Tag

Peng Shuai

Browsing

La tenista china Peng Shuai insistió este lunes en que todo lo sucedido a raíz de una publicación suya en redes sociales el año pasado fue «un gran malentendido» y que «nunca» desapareció ni «nunca» llegó a decir que fue agredida sexualmente por un exfuncionario del gogierno.

La veterana jugadora desapareció de la vida pública el pasado mes de noviembre después de confesar en la red social Weibo que sufrió abuso sexual de parte del exviceprimer ministro chino, Zhang Gaoli.

Desde entonces, se le ha visto varias veces, incluido en una entrevista televisiva, pero sigue habiendo incertidumbre respecto a lo que pasó y a su situación, pese a que ella misma aclaró que su publicación había sido un malentendido y que seguía en Pekín sin ningún tipo de problema o presión.

«¿Qué pasó? Ya respondí esta pregunta durante una entrevista en Shanghai, así como en un ‘email’ dirigido a la WTA y en otros muchos otros correos electrónicos. Esta publicación ha dado lugar a un gran malentendido en el mundo exterior y espero que su significado ya no se distorsione ni que añadamos más publicidad a esto», replicó Shuai en una entrevista con el diario ‘L’Equipe’.

La jugadora recalcó que nunca dijo que alguien la agrediera sexualmente y que nunca desapareció. «Todo el mundo podía verme. Es sólo que mucha gente, como mis amigos o la gente del COI, me enviaron mensajes y fue bastante imposible responder a tantos, pero con mis amigos cercanos siempre me mantuve en estrecho contacto y también estuve en contacto con la WTA», remarcó.

Sobre la razón por la que desapareciera su publicación en la red social Weibo, donde en un inicio hizo su denuncia, la tenista dijo que «la borré ¿Por qué? Porque era lo que quería hacer».

Shuai reflexionó que sus «problemas sentimentales» y su «vida privada» no deben estar «envueltos en deportes y política».

La deportista aseguró que «antes» de ver el comunicado sobre su situación en el web oficial del circuito «sólo» había recibido un correo electrónico del «departamento de ayuda psicológica» del organismo. «Nadie se comunicó conmigo y cuando me enteré de la declaración de la WTA, recibí un segundo ‘email’ que nuevamente provenía del departamento de ayuda psicológica, así como un SMS», subrayó.

Shuai dio las gracias a todas las personas que se preocuparon por ella. «Pero no pensé que habría tanta preocupación y me gustaría saber: ¿por qué tanta preocupación?», recalcó, afirmando que es una chica y una tenista completamente normal y que tampoco tenía ningún impedimento para salir de China. «Antes, si viajaba al extranjero, era para competir o para tratarme la rodilla», explicó.

El pasado sábado, aprovechando la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno en Pekín, pudo tener la cena que tenía pendiente con el presidente del COI, Thomas Bach, donde pudieron «conversar mucho e intercambiar opiniones gratamente», aunque todo giró a sus planes de futuro a nivel deportivo.

El Ministerio del Exterior de China insistió este viernes en que el gobierno no está al tanto de la polémica que rodea a la tenista Peng Shuai, quien desapareció después de acusar a un exfuncionario de alto rango de haber abusado sexualmente de ella.

Este tema «no es una cuestión diplomática y no estoy al tanto de la situación», señaló el vocero del Ministerio, Zhao Lijian, a reporteros. No es la primera vez que el ministro asegura desconocer el asunto, desde que Peng hizo la acusación hace dos semanas.

La desaparición de Peng, de 35 años, exnúmero uno del mundo en dobles que conquistó títulos en Wimbledon en 2013 y en Roland Garros un año más tarde, toma relevancia debido a que Beijing se prepara para albergar los Juegos Olímpicos de Invierno a partir del 4 de febrero.

Liz Throssell, una portavoz de la agencia de Naciones Unidas por los derechos humanos en Ginebra, dijo este viernes que hacía un exhorto a una investigación con plena transparencia sobre su acusación de agresión sexual. «Y yo pienso que diríamos que así debería ser en todas las acusaciones de agresión sexual. Es importante en realidad garantizar la rendición de cuentas, garantizar la justicia para las víctimas», señaló.

El Comité Olímpico Internacional (COI) se negó a hacer comentarios el viernes, argumentando que «la experiencia muestra que la diplomacia silenciosa ofrece la mejor oportunidad para encontrar una solución para asuntos de tal naturaleza. Esto explica por qué el COI no comentará nada más en esta etapa».

En una larga publicación en redes sociales el 2 de noviembre, la tenista contó que Zhang Gaoli, ex viceprimer ministro y miembro del poderoso Comité Permanente del Politburó del Partido Comunista, la obligó a mantener relaciones sexuales a pesar de sus repetidas negativas hace tres años.

El texto fue eliminado de su cuenta verificada en Weibo, la plataforma de redes sociales más importante de China, pero las capturas de pantalla de la denuncia siguen circulando en internet por todo el mundo.

Por su parte, Steve Simon, presidente y director general de la gira profesional de tenis femenino (WTA), cuestionó la autenticidad de lo que, según la prensa china, era un correo electrónico dirigido a él en que la deportista decía sentirse a salvo y afirmaba que la acusación de agresión sexual no era cierta. La nota fue tuiteada el jueves por CGTN, la rama internacional de la televisora estatal china CCTV.

Amnistía Internacional (AI) ha pedido públicamente al gobierno chino que demuestre que la jugadora de tenis, Peng Shuai, desaparecida tras efectuar unas denuncias de violencia sexual contra un exalto cargo político chino, se encuentra a salvo y que, además, se investiguen los hechos.

“El gobierno chino ha silenciado sistemáticamente el movimiento #MeToo en el país. Habida cuenta de que además tiene un enfoque de tolerancia cero respecto a las críticas, resulta sumamente inquietante que Peng Shuai parezca estar en paradero desconocido tras haber acusado a un exalto cargo del gobierno de agresión sexual”, indica Doriane Lau, investigadora de Amnistía Internacional sobre China.

La representante de Amnistía Internacional subraya que en el caso de Peng Shuai se pone de manifiesto el trato al que se enfrentan las mujeres que sobreviven al abuso sexual en China, unas mujeres cuyas denuncias son sistemáticamente ignoradas y que a menudo son atacadas por alzar la voz.

Y es que Peng Shuai desapareció desde que hace dos semanas formuló unas denuncias de violencia sexual contra un ex alto cargo político chino. El pasado 2 de noviembre, en una publicación en el sitio web de redes sociales chino Weibo, Peng Shuai acusó al viceprimer ministro retirado Zhang Gaoli de obligarla a mantener relaciones sexuales.

El debate sobre las acusaciones fue rápidamente censurado en las redes sociales chinas y la publicación original (que decía “me llevaste a tu casa y me obligaste a tener relaciones contigo”) fue eliminada.

Zhang Gaoli fue viceprimer ministro del país entre 2013 y 2018, y es considerado como un aliado del presidente Xi Jinping.

Desde aquella publicación no se han vuelto a tener noticias públicas de Peng, salvo un correo electrónico que supuestamente envió a las autoridades deportivas, difundido por el canal de televisión CGTN, en el que dice que las denuncias de agresión sexual “no son ciertas” y que “todo va bien”.

La televisora afirmó que la declaración estaba originalmente en un correo electrónico escrito por Peng.

El presidente del circuito femenino Steve Simon, expresó sus dudas sobre el correo electrónico que la WTA recibió ayer en el que Peng negaba las acusaciones de agresión sexual.

El correo electrónico, publicado por el medio de comunicación estatal chino CGTN, citaba a Peng diciendo: «No he desaparecido, ni estoy insegura. Sólo he estado descansando en casa y todo está bien».

Simon dijo que le costaba creer que Peng hubiera escrito ella misma el correo electrónico. «La declaración publicada hoy por los medios de comunicación estatales chinos en relación con Peng Shuai no hace más que aumentar mi preocupación por su seguridad y paradero», dijo en un comunicado.