Tag

OMS

Browsing

Desde el 1 de enero y hasta el 12 de septiembre se han notificado 57,607 casos de viruela del mono en todo el mundo y 22 muertes, según el último informe publicado este martes por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Sin embargo, se precisa que el número de casos nuevos informados semanalmente a nivel mundial ha disminuido en un 8.5%o entre el 5 de septiembre y el 11 de septiembre, y la mayoría de los casos notificados en las últimas cuatro semanas han provenido desde las Américas (75%) y la Región de Europa (23.9%).

Los 10 países más afectados a nivel mundial son Estados Unidos (21,504), España (6,892), Brasil (5,726), Francia (3,785), Alemania (3,530), Reino Unido (3,484), Perú (1,808), Canadá (1,321), Países Bajos (1,195) y Colombia (938).

Juntos, estos países representan el 87.1% de los casos notificados a nivel mundial.

En los últimos 7 días, 21 países reportaron un aumento en el número semanal de casos, con el mayor aumento reportado en México.

Al respecto, la Secretaría de Salud informó, de acuerdo a su último corte, que se han confirmado mil 051 casos en 30 entidades del país.

Detalló que se han identificaron en total dos mil 188 personas que cumplen la definición operacional de caso probable, de los cuales mil 051 están confirmados, 351 en estudio y 786 descartados mediante prueba de laboratorio.

Precisó que dos personas que fallecieron durante la atención médica presentaron lesiones compatibles con viruela del mono, por lo que al practicarles la prueba, resultaron positivas. Dichas defunciones están bajo análisis por un grupo de personas expertas en materia de infectología, para dictaminar si existe causa atribuible a la infección por virus de la viruela símica.

De acuerdo con el InDRE, los casos positivos se encuentran distribuidos en 30 estados: Ciudad de México (606) contagios; Estado de México (79); Jalisco (156); Yucatán (59); Quintana Roo (28); Chiapas (17); Tabasco (13); Nuevo León (11); Baja California (10); Veracruz, (7); Guanajuato, Nayarit, Puebla y Morelos con seis casos cada uno; Chihuahua y Sinaloa con cinco cada uno; Querétaro, Oaxaca,  Aguascalientes con 4 casos respectivamente; Sonora, (3); Coahuila, Michoacán, Tamaulipas, Campeche, Hidalgo y Colima con dos cada uno; San Luis Potosí, Zacatecas, Guerrero y Baja California Sur con un caso cada estado.

Del total de casos confirmados, 98% corresponde a hombres y 2% a mujeres; 47.7% de las personas tiene entre 30 y 39 años, es decir, 501 de los mil 051 confirmados. Asimismo, 11 tienen menos de 20 años; 262, de 20 a 29; 216 entre 40 y 49; 53 de 50 a 59; y ocho personas, 60 años o más.

Además, el informe de la OMS señala que 33 países no han informado nuevos casos en los últimos 21 días y Jordania ha sido el único país que ha informado de un primer caso en la última semana.

Con la excepción de los países de África occidental y central, el brote actual de viruela del mono sigue afectando principalmente a hombres que han tenido relaciones sexuales con hombres, y que informaron haber tenido relaciones sexuales recientemente con una o varias parejas.

Actualmente no hay ninguna señal que sugiera una transmisión sostenida más allá de estas redes.

Se han notificado 322 casos entre trabajadores de la salud, aunque el informe de la OMS señala que la mayoría se infectaron en la comunidad y se están realizando más investigaciones para determinar si la infección restante se debió a la exposición ocupacional.

El consejo independiente de vacunación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó este jueves por primera vez que las personas mayores reciban una segunda dosis de refuerzo de la vacuna contra la COVID-19.

El presidente del Grupo Consultivo Estratégico de Expertos en Inmunización (SAGE), el mexicano Alejandro Cravioto, ha subrayado en Ginebra que esto no significa una recomendación de refuerzo regular cada cuatro o seis meses.

El SAGE dejó abierta la franja de edad exacta en su recomendación, por lo que cada país tendrá que decidir por sí mismo a qué edad quiere ofrecer la segunda vacuna de refuerzo.

El panel apunta que lo ideal es que las vacunas se administren entre cuatro y seis meses después de la primera vacuna de refuerzo.

Además, el SAGE recomienda que los trabajadores sanitarios de todas las edades reciban una segunda vacuna de refuerzo, así como las personas con sistemas inmunitarios debilitados u otras enfermedades que aumenten el riesgo de padecer una enfermedad grave tras una infección por la enfermedad respiratoria.

Y que estudios científicos han mostrado que, a medida que la pandemia ha quedado dominada por la variante Ómicrón, la inmunidad que ofrecían las vacunas o la generada por una infección anterior va disminuyendo «no de manera muy significativa, pero lo suficiente en el caso de casos severos».

No obstante, el documento emitido por el grupo de la OMS señala que «es probable» que se requerirán dosis adicionales dentro de los cuatro a doce meses después del segundo refuerzo, especialmente entre personas vulnerables a una enfermedad grave o en riesgo de morir.

Alejandro Cravioto refirió estudios recientes que indican que la mitad de la gente que contrajo Ómicron no lo sabía porque no tuvo síntomas, lo que puede ofrecer nuevas pistas sobre el funcionamiento de la inmunidad natural frente a esta variante.

El grupo de expertos en inmunización de la OMS celebró una reunión extraordinaria en la que examinó la evolución de la pandemia desde el punto de vista de la vacunación y también concluyó que los países pueden considerar administrar las vacunas contra la COVID-19 junto con la vacuna contra la gripe.

Recordemos que como parte del desarrollo de múltiples vacunas para detener la propagación del COVID, la farmacéutica Moderna ha sido la primera en fabricar una vacuna bivalente, en base al coronavirus original y a su variante Ómicron, y cuyo uso ha sido aprobado inicialmente por el Reino Unido.

Las muertes por COVID-19 aumentaron un 35% la semana pasada, equivalente al deceso de 15,000 personas en el mundo, reveló este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«15,000 muertes es completamente inaceptable en circunstancias en las que tenemos todas las herramientas para prevenir las infecciones y salvar vidas», sostuvo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en conferencia de prensa.

La variante Ómicron sigue siendo la dominante y su subvariante BA.5 representa más del 90% de casos confirmados mediante pruebas de laboratorio en el último mes.

Tedros dijo que era preocupante que el número de secuenciaciones genéticas del coronavirus haya caído un 90% desde inicios de año, lo que limita fuertemente la posibilidad de que los expertos detecten la aparición de nuevas variantes que podrían modificar el curso de la pandemia.

«Esto hace muy difícil entender cómo el virus puede estar cambiando», recalcó el responsable de la OMS, quien recordó que en el hemisferio norte pronto llegará el frío, y con éste un riesgo mayor de transmisión y hospitalización por esta enfermedad.

Por ello, la OMS recomendó a las personas que todavía no se han vacunado, a que lo hagan, y a quienes forman parte de grupos de riesgo, que reciban la dosis de refuerzo, que utilicen mascarilla cuando no puedan mantener una distancia prudente y que eviten las aglomeraciones, especialmente en espacios cerrados.

Tedros dijo que todavía queda mucho de aprender sobre cómo vivir con el virus, pero reclamó que lo que no se puede hacer «es vivir con 15,000 muertes semanales».

En respuesta a una pregunta sobre el levantamiento de prácticamente todas las medidas de prevención en Estados Unidos, un experto de la OMS recordó que la semana pasada en este país había 100,000 personas hospitalizadas, con una media de 500 enfermos adicionales cada día.

El COVID «es prácticamente una de las causas principales de muerte en Estados Unidos», señaló el especialista en gestión de incidencias de la covid en la OMS, Abdi Mahamud.

Enfatizó que una pandemia no termina de un momento a otro y que Japón y varios países de la región del Pacífico, especialmente islas, están ahora luchando contra el aumento de casos de COVID-19.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alertó este martes sobre reportes de ataques contra primates en Brasil debido al miedo a la viruela de mono.

Al lamentar los ataques insistió que los brotes actuales se debe a la transmisión entre humanos, y no por los animales.

«La gente tiene que saber que la transmisión que estamos viendo ahora es entre humanos», recalcó una portavoz de la OMS, Margaret Harris, en una rueda de prensa en Ginebra.

Y es que según la página de noticias brasileña G1, una decena de monos habrían sido envenenados, y algunos heridos, en menos de una semana en una reserva natural de Rio do Preto, en el estado de Sao Paulo en Brasil.

Los socorristas y activistas sospechan que los animales fueron atacados después de que se confirmaran tres casos de viruela del mono en la zona, según G1.

También fueron atacados en varias ciudades brasileñas, según la misma fuente, que cita la asociación de lucha contra el tráfico ilegal de animales salvajes Renctas.

Hasta ahora, Brasil ha registrado más de 1,700 casos de viruela del mono y un fallecido, según datos de la OMS.

El término de viruela del mono fue usado tras la detección del virus en 1958 en monos de un laboratorio en Dinamarca, pero el virus también fue encontrado en otros animales, sobre todo en roedores.

La enfermedad fue detectada por primera vez en el ser humano en 1970 y es menos peligrosa y contagiosa que su prima la viruela, erradicada en 1980.

El virus puede transmitirse de animal a hombre, pero la explosión reciente de casos se debe a la transmisión entre humanos por contactos estrechos, recalcó Harris. La gente «ciertamente no debería atacar a los animales», añadió.

La OMS activó su máximo nivel de alerta a finales de julio para tratar de contener el brote de esta enfermedad.

El número de casos semanales de COVID-19 a nivel mundial disminuyó un 9% durante la semana del 25 al 31 de julio, en comparación con la semana anterior, con más de 6.5 millones de casos nuevos notificados, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El número de nuevas muertes semanales se mantuvo estable esta semana en comparación con la semana anterior, con más de 14,000 víctimas mortales notificadas.

Con corte al 31 de julio de 2022, se han notificado más de 574 millones de casos confirmados de COVID-19 y más de 6.3 millones de muertes en todo el mundo.

A nivel regional, el número de nuevos casos semanales notificados aumentó en el Pacífico Occidental en un 20% y África un 5%; al mismo tiempo, disminuyó o se mantuvo estable en Europa con un 35% menos; el Mediterráneo Oriental -12%; el Sudeste Asiático un 2% menos y América un 2% menos.

Las muertes aumentaron en el Pacífico Occidental un 44%; en el Mediterráneo Oriental un 26%, Asia Sudoriental reportó un aumento del 20% y en África un 12%; en tanto las cifras disminuyeron en Europa un 26%. El número de nuevas muertes semanales en América fue similar al de la semana anterior.

A nivel de países, los números más altos de nuevos casos semanales fueron notificados por Japón con un millón 379 mil 099 nuevos casos; Estados Unidos con 923 mil 366 casos; Corea del Sur con 564 mil 437; Alemania con 459 mil 724 e Italia con 394 mil 583 nuevos casos.

Las cifras más altas de nuevas muertes semanales se registraron en Estados Unidos con 2,626 nuevas muertes; Brasil con 1,827; Italia con 1,205; Japón con 655 y Australia con 637.

Por otra parte, en cuanto a las variantes, desde el 1 de julio hasta el 1 de agosto de 2022 la OMS ha analizado 204 mil 668 secuencias. De ellas, 203 mil 440 son de Ómicron y sus linajes descendientes, lo que representa el 99% de las secuencias notificadas a nivel mundial en los últimos 30 días.

Una comparación de las secuencias en la semana 29 (del 17 al 23 de julio de 2022) y la semana 28 (del 10 al 16 de julio de 2022) muestra que las subvariantes de Ómicron BA.5 y BA.4 siguieron siendo dominantes a nivel mundial, con una prevalencia semanal que aumentó del 63.8% al 69.6% y del 10.9% al 11.8%, respectivamente.

Las síntomas de Francisco comenzaron después de regresar a su hogar en la Ciudad de México desde California a finales de junio. Comenzó con dos granos en los glúteos, pero una semana después tenía lesiones por todo el cuerpo, la boca tan llena de llagas que apenas podía hablar o beber agua.

«El dolor fue inexplicable, catastrófico», dijo Francisco, de 44 años, en entrevista con la agencia Reuters, a quien pidió ocultar su nombre real.

Francisco es uno de los al menos 59 infectados de viruela del mono que se han confirmado en México desde mayo pasado, un número que los expertos creen que podría ser mayor.

En América Latina, México se posiciona detrás de Brasil y Perú en número de casos confirmados de la enfermedad infecciosa, que se ha propagado principalmente entre hombres homosexuales y bisexuales.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la viruela del mono como una emergencia sanitaria mundial el pasado 23 de julio, lo que provocó una mayor atención por parte de las autoridades regionales, sin embargo, algunos médicos y activistas en los dos países más grandes de América Latina han denunciado que la respuesta ha sido demasiado tibia.

Temen que las autoridades no hayan aprendido la lección de la pandemia de COVID-19, que ha puesto en jaque a los sistemas de salud y ha dejado a los gobiernos sin fondos.

La situación es similar en Brasil, donde los 970 casos registrados representan más de dos tercios del total de la región, según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El Ministerio de Salud de Brasil anunció un plan de emergencia contra la viruela del mono el 28 de julio, más de un mes después de su primer caso y un día antes de informar la primera muerte por este tipo de viruela fuera de África en el brote actual.

Tras el comunicado de la OMS, la Secretaría de Salud en nuestro país publicó su primer consejo relacionado con viruela del mono desde que el país confirmó el primer caso.

En Broojula, Ana Paula Ordorica platica con Jorge Saavedra, Director Ejecutivo del AHF Institute, especialista en temas de salud pública, sobre cómo se transmite esta enfermedad y todo lo que se debe saber para no infectarse, y si debemos preocuparnos.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró este fin de semana que la viruela del mono es una emergencia de salud pública de carácter preocupante a nivel internacional.

A pesar de las consideraciones del grupo de expertos de la agencia de la ONU, encargado de evaluar la crisis, que todavía no ha alcanzado un consenso sobre esta cuestión, el jefe de la OMS decidió realizar la declaración tras asegurar que el brote cumple con todos los requisitos necesarios para ello.

«Tenemos un brote que se ha propagado por todo el mundo rápidamente, a través de nuevos modos de transmisión, sobre los cuales sabemos muy poco y que cumple con los criterios del Reglamento Sanitario Internacional», explicó  el jefe de la OMS el sábado.

Ghebreyesus ha asegurado además que, en términos generales, «la evaluación de la OMS es que el riesgo de la viruela del mono es moderado a nivel mundial y en todas las regiones, excepto en la región europea, donde evaluamos el riesgo como alto».

En su comparecencia, Tedros Adhanom compartió las últimas cifras de contagios. Entre el 1 de enero y el 20 de julio de 2022, se notificaron a la OMS 14,533 casos probables y confirmados por laboratorio (incluidas 3 muertes en Nigeria y 2 en la República Centroafricana) de 72 países de todo el mundo.

Ante la situación, el jefe de la OMS hizo un llamado a la calma y recomendó a los países que sigan el protocolo de contención establecido para esta clase de emergencias. «Con las herramientas que tenemos ahora, podemos detener la transmisión y controlar este brote», ha manifestado.

El jefe de la OMS dijo que aunque «de momento, se trata de un brote que se concentra entre hombres que mantienen relaciones homosexuales, en especial con compañeros múltiples»,  advirtió que «el estigma y la discriminación son tan peligrosos como cualquier virus».

«Además de nuestras recomendaciones a los países, también hago un llamado a las organizaciones de la sociedad civil, incluidas aquellas con experiencia en el trabajo con personas que viven con el VIH, para que trabajen con nosotros en la lucha contra el estigma y la discriminación», declaró.

Precisamente este estigma era uno de los motivos por los que algunos miembros del comité investigador de la OMS no eran partidarios de hacer esta declaración, junto a otros factores como la baja gravedad de la epidemia o la posibilidad de que un nuevo motivo de alarma «aumente de manera innecesaria o artificial la percepción del riesgo de la enfermedad».

Sin embargo, la valoración de la comisión era solo uno de los cinco factores tenidos en cuenta por el jefe de la OMS, junto a la velocidad de propagación o las mencionadas regulaciones sanitarias internacionales, a la hora de dar finalmente la alerta, tal y como ha recordado el propio Ghebreyesus en conferencia de prensa.

El coordinador de la Oficina de Pandemias de La Casa Blanca, Raj Panjabi, sostuvo que «es esencial una respuesta internacional coordinada para detener la propagación» de esta enfermedad.

Además, indicó que la decisión tomada por la OMS de declarar el actual brote como una emergencia de salud pública «es un llamamiento a la acción para que la comunidad mundial detenga la propagación de este virus».

Asimismo, ha detallado que el Gobierno de Estados Unidos ha «desplegado una estrategia robusta y completa» con el objetivo de combatir la viruela del mono, que incluye la adquisición de vacunas, la ampliación de acceso a pruebas y tratamientos, así como una mayor comunicación con las comunidades en riesgo de contraer el virus.

Y mientras Estados Unidos continúa con sus esfuerzos, la Comisión Europea aprobó la extensión de una vacuna del grupo farmacéutico Bavarian Nordic contra la propagación de la viruela del mono.

El visto bueno de Bruselas, dado a conocer este lunes, se produjo después de que el regulador europeo, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), diera luz verde el viernes para que se prolongara la vacuna Imvanex, ya autorizada desde 2013 en la Unión Europea (UE).

«Esta aprobación de la vacuna contra la viruela del mono es un ejemplo de buena cooperación entre Bavarian Nordic y los reguladores europeos, una extensión de empleo que suele tomar entre seis y nueve meses», señaló el fabricante danés en un comunicado.

La autorización de la Comisión Europea se traslada a todos los Estados miembros de la UE, así como a Islandia, Liechtenstein y Noruega, precisó el grupo escandinavo.

La vacuna Imvanex se comercializa como Jynneos en los Estados Unidos, donde tiene licencia contra la viruela del mono desde 2019. Esto la convierte en el único fármaco con autorización para la prevención de la enfermedad.

Adicional, las autoridades de Japón confirmaron este lunes el primer caso de viruela del mono en el país y han detallado que ha sido confirmado en el área de la capital, Tokio.

El Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) acordó seguir considerando al coronavirus como una emergencia de salud pública de preocupación internacional.

Esta decisión se debe a que los casos de coronavirus siguen incrementándose cada semana debido, en gran parte, a las subvariantes BA4 y BA5 de ómicron, así como por el levantamiento de las restricciones en muchas partes del mundo y la reducción en la realización de pruebas diagnósticas.

«La COVID-19 no ha terminado. Nos encontramos en una mejor posición que al inicio de la pandemia, pero el virus sigue corriendo a sus anchas en los países. Me preocupa que las muertes sigan en una tendencia al alza», dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

«Nuevas olas del virus demuestran una vez más que el COVID-19 está lejos de haber terminado», añadió Tedros, quien dijo que a medida que aumentan las hospitalizaciones y la transmisión de COVID, los gobiernos deben implementar medidas como el uso de mascarillas, una ventilación mejorada y protocolos de detección y tratamiento.

De hecho, alertó que el aumento de casos también se está traduciendo en una presión sobre los sistemas sanitarios.

Además, el organismo ha señalado que tanto la trayectoria de la evolución viral como las características de las variantes emergentes del virus siguen siendo «inciertas e impredecibles», por lo que ha llamado a incluir la vigilancia del COVID-19 en los sistemas de vigilancia de otros patógenos respiratorios.

«Los sublinajes son unas variantes de preocupación porque están aumentando su presencia en las últimas cuatro semanas. Cuanto más circula el virus, más oportunidad tiene de mutar», detalló la epidemióloga líder de la OMS, Maria Van Kerkhove.

Del mismo modo, ha destacado la necesidad de que se garantice la vacunación a los grupos prioritarios, si bien ha mostrado su preocupación por la falta de datos sobre la cobertura de vacunación en el 30% de los países.

Se han notificado más de 6,000 casos de viruela del mono en 58 países en el brote actual, informó este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La agencia de la ONU volverá a convocar una reunión del comité que asesorará sobre si declarar el brote como emergencia sanitaria mundial, el nivel más alto de alerta de la OMS.

La reunión se tiene programada para la próxima semana, aunque se ha dicho que podría ocurrir antes si la situación lo amerita. dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus en una rueda de prensa virtual desde Ginebra.

En su anterior reunión, celebrada el 27 de junio, el comité decidió que el brote, en el que han aumentado los casos tanto en los países africanos en los que suele propagarse, así como a nivel mundial, no constituía aún una emergencia sanitaria.

«Me sigue preocupando la magnitud y la propagación del virus en todo el mundo», dijo Tedros, y añadió que la falta de pruebas significaba que probablemente había muchos más casos sin notificar. Puntualizó que alrededor del 80% de los casos se dan en Europa.

La viruela del mono, una infección vírica normalmente leve que provoca síntomas parecidos a los de la gripe y lesiones en la piel, se está extendiendo por todo el mundo desde principios de mayo.

La tasa de mortalidad en brotes anteriores de la cepa que se está propagando actualmente ha sido de alrededor del 1%.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, confirmó este martes en rueda de prensa que ya se han registrado más de 1,600 casos de viruela del mono en 39 países.

Asimismo, actualmente hay unos 1,300 casos sospechosos y se han producido 79 muertes por esta enfermedad, dijo Tedros quien insistió en que, por ahora, la OMS no recomienda la vacunación masiva.

«Aunque las vacunas de la varicela pueden brindar protección, hay pocos datos clínicos sobre su eficacia y tampoco hay un gran suministro de estas vacunas», ha enfatizado Tedros, para advertir de que el brote mundial es «inusual y preocupante».

De hecho, el director general del organismo de Naciones Unidas ha informado de que va a convocar el próximo 23 de junio a la Comisión de Emergencias del Reglamento Sanitario Internacional para evaluar si la viruela del mono es, o no, un problema de salud pública de emergencia internacional.

«El virus se está propagando de una forma inusual y afecta cada vez a más países, por lo que se requiere una respuesta coordinada debido a la propagación geográfica del virus. Asimismo, tener esta comisión nos permitirá deliberar sobre las diferentes decisiones con expertos y, así, entender mejor el virus», añadió el director de la OMS.

Precisamente, este martes la OMS ha publicado una nueva guía de vacunación e inmunización para la viruela del mono, en la que se proporcionan las primeras recomendaciones sobre el uso de vacunas (antivariólicas) para la enfermedad.

El objetivo de la respuesta global al brote es controlarlo y utilizar de manera efectiva las medidas de salud pública para prevenir la propagación de la enfermedad. «Se deben hacer todos los esfuerzos para administrar vacunas contra la viruela del simio dentro de un marco de investigación colaborativa y protocolos de ensayos clínicos aleatorizados (ECA) con herramientas estandarizadas de recopilación de datos para datos clínicos y de resultados», señala la OMS en el trabajo.

En el marco del Día Mundial Sin Tabaco, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) por sus políticas contra esta sustancia, incluyendo un nuevo decreto que prohíbe los cigarrillos electrónicos y vapeadores.

El premio es «un reconocimiento a su liderazgo y apoyo inquebrantable para fortalecer las medidas de control de tabaco en México», expuso Miguel Malo Serrano, representante de la OMS en el país, al entregar el galardón a López Obrador durante la conferencia matutina del Palacio Nacional.

“Es también un reconocimiento, señor presidente, reafirmando la importancia del control de tabaco y, sobre todo, asegurando permanentemente que el derecho a la salud de la población mexicana está por encima de los intereses del mercado», añadió Malo Serrano.

El representante de la OMS resaltó que las gestiones del presidente llevaron a la aprobación unánime de la reforma de la Ley General de Control de Tabaco en el 2021, que han resultado en la prohibición total de la publicidad, promoción y patrocinio del tabaco. También destacó la creación de ambientes libres de humo en todo el país.

La nominación de López Obrador al premio la propuso el Comité Interinstitucional para la Lucha contra el Tabaco, una de las coaliciones históricas en México en el combate a esta sustancia, detalló el funcionario internacional.

Malo Serrano argumentó que el tabaco no solo mata a las personas, sino también está dañando a «nuestra madre tierra”, al citar que la industria tala cada año 600 millones de árboles, emite 84 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono y utiliza 22,000 millones de litros de agua.

Durante la mañanera, el presidente firmó el decreto que prohíbe la circulación y comercialización de los sistemas electrónicos de administración de nicotina, tales como cigarrillos electrónicos y vaporizadores.

El representante de la OMS denunció que la industria del tabaco «perversamente» está orientando estos productos a los menores de edad.

“Es para nosotros en la región, esas medidas de control de nuevos productos de tabaco, un referente, porque es un ejemplo de política para precautelar y proteger la salud y el bienestar, principalmente de niños, niñas y adolescentes», comentó Malo Serrano.

López Obrador ha insistido durante su gestión en prohibir los cigarrillos electrónicos, incluso ha ordenado medidas para prohibir su importación. Sin embargo, la Suprema Corte declaró en octubre de 2021 inconstitucional la prohibición absoluta de los cigarrillos electrónicos con el argumento de que «vulnera la libertad de comercio».

Y aunque lo negó, este martes El Universal reportó que el gobierno federal alista un decreto presidencial para reformar el reglamento de la Ley General para el Control de Tabaco, con la que se busca prohibir fumar en playas, estadios y centros de espectáculos.

AMLO negó que el proyecto fuera del gobierno federal; dijo que era un asunto que estaba en el Congreso. Sin embargo, el diario reporta que el anteproyecto fue enviado por la Secretaría de Salud y firmado por el propio presidente.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no cree que el brote de viruela del mono fuera de África vaya a provocar una pandemia, aunque indicó que sigue sin estar claro si las personas infectadas que no muestran síntomas pueden transmitir la enfermedad.

Se han notificado más de 300 casos sospechosos y confirmados de viruela del mono, una enfermedad normalmente leve que se propaga por contacto cercano, es decir, piel a piel, y que puede causar síntomas similares a los de la gripe y lesiones cutáneas llenas de liquido.

La OMS está estudiando si el brote debe ser evaluado como una «posible emergencia de salud pública de importancia internacional». Tal declaración, como se hizo con el COVID-19 y el ébola, ayudaría a acelerar la investigación y la financiación para contener la enfermedad.

A la pregunta de si el brote tiene el potencial de convertirse en una pandemia, Rosamund Lewis, responsable técnico de la viruela del mono del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, dijo: «No lo sabemos, pero no lo creemos. Por el momento no nos preocupa que se produzca una pandemia».

Una vez que se ha contraído la viruela del mono, la duración de la aparición de la erupción y la caída de las costras se reconoce como el periodo infeccioso, pero hay poca información sobre si hay alguna propagación del virus por parte de personas que no son sintomáticas, añadió.

«En realidad, todavía no sabemos si hay transmisión asintomática de la viruela del mono -los indicios en el pasado han sido que no es una característica importante-, pero esto está por determinarse», señaló.

La mayoría de los casos han aparecido en Europa y no en los países de África Central y Occidental donde el virus es endémico, y no están relacionados con los viajes.

Hasta el 26 de mayo, se han notificado a la OMS un total de 257 casos confirmados en laboratorio y unos 120 casos sospechosos en 23 países. Sin embargo, no se ha notificado ninguna muerte.

De acuerdo con este informe, España es uno de los países más afectados con 20 casos confirmados y 64 sospechosos, por detrás de Reino Unido (106 casos confirmados), Portugal (49 confirmados) o Canadá (26 confirmados).

México informó este fin de semana del primer caso detectado en el país. La Secretaría de Salud confirmó el primer caso importado de la viruela del mono en la Ciudad de México.

Indicó que se trata de un hombre de 50 años con síntomas leves, quien se encuentra aislado de manera preventiva. El paciente es residente permanente de la ciudad de Nueva York y se tienen sospechas de que se haya contagiado en Holanda.

«La viruela símica se transmite de persona a persona por contacto directo. No se propaga por aire, agua o alimentos. La eficiencia del contagio es baja, por lo que generalmente se presentan casos aislados o pequeños brotes, no epidemias generalizadas», indicó la SSA.

En caso de ocurrir, México está preparado para enfrentar una nueva ola de COVID-19, aseguró el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, tras su participación en la 75ª Asamblea Mundial de la Salud.

Desde la sede de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Ginebra, Suiza, el subsecretario indicó que la vacunación a más de 90% de la población, así como la aplicación de dosis de refuerzos, el Operativo Abril y la infraestructura hospitalaria, permiten garantizar la capacidad de nuestro país para enfrentar una siguiente ola.

Además, el funcionario dijo que México cuenta con una reserva federal de 10.5 millones de vacunas contra COVID-19 vigentes, con las cuales se inmuniza a las personas que habitan en comunidades apartadas. Asimismo, expresó su confianza en que antes de que concluya 2022, inicie la vacunación a niñas y niños de 5 a 11 años.

López-Gatell Ramírez reiteró que no se ha declarado que la epidemia esté terminada, y por el contrario, apuntó que las características biológicas, epidémicas y ecológicas del virus SARS-CoV-2 sugieren que seguirá presente como muchos virus respiratorios; entre ellos, el de influenza.

Sin embargo, señaló que la comunidad global de ciencia y salud pública considera que el virus empezará a tener ciclos más predecibles con incrementos en la temporada de frío, de octubre a marzo, y disminución en la de calor, de abril a septiembre.

“Hasta este momento no ha entrado en este ciclo. México ha tenido un período largo de receso de la epidemia de COVID-19, pero no sería sorprendente que empezáramos a experimentar un repunte, debido a que en otros países está resurgiendo la enfermedad. De presentarse ese escenario, se informará oportunamente como se ha hecho.”

Anunció que el gobierno federal está en negociaciones con la farmacéutica Pfizer-BioNTech, para la adquisición de vacunas contra COVID-19 que se aplicarán a niñas y niños de cinco a 11 años, para quienes se requiere una dosis menor a la de personas adultas.

Respecto a la vacuna Abdala, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud aclaró que, aunque no cuenta con registro sanitario en México, los gobiernos de nuestro país y de Cuba trabajan de forma coordinada para completar el proceso de verificación sanitaria y garantizar que cumplan los requisitos de calidad, seguridad y eficacia, y con ello dar paso a la contratación de dosis pediátricas.

Los números de casos nuevos y muertes por COVID-19 siguen cayendo globalmente, tras llegar a sus picos en enero, informó este jueves la Organización Mundial de Salud (OMS).

En su reporte más reciente sobre la pandemia, la agencia de salud de la ONU dijo que hubo más de 3.7 millones de infecciones nuevas y 9,000 muertes la semana pasada, reducciones de 3% y 11%, respectivamente.

Los casos de coronavirus subieron solamente en dos regiones: América y el Pacífico Occidental. Las muertes subieron 30% en Medio Oriente, pero fueron estables o bajaron en el resto del mundo.

La OMS dijo que está monitoreando todas las subvariantes de Ómicron como «variantes preocupantes», y apuntó que los países que tuvieron olas significativas de la enfermedad causadas por la subvariante BA.2 parecían menos afectados por las otras subvariantes, como las BA.4 y BA.5, que eran responsables por el nuevo incremento de la enfermedad en Sudáfrica.

Salim Abdool Karim, experto en enfermedades infecciones en la Universidad de KwaZulu-Natal, dijo que parecía que Sudáfrica había pasado su ola más reciente de COVID-19 causada por las subvariantes BA.4 y BA.5. El país ha estado a la vanguardia de la pandemia desde que detectó inicialmente la Ómicron en noviembre.

En México, ya se reportó el primer caso de la subvariante BA.5. De acuerdo con la actualización del 23 de mayo de la plataforma GISAID (Global Initiative on Sharing All Influenza Data), el primer caso confirmado corresponde a un hombre de 45 años de edad, en la Ciudad de México.

Karim predijo que otra versión mutada de Ómicron pudiera emerger en junio y explicó que el gran número de mutaciones significa que hay más oportunidades para que el virus evolucione.

Mientras tanto, en Beijing, las autoridades ordenaron que más trabajadores y estudiantes se queden en casa e implementaron pruebas masivas adicionales al continuar el incremento de casos de coronavirus.

Numerosos complejos residenciales en la ciudad han restringido las entradas y salidas, aunque las condiciones de confinamiento siguen siendo mucho menos graves que en Shanghái, donde millones de residentes han estado bajo diversos niveles de encierro por dos meses.

China ha prometido atenerse a una política de «COVID cero» pese a que la OMS dice que es «insostenible», dada la naturaleza infecciosa de Ómicron y sus subvariantes.

La Secretaría de Salud emitió un Aviso Epidemiológico en relación a la viruela el mono, de la que dijo, hasta el momento no se han identificado ningún caso en el país.

El Comité Nacional para la Vigilancia Epidemiológica (Conave), quien publicó el Aviso Epidemiológico, enfatizó que el propósito es que todas las unidades médicas de primero, segundo y tercer nivel de atención reporten los casos sospechosos que se lleguen a identificar. 

Las autoridades sanitarias indicaron que datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan que hasta el pasado 21 de mayo se han confirmado 92 casos y 28 sospechosos en Alemania, Australia, Bélgica, Canadá, Estados Unidos, España, Francia, Italia, Países Bajos, Portugal, Reino Unido y Suecia.

Precisó que todos los casos se han detectado fuera de los países africanos, en donde esta enfermedad es endémica y se han detectado más de mil 300 casos. 

La SSA aclaró que «hasta el momento no se ha identificado como una enfermedad de transmisión sexual y no existe tratamiento específico», añadiendo que los padecimiento de la viruela, generalmente se quitan sin complicaciones entre dos y cuatro semanas después de iniciar los síntomas. 

Como parte del Aviso Epidemiológico, se emitieron recomendaciones a la población, tales como lavarse las manos de forma frecuente; cubrir nariz y boca con la parte interna del codo al estornudar o toser; evitar compartir alimentos, bebidas, cubiertos y platos; lavar la ropa, toallas, utensilios para comer y sábanas que hayan estado en contacto con la persona enferma; limpiar y desinfectar los espacios en los que se haya encontrado una persona enferma y evitar el contacto cercano, entre otras.

Sin embargo, aclaró que en estas recomendaciones no se incluye ninguna restricción a viajes ni al comercio desde países donde se hayan identificado casos.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, fue reelegido este martes para un segundo mandato de 5 años, lo que ha sido tomado como una aprobación a su gestión contra la peor pandemia en los últimos 100 años, pese a las críticas recibidas y al rechazo de su propio país, Etiopía.

El político de 57 años, exministro etíope de Salud y de Asuntos Exteriores, fue reelegido en una votación a puerta cerrada celebrada hoy en la asamblea anual de la OMS, algo que no fue una sorpresa, pues desde octubre del año pasado se sabía que era el único candidato a director general.

Tras anunciarse su nombramiento, Tedros juró el cargo y en un mensaje posterior aseguró que interpreta la reelección como «un apoyo para todo el trabajo reciente de la OMS».

El experto etíope recordó principalmente la labor incansable de la organización desde que el 31 de diciembre de 2019 el gobierno chino les notificara la aparición de casos de una nueva enfermedad que más tarde sería bautizada como COVID-19.

«Cuando fui notificado ese día acababa de pasar dos semanas de vacaciones, las primeras desde mi nombramiento como director general, y también fueron las últimas que he tenido», recordó Tedros, quien aseguró que la prioridad para sus próximos cinco años al frente de la OMS «no será lidiar con las enfermedades, sino promover la salud».

La «financiación sostenible» de la organización, actualmente muy dependiente de donaciones y aportaciones no estatales, será otra de las prioridades, dijo Tedros.

El director general de la OMS recibió para su nombramiento el apoyo expreso de 27 países, pero no el de su propio país, Etiopía, donde las autoridades no aprueban las críticas que Tedros ha lanzado públicamente en varias ocasiones sobre la actual guerra del Tigray.

Tedros también ha mantenido en su primer mandato tensiones con Estados Unidos, específicamente durante la presidencia de Donald Trump, cuando Washington estuvo a punto de abandonar la organización; además de con China, por los obstáculos de ésta a la investigación de los orígenes del coronavirus causante de la COVID.

Recordemos que el cargo de director general de la OMS sólo puede ser renovado una vez, por lo que el periodo máximo al frente de la organización son 10 años, un tiempo que en las últimas dos décadas sólo ha completado la antecesora de Tedros, la hongkonesa Margaret Chan.