covid-19 o no, esto ante su viaje a Washington que realizará mañana por la tarde en un vuelo comercial.

«No tengo síntomas, no me ha dado calentura, no tengo cansancio o decaimientos, no tengo problemas de respiración, pero ahora que voy a salir me voy a hacer la prueba porque no puedo ir enfermo, sería irresponsable», dijo AMLO esta mañana.

Sus declaraciones sirvieron a sus detractores para cuestionar su actuación, pues cuando decidió retomar sus giras por el país, no consideró «irresponsable» hacerlas sin antes someterse a una prueba de Covid-19 que garantizara no ser portador del virus y así exponer a funcionarios y ciudadanos con quienes se encontró.

Incluso AMLO explicó que, de ser necesario, se hará otra prueba en Estados Unidos, previo a su reunión con el mandatario estadounidense, Donald Trump, el miércoles 8 de julio.

El mandatario reiteró que su traslado lo realizará en vuelo comercial. Señaló que solo en caso de urgencia utilizaría aviones o helicópteros de la Fuerza Aérea o de la Secretaría de Marina.

Además, informó que el miércoles presentará una ofrenda a Abraham Lincoln y a Benito Juárez, y que sólo tendrá reuniones en La Casa Blanca, por lo que su regreso a nuestro país se dará el jueves 9 de julio.

Expuso que la salida del país se notificará al Senado de México, como lo dicta la normativa, además de que confirmó que no lo acompañará su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller.

El presidente aprovechó que para señalar que en la visita a Estados Unidos, la representación de México será digna y con decoro. Afirmó que desde el inicio de su administración el trato a México, su gobierno, pueblo y soberanía, por parte de EUA y su presidente Donald Trump, ha sido respetuoso, en especial hacia los migrantes mexicanos.

Indicó que tiene «una relación de respeto» con el republicano, y por ello se han evitado «malos tratos». Aseguró que durante su gobierno no ha habido ningún acuerdo que vulnere la soberanía de México.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, no viajará el miércoles a Washington para reunirse con sus homólogos de Estados Unidos y México, quienes han confirmado celebrarán la entrada en vigor del acuerdo comercial, el T-MEC.

En un comunicado dado a conocer este lunes, la oficina del primer ministro canadiense señaló que Trudeau permanecerá está semana en Canadá para mantener «reuniones ministeriales previamente establecidas» así como sesiones parlamentarias.

«Deseamos a los Estados Unidos y México éxito en la reunión del miércoles», señaló la oficina de Trudeau que añadió que la entrada en vigor del T-MEC es bueno para los tres países. «Ayudará a asegurar que Norteamérica emerge con más fuerza de la pandemia de Covid-19».

Y es que pese a la entrada en vigor del T-MEC, Canadá teme que Estados Unidos vuelva a imponer en las próximas semanas aranceles a las importaciones de aluminio canadiense, uno de los problemas que prolongaron la última etapa de las negociaciones del T-MEC.

La última vez que Washington impuso aranceles al aluminio canadiense, en mayo de 2018, Canadá tomó represalias por valor de miles de millones de dólares contra productos estadounidenses y ralentizó la negociación del nuevo tratado comercial.

Fue hasta que EUA eliminó los aranceles, en mayo de 2019, que Trudeau declaró que Canadá estaba lista para ratificar T-MEC, lo cual se produjo finalmente en marzo de este año.

Los aranceles contra el aluminio canadiense también causaron un grave conflicto entre Trump y Trudeau durante la cumbre del G7 celebrada en junio de 2018 cuando el primer ministro canadiense declaró que consideraba «insultantes» los aranceles impuestos por Washington.

Trump contestó retirando su firma del comunicado final de la cumbre e insultando a Trudeau, al que acusó de «débil» y «sumiso».

Así, la reunión que se llevará a cabo en Washington el próximo jueves, que inicialmente se había planteado como trilateral, solo se llevará a cabo entre los mandatarios de Estados Unidos, Donald Trump, y México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Al respecto, esta mañana en su conferencia de prensa, AMLO ya había adelantado que Trudeau no asistiría a la reunión en Estados Unidos.

«Nosotros hicimos la invitación a Canadá pero decidieron no estar»; Trudeau «no puede asistir a este encuentro del miércoles», añadió; sin embargo, hasta ese momento no había una confirmación oficial por parte del gobierno canadiense.

Más tarde, López Obrador compartió en redes sociales que sostuvo una llamada con el primer ministro, en la que le confirmó su decisión de no asistir a la reunión, aunque le reiteró su disposición de visitar nuestro país en cuanto las condiciones lo permitan.

«Tenemos muy buena relación», indicó AMLO en su tuit.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, dijo este viernes que dudaba sobre viajar a Washington la próxima semana para participar en el encuentro que sostendrán Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador (AMLO), para celebrar la entrada en vigor del T-MEC.

Trudeau dijo que no estaba seguro, pues su país enfrenta preocupaciones sobre posibles aranceles estadounidenses al aluminio canadiense.

«Todavía estamos en conversaciones con los estadounidenses sobre si habrá una cumbre trilateral la próxima semana», dijo Trudeau durante una conferencia de prensa. «Obviamente estamos preocupados por el tema de las tarifas del aluminio y el acero, que los estadounidenses plantearon recientemente».

A comienzos de esta semana, Trudeau había hablado de los rumores que apuntaban a que Trump podría volver a imponer aranceles al aluminio canadiense. Explicó que Estados Unidos no tenía suficiente capacidad de producción y que, por tanto, necesitaba aluminio canadiense para sus industrias automotriz y de alta tecnología.

La preocupación por la «situación sanitaria y la realidad del coronavirus que sigue afectando a nuestros tres países» es otro factor que influye en la decisión de ir o no a Washington, dijo Trudeau.

La propagación del coronavirus se ha disminuido de manera constante en Canadá durante las últimas ocho semanas, pero los nuevos casos están aumentando en muchos estados de Estados Unidos.

EUA suma 2.7 millones de contagios de Covid-19, mientras que México registra 238,511 y Canadá 106,782. En cuanto a muertes, EUA tiene cerca de 130 mil; México 29,189 y Canadá 8,721.

Esta tarde, en rueda de prensa virtual, las principales agrupaciones del sector privado expresaron su satisfacción por la entrada en vigor del nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que este miércoles reemplazó al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Los empresarios destacaron que el T-MEC afianza la posición de México, la séptima economía manufacturera del mundo, en un mercado de 492 millones de personas, un PIB de 25.9 billones de dólares y un intercambio comercial de 1.17 billones de dólares, casi el 16% global, según la Secretaría de Economía (SE).

Y aunque celebraron la entrada en vigor, advirtieron que los potenciales beneficios del T-MEC no se obtendrán de manera automática, dijo Antonio del Valle, presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN).

En particular, identificaron retos en las reglas de origen del sector automotor y los paneles de resolución de controversias laborales.

Al detallar que México es ahora el primer proveedor internacional de alimentos de Estados Unidos, el presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Bosco de la Vega, pidió al gobierno atender la amenaza de la estacionalidad en Estados Unidos, donde los agricultores pretenden bloquear la entrada de productos mexicanos por temporadas.

A diferencia de lo que ha denunciado la clase política, los empresarios aplaudieron el viaje que hará el presidente López Obrador la próxima semana a Washington, donde se encontrará con Donald Trump.

«La visita del presidente López Obrador con Trump va a generar cosas buenas, nosotros estamos muy optimistas en que se generen más condiciones (para la inversión)», afirmó Francisco Cervantes, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Fue en ese punto donde el presidente del CNA lamentó que el sector privado no ha sido requerido para acompañar al presidente en el viaje a Estados Unidos.

Indicó que aunque hay un distanciamiento, los empresarios reiteran su apoyo al mandatario. “Vemos a un Presidente distante de la iniciativa privada, queremos trabajar en equipo, queremos sumar sobre todo ante el mas grande reto de México moderno”.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) advirtió el T-MEC «no es una varita mágica» para la inversión porque el Gobierno mexicano debe garantizar la certidumbre.

«Esperemos que esto nos venga a ayudar a la tremenda crisis económica que estamos viviendo, pero queremos también ser insistentes, como lo hemos hecho en todas nuestras participaciones el día de ayer y el día de hoy, de que esto no es una varita mágica», declaró Carlos Salazar, presidente del CCE.

Finalmente, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, coincidió con la importancia del encuentro, pero pidió cuidado al presidente.

«Habrá que ser cuidadosos de la agenda, de los acuerdos, qué trae de regreso al país el presidente López Obrador en materia de certidumbre, en materia de apoyo al combate al narcotráfico, en materia migratoria, pero que no quede duda: es fundamental que el jefe del Estado mexicano viaje», apuntó.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) descartó modificar la agenda del viaje que realizará la próxima semana a Washington, donde tendrá un encuentro con el presidente Donald Trump, para aceptar invitaciones con grupos de migrantes en Estados Unidos.

«En el caso de la visita a Estados Unidos, nos queremos ajustar al programa porque, si vamos con un grupo, tenemos que ir con otros, estamos recibiendo invitaciones, yo aquí aprovecho para decirles que muchas gracias porque quieren reunirse con nosotros», dijo AMLO al descartar aceptar dichas invitaciones.

El mandatario argumentó que se ajustará al programa de su visita, que además del encuentro con Donald Trump, contempla un encuentro trilateral con autoridades de Canadá al día siguiente.

López Obrador confirmó que ha recibido invitaciones de legisladores, académicos y empresarios mexicanos que radican en Estados Unidos, las cuales habrá de rechazar.

Y aunque ha dicho que el viaje es necesario para mandar una señal a los inversionistas por la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). T-MEC, indicó que también rechazará reunirse con los empresarios.

Ante la crítica que se le ha hecho por no reunirse con los grupos de migrantes, el mandatario afirmó que su gobierno siempre ha reconocido la labor «heroica» que realizan los migrantes mexicanos en Estados Unidos, quienes envían remesas por casi 40,000 millones de dólares al año.

Indicó que con esos recursos, que «pueden ser el presupuesto de un país», se benefician a cerca de 10 millones de familias, casi un tercio de la población del país.

Si no se toman medidas, Estados Unidos se arriesga a llegar a 100,000 casos diarios de coronavirus, una cifra muy por encima de los 40,000 actuales, advirtió este martes el principal epidemiólogo del gobierno estadounidense, Anthony Fauci.

«Ahora estamos teniendo unos 40,000 casos o más al día. No me sorprendería que subiéramos a 100,000 al día si esto no cambia. Estoy muy preocupado», manifestó Fauci, director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas y Alergias de EE.UU., durante una audiencia en el Senado.

Fauci no hizo ninguna estimación sobre el número de muertes, a pesar de las preguntas de la senadora Elizabeth Warren, pero sí dijo: «Creo que es importante que le comunique a usted y al resto del pueblo estadounidense que estoy muy preocupado, porque esto puede ponerse muy mal».

El epidemiólogo consideró que Estados Unidos va en la «dirección incorrecta» y advirtió de que «no hay garantías» de que vaya a haber una «vacuna efectiva y segura» frente a COVID-19, por lo que urgió a los estadounidenses a usar cubrebocas y evitar las multitudes.

Las advertencias de Fauci se producen justo antes del fin de semana del día festivo del 4 de julio, Día de la Independencia, y en el que tradicionalmente los estadounidenses aprovechan para ir a la playa y se reúnen para hacer barbacoa mientras ven los fuegos artificiales.

Algunas autoridades, como las del condado de Los Ángeles, han ordenado cerrar las playas ante el aumento de casos en esa zona; pero, por ejemplo, Brevard County, en Florida, tiene previsto mantenerlas abiertas.

En las últimas semanas, el foco de la pandemia en Estados Unidos ha pasado del este a los estados del sur y el oeste.
Según la base de datos de The New York Times, en las últimas dos semanas el número de casos ha crecido un 80%, especialmente en el sur y el oeste, donde algunas ciudades como Houston, Texas, están registrando récords diarios y los hospitales están cerca del colapso.

Recordemos que al menos 16 de los 50 estados del país han tenido que dar marcha atrás en sus planes de reapertura por completo o al menos en los condados con más contagios.

Frente al aumento de casos en el sur y el oeste del país, los gobernadores de Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut y Massachusetts anunciaron este martes que los viajeros procedentes de California y otros estados con alto número de contagios tendrán que guardar una cuarentena obligatoria de 14 días.

Al comienzo de la pandemia, el virus golpeó con fuerza a los estados del este como Nueva York, que llegó a registrar
10,000 casos al día; pero en las últimas semanas esos estados ha conseguido frenar el avance del virus con medidas de distanciamiento social.

En todo Estados Unidos, más de 126,500 personas han muerto y 2.6 millones se han contagiado del virus, de acuerdo con el recuento que realiza la Universidad Johns Hopkins.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró este lunes que ir a visitar a Donald Trump, para celebrar la entrada en vigor del nuevo tratado comercial entre México, Estado Unidos y Canadá (T-MEC) no le hace un «vendepatrias».

«No tengo problemas de conciencia porque yo vaya a Estados Unidos si siempre, durante toda mi vida, he sostenido que México es un país libre, independiente y soberano todo el tiempo. No soy un vendepatrias, para decirlo con claridad», sostuvo en su conferencia de prensa matutina.

Ante las críticas que ha desatado su decisión de viajar a Washington, pues daría a Donald Trump un elemento para su campaña de reelección, de cara a los comicios de noviembre próximo, donde disputará La Casa Blanca junto al virtual candidato demócrata, Joe Biden.

AMLO aclaró que su visita «va a ser una reunión política en el buen sentido de lo que es la política, que tiene que ver con mis facultades, que me da, que me otorga, la Constitución». AMLO dijo que aún no sabe si a la reunión acudirá el primer ministro canadiense, Justin Trudeau.

A diferencia de quienes lo han criticado, López Obrador ha sostenido que la visita se producirá en «un momento muy oportuno» ya que la alianza comercial que entrará en vigor el 1 de julio va a ayudar a reactivar la economía.

AMLO sostuvo que en los últimos meses ha habido «respeto» de parte del presidente Donald Trump hacia nuestro país. «Incluso el discurso del presidente Trump con relación ha México ha sido más respetuoso de cómo se expresaba anteriormente, cosa que agradecemos mucho», añadió.

El mandatario afirmó que se puede tener una buena relación con un país como Estados Unidos manteniendo el decoro y dignidad, defendiendo la soberanía nacional,

López Obrador reiteró que el viaje lo realizará en vuelo comercia y no en avión privado como solía hacerse. Además dijo que únicamente lo acompañarán el canciller, Marcelo Ebrard, el jefe de la oficina de Presidencia, Alfonso Romo, y la secretaria de Economía, Graciela Márquez.

El embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, dijo este jueves que cambiar las reglas en el sector energético en el país pueden tener efectos negativos para la inversión, pues los inversionistas buscan certidumbre.

Las declaraciones del embajador se producen a menos de una semana de que entre en vigor el nuevo tratado de libre comercio de América del Norte, el T-MEC.

Al participar en un foro virtual organizado por la CONCAMIN, que algunas de las acciones del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de los últimos meses han dado paso a la incertidumbre sobre su promesa de respetar las leyes que se hicieron en el pasado, esto al referirse al sector energético.

«(El Gobierno) tiene el derecho de establecer o cambiar sus políticas económicas o sociales domésticas, pero también, a la vez, hay que reconocer que estos cambios puedan tener efectos muy negativos en cuanto a la inversión doméstica y extranjera», afirmó el diplomático.

Y es que recordemos que el Cenace frenó la apertura de nuevas plantas de energía renovable, misma que fue impugnada y hasta ahora no ha surtido efecto, mientras que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) aprobó una fuerte alza a las tarifas que deberán pagar empresas generadoras a la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) por la transmisión de energía.

Adicional, a mediados de junio la mayor organización petrolera de Estados Unidos, el API, denunció en una carta la existencia de prácticas de discriminación contra inversionistas estadounidenses de crudo y gas por parte del gobierno mexicano que, dijo, violan el T-MEC.

«Para mí algunas de la acciones de estos últimos meses, sobre todo en el sector energético, han creado incertidumbre sobre esa promesa del Gobierno de respetar lo que se hizo en el pasado y de no cambiar las reglas del juego», aseveró Landau, por lo que afirmó no saber si están dadas las condiciones para invertir en México.

Al respecto, este jueves se dio a conocer otra carta mas, ahora de la American Fuel and Petrochemical Manufacturers (AFPM) que agrupa a casi todas las refinerías y petroquímicas de Estados Unidos, en la que denunció que varias acciones tomadas por el gobierno mexicano van en contra del T-MEC.

“El gobierno mexicano ha tomado múltiples medidas para restringir las inversiones actuales y futuras de Estados Unidos en el mercado energético mexicano. Estos incluyen retrasar los permisos para desarrollar infraestructura, cancelar los permisos de importación, crear vacíos y exenciones en las regulaciones que favorecen a las empresas estatales como Petróleos Mexicanos (Pemex)”, refirió la AFPM en la carta que envió al presidente Donald Trump, a Robert Lighthizer, representante comercial de EUA, y a Mike Pompeo, secretario de Estado.

Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab

La economía estadounidense cayó a un ritmo anual del 5% en el primer trimestre de 2020 por los efectos de la pandemia del nuevo coronavirus, siendo la primera caída trimestral registrada desde la crisis financiera de 2008.

El Departamento de Comercio de los Estados Unidos publicó hoy su tercer y último reporte sobre la evolución del producto interior bruto (PIB) entre enero y marzo en el país, en el que mantuvo su anterior cálculo de una tasa anual del -5%.

Aunque el primer trimestre del año ya refleja parte del impacto de la crisis desencadenada por el coronavirus, los economistas apuntan al segundo trimestre como el periodo en el que se verá en toda su magnitud, con una contracción estimada de la economía que podría rondar el 30% anual.

La actividad económica en el país se paralizó durante casi dos meses por las medidas de confinamiento y las restricciones de movilidad para contener la expansión del virus, que ha dejado más de 2.3 millones de contagios confirmados y 120,000 muertos por la pandemia.

La pandemia obligó a miles de empresas en EUA a cerrar o restringir severamente sus actividades para frenar la propagación del virus, lo que llevó el índice de empleo al 14.7%, una cifra récord, aunque ahora se encuentra en el 13.3%.

Esta situación provocó el desplome del PIB más grande desde la Gran Recesión, hace más de una década.

Ayer, en una revisión de sus previsiones mundiales, el Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo que la economía estadounidense caerá un 8% este año, casi dos puntos más que el 6.1% que preveía en abril pasado.

Para 2021, el FMI espera que Estados Unidos registre un crecimiento del 4.8%, una cifra prometedora pero insuficiente para una recuperación total de la actividad económica del país.

Twitter ocultó este martes un nuevo tuit del presidente Donald Trump, porque consideró que «incumplió» las reglas de la red social relativas al «comportamiento abusivo» al amenazar con usar la fuerza contra manifestantes en la capital federal.

La empresa con sede en San Francisco, determinó que el tuit de Trump «puede ser de interés público», por lo que permite a los seguidores del presidente leerlo al hacer clic en el texto que lo tapa.

«Nunca habrá una ‘Zona Autónoma’ en Washington DC mientras yo sea presidente. Si lo intentan, ¡se enfrentarán con una gran fuerza!», escribió el presidente, en medio de protestas desde hace semanas en todo el país contra la brutalidad policial y el racismo.

Trump se refirió en su tuit a la zona libre de policía creada recientemente por manifestantes en Seattle, que ha provocado indignación entre los conservadores.

La decisión de Twitter de ocultar otro tuit de Trump intensifica una batalla entre La Casa Blanca y las empresas de redes sociales, a las que Trump ha acusado de parcialidad contra los políticos conservadores.

El presidente estadounidense, que tiene 82.4 millones de seguidores en Twitter y utiliza esa red a diario de manera intensiva, firmó a fines de mayo un decreto para limitar la libertad de las redes sociales para decidir sobre sus contenidos.

Twitter aseguró que tomó nuevas medidas con el tuit de Trump porque violó la política de la empresa con «una amenaza de daño contra un grupo identificable».

La política de Twitter con respecto a líderes mundiales en la mayoría de los casos exige etiquetar los mensajes que vulneren los estándares de la red social, lo que limita su alcance y evita que otros marquen que les gusta o lo retuiteen. Pero deja los tuits disponibles por si se relacionan con «asuntos actuales de importancia pública».

Recordemos que a finales del mes pasado, Twitter ocultó un tuit de Trump sobre las protestas tras la muerte del afroestadounidense George Floyd al considerar que hacía «apología de la violencia». Días antes, la red social había marcado dos tuits del presidente sobre la votación por correo como contenido «potencialmente engañosa».

El jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, dijo este viernes que fueron congeladas las cuentas de las personas y empresas mexicanas sancionadas por Estados Unidos, tras ser acusadas de ayudar a Caracas a evadir sanciones mediante el comercio de petróleo venezolano.

Nieto Castillo no dio detalles del número de cuentas bancarias ni montos, pero afirmó que están congeladas las de «todos los listados por OFAC (Oficina de Control de Bienes Extranjeros)».

En su primera medida contra entidades mexicanas ligadas al comercio de crudo venezolano, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos informó ayer que impuso sanciones a tres individuos, ocho firmas extranjeras y dos embarcaciones por actividades relacionadas con una red que intentaba eludir las sanciones, con las que Washington busca presionar al presidente Nicolás Maduro.

En la lista negra figuran la empresa mexicana Libre Abordo y su relacionada Schlager Business Group, así como sus copropietarios, la mexicana Olga María Zepeda Esparza y su madre, Verónica Esparza García.

También incluyó la Tesorería a Joaquín Leal Jiménez, a quien Estados Unidos acusó de haber trabajado con el empresario Alex Saab, Libre Abordo y Schlager Business Group para negociar la reventa de millones de barriles de crudo venezolano.

Libre Abordo y Schlager comenzaron a recibir crudo venezolano para su reventa en los mercados asiáticos a finales del año pasado tras firmar dos acuerdos de «petróleo por alimentos» con el gobierno de Maduro que aseguran están exento de las sanciones de Estados Unidos.

Las empresas mexicanas acordaron suministrar a Venezuela 210,000 toneladas de maíz blanco y 1,000 camiones cisterna para agua, de las cuales han llegado a Caracas alrededor de la mitad. El maíz no fue provisto debido a cambios en el cronograma de entregas, según Libre Abordo.

Hasta finales de mayo, Libre Abordo y Schlager recibieron unos 30 millones de barriles de petróleo venezolano, según documentos de exportación de PDVSA.

El exconsejero de Seguridad Nacional de La Casa Blanca, John Bolton, aseguró que Donald Trump «no es apto para ser presidente» de Estados Unidos.

Así lo indicó el exfuncionario en una entrevista difundida este jueves en la que promociona su nuevo libro.

«Creo que no es apto para ser presidente. No tiene la competencia para llevar a cabo el trabajo», dijo Bolton a la cadena ABC News.

Bolton mantiene una disputa con el gobierno de Trump que intenta evitar por vía judicial que el libro de memorias «The Room Where It Happened» (La habitación donde ocurrió) llegue a las librerías la próxima semana, afirmando que hay información clasificada.

A menos de cinco meses de las elecciones presidenciales, Trump respondió en Twitter afirmando que la obra es «pura ficción» y que «es una compilación de mentiras».

Los extractos del libro, que fueron publicados por tres diarios estadounidenses ayer, revelaron que Bolton acusó a Trump de pedirle ayuda en la reelección al presidente chino Xi Jinping, pasando por alto los encarcelamientos masivos de musulmanes uigures y otras minorías.

En la entrevista Bolton acusó a Trump de «estar tan centrado en la reelección» que dejó consideraciones de más largo plazo al margen.

Recordemos que el gobierno del presidente Trump presentó una demanda a fin de atrasar la publicación del libro del exasesor. La demanda fue presentada el martes en un tribunal federal en Washington.

Previamente, Trump advirtió que Bolton podría tener «un problema penal» si el libro se publica la próxima semana.

En la demanda, el gobierno asevera que Bolton tuvo un cargo que «regularmente le permitió ver algunas de las informaciones más secretas que existen en el gobierno estadounidense» y que el libro «está lleno de información confidencial que él pretende revelar al mundo».

Estados Unidos evalúa presentar una queja a México por la falta de aprobación de productos biotecnológicos estadounidenses una vez que entre en vigor el T-MEC.

El representante comercial estadounidense (USTR), Robert Lighthizer, dijo en una audiencia en el Congreso que Estados Unidos se asegurará de hacer cumplir lo negociado en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá.

Al comparecer ante el Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara Baja, Lighthizer dijo que la administración Trump considera «un gran problema» la omisión de México de adoptar productos biotecnológicos estadounidenses.

«La realidad es que México no ha aprobado ningún producto biotecnológico en los últimos casi dos años. Nuestra opinión es que eso no está bien», afirmó.

Lighthizer dijo que por eso Estados Unidos prevé iniciar «consultas formales» con miras a presentar «una queja de Estado a Estado» bajo el sistema de solución de controversias del T-MEC.

«Es un problema serio y parece casi un problema filosófico con el nuevo gobierno» de Andrés Manuel López Obrador, añadió.

Según la oficina del USTR, los estándares sin precedentes para la biotecnología agrícola» son un «logro clave» del T-MEC.

Lighthizer también se refirió a posibles incumplimientos por parte de México de las cláusulas laborales del acuerdo.

«Puedo asegurarle al Comité que cuando entre en vigencia, tomaremos medidas temprano, y a menudo, cuando haya problemas», aseveró Lighthizer sobre el tema laboral, uno de los más espinosos en la negociación del nuevo acuerdo comercial.