Tag

INE

Browsing

El Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, llamó a crear una alianza estratégica entre instituciones electorales, periodistas y ciudadanía para defender la democracia.

En el marco de la discusión de la reforma electoral, y el llamado Plan B del gobierno federal para hacer cambios en las leyes secundarias que, han sido señalados tienen la finalidad de afectar al INE, Córdova Vianello defendió lo que por años se ha construido.

La alianza “es indispensable para preservar lo que por tantos años hemos construido y defendido de forma colectiva” y se necesitan “sociedades que, aún en tiempos adversos, sigan apostando por la libertad y la democracia”.

Al reflexionar sobre el papel que juega el periodismo en la democracia y en la integridad electoral, aseguró que cuidar de la democracia “es cuidar del buen periodismo”, y citó a la filósofa española, Adela Cortina: “no hay democracia sólida sin periodismo ético”.

Córdova Vianello explicó la democracia vive tiempos inéditos en los que se enfrentan graves desafíos que han llevado a cuestionar a la supervivencia de la misma; entre los fenómenos disruptivos que señaló se encuentra la desinformación, la proliferación de información falsa, el auge de los discursos de odio y la polarización de las sociedades.

El Consejero Presidente dijo que el periodismo es necesario para «prevenir y combatir los fenómenos disruptivos, para poner límites a los autoritarismos y preservar la salud de los regímenes democráticos».

Añadió que el autoritarismo es, por definición, intolerante a la crítica y repelente al escrutinio público, y añadió que los regímenes autoritarios requieren de una prensa «adormecida, fiel, sumisa», que, lejos de trabajar para la ciudadanía, esté al servicio del propio régimen.

La dirigencia nacional del PAN hizo un llamado a la sociedad civil que salió a manifestarse el pasado 13 de noviembre, para que se mantenga vigilante ante el «constante asedio» del régimen en contra el Instituto Nacional Electoral (INE).

Marko Cortés Mendoza, presidente nacional del partido, destacó que la marcha fue solo el inicio de una lucha social en defensa de la democracia y las libertades en nuestro país, y subrayó que hoy México necesita que la ciudadanía siga muy de cerca el proceso legislativo que se lleva a cabo en la Cámara de Diputados.

“Es muy importante no perder de vista que el INE, la democracia y las libertades están amenazadas, que la reforma electoral sólo es un eslabón más en la cadena del autoritarismo del régimen morenista, que busca desaparecer, controlar o debilitar al árbitro electoral, buscando que regresen los viejos tiempos del partido único que organizaba las elecciones e imponía el resultado”, expresó.

Cortés Mendoza advirtió que el gobierno y su partido recurrirán a sus trampas de siempre y, sobre todo, van a tratar de controlar el INE mediante el nombramiento de consejeros a modo.

Hizo un exhorto a la ciudadanía a estar muy atenta a la integración del Comité Técnico evaluador que propondrá a los consejeros porque ahí puede estar la trampa.

Recordemos que la Jucopo de la Cámara de Diputados propondrá a 3 de los 7 integrantes de ese comité, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) 2 y el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) otros dos.

Reclamó que «como la CNDH ha pasado a ser un órgano más de Morena, podría esperarse que la morenista presidenta de la CNDH proponga a 2 morenistas para el Comité Técnico evaluador. Así que la sociedad y los partidos de oposición debemos actuar en conjunto, con hechos, pues la vida democrática del país está en grave riesgo», indicó.

«Pido a la ciudadanía que vigile a todos los actores políticos, en especial a los legisladores, para que cumplamos con rectitud y de cara a la nación en la defensa de nuestra democracia; para nosotros no hay mayor objetivo que defender al INE y por eso estamos listos para actuar a favor de México», dijo Cortés Mendoza.

Recordemos que son cuatro los consejeros electorales a quienes se les termina su periodo constitucional el próximo año, por lo cual habrá un proceso para reemplazarlos.

La oposición ha venido señalado que sería un error de Morena, si como revancha política al no lograr la reforma electoral, pretendiera imponer a los nuevos consejeros electorales.

Al respecto, Morena ha sido claro en señalar que no habrá negociación, ni concertación o reparto de cuotas en el proceso para elegir a los nuevos consejeros, al grado de decir que preferirían la  insaculación para llegar al objetivo.

Los coordinadores parlamentarios del PAN, PRI y PRD en la Cámara de Diputados, anunciaron que sus bancadas caminarán juntas en el proceso de renovación de los cuatro consejeros electorales a quienes se les termina su periodo constitucional el próximo año.

Los legisladores apuntaron que la decisión se toma junto al trabajo conjunto que harán en contra de la reforma electoral, lo cual marca el regreso de la coalición legislativa ‘Va por México’.

Indicaron que sería un error de Morena, si como revancha política al no lograr la reforma electoral, pretendiera imponer a los nuevos consejeros electorales.

El coordinador de la bancada del PAN, Jorge Romero, señaló que buscará que los nuevos consejeros sean personas que realmente entiendan la responsabilidad que habrán de asumir a la hora de formar parte del Consejo General del INE, además de que cuidarán que no tengan una «gota de parcialidad».

Ante las declaraciones que hiciera el coordinador de Morena, sobre que no habrá negociación, ni concertación o reparto de cuotas en el proceso para elegir a los nuevos consejeros, al grado que preferirían la  insaculación para llegar al objetivo, fue Ruben Moreira, coordinador de la bancada tricolor, quien se manifestó.

El legislador recordó que el proceso está establecido en la Constitución y la insaculación se puede impedir con debates y con la votación; aunque reconoció que de no lograrse el acuerdo, sí se tendrá que recurrir a esto, que también lo contempla la ley.

Luis Cházaro, líder del grupo del PRD, respaldó a sus compañeros coordinadores y dijo que caminarán juntos en buscar mecanismos democráticos para el nombramiento en las elecciones de los consejeros del próximo año.

Insistió en que sería un error de Morena querer imponer a estas nuevas figuras, pues sería cuestionada la democracia y la imparcialidad de la autoridad electoral.

En ese sentido advirtió que estarán vigilante de que los perfiles cumplan con lo que la ley plantea y que es que sean personas de probada calidad y completamente autónomos.

Luis Cházaro finalizó señalando que un insaculado no puede llevar a cabo la elección de un país de 130 millones de personas, «hay que tener experiencia y expertise».

Luego de la movilización que hubo en la Ciudad de México el domingo pasado, convocada por organizaciones ciudadanas y partidos de oposición en defensa del INE y la democracia, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció que encabezará una marcha el próximo 27 de noviembre.

El presidente hizo un llamado a los ciudadanos a asistir a una marcha, que él encabezará, el domingo 27 de noviembre. El contingente saldrá del Ángel de la Independencia en punto de las 9:00 am y, a diferencia de lo ocurrido el pasado domingo, esta culminará en Zócalo.

Una vez en la plancha del Zócalo, López Obrador dará su  Informe de Gobierno por los 4 años del inicio de su administración. Este informe estaba originalmente planeado para llevarse a cabo el 1 de diciembre, sin embargo, el presidente indicó que mucha gente le pidió hacerlo en domingo para que pudieran asistir.

«Muchos quieren venir, de todo el país, a participar, este es un movimiento de millones» dijo el mandatario, señalando que también servirá para medir qué tan contenta está la gente con la Transformación que se está llevando a cabo.

Dada la cercanía con la marcha de la oposición, que sorprendió con su poder de convocatoria, AMLO rechazó que se trate de una respuesta directa, con la que Morena y la 4T busquen mostrar «músculo».

«No, es que íbamos a hacer el informe, pero ayuda la marcha, además ya me estoy ‘aburguesando’ mucho» al no participar en movilizaciones ciudadanas, respondió.

LUIS DE LA CALLE

EL UNIVERSAL

 

El papa Francisco mencionaba esta semana que no debe escucharse el canto de las sirenas y debe rechazarse el populismo. En virtud de su atractivo, la única manera de lograrlo es con alta participación ciudadana, sobre todo en las urnas. La manifestación del domingo hace una importante contribución al defender una idea, la de la imparcialidad de la democracia, y fomentar una amplia participación. El éxito de la marcha está íntimamente relacionado con la constatación que hacen los votantes del papel ciudadano en la organización y escrutinio de los votos en las jornadas electorales. Los millones de personas que han manejado las casillas en elecciones recientes son la principal razón de la relativa popularidad del Instituto Nacional Electoral (INE). El mexicano sabe que lo único que funciona bien del proceso sucede en la jornada electoral gracias al concurso ciudadano. Los candidatos y partidos reciben mucho menos crédito, probablemente el que se merecen.

El éxito del INE está en su ciudadanización, pero no sólo de su Consejo General sino del conteo ciudadano del voto. Por ello, para mejorar el sistema democrático, cualquier propuesta que se haga debe tener como objetivo un mayor papel ciudadano. Las del Ejecutivo, sin embargo, van en sentido opuesto a pesar de que quieran disfrazarlas de ciudadanía. Tanto la propuesta de elección de consejeros del INE como de magistrados electorales, como la desaparición de los diputados de distrito, ponen una mayor distancia entre ciudadanos, sociedad y la clase política. Lo que se conseguiría sería delegar hacia arriba, a las cúpulas partidistas, la selección de las listas, y su orden, para la elección de consejeros, magistrados y diputados. Un puñado de líderes partidistas decidirían quiénes podrían salir electos para estos puestos.

Si hubiera un interés genuino de impulsar una reforma democratizadora se propondría instaurar la segunda vuelta, de tal suerte que la elección final la califiquen los ciudadanos con su voto, se quitaría el candado para que la reelección no tenga que ser con el mismo partido, se prohibiría la elección inmediata de plurinominales y se abaratarían las campañas al hacerlas más cortas para así poder recortar recursos públicos a los partidos. Nada de esto está, ni estará, en la mesa de discusión. Por el contrario, si Morena no consigue los suficientes votos para modificar la Constitución, buscará reformas que requieran mayoría simple a pesar de su dudosa constitucionalidad, reducirá el presupuesto del INE o intentará que los cuatro nuevos consejeros inclinen la balanza del Consejo General a su favor. Las próximas semanas serán decisivas para saber si en 2024 se contará con instituciones electorales que garanticen la certidumbre del resultado electoral.

Los partidos políticos, Morena, el Partido Verde y el Partido del Trabajo incluidos, tienen una alta responsabilidad no sólo en el posicionamiento que tomen y los votos que emitan en el proceso legislativo, sino en el uso de métodos democráticos en la selección de sus candidatos. Es necesario que muestren sus credenciales democráticas no sólo en la discusión de reformas electorales, sino en sus prácticas cotidianas, la más importante de ellas, la selección de candidatos.

Es tarde para que muestren su compromiso con la democracia en la definición de candidatos para el estado de México y Coahuila, pero están a tiempo de proponer un proceso competitivo y abierto para la selección de candidatos para la elección presidencial de 2024.

Los partidos políticos son de interés público y reciben financiamiento de recursos ciudadanos por medio de generosas asignaciones presupuestarias. Esta calidad los obliga a comportarse de manera congruente con los principios de la democracia y, por lo tanto, organizar elecciones primarias abiertas (de manera doble en términos de candidatos y votantes) tanto para candidatos de partidos como de coaliciones. En el pasado reciente, los partidos han abusado de las coaliciones como estrategia jurídica para darle la vuelta a sus propios estatutos. Hacerlo es contrario al espíritu de la ley y hasta contraproducente desde el punto de vista electoral, ya que las primarias funcionan como un buen filtro para medir la viabilidad electoral de las personas. Es un método muy superior a las encuestas.

En vista de la alta probabilidad de que haya coaliciones en 2024, lo más importante ahora es qué proceso se utilizará para la selección de candidatos. Las dos posibles coaliciones (Morena, Verde y Trabajo, por un lado, así como PAN, PRI y PRD, con o sin Movimiento Ciudadano, por el otro) deben optar por un proceso abierto y competitivo. La manera más sencilla de visualizarlo es la siguiente: 1. Permitir la inscripción de múltiples candidatos, aun aquéllos que no sean miembros de alguno de los partidos. 2. En función del número de precandidatos, organizar debates de hasta diez cada uno y en varios grupos con aquellos con mayor preferencia repartidos entre ellos, como en el Mundial de futbol. 3. Eliminar a dos o tres de los precandidatos en cada debate en función de las preferencias que se conciten, de manera electrónica por voto en una aplicación celular. 4. Seleccionar como candidato a aquélla o aquél que obtenga la mejor calificación en el último debate.

Los gastos de este proceso deben ser sufragados con los recursos que el INE transfiere a los partidos para la organización de campañas. El voto electrónico disminuye sensiblemente el costo del proceso. Los partidos obtienen a cambio una alta atención ciudadana, un proceso abierto y competitivo que los hace más atractivos y que representa un mea culpa sobre sus métodos anteriores cerrados y cupulares, así como la probabilidad de contar con candidatos atractivos.

Si una de las coaliciones opta por un método digital a la antigua, ese mismo hecho subrayará la naturaleza de su liderazgo y de su candidato.

El diputado Sergio Gutiérrez Luna de Morena afirmó que México contará con una reforma electoral que refuerce el poder del pueblo, independientemente de que la oposición contribuya o no en favor de la democracia.

El legislador expresó que la reforma responderá a las exigencias de la gente, que ha sido clara en señalar que «no quiere árbitros electorales vendidos o que le deban el cargo a una facción política».

«Queremos una reforma electoral para acabar con los gastos excesivos que ustedes están defendiendo, que se acaben sus viáticos, su atención hospitalaria privada, el seguro de separación y hasta su dote matrimonial», sostuvo el diputado.

Gutiérrez Luna puntualizó que las modificaciones que se buscan realizar de ninguna manera pretenden desaparecer al Instituto Nacional Electoral (INE) como la oposición ha difundido, sino simplificar su estructura administrativa, eficientar su labor para que ofrezca las garantías de imparcialidad a todos los actores y reducir el financiamiento de los partidos políticos.

En ese sentido, afirmó que lo que se defendió el pasado domingo en la marcha, fueron los privilegios de los consejeros del INE. «Por eso su marcha fue racista y clasista (…) eso sólo evidenció su sometimiento al poder económico, los dibujó de cuerpo entero».

Al respecto, esta mañana el presidente López Obrador insistió en su llamado ‘plan B’ ante el eventual fracaso de la reforma electoral que mandó al Congreso.

Dijo que sigue «viendo sin violar la Constitución» qué cambios se pueden realizar a la ley electoral con el fin de «avanzar en la democracia».

Recordemos que desde ayer, López Obrador planteó esta posibilidad debido a que reconoció que Morena y alidos no cuentan con los votos necesarios para aprobar una reforma constitucional, que necesita el aval de las dos terceras partes de los legisladores.

«¿Hasta dónde puedo con la nueva iniciativa? Pues solo lo que signifique reformar la ley, estoy analizando porque estos coparon todo, por ejemplo en la Constitución está el mecanismo para la elección de los consejeros y si no se reforma la constitución no se puede en una ley secundaria», dijo AMLO, descartando así modificar ese punto.

Sin embargo, dijo que algo que sí se podría hacer, sin tocar la Constitución, es reducir el presupuesto del INE sin violar la Constitución, algo que ha sido señalado por la oposición como una medida para ‘estrangular’ a la autoridad electoral.

Otro de los cambios que dijo está considerando proponer a la ley secundaria es lo relativo a la compra de votos.

«Dejaron abierta la puerta para la compra de los votos, ese es un mecanismo, el otro mecanismo es la manipulación en los medios y eso aunque no haya reforma nosotros vamos a continuar concientizando pero el dinero si se puede controlar y eso sí puede ir a la ley secundaria, los monederos electrónicos, la compra de los votos, no les va a servir su dinero además ya está establecido en la Constitución y eso lo logramos de que es delito grave el fraude electoral», añadió.

Recordemos que las reformas a las leyes secundarias requieren del aval de la mayoría simple, algo que Morena y partidos aliados sí reúnen en ambas Cámaras.

López Obrador parece haberse apropiado de una de las demandas de la marcha del pasado domingo, pues llamo a todos lo mexicanos a defender la democracia, aunque para él, eso es defender la reforma constitucional en materia electoral.

El senador de Morena, Ricardo Monreal, fijó postura sobre la marcha que se vivió el pasado domingo en distintas partes del país, específicamente la que se realizó en la Ciudad de México, en defensa del INE y a favor de la democracia.

«Mi opinión sobre la marcha es que debemos respetarla, que toda libertad de opinión, libertad expresión, de imprenta, de reunión y libertad de manifestación, entre otras, están garantizadas por la Constitución y son parte fundamental de nuestras garantías individuales. Yo simplemente respeto la Constitución y la ley», dijo el legislador.

El también coordinador de la bancada de Morena en el Senado dijo que la marcha debería llevar a la reflexión y atender las demandas que ahí se hicieron. Rechazó, por el contrario, descalificar el ejercicio como lo ha hecho el propio Presidente de la República y gran parte de Morena.

En cuanto a la visita que hizo ayer el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, Monreal Ávila dijo que uno de los temas que abordaron fue la reforma electoral, sobre el cual le hizo ver la posición del Senado, que es que una vez que concluya en la Cámara de Diputados, el Senado hará un estudio minucioso, serio y una revisión puntual de lo que la Cámara de origen apruebe.

Sin embargo, sorprendió al decir que no se usará la mayoría que tienen para imponer, además de que se actuará con seriedad y responsabilidad y no se avalará una reforma que implique regresiones, lo que dejó ver que podría seguirse una línea más cercana a la de la oposición que a la del propio gobierno.

«Sólo decirles a todos, una parte de México que está expresándose, esa parte tiene que ser escuchada desde mi punto de vista en el Poder Legislativo; no me meto consideraciones del Ejecutivo, porque el Ejecutivo presentó la iniciativa y ahora está en el campo jurídico de legislativo; pero a los que han expresado distintos puntos de vista sobre la reforma electoral les puedo decir con toda honestidad que no se preocupen, en el Senado vamos de hacer las cosas con seriedad y responsabilidad constitucional. No vamos a actuar de manera improvisada, no vamos a actuar de manera precipitada», sostuvo el senador.

Insistió en que como siempre se ha hecho en el Senado, se actuará con mucha responsabilidad, dignidad y prudencia, que es lo que exigen los ciudadanos de todos los niveles y de todos los partidos y creencias.

«Así que mientras estemos aquí, no deben preocuparse. Vamos a escucharlos y vamos a legislar con responsabilidad», enfatizó.

Confió en que una vez que la reforma electoral llegue al Senado, se hará un estudio minucioso, para que entre todos los grupos parlamentarios lleguen a un acuerdo sobre el dictamen, buscando construir mayorías calificadas o unanimidades, con el fin de que no haya ninguna dificultad en la interpretación de la reforma.

Aseguró que se escuchará a la ciudadanía, a todos los grupos, no imponiendo, y no permitir regresiones o acabar con conquistas ciudadanas. «Lo que sea para el para el bien del país, para la transparencia y la democracia, es lo que haremos.  Por eso les garantizo que vamos a hacer bien las cosas».

Pero, ¿qué hubo detrás de la marcha y cuáles fueron las otras reacciones? En Broojula, Ana Paula Ordorica platica con Carlos Bravo Regidor, analista político, sobre el ejercicio que el presidente calificó como un ‘sriptease político’.

El presidente Andrés Manuel López Obrador se lanzó este lunes en contra de los cientos de miles de mexicanos que salieron a las calles ayer, en defensa de la democracia y del Instituto Nacional Electoral (INE).

Aseguró que quienes marcharon en el fondo lo hicieron pues están en contra de la transformación que se está llevando en el país, ocupando el tema de la defensa del INE como un pretexto.

«Lo hicieron a favor de los privilegios que ellos tenían antes del gobierno que represento, lo hicieron a favor de la corrupción, lo hicieron a favor del racismo, a favor del clasismo, de la discriminación, ese es el fondo».

Cuestionado sobre la partipación de José Woldenberg como único orador en la marcha de la Ciudad de México, el presidente fue claro al señalar que se da «baños de pureza» al pareticipar en estas movilizaciones cuando él «convalidó fraudes electorales» cuando estuvo al frente de la autoridad electoral.

«Le voy más a la maestra Elba Esther, porque esa no se da baños de pureza, es más sincera que Woldenberg. Porque lo que más molesta es la hipocresía, la simulación».

Acusó que el consejero presidente del IFE, como muchos otros de quienes convocaron a las marchas de ayer quien un pueblo sin poder y un poder en donde solo participen algunos cuantos.

Recordó que fue Woldenberg quien firmó en el 2006 un desplegado negando el fraude que se cometió por el que se robaron la Presidencia.

Insistió en sus señalamientos de que Woldenberg es el «maestro» de todos los que se han mantenido en el INE, quienes tienen un «pensamiento conservador, nada más que muy hipócrita».

Y es que ayer, Woldenberg  fue el orador en el Monumento a la Revolución, donde llegó el contingente que salió del Ángel de la Independencia. En su mensaje, indicó que el todos los asistentes tenían un solo objetivo: defender el sistema electoral que se ha construido a lo largo de muchas generaciones.

Recordó que fueron ocho reformas las que se han llevado a cabo entre 1977 y 2014, las cuales que han permitido la convivencia y competencia de la pluralidad y la estabilidad políticas, la trasmisión pacífica de los poderes públicos y la ampliación de las libertades.

«La titularidad del Poder Ejecutivo ha cambiado y lo ha conquistado el partido A, el partido B y el partido C. El Poder Legislativo ha recogido los cambios en las preferencias políticas de millones de mexicanos; las minorías de ayer son las mayorías de hoy y en todo el país, ese proceso se repite y se ha naturalizado a lo largo de casi tres décadas. No llegamos a una estación final. Tampoco a un paraíso. Apenas a una germinal democracia pero que nos ha permitido asentar la pluralidad política y que la misma pueda coexistir y competir de manera pacífica», dijo ayer Woldenberg ante los asistentes.

Acusó que buena parte de lo edificado se quiere destruir desde el gobierno.

«México no puede volver a una institución electoral alineada con el gobierno, incapaz de garantizar la necesaria imparcialidad en todo el proceso electoral. Nuestro país no merece regresar al pasado porque lo construido permite elecciones auténticas, piedra angular de todo sistema democrático», añadió.

Dijo que México no puede centralizar todos los procesos electorales en dos instituciones, el INE y el Tribunal Electoral, quienes dijo, no podrán realizar con eficiencia lo que hoy encuentra cauce y solución en 32 entidades soberanas, los llamados OPLE’s

Fue claro en señalar que México no merece una reforma constitucional en materia electoral impulsada por una sola voluntad, en referencia al presidente López Obrador.

«No a la destrucción del INE. No a la destrucción de los institutos locales. No a la destrucción de los tribunales locales. No a la pretensión de alinear a los órganos electorales a la voluntad del gobierno. No al autoritarismo. Sí a la democracia.Sí a un México democrático», finalizó Woldenberg su participación.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) minimizó las movilizaciones que se registraron ayer en distintos puntos del país, centrándose en la marcha ocurrida en la Ciudad de México en contra de la reforma electoral que presentó al Congreso.

«Lo del INE fue una excusa, una bandera, pero en el fondo los que se manifestaron ayer lo hicieron en contra de la transformación que se está llevando (a cabo) en el país, lo hicieron a favor de los privilegios que ellos tenían antes del gobierno que represento», dijo al ser consultado sobre el tema.

López Obrador se refirió a la movilización como un «striptease político», pues dijo, la mayoría de los que asistieron, se decían apartidistas, dejando ver así que ahora han tomado partido y dejan ver por fin de qué lado están.

«Yo creo que fue muy importante la marcha de ayer, fue como una especie de ‘striptease’ político público del conservadurismo en México, y esto es muy bueno, porque si no emerge esto se mantiene soterrado y hace mucho daño», apuntó.

En un intento de restarle importancia, AMLO afirmó que «no participó mucha gente». Y aunque no mantuvo la cifra que dieron las autoridades capitalinas, que era de 12 mil personas, el presidente señaló que habrían asistido entre 50 y 60 mil personas.

Indicó que a la oposición aún le falta aplicarse, pues con eso no hubieran llenado ni la mitad del Zócalo capitalino.

«Ojalá y le sigan que se propongan llevar el Zócalo, las luchas aun cuando se traten de mezquindades requieren de perseverancia, de no cansarse, ni es una marcha y hasta el año que viene, no organicen otra, y al Zócalo», añadió.

Recordemos que las marchas de ayer fueron convocadas para rechazar la reforma electoral de López Obrador presentó, que ya se discute en el Congreso, y que entre cosas busca someter a voto popular la elección de los consejeros del INE y a los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

También eliminaría 200 diputados y 32 senadores, los llamados plurinominales; reduciría el financiamiento de los partidos políticos; redefiniría el concepto de «propaganda» para que el gobierno se pronuncie durante las elecciones, entre otras cuestiones.

Aún así, el presidente defendió que los señalamientos de una «supuesta agresión al INE no tiene fundamento, lo que se busca es lo contrario, es fortalecer la democracia».

Además, AMLO cuestionó la manifestación por la presencia de opositores, como el expresidente Vicente Fox, el excandidato presidencial del PRI, Roberto Madrazo y la exlideresa del SNTE, Elba Esther Gordillo. Dijo entre risas que esos perfiles están lejos de ser demócratas.

«Lo hicieron (asistir) a favor de la corrupción, lo hicieron a favor del racismo, a favor del clasismo, de la discriminación, ese es el fondo», agregó.

El Instituto Nacional Electoral (INE) agradeció la participación «multitudinaria», de quienes ayer salieron a las calles en diferentes partes del país, siendo la principal movilización la registrada en la Ciudad de México, donde descartó que los y las mexicanas salieron a las calles en favor del respeto a la institucionalidad democrática y la integridad electoral del país.

El INE señaló que los pronunciamientos que prevalecieron fueron en defensa del sistema electoral, que insistió, ha costado generaciones enteras construir.

«Para quienes laboramos en el INE, estas significativas manifestaciones ciudadanas, además de ser un valioso respaldo, constituyen un claro llamado de exigencia para que nuestro desempeño siga siendo imparcial, autónomo, independiente, objetivo, legal y con máxima transparencia», indicó el Instituto luego de las movilizaciones vividas.

Aunque autoridades capitalinas reportaron que a la movilización que salió del Ángel de la Independencia contó con un aproximado de 12 mil personas, diversos de los organizadores y convocantes señalaron que la asistencia fue de más de medio millón de personas.

Una de las organizaciones que convocó, Frente Cívico Nacional, indicó que en la Ciudad de México salieron a las calles 500 mil personas. Sin embargo, figuras como Guillermo Valdés Castellanos, ex director del CISEN en la administración de Felipe Calderón, estimó 640 mil asistentes.

Sin embargo, entre los mismos convocantes hubo discrepancia en los números, otros líderes y asistentes a la marcha, como Fernando Belaunzarán, hablaron de 200 mil asistentes.

«A toda la ciudadanía participante, incluyendo a muchos jóvenes que pronto serán ciudadanos y ciudadanas, el INE, SU INE, les agradece y les reitera que mantendrá su compromiso inquebrantable con la organización profesional de todos los procesos electorales de los años por delante, vigilando siempre que las contiendas ocurran en condiciones de equidad y que los diversos actores políticos cumplan con las reglas existentes», añadió el Instituto en su comunicado.

Entre los convocantes a las movilizaciones de ayer estuvieron figuras como los expresidentes Vicente Fox, Felipe Calderón, el líder de la oposición Claudio X. González y Gustavo de Hoyos. Los dirigentes nacionales del PAN, PRI y PRD). También se dejó ver la exlideresa del SNTE, Elba Esther Gordillo y diversos legisladores.

Foto: Twitter @JaviCorral1977

Luego del cambio que hicieran los organizadores de la marcha en defensa del INE que se llevará a cabo el próximo domingo en la Ciudad de México, para concentrarse en el Monumento a la Revolución, y que se replicará en más de 30 ciudades del país, el presidente celebró que haya manifestaciones por parte de la oposición.

Al ser cuestionado sobre el tema, López Obrador dijo que se darán todas las facilidades para que la movilización puedan concentrarse en el Monumento a la Revolución. Dijo que el derecho a manifestación se garantiza para todos los mexicanos, reconociendo que «costó mucho conseguirlo».

Dijo que por mucho tiempo no se permitía la libre manifestación de las ideas ni de libre tránsito para expresar posturas distintas a las del gobierno, por lo que ahora se garantizarán estos derechos. «Sabemos lo que es que bloqueen plazas y que prohíban hacer manifestaciones. Nosotros no podemos hacer lo mismo».

«Yo celebro que hay estas manifestaciones por dos razones; primero, porque se demuestra que vivimos en un país democrático y se garantiza el derecho a disentir; y segundo, porque se quitan máscaras, se combate la simulación, hay definiciones», sostuvo el presidente.

Sobre la participación de José Woldenberg, como único orador de la marcha del próximo domingo, AMLO dijo que no es ninguna novedad, pues acusó, «forma parte del grupo, es el maestro político de Lorenzo Córdova y de todo ese grupo».

El mandatario aprovechó para reiterar que su opinión es que sí hace falta una reforma electoral, pues insistió en que se gasta mucho en la organización de las elecciones: 20,000 millones de pesos, más lo que se le da a los OPLE’s y a los partidos políticos.

En ese sentido, volvió a reiterar que está demostrado que los consejeros del INE y los magistrados del TEPJF no garantizan imparcialidad ni elecciones limpias y libres. «Forman parte del fraude electoral que hemos padecido históricamente en México. Es una vergüenza que México sea de los países con más fraudes electorales en la historia».

Pese a que «celebra» la movilización de la oposición, acusó que los del bloque conservador no quieren que la democracia se consolide y que no existan los fraudes electorales. «Están muy molestos porque se acabaron los privilegios y ya no se permite robar. Se sentían los dueños de México y sobre todo les molesta mucho que se diga lo que antes se ocultada, les molesta mucho decir que hay racismo, clasicismo».

Habló sobre lo sucedido ayer en el vuelo a Yucatán, donde pasajeros del avión en que viajaba lo criticaron y le lanzaron consignas. Dijo que está muy consciente de que no todos los mexicanos comparten postura con él y con el gobierno.

Insistió en que en México había mucha simulación, al grado que había partidos paleros para simular que había democracia. «Puro choro mareador; ahora no, ahí van a estar agarrados, de la mano todos y eso es muy bueno porque mediatiza la simulación. Son tiempos de definiciones».

Afirmó que no todos los mexicanos deben pensar de la misma manera, pues eso si sería dictadura, tal como lo acusan erróneamente sus detractores. 

Sin embargo, aseguró que es claro que en México hay dos proyectos distintos y contrapuestos: el de sus adversarios, a quienes mueve el interés y el dinero, que es su verdadero Dios, «nada más que son muy hipócritas y son, repito: clasistas, racistas, aspiracionistas; se creen superiores, sabiondos, son también déspotas, son de los que maltratan a sus trabajadores».

Aun así, dijo que ve con mucho respeto a sus adversarios, y sostuvo que aunque los reaccionarios también son mexicanos, ellos (partidarios de la 4T) son distintos. «Vamos a estar pendientes de la movilización y que les vaya bien», finalizó.

El aspirante a la candidatura presidencial de la oposición, Santiago Creel, afirmó que quienes marcharán el próximo domingo en defensa del Instituto Nacional Electoral (INE) y la democracia, son más que los que integran la coalición del Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

En conferencia de prensa, el diputado del PAN señaló que si se remiten a los números, en las elecciones federales de 2021 la oposición obtuvo 23 millones de votos, en tanto que la coalición encabezada por Morena alcanzó solo 21 millones de sufragios.

“¿Qué quiere decir esto? Sí a las cifras nos vamos, quienes estaremos marchando el próximo domingo, somos más que el partido del Presidente de la República y de su coalición gobernante”, precisó el legislador.

Creel Miranda explicó que la democracia parte de un principio básico: un ciudadano, un voto. Entonces, abundó el diputado, hay que tener mucho respeto por la coalición opositora que defiende al INE.

Destacó que, hasta el momento, se ha convocado a la marcha en 30 ciudades del país, con la participación de al menos 50 organizaciones civiles nacionales, “y si alguien quiere meter un jonrón el domingo, pues lo puede hacer, porque la marcha ya está trazada, no la traza el Presidente de la República”.

El también presidente de la Cámara de Diputados recordó que en caso de la CDMX, la marcha por la defensa del INE y la democracia partirá del Ángel de la Independencia y llegará al Monumento a la Revolución.

«Creo que puede ser la marcha más numerosa que ha habido en su historia por parte de demócratas que queremos un México de libertades y con un árbitro electoral auténticamente democrático», sostuvo.

Pese a los señalamientos que ha hecho el presidente de la tribunal de Palacio Nacional, y que ha sido replicado por sus seguidores, Creel Miranda aseguró que quienes van a marchar el domingo son parte del pueblo, de la soberanía y de la democracia. El protagonista de esta movilización, afirmó, debe ser ciudadano libre.

Creel Miranda defendió la participación de José Woldenberg, ex presidente del IFE y único orador en la marcha, pues dijo, «tiene la autoridad, el conocimiento, la práctica electoral necesaria y, sobre todo, la autoridad moral para expresar un discurso de defensa sobre INE, una vez que concluya la marcha”.

En tanto, el coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano, Jorge Álvarez Máynez, indicó que la marcha convocada para este domingo es totalmente ciudadana y no busca ningún protagonismo político.

Llamó a que los integrantes de los partidos políticos que asistirán a la marcha respeten el carácter ciudadano de la convocatoria. Además, pidió al presidente López Obrador que «deje de insultar a la gente que está teniendo una actitud cívica, que deje de acosar a las personas, a los liderazgos ciudadanos que han alzado la voz por la defensa del INE. Y, de ninguna manera, mezclar esto con un tema partidista».

En Broojula, Ana Paula Ordorica platica con Alejandra Latapí, integrante de la plataforma UNIDOS y ex consejera electoral del IFE, sobre la marcha del próximo domingo, que se produce en el marco de la discusión de la reforma electoral propuesta por el presidente y que afectaría la autonomía y funciones de la autoridad electoral.

El dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, presentó los resultados de la encuesta que el partido decidió mandar a hacer, para medir el sentir ciudadano respecto a reforma electoral que presentó el presidente López Obrador.

El ejercicio estuvo a cargo de Parametria y a diferencia de los realizados por el INE, esta encuesta fue hecha en vivienda. Se levantó entre el 5 y el 7 de noviembre en 800 hogares.

Según la encuesta presentada, el 60% de las y los mexicanos consideran que es necesario llevar a una reforma electoral, mientas que 34% indica que no lo es.

El dato contrasta con la encuesta del INE en septiembre, donde 51% veía necesaria la reforma y un 44% decía que no.

Los otros rubros que se midieron en la encuesta fueron:

  • Destinar menos recursos a los partidos políticos: 80% a favor y 16% en contra
  • Disminuir el número de diputados y senadores a nivel federal: 79% a favor y 16% en contra
  • Reducir los recursos que se le otorgan al INE: 75% a favor y 20% en contra
  • Que los consejeros y magistrados electorales sean elegidos directamente por la ciudadanía: 88% a favor y 8% en contra.
  • Ampliar el uso del voto electrónico: 60% a favor y 35% en contra
  • Desaparecer los institutos electorales estatales y tribunales locales: 49% a favor y 42% en contra.
  • Sustituir al INE por el INEC: 62% a favor y 29% en contra

«Decidimos repetir la encuesta que ya había hecho el Instituto Electoral, porque la derecha, los conservadores y algunos consejeros electorales han montado una campaña falsa de mentiras y desinformación, diciendo que nuestro Movimiento quiere atentar en contra de la democracia y que quiere desaparecer al INE. Eso es absolutamente falso; los resultados que hoy se están presentando son contundentes, el pueblo de México está en favor de la reforma del presidente Andrés Manuel López Obrador”, dijo Mario Delgado.

El morenista sostuvo que la reforma que busca fortalecer la vida democrática del país, y tener un nuevo arbitro electoral, que deje de ser una institución «plagada de burócratas millonarios, que se creen los ángeles de la democracia pero que en lo oscurito siguen obedeciendo a los partidos que lo pusieron en el cargo”.

En la encuesta también destacó la evaluación que la ciudadanía hace el INE. Si bien apoya en gran medida las propuestas de la reforma electoral, también califica positivamente el desempeño del Instituto.

76% califica como muy bueno o bueno la labor del INE, mientras que solo 12% lo califica como malo o muy malo. Un 11% lo califica como regular.

El dato sirvió para que el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, festejara que en la encuesta que levantó Morena, se confirmara que la «confianza ciudadana en el INE crece cada día», y es que en la encuesta que el Instituto mandó hacer en septiembre, la calificación era de 65% a favor, lo que representa un aumento de 11 puntos.

Mario Delgado no tardó en responder y dijo que si bien el INE cuenta con una opinión positiva, el tema central es que el «pueblo concuerda en que debe reformarse», pues el 75% está de acuerdo en terminar con el despilfarro en el INE y el 88% quiere que puestos como el de Consejero Presidente sean votados por el pueblo.

Más de 50 asociaciones hicieron este miércoles el anuncio oficial de la marcha que se llevará a cabo el próximo domingo, en 26 ciudades del país, en defensa del Instituto Nacional Electoral (INE), ante el intento de Morena y el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de vulnerar su autonomía mediante una reforma electoral.

«Queremos seguir viviendo en democracia. Con este INE llegaron y con este mismo INE queremos decidir en 2024», expresó Carlos Moris, representante de Sociedad Civil MX, en una conferencia de prensa.

La principal manifestación tendrá lugar el domingo a las 10:00 horas en la Ciudad de México, saliendo del Ángel de la Independencia al Monumento a la Revolución. Sin embargo, se replicará en otras ciudades como Guadalajara, Monterrey, Cancún, Mérida, Puebla, Ciudad Juárez y Tijuana.

Las agrupaciones que convocan a la movilización se oponen a la reforma que presentó López Obrador en abril pasado, y que ya se discute en la Cámara de Diputados, por la que se crearía el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC) en sustitución del INE.

Han señalado que el INE nació como un órgano autónomo para quitar el control de las elecciones al gobierno, entonces con el PRI en el poder.

La reforma electoral de AMLO también propone eliminar 200 diputados y 32 senadores, los plurinominales; reducir el financiamiento de los partidos políticos y redefiniría el concepto de «propaganda» para que el gobierno se pronuncie durante las elecciones.

Todas estas propuestas han sido fuertemente criticadas al ser señaladas como medidas que favorecerían al actual partido en el poder, Morena.

Las organizaciones rechazaron los ataques del presidente López Obrador, quien esta mañana volvió a acusar a quienes convocan y han confirmado su asistencia a la marcha del domingo, de ser conservadores y racistas.

«No somos clasistas, no somos racistas, mucho menos somos cretinos», respondió Édgar Gómez, representante de la organización Voto por el Clima MX.

En su conferencia de prensa, los organizadores aprovecharon para cuestionar el recorte de 4,500 millones de pesos que los Diputados aplicaron al INE para el Presupuesto 2023.

«El riesgo que corremos como nación, como sistema político y como ciudadanos, es que nos quiten nuestros derechos de forma repentina y al vapor, es por eso que pedimos una sola cosa: no tocar al INE hasta pasadas las elecciones de 2024», pidió el activista Diego Ernesto Díaz.

Entre los convocantes están agrupaciones que se han opuesto a otras iniciativas de López Obrador, como Resistencia por México, Renacimiento México, Frente Cívico Nacional, UNE, Sí por México, 50 + 1 y Misión Rescate México.

La representación de Morena ante el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), presentó una denuncia en contra del consejero presidente, Lorenzo Córdova, y al coordinador de Comunicación Social, por el uso indebido de recursos públicos, al haber ordenado levantar encuestas que sirvieron de promoción personalizada.

Mario Rafael Llergo, representante de Morena ante el INE, acusó al área de Comunicación Social del Instituto de haber «instruido levantar encuestas para conocer la opinión del pueblo sobre la Reforma Electoral y sobre la imagen del consejero presidente, violando con ello, los principios de transparencia, economía y otros de la función electoral».

“Por ello, solicitamos al Órgano Interno de Control del INE que investigue y en su caso, determine faltas administrativas graves en contra de Córdova y su coordinador de Comunicación Social», señaló el morenista.

Y es que Mario Rafael Llergo dio a conocer extractos de los sondeos que el Instituto ha mandado realizar, en abril y septiembre de este año, en los que se observa que se ha medido el conocimiento de la imagen del consejero presidente, Lorenzo Córdova.

«Dice Córdova que sus encuestas son para evaluar su estrategia de comunicación social. Entonces, ¿por qué utilizó recursos públicos para medir si el Pueblo lo conoce o no? ¿Se prepara para el 2024?», cuestionó el también diputado.

Señaló que, a pesar de que el ejercicio fue para evaluar el trabajo del INE y en el caso del primer levantamiento, para medir la consulta de revocación de mandato, se midió la aprobación del presidente López Obrador.

Lo que destacaron, fue que se consulta si conocen o no a Lorenzo Córdova.

«En democracia, cualquier mexicano puede aspirar legítimamente a un encargo público, pero ¿Por qué se mide con recursos públicos? ¿Estamos ante un vulgar caso de culto a la personalidad o cómo beneficia al Pueblo esta información?» sostuvo Mario Rafael Llergo.

Al conocerse la información, Euripides Flores, representante suplente de Morena ante el INE preguntó en redes sociales si Lorenzo Córdova se alista para encabezar la oposición ahora que termina su gestión como consejero presidente.

La representación de Morena también cuestionó que, en medio de las fuertes críticas que pesan sobre el ocultamiento de las encuestas y la medición de su imagen, el consejero presidente prefiere salir del país a recibir un reconocimiento en Costa Rica.

Rubén Álvarez, coordinador de Comunicación Social del INE, respondió a los señalamientos hechos por Morena, asegurando que el objetivo de los  ejercicios era evaluar la imagen y la percepción de la ciudadanía sobre el Instituto, sus funciones, el cumplimiento de sus objetivos y, a partir de estos estudios, evaluar y definir las estrategias de comunicación y difusión.

Defendió que en ese sentido era importante conocer la forma en que es percibida la persona titular del INE, ya que «quien preside o encabeza una institución es quien tiene a su cargo funciones de representación en diversos espacios institucionales (dentro y fuera del país), de vocería en materia de comunicación (aunque no sea la única) y de toma de decisiones al interior de la institución, entre otras funciones».

El funcionario sostuvo que con la información que se obtuvo de las encuestas, no se implementó ninguna medida que pudiera implicar, sugerir o evidenciar promoción personalizada. Además, reiteró en que Lorenzo Córdova ha manifestado que no busca «candidatura alguna de elección popular, incluyendo la presidencial, para el 2024″.

En el dictamen Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2023 se perfilan recortes a órganos autónomos, siendo la mayor reducción el contemplado para el Instituto Nacional Electoral (INE), al que se proyecta quitar 4 mil 475 millones 501 mil 178 pesos.

De acuerdo al dictamen que comenzó a circular el pasado fin de semana, el recorte, que equivale al 24% del dinero que solicitó el Instituto, con lo que pasaría de 24 mil 696 millones de pesos a 20 mil 221 millones.

En total, los recortes a órganos autónomos asciende a poco más de 6 mil millones de pesos, recursos que serán destinados a la Secretaría del Bienestar para los diferentes programas sociales.

A la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE) se le recortarían 33 millones de pesos menos; al INAI 18 millones de pesos y al IFT 17 millones de pesos, por mencionar algunos,

El Poder Judicial también tendría una reducción de mil 425 millones de pesos, mientras que al Poder Legislativo se le estaría recortando el presunto en 466 millones de pesos.

Ante los embates que libra, el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova, hizo un llamado a la defensa de las instituciones democráticas, que dijo, son producto de luchas colectivas.

“Todos juntos defendamos una institución que es un patrimonio de las y los mexicanos y, con autocrítica, propongamos mejoras, pero no permitamos que esta institución que tanto nos costó construir caiga en manos de una facción política que es legítima y que llegó al poder por la vía de las urnas gracias al trabajo que ha desarrollado”, dijo Córdova Vianello en una sesión de la Junta General Ejecutiva.

El Córdova Vianello consideró que es claro que, en varios países del mundo, hay una embestida en contra de las autoridades electorales, caracterizada por la desinformación, los ataques personales e institucionales y la asfixia presupuestal.

Sostuvo que en el INE son guardianes de la democracia, pero también son responsables del mantenimiento del orden constitucional, que acusó, «hoy ha sido vulnerado por otra institución».

Lorenzo Córdova revindicó su responsabilidad constitucional, como Presidente del INE, de defender a la institución frente a mentiras que se difunden desde otras instituciones y poderes; por ejemplo, que el INE es la institución electoral más cara del mundo o que en México las elecciones son las más costosas del orbe.

“Dejemos el discurso de los fraudes y la descalificación de la autoridad electoral y cuidemos una institución que es de todas y todos los mexicanos”, invitó.