Tag

mundo

Browsing

Una operación global en la que se vendió a bandas del crimen organizado teléfonos encriptados que los agentes de la ley podían monitorear llevó a más de 800 arrestos y la confiscación de drogas, armas, dinero en efectivo y autos de lujo.

El golpe efectuado por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos, la policía australiana y europea atrapó a sospechosos en Australia, Asia, Europa, Sudamérica y Oriente Medio involucrados en el narcotráfico, dijeron funcionarios.

En redadas realizadas en todo el mundo fueron incautados millones de dólares en efectivo, junto con 30 toneladas de drogas, incluidas más de ocho toneladas de cocaína.

El primer ministro australiano, Scott Morrison, declaró que la operación «supuso un duro golpe contra la delincuencia organizada, no sólo en este país, sino que tendrá eco en todo el mundo».

La Operación Luz Verde/Escudo Troyano, diseñada por la policía australiana y el FBI en 2018, es una de las mayores infiltraciones y toma de control de una red encriptada especializada.

Comenzó cuando funcionarios estadounidenses pagaron a un narcotraficante convicto para que les diera acceso a un teléfono inteligente que había personalizado, en el que estaba instalando ANOM, también llamado An0m, una aplicación segura de mensajería encriptada. Los teléfonos fueron vendidos luego a redes del crimen organizado a través de distribuidores del hampa.

El FBI ayudó a infiltrar 12,000 dispositivos en 300 grupos criminales en más de 100 países, dijo Calvin Shivers, de la División de Investigación Criminal del FBI, a medios en La Haya.

Así, el Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció la acusación contra 17 presuntos distribuidores por su participación en la comercialización y venta de miles de dispositivos ANOM a organizaciones criminales transnacionales.

Todos los acusados ​​son ciudadanos extranjeros fuera de Estados Unidos y ocho de ellos fueron arrestados ayer, dijo Randy Grossman, fiscal federal interino para el Distrito Sur de California en una conferencia de prensa en San Diego. Los demás permanecen prófugos.

«Hoy es la culminación de más de cinco años de trabajo de investigación estratégico, innovador y complejo para interrumpir y desmantelar los servicios de comunicación encriptados que abordan el elemento criminal en todo el mundo», dijo Suzanne Turner, agente especial del FBI en San Diego.

Los teléfonos fueron tan exitosos que mafiosos italianos, tríadas asiáticas, bandas de motoqueros y sindicatos transnacionales de la droga comenzaron a usarlos, lo que proporcionó al FBI y sus fuerzas asociadas en todo el mundo más de 27 millones de mensajes.

El impacto de este golpe al crimen organizado es también psicológico. Infunde mucha inseguridad en las altas esferas de los grupos, que desconfiarán unos de otros. La operación también tendrá repercusiones los próximos meses, incluso dentro de las organizaciones que se libraron de la operación y que pueden intentar aprovecharse de ella.

«Esto abre la posibilidad de que se produzcan cambios significativos en el panorama criminal mundial», afirma Jake Harrington, especialista en inteligencia del Centro de Estudios Estratégicos Internacionales (CSIS).

El presidente Joe Biden llegó este miércoles a Reino Unido, primera etapa de su gira europea, tras conocerse que Estados Unidos donará 500 millones de vacunas Pfizer a otras naciones, lo que ha sido calificado como un gesto simbólico de su deseo de devolver a EUA a la escena internacional.

El avión presidencial Air Force One aterrizó en la base aérea británica de Mildenhall, en el este de Inglaterra, poco después de las 18:30 hora local.

Biden se dirigió a las fuerzas aéreas estadounidense allí establecidas antes de viajar a Cornualles, donde mañana mantendrá una reunión bilateral con el primer ministro británico, Boris Johnson.

Acompañado por la primera dama, Jill Biden, el mandatario demócrata asistirá del viernes al domingo a la cumbre del G7 en el suroeste de Inglaterra, donde el cambio climático y la pandemia de COVID-19 serán algunas de las prioridades.

Según informaron este miércoles los diarios The New York Times y The Washington Post, el mandatario debe anunciar allí que Estados Unidos va a comprar 500 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer/BioNTech para entregarlas a otros países. Biden dio una pista sobre ese anuncio antes de tomar el Air Force One cuando se le preguntó si tenía una estrategia de vacunación para el mundo. «Tengo una y la anunciaré», dijo.

Muy criticada por su retraso en compartir sus vacunas contra el COVID-19 con el resto del mundo, La Casa Blanca intenta ahora tomar la delantera en este asunto. «Estados Unidos se ha comprometido a trabajar en la inmunización internacional con el mismo sentido de urgencia que hemos mostrado en casa», dijo Biden.

Tras las reuniones del G7, el domingo Biden será recibido por la reina Isabel II en el castillo de Windsor. El inquilino de la Casa Blanca irá después a Bruselas y mantendrá numerosos encuentros bilaterales.

«Mi viaje a Europa es una oportunidad para que Estados Unidos movilice a las democracias del mundo», aseguró Biden, quien repite desde su llegada al poder que Estados Unidos «ha vuelto» y pretende implicarse plenamente en los asuntos mundiales.

El punto culminante de este primer viaje internacional será una cumbre con el presidente ruso Vladimir Putin, prevista para el 16 de junio en Ginebra. El objetivo es «dejar en claro a Putin y China que Europa y Estados Unidos son estrechos» aliados, aseguró el mandatario.

Decenas de sitios web se vieron  afectados brevemente este martes en todo el mundo, incluidos algunos con millones de visitas, como los del diario The New York Times, la cadena CNN y el portal del gobierno británico.

Los sitios a los que no se pudo ingresar momentáneamente también incluyeron algunas páginas de Amazon, Financial Times, Reddit, Twitch y The Guardian.

El problema fue una caída del servicio de almacenamiento online ‘Fastly’, empresa con sede en San Francisco, que reconoció que hubo un «problema», que dijo, se identificó y se aplicó una «solución». La mayoría de los sitios web que se vieron afectados volvieron a funcionar.

Fastly dijo que una configuración de servicio fue lo que provocó las interrupciones, lo que significó que la interrupción obedeció a una causa interna. Las interrupciones breves del servicio de internet no son raras, pero pocas veces son resultado de hackers u otras acciones inapropiadas.

El problema, sin embargo, bastó para que los principales mercados de futuros de Estados Unidos cayeran drásticamente minutos después de la interrupción, que se produjo un mes después de que un ciberataque obligara al mayor oleoducto estadounidense a interrumpir sus operaciones.

Fastly es una red de entrega de contenido (CDN) que proporciona «servidores periféricos» que, aunque trabajan ocultos, son vitales para la computación en la nube y para muchos de los sitios más populares de la web. Estos servidores almacenan contenido, como imágenes y videos, en lugares de todo el mundo para que estén más cerca de los usuarios, lo que les permite obtenerlos de manera más rápida y fluida.

La empresa dice que sus servicios significan que un usuario europeo que visita un sitio web estadounidense puede obtener el contenido de 200 a 500 milisegundos más rápido.

La medición del tráfico de Internet realizada por la firma Kentik mostró que ‘Fastly’ comenzó a recuperarse de la interrupción aproximadamente una hora después de que se produjera.

El impacto del problema de ‘Fastly’ destaca la relativa fragilidad de la arquitectura de internet dada su fuerte dependencia de las grandes empresas tecnológicas, como los servicios en la nube AWS de Amazon, en contraposición a una gama más descentralizada de empresas.

«Incluso las empresas más grandes y sofisticadas experimentan interrupciones, pero también pueden recuperarse con bastante rapidez», dijo Doug Madory, experto de Kentik.

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, encabeza por cuarto año consecutivo la lista de las personas más ricas del mundo que elabora la revista Forbes, y que dio a conocer este martes.

Bezzos es seguido por el fundador de Tesla, Elon Musk, que ha saltado 29 puestos en la nueva edición del ranking, y del máximo ejecutivo del conglomerado de lujo LVMH, Bernard Arnault.

El ranking anual de Forbes incluye a personas con un patrimonio superior a 1,000 millones de dólares pese al devastador impacto de la pandemia de COVID-19 en todo el mundo: son 2,755 personas, 660 más que el año pasado, la mayoría estadounidenses y chinos.

En el primer lugar de la lista continúa Bezos, de 57 años, que reporta una fortuna de 177,000 millones de dólares gracias a Amazon, la empresa que fundó en 1994 y de la que se retirará como consejero delegado y presidente a finales de este año, según ha anunciado.

Elon Musk, de 49 años, que ha multiplicado su fortuna por seis durante el año de pandemia, hasta los 151,000 millones, principalmente por el imparable ascenso bursátil de su compañía de vehículos eléctricos Tesla y la subida del bitcoin, del que es gran defensor.

El francés Bernard Arnault, que encabeza un imperio familiar de unas 70 marcas incluyendo Louis Vuitton y Sephora, es la tercera persona más rica del mundo con 150,000 millones y sobresale entre esos primeros puestos, ocupados por estadounidenses.

Completan el «top ten» empresarios ligados a las grandes tecnológicas de Estados Unidos: Bill Gates (4), fundador de Microsoft; Mark Zuckerberg (5), creador de Facebook; Warren Buffet, consejero delegado del conglomerado Berkshire Hathaway (6); Larry Ellison (7), presidente de Oracle, y Larry Page (8) y Sergey Brin (9), exconsejero delegado y expresidente, respectivamente, de Alphabet, mientras que en décimo sitio se encuentra el indio Mukesh Ambani, presidente de Reliance Industries.

La primera mujer no se encuentra hasta el puesto 17 y es Alice Walton, presentada por Forbes como la única hija del fundador de Walmart, Sam Walton, y que se dedica al mundo del arte; es seguida de lejos en el puesto 22 por MacKenzie Scott, escritora y exmujer de Jeff Bezos.

El grupo de multimillonarios enumerado por la revista, en el que hay casi 500 «nuevos» ricos, tiene un patrimonio conjunto de 13.1 billones de dólares, lo que supone 8 billones más que el año pasado, y un 86% de ellos ha mejorado su estatus financiero.

«Un nuevo milmillonario fue acuñado cada 17 horas de media en el último año. Todos juntos, los más ricos del mundo son 5 billones de dólares más ricos que hace un año», señaló la publicación.

Destaca que Carlos Slim, quien en 2019 se encontraba en el sitio 5 de la lista, ahora sale del Top10 y pasa a la posición 16, 62.8 mil millones de dólares.

En la lista completa, que se conforma de 200 posiciones, aparecen otros dos mexicanos: German Larrea en la posición 61 con una fortuna de 25.9 mil millones de dólares, y Ricardo Salinas Pliego en el sitio 166 con un patrimonio de 12.9 mil millones de dólares.

Foto: Twitter @Forbes

Consumidores, minoristas y restaurantes, entre otros, desperdiciaron 931 millones de toneladas de alimentos en 2019, o el 17 % del total de la comida consumible en el mundo, según un nuevo informe del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA).

Esta cantidad equivale en peso a 23 millones de camiones de 40 toneladas completamente cargados y suficientes para dar la vuelta a la Tierra siete veces, detalla el estudio publicado hoy, que busca reunir esfuerzos a fin de reducir a la mitad el desperdicio para 2030 de acuerdo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fijados por las Naciones Unidas.

«Si queremos tomarnos en serio la lucha contra el cambio climático, la pérdida de naturaleza y biodiversidad, la contaminación y el desperdicio, las empresas, los gobiernos y los ciudadanos de todo el mundo deben hacer su parte para reducir el malgasto de alimentos», declaró la directora ejecutiva del PNUMA, Inger Andersen.

El ‘Informe del índice de desperdicio de alimentos 2021’, señala el fuerte impacto ambiental, social y económico de esta práctica en los 54 países analizados, y estima que entre el 8% y el 10% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero están asociadas con alimentos que no se consumen.

Además, la investigación revela que la cantidad de residuos comestibles «per cápita» es muy similar en todos los hogares con independencia de sus ingresos, lo que sugiere que se trata de un «problema global» que afecta por igual a naciones desarrolladas y en desarrollo.

Esto difiere de narrativas anteriores que culpaban del mal uso de alimentos a los consumidores de los países más avanzados y atribuían su desperdicio a deficiencias de producción, almacenamiento y transporte en los países en desarrollo.

A nivel mundial «per cápita» se desperdician 121 kilogramos de alimentos al año, según el estudio, si bien 74 de ellos se origina en los hogares, donde se descarta un 11% del total de alimentos disponibles.

Con 690 millones de personas afectadas por el hambre en 2019, un número que se espera aumente drásticamente por la pandemia de Covid-19, y tres mil millones de personas que no pueden pagarse una dieta saludable, los consumidores «necesitan ayuda para reducir el desperdicio de alimentos en el hogar», subraya el informe.

La variante del coronavirus encontrada por primera vez en la región británica de Kent es preocupante porque podría afectar la protección que ofrecen las vacunas contra el COVID-19, según la jefa del programa de vigilancia genética del Reino Unido.

La variante de Kent «va a barrer el mundo, con toda probabilidad», dijo Sharon Peacock, directora del consorcio COVID-19 Genomics UK (Cog-UK) en entrevista con la cadena BBC.

Mientras el nuevo coronavirus ha matado a 2.35 millones de personas, y trastornado la vida de todo el mundo, las nuevas variantes han hecho temer que las vacunas deban ajustarse y que la gente necesite reforzar la inoculación.

Peacock dijo que las vacunas hasta ahora son eficaces contra las variantes en el Reino Unido, pero que las mutaciones podrían socavar los resultados de la vacunación.

«Lo preocupante de esto es que la variante 1.1.7. que hemos tenido circulando está empezando a mutar de nuevo y a obtener nuevas mutaciones que podrían afectar a la forma en que manejamos el virus en términos de inmunidad y eficacia de las vacunas», añadió Peacock.

Esa nueva mutación, identificada por primera vez en Bristol, en el suroeste de Inglaterra, ha sido designada como «variante preocupante», por el Grupo Asesor de Amenazas de Virus Respiratorios Nuevos y Emergentes.

Hasta ahora hay 21 casos de esa variante que tiene la mutación E484K, que se produce en la proteína de la espiga del virus, el mismo cambio que se ha visto en las variantes sudafricana y brasileña.

Hay tres variantes principales conocidas que preocupan a los científicos: La sudafricana, conocida por los científicos como 20I/501Y.V2 o B.1.351; la británica o de Kent, conocida como 20I/501Y.V1 o B.1.1.7; y la brasileña conocida como P.1.

Las vacunas desarrolladas por Pfizer/BioNTech y AstraZeneca /Oxford protegen contra la principal variante británica.

«Una vez que hayamos controlado el virus o que haya mutado para dejar de ser virulento, es decir, para causar enfermedades, podremos dejar de preocuparnos por él. Pero creo que, de cara al futuro, vamos a seguir haciendo esto durante años. En mi opinión, seguiremos haciéndolo 10 años», remató la expera.

El 2020 se convirtió en el peor año de la historia en materia de turismo, al registrar 1,000 millones de llegadas internacionales menos en el mundo y pérdidas de 1.3 billones de dólares en ingresos de exportación, debido a la pandemia de Covid-19, retrocediendo a los niveles de 1990.

Estas cifras suponen una caída del 74% en el volumen de turistas respecto a 2019, debido a un desplome sin precedentes de la demanda y a las restricciones generalizadas de los viajes, frente a un declive de tan sólo un 4% registrado durante la crisis económica global de 2009, informó este jueves la Organización Mundial del Turismo (OMT).

Según el último Barómetro del Turismo Mundial, las pérdidas en ingresos multiplican por más de once las registradas durante la crisis financiera y se han puesto en riesgo entre 100 y 120 millones de empleos turísticos directos, muchos de ellos en pequeñas y medianas empresas.

Dada la evolución constante de la pandemia, muchos países están actualmente implementando restricciones más estrictas a los viajes. Entre las medidas se incluyen pruebas obligatorias, cuarentenas y, en algunos casos, el cierre completo de las fronteras, lo cual dificulta la reanudación de los viajes internacionales.

La OMT espera, no obstante, que la llegada gradual de las vacunas ayude a restablecer la confianza de los consumidores, a flexibilizar las restricciones de movilidad y a que, gradualmente, los viajes se normalicen durante el 2021.

Asia y el Pacífico, la primera región en sufrir los efectos de la pandemia y una de las que mantiene las restricciones de viaje más estrictas, registró el mayor descenso de las llegadas en 2020, del 84%, equivalente a 300 millones menos.

Oriente Medio y África registraron en ambos casos una caída del 75%, mientras que Europa sufrió un descenso del número de llegadas del 70%, a pesar de un pequeño y breve repunte en el verano de 2020.

América tuvo una contracción del 69% en las llegadas internacionales, con resultados ligeramente mejores en el último trimestre del año.

El gasto del turismo internacional sigue reflejando una demanda muy débil de viajes al exterior, con caídas en los diez principales mercados emisores de entre un 53% del chino y del 99% del australiano.

El secretario general de la OMT, Zurab Pololikashvili, reconoció que, aunque se ha hecho mucho por lograr que los viajes internacionales sean seguros, la crisis «está aún lejos de haber terminado».

El mundo rebasó este martes los 100 millones de casos de Covid-19, con Estados Unidos, la India y Brasil, como los países con más contagios, según los datos de la Universidad Johns Hopkins.

En tan solo dos meses y 18 días se ha duplicado el número de casos de Covid-19, ya que la cifra de los 50 millones se alcanzó el pasado 8 de noviembre, de acuerdo con el recuento independiente que realiza la Johns Hopkins.

A las 17:00 hora México, mundo registraba un total de 100,164,399 contagios.

Estados Unidos es el país con más contagios, con 25,415,114; seguido de la India, con 10,676,838; Brasil, con 8,933,356; Rusia, con 3,716,228; y el Reino Unido, con 3,700,235. Le siguen Francia con 3,138,449 y España con 2,629.817.

Las naciones latinoamericanas con más contagios son: Colombia con 2,027,746, Argentina con 1,874,801 y México con 1,771,740, que ocupan los puestos undécimo, duodécimo y décimo tercero, a nivel mundial.

Respecto a las muertes, el mundo registra un total de 2,153,477 decesos; Estados Unidos contabiliza la mayor cifra de fallecidos, con 424,398; seguido de Brasil, con 218,878; la India, con 153,587; y nuestro país con 150,273. En el caso de las muertes, México ocupa el cuarto lugar a nivel mundial.

Estos datos se dan a conocer semanas después de que se pusieran en marcha campañas de vacunación contra la Covid-19 en distintos países y en medio de un repunte global de los casos, tras la detección de nuevas variantes del coronavirus, como las encontradas en el Reino Unido, Brasil y Sudáfrica.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó este martes al alza su previsión de crecimiento económico mundial, pasando al 5.5% en 2021, lo que significa tres décimas más de lo anticipado en octubre pasado.

Se indicó que dicha variación es gracias a las expectativas de recuperación por la vacuna contra el COVID-19, y el apoyo fiscal adicional en Estados Unidos y Japón.

Las dos grandes economías mundiales, EUA y China, se expandirán este año un 5.1% y un 8.1%, respectivamente, según el nuevo informe de Perspectivas Económicas Globales del Fondo.

Aunque la caída de la economía global en 2020 de -3.5% es menos pronunciado que lo proyectado en octubre que fue de -4.4%, sigue siendo la peor contracción global en época de paz desde la Gran Depresión, apuntó en rueda de prensa Gita Gopinath, economista jefe del FMI.

Gopinath destacó que la mejoría de cara a este año se debe, además de las expectativas generadas por un fortalecimiento de la actividad gracias a las vacunas contra el Covid-19,  está «el voluminoso respaldo fiscal anunciado en algunos países, incluido el más reciente en EUA y Japón, así como el desembolso de los fondos Nueva Generación de la Unión Europea (UE) que ayudará a aumentar la actividad económica entre las economías avanzadas con favorables efectos con sus socios comerciales».

El FMI también elevó las previsiones de crecimiento de América Latina para este año; pasó al 4.1%, cinco décimas más que lo pronosticado en octubre. El reporta señala que en 2020, la contracción de la economía regional fue de -7.4%.

Para este año, el FMI espera que las economías de Brasil y México, se expandirán un 3.6% y un 4.3%, respectivamente. El reporte del FMI no incluye previsiones de más países latinoamericanos.

«Hay muchos niveles diferentes de contracción en la región, muchos factores influyen, incluido el apoyo fiscal suministrado. Son tiempos muy desafiantes para América Latina», afirmó Gita Gopinath.

Sobre las economías emergentes, el informe del Fondo advirtió de «dificultades particulares» para los países exportadores de petróleo y basados en el turismo debido a la previsible lentitud en la normalización del los viajes internacionales y las «deprimidas perspectivas» de los precios del petróleo.

Se indicó que los volúmenes del comercio global crecerán un 8% en 2021, para luego expandirse un 6% en 2022.

Para 2022 el Fondo mantuvo sus cálculos de que la economía global crecerá un 4.2%, aunque advirtió que dicho pronóstico está marcado por una «excepcional incerteza» y que la recuperación es «incompleta» y «desigual».

El FMI recortó sus previsiones de crecimiento para la zona euro, a 4.2%. Italia es el país cuyo pronóstico quedó más deteriorado, con un recorte de 2.2 puntos porcentuales para un crecimiento de 3%, seguido de España, donde el FMI rebajó sus previsiones a 5.9%.

Si se comparan las economías desarrolladas, Estados Unidos y Japón van a alcanzar el nivel previo a la crisis en la segunda mitad de 2021, mientras que la zona euro y Reino Unido tardarán hasta 2022 para llegar a este punto.

Tras conocerse que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se encuentra contagiado de Covid-19, presentando síntomas «leves», diversos líderes mundiales le han expresado su apoyo, y deseado una pronta recuperación. AMLO se suma a una larga lista de líderes mundiales contagiados con el nuevo coronavirus.

El jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, deseó una pronta recuperación a su homólogo mexicano. «Mis deseos de una pronta recuperación para el presidente de México, positivo en Covid-19. Mi solidaridad y afecto para el pueblo mexicano, que también está viviendo días difíciles», escribió Sánchez en su cuenta de Twitter.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, dijo que recibió con pesar la noticia y deseó a López Obrador una «pronta y total recuperación».

Por su parte el presidente argentino Alberto Fernández, utilizó también sus redes sociales para desear que AMLO se recupere pronto. «Sé que su pueblo lo necesita y que América Latina lo acompaña en este tiempo difícil que nos toca vivir».

Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba, le deseo «pronta recuperación» y señaló que su país esta dispuesto «a apoyar en la cuanto pueda ser útil».

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, manifestó su solidaridad con el mandatario mexicano, y deseó su pronta recuperación.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, se sumó a los mensajes de apoyo al presidente López Obrador.

Con la confirmación de ser positivo a Covid-19, López Obrador se suma a una lista de líderes internacionales que han dado positivo al nuevo coronavirus.

AMLO ha cuestionado en repetidas ocasiones la utilidad del cubrebocas, y desde hace meses ha retomado sus giras por todo el país. En pasado noviembre, sostuvo que no se ponía cubrebocas porque no se sabía «a ciencia cierta» si funciona y porque procura guardar la «distancia» con las otras personas.

  • Alberto II de Mónaco: el jefe de Estado del principado, de 62 años, se convirtió en marzo en el primer gobernante mundial contagiado por coronavirus.
  • Carlos de Inglaterra: el contagio del primogénito de la reina Isabel II, de 71 años, se conoció el 25 de marzo, en pleno pico de la pandemia.
  • Boris Johnson: el primer ministro británico, muy criticado por la lenta respuesta inicial de su gobierno a la Covid-19, fue ingresado el 5 de abril en el hospital St. Thomas de Londres, donde pasó tres noches en cuidados intensivos antes de ser dado de alta el 12 del mismo mes.
  • Mijaíl Mishustin: el primer ministro ruso, de 54 años, anunció el 30 de abril que había dado positivo por coronavirus, algo que puso en alarma al gobierno y llevó a proteger especialmente al presidente del país, Vladímir Putin.
  • Juan Orlando Hernández: el presidente de Honduras, se convirtió, el 16 junio, en el primer mandatario latinoamericano afectado por la enfermedad.
  • Nursultán Nazarbáyev: el expresidente de Kazajistán, de 79 años, contrajo la Covid-19 en junio. Dimitió en marzo de 2019 tras 30 años al frente de la nación centroasiática, pero mantiene una destacada presencia en la vida política kazaja.
  • Jair Bolsonaro: el presidente de Brasil, de 65 años, y muy escéptico con respecto a una enfermedad que llegó a calificar de «gripecita», dio positivo el 7 de julio y permaneció recluido veinte días.
  • Jeanine Añez: la presidenta interina de Bolivia, de 53 años, comunicó el 9 de julio que padecía la enfermedad.
  • Silvio Berlusconi: el ex primer ministro italiano, de 84 años, dio positivo por coronavirus el 2 de septiembre tras visitar Cerdeña y permaneció hospitalizado hasta el 14 de ese mes.
  • Alejandro Giammattei: el presidente de Guatemala informó el 18 de septiembre de que había contraído la Covid-19.
  • Donald Trump: el presidente estadounidense y su esposa, Melania Trump, dieron positivo a Covid-19 el 2 de octubre. Poco después, Trump, de 74 años, fue trasladado al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed, donde permaneció durante tres días.
  • Emmanuel Macron: el presidente francés dio positivo a la Covid-19 el 17 de diciembre y se aisló en la residencia de La Lanterne, cerca del palacio de Versalles.
  • Marcelo Rebelo de Sousa: el presidente portugués dio positivo el 11 de enero y permaneció asintomático.
  • Armen Sarkisián: el presidente de Armenia fue hospitalizado el 13 de enero con neumonía doble y fiebre alta tras dar positivo al coronavirus.

 

El presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, avanzó este lunes en la conformación del que será su próximo gabinete al anunciar varios altos cargos incluyendo la confirmación de Antony Blinken, quien será su secretario de Estado.

La elección de Blinken, un experimentado diplomático que fue número dos del Departamento de Estado, indica un retorno hacia el multilateralismo después de la estrategia de Donald Trump de distanciarse de los aliados tradicionales de Washington.

Biden también anunció la elección del cubano-estadounidense Alejandro Mayorkas, nacido en La Habana, para dirigir el Departamento de Seguridad Interior (DHS), el primer latino e inmigrante nominado para ese cargo.

«Alejandro Mayorkas, exsubsecretario del DHS, quien ha sido confirmado por el Senado de Estados Unidos tres veces a lo largo de su carrera, será el primer latino e inmigrante nominado para servir como secretario del Departamento de Seguridad Interior», informó el equipo de transición de Biden en un comunicado.

Blinken, de 58 años, fue subsecretario de Estado y asesor adjunto de seguridad nacional durante el gobierno del presidente Barack Obama y tiene estrechos vínculos con Biden.

«No tenemos tiempo que perder en lo que respecta a nuestra seguridad nacional y política exterior. Necesito un equipo listo desde el Día Uno que me ayude a reclamar el puesto de Estados Unidos como presidente de la mesa, a unir al mundo para afrontar los enormes desafíos a los que nos enfrentamos y avanzar en seguridad, prosperidad y valores», señala el comunicado del equipo de transición de Biden.

Entre los nombramientos también destaca el de Jake Sullivan, quien será asesor de Seguridad Nacional, un cargo clave en la Administración estadounidense, y se convertirá en una de las personas más jóvenes en décadas en acceder a este puesto. Sullivan fue uno de los miembros del equipo que participó en las negociaciones que permitieron alcanzar el acuerdo nuclear con Irán. También medió en el acuerdo de alto el fuego de 2012 para Gaza.

Como embajadora de Estados Unidos en la ONU Biden ha escogido a Linda Thomas-Greenfield, que ya ejerció como secretaria de Estado adjunta durante la Administración Obama.  El exsecretario de Estado John Kerry será el enviado especial de Biden para Clima, con asiento en el Consejo de Seguridad Nacional.

Avril Haines será la primera mujer que dirija los servicios de inteligencia estadounidenses como directora de Inteligencia Nacional. Haines ha sido subdirectora de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). Reema Dodin y Shuwanza Goff fungirán como subdirectoras de la Oficina de Asuntos Legislativos de La Casa Blanca, uniéndose a Louisa Terrell quien recientemente fue nombrada directora de la Oficina de Asuntos Legislativos de La Casa Blanca.

El equipo de transición de Biden añadió que la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos serán dirigidas por «profesionales experimentados» dispuestos a restaurar el liderazgo en el escenario mundial, así como mantener un liderazgo al interior del país.

Los puestos de gobierno deben ser aprobados por el Senado, una cámara cuyo control aún está en el aire, a falta de que se repartan los dos últimos escaños en juego en Georgia, que están pendientes de una segunda vuelta que tendrá lugar en el mes de enero.

El jefe de emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó este lunes que sus «mejores estimaciones» indican que 1 de cada 10 personas en todo el mundo posiblemente ya se han infectado de coronavirus.

«Nuestras mejores estimaciones actuales nos dicen que cerca del 10% de la población global podría haberse contagiado por el virus. Varía dependiendo del país, varía entre zonas urbanas y rurales, varía dependiendo de los grupos».

Durante una reunión de la junta ejecutiva de 34 miembros de la OMS centrada en COVID-19, el doctor Michael Ryan dijo que las cifras varían de zonas urbanas a rurales y entre diferentes grupos, pero que en última instancia significa que «la gran mayoría del mundo sigue en riesgo».

La estimación, que ascendería a más de 760 millones de personas sobre la base de la población mundial actual de alrededor de 7,600 millones, supera por mucho la cantidad de casos confirmados contabilizados tanto por la OMS como por la Universidad Johns Hopkins, ahora con más de 35 millones en todo el mundo.

Los expertos han dicho durante mucho tiempo que el número de casos confirmados subestima por diversas razones la cifra real.

Ryan dijo al Directorio Ejecutivo de la agencia que estaban surgiendo brotes en zonas del sudeste asiático y que los contagios y muertes estaban aumentando en áreas de Europa y en la región del este del Mediterráneo.

«Nos encaminamos a un período difícil. La enfermedad se sigue propagando», advirtió el experto.

La OMS ha presentado una lista de expertos que participarán en una misión internacional a China para investigar el origen del coronavirus, para consideración de las autoridades chinas, dijo.

Por su parte el Jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró que la pandemia de coronavirus es una «llamada de atención» para la comunidad internacional, por lo que pidió una reforma más rápida de la institución para responder mejor a las emergencias sanitarias.

Adhanom Ghebreyesus defendió la labor de la organización, a la que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó de incompetencia en su gestión de la pandemia.

«No vamos por el camino equivocado, (…) pero necesitamos movernos más rápido. La pandemia es una llamada de atención para todos nosotros» , dijo el responsable.

El jefe de la OMS subrayó el lunes la necesidad de reforzar la vigilancia internacional de países.

Latinoamérica y el Caribe se convirtió este viernes en la región del mundo con más fallecidos por covid-19, al sumar 213.120 decesos y superar el número de muertos registrado en Europa.

Con 213,120 muertos por el nuevo coronavirus, América Latina sobrepasó los 212,660 decesos acumulados en Europa.

El 44% de las muertes por Covid-19 ocurridas en el mundo en los últimos siete días se registraron en la región, cerca de 18,300 de un total de 41,500.

La región también es la que registra mayor cantidad de contagios de coronavirus, con 5.3 millones, buena parte de ellas en Brasil.

El gigante sudamericano, con 2.9 millones de casos de Covid-19 y casi 98,500 muertes en una población de 212 millones de habitantes, es el segundo país del mundo más afectado en términos absolutos, solo por detrás de Estados Unidos.

En tanto, nuestro país con 128.8 millones de habitantes, superó ayer las 50.000 defunciones y alcanzó los 462,690 casos de Covid-19

La UNESCO advirtió que 24 millones de estudiantes en todo el mundo, desde el nivel de preescolar hasta el ciclo superior, podrían no volver a la escuela en 2020 como consecuencia de los cierres provocados por la pandemia de Covid-19.

Según el informe ‘Education in the time of COVID-19 and beyond’, que ha sido presentado este martes, la mayoría de los alumnos en situación de riesgo, unos 5.9 millones, se encuentra en Asia Meridional y Occidental, mientras que otros 5.3 millones de estudiantes corren el mismo peligro en el África Subsahariana.

Ambas regiones ya se enfrentaban a graves problemas educativos antes de la pandemia, por lo que la UNESCO considera probable que su situación empeore considerablemente.

La educación superior podría experimentar los mayores índices de abandono, así como una reducción de matrículas de hasta el 3.5%, lo que redundaría en una pérdida de 7.9 millones de alumnos. El segundo nivel más afectado sería la enseñanza preescolar, en la que se ha previsto una pérdida de matrículas del 2.8%, es decir, unos 5 millones menos de niños escolarizados.

Según las mismas proyecciones, el nivel de primaria podría perder el 0.27% del alumnado y el de secundaria el 1.48%, lo que equivaldría a 5.2 millones de niñas y 5.7 millones de niños que dejarían los estudios en ambos niveles.

Las estadísticas compiladas por la UNESCO muestran que casi 1,600 millones de alumnos de más de 190 países, el 94% de la población estudiantil del mundo, se vieron afectados por el cierre de las instituciones educativas en el momento más álgido de la crisis, una cifra que hoy se ha reducido a 1,000 millones.

Alrededor de 100 países todavía no han anunciado en qué fecha volverán a abrir sus escuelas.

«Estas conclusiones ponen de relieve la urgente necesidad de velar por la continuidad del aprendizaje para todos, especialmente de los más vulnerables, ante esta crisis sin precedentes», declara la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay.

En el informe se pide a las autoridades nacionales y la comunidad internacional que coordinen esfuerzos para situar a la educación en la vanguardia de los planes de recuperación y proteger las inversiones en el sector educativo.

Según los cálculos de la UNESCO, la pandemia ampliará  en un tercio el déficit en la financiación necesaria para la  consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en Educación, acordados por la comunidad internacional para 2030, en los países de ingresos bajos y medios-bajos, una brecha que en la actualidad alcanza ya la «impresionante» cifra de 148,000 millones de dólares estadounidenses.

El informe también pone de manifiesto que el cierre de escuelas no solo afecta a la educación, sino que también impide el suministro de servicios esenciales para los niños y las comunidades, entre otros el acceso a una alimentación equilibrada, y limita la capacidad de los padres para acudir al trabajo. Asimismo, las medidas de clausura incrementan el riesgo de que las niñas y mujeres puedan padecer violencia doméstica.

Durante la presentación del documento, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, ha advertido de que la pandemia ha causado el trastorno más grave registrado en los sistemas educativos en toda la historia y amenaza con provocar un déficit de aprendizaje que podría afectar a más de una generación de estudiantes.

«Ya nos enfrentábamos a una crisis de aprendizaje antes de la pandemia, afirma Guterres. Ahora nos enfrentamos a una catástrofe generacional que podría despilfarrar un potencial humano incalculable, socavar décadas de progreso y agravar las desigualdades más arraigadas».

En ese sentido, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) prevé que en el caso de México, el impacto de la pandemia sea de 1.4 millones de estudiantes que no regresarán a clases en el próximo ciclo escolar.

«De acuerdo con la estimación de alumnos que no continuarán sus estudios en el nivel medio superior, se trata de una reducción de 15.55%, mismo porcentaje que se proyecta en la matrícula de jóvenes registrados en educación superior yposgrado», indicó el PNUD.

Precisa que se perderían 800 mil estudiantes de secundaria a preparatoria; 593 mil en educación universitaria y 38 mil 567 en posgrado, para un total de un millón 431 mil 567 alumnos.

Según los cálculos, no se tiene un aproximado de cuántos alumnos dejarían la educación básica, puesto que tradicionalmente es el nivel con menor deserción escolar.

Los efectos del coronavirus «se harán sentir en las próximas décadas», afirmó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, al inaugurar este viernes la cuarta reunión de su Comité de Emergencia, seis meses después de la aparición de la pandemia.

«Esta pandemia es una crisis sanitaria que solo se vive una vez por siglo y sus efectos se harán sentir durante décadas», señaló el jefe de la OMS.

El nuevo coronavirus ha matado a cerca de 675,000 personas e infectado al menos a 17.3 millones desde su aparición en China el pasado diciembre.

La Organización alertó sobre un aumento récord en los casos de coronavirus a nivel mundial, con un total de 292,527 nuevos contagios en las últimas 24 horas. El reporte diario mostró que los mayores incrementos se dieron en Estados Unidos, Brasil, India y Sudáfrica, países que han encabezado la propagación de los contagios.

El Comité, compuesto por 18 miembros y 12 asesores, puede proponer nuevas recomendaciones o revisar algunas, aunque no hay duda de que la situación de emergencia internacional seguirá en vigor.

Cuando la OMS decretó la alerta mundial el 30 de enero, ya había al menos 100 casos fuera de China, aunque aún no se registraban muertos fuera de ese país, agregó el director de la OMS, al defender el balance de la institución.

La OMS fue muy criticada por tardar en decretar el estado de emergencia, luego de que el coronavirus fue identificado por primera vez en China.

Estados Unidos, que acusó a la organización de ser una «marioneta» manipulada por China, e incluso de haber sido «comprada» por ese país, inició en julio su retirada de la institución.

La OMS también fue criticada por recomendaciones consideradas tardías o contradictorias, especialmente sobre el uso de las mascarillas, o las formas de transmisión del virus.

«Muchos países que creían haber superado lo peor están enfrentando rebrotes. Algunos que fueron menos afectados en las primeras semanas registran aumentos de casos y muertes. Y algunos que tuvieron fuertes brotes han logrado controlarlos», puntualizó Tedros Adhanom.

Mientras el desarrollo de la vacuna avanza en tiempos récord, el director de la OMS llamó a aprender a vivir con el virus y luchar con las armas de las que se disponen.

La actual pandemia del coronavirus, que ha infectado a más de 16 millones de personas, es por mucho la peor emergencia sanitaria mundial que ha enfrentado la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo este lunes su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El mundo solo podrá derrotarla con un estricto cumplimiento de las medidas de salud, desde llevar mascarilla a evitar las multitudes, agregó Tedros en una comparecencia virtual desde Ginebra.

«Los casos bajan donde se siguen estas medidas. Donde no, suben», señaló, felicitando a Canadá, China, Alemania y Corea del Sur por su control de los brotes.

La reactivación del coronavirus en varias regiones, incluso en naciones que pensaban tener controlada la enfermedad, está alarmando al mundo, mientras el número de muertes se acerca a las 650,000.

El jefe del programa de emergencias de la OMS, Mike Ryan, dijo que mucho más importante que las definiciones sobre segundas olas, nuevos picos y concentraciones localizadas es que las naciones de todo el mundo mantengan estrictas restricciones de salud como la distancia física.

«Está claro que la presión sobre el virus hace bajar los números. Cuando se siguen estas medidas, los casos disminuyen. Donde no se siguen, los casos suben», indicó, reconociend que es virtualmente imposible que los países mantengan cerradas sus fronteras en un futuro próximo.

Tedros hizo énfasis en que la prioridad sigue siendo salvar vidas.

«Tenemos que suprimir la transmisión, pero al mismo tiempo debemos identificar a los grupos vulnerables y salvar vidas, manteniendo las tasas de muertes si es posible en cero, si no en un mínimo», afirmó al felicitar a Japón y Australia en este respecto.

Advirtió que la pandemia del coronavirus sigue acelerándose, a tal punto que el número de casos se duplicó en las últimas seis semanas.

Foto: OMS