Tag

INEGI

Browsing

La Inversión Fija Bruta cayó un 14.7% en octubre de 2020 frente al mismo mes del año anterior arrastrada aún por la crisis de la pandemia de Covid-19, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Inegi indicó que se obtuvo dicho resultado por los decrementos de 17% en el gasto de maquinaria y equipo total y de 12.7% en la construcción.

De esta manera, en el acumulado de enero a octubre, la Inversión Fija Bruta acumula una disminución del 19.5%.

En contraste, según datos ajustados por estacionalidad, la Inversión Fija Bruta creció 2.8% en octubre pasado frente al mes precedente, gracias a los aumentos de 4.7% de la construcción, y de 0.1% de la maquinaria y equipo.

«Después del rebote de junio 2020 al iniciar la nueva normalidad, la recuperación de la inversión fija bruta se ha ralentizado», observó Julio Santaella, presidente del Inegi.

Octubre fue el quinto mes de la llamada nueva normalidad, una gradual reapertura social y económica del país tras el cierre de actividades en abril y mayo por la pandemia de coronavirus.

En 2019 la Inversión Fija Bruta se contrajo 4.9%, mientras que creció 0.6% en 2018 y disminuyó un 1.5% en 2017.

La Inversión Fija Bruta permite tener «un amplio conocimiento» sobre el comportamiento de la inversión en el corto plazo, de acuerdo con el Inegi. Está integrada por los bienes utilizados en el proceso productivo durante más de un año y que están sujetos a derechos de propiedad.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) subió 0.38% en diciembre, frente al mes previo y con ello la inflación anual se ubicó en 3.15%, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La inflación de 2020 es mayor a la registrada en 2019 que fue de 2.83%, y menor a la de 4.83% de 2018, indicó el Instituto.

El índice de precios subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la carestía general debido a que elimina artículos de alta volatilidad en sus precios, como los agropecuarios, energéticos y tarifas del gobierno, avanzó 0.55% mensual y dejó la tasa anual en 3.80%.

Dentro del subgrupo de bienes y servicios subyacentes, las mercancías tuvieron un aumento mensual en diciembre de 0.77% y los servicios 0.30%, mes contra mes. En términos anuales, las mercancías subieron 5.52% y los servicios 1.95%.

«Apoyado en caídas de los precios de frutas y verduras, en diciembre 2020 el Índice Nacional de Precios al Consumidor registró un alza de 0,38 % mes contra mes, la menor para dicho mes en 8 años», apuntó Julio Santaella, presidente del Inegi. Precisó que la inflación anual alcanzó la menor tasa desde mayo 2020.

La tasa de los no subyacentes bajó 0.13% mensual en diciembre y alcanzó un incremento anual de 1.18%. Al interior del índice no subyacente, los precios de los productos agropecuarios crecieron un 3.96% en 2020, mientras que los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno bajaron 0.81%.

Los datos presentados son cercanos a la meta del Banco de México (Banxico) de una inflación anual de 3% con un rango de más/menos un punto porcentual.

Por otro lado, el Inegi informó que durante diciembre de 2020, el Índice Nacional de Precios Productor (INPP) presentó un incremento de 0.27% mensual, con una tasa anual de 3.71%. Esto fue «impulsado principalmente por los precios de bienes y servicios de uso intermedio», indicó Santaella.

En el mismo mes de 2019 incrementó 0.45% mensual, mientras que aumentó 1% anual.

Por grupos de actividades económicas, los precios de las actividades primarias en 2020 aumentaron 7.44%, mientras que los de las secundarias crecieron 4.60% y los de las actividades terciarias 1.55% a tasa mensual.

La venta de automóviles en el país cayó un 28% anual en 2020 hasta un total de 949,353, la cifra más baja desde 2012, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Adicional, las ventas al público registradas por la industria automotriz en diciembre pasado fueron las menores para un diciembre desde 2010.

Los datos indican que el año pasado se vendieron 368,578 vehículos ligeros menos que en 2019, cuando la venta fue de un millón 317 mil 931 unidades.

El Inegi reportó que diciembre fue el mes con mayor venta de automóviles del año pasado, con 105,135 unidades, aunque es una cifra 19.41% menor que la del mismo mes de 2019, cuando se vendieron 130,460.

«La recuperación de la demanda interna de vehículos ligeros ha sido muy lenta, pues las ventas al público registradas en diciembre 2020 todavía mostraron una contracción anual», explicó Julio Santaella, presidente del Inegi.

La disminución de las ventas ocurre en medio de la pandemia de la Covid-19, que ha dejado más de 1.46 millones de contagios y cerca de 129 mil muertes en México.

De acuerdo con el Inegi, los meses con menores ventas fueron abril con 39,927, y mayo con 42,034, que  coinciden con el periodo en el que se decretó la suspensión de las actividades no esenciales en todo el país.

Los datos de 2020 representan el cuarto año de caídas consecutivas después de un máximo histórico alcanzado en 2016, cuando la industria vendió un millón 607 mil 165 unidades. En 2019, la venta de vehículos ligeros totalizó un millón 317 mil 931, una reducción de 7.65% frente a millón 427 mil 086 unidades de 2018.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presentó este jueves la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción de la Seguridad Pública (ENVIPE) 2020, la cual refiere que estima en 22.3 millones el número de víctimas de 18 años y más en el país durante 2019.

Dicha cifra representa una tasa de prevalencia delictiva de 24,849 víctimas por cada cien mil habitantes durante 2019, cifra estadísticamente inferior a la estimada en 2018.

La tasa de incidencia delictiva por cada cien mil habitantes en 2019 fue de 33,659, cifra estadísticamente menor a la estimada en 2018 que fue de 37,807.

El delito de extorsión presentó una reducción en su frecuencia, al pasar de 17.3% del total de los delitos ocurridos durante 2018 a 15.3% en 2019. En cuanto al pago o la entrega de lo solicitado en dichas extorsiones, pasó de 7.1% de los casos en 2018, a 8.6% en 2019.

En 2019, el costo total a consecuencia de la inseguridad y el delito en hogares representó un monto de 282.1 mil millones de pesos, es decir, 1.53% del PIB. Lo anterior equivale a un promedio de 6,931 pesos por persona afectada por la inseguridad y el delito.

La cifra negra, es decir el nivel de delitos no denunciados o denunciados que no derivaron en Carpeta de Investigación, fue de 92.4% a nivel nacional durante 2019.

La ENVIPE 2020 estima que los principales motivos que llevan a la población víctima de un delito a no denunciar son por circunstancias atribuibles a la autoridad, tales como considerar la denuncia como pérdida de tiempo con 36.3% y la desconfianza en la autoridad con 15 por ciento.

La percepción de inseguridad de la población de 18 años y más en las entidades federativas en marzo de 2020, se ubicó en 78.6%. Asimismo, la sensación de inseguridad en los ámbitos más próximos a las personas en marzo de 2020 fue de 70.3% y 48.7% de la población de 18 años y más que se siente insegura en su municipio o demarcación territorial y en su colonia o localidad, respectivamente.

La ENVIPE estima a nivel nacional que 68.2% de la población de 18 años y más considera la inseguridad como el problema más importante que aqueja hoy en día, seguido del desempleo con 36.4% y la salud con 36.2%.

A nivel nacional, el espacio donde la población de 18 años y más se siente más insegura es el cajero automático ubicado en la vía pública con 82.8%, le siguen la calle (73.1%); el transporte público (72.6%); el banco (70.6%); la carretera (64.5%); el mercado (60.2%), entre otras.

Respecto del nivel de confianza en autoridades a cargo de la seguridad pública, seguridad nacional, procuración e impartición de justicia, 90.1% de la población de 18 años y más identifica a la Marina como la autoridad que mayor confianza le inspira con “Mucha o Algo de confianza”, seguido del Ejército con 87.4%. La Guardia Nacional recibió un 82.8%, mientras que la Policía Federal tuvo un 67.9%. La Policía de Tránsito fue la que menos confianza recibió con 45.2%.

Los precios al consumidor crecieron 0.08% en noviembre frente al mes anterior, mientras que la inflación anual se ubicó en 3.33%, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En el mismo mes del año anterior, los datos correspondientes reflejaron un avance en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) de 0.81% mensual, con lo que la inflación quedó en un 2.97% a tasa anual.

El índice de precios subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la carestía general porque elimina artículos de alta volatilidad en sus precios, retrocedió el 0.08% mensual y dejó la tasa anual en el 3.66%, señaló el Inegi.

Dentro del subgrupo de bienes y servicios subyacentes, las mercancías disminuyeron 0.31% y los servicios crecieron un 0.16%, con una tasa anual del 4.99% y del 2.22%, respectivamente.

En los no subyacentes, los agropecuarios cayeron un 0.40% respecto al mes anterior y los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno crecieron un 1.32%.

De este modo, la partida de no subyacentes subió 0.56% mes contra mes y subió un 2.33% interanual.

El índice de precios de la canasta básica, que incluye un centenar de productos de amplio consumo popular, marcó un aumento mensual del 0.63%, para quedar en un alza anual del 3.08%.

El Inegi también anunció que en noviembre el Índice de Precios al Productor, incluyendo el petróleo, presentó una variación a la baja del 0.21% respecto del mes anterior, alcanzando una variación anual al alza de 3.91%.

Recordemos que el INPC subió 0.56% en diciembre de 2019 respecto al mes anterior y al cierre del año la inflación anual fue del 2.83%. La meta del Banco de México es del 3%.

La Inversión Fija Bruta, que representa los gastos realizados en Maquinaria y equipo de origen nacional e importado, así como los de Construcción, registró una disminución en términos reales de 2.9% durante septiembre, respecto a agosto, con cifras desestacionalizadas.

Por componentes, los gastos efectuados en Construcción cayeron 5.8%; en tanto que en Maquinaria y equipo total aumentaron 1.3% en el noveno mes de 2020 frente al mes precedente, según datos ajustados por estacionalidad.

En su comparación anual, la Inversión Fija Bruta descendió 18% en términos reales en el mes en cuestión. A su interior, los gastos en Construcción se redujeron 18.3% y en Maquinaria y equipo total 16.5% con relación a los de igual mes de 2019.

De esta manera, en el acumulado de enero a septiembre, la Inversión Fija Bruta acumula una caída del 20.1%.

«La inversión fija bruta, que inició su trayectoria descendente en el segundo semestre de 2018 y se desplomó con la emergencia sanitaria en abril-mayo 2020. Interrumpió en septiembre de 2020 su recuperación al retroceder 2.9% mes contra mes», afirmó en Twitter Julio Santaella, presidente del INEGI.

Septiembre fue el cuarto mes de la llamada nueva normalidad, donde comenzó la reapertura económica tras el cierre de actividades en abril y mayo debido a la pandemia de coronavirus.

Recordemos que en 2019 la Inversión Fija Bruta se contrajo 4.9%, mientras que creció 0.6% en 2018 y disminuyó un 1.5% en 2017.

La Inversión Fija Bruta permite tener «un amplio conocimiento» sobre el comportamiento de la inversión en el corto plazo, de acuerdo con el INEGI. Está integrada por los bienes utilizados en el proceso productivo durante más de un año y que están sujetos a derechos de propiedad.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció cambios y nuevos nombramientos al interior del gobierno federal, entre los que destacaron posiciones en Banxico, Marina, la Secretaría de Hacienda, el INEGI y la Secretaría de Economía.

El primer nombramiento es el de la capital de altura, Ana Laura López Bautista, quien va a ser la nueva Coordinadora General de Puertos y Marina. Explicó que este nuevo nombramiento llega toda vez que los puertos pasan a la Secretaría de Marina. López Bautista sustituye a Rosa Icela Rodríguez, quien dejó dicha posición para encabezar la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC).

Sobre las propuestas que enviará al Senado este mismo lunes, indicó que para subgobernadora del Banco de México (Banxico), y por ende miembro de su Junta de Gobierno, propone a Galia Borja Gómez. Borja Gómez se desempeña actualmente como Tesorera de la Federación.

Elvira Concheiro va a ser la próxima tesorera de la Federación. En el caso de dicho relevo, AMLO señaló que el nombramiento debe ser ratificación de la Cámara de Diputados.

El segundo nombramiento que enviará al Senado con el fin de que sea ratificado, el presidente informó que propondrá a Graciela Márquez Colín, actual secretaria de Economía, para que se integre a la Junta de Gobierno del Instituto Nacional de Geografía y Estadística, el INEGI. En este caso, López Obrador indicó que el próximo año tendrá que hacer la propuesta para la presidencia del Instituto, por lo cual busca que a la brevedad haya una representante vinculada a su  gobierno en la Junta de Gobierno del INEGI.

De confirmarse la incorporación de Márquez Colín al INEGI, será Tatiana Clouthier Carrillo quien la sustituirá en  Economía. Precisó que dicho nombramiento no requiere la aprobación del Congreso, pues es una decisión del Ejecutivo.

«Cinco mujeres, que tiene como distintivo la honestidad (…) Nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobernantes, entonces tenemos que erradicar por completo la corrupción y por eso se está proponiendo a estas cinco mujeres para ocupar cargos muy importantes en el Gobierno», enfatizó AMLO.

Añadió que la decisión de considerar a cinco mujeres no tiene que ver con un tema de cumplir con la llamada cuota de género. Aseguró que tiene que ver con la necesidad de tener en el servicio público a hombres y mujeres honestos.

Al ser cuestionado sobre qué lo hizo optar por su excoordinadora de campaña (Tatiana Clouthier), indicó que se debió a que es una mujer con principios, integridad y honesta, en quien confía ayudará a que se siga promoviendo la actividad económica en el país y se tenga buenas relaciones con el sector empresarial, con el sector obrero y que sigue fomentando el comercio exterior.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer este viernes los registros administrativos de la Industria Automotriz de vehículos ligeros, que reporta sobre las ventas al público en el mercado interno, producción y exportaciones correspondientes al mes de noviembre.

Se indicó que la producción de vehículos ligeros creció en México un 1.44% interanual en noviembre, con lo que suman dos meses de crecimiento, luego de la reapertura de las plantas tras el cierre que se tuvieron derivado de la contingencia sanitaria por la pandemia de Covid-19.

Se detalla que se fabricaron un total de 312,184 vehículos en noviembre de 2020, respecto a los 307,756 vehículos fabricados en noviembre de 2019. En octubre pasado se fabricaron 347,829 automóviles.

Recordemos que el mes pasado, el presidente del Inegi, Julio Santaella, aseguró que «gracias a su integración con el mercado externo, la producción de vehículos ligeros presentó una recuperación en forma de V después del confinamiento».

No obstante, el crecimiento de octubre y noviembre no es suficiente para revertir los datos negativos acumulados en todo el año, puesto que entre enero y noviembre de 2020 la fabricación de vehículos cayó un 22.53%. Entre enero y noviembre de 2019 se fabricaron 3,596,345 de vehículos ligeros mientras que entre enero y noviembre de 2020 sólo fueron 2,785,927.

Paralelamente, la exportación de vehículos también repuntó y tuvo en noviembre de este año un aumento del 4.68% respecto a noviembre de 2019 y salieron del país 287,703 coches. El acumulado anual en la exportación registra todavía una caída del 23.63%, pasando de 3,151,457 de unidades exportadas en los 11 primeros meses del 2019 a 2,406,725 millones en 2020.

Pese a los rebotes en producción y exportación, el mercado interno presenta una caída de 23.48% interanual en noviembre, al venderse 95,485 vehículos ligeros. La caída anual en las ventas de automóviles al interior del país en los primeros once meses del año es de 843,986 unidades vendidas, mientras en el mismo periodo de 2019 se comercializaron 1,187,279 de vehículos.

La balanza comercial registró un superávit de 6,223 millones de dólares en octubre, un dato positivo que se compara con el déficit de 688 millones de dólares del mismo mes del pasado año, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El dato correspondiente a octubre es superior a los 4,385 millones de dólares de superávit del pasado mes de septiembre.

El instituto describió que el valor de las exportaciones de mercancías en octubre alcanzó 41,944 millones de dólares, de los que 40,660 millones de dólares fueron exportaciones no petroleras y 1,284 millones de dólares de petroleras.

«Las exportaciones mexicanas de mercancías no petroleras ya superaron sus niveles previos a la pandemia. En octubre crecieron 4.8% mes contra mes», indicó en Twitter Julio A. Santaella, presidente del INEGI.

Las exportaciones totales, según el balance, reportaron un aumento anual de 2.9%. Este fue resultado de combinar un incremento del 4.5% en las exportaciones no petroleras y de una caída del 30.2% en las petroleras.

En lo referido a las exportaciones no petroleras, las dirigidas a Estados Unidos crecieron a una tasa anual del 4.7% y las canalizadas al resto del mundo lo hicieron en un 3.2%.

Las importaciones totales, según el INEGI, reportaron en octubre una caída del 13% totalizando 35,720 millones de dólares.

Las compras petroleras fueron de 2,707 millones de dólares, una caída del 33.4%, mientras que las no petroleras bajaron el 11.7% hasta los 33,013 millones de dólares.

Así, en los primeros diez meses del año, México reportó un superávit comercial de 25.182 millones de dólares, fruto de 336,186 millones de dólares de exportaciones, un 12.6% menos frente al mismo periodo del año anterior, y de 311,004 millones de dólares en importaciones, un descenso de 18.8% anual.

Recordemos que México registró un superávit en la balanza comercial de 5,820 millones de dólares en 2019, lo que se contrapone al déficit en la balanza comercial de 13,618 millones en 2018.  El dato de 2018 fue casi un 25% mayor al saldo negativo de 10,968 millones de dólares reportados en 2017.

El INEGI presentó este jueves los resultados del Producto Interno Bruto (PIB), correspondientes al trimestre que comprende los meses de julio-septiembre, en el cual se reporta un repunte del 12.1% en términos reales respecto al trimestre previo.

Según los datos del INEGI, el repunto de la economía se vio impulsado principalmente por la recuperación del sector manufacturero.

El dato confirmado hoy por el INEGI es ligeramente superior al 12% que había pronosticado en los resultados preliminares divulgados el pasado 30 de octubre.

Por componentes, el PIB de las Actividades Secundarias (industria y manufactura) avanzó 21.7%, el de las Terciarias (comercio y los servicios) 8.8% y el de las Primarias 8% en el tercer trimestre del año actual frente al trimestre anterior.

La recuperación ocurre luego de una caída histórica en el segundo trimestre, provocada por el cierre de las actividades productivas por la pandemia de coronavirus.

En términos anuales, el PIB de México cayó un 8.6%, con lo que se profundiza la recesión que inició desde finales de 2019, según cifras originales.

El informe del INEGI añade que durante los primeros nueve meses de 2020 el PIB a precios constantes registró una caída de 9.8% con relación a igual lapso de 2019, con series desestacionalizadas.

El repunte económico «ha sido impulsado por una fuerte recuperación de la demanda externa», adelantó ayer el Banco de México al presentar su informe trimestral. Sin embargo, agregó, «persiste un alto grado de incertidumbre sobre la evolución futura de la actividad, tanto nacional, como global».

El INEGI también publicó este jueves que el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) de septiembre cayó un 5.5% interanual debido a la caída del 6.2% del sector industrial y del 5.6% del sector servicios, contrarrestado parcialmente por el alza del 6.3 % del sector agrícola.

En cifras desestacionalizadas, el IGAE creció un 1% en septiembre frente al mes previo. Un resultado fruto del crecimiento del 1.8% en el sector terciarios y del 1.1% en el sector primario, mientras que el secundario se mantuvo invariable (0%).

El IGAE es un indicador preliminar de distintos sectores que muestra la tendencia o dirección que la economía mexicana tendrá en el corto plazo.

La inflación interanual se desaceleró en la primera quincena de noviembre más de lo que esperaba el mercado, para ubicarse en su nivel más bajo en cinco meses y adentrarse nuevamente en el rango de la meta del Banco de México (Banxico), reveló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El Índice Nacional  de Precios al Consumidor (INPC) registró un alza de un 3.43%, por debajo del 4.09% de la segunda quincena de octubre.

Al interior del índice de precios subyacente, los precios de las mercancías bajaron 0.30%, mientras que los precios de los servicios aumentaron 0.10% quincenal.

La desaceleración de la variable en su medición interanual estuvo ligada sobre todo a una disminución de precios en prendas de vestir y calzado, así como en los rubros de transporte y comunicaciones, según lo publicado por el INEGI.

El Banco de México, que tiene un objetivo permanente de inflación del 3% +/- un punto porcentual, hizo una pausa en su ciclo de política monetaria a inicios de noviembre y mantuvo su tasa en un 4.25%, argumentando que la inflación mantiene una trayectoria convergente hacia su meta.

En tanto, la inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina productos de alta volatilidad, registró una variación interanual del 3.68%, por debajo del 3.89% esperado por analistas.

En los primeros 15 días de noviembre, los precios al consumidor aumentaron apenas un 0.04%, mientras que el índice subyacente retrocedió un 0.11%.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer este martes los resultados trimestrales del primer levantamiento de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOEN) correspondiente al trimestre julio-septiembre, la cual indica que la tasa de desocupación, es decir el desempleo, aumentó 1.4 puntos porcentuales alcanzando un 5.1% a nivel nacional.

«En términos generales (…) muestran una lenta recuperación de la ocupación, que está todavía por debajo de los niveles previos a la pandemia», dijo el INEGI.

La ENOEN reportó una disminución de 3.6 millones de personas en la Población Económicamente Activa (PEA), lo que se refleja en una Tasa de Participación Económica de 55.5% respecto a la población de 15 años y más, cifra 4.9 puntos porcentuales inferior a la de mismo trimestre del año pasado.

En el periodo de julio a septiembre de 2020, la población ocupada resultó en 51 millones de personas, cifra inferior en 4.2 millones de personas comparada con la del tercer trimestre de 2019. La población ocupada de hombres fue de 31.8 millones, mientras que la población ocupada de mujeres fue de 19.2 millones.

Los trabajadores subordinados y remunerados concentraron 68.7% del total de la población ocupada y los trabajadores por cuenta propia representaron 22.3% para el tercer trimestre de este año.

En cuanto a la duración de la jornada de trabajo durante el trimestre de referencia, destaca la reducción de la participación de los ocupados que laboran más de 48 horas semanales de 27.8% a 24.2% y de los ocupados entre 35 y 48 horas semanales de 45.9% a 44.5%.

La población ocupada informal, que comprende a los ocupados que son laboralmente vulnerables por la naturaleza de la unidad económica para la que trabajan, como aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo, en el tercer trimestre de 2020 fue de 27.7 millones, 3.5 millones menos comparado con el mismo trimestre del año pasado.

La población que se encuentra sin trabajar y que estuvo buscando trabajo en el último mes, fue de 5.1% de la PEA en el tercer trimestre de 2020, porcentaje que en igual periodo del año anterior fue de 3.7%. En términos absolutos, la población desocupada fue de 2.8 millones de personas, cifra superior en 622 mil personas comparado con el tercer trimestre de 2019.

México recibió en septiembre un 39.7% menos de turistas internacionales que en el mismo mes de 2019, al pasar de poco más de 3 millones (3,444,128) a unos 1.8 millones (1,833,795) de viajeros, derivado de la emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó este martes que el principal descenso, de un 59.4%, se dio en los turistas llegados por vía aérea, que en septiembre del año pasado representaron más 1 millón de personas y este año fueron 427,462 viajeros. Los turistas fronterizos decrecieron un 30.2% en septiembre, llegando a los 1.2 millones de viajeros.

Aunque la disminución del turismo sigue siendo muy acentuada, el dato de septiembre mejora considerablemente frente a la caída del 66.6% en turistas internacionales de julio y del 62.2% que se registró en agosto.

Tras el cierre de actividades no esenciales, nuestro país perdió en septiembre el 56.7% de sus ingresos de divisas producidos por el turismo respecto al mismo mes de 2019.

Los viajeros internacionales dejaron en el país 545 millones de dólares en el noveno mes del 2020, mientras que en septiembre de 2019 gastaron 1,257.4 millones de dólares. El gasto medio de cada turista también decreció, al pasar de 201.4 dólares el año pasado a 177.5 dólares este septiembre, un 11.8% menos.

Recordemos que la industria turística mexicana, que aporta el 8.7% del producto interno bruto (PIB), no se recuperará por completo hasta 2023, según las estimaciones de Miguel Torruco, titular de la Secretaría de Turismo (Sectur).

Luego del informe del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) sobre el Producto Interno Bruto (PIB) correspondiente al tercer trimestre del año, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que es muestra de que le economía se está recuperando después del impacto de la pandemia de Covid-19.

“La economía mexicana se está recuperando; caímos en el segundo trimestre y se dio una recuperación del 12 por ciento en el trimestre julio, agosto y septiembre”, dijo el presidente quien también informó que los empleos formales se siguen recuperando.

AMLO afirmó que su gobierno ha logrado equilibrar la crisis sanitaria con la crisis económica, a diferencia de lo que ha pasado en otros países. Sostuvo que ha funcionado la fórmula de apoyar “abajo” para fortalecer el consumo popular, inyectar fondos y recursos a la gente más humilde, “empezar de abajo hacia arriba estimulando la economía”.

López Obrador señaló que se ha mantenido el consumo debido a los recursos que se dispersaron a través de los Programas Integrales de Bienestar y la llegada de las remesas.

Sobre los empleos, refirió que, hasta el 29 de octubre, se crearon 211 mil 703 empleos en todo el mes. Adelantó que “si esto se mantiene así, va a significar en número de empleos creados, producidos, generados, más elevado en todos los octubres desde que se tiene registro”.

Proyectó que, si la tendencia continúa, para finales del primer trimestre del año próximo, se van a alcanzar los puestos de trabajo que se tenían hasta antes de la pandemia, los cuales rondaban los 20 millones 500 mil empleos.

A pesar de las críticas que ha recibido su gobierno sobre la reapertura de actividades, AMLO dijo que ayudó que se haya tomado la decisión de abrir a tiempo, con protocolos de salud, tres ramas de la economía: la industria de la construcción, la industria automotriz y la economía, ya que dichas ramas están vinculadas a las cadenas productivas con Estados Unidos.

El mandatario afirmó que se está cumpliendo el pronóstico que él hizo, sobre que después de la caída por la pandemia, la economía nacional se recuperaría en forma de ‘V’. “Había expertos que hablaba de una ‘L’, que íbamos a caer y que nos íbamos a quedar abajo bastante tiempo”.

Destacó la importancia de las remesas, las cuales cualificó como el “complemento perfecto” para la recuperación económica, por lo que agradeció a los paisanos migrantes, quienes dijo, “nos están sacando adelante”. Puntualizó que las remesas son la principal fuente de ingresos que tiene el país.

La balanza comercial presentó un superávit de 4,385 millones de dólares en septiembre, un dato positivo pero inferior a los 6,116 millones de dólares que registró en agosto, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El dato de septiembre de 2020 se compara con el déficit de 152 millones de dólares del mismo mes de 2019.

El instituto describió que el valor de las exportaciones de mercancías en septiembre alcanzó los 38,547 millones de dólares, de los que 37,070 millones de dólares fueron exportaciones no petroleras y 1,477 millones de dólares de petroleras.

«El comercio exterior de mercancías registró un crecimiento en septiembre. Las exportaciones totales, que habían caído 7.7% anual en agosto, ahora crecen 3.7% anual en septiembre. La caída anual de las importaciones pasó del 22.2% al 8.5% en el mismo lapso», indicó en Twitter Julio A. Santaella, presidente del Inegi.

Las exportaciones totales, según el balance, reportaron un aumento anual de 3.7%, el cual fue resultado de la combinación de un incremento del 5.1% en las exportaciones no petroleras y de una caída del 22.1% en las petroleras.

El repunto en las exportaciones es el primer crecimiento tras la llegada de la pandemia de Covid-19 a nuestro país, ya que el indicador sumaba seis descensos consecutivos a causa de los efectos de la emergencia sanitaria.

En lo referido a las exportaciones no petroleras, las dirigidas a Estados Unidos crecieron a una tasa anual del 5.8% y las canalizadas al resto del mundo lo hicieron en un 1.5% por ciento.

«Las exportaciones no automotrices a Estados Unidos fueron las más dinámicas en septiembre 2020 dentro de las no petroleras: subieron el 9% anual respecto a septiembre 2019», puntualizó Santaella.

De esta manera, en los primeros nueves meses del año, México reportó un superávit comercial de 18 mil 958 millones de dólares.

Esta superávit comercial es fruto de 294,242 millones de dólares de exportaciones, un 14.4% menos frente al mismo periodo del año anterior, y de 275 mil 283 millones de dólares en importaciones, un descenso de 19.4% anual.

La balanza comercial de los últimos meses refleja los efectos de la pandemia de la covid-19, pues disminuyó tanto el volumen anual de exportaciones como el de importaciones.

Pese a registrar un ligero repunte respecto al mes anterior equivalente al 1.1%, la actividad económica cayó un 8.5% en agosto de 2020 respecto al mismo mes del año anterior, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El Inegi indicó que el comportamiento se debió en gran parte a la caída del sector industrial y de servicios derivados de la pandemia del coronavirus.

Al interior del  Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE), por grandes grupos de actividades, las Secundarias se incrementaron 3.3% y las Terciarias ascendieron 0.4%, en tanto que las Primarias disminuyeron 5.9% durante agosto de 2020 frente al mes precedente.

En términos anuales, por grandes grupos de actividades, las Terciarias cayeron 9.3% y las Secundarias retrocedieron 8.4%, mientras que las Primarias crecieron 5.9% con relación a igual mes de 2019.

«La recuperación económica después del confinamiento perdió vigor en agosto pues solo creció 1.1% mes contra mes comparado con 8.9% en junio y 5.7% en julio», indicó en Twitter el presidente del Inegi, Julio A. Santaella.

El IGAE es un indicador preliminar de distintos sectores que muestra la tendencia o dirección que la economía mexicana tendrá en el corto plazo.

Ante la pandemia de Covid-19, que acumula casi de 89,000 muertes y 900,000 casos en nuestro país, se suspendieron las actividades no esenciales en abril y mayo; para junio inició el plan de reactivación económica de la llamada «nueva normalidad».