Tag

PIB

Browsing

El Fondo Monetario Internacional (FMI) rebajó este martes tres décimas la proyección de crecimiento de la economía mexicana para 2024, último año de la presidencia de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), y la situó en el 2.4% del PIB.

El organismo actualizó los datos de enero pasado con la publicación este martes del informe de perspectivas económicas globales, presentado en Washington con motivo de las reuniones de primavera del FMI y el Banco Mundial.

El Fondo también revisó a la baja la previsión de crecimiento del PIB para 2025, que será del 1.4%, una décima menos de lo pronosticado en enero pasado.

Las previsiones para los próximos dos años están por debajo del crecimiento del 3.2% que experimentó la economía en 2023 e indican una progresiva desaceleración económica.

El FMI atribuyó esta revisión a la baja a que la economía mexicana ha experimentado resultados más débiles de lo esperado a finales de 2023 y principios de 2024 que atribuye a la contracción del sector manufacturero.

Además, espera que México endurezca su política fiscal, lo que derivará en un menor crecimiento en 2025.

Según el mismo informe, la inflación mejorará respecto al 5.5% de 2023, y será del 4% en 2024 y del 3.3% en 2025, mientras que se espera una tasa del desempleo del 2.8% para este año y del 3.2% para el próximo año.

En cuanto a la región de América Latina y el Caribe, el Fondo pronostica un crecimiento del 2% en 2024 y del 2.5% en 2025.

Especialistas del sector privado redujeron al 2.36% su pronóstico de crecimiento para 2024 desde la estimación previa del 2.39%, según reveló este martes la encuesta mensual del Banco de México (Banxico) correspondiente a marzo.

La previsión para 2025 decreció al 1.92% tras una estimación anterior del 1.94%, de acuerdo con la media de los 40 grupos de análisis y consultoría nacionales y extranjeros consultados por el banco central entre el 15 y el 27 de marzo.

Estas proyecciones se difunden tras confirmarse en febrero que el PIB creció un 3.2% anual en 2023, según las cifras definitivas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Por otro lado, los expertos mejoraron la perspectiva de la inflación general para el cierre de 2024 al bajarla a una estimación del 4.10% desde una proyección previa del 4.14%.

Esta previsión llega después de que la tasa de inflación decreció en febrero al 4.4%, con lo que rompió con tres meses al alza.

Aún así, para 2025, los especialistas consultados por el Banxico elevaron la proyección de la inflación a un 3.73 , todavía por encima de la meta del 3% del banco central.

Como factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico en los próximos seis meses, los expertos destacaron a nivel general la gobernanza (58%), las condiciones económicas internas (15%) y las condiciones externas (12%).

A nivel particular resaltaron los problemas de inseguridad pública (22%), la corrupción (12%), problemas de falta de Estado de derecho (10%), la ausencia de cambio estructural (9%) y la impunidad (8%).

Sobre el tipo de cambio, los analistas estimaron que la moneda cierre 2024 en 18.12 unidades por dólar, menor a la proyección anterior de 18.33 pesos por billete estadounidense. En 2025, los analistas calculan que la moneda se intercambiará en 18.8 unidades por dólar, un dato menor al estimado de 18.99 del mes anterior.

En cuanto al sector externo, para 2024, las expectativas sobre el déficit comercial bajaron a 15,394 millones de dólares desde las anteriores de 17,870 millones de dólares.

El pronóstico de la inversión extranjera directa (IED) para 2024 descendió a una proyección de 39,205 millones de dólares desde una anterior de 40,094 millones de dólares.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) elevó este jueves a 3.2% el crecimiento anual definitivo del PIB de 2023, tras si estimación difundida en enero que reportaba un incremento del 3.1%.

La economía registró este avance gracias a los avances de la industria (3.5%), los servicios (3.1%) y el sector agropecuario (1.9%), según las cifras originales del INEGI.

El aumento de 2023 llega tras el crecimiento anual del 3.9% en 2022 y el incremento del 6.1% en 2021, de acuerdo.

De igual forma, el INEGI aumentó a 2.5% el crecimiento interanual del PIB del cuarto trimestre de 2023, comparado con el mismo periodo de 2022, tras una estimación previa del 2.4%, con base en cifras originales.

Este dato ocurrió por el aumento interanual de la industria (2.8%), de los servicios (2.4%) y del sector agropecuario (0.3%).

Por otro lado, el Instituto mantuvo en el 0.1% el crecimiento trimestral del PIB en el cuarto trimestre de 2023, de acuerdo con cifras desestacionalizadas, sin factores coyunturales por temporada. Las actividades primarias se contrajeron un 1% ante el trimestre precedente y las secundarias un 0.1%, mientras que solo las terciarias se elevaron un 0.3%.

El dato del PIB publicado este jueves está dentro de lo esperado por el Gobierno. Recordemos que la Secretaría de Hacienda había estimado un crecimiento de “al menos” 3%.

Mientras que el Banco de México (Banxico) había pronosticado un incremento de entre 3.1% y un 3.5% en su informe de noviembre pasado.

El incremento en México estuvo en sintonía con el crecimiento de 3.1% del PIB de Estados Unidos, a donde van más del 80% de las exportaciones de nuestro país.

Pese a lo positivo del dato, quedó por debajo de las expectativas del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) quien esperaba un avance del 3.5%.

El mandatario previó el pasado 12 de enero que acabaría su sexenio en octubre con un incremento promedio del 1.3% cada año pese a la contracción histórica de 8.8% que dejó la pandemia en 2020 y el decremento de 0. % de 2019, su primer año completo de Gobierno.

La producción de automóviles en plantas del país subió un 9.56% interanual en enero hasta las 307,069 unidades, con lo que se mantiene la tendencia al alza de 2023, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Asimismo, la exportación de vehículos ligeros se incrementó en un 6.82%, hasta las 254,367 unidades, mientras que las ventas en el mercado interno se elevaron un 18.73% hasta los 112,099, según el reporte del Instituto.

El INEGI precisó que el 77.9% de los vehículos ligeros producidos fueron camiones ligeros y el resto automóviles.

En el reporte destaca un desplome del 74.1 % interanual en la producción de la planta de Audi, que acumula dos semanas de huelga por un desacuerdo entre los sindicatos y los empresarios por el incremento salarial para 2024.

La importancia de la industria automotriz para México radica en que representa casi el 4% del PIB nacional y el 20.5% del PIB manufacturero, más que ningún otro sector, según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

La información que refiere el INEGI en su reporte proviene de 23 empresas afiliadas a la AMIA, Giant Motors Latinoamérica y Autos Orientales Picacho.

Recordemos que el sector automotor de México recuperó sus niveles prepandemia en 2023, cuando la producción creció un 14.23% anual, las exportaciones un 15.19% y las ventas internas un 24.36%.

En 2022, la industria automotriz repuntó con un crecimiento del 9.24% en la producción, después de la caída del 2% en 2021 por la escasez de chips semiconductores y el desplome de más del 20% en 2020 por la pandemia de la COVID.

La economía de América Latina y el Caribe ha sido resiliente y está recuperándose mejor de lo que se esperaba después de la pandemia, pero por el impacto de la dura situación en Argentina la tasa de crecimiento regional caerá del 2.5% registrado en 2023 a 1.9% en 2024.

En tanto, para 2025 se prevé que el crecimiento de la región vuelva a ser del 2.5%, dijo el martes el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Para Argentina, cuya economía creció un 5% en 2022 tras la pandemia, el FMI espera una contracción de 2.8% este año antes de que vuelva a recuperar el nivel de 5% en 2025. En 2023 la actividad de la nación sudamericana habría retrocedido un 1.1%.

El organismo multilateral reveló este martes sus perspectivas de la economía global en una conferencia realizada en Johannesburgo, Sudáfrica.

El crecimiento mundial está previsto que sea del 3.1% en 2024 y del 3.2% en 2025, de acuerdo con el FMI.

Se trata de niveles que están por debajo del promedio histórico de 3.8% registrado en la década anterior a la pandemia, debido principalmente a las elevadas tasas de interés implementadas por los bancos centrales para controlar la inflación y una baja productividad, entre otros factores.

La tasa de crecimiento del PIB de Latinoamérica y el Caribe para 2024 representa una revisión a la baja de 0.4 puntos porcentuales con respecto a la estimación de octubre de 2023 y refleja la contracción de la economía argentina en un contexto de políticas de ajuste implementadas por el gobierno del presidente ultraderechista Javier Milei.

“Hemos revisado a la baja las previsiones de este año debido al plan muy ambicioso del nuevo gobierno para estabilizar la economía”, expresó Petya Koeva Brooks, subdirectora del Departamento de Investigación del FMI.

El impacto de la situación argentina en los indicadores regionales se debe a que la nación tiene una de las economías más importantes de la región, junto a Brasil y México.

Excluyendo a Argentina y Venezuela, el crecimiento regional habría sido de 2.9% en 2023. Para 2024 está previsto en un 2.3%, y quedaría en ese mismo nivel en 2025, según el FMI.

Además de Argentina, Brasil y México fueron los únicos otros países latinoamericanos incluidos en el reporte de las previsiones globales.

En Brasil, el PIB retrocedería del 3.1% registrado en 2023 a un 1.7% en 2024 y ascendería a 1.9% en 2025. La economía mexicana, en tanto, también retrocedería del 3.4% de 2023, a un 2.7% en 2024 y 1.5% en 2025, principalmente por el enfriamiento de la actividad en Estados Unidos, que en este año tendrá un crecimiento de 2.1% y en 2025 de 1.7%, comparado con el 2.5% de 2023.

Recordemos que el FMI y la administración de Milei anunciaron a inicios del mes un acuerdo en relación a un programa de refinanciación de un multimillonario préstamo que fue otorgado en 2018 y que había sido suspendido por incumplimientos del anterior gobierno.

La inflación argentina ascendió en diciembre a 25.5% y fue de 211.4% respecto del mismo mes de 2022 y el nivel más elevado en las últimas tres décadas en Argentina, donde más del 40.1% de su población vive en situación de pobreza.

El Producto Interno Bruto (PIB) creció un 3.1% anual en 2023, alcanzando un nuevo máximo histórico, impulsado por todos los sectores y dentro de las expectativas del Gobierno, según la estimación oportuna del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La economía mexicana registró este avance gracias a los incrementos de la industria (3.6%), los servicios (2.9%) y el sector agropecuario (2%), según las cifras originales del organismo autónomo.

La subida de 2023 llega tras el crecimiento anual del 3.9% en 2022 y el incremento del 6.1% en 2021, según las cifras actualizadas del INEGI.

Pese al aumento anual, el crecimiento de la economía se desaceleró en el cuarto trimestre, cuando avanzó un 0.1% trimestral frente al periodo previo, de julio a septiembre, de acuerdo con cifras desestacionalizadas, sin factores coyunturales por temporada.

Las actividades primarias se contrajeron un 1.1% ante el trimestre precedente, las secundarias se mantuvieron sin cambios (0%), y solo las terciarias avanzaron un 0.1%.

Por otro lado, el PIB del cuarto trimestre creció un 2.4% interanual frente al mismo periodo de 2022, la tasa de crecimiento más baja de los cuatro trimestres del año, con base en cifras originales.

Este dato ocurrió por el aumento interanual de la industria (3.1%); de los servicios (2.1%) y del sector agropecuario (0.3%).

El INEGI publica esta estimación oportuna del PIB antes de revelar el dato definitivo el próximo 22 de febrero.

El PIB publicado este martes está dentro de lo esperado por el Gobierno. Recordemos que la Secretaría de Hacienda había estimado un crecimiento de “al menos” 3%. El Banco de México (Banxico) había pronosticado un avance de entre 3.1% y 3.5% en su último informe de noviembre pasado.

El crecimiento en México estuvo en sintonía con el avance del 3.1% registrado con el PIB de Estados Unidos, a donde van más del 80% de las exportaciones mexicanas.

Aún así, quedó por debajo de las expectativas del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) quien anticipaba un avance del 3.5%.

El mandatario previó el 12 de enero que acabaría su sexenio en octubre con un incremento promedio del 1.3% cada año pese a la contracción histórica de 8.8% que dejó la pandemia de COVID-19 en 2020 y el decremento de 0.3% de 2019, su primer año completo de Gobierno.

La economía de Estados Unidos creció más de lo esperado en los últimos meses de 2023, un año que cerró con una expansión del PIB del 2.5%, por encima del 1.9% que se registró en 2022, informó este jueves el Departamento de Comercio.

Con la campaña electoral en curso y el presidente Joe Biden buscando su reelección, la mayor economía mundial tuvo un crecimiento en el último trimestre de 3.3% en proyección anual. El resultado se vio sostenido por un mercado laboral sólido y por los gastos de los consumidores.

La economía ha sorprendido a los líderes de la industria y a algunos economistas que habían pronosticado una desaceleración desde mediados de 2022. Parte de la resistencia de la economía se debe a la fortaleza del mercado laboral, caracterizado por la escasez de despidos y los fuertes aumentos salariales, que apuntalan el gasto de los consumidores.

En otro informe, el Departamento de Trabajo reportó este jueves de que las solicitudes iniciales de subsidios estatales de desempleo aumentaron 25,000, a 214,000, ajustadas estacionalmente, en la semana finalizada el 20 de enero.

El aumento del gasto público y de las tasas de interés casi nulas durante la pandemia del COVID-19 también han contribuido a evitar una recesión.

Los economistas habían basado en gran medida sus sombrías previsiones en el rápido ritmo al que el banco central estadounidense, la Fed, estaba subiendo las tasas para amortiguar la demanda. La mayoría se ha retractado de sus previsiones de recesión y ahora espera un crecimiento lento este año.

Se espera que en su reunión de la próxima semana, la Reserva Federal mantenga sin cambios su tasa de interés oficial en el rango actual del 5.25%-5.50%.

Dado que el informe del PIB también muestra que las presiones inflacionistas disminuyeron el trimestre pasado, se prevé que el banco central empiece a recortar las tasas en algún momento del primer semestre de este año. Desde marzo de 2022, la Reserva Federal ha subido su tipo de referencia a un día 525 puntos básicos.

Durante el 2023, la iniciativa privada realizó 378 anuncios de inversión en nuestro país, equivalentes a 110,744 millones de dólares, informó la Secretaría de Economía (SE).

Esa cifra, precisó la dependencia, equivale a 6.7% del PIB registrado en 2022, además de que esas inversiones generaron aproximadamente 234,725 empleos directos.

La SE precisó que del 1 de enero al 31 de diciembre de 2023, se identificaron 378 anuncios de inversión, con una expectativa de inversión de 110,744 millones de dólares e indicó que “se espera que dicho monto ingrese al país en los siguientes dos o tres años”.

Agregó que el mayor número de anuncios proviene de empresas de Estados Unidos, seguido de China, Dinamarca, Australia y Corea.

En el caso de Estados Unidos los anuncios suman una expectativa de inversión por 42,144 millones de dólares, un 38% del total.

China representa anuncios de inversión por 13,190 millones de dólares, con un 12% del total de los anuncios, mientras que desde Dinamarca se esperan inyecciones de capital al país por 10,170 millones de dólares, un 9%.

Le siguen Australia, con 7,290 millones de dólares para el 7%, y Corea del Sur, con 6,962 millones de dólares, para el 6%.

Economía apuntó que con la diversificación del origen de las inversiones, “se observa un interés en las industrias de los sectores clave que impulsa el Gobierno mexicano” y agregó que la relocalización de empresas es “ya una realidad”.

En el reporte se indicó que por sectores, los principales anuncios se dieron en la manufactura, con una inversión estimada en 52,600 millones de dólares, seguida de la industria energética, con 23,605 millones de dólares; el transporte, con 17,332 millones de dólares; la construcción, con 9,290 millones de dólares, y el comercio, con 4,327 millones de dólares.

Mientras que las principales empresas con anuncios de inversión hacia México fueron de Mexico Pacific Limited, con la expectativa de inversión de 15,000 millones de dólares para el transporte de gas natural en el país.

Seguidas por Tesla, con una expectativa de inversión por hasta 10,026 millones de dólares, que servirían para su mega fábrica de autos eléctricos; así como el fondo danés Copenhagen Infraestructure Partners, que estima inversiones por 10,026 millones de dólares para producir hidrógeno.

A estas les siguen los anuncios de Woodside Energy, Kia Motors, LGMG Group, Ternium, CloudHQ, Jetour y HDF Energy.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) estimó este viernes que la economía crecerá un 3.5% este 2024, con lo que él acabaría su sexenio con un incremento promedio del 1.3% cada año pese a la contracción histórica de 8.8% que dejó la pandemia de COVID-19.

“Tengo mi pronóstico de que, a pesar de la pandemia, esta terrible tragedia, vamos a logar un crecimiento anual en el sexenio de 1.3%, que va a ser una hazaña”, declaró el mandatario, quien termina su gestión en octubre próximo.

El PIB creció un 2.1% en 2018, pero se contrajo un 0.3% en 2019, el primer año de la presidencia de López Obrador, según las cifras actualizadas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

México fue uno de los países de Latinoamérica que tardó más en recuperar su PIB tras la pandemia de COVID-19, pero en 2021 la economía repuntó un 6.1% y en 2022 un 3.9%.

La economía se elevó un 3.4% hasta el tercer trimestre de 2023, pero López Obrador confió en un incremento del 3.5% cuando el INEGI reporte su primera estimación oportuna el próximo 30 de enero.

“Yo no veo nada que nos pueda afectar, nada, nada, la economía está bien, vamos a seguir creciendo, mi pronóstico es que vamos a crecer este año 3.5%, eso fue lo que dije del año pasado”, indicó.

Analistas han advertido de riesgos para la economía nacional porque este año coinciden las elecciones de México y Estados Unidos, donde el expresidente Donald Trump podría volver al poder.

“Veo bien la economía del país, afortunadamente, no vemos ningún riesgo en lo interno, tampoco ningún factor externo que pueda llevarnos a una crisis en lo económico, pero, desde luego, no sabemos, quién iba a imaginar lo de la pandemia”, comentó.

El presidente criticó a los analistas, bancos y organismos internacionales por pronosticar que México crecerá entre el 2% y el 2.5% este 2024, al argumentar que “siempre” comienzan el año con proyecciones bajas y las suben conforme avanza el tiempo.

El Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos avanzó 1.3% en el tercer trimestre, una décima más de lo estimado por la Oficina de Estadísticas Económicas (BEA) en su cálculo inicial.

Según las cifras de la primera revisión del PIB publicadas este miércoles, el ritmo anual de crecimiento fue del 5.2%, tres décimas más de lo estimado en octubre.

Con esto queda atrás la desaceleración que la primera economía del mundo registró en el segundo trimestre, cuando el crecimiento intertrimestral fue de sólo medio punto, a un ritmo anual del 2.1%.

El crecimiento anual se revisó al alza tres décimas por ajustes en el apartado de la inversión fija no residencial, el gasto de los gobiernos estatales y locales, la inversión fija residencial y la inversión en inventarios privados, que fueron parcialmente compensadas por una revisión a la baja del gasto de consumo. Las importaciones se revisaron a la baja.

Los datos se conocen cuando faltan dos semanas para que la Reserva Federal (Fed) celebre su última reunión de política monetaria del año, donde podría optar por un nuevo aumento de las tasas de interés, o bien mantenerlos en el rango que están, como hizo en su última reunión a principios de este mes.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) elevó este viernes a 1.1% el crecimiento definitivo del Producto Interno Bruto (PIB) en el tercer trimestre de 2023, tras estimar en octubre un incremento preliminar del 0.9%.

El aumento, por encima de las expectativas del mercado, se origina gracias a los avances trimestrales de todos los sectores: el agropecuario (2.6%), la industria (1.3%), y los servicios (0.9%), detalló el INEGI.

Este crecimiento trimestral supone un ritmo sostenido frente al periodo abril-junio, cuando el PIB se incrementó un 0.8% en términos reales, según cifras definitivas del INEGI.

Por otro lado, el Instituto mantuvo en 3.3% el crecimiento interanual del PIB para el periodo julio-septiembre, según cifras originales, aunque rebajó a 3.4% el incremento acumulado del PIB en lo que va del año, desde una estimación previa de 3.5%.

El crecimiento interanual del tercer trimestre fue resultado de los avances del sector agropecuario (5.7%), la industria (4.3%) y, por último, de los servicios (2.7%).

Con estos datos, las actividades primarias acumulan un crecimiento de 2.7% en lo que va del año, las actividades secundarias habrían subido 3.7% y las terciarias 3.2%.

El avance de la economía está en sintonía con la de Estados Unidos, que creció a una tasa anualizada de 4.9% de julio a septiembre, con lo que aumenta el número de analistas que descartan una recesión.

El PIB de México también se divulga en medio de mejoras en sus pronósticos para este 2023. El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) elevaron el mes pasado a 3.2% el pronóstico de crecimiento para 2023 de nuestro país, que crecerá por encima de la media de América Latina.

En tanto, la Secretaría de Hacienda estima que el PIB aumentará “al menos” un 3% en 2023.

El PIB de las 21 economías que integran el Foro Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) creció un promedio de 3.3% en el primer semestre del 2023, un incremento superior al experimentado por la economía global, que fue del 3% según el ‘Análisis de Tendencias Regionales de la APEC’.

El informe, publicado por el centro de investigación y análisis de la propia APEC, destaca que este aumento se sustentó principalmente en el repunte del sector turístico tras años de la pandemia, un incremento del consumo y políticas específicas de apoyo fiscal.

No obstante, según el Policy Support Unit, como se denomina la institución a cargo del estudio, las economías de la APEC “siguen enfrentando incertidumbres” actualmente.

“El cambio climático, la fragmentación geoeconómica, las políticas proteccionistas y los problemas geopolíticos suponen una gran amenaza”, explicó el encargado de Policy Support Unit, Carlos Kuriyama, durante la primera jornada en la 30 edición de la APEC, que se celebra en San Francisco, California.

Desde ayer, los ministros de Finanzas de las economías APEC, se reunieron en la ciudad estadounidense, y hoy volverán a mantener encuentros de alto nivel. Posteriormente tendrá lugar una reunión de los responsables de Exteriores.

Y es que, con el 60% del PIB global y la mitad del comercio internacional, APEC se ha convertido en uno de los principales cónclaves de la economía mundial y escenario del pulso geopolítico entre Estados Unidos y China, cuyos presidentes se verán las caras en esta cumbre con el fin de estabilizar sus relaciones.

Kuriyama hizo hincapié en la “preocupación” ante el 3.4% de inflación registrada en septiembre que, aunque es 3.2 puntos inferior a la del año pasado, podría condicionar el crecimiento en un futuro cercano.

“La inflación se mantiene elevada. Esto se debe, en parte, a un aumento en los precios del petróleo y a que se han agravado fenómenos climáticos que han creado problemas en productos básicos como el arroz, encarecido entre un 37 y un 51%”, explicó.

Otro aspecto señalado por el responsable de Policy Support Unit fue el envejecimiento de las sociedades entre los miembros de la APEC, que en las últimas tres décadas ha visto cómo su población de más de 65 años casi se duplicaba y ahora enfrenta importantes retos demográficos.

Paralelamente, las economías APEC tienen previsto registrar una balanza comercial positiva y que sus exportaciones crezcan un 2.1% al cierre del año, para entrar en un ciclo de estabilidad que, según los pronósticos, les permitiría aumentar sus exportaciones un 5.2% en 2024 y el 4.6% en 2025.

La APEC fue fundada en 1989 con el objetivo de fomentar la integración comercial; agrupa a 21 territorios de Asia y América: Australia, Brunéi, Canadá, Chile, China, Hong Kong, Indonesia, Japón, Corea del Sur, Malasia, México, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Perú, Filipinas, Rusia, Singapur, Taiwán, Tailandia, Estados Unidos y Vietnam.

La producción de automóviles en México aumento 35.77% interanual en octubre pasado, al alcanzar las 378,129 unidades, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Asimismo, la exportación de vehículos ligeros se incrementó en un 18.11%, hasta las 316,421 unidades, mientras que las ventas en el mercado interno se elevaron un 22.76% hasta los 113,672, según el reporte del INEGI.

De esta manera, la fabricación de vehículos ligeros en México acumula un crecimiento interanual de 15.91% en los primeros 10 meses de 2023 y las ventas nacionales registran una subida de 24.71%.

“Durante enero-octubre de 2023, se comercializaron 1,089,513 vehículos ligeros y, en este mismo periodo, se produjeron 3,233,887 unidades en México. Los camiones ligeros representaron 76.3% del total producido, mientras que el resto correspondió a la fabricación de automóviles”, detalló el INEGI.

En tanto, las exportaciones de autos hechos en México llevan un incremento de 14.47% en lo que va del año, un total de 2,737,262 unidades.

La importancia de la industria automotriz para México radica en que representa casi el 4% del PIB nacional y el 20.5% del PIB manufacturero, más que ningún otro sector, según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

La información del INEGI proviene de 22 empresas afiliadas a la AMIA, Giant Motors Latinoamérica y Autos Orientales Picacho.

Tras dos años de caídas y de escasez de insumos, el sector automotor repuntó en 2022 con un crecimiento anual de 9.24% en la producción, de 5.86% en las exportaciones y de 7.03% en las ventas.

En 2020, la producción y la exportación de vehículos cayeron más de 20% en medio de la pandemia de la COVID-19, y en 2021 la fabricación cayó un 2% anual por la escasez de chips semiconductores; las  exportaciones subieron apenas un 0.94%.

El Producto Interno Bruto (PIB) creció un 0.9% trimestral en el tercer trimestre del año, con lo que alcanzó un máximo histórico, según cifras preliminares divulgadas este martes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El aumento ocurrió gracias a los avances trimestrales de todos los sectores: el agropecuario (3.2%), los servicios (1.4%), y la industria (0.6 %), detalló el reporte del INEGI con base en cifras desestacionalizadas, sin factores coyunturales por temporada.

De esta manera, el PIB aumentó un 3.3% interanual en el periodo de julio a septiembre de 2023, con lo que acumula un crecimiento de 3.5% en lo que va del año, según cifras originales del instituto.

Por actividad económica, la variación interanual fue la siguiente: las actividades primarias incrementaron 5.3%; las secundarias, 4.5% y las terciarias, 2.5%.

El comportamiento del PIB reportado este martes correspondiente al tercer trimestre del año, significa que la economía hila 10 trimestres consecutivos con aumentos a tasa anual y ocho con crecimiento trimestral.

El INEGI recordó que la Estimación Oportuna del Producto Interno Bruto Trimestral (EOPIBT) ofrece, en el corto plazo, una visión sobre la evolución de las actividades económicas del país, 30 días después de que concluye el trimestre de referencia.

El informe del INEGI llega luego de que la semana pasada se informara que la economía de Estados Unidos, a donde van más del 80% de las exportaciones de México, creciera un 1.2% trimestral de julio a septiembre.

El dato del PIB también se conoce en medio de mejoras en los pronósticos de crecimiento para este 2023.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial elevaron este mes a 3.2% el pronóstico de crecimiento para 2023, mientras que la Secretaría de Hacienda estima ahora que el PIB aumentará “al menos” un 3% en 2023.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó a la baja, en una décima, su previsión de crecimiento mundial para 2024, hasta el 2.9%, señalando a la crisis inmobiliaria china como gran riesgo en los próximos años.

En su informe de perspectivas económicas mundiales publicado este martes, el FMI mantiene su pronóstico de crecimiento mundial en el 3% para este año pero lo rebaja para 2024, hasta el 2.9% mencionado, en lo que considera un entorno de crecimiento “estable pero lento”.

El informe está elaborado con la información recogida hasta el pasado 25 de septiembre, por lo que no incluye el impacto de la guerra en Israel, aunque el economista jefe del organismo, Pierre-Olivier Gourinchas, cree que es “muy pronto” para evaluar las consecuencias económicas del conflicto.

La economía arrancó 2023 mejor de lo esperado gracias a la fortaleza del consumo estadounidense y la actividad en las grandes economías turísticas como Italia, México o España, ha avanzado en la corrección de la inflación y mantiene un mercado laboral “boyante” sin que los aumentos salariales alimenten una espiral inflacionista.

Sin embargo, pese a esta “notable resiliencia” para recuperarse de la pandemia, la guerra en Ucrania y la crisis energética, el economista jefe del FMI, Pierre-Olivier Gourinchas, advierte de que el crecimiento es bajo desde un punto de vista histórico y esconde unas divergencias crecientes entre unos países y otros.

El FMI ha mejorado su previsión para los Estados Unidos tanto para 2023 (2.1%) como para 2024 (1.5%), debido a que las inversiones y el consumo se han comportado mejor de lo esperado.

Este impulso compensa las peores perspectivas de otras regiones, como la zona euro, cuya economía, más afectada por la crisis energética y la guerra en Ucrania, crecerá un 0.7% en 2023 y un 1.2% en 2024, dos y tres décimas menos de lo estimado en julio.

China ve deterioradas sus previsiones ante la crisis de su mercado inmobiliario, lo que limitará el avance de su PIB al 5% este año y al 4.2% en 2024,  un problema que según Gourinchas requiere de una actuación decidida de las autoridades.

En un encuentro con medios, Gourinchas ha subrayado que la desaceleración de la economía china es algo “muy importante” porque un punto menos de crecimiento chino se traduce en 0,3 puntos menos de crecimiento global, una pérdida que “no es uniforme”, sino que afecta especialmente a sus socios comerciales más estrechos.

La economía latinoamericana se expandirá un 2.3% tanto en 2023 como en 2024, lo que supone una revisión al alza de cuatro décimas este año y uno el próximo, gracias al buen comportamiento de Brasil, impulsado por la agricultura y los servicios, y México, que todavía aprovecha la recuperación tras la pandemia.

El FMI prevé un crecimiento de la economía mexicana del 3.2 % para este año y del 2.1% para 2024, seis décimas por encima de su anterior pronóstico en ambos casos.

Según el informe, la mejora del crecimiento del PIB de nuestro país se debe a una recuperación pospandemia “retrasada” que se afianza en los sectores de la construcción y los servicios y a “los efectos de contagio de la resiliente demanda estadounidense”.

“Las noticias son bastante buenas para México. Hemos revisado al alza las previsiones de crecimiento en 2023 y 2024. Los dos años fueron revisados al alza y eso es significativo”, dijo Pierre-Olivier Gourinchas.

Según Gourinchas, el crecimiento en 2024 se reforzará en parte por el aumento del gasto público, al tiempo que apuntó que la política presupuestaria va a sostener la economía a medio plazo.

El FMI calcula que los precios subirán un 5.5% este año y un 3.8% en 2024, lo que supone también una revisión a la baja de su anterior pronóstico y aleja la inflación del elevado rango que alcanzó en 2022, que fue del 7.9%.

En tanto, proyecta que la tasa de desempleo se situará en 2023 en el 2.9%, cuatro décimas menos que la de 2022 (3.3%), pero volverá a subir ligeramente en 2024 hasta el 3.1%.

En en el informe, el FMI subraya que la inflación mundial se moderará hasta el 6.9% este año y el 5.8% el próximo gracias tanto al efecto del endurecimiento de la política monetaria como, sobre todo, a la depreciación de las materias primas.

Esta moderación de los precios será más intensa en las economías avanzadas, sobre todo en la zona euro y Estados Unidos, mientras que en los países de bajos ingresos la inflación se mantendrá en los dos dígitos.

Especialistas del sector privado elevaron a 3.15% el pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para 2023, desde su estimación previa que era del 3.04%, según reveló este lunes la encuesta mensual de septiembre del Banco de México (Banxico).

De igual forma, la previsión de crecimiento para 2024 se ajustó a 1.91% tras una estimación anterior del 1.66%, de acuerdo con la media de los 35 grupos de análisis y consultoría nacionales y extranjeros consultados por el Banco central entre el 19 y el 28 de septiembre.

Estas proyecciones se difunden tras revelarse que el PIB creció un 3.6% interanual y un 0.8% trimestral en el segundo trimestre del año, con lo que la economía acumula un crecimiento del 3.7% en lo que va del año, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En contraste, los especialistas consultados por Banxico revisaron ligeramente su perspectiva de inflación general para el cierre de 2023, al elevarla al 4.7% desde una proyección previa del 4.66%.

Esta previsión llega a pesar de que la tasa de inflación se ubicó en 4.64 % en agosto pasado, su menor nivel desde febrero de 2021.

En tanto, la previsión de la inflación para 2024 pasó a un 3.95% desde una tasa previa de 3.98%.

Como factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico en México en los próximos seis meses, los expertos destacaron a nivel general la gobernanza (51%) y las condiciones económicas internas (20%).

A nivel particular señalaron los problemas de inseguridad pública (24%), la ausencia de cambio estructural (12%) y la falta de Estado de derecho (10%).

Sobre el tipo de cambio, los analistas estimaron que el peso cierre 2023 en 17.67 unidades por dólar, menor a la proyección anterior de 17.75 pesos por billete estadounidense. Para el cierre de 2024, calculan ahora que se intercambie en 18.67 unidades por dólar, un dato menor al estimado de 18.70 del mes anterior.

En cuanto al sector externo, para 2023, las expectativas sobre el déficit comercial bajaron a 20,241 millones de dólares desde el anterior de 21,048 millones de dólares. El pronóstico de la inversión extranjera directa (IED) para 2023 creció a una proyección de 37,398 millones de dólares desde una anterior de 36,700 millones de dólares.