Tag

OMS

Browsing

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció hoy que mantiene la emergencia internacional por la pandemia de COVID, declarada desde hace casi dos años, en un momento donde se han batido las cifras récord de contagios debido a la variante Ómicron, aunque ésta parece estar más asociada a casos leves de la enfermedad.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus decidió mantener el nivel de alerta por recomendación del Comité de Emergencia para la COVID, que celebró su décimo encuentro de expertos  la semana pasada, aunque ha tardado seis días en hacer públicas sus decisiones.

En la reunión, que duró cinco horas, se subrayó que la actual ola de contagios asociados a Ómicron sigue constituyendo grandes desafíos, debido a la presión que impone a los sistemas sanitarios de todo el mundo.

Los expertos coincidieron en que las vacunas anticovid no han eliminado el riesgo de transmisión del coronavirus SARS-CoV-2 causante de la COVID-19, pero siguen siendo efectivas a la hora de reducir el riesgo de formas graves y mortales de la enfermedad.

Entre las recomendaciones del comité, destaca su petición de que se «levanten o reduzcan» las restricciones a los viajes internacionales, «ya que no proporcionan un valor añadido y contribuyen a las dificultades sociales y económicas de los Estados».

También aconsejan que la prueba de vacunación no sea un requisito de entrada en un país, dada la falta de acceso a vacunas en muchos países, especialmente en economías en desarrollo.

El comité pidió mayores esfuerzos y solidaridad para aumentar las tasas de vacunación, especialmente en aquellas naciones en las que no alcanzan todavía el 10%

En tanto, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) alertó también este miércoles que las infecciones por COVID-19 están alcanzando nuevos picos en el continente americano, con 7.2 millones de nuevos casos y más de 15,000 muertes relacionadas con la enfermedad en la última semana.

«El virus se está propagando más activamente que nunca», dijo la directora de la OPS, Carissa Etienne, en una sesión informativa.

América del Norte, Estados Unidos y Canadá continúan experimentando un aumento de las hospitalizaciones por COVID-19. En tanto, el Caribe presenta el incremento más pronunciado de infecciones por coronavirus desde el inicio de la pandemia, dijo la agencia de salud regional.

Debido a la escasez de pruebas, la OPS recomendó que los países prioricen las pruebas rápidas de antígenos en personas con síntomas de COVID-19 que estén en riesgo de propagar el virus.

El avance de la variante en las próximas semanas y meses dependerá de las medidas de salud pública para contenerla, incluidas el uso de mascarillas y la distancia social, pero sobre todo la vacunación, para reducir los casos graves y las hospitalizaciones por COVID-19, agregó la OPS.

Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmaron este martes que la solo repetición de vacunas de refuerzo será insuficiente para evitar la aparición de variantes de nuevo coronavirus e instaron a mejorar las vacunas para frenar la transmisión de la enfermedad.

«Una estrategia de vacunación basada en dosis de refuerzo reiteradas» de las primeras vacunas «tiene pocas posibilidades de ser apropiada o viable», indicó en un comunicado el Grupo Técnico Asesor (GTA) de la OMS sobre la composición de las vacunas contra el nuevo coronavirus.

«Se necesitan y deben desarrollarse vacunas contra el COVID-19 con fuerte impacto en la prevención y la transmisión, además de la prevención de casos severos y de muertes», expresó el grupo.

A la espera de que esas vacunas estén disponibles, y a medida que el virus SRAS-CoV-2 vaya evolucionando, quizá haga falta actualizar la composición de las vacunas anticovid actuales, para asegurarse de que continúan aportando los niveles de protección recomendados por la OMS contra la infección y la enfermedad causada por las variantes, consideró el grupo de expertos.

Unas seis semanas después de que la variante Ómicron fuera identificada en Sudáfrica, los datos de varios países coinciden en dos puntos: Ómicron, que entra en la categoría de variantes preocupantes de la OMS, se transmite mucho más rápido que la variante Delta, anteriormente dominante y, globalmente, parece comportar formas menos graves de la enfermedad.

Ahora bien, no se sabe si esa gravedad aparentemente menor se debe a las características de la variante o al hecho de que Ómicron esté afectando a poblaciones parcialmente inmunizadas, ya sea por la vacuna o por una infección anterior.

Además, Ómicron está avanzando de forma intensa en numerosos países y los contagios se están duplicando cada dos o tres días, algo que no había ocurrido con las variantes anteriores.

Las mutaciones de Ómicron parecen permitirle reducir la inmunidad por anticuerpos contra el virus, por lo que probablemente puede contagiar a una cantidad importante de vacunados y reinfectar a personas que ya habían superado la enfermedad.

La variante ómicron del COVID-19 parece producir una enfermedad menos grave que la ocasionada por Delta, pero no debe clasificarse como «leve», dijo este jueves el jefe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En una rueda de prensa, Tedros Adhanom Ghebreyesus, también repitió su llamado a una mayor equidad global en la distribución y acceso a las vacunas contra el coronavirus.

Advirtió que, según la tasa actual de inmunización, 109 países no alcanzarán el objetivo de la OMS de que el 70% de la población mundial esté completamente vacunada para julio. Se considera que ese objetivo ayude a poner fin a la fase aguda de la pandemia.

Además, la OMS enfatizó que las vacunas existentes contra el COVID-19 «funcionan contra todas las variantes que circulan actualmente».

Pese a que la variante Ómicron parece reducir la capacidad de neutralización de las vacunas, la jefa de la célula anticovid de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Maria Van Kerkhove, explicó que los fármacos «siguen siendo muy efectivos para evitar formas graves de la enfermedad y reducir los fallecimientos».

Preguntada sobre si la ciudadanía debe aumentar sus medidas de prevención ante el alto número de contagios en todo el mundo, Van Kerkhove recomendó las mismas que se han generalizado de 2020 «con el fin de reducir el riesgo de exposición».

La experta recordó en este sentido la necesidad de mantener la distancia física con otras personas, el evitar las reuniones de gente en lugares mal ventilados, e insistió especialmente en «llevar mascarillas apropiadas» y de forma correcta.

El director de Emergencias Sanitarias de la OMS, Mike Ryan, remató indicando que una de las mejores protecciones en la actual ola de contagios es «vacunarse cuando se tenga acceso a dosis».

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó hoy el uso de emergencia de la vacuna contra la COVID-19 CovovaxTM, elaborada por el Instituto Serológico de la India con licencia del laboratorio estadounidense Novavax.

Se trata de la primera vacuna de subunidades (diseñada a partir de componentes del virus) autorizada por la OMS, y se une a una lista que ya incluía las fabricadas por Pfizer-BioNTech, Moderna, Johnson & Johnson, AstraZeneca, Sinovac, Sinopharm y Bharat Biotech.

La OMS recordó que la vacuna de Novavax requiere dos dosis, y que puede almacenarse a temperaturas de refrigeración normales (2-8 grados).

Recordemos que está actualmente siendo analizada para su aprobación por la Agencia Europea de los Medicamentos (EMA).

La aprobación de uso de emergencia da a estas vacunas la posibilidad de entrar en el programa COVAX, creado por la OMS en cooperación con otras agencias para distribuir a bajo precio y de forma equitativa dosis de vacunas anticovid en todo el mundo.

Como en los casos anteriores, un grupo de asesores técnicos de la OMS examinó los estándares de calidad, eficacia y seguridad de la vacuna.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo este martes que las prohibiciones generales de viajar no evitarán la propagación de la nueva variante Ómicron del coronavirus y pidió a los países que adopten un enfoque basado en la evaluación de riesgos.

«Las prohibiciones generales de viajar no impedirán la propagación internacional y suponen una pesada carga para las vidas y los medios de subsistencia. Además, pueden tener un impacto negativo en los esfuerzos sanitarios mundiales durante una pandemia al disuadir a los países de informar y compartir los datos epidemiológicos y de secuenciación», dijo la OMS en un documento técnico.

Y aunque hizo dicha recomendación, añadió que las personas con riesgo de contraer el coronavirus, incluidas las mayores de 60 años, deben evitar viajar.

«Se debe aconsejar a las personas que no tienen buena salud o que corren el riesgo de desarrollar una forma grave de la enfermedad COVID-19 o de morir, incluidas las de 60 años o más o las que tienen comorbilidades (por ejemplo, cardiopatías, cáncer y diabetes), que pospongan el viaje.

Adicional, el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que entiende la preocupación que genera Ómicron, pero agregó que le preocupa que varios estados miembros estén introduciendo medidas «contundentes y generales» que no se basan en pruebas ni son eficaces por sí mismas, y que solo empeorarán las desigualdades entre países.

En una entrevista con periódico Financial Times, el presidente del laboratorio estadounidense Moderna, Stephan Bancel, señaló que podría producirse una «disminución importante» de la eficacia de las vacunas actuales contra esta variante y que estos datos llegarán en las próximas dos semanas pero los científicos no son optimistas.

«Todos los científicos con los que he hablado sienten que ‘esto no va a ser bueno'», declaró Bancel.

Y es que varios laboratorios, como Moderna, Pfizer, AstraZeneca, Novavax y Johnson & Johnson (J&J) están trabajando en nuevas versiones de la vacuna anticovid específicas contra la nueva cepa.

Recordemos que la OMS clasificó a Ómicron como «preocupante» y advirtió que representa «un riesgo muy elevado» para el mundo.

La nueva variante ómicron del coronavirus presenta «un riesgo muy elevado» para el mundo, advirtió este lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS), paralelamente al aumento del número de países donde ha sido detectada, una situación que ha hecho que el G7 se reúna de urgencia durante la jornada.

«Dadas las mutaciones que podrían conferirle la capacidad de escapar a una respuesta inmunitaria y darle una ventaja en términos de transmisibilidad, la probabilidad de que Ómicron se extienda a nivel mundial es elevada», indicó la organización, aunque indicó que, por el momento, no se ha registrado ninguna muerte asociada a esta mutación.

Por ello, advirtió la OMS que podría haber futuros picos de covid-19, que podrían tener consecuencias severas. En un documento técnico publicado este lunes, da consejos a las autoridades para intentar frenar su avance, aunque señaló que todavía hay muchas incógnitas sobre su virulencia y su transmisibilidad.

Recordemos que Ómicron fue identificada por primera vez la semana pasada en Sudáfrica, que ya contabilizó estas últimas semanas un rápido aumento de los contagios: el domingo hubo 2,800 nuevos casos, frente a los 500 de la semana anterior. Cerca de tres cuartas partes de los contagios señalados recientemente se deben a esta nueva variante.

«Aunque Ómicron no es clínicamente más peligrosa y que las primeras señales todavía no son alarmantes, probablemente observaremos un aumento de casos debido a la rapidez de la transmisión», dijo el epidemiólogo sudafricano Salim Abdool Karim, que pronosticó que el país alcanzará seguramente los 10,000 nuevos casos diarios de coronavirus a finales de esta semana.

Numerosos países han detectado ya casos vinculados a esta variante, desde Reino Unido a Alemania, pasando por Canadá, Holanda e Israel. Y la lista no deja de crecer, con infecciones en Portugal, Austria y Escocia señaladas este lunes.

Adicional, la OMS alertó hoy de que los riesgos globales que plantea la variante ómicron son «muy altos», por lo que pidió a todos los gobiernos acelerar la vacunación contra la COVID y reforzar las medidas de vigilancia ante posibles brotes de este derivado del coronavirus.

Acelerar la vacunación contra la COVID-19, «especialmente entre población de riesgo que siga sin vacunar», es una de las medidas que se tienen que tomar ante la llegada de la nueva variante, destacó la OMS, que también pidió a todos los países que notifiquen posibles casos o brotes asociados a ómicron.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, lamentó en la inauguración de la asamblea de la OMS que los dos países que primero informaron de la nueva variante, Sudáfrica y Botsuana, estén siendo «penalizados» con cancelaciones de vuelos, cuarentenas a sus ciudadanos en otros países y otras medidas.

«A Sudáfrica y Botsuana hay que darles las gracias, no penalizarles», afirmó Tedros en una larga intervención en la que denunció que tras lo ocurrido se corre peligro de que otros países tengan miedo a alertar al mundo sobre posibles nuevas amenazas, por temor a las consecuencias económicas.

En su informe técnico, la OMS no recomienda abiertamente que se prohíban los vuelos a países o regiones donde se ha localizado la variante ómicron, y señala únicamente que las autoridades nacionales «deben usar bases científicas a la hora de ajustar de forma puntual las medidas en torno a los viajes internacionales».

Admite, en todo caso, que por ahora los casos de la variante, que se han detectado ya en cuatro regiones (África, Europa, Oriente Medio y Asia Oriental), están relacionados con el flujo viajero.

El experto etíope también aprovechó para denunciar el hecho de que la nueva variante ha surgido en África, el continente con menor tasa de vacunación contra la COVID-19, lo que confirma las advertencias que todo el año ha lanzado la OMS sobre los peligros de olvidar algunas regiones en la masiva campaña de inmunización.

«Mientras continúe la desigualdad en las vacunas el virus tendrá oportunidades para extenderse y evolucionar a formas que no podemos predecir o prevenir», advirtió.

La OMS teme que esta actitud desaliente a otros países de reportar posibles nuevas variantes por las consecuencias que esto tendría para ellos.

En el mismo sentido, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, dijo que está «muy preocupado» por el aislamiento del sur de África, que se ha visto afectado por medidas de restricción de viajes en reacción a la nueva variante.

«La gente de África no puede ser culpada por el inmoralmente bajo nivel de vacunación disponible en África, y no deben ser penalizados por identificar y compartir con el mundo información científica y sanitaria crucial», dijo Guterres en un comunicado.

Guterres pidió a los gobiernos considerar medidas alternativas como las pruebas a viajeros, para «evitar el riesgo de transmisión al tiempo que se permiten los viajes y el desarrollo económico».

En la misma línea, Sudáfrica pidió hoy en la asamblea extraordinaria de la OMS que los países que han impuesto una prohibición de viajes, tras anunciarse el hallazgo en su territorio de la nueva variante ómicron, recapaciten, entiendan que se trata de una medida poco eficaz y la dejen sin efecto.

«Estamos decepcionados porque algunos países han impuestos de forma injustificada prohibiciones de viaje que nos afectan y vemos con preocupación que la lista sigue creciendo, lo que es discriminatorio», dijo el ministro de Salud sudafricano, Joe Phaahla, en una intervención por vía telemática.

Recordó que la prohibición de viajes no se ha impuesto a otros países donde también se ha localizado la variante Ómicron.

El ministro Phaahla recordó que la OMS ha declarado en varias ocasiones, a lo largo de los dos últimos años de pandemia, que imponer restricciones de viajes no tiene resultados significativos en la reducción de la propagación del virus y que lo que hay que hacer es aplicar las principales medidas de prevención, tales como la vacunación, el uso de mascarillas, la distancia social, ventilar lugares cerrados y evitar aglomeraciones.

El grupo de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) reunido hoy de última hora para analizar el impacto de la nueva variante del coronavirus detectada en Sudáfrica determinó que se trata de una «variante de riesgo», posiblemente más contagiosa, y la bautizó con la letra griega Omicrón.

La OMS reconoce que algunas de las nuevas mutaciones de la variante Omicrón parecen sugerir una mayor capacidad de transmisión que cepas anteriores, con casos detectados en casi todas las provincias sudafricanas.

«La variante se ha detectado a un ritmo más rápido que en anteriores surgimientos en el número de infecciones, lo que podría indicar que tiene ventaja a la hora de propagarse», subrayaron los expertos de la OMS.

No indicaron por ahora si la nueva variante es más o menos resistente a las vacunas anticovid, pero señalaron que las pruebas de diagnóstico PCR parecen seguir siendo efectivas para detectarla.

Estos expertos, reunidos de emergencia en el llamado Grupo Asesor de Expertos en la Evolución de Virus, alertaron que la aparición de esta variante, primero confirmada en un espécimen recolectado el 9 de noviembre, ha coincidido con un fuerte aumento de las infecciones en Sudáfrica.

La variante Omicrón, que ha llevado a muchos países a suspender los vuelos con el sur de África, preocupa por el alto número de mutaciones que presenta, pues en apenas dos semanas se han detectado ya una treintena, con casos confirmados no sólo en Sudáfrica sino también en Botsuana, en Hong Kong (China), en Bélgica e Israel.

Las variantes de riesgo son seguidas de forma más intensa por la OMS y los laboratorios globales, y además de la Omicrón hay otras cuatro: Alfa (primero detectada en Reino Unido), Beta (también en Sudáfrica), Gamma (Brasil) y Delta (India).

Estas variantes suelen estar asociadas a una mayor velocidad de transmisión, aunque en los últimos meses la Delta, más contagiosa que las tres anteriormente detectadas, se convirtió en la dominante, hasta el punto de que en los últimos análisis de laboratorio aparece presente en el 99.8% de los nuevos casos globales.

Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) están analizando junto a colegas sudafricanos la nueva variante descubierta del coronavirus causante de la COVID-19, que genera preocupación por el alto número de mutaciones que ha desarrollado.

«Es una variante a seguir, y es preocupante», destacó en un encuentro con internautas la jefa de la unidad técnica anticovid de la Organización Mundial de la Salud (OMS), María Van Kerkhove, quien señaló no obstante que el descubrimiento muestra que el nivel de alerta de los laboratorios ante la COVID sigue siendo alto.

«No conocemos mucho de esta variante aún, sabemos que tiene un alto número de mutaciones, y la preocupación es que ello afecte al comportamiento del virus», destacó Van Kerkhove en el sentido de que puede cambiar su capacidad de transmisión, o la efectividad de tratamientos, diagnósticos y vacunas contra el coronavirus.

«Tomará unos días ver qué impacto puede tener y el potencial de las vacunas ante la variante», subrayó la experta, quien también indicó que un grupo de asesores de la OMS celebrará un encuentro para analizarla.

«No hay motivo para la alarma, pero hay que ver qué significa», afirmó Van Kerkhove, quien recordó que la variante Delta, actualmente causante de prácticamente todos los nuevos contagios de COVID-19 en el mundo, también presenta diferentes mutaciones.

Y es que científicos y autoridades sanitarias de Sudáfrica confirmaron hoy la existencia de la nueva variante del coronavirus, denominada B.1.1.529, que posee una treintena de mutaciones.

La nueva variante presenta «una constelación muy inusual de mutaciones», pero su «significado aún es incierto», explicó en una rueda de prensa virtual el profesor Tulio de Oliveira, de la Plataforma de Innovación en Investigación y Secuenciación de KwaZulu-Natal (KRISP).

Hasta ahora se han confirmado casos de esta variante en Sudáfrica, en la vecina Botsuana y en Hong Kong (China).

La oficina europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que la región de 53 países podría sufrir otras 700,000 muertes debido a la pandemia de coronavirus durante los próximos seis meses, para rebasar el total de los 2 millones.

OMS Europa, con sede en Copenhague, indicó este martes que hay pruebas crecientes de una caída de la protección contra el contagio por medio de las vacunas. Recomendó una «dosis de refuerzo» para los sectores más vulnerables de la población, como las personas con el sistema inmunitario debilitado, los mayores de 60 años y los trabajadores de la salud,.

Sin embargo, la sede internacional de la agencia en Ginebra ha pedido reiteradamente una moratoria en la aplicación de refuerzos hasta fin de año para que muchos países en desarrollo que han sufrido la falta de vacunas contra el COVID puedan obtenerla.

OMS Europa pidió a la gente que se vacune y respete las normas de higiene y la distancia social.

«Hoy la situación del COVID-19 en Europa y Asia Central es muy grave. Nos espera un invierno difícil, pero debemos tener esperanzas porque todos, gobiernos, autoridades sanitarias e individuos, podemos tomar medidas decisivas para estabilizar la pandemia», expresó el director de OMS Europa, doctor Hans Kluge.

La región europea, que abarca también Asia central, informó que las muertes debidas al COVID-19 llegaron a 4,200 diarias la semana pasada, el doble que a fines de septiembre. Las muertes en la región llegan a 1.5 millones.

Los tres factores que impulsan el aumento son la altamente contagiosa variante Delta del virus, la mitigación de las medidas restrictivas como la obligación de usar la mascarilla y mantener la distancia social y la falta de vacunación de grandes sectores de Europa.

«Podemos prever que habrá presión alta o extrema sobre las camas de hospital en 25 países y presión alta o extrema en unidades de cuidados intensivos en 49 de los 53 países entre ahora y 1 marzo de 2022», dijo la OMS Europa.

«Las proyecciones indican que las muertes acumuladas superarán los 2.2 millones para la primavera del año próximo, sobre la base de las tendencias actuales». Las muertes acumuladas en la región debido a la pandemia llegarían a 2 millones para el 1 de marzo.

Según los datos del organismo sanitario internacional de Naciones Unidas, en Europa se han administrado más de mil millones de dosis y el 53.5% de las personas han completado su pauta de vacunación.

Al respecto, avalan el Certificado COVID como «una herramienta colectiva que permite a las sociedades y a las personas continuar con sus actividades habituales».

El ritmo actual de transmisión del coronavirus en Europa es «muy preocupante» y podría provocar medio millón de muertos adicionales de aquí a febrero en el continente, alertó este jueves la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La ya llamada cuarta ola afecta especialmente a Alemania, que registró este jueves un récord de contagios diarios desde que empezó la pandemia, con un total de 33,949 casos en 24 horas, según el instituto de vigilancia sanitaria, Robert Koch.

«Estamos, de nuevo, en el epicentro», lamentó el director de la OMS Europa, Hans Kluge. «El ritmo actual de transmisión en los 53 países que forman la región europea es muy preocupante (…) Si mantenemos esta trayectoria podríamos tener otro medio millón de muertos por COVID-19 en la región de aquí a febrero», agregó.

Para la OMS, el aumento de los casos se explica por la combinación de una vacunación insuficiente con una flexibilización de las medidas anticovid.

Desde el inicio de la pandemia, en Europa se han contabilizado más de 1.4 millones de decesos de un total de más de 5 millones. Pero la OMS estima que si se tiene en cuenta la sobremortalidad vinculada al virus, de forma directa e indirecta, el balance real de la pandemia podría ser dos a tres veces superior al oficial.

El número de nuevos casos por día está a la alza desde hace casi seis semanas consecutivas en Europa y el número de muertos diarios sube desde hace siete semanas. Las cifras son en promedio 250,000 nuevos casos y 3,600 decesos por día.

El alza se ve impulsada por las cifras de Rusia (8,162 muertos en los últimos siete días, 8% más comparado a la semana anterior), Ucrania (3,819 muertos, +1%) y Rumania (3,100 muertos, +4%), principalmente.

Al respecto, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) urgió hoy ampliar la cobertura de vacunación en la Unión Europea porque la situación epidemiológica “se está complicando cada vez más”.

En una rueda de prensa virtual desde Ámsterdam, Marco Cavaleri, jefe de Estrategia de Vacunación, subrayó que el número de contagios en Europa es “muy preocupante” y consideró “de suma importancia que las personas se vacunen o completen su pauta de vacunación inicial”.

Otro caso que ha llamado la atención: Austria registró en las últimas 24 horas un total de 19 muertes y 8,593 nuevos contagios de COVID-19, un 32% más que ayer, lo que supone la cifra más alta desde noviembre de 2020 y la segunda más alta desde que estalló la pandemia, lo que desencadenó varias restricciones contra la pandemia a nivel nacional y regional en el país centroeuropeo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó hoy el uso de emergencia de la vacuna contra el COVID-19, Covaxin, producida por los laboratorios indios Bharat Biotech. Es la séptima vacuna en lograr el visto bueno por parte del organismo con sede en Ginebra.

La vacuna india entra así en el portafolio de la OMS, que hasta ahora incluía las fabricadas por Pfizer/BioNTech, Moderna, Johnson & Johnson, AstraZeneca, Sinovac y Sinopharm.

La aprobación de uso de emergencia da a estas vacunas la posibilidad de entrar en el programa COVAX, creado por la OMS en cooperación con otras agencias para distribuir a bajo precio y de forma equitativa dosis de vacunas anticovid en todo el mundo.

Como en los casos anteriores, un grupo de asesores técnicos de la OMS examinó los estándares de calidad, eficacia y seguridad de la vacuna, desarrollada a base de versiones inactivadas del coronavirus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19.

Esta vacuna tiene una eficacia del 78%, y la OMS recomienda administrarla en dos dosis, con al menos dos semanas de diferencia entre la primera y la segunda.

Según la organización es «extremadamente apropiada para países de ingresos bajos y medios, por su facilidad de almacenamiento».

Se espera que en las próximas semanas, la OMS resuelva otras solicitudes que fueron presentadas, específicamente para las vacunas china CanSino y la rusa Sputnik V.

Sobre el tema de las vacunas, México se posicionó durante la cumbre del G20 que se realizó el pasado fin de semana en Roma, Italia.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, llamó a los líderes de las mayores economías del mundo a tomar una serie de acciones urgentes en materias sanitaria y económica, que permitan a los países superar los efectos de la pandemia.

Expuso que el reconocimiento universal de las vacunas aumentará la eficacia de las campañas de vacunación, facilitará la reanudación equitativa y no discriminatoria de los viajes internacionales y acelerará la recuperación económica mediante la revitalización de sectores económicos claves, como el turismo.

En el marco del G20, el canciller sostuvo un encuentro con el director general de la OMS, Tedros Adhanom, a quien le expuso la iniciativa y la relevancia de avanzar en la aprobación de biológicos que han sido avalados por agencias reguladoras de países miembros, a fin de lograr así una recuperación equitativa y sin rezagos.

Recordemos que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha reclamado a la OMS por la «tardanza» en aprobar todas las vacunas que hoy se aplican en México y el mundo; ha señalado que todas han demostrado su seguridad y eficacia para prevenir que se desarrolle la enfermedad causada por el SARS-CoV-2 de manera grave.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que México preside, urgió este martes a los países del G20 aceptar todas las vacunas avaladas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en medio de las restricciones de viaje.

«(La Celac) hace un llamado urgente a la comunidad internacional, en especial a los países del G20, a aceptar, con fines de movilidad internacional y admisión a sus respectivos países, las vacunas contra COVID-19 que hayan sido aprobadas como seguras y efectivas por la OMS», expuso en un comunicado.

Los países de Latinoamérica y el Caribe, una de las regiones más afectadas por la pandemia, con casi 46 millones de casos y más de 1.5 millones de muertes, se han unido en la Celac para reclamar igualdad en el acceso y reconocimiento de las vacunas.

En el breve posicionamiento, la Celac argumentó ser «consciente de la necesidad global de realizar acciones para contrarrestar el impacto sanitario, económico y social de la pandemia».

Antes, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) de México informó que el canciller Marcelo Ebrard viajará a la Cumbre del G20 que se realizará en Roma el próximo 30 y 31 de octubre. Ebrard representará al presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha insistido en una distribución justa global de insumos médicos para combatir la pandemia.

La SRE recordó que México ya presentó al G20 una propuesta para «el reconocimiento universal, sin condicionamientos de ningún tipo» de todas las vacunas aprobadas por la OMS. Indicó que con dicha iniciativa, se busca eliminar la discriminación existente en el reconocimiento de vacunas, alcanzar la meta de vacunación universal y facilitar la movilidad internacional en las mismas condiciones para todas las personas.

El reclamo de Latinoamérica ocurre en medio de las restricciones de viaje que han impuesto países en la Unión Europea (UE), Reino Unido e incluso Estados Unidos, que no reconocen vacunas no aplicadas en sus territorios, como la rusa Sputnik V o la china CanSino.

Incluso, países como Reino Unido no aceptan los esquemas de vacunación de países en desarrollo aunque sea de marcas como AstraZeneca, Pfizer o Moderna.

Ante esta situación, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha urgido a la OMS a validar estas vacunas, pues ha insistido, han demostrado su seguridad y efectividad para prevenir que se desarrolle la enfermedad de manera grave.

El Comité de Emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el COVID-19 concluyó en su última reunión que la pandemia está aún lejos de su final, por lo que ha optado por mantener la emergencia internacional ante el coronavirus, declarada el 30 de enero de 2020.

Según informó hoy la OMS, la novena reunión del comité de expertos, que es convocado cada tres meses para analizar el devenir de la crisis sanitaria, acordó por unanimidad que el coronavirus sigue teniendo potencial para transmitirse internacionalmente y requiere todavía una respuesta global.

La persistencia de la alerta internacional supone la necesidad de que todos los Estados sigan aplicando respuestas al coronavirus, que incluyen medidas de distancia física, vacunación, diagnóstico rápido y tratamientos, señaló el comité.

También reiteró el llamado que en los últimos meses ha lanzado el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, para que un 40% de la población de todos los países esté vacunado antes de que finalice el 2021, una cifra que aún están lejos de alcanzar muchas economías en desarrollo.

En este sentido, el comité, formado por 19 expertos y presidido por el francés Didier Houssin, expresó su preocupación por las dificultades de respuesta a la pandemia que afronta África, pese a ser oficialmente la región con menos casos en el planeta: seis millones, de un total global de 243 millones.

El comité insistió en que los países analicen los posibles riesgos de transmisión en grandes acontecimientos de masas y en viajes internacionales, aunque recomendó que la prueba de vacunación no sea la única forma posible de que un viajero pueda desplazarse a otro país.

Y es que la pandemia ha causado, en veintidós meses, casi cinco millones de muertos, y aunque en los últimos dos meses ha habido un descenso general en casos y muertes a nivel mundial, todo indica que esta semana habrá un aumento en los dos indicadores, debido principalmente al repunte de contagios en Asía y Europa.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) insistió este viernes en su petición a la Organización Mundial de la Salud (OMS), para que certifique pronto las vacunas contra el COVID-19 que todavía no aceptadas por el organismo pero que ya se han aplicado «masivamente».

El mandatario insistió en que la OMS debe aprobar las vacunas restantes, como la rusa Sputnik V, que ya ha sido aplicada a millones de personas.

«Ya envié la carta. Ya la recibieron y vamos a esperar la respuesta formal», subrayó el mandatario. Dijo que es «increíble» que se apliquen vacunas masivamente sin que tengan un reconocimiento de la OMS. Incluso cuestionó cuánto tiempo lleva reunir los datos para otorgar o no la certificación.

Destacó que muchas personas trabajan y deben viajar a Estados Unidos, y no pueden entrar porque solo pueden ingresar con vacunas certificadas por la OMS.

«Deberían de apurarse y resolver. Esto es lo que yo respetuosamente les planteo y es lo que yo les digo en la carta», enfatizó. Comparó a la OMS, así como otras instituciones, con elefantes reumáticos. «Es desidia. Es que en todos lados hay burocracia. Son elefantes reumáticos, hablando en términos médicos. Hay que estarlos empujando», subrayó.

Los cometarios de AMLO llegan luego e que ayer el director de la OMS, Tedros Adhanom Gebreyesus, invitó al gobierno de México a enviar a expertos a la sede de la organización para que conozcan de primera mano el proceso de inclusión de una vacuna en el listado de uso de emergencia.

«Es la primera vez que oigo que tiene preocupaciones. Si están interesados, pueden enviar expertos para ver cómo lo hacemos», expresó Tedros Adhanom, quien aseguró a López Obrador que las decisiones de la OMS se basan en datos, pruebas y principios, y que las recomendaciones finales vienen de expertos

«Siempre usamos la ciencia y los datos. Se lo quiero asegurar a su excelencia», remató Tedros.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó este jueves que la epidemia de COVID-19 habría matado entre 80 mil y 180 mil trabajadores sanitarios hasta mayo de este año en todo el mundo, e insistió en que se les debe dar prioridad en las campañas de vacunación.

«Estas estimaciones provienen de las 3.45 millones de muertes vinculadas al COVID-19 declaradas a la OMS en mayo de 2021; una cifra que, en sí misma, resulta ser inferior a la cantidad real de muertes», señaló la organización en un comunicado.

«Por eso, es fundamental que la vacunación de los profesionales sanitarios sea una prioridad», indicó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una rueda de prensa.

Indicó que los datos de 119 países sugieren que, en promedio, dos de cada cinco profesionales de la salud en todo el mundo están completamente inmunizados.

Sin embargo, destacó que dichas cifras ocultan enormes diferencias entre regiones y sectores económicos. Señaló que en África, menos de 1 de cada 10 profesionales de la salud ha sido completamente inmunizado, mientras que, en la mayoría de los países con ingresos altos, más del 80% están vacunados con esquema completo.

La OMS ha hecho un llamado a todos los países para que velen por que todo el personal de la salud reciba la vacuna de manera prioritaria contra el COVID, junto con otros grupos en riesgo. En total, se calcula que haya 135 millones de profesionales de la salud en todo el mundo.

«Más de 10 meses después de la aprobación de las primeras vacunas, el hecho de que millones de trabajadores sanitarios aún no hayan sido vacunados es en sí mismo una condena a los países y empresas que controlan el suministro mundial de vacunas», afirmó el jefe de este organismo de la ONU.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) hizo un llamado a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a acelerar la aprobación de las vacunas que han probado su eficacia contra el COVID-19.

El mandatario indicó que la OMS tiene que actuar con rectitud, «sin tendencias políticas o ideológicas», y solo con apego a la ciencia en lo que respecta al desarrollo de las vacunas en contra de la pandemia.

«Que ya la Organización Mundial de la Salud se apure porque lleva ya mucho tiempo en el trámite y hay vacunas que todavía no tienen autorización de la Organización Mundial de la Salud, y que se han aplicado y han salvado vidas», dijo AMLO.

El llamado de López Obrador se dio luego e que se anunciara la reapertura de la frontera terrestre con Estados Unidos, para personas que estén vacunadas. Sin embargo, por el momento Estados Unidos reconocerá y aceptará las vacunas que la OMS haya autorizado.

Hasta el momento, la OMS ha autorizado las vacunas de Pfizer, AstraZeneca, Janssen (de Johnson & Johnson), Moderna, Sinopharm y Sinovac; sin embargo, en México se han aplicado dos vacunas que no servirán para entrar a Estados Unidos: la rusa Sputnik V y la china CanSino.

Por ello, el presidente López Obrador instó a la OMS a que «termine de dar los certificados a las farmacéuticas de todo el mundo que han entregado vacunas que han demostrado su eficacia».

Según los reportes de la Secretaría de Salud, hasta ahora, 48.9 millones de los 126 millones de mexicanos han completado el esquema de vacunación en todo el país. Sin embargo, muchas de ellas pertenecen a las dos no aceptadas por la administración de Joe Biden.

En los 45 municipios fronterizos de los norteños estados de Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas se aplicaron 3,7 millones de vacunas de Pfizer y de Janssen, algunas donadas por Estados Unidos para acelerar la apertura de la frontera.