Tag

mundo

Browsing

El mundo puede estar acercándose a una recesión global a medida que los bancos centrales aumentan simultáneamente las tasas de interés para combatir la inflación, advirtió este jueves el Banco Mundial (BM).

Las tres economías más grandes del mundo: Estados Unidos, China y la zona euro, se han desacelerado drásticamente, e incluso un «impacto moderado en la economía global durante el próximo año podría llevarla a una recesión», afirmó el banco en un nuevo estudio.

El Banco Mundial dijo que la economía global ahora estaba en su desaceleración más pronunciada luego de una recuperación posterior a la recesión desde 1970, mientras que la confianza del consumidor cayó más drásicamente que en el período previo a las recesiones globales anteriores.

«El crecimiento global se está desacelerando bruscamente, y es probable que se desacelere aún más a medida que más países caigan en recesión», dijo el presidente del Banco Mundial, David Malpass, y agregó su preocupación de que estas tendencias persistan, con consecuencias devastadoras para las economías de mercados emergentes y en desarrollo.

Es probable que los aumentos sincronizados de las tasas de interés en curso a nivel mundial y las medidas de políticas monetarias relacionadas continúen hasta entrado el próximo año, pero podrían no ser suficientes para hacer que la inflación vuelva a los niveles vistos antes de la pandemia de COVID-19, recalcó el banco.

A menos que disminuyan las interrupciones del lado de la oferta y las presiones del mercado laboral, la tasa de inflación subyacente mundial, sin incluir la energía, podría permanecer en alrededor del 5% en 2023, casi el doble del promedio de los cinco años antes de la pandemia.

Para reducir la inflación, es posible que los bancos centrales deban aumentar las tasas de interés en 2 puntos porcentuales más, además del aumento de 2 puntos porcentuales ya visto sobre el promedio de 2021, dijo.

Sin embargo, un aumento de ese tamaño, junto con la tensión en los mercados financieros, reduciría el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial a 0.5% en 2023, o una contracción de 0.4% en términos per cápita, lo que cumpliría con la definición técnica de una recesión mundial, agregó.

Malpass dijo que las autoridades deberían cambiar su enfoque de reducir el consumo a impulsar la producción, incluidos los esfuerzos para generar inversiones adicionales y aumentos de productividad.

El mundo atraviesa varias crisis en este momento. Desde la pandemia – que no se ha acabado – amenazas de otras enfermedades como la viruela del mono, inflación no vista en décadas, la guerra en Ucrania y sus consecuencias para los suministros alimenticios; calentamiento global que ha generado un verano de temperaturas récord en Europa y algunas ciudades de Estados Unidos; tensiones crecientes entre las dos grandes potencias – China y Estados Unidos – que ayer se complicaron más con la visita de Nancy Pelosi a Taiwán…la lista podría continuar.

Si en algún momento ha sido válida la frase de Mafalda de “Paren al mundo, me quiero bajar”, ese momento parece que es ahora. Y sin embargo ahí está otra frase célebre, la de Maquiavelo: “Nunca desperdicies la oportunidad ofrecida por una buena crisis”.

Si Maquiavelo viviera y pudiera ver lo que está haciendo México y como está el país desaprovechando el conjunto de crisis que enfrenta el mundo actualmente, volvería a morir. Estamos desperdiciando absolutamente todas las oportunidades que todas estas crisis juntas le presentan a México. Crisis y oportunidades que, posiblemente puedan no volver a presentarse. O quizás sí, en quien sabe cuántas generaciones.

Desde que Donald Trump decidió declarar una guerra comercial con China, México pudo haber levantado la mano para presentarse como el sustituto ideal para las importaciones y exportaciones estadounidenses. Lo pudo haber hecho con un plan concreto, pero en su lugar nos quedamos mirando al bravucón naranja que gobernaba ese país y simplemente reaccionamos a sus desplantes.

Se instauró el plan Quédate en México en donde tuvimos que invertir recursos humanos – la Guardia Nacional – y monetarios para hacerle el trabajo a la Patrulla Fronteriza estadounidense, a cambio de lo que en ese momento decidió Donald Trump: que no se nos impusieran aranceles.

Jared Kushner, el yerno de Trump, acaba de publicar sus memorias. En ellas cuenta como después de viajar a México y entrevistarse con el canciller Marcelo Ebrard, regresó a Washington y le presumió a su suegro que su plan de amenazar a México con aranceles si no controlaban la migración había funcionado: «Tu truco funcionó, le dije (a Trump). El Canciller me mostró sus cartas. México se doblará».

En el minuto que salió Trump de la presidencia, López Obrador pudo haber corrido a los brazos de Biden para idear una estrategia en la que México fuera parte de la solución a un problema conjunto, como lo es el migratorio, y que a su vez generara mejores visas para mexicanos dispuestos a ir a trabajar y a invertir en Estados Unidos. Pero no. AMLO prefirió ser de los últimos mandatarios en felicitar a Biden y desde entonces la relación bilateral ha ido de tropiezo en tropiezo.

No hemos sabido presentarnos como la alternativa para que América del Norte pueda llenar los recovecos que hay en las cadenas de suministro, primero por el Covid y después por la guerra en Ucrania. En lugar de aprovechar el near y friendshoring, el presidente López Obrador prefiere cantarle serenata al cubano, Díaz Canel, y ponerle “Uy qué miedo” de Chico-Che a Biden.

En materia de energía y combate al cambio climático, lejos de pensar en las generaciones futuras y como dejarles un México más limpio a todos los mexicanos, prefiere envolverse en la bandera de la falsa soberanía al decir que está protegiendo nuestro patrimonio al defender a Pemex. En realidad, lo que ocurre es que está metiendo dinero bueno – que podría destinarse a educación o salud – a un barril sin fondo, como lo es Pemex y la CFE.

Es muy desmotivante ver como se nos va de las manos la oportunidad de llegar a donde por décadas se nos prometió. Este no es simplemente otro gobierno más que decepciona porque las oportunidades desaprovechadas no las habíamos tenido antes jamás.

Columna completa en El Universal

El aumento de la inflación y la desaceleración en Estados Unidos y China llevaron al FMI a rebajar sus perspectivas de crecimiento para la economía mundial para este año y 2023, y a advertir que la situación podría empeorar mucho.

A la «recuperación tentativa» del año pasado tras la recesión de la pandemia, le ha seguido una evolución «cada vez más sombría en 2022 a medida que los riesgos comenzaron a materializarse», afirmó el Fondo Monetario Internacional, que considera cada vez más probable que se entre en recesión.

Reconoció que varios frentes han afectado a una economía mundial ya debilitada por la pandemia, incluida la guerra en Ucrania, que ha hecho subir los precios de los alimentos y de la energía, lo cual ha llevado a los bancos centrales a subir las tasas de interés, señala el documento Perspectivas de la Economía Mundial (WEO).

El informe WEO recortó la estimación de crecimiento del PIB mundial para 2022 a 3.2%, 0.4 puntos porcentuales menos que el pronóstico de abril.

Los confinamientos por COVID y el empeoramiento de la crisis inmobiliaria han obstaculizado la actividad económica en China, mientras que las agresivas subidas de tipos de interés de la Reserva Federal están ralentizando el crecimiento de Estados Unidos.

El FMI hizo una clara advertencia: las perspectivas de crecimiento «se inclinan abrumadoramente a la baja» y, si los riesgos se materializan, podrían llevar a la economía mundial a una de las peores recesiones del último medio siglo.

Lo que más le preocupa son las consecuencias de la guerra en Ucrania, incluida la posibilidad de que Rusia corte el suministro de gas natural a Europa, así como un nuevo aumento en los precios de alimentos debido al efecto de la contienda bélica en el suministro de cereales, que podría desencadenar hambrunas.

De concretarse el panorama, se frenaría de golpe el crecimiento, reduciéndolo al 2% en 2023, una tasa que solo se ha visto cinco veces desde 1970, alertó el FMI.

El organismo prevé que los precios al consumidor aumenten un 8.3% este año y un 9.5% en las economías de mercados emergentes.

El FMI rebajó las previsiones de crecimiento para la mayoría de los países, incluidos Estados Unidos y China, que perdieron más de un punto porcentual respecto a las previsiones anteriores. Para EUA prevé un crecimiento de solo 2.3%, dado que los consumidores gastan menos y las tasas de interés suben. El informe no descarta que ya haya empezado una recesión, definida por dos trimestres de crecimiento negativo.

Se espera que la economía de China se desacelere drásticamente en 2022, hasta 3.3%, la expansión más baja en más de cuatro décadas exceptuando el período de crisis por la pandemia en 2020.

Sin embargo, hubo algunas excepciones como lo son los casos de Italia, Brasil y México, y aunque pareciera sorprendente, Rusia, que se beneficia del aumento de los precios del petróleo debido a las sanciones occidentales, señala el WEO.

Para Brasil la estimación es de 1.7% (+0.9 puntos porcentuales en comparación con abril), mientas que para nuestro país el FMI indicó que se espera un crecimiento de 2.4%, es decir, 0.4 puntos porcentuales más que su previsión previa.

Pero en 2023, México y Brasil crecerán menos de lo pronosticado hace tan solo tres meses: 1.1% en el caso de Brasil (-0.3 puntos porcentuales) y 1.2% en el caso de nuestro país (-1.3 puntos porcentuales).

Para América Latina y el Caribe en su conjunto el FMI elevó hasta el 3% su perspectiva de crecimiento para este año, una revisión al alza de 0.5 puntos porcentuales «como resultado de una recuperación más fuerte en las grandes economías» como Brasil, México, Colombia y Chile.

Naciones Unidas estimó que la población mundial alcanzará los 8,000 millones el próximo 15 de noviembre y que India sustituirá a China como el país más poblado del mundo el próximo año.

En un reporte publicado en el Día Mundial de la Población, la ONU dijo que la población mundial creció menos del 1% en 2020 por primera vez desde 1950.

De acuerdo con sus últimas proyecciones, la población mundial podría crecer hasta los 8,500 millones en 2030, hasta 9,700 millones en 2050 y alcanzar un pico de 10,400 millones durante la década de 2080. Después, la cifra se mantendría en ese nivel hasta 2100.

El reporte sostiene que más de la mitad del incremento previsto hasta 2050 se concentrará en apenas ocho naciones: Congo, Egipto, Etiopía, India, Nigeria, Pakistán, Filipinas y Tanzania.

El informe, «Perspectivas de la Población Mundial 2022», señala que en la actualidad hay 7,942 millones de habitantes en la Tierra y pronostica que los 8,000 millones se alcancen a mediados de noviembre de este año.

John Wilmoth, director de la División de Población de la ONU, dijo que la fecha en la que la proyección de la entidad cruza esa barrera es el 15 de noviembre, pero señaló que «no aseguramos que esa sea la fecha real… y creemos que la incertidumbre es de al menos más o menos un año».

Sin embargo, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, calificó 2022 como un año histórico con el nacimiento del habitante 8,000 millones de la Tierra.

«Esta es una ocasión para celebrar nuestra diversidad, reconocer nuestra humanidad común y maravillarnos con los avances en salud que han ampliado la esperanza de vida y reducido drásticamente las tasas de mortalidad materna e infantil», apuntó Guterres en un comunicado. «Al mismo tiempo, es un recordatorio de nuestra responsabilidad compartida de cuidar nuestro planeta y un momento para reflexionar sobre dónde seguimos sin cumplir nuestros compromisos mutuos».

El reporte proyecta que el próximo año India, que tiene una población actual de 1,412 millones, superará a China, que cuenta con 1,426 millones de habitantes, pero Wilmoth apuntó que hay más incertidumbre sobre esa fecha que sobre la del récord de habitantes.

Wilmoth apuntó que la ONU adelantó la fecha desde 2027, especialmente como resultado del censo de China en 2020. India tenía previsto elaborar el suyo en 2021, pero lo demoró por la pandemia. Naciones Unidas revisará su proyección cuando se conozcan esos datos.

Según la previsión de Naciones Unidas, en 2050 Estados Unidos seguirá siendo el tercer país más poblado del mundo. Se espera que Nigeria sea el cuarto, seguido de Pakistán, Indonesia, Brasil, Congo, Etiopía y Bangladesh. Rusia y México, que están entre los 10 más poblados en 2022, perderían su noveno y 10mo puesto en 2050.

Por otra parte, el informe señaló que la esperanza de vida global mejoró en casi 9 años desde 1990, a 72.8 años para los bebés nacidos en 2019, y se espera que alcance los 77.2 años en 2050, a medida que la tasa de mortalidad sigue reduciéndose.

Se han notificado más de 6,000 casos de viruela del mono en 58 países en el brote actual, informó este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La agencia de la ONU volverá a convocar una reunión del comité que asesorará sobre si declarar el brote como emergencia sanitaria mundial, el nivel más alto de alerta de la OMS.

La reunión se tiene programada para la próxima semana, aunque se ha dicho que podría ocurrir antes si la situación lo amerita. dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus en una rueda de prensa virtual desde Ginebra.

En su anterior reunión, celebrada el 27 de junio, el comité decidió que el brote, en el que han aumentado los casos tanto en los países africanos en los que suele propagarse, así como a nivel mundial, no constituía aún una emergencia sanitaria.

«Me sigue preocupando la magnitud y la propagación del virus en todo el mundo», dijo Tedros, y añadió que la falta de pruebas significaba que probablemente había muchos más casos sin notificar. Puntualizó que alrededor del 80% de los casos se dan en Europa.

La viruela del mono, una infección vírica normalmente leve que provoca síntomas parecidos a los de la gripe y lesiones en la piel, se está extendiendo por todo el mundo desde principios de mayo.

La tasa de mortalidad en brotes anteriores de la cepa que se está propagando actualmente ha sido de alrededor del 1%.

Más de 80 países comenzaron hoy en Viena la primera conferencia del Tratado de Prohibición de Armas Nucleares (TNPW), con un llamado a la eliminación de esas armas para garantizar la seguridad de todos los países y personas en el planeta.

El encuentro, que concluye el próximo día 23 y al que no acuden las nueve potencias nucleares, ni la mayoría de los aliados de la OTAN, además de otros importantes estados, como Japón o Corea del Sur, se produce año y medio después de que el tratado entrara en vigor.

En un mensaje telemático, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, manifestó que las armas nucleares son «una lacra mundial, un recordatorio mortal de la incapacidad de los países para resolver los problemas mediante el diálogo y la colaboración».

«La perspectiva de un conflicto nuclear, antaño impensable, vuelve a ser hoy una posibilidad», agregó Guterres en referencia a la guerra de Ucrania, donde Rusia ha amenazado de forma implícita con el uso de armamento no convencional.

Afirmó que el desarme nuclear es un asunto que concierne a todos porque la vida misma es un asunto que concierne a todos. «Eliminemos estas armas nucleares antes de que nos eliminen a nosotros», subrayó Guterres.

El ministro austríaco de Exteriores, Alexander Schallenberg, inauguró la conferencia con el mismo llamado: «debemos eliminar las armas nucleares antes de que ellas nos eliminen a nosotros», dijo.

Las potencias nucleares insisten en tener armas atómicas, «pero la mayoría de los estados no aceptan esta lógica», recalcó el ministro, cuyo gobierno fue uno de los impulsores de este tratado multilateral, y que acusó a Rusia de ejercer un «chantaje nuclear».

Aparte de 49 de los 65 países que han ratificado el tratado hasta ahora, otros 33 estados participan en la conferencia de Viena como observadores, entre ellos, Alemania, Países Bajos, Noruega y Suecia, los tres primeros miembros de la OTAN y el cuarto un firme candidato a la admisión, que solicitó recientemente junto con Finlandia.

Aparte de las cinco potencias nucleares declaradas (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido), hay otros cuatro países que disponen de armamento atómico: India, Pakistán, Israel y Corea del Norte. En total, los nueve disponen de unas 13,000 armas nucleares, el 90 % de ellas en manos de Rusia y Estados Unidos.

La conferencia se produce en medio de la guerra de Rusia contra Ucrania, en la que Moscú incluso ha llegado a amenazar de forma implícita con el uso de armamento nuclear.

Por ahora, solo tres países de la UE se han adherido al nuevo tratado: Austria, Irlanda y Malta, ninguno de los cuales es miembro de la OTAN. De América Latina se han adherido numerosos países al TPNW, entre ellos, Brasil, Cuba, Perú y Uruguay.

La primera conferencia de los estados partes del TNPW concluye el jueves, cuando se espera la adopción de una declaración final.

La invasión de Rusia a Ucrania y las crisis energética y alimentaria afectarán el crecimiento económico mundial y un aumento de la inflación este año, advirtió este miércoles la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Las políticas de «COVID cero» de China, que han alterado las cadenas de suministro para la fabricación, también están pesando sobre una economía mundial que recién comenzaba a recuperarse de la pandemia de COVID-19, agregó la OCDE.

Así la Organización se suma a una serie de instituciones globales como el Banco Mundial Naciones Unidas o el Fondo Monetario Internacional, que reducen sus pronósticos de crecimiento, subrayando un panorama económico sombrío.

La OCDE pronosticó que la economía global se expanda 3% en 2022, por debajo del 4.5% que esperaba en diciembre pasado. También pronosticó que la inflación sea de casi el 9% para los 38 países miembros.

«La guerra de Rusia está imponiendo un precio muy alto a la economía mundial», afirmó el secretario general de la OCDE, Mathias Cormann, en una conferencia de prensa en París.

La OCDE advirtió que la crisis económica afectará más a los pobres. La guerra está interrumpiendo el suministro de alimentos básicos y la energía, de los que Rusia y Ucrania son proveedores mundiales importantes, lo que está avivando la inflación, que carcome los ingresos disponibles y los niveles de vida, agregó el directivo.

México no se salvó en el ajuste de las perspectivas de crecimiento. Mientras en diciembre proyectaba un crecimiento de 2.3% para este año, la nueva proyección es de apenas 1.9%. Para 2023, la cifra anterior era de 2.6%, y ahora ha quedado rebajada a 2.1%.

La organización también estimó que la inflación anual cierre el año en 6.9% desde el 4.4% pronosticado en diciembre.

Y aunque se recortó la perspectiva de crecimiento, las cifras de la OCDE son ligeramente más optimistas que las proyecciones del Banco Mundial y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), quienes ven un crecimiento de 1.7% para este año.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no cree que el brote de viruela del mono fuera de África vaya a provocar una pandemia, aunque indicó que sigue sin estar claro si las personas infectadas que no muestran síntomas pueden transmitir la enfermedad.

Se han notificado más de 300 casos sospechosos y confirmados de viruela del mono, una enfermedad normalmente leve que se propaga por contacto cercano, es decir, piel a piel, y que puede causar síntomas similares a los de la gripe y lesiones cutáneas llenas de liquido.

La OMS está estudiando si el brote debe ser evaluado como una «posible emergencia de salud pública de importancia internacional». Tal declaración, como se hizo con el COVID-19 y el ébola, ayudaría a acelerar la investigación y la financiación para contener la enfermedad.

A la pregunta de si el brote tiene el potencial de convertirse en una pandemia, Rosamund Lewis, responsable técnico de la viruela del mono del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, dijo: «No lo sabemos, pero no lo creemos. Por el momento no nos preocupa que se produzca una pandemia».

Una vez que se ha contraído la viruela del mono, la duración de la aparición de la erupción y la caída de las costras se reconoce como el periodo infeccioso, pero hay poca información sobre si hay alguna propagación del virus por parte de personas que no son sintomáticas, añadió.

«En realidad, todavía no sabemos si hay transmisión asintomática de la viruela del mono -los indicios en el pasado han sido que no es una característica importante-, pero esto está por determinarse», señaló.

La mayoría de los casos han aparecido en Europa y no en los países de África Central y Occidental donde el virus es endémico, y no están relacionados con los viajes.

Hasta el 26 de mayo, se han notificado a la OMS un total de 257 casos confirmados en laboratorio y unos 120 casos sospechosos en 23 países. Sin embargo, no se ha notificado ninguna muerte.

De acuerdo con este informe, España es uno de los países más afectados con 20 casos confirmados y 64 sospechosos, por detrás de Reino Unido (106 casos confirmados), Portugal (49 confirmados) o Canadá (26 confirmados).

México informó este fin de semana del primer caso detectado en el país. La Secretaría de Salud confirmó el primer caso importado de la viruela del mono en la Ciudad de México.

Indicó que se trata de un hombre de 50 años con síntomas leves, quien se encuentra aislado de manera preventiva. El paciente es residente permanente de la ciudad de Nueva York y se tienen sospechas de que se haya contagiado en Holanda.

«La viruela símica se transmite de persona a persona por contacto directo. No se propaga por aire, agua o alimentos. La eficiencia del contagio es baja, por lo que generalmente se presentan casos aislados o pequeños brotes, no epidemias generalizadas», indicó la SSA.

El presidente estadounidense, Joe Biden, habló este viernes con su homólogo chino, Xi Jinping, quien indicó que los conflictos y enfrentamientos como los que se están produciendo en Ucrania no benefician a nadie, según reportaron los medios estatales de China.

Las relaciones de Estado a Estado no pueden avanzar a una fase de confrontación, y los conflictos y enfrentamientos no benefician a nadie, dijo Xi a Biden en una videollamada. «La crisis de Ucrania es algo que no queremos ver», sostuvo el líder chino.

Xi dijo que China y Estados Unidos deben guiar las relaciones bilaterales por el buen camino y que ambas partes deben también asumir responsabilidades internacionales y hacer esfuerzos por la paz mundial.

La comunicación entre Biden y Xi, dos figuras clave para el curso de una guerra al otro lado del mundo, se da en momentos en que La Casa Blanca trata de impedir que Beijing provea ayuda militar o económica para la invasión de Rusia a Ucrania.

«Como miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y como las dos principales economías mundiales, nos incumbe no sólo llevar las relaciones chino-estadounidenses por el buen camino, sino asumir nuestras responsabilidades internacionales y trabajar para la paz y la tranquilidad en el mundo», dijo Xi según citó la cadena CCTV.

La reunión, la cuarta desde que el demócrata de 79 años asumió la presidencia de Estados Unidos, comenzó a las 09:03 hora local, según La Casa Blanca. Biden tomó el enlace desde la «Situation Room», una sala ultrasegura de la Casa Blanca desde donde Estados Unidos lleva a cabo las operaciones más arriesgadas y las negociaciones más difíciles.

La Casa Blanca informó que durante la conversación, Biden describió las implicaciones y consecuencias si China brinda apoyo material a Rusia mientras realiza ataques brutales contra ciudades y civiles ucranianos.

«El Presidente subrayó su apoyo a una solución diplomática a la crisis», enfatizó el gobierno estadounidenses.

Además, Biden reiteró que la política de Estados Unidos sobre Taiwán no ha cambiado y enfatizó que Estados Unidos continúa oponiéndose a cualquier cambio unilateral en el statu de dicho territorio.

Desde el comienzo de la invasión rusa el 24 de febrero, el régimen comunista chino, que mantiene una estrecha relación con Rusia, con la que comparte una profunda hostilidad hacia Estados Unidos, se ha abstenido de pedir al presidente ruso, Vladimir Putin, que retire sus tropas de Ucrania.

Pero la «amistad sin límite» profesada por Pekín y Moscú está en entredicho por la guerra, y el gobierno del presidente Xi Jinping parece sorprendido por la resistencia ucraniana y la dureza de las sanciones impuestas por Estados Unidos y sus aliados para aislar a Rusia de los intercambios económicos y financieros mundiales.

Por quinto año consecutivo una ciudad de nuestro país es la más violenta del mundo: Zamora, Michoacán, según el ranking 2021 de las 50 ciudades más violentas del mundo que elabora el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal.

La tasa de 196.63 homicidios por cada 100 mil habitantes de esta ciudad es la segunda más alta registrada desde que este ranking se realiza, sólo superada por la tasa de Juárez de 229.06 homicidios por cada 100 mil habitantes en 2010.

Estas elevadas tasas de homicidios sólo se observaron en ciudades como Medellín y Cali, entre finales de los años ochenta e inicios de los noventa, cuando los narcotraficantes escalaron al máximo su guerra contra el Estado colombiano y los enfrentamientos entre bandas rivales.

Llama la atención que de las 14 ediciones anuales del ranking, en ocho ocasiones la ciudad más violenta del mundo se localiza en nuestro país.

En 2021 las ocho ciudades más violentas del mundo, fueron todas ellas mexicanas: Zamora, Ciudad Obregón, Zacatecas, Tijuana, Celaya, Juárez, Ensenada y Uruapan. México es el país con el mayor número de ciudades violentas, en total tiene 18 en el ranking (lo conforman 50).

Además de las 18 ciudades que se localizan en México, de las 50 ciudades del ranking 2021, 11 pertenecen a Brasil; 7 se encuentran en Estados Unidos; en Sudáfrica 4 y 4 en Colombia y en Honduras 2. Puerto Rico, Haití, Ecuador y Jamaica se hacen presentes con una ciudad.

En el ranking se señala que México ya lleva tres años como epicentro mundial de la violencia homicida urbana, lo que señala no es una casualidad, sino el resultado de la política de “abrazos, no balazos” que implementó el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Seguridad, Justicia y Paz indica que esta política consiste en dejar a los grupos criminales en casi absoluta libertad de asesinar, desaparecer personas, extorsionar y robar.

Además de las ciudades incluidas en el ranking, hay otras mexicanas que no llegan a los 300 mil habitantes pero tienen tasas por encima de los 100 homicidios por cada 100 mil habitantes, como es el caso de Fresnillo, Manzanillo, Guaymas y Tecate.

Finalmente, el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, recuerda el elevado número de desaparecidos en México, registrados sobre todo desde 2007.

Indicó que en 2021, según datos oficiales, 9,473 personas fueron desaparecidas. Muchas de esas personas fueron privadas de la libertad y luego asesinadas por sicarios de los grupos criminales, aunque sus cadáveres no aparecen.

Aunque aparecían en el ranking de 2020, en la edición 2021 salieron diez ciudades: Rio Branco y Maceió (Brasil); Minatitlán y Victoria (México); Barquisimeto, Caracas, Cumaná, Guayana, Maturín y Valencia (Venezuela); e ingresaron Macapá y Manaus (Brasil, en ambos casos se trató de reingreso); Buenaventura y Palmira (Colombia, la primera por primera vez y la segunda reingreso); Milwauke y Filadelfia (Estados Unidos, ambas por primera vez); Puerto Príncipe (Haití, reingreso); Guadalajara y Zamora (México, la primera reingreso y la segunda por primera vez).

La directora del FMI, Kristalina Georgieva, advirtió este jueves que la guerra en Ucrania tendrá repercusiones en la recuperación económica mundial.

Tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia, Georgieva dijo en Twitter que estaba «profundamente preocupada» y advirtió que esto «agrega un riesgo económico significativo para la región y el mundo».

«Estamos evaluando las implicaciones y estamos preparados para apoyar a nuestros miembros según se necesite», agregó.

Y es que el presidente ruso, Vladimir Putin, dio inicio a la invasión de Ucrania este jueves de madrugada, con bombardeos e incursiones terrestres de tropas en varios puntos del país, incluso cerca de la capital, Kiev.

Los ataques ya han causado decenas de muertos en tan solo unas horas y un aluvión de condenas y reacciones internacionales.

Tras el avance ruso, los mercados mundiales acusaron el golpe: las bolsas caían y los precios de las materias primas subían.

En tanto, el presidente del Banco Mundial (BM), David Malpass, señaló que está «profundamente entristecido y horrorizado por los devastadores acontecimientos en Ucrania, que tendrán un impacto económico y social de gran alcance».

La institución «está preparando opciones para un gran apoyo al pueblo de Ucrania y la región, incluido el apoyo presupuestario inmediato», tuiteó Malpass.

Hay varias reuniones de emergencia previstas: el G7 se reunió por videoconferencia; los 27 países de la Unión Europea lo harán por la tarde en una cumbre en Bruselas; mientras que la OTAN convocó un encuentro para el viernes.

La Bolsa de Valores de Londres se desplomó al cierre, al ceder un 3.88%, a causa de la ofensiva rusa contra Ucrania.

El índice londinense de las principales empresas, el FTSE-100, que ya comenzó la sesión en terreno negativo, perdía al finalizar la jornada 291.17 puntos hasta 7,207.01 enteros.

Por su parte, el índice intermedio, el FTSE-250, bajaba 587.08 puntos, el 2.82%, hasta situarse en 20,254.44 enteros.

En el mercado del oro, considerado refugio seguro en momento de crisis, la onza de oro al contado subía un 2% hasta situarse en 1,721.85 dólares.

La deuda mundial alcanzó el año pasado el nivel récord de 226 billones de dólares, equivalente a 256% del PIB del planeta, por efecto de la pandemia, anunció el miércoles el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El alza se ubica así en 28% en un año, la mayor desde la Segunda Guerra Mundial.

«Los créditos asumidos por gobiernos representaron algo más de la mitad de este incremento», alcanzando un récord (99% del PIB mundial), mientras que «la deuda privada de las empresas no financieras y familias también alcanzó nuevos máximos», detallaron Vitor Gaspar y Paulo Medas, responsables de asuntos presupuestales del FMI, y Roberto Perrelli, economista del FMI.

La deuda de los gobiernos responde por un 40% de este pasivo total en el mundo, «la parte más elevada desde mediados de los años 1960», detallan los economistas.

La acumulación de esta deuda pública es la consecuencia directa de dos crisis económicas mayores: la crisis financiera mundial de 2008 y la pandemia de coronavirus.

En 2020 «el fuerte aumento de la deuda se justificó por la necesidad de proteger la vida de las personas, de preservar los empleos y evitar una ola de quiebras», destacaron los especialistas. «Si los gobiernos no hubieran actuado, las consecuencias sociales y económicas habrían sido devastadoras», concluyen.

Pero también observan que este nivel de endeudamiento amplifica las vulnerabilidades, en un contexto que se espera menos favorable en el futuro, con subidas de tasas de interés en un marco de fuerte inflación.

«Los niveles elevados de endeudamiento limitan, en la mayoría de los casos, la capacidad de los gobiernos de sostener la reactivación y la capacidad del sector privado de invertir a mediano plazo», añade el Fondo.

Afganistán y México fueron los países más peligrosos para ejercer la profesión periodística en 2021, con 12 y 10 asesinatos respectivamente, indicó el informe anual de la Campaña Emblema de Prensa (PEC), que registró al menos 77 muertes violentas de reporteros en 28 países.

Entre los periodistas asesinados en México están Fidel Ávila (La Ke Buena radio), Teresa Aracely Alcocer (radio La Poderosa), María Elena Ferral (Diario del Xalapa/El Quinto Poder) o Víctor Fernando Álvarez (Punto x Punto Noticias). En el acumulado de los últimos cinco años, México es el país del planeta con más periodistas asesinados (66), por delante de los 53 de Afganistán y los 40 de la India.

Otros países destacados en la lista de 2021 fueron Pakistán (siete periodistas asesinados), la India (seis) y Filipinas y Yemen, con cuatro cada uno.

En Latinoamérica, donde se registraron un 22% de los asesinatos confirmados por PEC (17, diez menos que en 2020), también murieron dos reporteros en Brasil, otros tantos en Colombia y al menos hubo una víctima mortal en Ecuador, Guatemala y Haití.

Más de la mitad de las muertes se produjeron en Asia (40), mientras que en África hubo 14, cinco en Europa y una en Norteamérica (el estadounidense Zachary Stoner, fundador del canal de YouTube ZackTV).

«El número de periodistas asesinados ha disminuido un 8 por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado, lo que supone una ligera mejora», subrayó el secretario general de PEC, Blaise Lempen, quien señaló que el descenso de muertes en países latinoamericanos (exceptuando México) ha explicado en parte ese descenso.

Más de un tercio de los periodistas asesinados (29) fallecieron en zonas en conflicto como Afganistán, Azerbaiyán, Burkina Faso, República Democrática del Congo, Etiopía, Palestina, Somalia, Siria o Yemen. Los grupos terroristas fueron responsables de al menos 20 asesinatos, lo que supone un aumento con respecto a años anteriores.

Decenas de líderes mundiales reunidos en la gran conferencia de la ONU sobre el clima anunciaron este martes sus planes para reducir sus emisiones de metano y acabar con la deforestación para 2030, buscando dar impulso a unas negociaciones complicadas.

En el tercer día de la COP26 en la ciudad escocesa de Glasgow, los mandatarios, invitados a participar con la esperanza de que su presencia propulse el posterior diálogo, acordaron recortar en un 30% al final de esta década sus emisiones de metano.

Este «es uno de los gases que podemos reducir más rápidamente», subrayó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, junto al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, recordando que dicho gas es responsable de «cerca del 30%» del calentamiento global acumulado desde la revolución industrial.

El compromiso fue firmado por más de 80 naciones, entre ellos la mitad de los 30 principales emisores de metano, y Biden llamó a que «más países se sumen».

Recordemos que el metano tiene un efecto invernadero 80 veces más potente que el CO2 y sus fuentes, como las minas de carbón a cielo abierto y el ganado, han recibido relativamente poca atención hasta ahora.

El pacto sobre el metano fue el segundo de los dos grandes anuncios hechos en Glasgow por los jefes de Estado y de gobierno. El primero consistió en la promesa de miles de millones de dólares en financiación pública y privada para detener y revertir la deforestación y la degradación del suelo en 2030.

«Nuestros bosques son también el modo en que la naturaleza captura el carbono, sacando el CO2 fuera de nuestra atmósfera», afirmó Biden. «Tenemos que abordar esta cuestión de la deforestación con la misma seriedad que la descarbonización de nuestras economías», agregó el mandatario durante un evento dedicado a los bosques y el uso del suelo.

Así, los líderes de más de cien países, que reúnen el 85% de los bosques del mundo, firmaron hoy la Declaración de Glasgow, cuyas medidas incluyen respaldar actividades en los países en desarrollo como la restauración de tierras degradadas, la lucha contra los incendios forestales y la defensa de derechos de las comunidades indígenas.

Estas acciones se financiarán con 12,000 millones de dólares de dinero público aportados por 12 países entre 2021 y 2025, más 7,200 millones de dólares de inversión privada por parte de más de 30 instituciones financieras mundiales.

Sin embargo no todo ha marchado bien en Glasgow. Ayer, India, cuarto mayor emisor de CO2 del mundo, anunció que no espera alcanzar la neutralidad de carbono hasta 2070. Este muy esperado anuncio representa un retraso de dos décadas respecto a la mayoría de países.

Cancelada al año pasado debido a la pandemia, la COP26 tiene como misión desarrollar el Acuerdo de París de 2015, que fijó como gran objetivo limitar el calentamiento del planeta a 1.5 grados. Sin embargo, las negociaciones se anuncian complicadas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó este jueves que la epidemia de COVID-19 habría matado entre 80 mil y 180 mil trabajadores sanitarios hasta mayo de este año en todo el mundo, e insistió en que se les debe dar prioridad en las campañas de vacunación.

«Estas estimaciones provienen de las 3.45 millones de muertes vinculadas al COVID-19 declaradas a la OMS en mayo de 2021; una cifra que, en sí misma, resulta ser inferior a la cantidad real de muertes», señaló la organización en un comunicado.

«Por eso, es fundamental que la vacunación de los profesionales sanitarios sea una prioridad», indicó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una rueda de prensa.

Indicó que los datos de 119 países sugieren que, en promedio, dos de cada cinco profesionales de la salud en todo el mundo están completamente inmunizados.

Sin embargo, destacó que dichas cifras ocultan enormes diferencias entre regiones y sectores económicos. Señaló que en África, menos de 1 de cada 10 profesionales de la salud ha sido completamente inmunizado, mientras que, en la mayoría de los países con ingresos altos, más del 80% están vacunados con esquema completo.

La OMS ha hecho un llamado a todos los países para que velen por que todo el personal de la salud reciba la vacuna de manera prioritaria contra el COVID, junto con otros grupos en riesgo. En total, se calcula que haya 135 millones de profesionales de la salud en todo el mundo.

«Más de 10 meses después de la aprobación de las primeras vacunas, el hecho de que millones de trabajadores sanitarios aún no hayan sido vacunados es en sí mismo una condena a los países y empresas que controlan el suministro mundial de vacunas», afirmó el jefe de este organismo de la ONU.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió este martes que la persistencia de la pandemia de COVID-19 y la desigual distribución de vacunas siguen frenando la recuperación económica mundial y siguen afectando las perspectivas para los países en desarrollo.

Así, el organismo ajustó sus previsiones, e indicó que el crecimiento mundial para 2021 se proyecta en 5.9%, frente al 6% estimado en julio pasado, una baja «marginal», explicó el FMI al presentar su informe trimestral «Perspectivas de la economía mundial» (WEO). Para 2022, el FMI mantuvo su estimación de crecimiento global en 4.9%.

Sine embargo, las nuevas proyecciones muestran grandes retrocesos en algunas naciones, alertó la economista en jefe del FMI, Gita Gopinath, señalando que «las perspectivas para el grupo de países en desarrollo de bajos ingresos se han ensombrecido considerablemente debido al empeoramiento de la dinámica de la pandemia».

Se indicó que a la ola de infecciones de COVID-19, especialmente por la variante Delta, se suma una tasa de vacunación marcadamente más baja en los países en desarrollo. Alertaron que cerca del 58% de la población en las economías avanzadas ya está completamente inmunizada, en comparación con el 36% en las economías emergentes y menos del 5% en los países pobres.

Las previsiones del FMI llegan en el marco de sus reuniones anuales con el Banco Mundial (BM) esta semana en Washington, Estados Unidos.

El FMI redujo el pronóstico de crecimiento para 2021 para Estados Unidos a 6%, frente al 7% anticipado en julio. Pero lo revisó al alza para 2022, a 5.2%, teniendo en cuenta los esfuerzos en el gasto previstos por el gobierno de Joe Biden.

Por el contrario, el Fondo revisó al alza su previsión de crecimiento para 2021 para la zona euro con anunciar 0.4 puntos más, para quedar en 5%; aunque dicho crecimiento no será homogéneo. El crecimiento para Francia será de 6.3%, mientras que para Alemania se redujo 0.5 puntos para quedar en 3.1%.

China, la segunda potencia económica del mundo y donde comenzó la pandemia a fines de 2019, seguirá impulsando el crecimiento global con un 8%, junto con Estados Unidos e India que crecerá al 9.5%.

Para Latinoamérica y el Caribe, una región muy afectada por la pandemia, el Fondo mejoró su pronóstico de crecimiento para este año aumentándolo en 0.5 puntos para situarse en 6,3%; pero recortó su proyección para Brasil y México, las dos principales economías de la región, estimando una expansión del PIB de 5,2% y 6.2%, respectivamente, en ambos casos un 0.1 puntos porcentuales menos que lo pronosticado anteriormente.

Todas estas previsiones, sin embargo, siguen siendo muy inciertas, sostuvo Gopinath, recordando que se basan en particular en un objetivo de vacunación del 40% de la población mundial para finales de este año y del 70% para el primer semestre de 2022. La experta señaló que es muy claro que «la pandemia no termina en ningún lado hasta que termine en todas partes».