Tag

recuperación

Browsing

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) pidió este miércoles al gobierno federal que incentive la inversión e impulse proyectos de infraestructura para detonar el crecimiento económico de México, lo que incluye la inversión pública y privada.

«Tenemos que darle a los mexicanos la confianza de que este es un país de oportunidades y que allá afuera hay un sinfín de posibilidades para invertir, para generar empleos productivos y para generar empleos formales y para que nuestro país se pueda recuperar», indicó el presidente del CCE, Carlos Salazar.

En un video difundido en redes sociales titulado «La recuperación económica de México», Salazar recordó que en 2020 la economía mexicana cayó un 8.2%, una cifra «verdaderamente desastrosa» que atribuyó a la pandemia de coronavirus y a la falta de ayudas a empresas medianas y pequeñas, lo que llevó a un mayor desempleo tanto formal como informal.

Además, habló de una «falta de entendimiento» sobre cómo recuperar la economía mexicana. Destacó que positivamente en 2021 la economía mexicana está creciendo y, apoyado en el pronóstico del Banco de México (Banxico), dijo que lo hará por encima del 6%.

Al respecto, el banco BBVA elevó este miércoles a 6.3% su pronóstico de crecimiento del PIB para este 2021, desde una estimación previa de 4.7%, por mejores perspectivas de las exportaciones, el consumo y la inversión. También aumentó a 3% su previsión de crecimiento para 2022 desde una proyección anterior de 2.8%.

Carlos Salazar habló de distintas variables que han sustentado el crecimiento económico. En primer lugar, la «tremenda» expansión de Estados Unidos que empuja el crecimiento de México. También mencionó el alza del consumo, gracias a «los programas sociales que de alguna forma sí ha mejorado la posibilidad de que la gente siga manteniendo los niveles altos de consumo».

Otra fue las remesas que envían los mexicanos que viven en el exterior, así como que el gasto público sigue creciendo e inclusive va por arriba de lo presupuestado.

El presidente del CCE lamentó que la inversión «sigue manteniendo números muy pequeños». «Habíamos tenido tres meses consecutivos, febrero marzo y abril, con crecimientos, y el mes de mayo ya tenemos una pequeña disminución en su tasa comparativa mensual», subrayó.

Por ello, habló de la importancia de darle «confianza» a los mexicanos para invertir en el país, una nación «de oportunidades».

«El CCE sigue tratando desde su trinchera de estar asociado con la Secretaría de Hacienda y con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes con los programas y paquetes de inversión en infraestructura», subrayó.

Dijo que se han identificado hasta 1,500 proyectos de infraestructura, lo que necesita promoverse por parte de las autoridades. «La inversión debería de ser para los mexicanos una obsesión», subrayó el empresario, que consideró que así se logrará «realmente» desarrollo y crecimiento.

Además, llamó a seguir impulsando los programas de vacunación anticovid, porque esto permitirá rápidamente regresar a la actividad productiva.

La economía mexicana recuperó más de 400,000 empleos formales en el primer semestre de 2021, pero aún falta una cantidad igual para recobrar los más de 1.1 millones que perdió por la pandemia, reveló este lunes el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

México creó 65,936 empleos formales en junio, un aumento mensual del 0.3% y uno anual de 3.5% frente a junio de 2020, aunque no se alcanzó la meta del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), sobre alcanzar una recuperación total durante la primera mitad del año.

«Sostengo que en junio, a finales, ya estamos en normalidad económica, ya vamos a tener el mayor crecimiento, recuperación de la actividad industrial, sobre todo en el turismo, que fue muy afectado, y para entonces ya vamos a estar en empleos igual que como estábamos antes de la pandemia», sostuvo en marzo pasado.

Falta por recuperar más de 400,000 plazas formales para alcanzar las 20.6 millones registradas en el IMSS en febrero de 2020, antes de la llegada de la contingencia sanitaria del COVID-19 al país.

Y es que debido a la pandemia, México perdió casi 1.19 millones de empleos formales entre el 13 de marzo y julio de 2020. Después recuperó 555,600, de agosto a noviembre, pero volvió a perder 277,820 en diciembre.

El dato de junio representa un repunte del ritmo de recuperación que se había ralentizado en los últimos meses, con 38,961 empleos formales creados en mayo y 44,774 en abril, frente a las cifras de 88,771 en marzo, 115,287 en febrero y 47,919 en enero.

López Obrador afirmó la semana pasada que julio muestra un crecimiento «atípico» con más de 200,000 empleos formales creados en los primeros cinco días.

«Ojalá sea lo que estamos imaginando porque, si es así, en dos meses más ya estamos con el número de empleos que teníamos antes de la pandemia», comentó en la mañanera del 7 de julio.

México recibió en mayo un 198.5% más turistas internacionales que en el mismo mes de 2020, cuando hubo confinamiento en buena parte del mundo debido a la pandemia de COVID-19, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Nuestro país pasó de recibir 890,642 turistas extranjeros en mayo del 2020 a casi 2.66 millones en el mes de mayo pasado.

No obstante, si la cifra se compara con los 3.46 millones del quinto mes de 2019 se observa todavía una sustancial caída de casi 23.2%.

«En mayo 2021 ingresaron a México 2.7 millones de turistas internacionales, flujo que se compara con 891,000 en mayo 2020 (+198.5%) y con 3.4 millones en mayo 2019 (-23.2%). Por vía aérea ingresaron 1.2 millones en mayo 2021, 36,000 en mayo 2020 y 1.5 millones en mayo 2019», apuntó en Twitter el presidente del INEGI, Julio A. Santaella.

Los turistas fronterizos subieron un 54.1% interanual en mayo hasta llegar a los 1.15 millones de viajeros.

En mayo de 2021, el ingreso de divisas se disparó un 931.5% interanual al pasar de 154.3 millones de dólares a 1,591.7 millones de dólares de gasto total. No obstante, si se compara el dato de mayo pasado con el del mismo mes de 2019 la caída es todavía del 17.9%.

El gasto medio de cada turista subió interanualmente al pasar de 61.1 dólares en mayo de 2020 a 181.7 dólares en el quinto mes del presente año, un 197.3% más. Significativamente, el gasto medio del turista en 2021 es incluso mayor en casi 67% frente a los datos de 2019, cuando fue de 108.95 dólares.

La industria turística, que aporta el 8.7% del Producto Interno Bruto (PIB), no se recuperará por completo hasta 2023, según las estimaciones de Miguel Torruco, secretario de Turismo. Aun así, México fue el tercer país más visitado en el mundo en 2020, según las estimaciones de la Organización Mundial del Turismo (OMT).

El Banco de México (Banxico) percibe que el ritmo de la recuperación económica del país se ha «moderado» y aún es «incompleta», reveló este jueves la minuta de la última sesión de la Junta de Gobierno del banco central.

«Uno (de los miembros) señaló que el avance en el proceso de vacunación ha apoyado la reactivación de la economía. Otro enfatizó que, si bien la actividad económica sigue mejorando, la recuperación aún es frágil e incompleta y la economía se encuentra lejos de su potencial», indicó el informe.

La minuta corresponde a la sesión del 24 de junio, cuando Banxico aumentó 25 puntos base la tasa de interés, hasta el 4,25 %, el primer incremento desde febrero.

El documento evidenció divisiones entre los cinco miembros de la Junta de Gobierno, ya que la subgobernadora Galia Borja y el subgobernador Gerardo Esquivel, ambos propuestos por el presidente Andrés Manuel López Obrador, preferían mantener la tasa en 4%.

«La inflación ha mostrado presiones significativas en meses recientes. No obstante, en su mayoría parecen estar asociadas a problemas en la oferta y cambios en patrones de consumo, atribuibles a la pandemia, que sigue siendo el reto más importante», argumentó Borja.

La mayoría de la Junta de Gobierno reconoció que la inversión y el consumo han mejorado, pero que «todavía permanecen por debajo de sus niveles previos a la pandemia».

También destacaron que han vuelto al mercado laboral 11.5 millones de personas después de la salida de 12.5 millones que se registró en abril de 2020, cuando se cerraron actividades no esenciales de la economía a raíz del confinamiento por la pandemia.

«La mayoría indicó que la tasa de subocupación disminuyó en abril. No obstante, algunos señalaron que su valor actual casi duplica al nivel observado normalmente», indicó el documento.

La minuta de Banxico se difunde horas después de revelarse que la tasa de inflación aumentó en junio hasta el 5.88%, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

«En este contexto, la mayoría mencionó que la inflación general ha presentado niveles cercanos a 6% y que se encuentra significativamente por arriba del objetivo del Banco (del +/- 3%)», indicó el reporte del banco central.

La mayoría de los miembros señaló que la inflación «sigue resintiendo los efectos de la pandemia» y que «se ha visto afectada por presiones originadas por el lado de la oferta».

Aunque la mayoría que votó a favor de aumentar la tasa de interés justificó la decisión por la inflación, Borja y Esquivel argumentaron que los efectos son «transitorios» y derivados de la pandemia, por lo que la política monetaria no incidirá mucho. «Considero que la decisión de aumentar la tasa de interés fue precipitada», indicó Esquivel.

Recordemos que Banxico ha pronosticado que el PIB crecerá hasta 7% en 2021 tras la contracción histórica de 8.2% de 2020.

Estados Unidos, México y Canadá celebraron este miércoles el primer aniversario del nuevo tratado comercial, el T-MEC, al que calificaron como un «poderoso motor» de la recuperación económica y la mejora de la competitividad regional.

Así se expresaron las tres secretarias o ministras encargadas del área comercial en una conferencia virtual organizada por el centro de estudios Wilson de Washington con motivo del primer año en vigor del acuerdo.

Recordemos que el T-MEC entró en vigor el 01 de julio de 2020, después de unas complejas negociaciones que se prolongaron durante varios años.

Para atestiguar la entrada en vigor del tratado, el presidente López Obrador viajó a Estados Unidos para participar en un evento en La Casa Blanca, junto al entonces presidente Donald Trump. Dicha visita ocasioné múltiples críticas, pues se dio en el marco de la elección presidencial en dicho país.

«Debemos celebrar el renovado compromiso entre los tres países para mejorar los estándares comerciales, y mejorar la competitividad regional», dijo Katherine Tai, representante de Comercio Exterior del gobierno de los Estados Unidos.

Tai destacó el «amplio respaldo» logrado en el Congreso para la modernización de un acuerdo que había sido diseñado en 1993; destacó el «refuerzo» en las normas laborales y protección medioambiental.

Por su parte, la secretaria de Economía del gobierno mexicano, Tatiana Clouthier Carrillo, destacó que el acuerdo es un «poderoso motor» para la recuperación económica de los tres países en medio de los retos que trajo consigo la pandemia.

El nuevo acuerdo incluye varios cambios importantes, especialmente los apartados dedicados a la economía digital y la protección medioambiental y de trabajadores, en un flujo comercial entre los tres países que asciende a un valor de más de 1.2 billones de dólares anuales.

La Asociación de Bancos de México (ABM) informó este miércoles sobre «un punto de inflexión» en la recuperación económica, pese a advertir de persistentes riesgos para el crecimiento en nuestro país.

«Ya se observan mejoras en los indicadores macroeconómicos. No obstante, queda terreno para recuperarse de la crisis, es decir, no podemos descuidarnos y no podemos bajar la guardia», declaró Daniel Becker, presidente del ABM.

El representante de los banqueros en México aplaudió la «certidumbre» que trajo las elecciones del pasado 6 de junio, aunque prefirió no referirse a los resultados, en los que la alianza de partidos que apoyan al presidente (Morena-PT-PVEM) perdió la mayoría calificada del Congreso.

“Celebramos que se ratifique que México es un país que tiene órganos autónomos independientes robustos, que cuidan la democracia y la dan certeza a nuestro país”, expresó Becker.

Señaló que las elecciones tuvieron una enorme participación ciudadana con lo que se fortalece la democracia y se reconoce la capacidad e imparcialidad del INE, como un órgano constitucional autónomo y ciudadano.

En temas económicos, el representante de la banca estimó un crecimiento de entre 6% y 8% del crédito privado para finales de año. Destacó que el crédito a las empresas ya presentó un aumento de 4 % de enero a marzo de 2021 con respecto al trimestre anterior.

Sin embargo, no todo fueron buenas noticias, pues alertó que el crédito al consumo aún tuvo una variación anual negativa de 6.1% en abril, con la mayor caída,  de 19.7%, en los préstamos personales.

“Estamos seguros de que conforme haya un proceso más rápido de percepción de vacunación esto crecerá”, añadió Becker, quien señaló como riesgos a la baja los ‘cuellos de botella’ en suministros globales, la volatilidad en mercados financieros y la recuperación de la inversión menor a la esperada.

En más temas económicos, el Banco de México (Banxico) dijo este miércoles que el sistema financiero ha mostrado una posición sólida que apoyaría la recuperación de la economía, cuyas perspectivas de crecimiento han mejorado gracias el inicio de la vacunación contra el COVID-19.

En su reporte de estabilidad financiera, Banxico dijo que si bien desde inicios de 2020 la economía mexicana ha enfrentado afectaciones considerables y una elevada incertidumbre por los choques de la pandemia, el panorama ha mejorado ante perspectivas económicas globales más alentadoras.

«El sistema financiero mexicano ha continuado mostrando resiliencia y una posición en general sólida, caracterizada por niveles de capital y de liquidez por encima de los mínimos regulatorios», dijo Banxico y agregó que la campaña de inmunización ha favorecido las perspectivas de crecimiento.

Banco de México advirtió que el panorama es aún incierto debido, principalmente, a la evolución que pueda tener la pandemia.

La aviación mexicana recuperará su nivel pre pandemia en 2021 tras una pérdida de ingresos de 9,300 millones de dólares por la crisis de 2020, estimó este miércoles Cuitláhuac Gutiérrez, representante en el país de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

En contraste, la recuperación de la aviación mexicana en el mercado internacional tardaría hasta finales de 2024 o principios de 2025.

“México lideró la recuperación regional en el mercado doméstico (nacional). Eso es cierto. Sin embargo, también fuimos en México presa de las restricciones a nivel internacional y requerimientos de viaje que nos pedían para todos los pasajeros”, manifestó.

El representante de IATA, que agrupa a más de 270 aerolíneas internacionales, reportó una caída de hasta 90% en la demanda global en la crisis más álgida de 2020.

En Latinoamérica, detalló, el sector perdió casi 4 millones de empleos y 93,000 millones de dólares en contribución al PIB regional. Tan solo en México, señaló que se pusieron en riesgo 700,000 puestos laborales.

«Nos ha puesto en el nivel más bajo, ha sido la crisis más profunda que hemos enfrentado, y mira que hemos enfrentado crisis profundas, como las diferentes crisis financieras, como los atentados de septiembre (2001, en Estados Unidos)”, observó.

Cuitláhuac Gutiérrez no se refirió al anuncio de la semana pasada de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA), que degradó a Categoría 2 la calificación de seguridad aérea de México por incumplir normas internacionales, sin embargo destacó que México «fue uno de los pocos países» que no cerró fronteras ni canceló rutas.

Advirtió de las restricciones de viaje que han impuesto Estados Unidos y Canadá; en ese sentido consideró que la recuperación dependerá del avance internacional de la vacunación y las restricciones de vuelo.

Las aerolíneas nacionales padecieron una contracción de 51.2% en 2020 por la crisis de la COVID-19, con un decrecimiento de 47.4% de viajeros nacionales y 58.8% de internacionales, según los datos oficiales de la Agencia Federal de Aviación Civil.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) afirmó este lunes que la economía mundial alcanzará un crecimiento del 5.8% este año, lo que significa una fuerte revisión al alza respecto a la proyección de las Perspectivas Económicas presentadas en diciembre de 2020, que era del 4.2% para 2021.

Esta mejora, dijo la Organización, se debe en gran parte a la vacunación contra el COVID-19 que avanza en muchas economías avanzadas, pero también al enorme estímulo fiscal en Estados Unidos.

Se espera que el crecimiento del PIB mundial se sitúe en el 4.4% el próximo año, aunque dijo que a finales de 2022 el ingreso mundial todavía seguirá siendo cerca de tres billones de dólares inferior a lo previsto antes de la crisis. Tres billones de dólares equivalen aproximadamente al tamaño de la economía francesa.

«Si bien la recuperación hará que la mayor parte del mundo vuelva a los niveles de PIB previos a la pandemia para finales de 2022, esto está lejos de ser suficiente», subrayó la organización en su análisis, señalando que la economía mundial se mantiene por debajo de su trayectoria de crecimiento prepandémica y en demasiados países de la OCDE los estándares de vida para fines de 2022 no volverán al nivel esperado antes de la pandemia.

Entre los países de la OCDE, la economía estadounidense aparece como el principal motor de crecimiento, con una expansión estimada del PIB en 2021 del 6.9% y del 3.6%, ayudada por el impacto del billonario programa de estímulos aprobado y los avances en la campaña de vacunación.

En el caso de la zona euro, también mejoraron sus pronósticos de crecimiento para este año y el siguiente, hasta el 4.3% en 2021 y el 4.4% en 2022, mientras que el PIB de Japón crecerá un 2.6% este año y un 2% el próximo.

Fuera de la OCDE, la organización ha mejorado sustancialmente sus previsiones de crecimiento para China, hasta el 8.5% en 2021 y el 5.8% en 2022, mientras que el PIB de la India crecerá este año un 9.9% y un 8.2% el próximo.

Se enfatizó que aunque las tasas de vacunación avanzan a buen ritmo en muchas economías avanzadas, los países pobres y emergentes se están quedando atrás. «Mientras no estemos todos protegidos, nadie estará protegido», dijo la OCDE.

En el caso de la economía mexicana, la Organización indicó que se espera que se expanda un 5% en 2021 y un 3.2% en 2022.

En marzo pasado, cuando presentó el documento “Interim Economic Report”, la OCDE había estimado que México crecería hasta 4.5% este año y 3.6% en 2022.

Señaló que las exportaciones de manufacturas apoyarán el crecimiento, ya que se beneficiarán de la fuerte recuperación y el apoyo de las políticas en Estados Unidos. Prevé que el consumo privado se recuperará gradualmente, ayudado por las remesas y la distribución de vacunas.

Adelantó que la inflación caerá ligeramente, tras un ascenso en el primer semestre de 2021 propiciado por los precios de la energía, un efecto base, y el excedente de capacidad. Asimismo dijo que la pobreza, las desigualdades y las brechas de género se han ampliado de nuevos como consecuencia de la pandemia.

«Acelerar el proceso de vacunación es clave para dar vigor a la recuperación. Programas de ayudas y de formación ayudarían a los trabajadores más afectados, tanto en el sector formal como en el informal. Dado que las expectativas de inflación se encuentran bien ancladas, una tasa de interés de política monetaria más baja sería apropiada si la inflación desciende a partir del segundo semestre de 2021», indicó la OCDE.

Apuntó que la recuperación económica en nuestro país está hasta el momento impulsada por la demanda externa, con las exportaciones de manufacturas por encima de sus niveles prepandemia gracias al fuerte repunte registrado en Estados Unidos.

El consumo permanece un 6% por debajo de su nivel anterior a la pandemia a pesar de la robustez de las remesas. La inversión se encuentra un 13% por debajo de su nivel prepandemia y está inmersa en una tendencia descendente desde 2018.

Alertó que la incertidumbre sigue siendo muy alta en nuestro país. Dijo que si se produjera un incremento considerable de las infecciones por COVID-19, sería necesario volver a imponer medidas de contención, lo que lastraría la actividad económica.

Advirtió que cualquier perturbación de la campaña de vacunación ralentizaría la recuperación del consumo privado.

El documento presentado esta mañana, coincide con la culminación de la labor de José Ángel Gurría al frente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, que dirigía desde 2006.

Gurría, de 71 años, asumió la dirección de la organización con sede en París apenas un año antes del estallido de la crisis subprime en Estados Unidos, que acabaría derivando en la Gran Recesión a nivel global durante los años 2008 y 2009.

Durante su mandato, la OCDE ha ampliado su alcance con la incorporación de ocho nuevos miembros, hasta los actuales 38, con la adhesión oficial de Costa Rica.

En concreto, en 2010 se sumaron a la OCDE como nuevos miembros Eslovenia, Estonia, Israel y Chile, mientras que en 2016 se incorporó Letobia y dos años después Lituania, siendo Colombia en 2020 la penúltima incorporación al ‘think tank’.

Además de una recuperación firmemente asentada tras la crisis COVID, el mandatario mexicano deja también encarrilado el acuerdo para reformar la fiscalidad internacional de la economía digital liderada por las grandes multinacionales.

80.5 millones de personas en todo el mundo se han recuperado del COVID-19. Especialistas han advertido que al ser una enfermedad nueva, las secuelas apenas se escriben en la literatura médica.

En recientes días se ha advertido sobre uno de los efectos posteriores que se ha encontrado en personas recuperadas, el Síndrome de Fatiga Crónica (SFC).

El SFC es un trastorno que se manifiesta a través de un conjunto de síntomas que comúnmente suelen confundirse con otros padecimientos. Prevalece la fatiga y agotamiento extremo sin haber realizado alguna actividad física, desorientación, pérdida de memoria a corto plazo, fiebre, inflamación de ganglios linfáticos en cuello y axilas, insomnio, dolor de garganta, muscular y de cabeza, entre otros.

De acuerdo con la Secretaría de Salud (SSA), en nuestro país siete de cada 100 mil personas lo padecen. De acuerdo al último reporte oficial, un millón 829 mil 480 personas se han recuperado del COVID en México.

A inicios del 2021 en la revista médica británica The Lancet, fue publicada la investigación “Consecuencias a los 6 meses del covid-19 en pacientes dados de alta del hospital: un estudio de cohorte”, en la que el científico chino Chaolin Huang junto con sus colaboradores encontraron que el SFC podría ser una secuela del COVID-19.

En dicho estudio, se realizaron pruebas sanguíneas, cuestionarios de síntomas y exámenes físicos a mil 733 pacientes recuperados del hospital de Jin Yin-Tan de Wuhan, China, con el objetivo de conocer las consecuencias de la enfermedad a largo plazo. Seis meses después de su mejoría, observaron que los pacientes presentaron síntomas relacionados al SFC.

En los resultados obtenidos predominó que el 63% de las personas padecía de problemas de fatiga y debilidad muscular, mientras que el 26% mostró dificultades para dormir, le siguió ansiedad y/o depresión con el 23%.

Aunque los investigadores continúan trabajando para poder aclarar si la fatiga persistente es SFC, también hay investigaciones para conocer la manera de tratar el COVID-19 y atacar su cuadro clínico antes de que el paciente se agrave, a través de sustancias esenciales para el cuerpo e indispensables en el tratamiento del SFC, como son las vitaminas.

«En México diversos grupos científicos han descrito la existencia de un síndrome post COVID, el cual puede durar meses y afecta entre un 10% y 60% de los pacientes recuperados de la nueva enfermedad, incluidos los asintomáticos», señaló la doctora Berenice Cerón, maestra en ciencias por enfermedades infecciosas por parte de la Universidad de Kent.

Señaló que en dicho padecimiento se encuentran secuelas de fatiga, dolor, falta de aire, tos persistente, depresión, pérdida del olfato y del gusto, insomnio y somnolencia, síntomas muy parecidos a lo que sienten pacientes con SFC o fibromialgia.

«Es importante que el médico realice diagnósticos diferenciales para conocer más acerca de las consecuencias del COVID-19 en la salud de los mexicanos y de esta manera poder darles la atención requerida a los pacientes para mejorar su calidad de vida, sin dejar de lado la contabilización de los casos», remató.

El gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, advirtió este lunes sobre nuevos retos para la recuperación económica pese a las recientes mejoras de los pronósticos de crecimiento del PIB mexicano para 2021.

“Ahora enfrentamos un nuevo reto, el nuevo reto es (que) la actividad económica y recuperación va a ser heterogénea, impulsada por dos motores, el motor de la vacunación y el avance en esos programas, y el motor de los soportes de gasto”, declaró.

En la primera «Reunión Iberoamericana de bancos centrales» organizada por el Banco de España y la Secretaría General Iberoamericana (Segib), Díaz de León expuso que «el choque económico ha sido muy significativo» para la economía mexicana «en particular».

Con casi 2.28 millones de casos y casi 210,000 muertes oficiales por COVID-19, la tercera cifra más alta del mundo, México tuvo una contracción histórica de 8.2% del PIB en 2020.

“Si se prolonga esta afectación en algunos sectores y no se puede regresar a una dinámica donde se pueda normalizar los flujos, al menos en cierta medida, puede que tengamos todavía problemas en las instituciones financieras por un tiempo”, consideró.

Pese a estas cifras, en las últimas semanas organismos mexicanos e internacionales han revisado al alza sus pronósticos para México, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), que ahora estima un crecimiento del 5% del PIB mexicano para 2021 frente a una expectativa previa de 4.3%.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP) del gobierno mexicano pronosticó el 31 de marzo un crecimiento puntual de 5.3% para este año, frente a una estimación previa de 4.6%.  Y la encuesta de Banxico a especialistas actualizó la semana pasada su pronóstico a 4.53% desde una proyección previa de 3.89%.

Pero el gobernador de Banxico advirtió de las consecuencias de una nueva ola de COVID-19. “Claramente partimos de un punto de vista de mucha mayor fortaleza en cuanto al sector, que no lo debemos sobreestimar o confiarnos porque claramente esto es un entorno dinámico y todavía no hemos salido de esta situación y de estos retos”, apuntó.

El funcionario del organismo enfatizó la importancia de cumplir con el plan de vacunación.

Aunque México fue uno de los primeros países en comenzar la vacunación el 24 de diciembre, hasta ahora ha aplicado cerca de 11.4 millones de dosis, con solo cerca de 2 millones de personas que han recibido el esquema completo en un país con 126 millones de habitantes.

Al respecto, Agustín Carstens, exgobernador del Banco de México y ahora gerente general del Banco de Pagos Internacionales, señaló que la desigualdad de acceso a las vacunas acentuará la brecha económica entre países.

Carstens citó que los pronósticos del PIB del FMI hacia 2024 muestra que las naciones ricas solo quedarán 1% por debajo de lo estimado previo a la pandemia, mientras que las economías emergentes quedarán por debajo del 4% y Latinoamérica estará 6% abajo.

“La disponibilidad de vacunas ha sido también muy diferenciada, eso ha hecho, según el Fondo Monetario, que haya perspectivas muy diferentes de crecimientos hacia adelante”, observó.

Durante el encuentro se abordó la respuesta de política monetaria a la crisis económica causada por la pandemia del COVID-19 y los retos a los que se enfrentan los bancos centrales en la actualidad para lograr el mantenimiento de unas condiciones financieras favorables que permitan consolidar la recuperación.

En general, se defendió que en el contexto actual de elevada incertidumbre y de recuperación incipiente, la política monetaria debe seguir facilitando el mantenimiento de unas condiciones financieras favorables que contribuyan a consolidar la salida de la crisis.

Se debatió sobre el papel que las instituciones financieras internacionales han venido desempeñando para tratar de limitar el impacto de la pandemia sobre la economía global y, en particular, sobre las economías más vulnerables. Sobre ello, se hizo una valoración positiva de la respuesta de las instituciones financieras internacionales tras la irrupción de la pandemia.

El gasto público para acelerar las campañas de vacunación con el fin de terminar con la pandemia del COVID-19 va a generar beneficios y estimular el crecimiento, estimó este miércoles el Fondo Monetario Internacional (FMI).

«La vacunación va a pagarse por sí sola, proporcionando un excelente valor al dinero invertido en la producción global de vacunas y su distribución», indicó el FMI en su informe sobre el estado de las finanzas públicas «Monitor Fiscal», divulgado en el marco de sus reuniones semestrales que se realizan esta semana de forma virtual.

Los economistas calculan que si se controla la pandemia antes de lo esperado, lo que implica que la mayoría de los países tengan un acceso amplio y asequible a la vacuna para principios de 2022, esto va a implicar un «crecimiento económico más fuerte» y más de un billón de dólares en ingresos fiscales para las economías avanzadas para 2025.

Lo señalado por el Fondo llega luego de que ayer presentara su informe sobre perspectivas para la economía global, en el que pronostica un crecimiento del 6% para este año, tras la contracción de 3.3% en 2020, que marcó la peor caída del PIB en tiempos de paz en un siglo.

Para Latinoamérica, el Fondo pronosticó un crecimiento del 4.6%, pero advirtió que la expansión a largo plazo está supeditada a la evolución de la pandemia.

El FMI destacó las respuestas rápidas implementadas por los gobiernos para intentar contener el daño a la economía, que suman cerca de 16 billones de dólares.

Sin embargo, advirtió que terminar con la crisis de salud sigue siendo crucial para que la recuperación sea sólida y afirmó que la distribución de vacunas para los países pobres ha sido «muy injusta».

El Fondo también reiteró su sugerencia de que los países utilicen impuestos para los más ricos para financiar sus programas. «Para ayudar a satisfacer las necesidades de financiación, los responsables de las políticas públicas podrían considerar contribuciones temporales para el covid-19, aplicadas para las rentas más altas o a la riqueza», indicó.

El FMI pronosticó que la economía de Estados Unidos se expandirá un 6.4% en 2021, su crecimiento más rápido desde 1984, y un 3.5% en 2022. Destacó que su crecimiento se ha visto respaldado por el paquete de ayuda de 1.9 billones de dólares del presidente Joe Biden.

Los países vecinos de EUA, Canadá y México, podrían beneficiarse mediante sus lazos comerciales de los grandes estímulos fiscales que impulsa el gobierno del demócrata, dijo el FMI.

Para México, la proyección de crecimiento para 2021 es del 5.0%, 0.7 puntos porcentuales más que lo previsto en enero pasado; y del 3.0% para 2022, 0.5 puntos porcentuales más que en su anterior reporte.

MAITE AZUELA

EL UNIVERSAL

 

Pecamos de inocentes quienes pensamos que después de haber atravesado por el contagio de Covid-19 y dos semanas de convalecencia, el presidente Andrés Manuel López Obrador se presentaría públicamente, tan humilde como recuperado. Ha sido un golpe a la dignidad de los familiares de fallecidos por Covid-19 y de los contagiados que hoy se juegan la vida conectados a un respirador, verlo sonriente ratificar su estrategia, con nula sensibilidad sobre lo que atraviesa la población que gobierna.

Quienes hemos estado cerca de pacientes con síntomas graves de Covid-19 hemos presenciado la agonía de quien siente de cerca la muerte mientras pierden oxigenación, hemos visto cómo mientras esperan con ansias que llegue el medicamento, agonizan una muerte que pudo haberse evitado. Si usted, señor presidente, pasó por esa agonía de contagio, algunos días o al menos algunas horas, debería estar dispuesto a escuchar una respetuosa y sencilla solicitud: Deténgase.

Deténgase, señor presidente, antes de burlarse del uso del cubrebocas. Antes de pregonar con el ejemplo para sus seguidores que salen a las calles sin cubrir boca ni nariz, asintomáticos o con síntomas y ponen en riesgo la vida de quienes comparten con ellos transporte público, puesto callejero, oficina, edificios, restaurantes, etc. Acérquese a la ciencia y entérese de que el aumento de casos per cápita es cuatro veces menor en lugares donde el uso de cubrebocas era obligatorio a comparación de regiones donde no lo es, según un estudio comparativo de 200 países referido por la revista Nature. Otro estudio en Estados Unidos, también referido por la revista, concluyó que el uso de cubrebocas reducía el contagio hasta en 2 puntos porcentuales al día. Estimaron que el uso de cubrebocas obligatorio evitó casi medio millón de contagios, inclusive controlando otras medidas de mitigación como la sana distancia. Además, reduce la dosis del virus que recibe quien se contagia y, por lo tanto, reduce la gravedad de la enfermedad. ¿Cuántos contagios y en consecuencia cuántas muertes se pudieron evitar si usted portara el cubrebocas y lo hiciera obligatorio?

Deténgase, señor presidente, para revisar el raquítico presupuesto asignado a la atención de la pandemia, para obligar a que se entregue la información del personal médico fallecido que su gobierno ha dejado de reportar, para urgir a los militares a quienes concedió la administración de aduanas, que aceleren el tránsito de los medicamentos a los que usted tuvo acceso en el Instituto Nacional de Nutrición y a los que los demás ciudadanos no pueden aspirar. Pare unos minutos para garantizar el nombramiento de una servidora o servidor público que entienda la magnitud de la responsabilidad que requiere llevar la cabeza de la Cofepris, para destrabar todos los trámites que la burocracia que le rinde cuentas, no libera.

Deténgase, señor presidente, mire las cifras desgarradoras, detrás de las que había personas con vida, con ilusiones, con hijos pequeños como el suyo, con nietos para ver crecer. Piense en los más de mil muertos por día que ha dejado esta estrategia, sea empático con las más de 160 mil familias que hemos perdido un ser querido. Antes de tomar el micrófono en su mañanera y denostar adversarios o descalificar periodistas, haga un alto y piense en cada persona que muere durante el minuto en el que usted se vanagloria de sus logros.

Deténgase en nombre de las mexicanas y mexicanos que se quedaron sin aliento, luchando por su vida, dé un revire serio a su fallida estrategia. Deténgase antes de subirse al estrado y pida un cubrebocas, pórtelo como quien asume el potencial de su aceptación pública y comunique su compromiso por detener lo que hasta ahora se ha provocado, una crisis que solamente a usted parece venirle como anillo al dedo.

 

Columna completa en El Universal

La dirigencia nacional el PAN aseguró que es necesario echar a andar de inmediato un Plan de Emergencia Económica, pues la falta de apoyo del gobierno federal al sector productivo es tan grave, que provocó la peor crisis que las últimas dos generaciones tengan memoria.

Indicó que el Plan que se necesita debe contar con apoyos directos a las y los trabajadores que perdieron su empleo, así como incentivos fiscales para las pequeñas y medianas empresas que aún sobreviven, con el fin de reanimar la actividad productiva, generar nuevos empleos y volver a crecer.

Tras recordar que el año pasado se registró un retroceso de -8.5 por ciento del PIB, el peor desde 1932, y que el gobierno federal ya utilizó el 73% de los tres fondos de emergencia que tiene el país, el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés advirtió que, si en solo dos años de este gobierno se llegó a tal grado de regresión económica y sangría de los recursos para contingencias, si se sigue por ese camino, «México se nos puede ir de las manos y será de los países en el mundo que más tardará en recuperar los empleos perdidos y la confianza en los inversionistas».

Cortés Mendoza dijo que para salvar miles de vidas y evitar una catástrofe económica mayor, se debe implementar urgentemente un programa masivo de vacunación, que genere tranquilidad a la población y permita su reactivación.

El panista dijo que el mal manejo de la pandemia y la falta de vacunas seguirán afectando negativamente a la economía y por ello se requiere que el gobierno replantee junto con la sociedad, especialistas, académicos, trabajadores y sectores productivos, las políticas económicas para dar certeza a la inversión, confianza en el país y opciones de empleos dignos.

El Presidente del PAN aseguró que como medida de emergencia nacional se debe crear de manera inmediata el Ingreso Básico Universal (IBU) para todos los mexicanos, cuyo monto inicial sea el resultado de análisis técnico y que su aumento paulatino se dé conforme al crecimiento de la economía y al incremento en la recaudación fiscal del país.

El secretario de Hacienda y el gobernador del Banco de México (Banxico) coincidieron este viernes en que la economía del país podría crecer más rápido de lo previsto este año si el plan de vacunación frena los contagios de coronavirus y ayuda a agilizar la reactivación de los sectores más afectados por la pandemia.

Durante el Seminario de Perspectivas Económicas 2021 organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), el gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, dijo que el PIB podría crecer hasta un 5.3% en 2021, aunque el escenario central de la entidad es de una expansión económica de un 3.3%.

«Dependiendo de si hay afectaciones adicionales o si el periodo y el proceso de vacunación da confianza y agiliza la normalización en los sectores más afectados, (…) el crecimiento podría llegar a ser hasta de 5.3% para el presente año», dijo Díaz de León en su presentación.

En la misma línea, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, dijo que si bien la proyección de la dependencia que él encabeza, que es de un 4.6% de crecimiento, no depende del despliegue y aplicación de las vacunas, aclaró que los pronósticos podrían mejorar según cómo se ejecute el plan.

«Si el despliegue de la vacuna empieza a ganarle al repunte de la pandemia estos números pueden mejorar», explicó Herrera, y agregó que se verá una «carrera» para ver si se puede aplicar la vacuna a una velocidad suficiente para aplanar la curva de contagios y, luego, bajarla de manera definitiva.

«Eso es lo que va a determinar cuáles son las condiciones en las que puede operar la economía», dijo Herrera, y agregó que cuando entre 65% y 70% de la población esté vacunada, se podrá comenzar a definir la estrategia de recuperación económica tras la epidemia.

Herrera añadió que tenía la seguridad de que un porcentaje «muy alto» de la población del país estaría vacunado hacia mayo y junio de este año.

El Banco de México (Banxico) indicó este miércoles que las pruebas de estrés al sistema financiero local mostraron que la banca en su conjunto cuenta con niveles de capital que le permitirían hacer frente a distintos retos que podría enfrentar la economía derivados de la pandemia del coronavirus.

No obstante, a nivel individual algunas instituciones que representan una baja participación en el sistema podrían sufrir dificultades para mantener los niveles mínimos de capitalización requeridos por la regulación local.

Al presentar el Reporte de Estabilidad Financiera, Banxico reconoció que la pandemia de COVID-19 ha planteado un escenario inédito a nivel global, que ha afectado profundamente la vida cotidiana y las actividades económicas en todos los países. En particular, dijo, las medidas de confinamiento y distanciamiento social adoptadas para limitar la propagación del virus han tenido un efecto adverso sobre las economías, dislocando las cadenas de valor y paralizando diversos sectores productivos.

Precisaron que el sistema financiero en México continúa enfrentando retos importantes relacionados con la operación de los mercados, el flujo de financiamiento a la economía, la contención de los problemas de liquidez y la gestión adecuada de los riesgos.

Reconocieron que las afectaciones a la actividad económica ocasionadas por la pandemia y las medidas implementadas para su contención han repercutido en los niveles de empleo e ingresos de los hogares.

Banxico detalló que el financiamiento a hogares durante el segundo y tercer trimestre del año se desaceleró, asociado a factores de oferta como de demanda, explicándose principalmente por la reducción del financiamiento destinado al consumo. La morosidad de la cartera de consumo exhibió una disminución en todos los segmentos debido a los quebrantos de cartera vencida de la banca; los préstamos personales continúan siendo el segmento que presenta mayor morosidad. A diferencia del crédito al consumo, el crédito a la vivienda continuó creciendo en 2020, aunque a un menor ritmo.

Por su parte el financiamiento total a las empresas privadas no financieras del país se desaceleró durante el segundo y tercer trimestre de 2020; no obstante, aclaró Banxico, su variación real anual se mantuvo ligeramente positiva a septiembre. En particular, el crédito a Pymes continuó contrayéndose durante el periodo de referencia, reflejando un menor financiamiento, particularmente, a nuevos acreditados.

Con respecto a la posición financiera del sector público, el informe del Banco de México refiere que en el periodo enero-septiembre de 2020, el balance público presentó un déficit menor al que se había proyectado originalmente en el Paquete Económico 2020. Lo anterior resultado tanto de menores ingresos presupuestarios como de un menor gasto respecto a lo previsto en la Ley de Ingresos de la Federación. En cuanto a las empresas productivas del Estado, la caída de los precios del petróleo, así como una menor producción, propiciaron una reducción en los ingresos anuales de Pemex durante el tercer trimestre.

Se añade que si bien a principios de la pandemia el riesgo de liquidez para algunas instituciones aumentó, en general las instituciones contaban con amplias reservas de liquidez para hacer frente a este riesgo. A partir del segundo trimestre de 2020, tras el choque inicial generado por la incertidumbre de la pandemia, las reservas de liquidez del sistema en su conjunto, en particular de los bancos más grandes, se han incrementado. Los bancos medianos y pequeños mantienen también, en promedio, niveles adecuados de liquidez, a pesar de los retos que han enfrentado durante el segundo semestre.

Asegura que la banca de desarrollo e instituciones de fomento continúan presentando solidez financiera. Añaden que el financiamiento de la banca de desarrollo tiene potencial para mitigar los efectos crediticios de las contracciones económicas, siempre y cuando se utilicen para financiar proyectos socialmente rentables y con condiciones adecuadas de recuperación.

En el reporte, se mencionan cuatro riesgos macrofinancieros para el sistema financiero: una recuperación de la economía global menos vigorosa de lo anticipado, particularmente en Estados Unidos; mayor volatilidad en los mercados financieros internacionales y una recomposición de flujos hacia activos de menor riesgo; una recuperación más lenta de la economía nacional, y ajustes en la calificación crediticia soberana y de Pemex.

A dichos riesgos se suman los relacionados con la continuidad operativa por las medidas de confinamiento y trabajo a distancia implementadas por diversas instituciones financieras durante la pandemia. Asimismo, el incremento en las conexiones remotas que se requieren en el uso de esquemas de trabajo a distancia ha contribuido a un aumento en la exposición a los riegos asociados a la ciberseguridad.

«El sistema financiero mexicano en su conjunto ha mostrado resiliencia ante las condiciones adversas que se han presentado. No obstante, persiste incertidumbre respecto a los efectos de la pandemia en la cartera de crédito de los sectores más vulnerables, por lo que se requiere especial seguimiento a los sectores o segmentos con mayor afectación en sus ingresos, así como al riesgo que representa para algunas instituciones la concentración en sus fuentes de financiamiento», precisa Banxico.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer este martes los resultados trimestrales del primer levantamiento de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOEN) correspondiente al trimestre julio-septiembre, la cual indica que la tasa de desocupación, es decir el desempleo, aumentó 1.4 puntos porcentuales alcanzando un 5.1% a nivel nacional.

«En términos generales (…) muestran una lenta recuperación de la ocupación, que está todavía por debajo de los niveles previos a la pandemia», dijo el INEGI.

La ENOEN reportó una disminución de 3.6 millones de personas en la Población Económicamente Activa (PEA), lo que se refleja en una Tasa de Participación Económica de 55.5% respecto a la población de 15 años y más, cifra 4.9 puntos porcentuales inferior a la de mismo trimestre del año pasado.

En el periodo de julio a septiembre de 2020, la población ocupada resultó en 51 millones de personas, cifra inferior en 4.2 millones de personas comparada con la del tercer trimestre de 2019. La población ocupada de hombres fue de 31.8 millones, mientras que la población ocupada de mujeres fue de 19.2 millones.

Los trabajadores subordinados y remunerados concentraron 68.7% del total de la población ocupada y los trabajadores por cuenta propia representaron 22.3% para el tercer trimestre de este año.

En cuanto a la duración de la jornada de trabajo durante el trimestre de referencia, destaca la reducción de la participación de los ocupados que laboran más de 48 horas semanales de 27.8% a 24.2% y de los ocupados entre 35 y 48 horas semanales de 45.9% a 44.5%.

La población ocupada informal, que comprende a los ocupados que son laboralmente vulnerables por la naturaleza de la unidad económica para la que trabajan, como aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo, en el tercer trimestre de 2020 fue de 27.7 millones, 3.5 millones menos comparado con el mismo trimestre del año pasado.

La población que se encuentra sin trabajar y que estuvo buscando trabajo en el último mes, fue de 5.1% de la PEA en el tercer trimestre de 2020, porcentaje que en igual periodo del año anterior fue de 3.7%. En términos absolutos, la población desocupada fue de 2.8 millones de personas, cifra superior en 622 mil personas comparado con el tercer trimestre de 2019.