Tag

OMS

Browsing

El sistema que el mundo tenía para afrontar pandemias es inservible y debe ser reformado para afrontar la próxima que llegue, pero los países también han sido responsables de la situación actual cuando prefirieron “esperar a ver lo que pasaba” en los primeros meses, sin tomar las medidas que hubiesen frenado el coronavirus.

Esa es la conclusión del Panel Independiente de Preparación y Respuesta a Pandemias, formado por expertos y personalidades que examinaron durante ocho meses los fallos que hubo en la gestión de la pandemia, tanto a nivel nacional como internacional, y que divulgó este miércoles sus conclusiones.

Esta misión le fue encomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que a la vez recibió instrucciones para ello de sus Estados miembros, alarmados a mediados del año pasado por la velocidad a la que se agravaba la pandemia y las sospechas de que esta entidad no había actuado correctamente en su fase inicial.

Su principal conclusión es que globalmente el mundo demostró que no había aprendido nada de crisis pasadas y que la tragedia sanitaria, económica y social causada por la COVID-19 pudo haberse evitado.

El panel, que copresiden la exmandataria de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf, y la exprimera ministra de Nueva Zelanda, Helen Clark, encontró que hubo una responsabilidad compartida y que evitar que situaciones tan graves se repitan requerirá una gran reforma internacional en la que los países deben comprometer recursos y voluntad política.

“El tiempo transcurrido desde la notificación de un grupo de casos de neumonía de origen desconocido a mediados de diciembre hasta la declaración de una Emergencia de Salud Pública Internacional (30 de enero de 2020) fue demasiado largo”, sostiene el panel en el informe que presentó hoy.

Clark sostuvo que la emergencia global pudo haber sido declarada ya el 22 de enero, tras la primera reunión del Comité de Emergencia de la OMS, que valora la gravedad de una amenaza sanitaria y recomienda si debe ser considerada una emergencia internacional, y no esperar a que este mismo grupo se reuniera un segunda vez.

Sin embargo, si la OMS no actuó en ciertos momentos como debía fue porque no contaba con los poderes que se requieren en una situación de tal gravedad, concluyó el Panel.

“La OMS debe tener los poderes necesarios para investigar brotes que preocupen, de forma rápida y con garantías de que tendrá acceso, y disponer de la capacidad de publicar información sin esperar a la autorización del Estado miembro”, explicó Clark en la presentación del informe.

“Sensibilidades sobre soberanía no deben provocar demoras a la hora de alertar al mundo sobre la amenaza de un nuevo patógeno con potencial pandémico”, agregó.

De acuerdo a las conclusiones del Panel, los países también tuvieron una gran parte de responsabilidad en la descontrolada propagación del coronavirus.

«Febrero fue un mes perdido en el que muchos más países podrían haber adoptado medidas serias para contener la propagación del SARS-CoV-2 y prevenir una catástrofe sanitaria, social y económica”, concluyeron los expertos.

Clark recordó que la mayoría de gobiernos optaron por esperar a ver lo que pasaba y no fue hasta que empezaron a ver que las unidades de cuidados intensivos se llenaban que empezaron a actuar, «pero ya era demasiado tarde».

Hubo países que subestimaron el valor de la ciencia, negaron la gravedad de la enfermedad y tardaron en responder, lo que tuvo consecuencias nefastas”, añadió la copresidenta del Panel, cuya creación se produjo en medio del recelo que Estados Unidos había instigado contra la OMS.

La Administración de Donald Trump acusaba a la Organización de haber encubierto la tardanza con la que China informó de los primeros casos de coronavirus, así como de haber gestionado mal la crisis, mientras en su país negaba la gravedad del nuevo virus y despreciaba la utilización de mascarillas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó este lunes como «preocupante» a la variante del COVID-19 descubierta en India, la B.1.617, por ser más resistente y contagiosa.

«Hay informes de que la B.1.617 es más contagiosa», pero también hay indicios de que tiene un grado de resistencia a las vacunas, y «por lo tanto, lo clasificamos como una variante preocupante», dijo la doctora Maria Van Kerkhove, responsable técnica de la lucha contra el COVID-19 en la OMS.

La científica explicó que más detalles serán publicados mañana en el informe epidemiológico que la agencia ofrece, aunque aclaró que faltarían muchas investigaciones sobre esta variante, especialmente por la vía de la mayor secuenciación, «para saber la cantidad de ese virus que circula» y también el grado de «intensidad» con que atenúa la eficacia de las vacunas.

«No tenemos nada que sugiera que nuestros diagnósticos, medicamentos y vacunas no están funcionando. Y eso es importante», subrayó, insistiendo en que hay que seguir aplicando las medidas sanitarias como la distancia social, el uso de la máscara y la reducción de los contactos.

La especialista indicó que se van a seguir viendo variantes del COVID preocupantes, por lo que habrá que hacer todo lo posible para limitar la transmisión, limitar las infecciones, prevenir el contagio y reducir la gravedad de la enfermedad.

Esta variante es una de las razones, pero no la única, que explica la explosión del coronavirus en India, que es el peor foco de la pandemia en la actualidad. Según estadísticas oficiales, unas 4,000 personas mueren actualmente cada día de COVID-19 en India, donde el balance total de la epidemia se acerca a los 250,000 muertos.

Muchos expertos estiman que estas cifras son inferiores a la realidad y citan datos de los crematorios. Las víctimas no contabilizadas son especialmente numerosas ahora que el actual brote epidémico se ha propagado fuera de las grandes ciudades, en las zonas rurales donde los hospitales son escasos y llevan poco al día sus registros.

Recordemos que en nuestro país, donde ya se ha identificado la variante india, las autoridades sanitarias aseguraban apenas la semana pasada que la variante no era de preocupación, argumentando la clasificación que hacía de ella la OMS

El director general de Promoción de la Salud, Ricardo Cortés Alcalá, aseguró que si bien la variante del virus es una mutación de interés, no era de preocupación. «Es estudiada (la variante) para su secuenciación genómica y ninguna persona que tenga esta variante requiere de aislamiento específico porque no representa un riesgo mayor al de la propia pandemia», dijo el funcionario en una de las conferencia de prensa diarias.

En ese momento aseguró que el situación que enfrentaba la India obedecía al estado de su sistema de salud y a la cantidad de población, más no a la variante del coronavirus identificada en esa nación.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció el viernes que ha aprobado una vacuna contra el COVID-19 de la farmacéutica estatal china Sinopharm para uso de emergencia.

La vacuna, una de las dos principales inyecciones chinas que ya se han administrado a cientos de millones de personas en China y en el extranjero, se convierte así en la primera contra el COVID-19 desarrollada por un país no occidental en lograr el respaldo de la OMS.

También es la primera vez que la OMS aprueba el uso de emergencia de una vacuna china para una enfermedad infecciosa.

La aprobación de emergencia de la OMS es un referente para los reguladores nacionales sobre la seguridad y eficacia de un producto, y permitiría que la inyección se incluyera en COVAX, el programa global para proporcionar vacunas principalmente para países pobres, el cual ha tenido problemas de suministro.

«Esto amplía la lista de vacunas COVID-19 que COVAX puede comprar y entregar a los países confianza para acelerar su propia aprobación regulatoria y para importar y administrar una vacuna», dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una sesión informativa.

Recordemos que la OMS ya ha dado una aprobación de emergencia a las vacunas contra el COVID-19 desarrolladas por Pfizer-BioNTech, AstraZeneca, Johnson & Johnson y la semana pasada a Moderna.

La decisión de aprobar la vacuna de Sinopharm fue tomada por el grupo asesor técnico de la OMS, que comenzó a reunirse el 26 de abril para revisar los datos clínicos más recientes y las prácticas de fabricación de Sinopharm.

Un grupo separado de expertos de la OMS, el Grupo de Expertos Asesores Estratégicos (SAGE), expresó su preocupación esta semana por los datos proporcionados por Sinopharm sobre el riesgo de efectos secundarios graves en algunos pacientes, pero dijo que confiaba en la capacidad de la vacuna para prevenir enfermedades.

Tedros dijo que, luego de la aprobación, SAGE recomendó que los adultos mayores de 18 años recibieran dos dosis de la vacuna Sinopharm.

SAGE encontró una eficacia del 78.1% después de dos dosis en ensayos clínicos de fase III en varios países, según el documento. El desarrollador de la vacuna, el Instituto de Productos Biológicos de Pekín, una unidad de China National Biotec Group, subsidiaria de Sinopharm, había anunciado una eficacia del 79.34%

La OMS ha dicho que podría tomar una decisión sobre la otra vacuna importante para el COVID-19 de China, fabricada por Sinovac Biotech, la próxima semana. Los expertos técnicos la revisaron el miércoles.

La pandemia de COVID-19 en la India, donde se han registrando cifras superiores a los 350 mil contagios diarios, más de un tercio del total global, es «desgarradora», señaló hoy el máximo responsable de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«La situación en la India es más que desgarradora, y la OMS está haciendo allí todo lo que está en sus manos, movilizando equipamiento y enviando ayuda que incluye concentradores de oxígeno, hospitales móviles prefabricados y material de laboratorio», señaló el director general Tedros Adhanom en rueda de prensa.

El experto indicó que la OMS ha situado a 2,600 miembros de su personal en el país para apoyar la respuesta de las autoridades sanitarias indias en el terreno.

Tedros añadió que a nivel mundial la pandemia sigue intensificándose, con los casos subiendo por novena semana consecutiva y las muertes por sexta.

«Ha habido tantos casos globalmente en la semana pasada como en los primeros cinco meses de la pandemia», detalló el máximo responsable de la OMS, quien indicó que en algunas regiones del mundo, entre ellas América y Europa, los casos semanales están descendiendo ligeramente.

Según la OMS, los casos globales de COVID-19 desde el inicio de la pandemia ascienden a 146 millones, de los que 3.1 millones fallecieron, mientras que las redes sanitarias nacionales indican que en el planeta ya se han distribuido más de mil millones de dosis de vacunas anticovid.

La jefa de la célula técnica anticovid de la OMS, María Van Kerkhove, dijo que a lo largo de la pandemia hubo otros países que registraron una trayectoria de aumento de casos similar a la que vive India, pero en ningún caso alcanzó una magnitud similar ni hundió a los hospitales de la misma manera.

Y es que los casos de COVID-19 crecen de forma alarmante en India desde hace nueve semanas y sólo la última alcanzaron los 5.7 millones de infecciones, aunque la OMS está convencida de que los casos reales fueron muchos más.

Van Kerkhove sostuvo que situaciones como ésta son el resultado de que no se sigan las medidas de salud pública recomendadas de forma estricta: distanciamiento físico, uso de mascarillas adecuadas y evitar las aglomeraciones, y recomendó que se sigan aplicando en la medida de lo posible.

Por otra parte, el director ejecutivo de la alianza para las vacunas GAVI, Seth Berkley, confirmó que el mecanismo COVAX ha recibido entre marzo y abril 90 millones de vacunas menos y que debían ser producidas en India. Ese suministro ha permanecido en el país para atender las necesidades de vacunación internas frente a la violenta ola de la pandemia que afronta.

Sobre la situación que golpea India, el presidente Joe Biden prometió este lunes ayuda de emergencia para enfrentar la nueva ola de COVID-19, esto durante una conversación telefónica con el primer ministro Narendra Modi.

Biden «comprometió firmemente el apoyo de Estados Unidos al pueblo de India» y dijo que su país «suministrará una amplia asistencia de emergencia, que incluye suministros para la provisión de oxígeno, materiales para vacunas y también terapéuticos», dijo La Casa Blanca.

Modi, según una declaración de su gobierno, «expresó su más sincero agradecimiento por el ofrecimiento de ayuda».

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, manifestó hoy su «profunda preocupación» por la situación de la pandemia de COVID-19 en la India, que ya supera los 300,000 contagios diarios y acumula un tercio de los nuevos casos en todo el mundo.

«La OMS está con el gobierno y el pueblo indio y haremos todo lo posible para salvar el mayor número de vidas que se pueda», destacó Tedros en una rueda de prensa para celebrar el aniversario del Acelerador ACT, la plataforma creada por la OMS para compartir tratamientos, vacunas y diagnósticos contra la COVID-19.

En un año de trabajo, señaló Tedros, se han logrado algunos de los objetivos del programa con la creación de varias vacunas anticovid «seguras y efectivas», numerosos tests de diagnóstico y tratamientos con oxígeno y dexametasona, pero aún no se ha conseguido una distribución equitativa de estas herramientas.

Sostuvo que en el mundo la gente sigue muriendo porque no son vacunados, no son sometidos a pruebas o no son tratados; Tedros subrayó que «la situación en la India es un devastador ejemplo de lo que el coronavirus puede hacer y por qué debemos usar todas las herramientas en nuestras manos».

El máximo responsable de la OMS pidió que «los gobiernos y empresas que controlan esos recursos para salvar vidas los compartan, lo que significa destinar recursos financieros, o donar dosis de las vacunas para proteger a los que corren más riesgo, y no sólo a los más ricos».

Añadió que «todos los países deben ser transparentes en sus donaciones de dosis, y han de compartir tecnología, conocimiento y propiedad intelectual para poder aumentar masivamente la producción».

Tedros recordó que el Acelerador ACT necesita para este año una inversión de 19,000 millones de dólares, «una minucia comparada con los billones de dólares que los gobiernos están gastando para apoyar sus economías, y con los grandes ingresos que la mayoría de las fabricantes están generando».

«No podemos admitir que el mundo sea así de injusto y que la gente siga muriendo cuando tenemos las herramientas que les pueden salvar», afirmó.

Adicional, aprovechó para señalar que las vacunas contra el coronavirus siguen estando fuera del alcance de los países más pobres, esto en el marco del del primer aniversario del mecanismo de reparto de dosis COVAX.

«Se han administrado casi 900 millones de dosis de vacunas en todo el mundo, pero más del 81% han ido a parar a los países de renta alta o media alta, mientras que los países de renta baja sólo han recibido el 0.3%», dijo Tedros Adhanom.

COVAX, que ha enviado hasta ahora 40.5 millones de dosis a 118 países, pretende conseguir 2,000 millones de dosis para finales de este año.

COVAX, codirigida por la Alianza de Vacunas Gavi y la OMS, había dicho que estaba tratando de reforzar sus suministros de vacunas para los países pobres a partir de nuevos fabricantes, ya que pretende mitigar los problemas de suministro de la vacuna de AstraZeneca de la India, su principal inyección hasta ahora.

La pandemia de COVID-19 está camino de alcanzar el mayor pico de infecciones registrado hasta ahora, a menos que la curva se corrija rápidamente, advirtió hoy el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

«El número de casos semanales prácticamente se ha duplicado en los dos últimos meses y esto significa que nos estamos acercando al nivel más alto de infecciones que hemos visto hasta ahora en la pandemia», comentó en una rueda de prensa.

Las razones son varias. Principalmente la rápida propagación de las variantes del coronavirus, que la hacen más contagiosa; que la gente haya empezado nuevamente a convivir, así como el levantamiento «prematuro» de algunas restricciones destinadas a controlar la propagación del virus, opinó Tedros.

Por otra parte, la OMS se volvió a manifestar en contra de que un «pasaporte» o «certificado» de vacunación se convierta próximamente en una condición para viajar.

La organización recuerda que no está probado que una persona vacunada, si bien está protegida de los síntomas graves del COVID-19, no pueda ser portadora y transmitir el virus a otros.

«Sabemos que las vacunas no protegen un cien por cien contra la infección, a pesar de que son muy efectivas contra infecciones severas y hospitalizaciones», comentó la científica en jefe de la OMS, Soumya Swaminathan.

«Algunas vacunas están mostrando que protegen contra infecciones, pero quizás hasta un 70 u 80 por ciento, así que no podemos dar por hecho que solo porque alguien está vacunado no tiene ninguna posibilidad de infectarse o no es un riesgo para otros», precisó.

Por su parte, Tedros recalcó que países que habían logrado mantener un nivel bajo de transmisión del coronavirus ahora están enfrentados a un fuerte aumento de casos, y puso como ejemplo el caso de Papúa Nueva Guinea.

La pandemia de COVID-19 alcanzó un «punto crítico» con infecciones que crecen exponencialmente, advirtió este lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«Estamos en un punto crítico. La trayectoria de la pandemia está en plena expansión, crece de forma exponencial», dijo en conferencia de prensa Maria Van Kerkhove, responsable técnica de la OMS en la lucha contra el virus.

La especialista dijo que no es la situación en la que se quiere estar 16 meses después del inicio de la pandemia, cuando se dispone de medidas de control eficaces. En ese sentido dijo que el virus podría ser controlado en «unos meses» si se toman las medidas adecuadas.

Van Kerkhove explicó la semana pasada que el número de casos creció un 9% en el mundo, mientras que las muertes aumentaron un 5%.

En tanto, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que la semana pasada se registró el cuarto mayor número de casos en una sola semana hasta ahora. Indicó que en varios países de Asia y del Medio Oriente se ha registrado un fuerte aumento de casos, a pesar de que se han administrado más de 780 millones de dosis de vacunas en todo el mundo.

Recordó una vez más que las vacunas son herramientas «vitales y poderosas», pero llamó a seguir las medidas de la distancia física, uso de mascarillas, higiene de las manos, ventilación, rastreo de contactos, aislamiento y cuarentena.

«La OMS no quiere ver confinamientos sin fin (…). Pero por ahora, en muchos países, las unidades de cuidados intensivos están desbordadas y la gente está muriendo, y eso es totalmente evitable», aseguró el jefe de la agencia de la ONU.

Señaló que los países que obtienen mejores resultados son los que han adoptado una «combinación de medidas adaptadas, mesuradas, ágiles y basadas en datos».

Para Tedros, aunque la pandemia está «lejos de haber terminado», hay razones para ser optimistas, como la disminución del número de casos y de muertes durante los dos primeros meses del año, lo cual demostró que el virus y sus variantes «pueden ser detenidos».

En el sur de Asia, se intensifican las medidas para frenar al virus. India registró un rápido aumento de infecciones en las últimas semanas, con lo que el número de casos llegó a 13.5 millones, por encima de los 13.48 millones de Brasil. En Bangladés, la situación también es preocupante. A partir del miércoles y durante ocho días cerrarán todas la oficinas y el transporte internacional y doméstico, después de que las infecciones de COVID-19 se multiplicaran por siete en un mes.

Por el lado contrario, desde este lunes, los ingleses pueden acudir a las terrazas de los pubs y de los restaurantes, una medida bien recibida por el sector hostelero a pesar de las frías temperaturas. «Estoy seguro de que será un gran alivio para los dueños de negocios que han estado cerrados durante tanto tiempo, y para todos los demás es la ocasión de volver a hacer algunas de las cosas que nos gustaban y nos hemos perdido», afirmó el primer ministro británico, Boris Johnson.

Esta semana también se espera un alivio en las restricciones sanitarias en Italia, Irlanda y Eslovenia. En Grecia, las escuelas secundarias de todo el país reabrieron este lunes tras haber estado más de cinco meses cerradas, aunque tanto estudiantes y profesores deberán someterse a dos pruebas de COVID-19 por semana, según la ministra de Educación.

Más de cien países han recibido vacunas contra la COVID-19 mediante el mecanismo mundial para el acceso equitativo liderado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) junto a Unicef y la Alianza de Vacunas GAVI, COVAX.

La cifra de países beneficiados se produce 42 días después de que se enviaran las primeras dosis de COVAX a nivel internacional, en Ghana, el pasado 24 de febrero.

COVAX ha entregado ya más de 38 millones de dosis, suministradas por tres fabricantes: AstraZeneca, Pfizer-BioNTech y el Serum Institute of India (SII).

De los más de 102 países a los que se ha llegado, 61 se encuentran entre las 92 economías de bajos ingresos que reciben vacunas financiadas a través del Compromiso Anticipado de Mercado (AMC) de GAVI.

A pesar de la menor disponibilidad de suministros en marzo y abril, como consecuencia de que los fabricantes de vacunas han ampliado y optimizado sus procesos de producción en la fase inicial del despliegue, así como del aumento de la demanda de vacunas COVID-19 en la India, COVAX espera entregar dosis a todos los países participantes que han solicitado vacunas «en el primer semestre del año».

«En menos de cuatro meses desde la primera vacunación masiva fuera de un entorno clínico en todo el mundo, es tremendamente gratificante que el despliegue de las dosis de COVAX haya llegado ya a cien países», indicó el director general de GAVI, Seth Berkley.

Por su parte el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, destacó que COVAX ha proporcionado al mundo la mejor manera de garantizar el despliegue más rápido y equitativo de vacunas seguras y eficaces a todas las personas en riesgo en todos los países del mundo.

«No es el momento de celebrar; es el momento de acelerar. Con las variantes que están surgiendo en todo el mundo, necesitamos acelerar el despliegue global. Para ello, necesitamos que los gobiernos, junto con otros socios, tomen las medidas necesarias para aumentar el suministro, incluyendo la simplificación de las barreras a los derechos de propiedad intelectual, la eliminación de las medidas directas e indirectas que restringen las exportaciones de las vacunas COVID-19 y la donación de las dosis de vacunas sobrantes lo antes posible», añadió la directora ejecutiva de Unicef, Henrietta Fore.

Según su última previsión de suministro, COVAX espera entregar al menos 2,000 millones de dosis de vacunas en 2021.

La lista de 102 participantes de COVAX que han recibido un total combinado de 38,392,540 dosis de vacunas es: Afganistán, Albania, Argelia, Andorra, Angola, Argentina, Armenia, Azerbaiyán, Bahamas, Bahrein, Barbados, Belice, Benin, Bermudas, Bolivia, Bosnia y Herzegovina, Botswana, Brasil, Brunei Darussalam, Cabo Verde, Camboya , Canadá, Colombia, Congo, Costa Rica, Côte d’Ivoire, Djibouti, Dominica, República Dominicana, Ecuador, Egipto, El Salvador, Eswatini, Etiopía, Fiji, Gambia, Georgia, Ghana, Granada, Guatemala, Guyana, Honduras, India, Indonesia, Irán, Iraq, Jamaica, Jordania, Kenia, Kosovo, República Democrática Popular Lao, Líbano, Lesotho, Liberia, Malawi, Maldivas, Malí, Mauricio, Mongolia, Montenegro, Marruecos, Mozambique, Nauru, Nepal, Nicaragua, Nigeria, Macedonia del Norte, Omán, Palestina, Paraguay, Perú, Filipinas, Qatar, República de Corea, República de Moldova, Ruanda, Samoa,Santo Tomé y Príncipe, Arabia Saudita, Senegal, Serbia, Sierra Leona, Islas Salomón, Somalia, Sudán del Sur, Sri Lanka, Santa Lucía, Sudán, Surinam, Taiwán, Tayikistán, Timor-Leste, Togo, Tonga, Trinidad y Tobago , Túnez, Tuvalu, Uganda, Uruguay, Uzbekistán, Vietnam y Yemen.

Estados Unidos y otros trece países expresaron este martes su «preocupación» por el informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el origen de la COVID-19 y pidieron más «transparencia» en las siguientes fases del estudio.

«Nos unimos para expresar nuestra preocupación compartida con respecto al reciente estudio de la OMS en China, al mismo tiempo que reiteramos la importancia de trabajar juntos para el desarrollo y uso de un proceso rápido, eficaz, transparente, basado en la ciencia e independiente, que sea usado en las evaluaciones internacionales de este tipo de brotes en el futuro», dijeron los Gobiernos de los 14 países.

El comunicado conjunto fue distribuido por el Departamento de Estado en Washington. Además de gobierno de Joe Biden, el posicionamiento está firmado por Canadá, la República Checa, Dinamarca, Estonia, Israel, Japón, Estonia, Letonia, Lituania, Noruega, Corea del Sur, Eslovenia, y el Reino Unido.

El grupo de países evitó cualquier señalamiento directo a China, pero consideró «esencial» expresar sus «preocupaciones compartidas» sobre el acceso que tuvieron los diecisiete científicos de la misión internacional de la OMS que visitaron durante 28 días Wuhan, considerado el lugar donde se registró el primer brote.

En concreto, los catorce países afirmaron que la misión internacional de científicos fue «retrasada significativamente» y no tuvo acceso a datos y muestras del virus «originales y completas», ya que supuestamente solo se proporcionó a los científicos de la OMS los informes que habían elaborado previamente expertos chinos.

Por tanto, el equipo de la OMS no pudo revisar los datos originales sobre los que se basaron esos informes, algo que les habría permitido llegar a sus propias conclusiones sobre el origen y la forma en la que se extendió el virus.

Por ello, pidieron que las siguientes fases del estudio sobre el origen del virus se desarrollen con «transparencia», «rapidez» y siguiendo «un proceso basado en pruebas».

Recordemos que el informe de la OMS no ofrece una conclusión final sobre el origen del virus, y sus conclusiones se resumen en cuatro hipótesis que se clasifican de más a menos probables. A la hipótesis a la que se le da más credibilidad es que el nuevo coronavirus llegó al ser humano a través de uno o más animales que funcionaron como especie intermediarias.

Por otro lado, justo este martes, líderes de 23 países y la OMS expresaron apoyo a la idea de crear un tratado que permita compartir información más rápido sobre emergencias sanitarias, en un intento de evitar una situación similar a la actual pandemia.

Por su parte, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, reiteró que datos no fueron entregados a los investigadores de la Organización que viajaron a China. Uno de los investigadores del equipo ya había dicho que China se negó a dar datos brutos sobre los primeros casos de COVID-19 al equipo dirigido por la OMS, lo que podría complicar los esfuerzos por comprender cómo empezó la pandemia mundial.

«En mis conversaciones con el equipo, expresaron las dificultades que encontraron para acceder a los datos brutos», dijo Tedros. «Espero que los futuros estudios de colaboración incluyan un intercambio de datos más oportuno y completo», añadió.

Tedros dijo que no consideraba que esta evaluación haya sido lo «suficientemente amplia», y adelantó que serán necesarios más datos y estudios para llegar a conclusiones más sólidas.

Este martes fue publicado el informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el origen de la COVID-19, tras 28 días de trabajo de campo de expertos en Wuhan, China; el documento presenta cuatro posibles teorías sobre la aparición del nuevo coronavirus en humanos, sin descartar ninguna del todo.

El informe aclara que algunas de las teorías son más probables que otras, destacando que es necesario proseguir la investigación de todas ellas.

La teoría más probable, según el documento, apunta a un animal intermedio. El informe considera «muy probable» que el coronavirus causante del COVID-19 llegara al ser humano procedente de un animal que presenta coronavirus muy parecidos (quizá un murciélago o un pangolín) pero no directamente, sino a través de uno o varios animales intermedios.

Aunque el ADN del SARS-CoV-2 es un 96% parecido a otro coronavirus detectado en el murciélago de herradura, los expertos consideran que la distancia evolutiva entre uno y otro virus es de «varias décadas», lo que sugiere un «eslabón perdido», posiblemente variaciones formadas en otros animales antes que en el hombre.

En contra de esta teoría está el hecho de que no se han encontrado evidencias de SARS-CoV-2 en muchos de los animales domésticos y salvajes criados en granjas de China.

La hipótesis menos probable es le que apunto a que todo se debió a un accidente e laboratorio. El informe no consideró la posibilidad de una liberación deliberada del coronavirus, ya descartada anteriormente por otros expertos tras analizar el genoma del SARS-CoV-2.

Una liberación involuntaria en laboratorio sí podría ser plausible, ya que «aunque son raros, los accidentes ocurren y varios laboratorios del mundo trabajan con coronavirus», señala el estudio.

El informe indica que el coronavirus de murciélago mencionado, el más próximo al SARS-CoV-2, era estudiado en el Instituto de Virología de Wuhan y que el centro de control de enfermedades de las ciudades se cambió de sede el 2 de diciembre de 2019, un momento en el que los trabajos de laboratorio pueden sufrir perturbaciones. Sin embargo, el informe señala que los tres laboratorios de Wuhan que estudiaban coronavirus tenían altos niveles de bioseguridad, que no se reportaron incidentes en la mudanza del 2 de diciembre y que ningún genoma en ellos era idéntico al SARS-CoV-2.

Todo ello hace «altamente improbable» la teoría del origen de la pandemia en un laboratorio, concluye el informe.

En un término medio de probabilidad entre las dos teorías anteriores se encuentran otras dos: la transmisión directa desde un animal al hombre o el contagio a través de la cadena alimentaria, quizá por comida congelada que podría incluso provenir de países diferentes a China.

El documento añade que, aunque en algunos países los seres humanos llegan a consumir murciélagos o pangolines, no hay evidencia directa de transmisión del coronavirus de esta forma, ni se detectó carne de ellos en los mercados de Wuhan.

Sobre la cuarta teoría, que baraja la cadena alimentaria como transmisor, el informe admite que China tuvo en 2020 rebrotes del coronavirus causante de la COVID-19 relacionados con carne congelada procedente de otros países y se ha comprobado que ese y otros coronavirus pueden sobrevivir en temperaturas bajas.

También se mencionan estudios de aguas residuales en países como España o Italia que detectaron presencia del SARS-CoV-2 antes de diciembre de 2019, cuando se registraron los primeros casos de COVID-19 en Wuhan.

Sin embargo, en contra de esta teoría se indica que la concentración de coronavirus encontrada en alimentos congelados era muy baja y que sería muy extraño que el virus circulara ya en la cadena alimentaria antes de que se hubieran detectado grandes brotes de transmisión entre humanos.

El panel de seguridad de vacunas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo este viernes que los datos disponibles de la vacuna contra el COVID-19 de AstraZeneca no apuntan a ningún aumento general en las condiciones de coagulación, aunque seguirá vigilando si hay efectos adversos.

«La vacuna COVID-19 de AstraZeneca (incluido Covishield) sigue teniendo un perfil beneficio-riesgo positivo, con un enorme potencial para prevenir infecciones y reducir las muertes en todo el mundo», dijo el comité asesor global de la OMS sobre seguridad de las vacunas en un comunicado.

Covishield se refiere a la vacuna de AstraZeneca producida por el Instituto Serum de India.

El panel de la OMS, compuesto por 12 expertos independientes que se reunieron de manera virtual el martes y el jueves pasado, revisó los datos de seguridad de Europa, Reino Unido, India y la base de datos global de la OMS.

«Aunque también se han reportado eventos muy raros y únicos de tromboembolia en combinación con trombocitopenia, como la trombosis de los senos venosos cerebrales (TSVC), tras la administración de la vacuna de AstraZeneca contra el COVID-19 en Europa, no es seguro que hayan sido causados por la vacunación», señaló.

Al respecto, el director general de la OMS, Tedros Adhanom, afirmó que «es comprensible que haya gente preocupada por la seguridad de esa vacuna», pero aseguró que los riesgos que puede conllevar su uso son mucho menores que los beneficios que da.

«Urgimos a los países que sigan usando esta importante herramienta», señaló, recordando que para la OMS es especialmente importante porque un 90 por ciento de las dosis que está distribuyendo globalmente la agencia de la ONU mediante su programa COVAX son de AstraZeneca.

De forma adicional, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, destacó que los casos diarios de COVID suben por cuarta semana consecutiva, y, aunque las muertes bajan, lo hacen más lentamente que en meses anteriores. Consideró estas tendencias «preocupantes».

«Son preocupantes en un momento en que vemos cómo las variantes del coronavirus están impactando, las sociedades vuelven a reabrir y las vacunas se están distribuyendo aún de forma desigual», subrayó el máximo responsable de la OMS.

Al respecto de la lentitud en las vacunaciones, Tedros adelantó que la semana que viene mantendrá reuniones con la nueva directora general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Ngozi Okonjo-Iweala, para estudiar maneras de acelerar la producción de dosis.

Un panel de seguridad de vacunas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo este miércoles que considera que los beneficios de la vacuna contra el COVID-19 de AstraZeneca superan sus riesgos y recomienda que continúen las vacunaciones.

Y es que aunque la OMS incluyó la vacuna elaborada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford para uso de emergencia el mes pasado, cerca de 20 países suspendieron o detuvieron el uso de la vacuna en medio de preocupaciones.

«La vacunación contra el Covid-19 no reducirá las enfermedades o muertes por otras causas. Se sabe que los eventos tromboembólicos ocurren con frecuencia y, de hecho, el tromboembolismo venoso es la tercera enfermedad cardiovascular más común a nivel mundial», señaló la OMS.

La Organización aseguró que es habitual que en las campañas de vacunación los países señalen posibles eventos adversos después de la inmunización, lo que «no necesariamente significa» que los eventos estén relacionados con la vacunación en sí, aunque «es una buena práctica investigarlos».

Resaltó que la notificación de los eventos adversos también muestra que el sistema de vigilancia funciona y que existen controles efectivos.

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) informó ayer que está investigando informes de 30 casos de trastornos sanguíneos inusuales de un total de 5 millones de receptores de la vacuna de AstraZeneca. En total, se han administrado 45 millones de inyecciones contra el COVID en toda la región.

El regulador de la Unión Europea dará a conocer sus hallazgos mañana, pero su directora, Emer Cooke, dijo que no ve ninguna razón para cambiar su recomendación de AstraZeneca, una de las cuatro vacunas que ha aprobado para su uso.

Kate O’Brien, directora del Departamento de Inmunización, Vacunas y Productos Biológicos de la OMS, dijo que su panel de seguridad de vacunas está evaluando si eventos adversos como los coágulos de sangre están realmente relacionados con la vacunación.

«No debemos sobreinterpretar estos números específicos que surgen de los ensayos. Son vacunas altamente efectivas, son vacunas que salvan vidas, son vacunas seguras y debemos continuar con su implementación», sostuvo O’Brien en conferencia de prensa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) instó este lunes a los países a que no detengan las campañas de vacunación después de que varias naciones europeas y asiática se sumaron al grupo que suspendió el uso de la vacuna de AstraZeneca contra la COVID-19 por dudas sobre su seguridad.

Y aunque Tailandia anunció planes para seguir adelante con la vacuna de AstraZeneca, Indonesia dijo que esperaría después de que Irlanda y Holanda anunciaron suspensiones este domingo.

Dinamarca y Noruega informaron de casos aislados de hemorragia, coágulos sanguíneos y un recuento bajo de plaquetas después de la vacuna AstraZeneca. Islandia y Bulgaria habían suspendido anteriormente su uso, mientras que Austria e Italia dejaron de usar algunos lotes.

La OMS dijo que su panel asesor estaba revisando los informes relacionados con la inyección y que publicará sus hallazgos lo antes posible. Citó a una reunión para este martes, donde se abordará la situacoón.

Destacó que es poco probable que cambie sus recomendaciones, emitidas el mes pasado, para un uso generalizado, incluso en países donde la variante sudafricana del virus puede reducir su eficacia.

«A día de hoy, no hay pruebas de que los incidentes estén causados por la vacuna y es importante que las campañas de vacunación continúen para poder salvar vidas y frenar la grave enfermedad que provoca el virus», afirmó el portavoz de la OMS, Christian Lindmeier.

La vacuna de AstraZeneca fue una de las primeras y más baratas que se desarrolló y fue lanzada a gran volumen desde que el coronavirus se identificó por primera vez en China a fines de 2019. Este lunes, Italia, Francia y Alemania anunciaron la suspensión de la vacuna de AstraZeneca ante el creciente temor por coágulos. Fuera de la UE, República Democrática del Congo, Indonesia y Tailandia aplazaron por su parte la campaña de vacunación.

La OMS ya indicó que no hay indicios de que los eventos fueran causados ​​por la vacunación, una opinión también expresada por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que dijo que el número de coágulos de sangre reportados no es superior al observado en la población general.

El puñado de efectos secundarios informados en Europa ha alterado los programas de vacunación que ya están bajo presión por la lentitud de los lanzamientos y el escepticismo existente en algunos países.

Holanda dijo el lunes que detectó 10 casos de posibles efectos secundarios adversos destacados de la vacuna de AstraZeneca, horas después de que el gobierno suspendiera su programa de vacunación tras los informes de posibles efectos secundarios en otros países.

Dinamarca reportó síntomas «muy inusuales» en un ciudadano de 60 años que murió de un coágulo de sangre tras recibir la vacuna, la misma frase que utilizó Noruega el sábado sobre tres personas menores de 50 años que, según dijo, estaban siendo tratadas en un hospital.

AstraZeneca ha informado que hizo una revisión que cubría a más de 17 millones de personas vacunadas en la Unión Europea y Reino Unido, y no mostró pruebas de un mayor riesgo de coágulos sanguíneos. En Alemania, las dudas sobre la vacuna provocaron una disputa política, y el líder de la Unión Social Cristiana (CSU) en Baviera, Markus Soeder, dijo que el país necesita una orientación clara de sus propios expertos.

El presidente francés, Emmanuel Macron, anunció este lunes que Francia suspende temporalmente el uso de la vacuna de AstraZeneca. «La suspendemos hasta mañana por la tarde», dijo en una rueda conjunta con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, con quien mantiene en la ciudad francesa de Montauban la XXVI cumbre bilateral entre ambos países.

Macron aclaró que la decisión, que sigue a la tomada este mismo lunes por otros países europeos, como Alemania o Italia, ha sido tomada por recomendación y en vínculo con las autoridades sanitarias francesas.

 

La situación actual de la pandemia de COVID-19 en Brasil es muy preocupante y se deben tomar medidas drásticas para lidiar con el aumento de casos y muertes, dijo el jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«A menos de que se tomen medidas serias, la tendencia ascendente que ahora inunda el sistema de salud y supera su capacidad provocará más muertes», dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Tedros señaló que todas las partes interesadas deberían tomarse la situación en serio y agregó que los países vecinos podrían verse afectados.

«La situación es profundamente preocupante y las medidas que se deben tomar deben ser lo más serias posible», enfatizó Tedros.

Adicional, la OMS aprobó el uso de emergencia de la vacuna de Johnson & Johnson contra el COVID-19. Se trata de la tercera vacuna contra el COVID-19 que recibe el respaldo de la OMS, tras las de Pfizer/BioNTech y AstraZeneca.

La aprobación cubre su uso en todos los países, así como en la plataforma de vacunación COVAX.

La decisión se produce después de que la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) anunció su autorización el jueves. «Cada herramienta nueva, segura y efectiva contra el COVID-19 es otro paso más para controlar la pandemia», dijo Tedros Adhanom

«No obstante, la esperanza ofrecida por estas herramientas no se materializará a no ser que se haga disponible para toda la gente en todos los países», agregó.

Un tercio de las mujeres del mundo son víctimas de violencia física o sexual y la pandemia solo está empeorando la situación, advirtió este martes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Unos 736 millones de adolescentes y mujeres de 15 años o más han sufrido este tipo de agresiones, en su mayoría a manos de sus parejas, afirmó la OMS en un informe publicado un día después del Día Internacional de la Mujer.

«La violencia contra las mujeres es endémica en todos los países y culturas, y perjudica a millones de mujeres y sus familias», dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

Aunque por el momento se carece de datos sólidos, la pandemia, que obligo a cientos de millones de personas a confinarse y provocó una crisis económica mundial, está teniendo un impacto claramente negativo, subrayó la doctora Claudia García Moreno, una de las coautoras del informe.

«Sabemos que la situación de muchas mujeres probablemente ha empeorado», dijo la especialista, señalando que 641 millones, o el 26% de todas las mujeres de 15 años o más, han sido víctimas de la violencia por parte de sus parejas.

«Las mujeres que ya sufrían abusos se vieron atrapadas en esta situación. De repente se encontraron más aisladas y continuamente en presencia de su pareja maltratadora», aseguró en entrevista con la agencia AFP.

Añade que las dificultades económicas y el estrés de tener los hijos en casa y otros problemas creados por la pandemia pueden conducir a una mayor violencia. «Sabemos que algunos de estos factores que agravan la violencia doméstica están presentes», dijo García Moreno.

El informe estima que el 6% de todas las mujeres fueron agredidas sexualmente por alguien que no es su pareja, aunque se sugiere que la cifra real es mucho mayor. Este tipo de abuso suele empezar muy pronto. Una cuarta parte de las adolescentes de entre 15 y 19 años que han tenido una relación han sufrido abusos físicos o sexuales por parte de su pareja.

Se señala las diferencias regionales, aunque el nivel de violencia «es demasiado alto en todas partes». Los países pobres suelen experimentar mayores niveles de violencia contra las mujeres que los países más ricos, y Oceanía es la región más afectada por este problema, ya que el 51% de las mujeres de entre 15 y 49 años son víctimas de este tipo de abusos. El sur de Asia y el África subsahariana también están muy afectados. El sur de Europa, en cambio, tiene la tasa más baja, con un 16%.

El jefe de la OMS hizo un llamamiento a los gobiernos para que actúen porque «a diferencia del Covid-19, la violencia contra las mujeres no puede detenerse con una vacuna».

La Organización Mundial de la Salud (AMLO) aseguró este lunes que es «prematuro» e «irrealista» creer que la pandemia del coronavirus podría ser contenida para finales de este año.

Sin embargo, la Organización reconoció que la reciente llegada de las distintas vacunas efectivas podría al menos ayudar a reducir drásticamente las hospitalizaciones y las muertes.

Michael Ryan, director del programa de emergencias de la OMS, indicó que el principal objetivo en todo el mundo en este momento debería ser mantener los contagios de COVID-19 lo más bajo posible.

«Si somos sensatos, podremos poner fin a las hospitalizaciones, las muertes y la tragedia relacionadas con esta pandemia» para fines de año, expresó Ryan en una sesión informativa con reporteros. Añadió que la OMS se siente alentada por resultados preliminares que indican que las vacunas parecen estar ayudando a frenar la explosiva propagación del virus.

«Si las vacunas empiezan a surtir efecto no sólo en cuanto a decesos y no sólo en cuanto a hospitalizaciones, sino también en cuanto a la dinámica de contagio y a los riesgos del mismo, creo que entonces estaremos encaminados a controlar esta pandemia», aseveró el experto.

Sin embargo, advirtió que se debe evitar la complacencia, pues nada está garantizado ante una epidemia en evolución. «Justo ahora el virus es el que controla la situación», afirmó.

Por su parte el director general de la OMS declaró que es «lamentable» que adultos jóvenes y saludables en los países ricos están siendo vacunados antes que el personal de salud en los países en desarrollo.

Tedros Adhanom Ghebreyesus afirmó que esta semana comenzaron las campañas de vacunación con la iniciativa COVAX en Ghana y Costa de Marfil, pero lamentó que ello esté ocurriendo sólo tres meses después que países como Estados Unidos, Gran Bretaña y Canadá comenzaron las inoculaciones de su propia población.

«No se trata de una carrera entre países», señaló. «La carrera es de todos contra el virus. No le vamos a pedir a los países que pongan en riesgo a su población, lo que le pedimos a todos los países es que sean parte de un esfuerzo global para combatir el virus en todas partes».