Tag

eua

Browsing

El comité de asesores de la Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos (FDA), recomendó este viernes la aplicación de una dosis de refuerzo de la vacuna de Pfizer contra la COVID-19 únicamente para los mayores de 65 años, así como para la población de alto riesgo.

La aprobación se celebró en una segunda votación tras haber rechazado previamente, con amplio respaldo, el plan de una tercera dosis para la mayoría de la población, al considerar insuficientes las pruebas para administrar una tercera dosis a todo el mundo.

De este modo se restringe la petición de Pfizer, que había solicitado la aprobación para las personas mayores de 16 años de este refuerzo, seis meses después de la segunda dosis.

Durante la discusión de más de ocho horas, con intervenciones de decenas de científicos de Estados Unidos y otros países, especialmente Israel y el Reino Unido, quedaron patentes las dudas en la comunidad internacional acerca de la seguridad y pertinencia de la vacuna de refuerzo para los mayores de 16 de años.

Algunos de los especialistas criticaron el apresuramiento mostrado por el gobierno del presidente Joe Biden, y la farmacéutica para lograr esta autorización general.

«Esta es una gran decisión (…) No entiendo cuál es la razón por la que no podamos dedicar más tiempo a mirar los datos», indicó el representante del Centro de Educación de Vacunas del Hospital Infantil de Filadelfia en Pensilvania durante el debate.

Por su parte, Michael Kurilla, especialista en enfermedades infecciosas de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) remarcó que «no está claro que todo el mundo necesite el refuerzo, más allá del pequeño grupo de población que claramente estaría en alto riesgo de una enfermedad grave».

La votación del panel de asesores de la FDA no es vinculante pero suele ser respetada por la agencia a la hora de emitir sus decisiones.

La recomendación un revés para el gobierno de Biden, que había dado su apoyo explícito a la propuesta y comenzado a hacer planes para iniciar la administración de esta tercera dosis a los mayores de 16 años para el próximo 20 de septiembre.

La aprobación final la decidirán la próxima semana los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Y fue justo este viernes cuando se conoció un nuevo informe de los CDC que indicó que la vacuna de Moderna es la más efectiva para evitar la hospitalización a causa de la COVID-19, seguida de la de Pfizer y de la monodosis de Johnson & Johnson.

En concreto, señaló que la efectividad de Moderna es del 93%, la Pfizer/BioNTech es del 88% y la de Johnson & Johnson es del 71%.

Según los investigadores, la efectividad de la vacuna de Pfizer comienza a disminuir de manera más pronunciada que la de Moderna con el paso del tiempo: a partir del cuarto mes de haber sido administrada su segunda dosis se sitúa en el 77%.

Recordemos que la de Pfizer es la única vacuna que cuenta con aprobación total para su uso por parte de la FDA, ya que las de Moderna y Johnson & Johnson cuentan con autorización de emergencia.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, propuso este viernes reducir las emisiones globales de metano en un 30% para 2030, una iniciativa que impulsa junto a la Unión Europea (UE) y que confía en que cobre fuerza durante la cumbre del clima de la ONU (COP26).

«Tenemos que llevar nuestras máximas ambiciones posibles a (la COP26 en) Glasgow. Para los que aún no lo han hecho, se está agotando el tiempo», dijo Biden al inicio del Foro de Grandes Economías sobre Energía y Clima, organizado por la Casa Blanca.

Advirtió que, sin mayores compromisos de las grandes economías, «se escapa de las manos» el objetivo marcado por el Acuerdo de París de limitar el aumento de la temperatura media mundial a 1.5 grados centígrados para finales de siglo.

«Estamos trabajando con la Unión Europea y otros socios para lanzar un compromiso global sobre el metano, para reducir las emisiones globales de metano en al menos el 30 % para 2030, con respecto a los niveles de 2020», afirmó Biden.

Alcanzar ese objetivo no solo reducirá rápidamente el ritmo del calentamiento global, sino que proporcionará «otros beneficios muy valiosos, como mejorar la salud pública y la producción agrícola, agregó.

Y es que el metano es el segundo mayor gas antropogénico (originado por la actuación humana) que contribuye al calentamiento global, después del dióxido de carbono (CO2), y es responsable de «alrededor de medio grado» centígrado del aumento en la temperatura del planeta, según La Casa Blanca.

Biden confía en convencer a más líderes de otros países a que se sumen a la iniciativa sobre el metano, cuyo lanzamiento oficial está previsto durante la cumbre de Glasgow.

Sin embargo, al foro virtual organizado este viernes por La Casa Blanca no asistieron los líderes de los otros dos países más contaminantes del mundo, aparte de Estados Unidos: ni el presidente de China, Xi Jinping; ni el primer ministro indio, Narendra Modi.

Sí estuvieron presentes en cambio, por vía telemática, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien finalizó su conferencia de prensa matutina temprano, para poder atender la invitación.

López Obrador informó que se reuniría virtualmente con su homólogo estadounidense, Joe Biden, para abordar el tema del cambio climático.

«Tengo una participación mediante teleconferencia con el presidente (Joe) Biden y vamos a hablar sobre el tema del cambio climático”, señaló López Obrado desde Palacio Nacional, aunque no dio más detalles.

Adicional, participaron los presidentes de Argentina, Alberto Fernández; el de Indonesia, Joko Widodo; el primer ministro de Corea del Sur, Moon Jae-in; el de Bangladesh, Sheikh Hasina; el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson; la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen; el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; y el secretario general de la ONU, António Guterres.

Ninguno de ellos hizo declaraciones públicas en el foro, cuya única parte abierta a la prensa consistió en el discurso de Biden y los del secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken; y del enviado especial de Estados Unidos para el clima, John Kerry.

Las personas que no están vacunadas contra el COVID-19 tienen 11 veces más probabilidades que los que sí lo están de morir por la enfermedad, según un nuevo estudio de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

El estudio estuvo basado en el análisis de más de 600,000 casos de COVID-19 en Estados Unidos entre abril y mediados de julio, anunció la directora de los CDC, Rochelle Walensky, durante una rueda de prensa del equipo contra la pandemia de La Casa Blanca.

«Los que no estaban vacunados tenían unas cuatro veces y media más probabilidades de contraer el COVID-19, más de diez veces más probabilidades de ser hospitalizados y once veces más probabilidades de morir por la enfermedad», explicó Walensky.

El estudio revisó los contagios, hospitalizaciones y fallecimientos en trece estados del país en un periodo en el que la variante Delta, que ahora supone el 99% de todos los casos de COVID-19 en Estados Unidos, ya «era la variante predominante que circulaba en el país».

Walensky consideró que la investigación ofrece todavía más pruebas del poder de la vacunación contra el COVID-19, en un momento en el que alrededor del 25% de la población estadounidense que cumple los requisitos para vacunarse se resiste todavía a hacerlo.

También se presentó un segundo estudio que indica que la vacuna de Moderna es ligeramente más eficaz a la hora de prevenir las hospitalizaciones que las otras dos autorizadas en Estados Unidos: la de Pfizer-BioNTech y la de Johnson & Johnson (Janssen).

En cuanto a este estudio, que se basó en el análisis de unos 32,000 pacientes atendidos en hospitales, clínicas y departamentos de urgencias del país en nueve estados de Estados Unidos, entre junio y principios de agosto, se refiere que los pacientes que habían recibido el esquema completo de la vacuna de Moderna resultaron estar protegidos en un 95% contra la hospitalización por COVID-19, mientras que en el caso de los vacunados con Pfizer ese porcentaje era del 80%, y en el de Johnson & Johnson, del 60%.

Cerca de 200 personas, entre ellos estadounidenses, fueron evacuadas este jueves desde el aeropuerto de Kabul, en el primer vuelo con extranjeros en despegar desde la capital de Afganistán luego de que las últimas tropas estadounidenses salieran del país a finales de agosto.

Se trató del vuelo de Qatar Airways con destino a Doha, y que es el primero desde que el 30 de agosto finalizara la caótica evacuación de más de 120,000 personas.

Este vuelo se lleva a cabo cuando los talibanes intentan afianzar su régimen, a poco menos de un mes de que tomaran el control de Kabul.

Imágenes difundidas por la televisión catarí Al Jazeera mostraron a varias familias esperando con maletas en el aeropuerto de Kabul. «Estamos muy agradecidos con Catar», dijo uno de los pasajeros, diciendo que tenía pasaporte canadiense.

Doha, y su aliado turco, han trabajado desde hace días para arreglar las estructuras aeroportuarias, que estaban muy dañadas.

Muchos de los afganos evacuados en aquellos días de agosto huían tras la vuelta de los talibanes por temor a las represalias si habían trabajado con organismos extranjeros en las últimas dos décadas.

Aunque los talibanes no dejan de reiterar que han cambiado y ya no son aquel régimen represivo, especialmente con las mujeres, que gobernó entre 1996 y 2001, sus primeras semanas en el poder muestran que no tolerarán ningún tipo de oposición.

Este jueves, varias protestas en favor de la libertad fueron anuladas en la capital afgana, luego que el nuevo gobierno prohibiera este tipo de actos. Además, durante la semana, talibanes armados habían dispersado concentraciones de cientos de personas en varias ciudades del país, entre ellas Kabul, Faizabad y Herat, donde murieron dos personas por disparos.

Recordemos que los talibanes anunciaron su gobierno de transición formado por miembros ultraconservadores, algunos de los cuales ya gobernaban durante el régimen fundamentalista y brutal de los años 1990. Varios de los ministros figuran en las listas de sanciones de la ONU y no hay ninguna mujer en el gabinete.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, advirtió al nuevo gobierno talibán que debe «ganarse» su legitimidad ante la comunidad internacional, tras el anuncio de este gabinete que incluye miembros buscados por Washington.

A pesar de que los talibanes habían prometido que incluirían a miembros de otros grupos en el gobierno, la realidad es que los puestos clave anunciados están en manos de líderes talibanes: el ministerio del Interior está dirigido por Sirajuddin Haqqani, jefe de la temida red Haqqani, calificada de terrorista por Estados Unidos, y el de Defensa por el mulá Yaqub, hijo del mulá Omar, fundador del movimiento.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo esta mañana que la próxima semana enviará una carta a su homólogo estadounidense, Joe Biden, para insistir en que atienda las «causas» de la migración y ofrezca visas temporales de trabajo para centroamericanos.

«Así se lo voy a volver a plantear al presidente Biden la semana próxima a más tardar. Le enviaré una carta porque no podemos solo estar deteniendo, reteniendo, hay que atender las causas», dijo López Obrador durante su conferencia matutina al referirse al tema migratorio.

El mandatario insistió en su plan de extender el programa Sembrando Vida a Guatemala, Honduras y El Salvador, y que Estados Unidos entregue visas temporales de trabajo a los 330,000 campesinos que se apunten al plan para que «puedan ir a trabajar seis meses y regresar a ver sus plantaciones».

Y es que ante dos intentos previos, una tercera caravana migrante conformada por centenares de personas, en su mayoría haitianos, venezolanos y centroamericanos, salió ayer desde Tapachula, Chiapas, con el objetivo de llegar a la frontera con Estados Unidos.

López Obrador dijo que el gobierno federal intenta «mantener» a los migrantes en el sureste del país porque si siguen su recorrido hacia Estados Unidos corren «muchos riesgos de violación de los derechos humanos, sobre todo en la frontera norte».

Puso como ejemplo la matanza de San Fernando de 2010 por parte de los Zetas contra los migrantes y el asesinato de guatemaltecos que fueron quemados en Tamaulipas meses atrás.

«Estamos haciendo una labor para contener la afluencia migratoria hasta donde podamos y al mismo tiempo seguimos insistiendo con el gobierno de Estados Unidos para que se atienda lo más pronto posible para que se actúe y se les dé oportunidades a los que por necesidad tienen que abandonar sus pueblos», insistió.

El mandatario sostuvo que en su más reciente visita a Tapachula, dio instrucciones de que se respetaran los derechos humanos, de que no se les golpear, lesionara y que mucho menos se fuera a agredir a los migrantes y que se perdieran vidas.

Recordemos que esta semana se hizo viral un video que mostraba cómo dos agentes migratorios pateaban a un migrante haitiano al intentar disolver una caravana que se dirigía hacia el norte. Este caso fue abordado ayer por el presidente durante su Tercer Informe de gobierno. López Obrador dijo que fue un «caso excepcional», que los funcionarios fueron dados de baja y que bajo su mandato no se han violado derechos humanos de migrantes.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ofreció «ayuda» a Washington en materia de migración tras el fallo de la Suprema Corte de Estados Unidos que reimpuso el Protocolo de Protección a Migrantes (MPP), conocido como «Remain in Mexico» o «Quédate en México».

«Nosotros nos hemos propuesto ayudar al Gobierno de Estados Unidos, lo vamos a seguir haciendo, en el tema migratorio, afortunadamente es buena la relación», manifestó el mandatario al ser consultado sobre el tema en su conferencia de prensa matutina.

Sus declaraciones se producen después de que el martes los jueces de la Corte Suprema estadounidense ordenaron al presidente Joe Biden revivir el MPP que estableció Donald Trump para que los migrantes esperen en nuestro país mientras se resuelve su solicitud de asilo en Estados Unidos.

Al respecto, la cancillería respondió ayer por la noche apuntando que «el gobierno de México no se posiciona con respecto a dicho fallo», aunque también argumentó que «una decisión judicial de ese tipo no obliga a México y que su política migratoria se diseña y ejecuta de manera soberana».

Cuestionado por la prensa, el presidente López Obrador señaló que «su opinión» coincidía con el posicionamiento de la Secretaría de Relaciones Exteriores, pero que siempre va a procurar tener una muy buena relación con el gobierno de Estados Unidos.

«Eso es lo que yo sostengo porque también quisieran, por las diferencias que hay en Estados Unidos y también nuestros adversarios, que nosotros nos peleáramos o entráramos a polémicas que no nos conducen a nada. Tenemos muy buena relación tanto con republicanos como con demócratas», afirmó el mandatario.

Y es que recordemos que Biden suspendió en su primer día en La Casa Blanca las inscripciones al MPP, impulsado en enero de 2019 por Trump y por el que Estados Unidos envió a más de 70,000 migrantes a México, donde han vivido en malas condiciones, según organizaciones civiles.

Pero en Estados Unidos ha aumentado la presión política de los republicanos por la ola migratoria récord, con más de 212,000 indocumentados detenidos en julio en la frontera de Estados Unidos, una cifra récord, según el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

AMLO reiteró su compromiso de «cuidar a los migrantes» en particular en el sureste del país, pero reconoció que «esto no puede ser eterno».

Así, López Obrador reiteró su petición de que Washington invierta en programas de desarrollo para Centroamérica y el sureste de México, e insistió en que Estados Unidos y Canadá deben realizar un diagnóstico de cuánta fuerza de trabajo necesitan de México y Centroamérica para establecer un programa de visas laborales.

«Entonces sí hay alternativas y nosotros estamos hablando con el Gobierno de Estados Unidos y es muy buena relación independientemente de estas resoluciones judiciales porque esto no es un asunto nada más jurídico, legal, es un asunto social, humano, moral», sostuvo López Obrador.

Una gran explosión se produjo en la puerta principal del aeropuerto de Kabul este jueves causando un número indeterminado de víctimas, confirmó el Pentágono, esto en el marco de las tareas de evacuación de ciudadanos extranjeros y a afganos tras la toma del poder por los talibanes.

«Podemos confirmar que la explosión cerca de la puerta Abbey Gate de aeropuerto de Kabul ha provocado un número indeterminado de víctimas», tuiteó el portavoz del Pentágono, John Kirby.

Abbey Gate es uno de los tres puntos de acceso al aeropuerto donde miles de afganos se han aglomerado en los últimos 13 días buscando huir de los talibanes. Esa puerta también está próxima al Hotel Baron, utilizado para organizar algunas evacuaciones.

En Moscú, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo que hubo una segunda explosión y que el par de bombas en conjunto dejaron por lo menos 13 muertos y 15 heridos. Fuentes estadounidenses informaron que ciudadanos de su país resultaron lastimados por los atentados, pero no dieron detalles. Hablaron a condición de anonimato.

Funcionarios estadounidenses y aliados habían informado en los últimos días sobre amenazas creíbles de ataques suicidas cerca del aeropuerto de Kabul, donde se ha organizado un gigantesco operativo de salida de personas desde el 14 de agosto.

La madrugada de hoy, hora de Kabul, algunos países advirtieron a sus ciudadanos que abandonaran inmediatamente los alrededores del aeropuerto por una amenaza terrorista, mientras miles de personas intentaban subirse a un número cada vez menor de vuelos de evacuación.

«Quienes estén en Abbey Gate, East Gate o North Gate ahora deberían irse de inmediato», dijo el Departamento de Estado de Estados Unidos.

El secretario de Estado británico de las Fuerzas Armadas, James Heappey, aseguró por la mañana que la amenaza terrorista en el aeropuerto de Kabul era «muy seria, inminente».

Según la información de inteligencia, atacantes suicidas vinculados al brazo afgano del grupo yihadista Estado Islámico (EI), amenazaban con atacar el aeropuerto antes del 31 de agosto, fecha límite fijada por Washington para la retirada de Afganistán tras dos décadas de intervención.

Minutos antes de informar sobre la explosión, Kirby negó reportes de que las evacuaciones de civiles podrían terminar antes de lo esperado debido a las amenazas.

«Continuaremos evacuando a la mayor cantidad posible de personas hasta el final de la misión», tuiteó Kirby. «Las operaciones de evacuación de Kabul no terminarán en 36 horas», aseguró.

Las tropas estadounidenses, que controlan el aeropuerto en la capital afgana, deben salir de Afganistán el martes. La retirada deberá comenzar antes, haciendo más complejas las evacuaciones de extranjeros y afganos considerados en peligro desde la toma del poder por los talibanes.

Foto: Twitter

El gobierno de Estados Unidos extendió este viernes la prohibición de viajes no esenciales en sus fronteras con Canadá y México, medida que busca frenar las cadenas de contagio de COVID-19.

El Departamento de Seguridad Nacional tuiteó este viernes que las restricciones a los viajes no esenciales siguen siendo necesarias para minimizar la diseminación del COVID-19, especialmente la variante Delta del virus.

El departamento extendió la prohibición al menos hasta el 21 de septiembre. Las restricciones de viajes han estado vigentes desde inicios de la pandemia en marzo de 2020 y han sido extendidas repetidamente, pero permitiendo el tráfico comercial y los cruces esenciales.

El gobierno estadounidense dijo que está trabajando con expertos de salud pública y médicos para determinar cómo «reanudar los viajes normales de una forma inocua y sostenible».

La medida se renueva pese a las presiones y voces que se han alzado para pedir al gobierno que retire dicha restricción.

A través de sus representantes políticos, las comunidades fronterizas estadounidenses que dependen de los compradores procedentes de México y Canadá– llamaron al gobierno del presidente Joe Biden a levantar la prohibición.

Por su parte, Canadá comenzó recientemente a permitir el ingreso de estadounidenses vacunados contra el coronavirus.

Los talibanes están buscando a personas que han trabajado con las fuerzas de Estados Unidos y la OTAN en Afganistán para interrogarlas y castigarlas, y han amenazado con matar o arrestar a sus familiares si no las localizan, reveló este jueves el diario The New York Times (NYT).

El diario cita como fuente un documento confidencial de la Organización de las Naciones Unidas compartido de manera interna en la organización, que está fechado ayer 18 de agosto, y que fue proporcionado por el Norwegian Center of Global Analyses, un grupo asesor de amenazas que provee información de inteligencia a agencias de la ONU.

De acuerdo al documento, hay varios reportes de que los talibanes tienen una lista de personas y localizaciones, y han ido puerta por puerta «arrestando y/o amenazando con matar o arrestar a miembros de la familia de las personas objetivo a menos que se entreguen ellos mismos a los talibanes».

Están en especial riesgo los miembros de las Fuerzas Armadas y la Policía afganas, así como personas que trabajaron para unidades de investigación del gobierno derrocado de Ashraf Ghani, y como ejemplo se incluye una carta enviada esta semana por los talibanes a un oficial de contraterrorismo.

Al oficial, no identificado y que trabajó con las fuerzas estadounidenses y británicas, se le instruía a presentarse ante la Comisión de las Fuerzas Armadas e Inteligencia del Emirato Islámico de Afganistán en Kabul o de lo contrario sus familiares «serán tratados de acuerdo a la ley de la Sharía».

La información revelada por el documento de la ONU, al que el NYT ha tenido acceso, contradice las recientes declaraciones de los talibanes, que han asegurado que no buscarían venganza en sus opositores.

Hasta este jueves, Estados Unidos ha evacuado a 7,000 personas de Afganistán y ha habilitado más accesos al aeropuerto de Kabul para acelerar la salida de sus connacionales y colaboradores en el país asiático. Hay más de 5,200 tropas estadounidenses en la capital para completar las evacuaciones.

El presidente Joe Biden, en una entrevista con el canal ABC News dijo que todavía hay entre 10,000 y 15,000 estadounidenses que necesitan ser evacuados, además de entre 50,000 y 65,000 afganos y sus familias a quienes Estados Unidos quiere sacar del país.

Adicional, se informó que el presidente Biden analizó este jueves con su equipo de seguridad nacional las posibles amenazas terroristas contra los estadounidenses en Afganistán, que podrían incluir ataques del grupo Estado Islámico (EI).

Un funcionario de La Casa Blanca dijo en un comunicado que en el encuentro también revisaron los esfuerzos diplomáticos, la situación de seguridad y las últimas informaciones de inteligencia.

Asimismo, Biden y la vicepresidenta, Kamala Harris, fueron puestos al tanto de la operación para evacuar a estadounidenses y sus colaboradores afganos desde el aeropuerto internacional Hamid Karzai de Kabul.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, coincidió con la postura expresada ayer por el presidente Joe Biden, al culpar a los políticos afganos y a su falta de «liderazgo» de la «tragedia» que supone que los talibanes se hayan hecho con el control del país.

Stoltenberg pidió a los insurgentes que permitan la salida de todos los ciudadanos que decidan huir de Afganistán.

«Parte de las fuerzas de seguridad afganas lucharon con valentía pero fueron incapaces de asegurar el país porque, en última instancia, el liderazgo político afgano fracasó en hacer frente a los talibanes y conseguir la solución pacífica que los afganos deseaban desesperadamente», dijo el jefe de la OTAN.

Enfatizó que el fracaso en el liderazgo afgano llevó a la tragedia que hoy está viviendo el país y el mundo.

Stoltenberg aseguró que el «foco» de la Alianza Atlántica es ahora garantizar una salida segura del personal de la organización y de sus aliados, así como de la población afgana que ha trabajado o colaborado con la OTAN.

«Estamos comprometidos con la tarea de completar la evacuación lo antes posible. Los talibanes deben respetar y facilitar una salida segura de todas aquellas personas que quieran salir. El aeropuerto, las carreteras y los cruces fronterizos deben permanecer abiertos», añadió el exprimer ministro noruego.

Stoltenberg ha subrayado también que la decisión de la OTAN de retirar las tropas de Afganistán fue «extremadamente difícil» porque cualquier decisión suponía una serie de «riesgos» de los que los aliados eran «conscientes».

Dijo, al igual que el mensaje de Biden, que «no queríamos estar para siempre en Afganistán, indicando que el colapso militar y también político que se ha visto en los últimos días ha ocurrido a una velocidad que no había sido anticipada.

Remató señalando que el Afganistán de hoy no es el mismo que el de 2001, por lo que confió en que los cambios no serán fáciles de revertir. También dijo que se han invertido «miles de millones de dólares» en el país asiático y se han sacrificado muchas vidas de soldados aliados durante los años en los que la Alianza Atlántica ha estado presente en Afganistán.

Este martes se conformó que el mulá Baradar Akhund, jefe de la oficina política de los insurgentes en Catar, viajó a Afganistán tras declarar el fin de la guerra y la victoria talibán, en lo que supone aparentemente el primer viaje oficial de un líder talibán a Afganistán desde la caída del régimen insurgente en 2001.

«Liderados por el jefe de la oficina política de los talibanes, el mulá Baradar Akhund, los miembros de la oficina política de los talibanes abandonaron Catar con destino a la provincia afgana de Kandahar. Después de Kandahar viajarán a Kabul», aseguró en Twitter Javid Afghan, miembro de la oficina de prensa de los talibanes.

En medio de dicho movimiento, el portavoz de la oficina política de los talibanes en Catar, Suhail Shaheen, aseguró que las niñas y mujeres podrán continuar asistiendo a las escuelas y acceder a la educación superior en Afganistán con el país bajo su control.

«Hemos anunciado esa política más de una vez, en conferencias internacionales como la de Moscú, en la conferencia de Doha. Nuestro líder lo ha mencionado en sus discursos. Así que esa es nuestra política», dijo Shaheen. «En todas esas zonas que están cayendo de nuestro lado en Afganistán había miles de escuelas, escuelas de niñas, universidades. Todas ellas están operando», aseguró.

El portavoz talibán subrayó que incluso se ha podido ver a una mujer presentando las noticias en Afganistán. «Ha regresado a su trabajo», afirmó.

Cuestionado por si las mujeres podrán ocupar cargos políticos en Afganistán, Shaheen respondió: «Nuestra política está clara. Pueden acceder a la educación y al trabajo, eso es una cosa». Detalló que ellas pueden tener cargos, pero pueden ocupar esos cargos en el contexto de la ley islámica, por lo que apuntó que «hay un marco general para ellas».

Remarcó que las mujeres deben cubrirse de acuerdo a las «normas islámicas», pero que sus prendas «no se limitan al burka». El portavoz sostuvo asimismo que los países occidentales tienen la «obligación moral» de «ayudar a reconstruir Afganistán» para que el país comience «un nuevo capítulo».

En tanto, el vicepresidente primero de Afganistán, Amrulá Salé, se ha reivindicado este martes como líder ‘de facto’ del país tras la salida de Ashraf Ghani, que el domingo abandonó territorio afgano tras la toma de la capital, Kabul, por parte de los talibanes.

Salé, en aras de la «claridad», ha subrayado en Twitter que la Constitución establece que en ausencia del presidente corresponde a vicepresidente primero asumir de forma interina sus funciones. «Estoy actualmente dentro de mi país y soy el presidente en funciones legítimo», ha subrayado.

El vicepresidente, que hace casi un año sobrevivió a un atentado con coche bomba, ya había advertido el domingo de que «nunca» y «bajo ninguna circunstancia» se rendiría ante los «terroristas», dejando claro que tampoco aceptará ninguna negociacion. «No decepcionaré a los millones (de personas) que me escucharon. No me sentaré con los talibán bajo el mismo techo», recalcó.

Por su parte, Estados Unidos informó que continuará con los vuelos de evacuación «durante las próximas semanas» desde el aeropuerto de Kabul de sus ciudadanos y colaboradores afganos «de manera segura y ordenada».

El portavoz del Pentágono, John Kirby, indicó que «vamos a trabajar realmente duro en las próximas semanas para sacar del país a todos los que podamos».

Recordemos que Estados Unidos reanudó este lunes los vuelos militares en el aeropuerto de Kabul, tras interrumpirlos por el caos desatado en las horas anteriores por la irrupción de centenares de afganos en las pistas en un intento de abordar los aviones destinados a evacuar a estadounidenses y sus aliados.

Kirby reiteró el compromiso del Pentágono de completar la retirada de «una manera segura y ordenada» e indicó que las tropas estadounidenses tienen capacidad para trasladar desde Afganistán entre 5,000 y 9,000 personas al día.

El Pentágono ha anunciado que los afganos evacuados serán trasladados a tres bases militares en Estados Unidos en los estados de Wisconsin, Virginia y Texas mientras se gestionan sus visados.

La Casa Blanca confirmó que actualmente hay 3,500 soldados estadounidenses destacados en la base aérea y subrayó que ayer evacuaron a más de 700 personas, entre ellas 150 estadounidenses.

Eduardo Arellano Félix, exlíder del cartel de Tijuana, y condenado en 2013 a 15 años de prisión en Estados Unidos, no será deportado a México este miércoles como estaba programado, tras cambiar su «estatus» y posiblemente convertirse en «testigo protegido» de la justicia estadounidense, confirmó este martes el canciller Marcelo Ebrard.

«La información que tenemos es que se le cambió el estatus», indicó el secretario de Relaciones Exteriores al intervenir en la conferencia matutina de López Obrador.

El funcionario detalló que Estados Unidos «no tiene obligación» de explicar el porqué de un cambio de estatus de un detenido, aunque si bien lo más probable es que cambió la condición del testigo. «Pero sí cambiaron el estatus, y quiere decir que no va a ser deportado hacia México el miércoles», aseguró.

Ebrard recordó que en anteriores ocasiones ya ha cambiado el estatus de un criminal porque este se ha convertido en «testigo protegido», aunque en el caso de Eduardo Arellano Félix no hay confirmación todavía. Confió en que a lo largo de día se pueda tener más información oficial.

Indicó que, en caso de que se diera la deportación hacia México, dependerá de la Fiscalía General de la República (FGR) buscar imputarle nuevos delitos para evitar la liberación del narcotraficante.

Recordemos que el pasado 29 de abril se dio a conocer que Arellano Félix, condenado por delitos de lavado de dinero y conspiración para el uso de ganancias ilícitas en Estados Unidos, sería liberado mañana miércoles 18 de agosto.

Arellano Félix, conocido como ‘El Doctor’, por haber cursado la carrera de Medicina, y que se declaró culpable de los cargos para evitar un juicio, está en una prisión federal de baja seguridad en Allentown, Pensilvania, según los datos del Departamento de Prisiones (BOP).

El cártel de los Arellano Félix monopolizó las rutas de tráfico de drogas durante más de 20 años a través de Tijuana.

Estados Unidos autorizó una tercera dosis de las vacunas contra el COVID-19 para las personas con sistemas inmunitarios debilitados.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) autorizó el uso de emergencia de una tercera dosis de las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna.

«El país ha entrado en otra ola de la pandemia de COVID-19 y la FDA es especialmente consciente de que las personas inmunodeprimidas corren un riesgo especial de padecer una enfermedad grave», dijo la comisaria en funciones de la Administración de Alimentos y Medicamentos, Janet Woodcock, en un comunicado.

La FDA dijo que esta dosis adicional era para los receptores de trasplantes de órganos sólidos o aquellos con sistemas inmunitarios debilitados.

Y aunque la autorización llegó en las últimas horas, algunos medios de comunicación estadounidenses sugieren que un millón de estadounidenses han recibido la tercera dosis contra el coronavirus, sin autorización, en un intento de aumentar la protección contra el COVID-19.

«Las personas que están completamente vacunadas están adecuadamente protegidas y no necesitan una dosis adicional de la vacuna covid-19 en este momento», dijo Woodcook.

Recordemos que Estados Unidos rechazó a principios de mes una petición de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de detener las vacunas de refuerzo para ayudar a compensar la desigualdad en la distribución de dosis entre los países ricos y los pobres.

Las vacunas contra el COVID-19 son gratuitas y están disponibles en todo Estados Unidos sin restricciones para la población, aunque sólo la mitad de los estadounidenses tiene el esquema completo.

Un padre de familia estadounidense acusado de asesinar a sus dos hijos en nuestro país permanece detenido en California tras declarar a agentes del FBI que tenía que matarlos porque habían sido infectados con ADN de serpiente.

El hombre, de nombre Matthew Taylor Coleman, de 40 años, es seguidor del movimiento QAnon.

El ciudadano estadounidense habría asesinado a su hijo de 2 años y a su bebé de 10 meses el lunes en Rosarito, Baja California, de acuerdo con la denuncia penal federal presentada en el Tribunal de Distrito del Centro de California en Los Ángeles.

El hombre fue acusado de asesinato de ciudadanos estadounidenses en el extranjero ayer por la tarde. La ley estadounidense permite el enjuiciamiento de un asesinato cometido en otro país, siempre que tanto el acusado como la víctima sean ciudadanos estadounidenses y el acusado haya abandonado el país donde se cometió el delito.

Coleman, residente de la ciudad de Santa Bárbara, dijo a los agentes del FBI que mató a sus hijos incrustando un arpón de pesca en el pecho de los niños, según detalla la acusación.

El hombre argumentó que había sido «iluminado por las teorías de conspiración de QAnon e Illuminati» y «creía que estaba salvando al mundo de los monstruos” porque su esposa “poseía ADN de serpiente y se lo había transmitido a sus hijos”, según la denuncia del Departamento de Justicia (DOJ).

Según la investigación, el sábado pasado, la esposa de Coleman se comunicó con la Policía de Santa Bárbara para informar que su esposo había salido con los niños y no sabía a dónde habían ido. Gracias al GPS del teléfono, se pudo determinar que el hombre había estado en Rosarito el domingo por la tarde, mientras que el lunes estaba cerca de San Ysidro, frontera entre Estados Unidos y México.

Agentes del FBI determinaron que había ingresado a Estados Unidos sin los niños. Tras comunicarse con la Policía de Rosarito supieron que la policía habían recuperado esa mañana los cuerpos de dos niños que coincidían con la descripción de sus hijos.

En su declaración, Coleman dijo que no tenía una silla de auto para bebés, por lo que puso a su hija en una caja y así manejo hasta nuestro país. Detalló cómo los asesinó y que trasladó los cuerpos hacia un matorral. La descripción coincide con el reporte de las autoridades de Baja California.

El acusado fue interrogado por los agentes sobre si sabía que lo que hizo estaba mal, a lo que contestó que “él sabía que estaba mal pero que esa era la única manera en que podría salvar el mundo”.

En 2019, el FBI etiquetó a QAnon como potencial amenaza de terrorismo interno tras incidentes como uno registrado en 2018 cuando un hombre cargado de armas y en un vehículo blindado bloqueó el paso en la presa Hoover, en el estado de Nevada, para desvelar «verdades ocultas».

Un informe del FBI y el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) publicado en junio pasado advirtió sobre una acción más violenta por parte de los seguidores de QAnon.

El gobierno de la 4T aseguró este miércoles cumplir con los compromisos adquiridos en el Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, el T-MEC, esto luego de que se resolviera la primera queja laboral de Washington contra una planta mexicana, la de autopartes de Tridonex.

«México no necesita que le digan, en el buen sentido, qué hacer. México está comprometido a cumplir con las leyes y con los acuerdos que tiene en materia laboral», sostuvo la secretaria de Economía, Tatiana Clouthier.

Y es que ayer, la Oficina de la Representante Comercial de Estados Unidos (USTR) llegó a un acuerdo con la empresa estadounidense Cardone por la presunta violación de derechos laborales en su fábrica Tridonex en Matamoros, Tamaulipas.

Y aunque se trata de la primera queja laboral bajo el T-MEC, la secretaria de Economía argumentó que no hubo violación de derechos porque los hechos reclamados ocurrieron previo a la entrada en vigor del acuerdo, el 1 de julio de 2020.

«Por ningún motivo el país puede permitir que se abra la puerta a que cualquier tema que haya sido antes de la entrada en vigor del T-MEC pueda ser puesto en la mesa para un mecanismo de seguimiento», sostuvo la funcionaria en una rueda de prensa.

Con el T-MEC, Estados Unidos ha aumentado la presión para cumplir los derechos de los trabajadores e, incluso, la vicepresidenta Kamala Harris anunció 130 millones de dólares de cooperación en su visita a México de junio para que se implemente la reforma laboral.

Además de esta revisión en Tridonex, que México admitió el 19 de junio pasado, la USTR también pidió en mayo revisar conflictos laborales similares en la planta de General Motors (GM) en Silao, Guanajuato.

Al respecto, la subsecretaria de Comercio Exterior, Luz María de la Mora, aseguró en la misma conferencia de prensa que el proceso con GM también «está encauzado» porque se hará una nueva legitimación del contrato colectivo. «En ambos casos no hay un panel de solución de diferencias y no hay ningún tipo de sanción al respecto», indicó De la Mora.

Recordemos que la administración de López Obrador ha apostado por el T-MEC para recuperarse tras la contracción histórica de 8.2% del PIB que padeció en 2020 ocasionada por la crisis de la COVID-19. Clouthier dijo que mantienen la expectativa de crecimiento por encima del 5% pese a la tercera ola de contagios.

«La tarea y los retos continúan: consolidar la recuperación de empleos, potenciar nuestra industria a través del T-MEC, consolidar el desempeño del sector agrícola hacia el exterior y facilitar nuevas inversiones nacionales y extranjeras», dijo Clouthier.

Clouthier agregó que el gobierno federal podría tomar acciones extras que apoyen sus planes de recuperación.

Destacó que luego del desplome de un 8.5% de la economía el año pasado debido a los estragos de la pandemia, las proyecciones de diversos organismos para el cierre de 2021 fueron mejorando a cifras incluso por encima del 6%.

«Aunque aún persisten situaciones que surgieron el año pasado y que están latentes con esta aparición de la nueva ola, (…) hemos dado pasos concretos para poder afirmar que la economía está reflejando una recuperación (…) Faltan acciones por desplegar que complementen a raíz de este prolongado COVID», expresó la funcionaria sin dar detalles.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo esta mañana que su gobierno envió una invitación a su homólogo estadounidense, Joe Biden, para una posible visita a México.

«Hay esa posibilidad. Nosotros le formulamos una invitación para que él visite México y tener una reunión, está proponiéndose para finales de septiembre», dijo el presidente en su conferencia de prensa matutina.

El anuncio se da luego de que el mandatario se reuniera con la delegación de alto nivel estadounidense que visitó la Ciudad de México ayer, encabezada por el asesor en Seguridad Nacional de Biden, Jake Sullivan, en el que se discutieron las estrategias para frenar el flujo migratorio y la reapertura de la frontera, entre otros temas.

En un comunicado difundido la noche de ayer, el gobierno federal dijo que en ese encuentro se acordó establecer una ruta de trabajo para un posible encuentro entre López Obrador y Biden. También se acordó el trabajo en conjunto para migración, así como programas de cooperación para impulsar el desarrollo en Centroamérica y el sur de México.

AMLO recibió durante dos horas en Palacio Nacional a la delegación estadounidense, con quienes tuvo una «conversación amplia» que derivó en «acuerdos y coincidencias».

«La reunión de ayer también fue muy provechosa, muy buena para los dos países. La llamada de anteayer con la vicepresidenta Kamala Harris, lo mismo», expresó López Obrador.

El presidente explicó que abordaron «cómo fortalecer América del Norte y toda América ante el crecimiento comercial de Asia», por lo que habrá un diálogo de alto nivel al respecto en un próximo encuentro en Estados Unidos.

Ambos gobiernos exploran «un acuerdo general», que incluye cooperación económica, la crisis migratoria, el desarrollo de Centroamérica y la reapertura de la frontera común, cerrada a los viajes no esenciales por la pandemia de COVID-19.

«Se está haciendo el llamado a que se abra la frontera, ellos están en ese tenor, ellos están de acuerdo. Sin embargo, vino esto del incremento de contagios y la variante Delta y se está analizando. Pero existe atención para que se normalice lo más pronto posible», expresó.

Recordemos que a inicios de junio, López Obrador recibió a la vicepresidenta Kamala Harris, quien también visitó Guatemala para tratar fundamentalmente la migración de personas indocumentadas hacia Estados Unidos.

A finales de septiembre están previstos los festejos por los 200 años de la independencia de México y ha sido habitual que López Obrador invite a mandatarios extranjeros a este tipo de conmemoraciones.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció este martes su renuncia tras las acusaciones de acoso sexual en su contra, que fueron recabadas y presentadas en un informe presentado por la Fiscalía del estado la semana pasada.

En una rueda de prensa, Cuomo aseguró que asumía «toda la responsabilidad» por sus acciones, y reiteró que ha habido «cambios generacionales o culturales» que no ha sabido entender.

«Asumo toda la responsabilidad por mis acciones (…). En mi mente nunca he cruzado una línea con nadie, pero no me di cuenta de cómo se han redibujado las líneas. Hay cambios generacionales y culturales que simplemente no aprecié completamente y no debería haber excusas», dijo el demócrata.

Sostuvo que una «controversia política» como la que atraviesa consumirá «tiempo y dinero que debería ser utilizado combatiendo la COVID-19», por lo que optaba por «dar un paso a un lado» después de días de críticas. Su renuncia, que se hará efectiva en 14 días.

Cuomo ha dicho que el informe que ha desencadenado su dimisión, en el que se resalta que acosó sexualmente a 11 mujeres en el entorno de trabajo, tiene «problemas serios y defectos», como que las alegaciones más graves «no tienen una base factual creíble», aunque ofreció «disculpas» a las mujeres por «ofenderlas».

«A las 11 mujeres a las que ofendí de verdad, me disculpo profundamente», agregó, admitiendo que ha errado con gestos que consideraba «amistosos», como abrazos y besos, y reivindicando que hay «una diferencia entre la conducta inapropiada que se alega y el acoso sexual que se concluye».

Al final de su mensaje, en el que aseguró a sus tres hijas no haber «faltado al respeto intencionalmente nunca» a ninguna mujer, argumentó que el potencial proceso de destitución que enfrenta supondrá «meses de litigación» en «uno de los tiempos más difíciles para el gobierno desde hace generaciones».

«El Gobierno necesita funcionar, necesita dar resultados. Es una cuestión de vida o muerte. Malgastar energías en esto es la última cosa que debería estar habiendo el Gobierno estatal, y no puede ser», explicó. Agradeció a los neoyorquinos su confianza y destacó lo logrado durante su mandato.

A Cuomo lo relevará la vicegobernadora actual, la demócrata Kathy Hochul, de 62 años, que se convertirá en la primera mujer en ocupar el cargo de gobernador de Nueva York.

La abogada de Cuomo, Rita Glavin, ofreció minutos antes una rueda de prensa en la que, igual que el pasado viernes, denunció la falta de objetividad del informe presentado por la Fiscalía General, repasó y restó credibilidad a las alegaciones contenidas y denunció que ha habido omisiones de datos que lo equilibrarían.

Glavin reiteró que la oficina de la fiscal no le ha permitido acceder a las pruebas y transcripciones de las entrevistas realizadas para poder hacer alegaciones dentro de plazo al comité judicial de la Asamblea Legislativa que lo investiga para un posible juicio político, por lo que vaticinó que «no será un proceso justo».