Tag

recuperación

Browsing

El INEGI presentó este jueves los resultados del Producto Interno Bruto (PIB), los cuales indican una disminución de 0.4% en términos reales en el tercer trimestre de 2021 respecto al trimestre precedente, con cifras ajustadas por estacionalidad.

El retroceso del PIB es dos décimas mayor al dato preliminar del 0.2% difundido por el INEGI el pasado 29 de octubre.

Por componentes, el PIB de las Actividades Terciarias se redujo 0.9%, mientras que el de las Primarias creció 1.3% y el de las Actividades Secundarias se incrementó 0.3%, en el tercer trimestre del año en curso frente al trimestre previo.

En su comparación anual, el Producto Interno Bruto registró un alza de 4.7% en términos reales en el trimestre en cuestión. Por grandes grupos de actividades económicas, el PIB de las Actividades Secundarias avanzó 5.1%, el de las Terciarias 4.4% y el de las Actividades Primarias ascendió 0.3% en el trimestre julio-septiembre de este año.

Durante los primeros nueve meses de 2021, el PIB a precios constantes registró un aumento de 6.4% con relación a igual periodo de 2020, con cifras desestacionalizadas.

Con esto, se confirma que la economía nacional se contrajo en el tercer trimestre más de lo que se estimó preliminarmente y lo que esperaba el mercado; es su primera caída desde que comenzó la recuperación tras la pandemia, golpeada por la tercera ola de COVID-19 y cuellos de botella en las cadenas de suministro.

Recordemos que el mayor golpe de la pandemia a la economía se produjo en el trimestre abril-junio de 2020, con un desplome de un 17.8%, cifra que fue revisada. Desde entonces, México había registrado cuatro períodos consecutivos de crecimiento trimestral.

Al respecto, esta mañana en su conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que la economía de México crecerá este año un 6%, como estaba pronosticado, a pesar de que se contrajo en el tercer trimestre más de lo esperado.

La economía mexicana sufrió el año pasado una contracción de un 8.5%, su peor desempeño desde 1932 durante la Gran Depresión.

Finalmente, el INEGI también informó que el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) mostró una disminución de 0.4% en términos reales en el noveno mes del año en curso respecto al mes previo, con cifras desestacionalizadas. En términos anuales, el IGAE registró un avance real de 1.3% en el mes de referencia.

El gobierno federal estima para este año la llegada de 31 millones de turistas internacionales con una derrama económica de 18,100 millones de dólares, luego de la crisis ocasionada por la pandemia de COVID-19.

“Implica prácticamente el proceso paulatino de la recuperación de la actividad turística nacional”, declaró Miguel Torruco, secretario de Turismo federal, al inaugurar el Tianguis Turístico, que este año se realiza desde Mérida, Yucatán.

Las cifras suponen un aumento de 27.57% de turistas y de 64.5% de la derrama respecto a 2020, año fuertemente marcado por las restricciones por la pandemia, cuando llegaron 24.3 millones de viajeros que gastaron 11,000 millones de dólares, según el Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) y el Centro de Investigación y Competitividad Turística Anáhuac (Cicotur).

Sin embargo, pese al optimismo, los nuevos datos serían un 31.11% inferiores en cuanto a número de turistas y 26.42% menores en ingresos respecto a 2019, cuando arribaron 45 millones de extranjeros con una derrama de 24,600 millones de dólares.

Recordemos el PIB turístico nacional, que hasta antes de la crisis sanitaria por el coronavirus representaba un 8.7% del PIB nacional en 2019, cerrará este 2021 en una proporción de 7.1% y en 2022 en 8.3%, según proyecciones dadas a conocer por Torruco.

“Son cifras alentadoras que dan muestra de una actividad turística en proceso de recuperación y que son también el resultado de la política de no endeudamiento del Gobierno de México y de optar por la solidaridad en vez de apoyar intereses de grupo”, sostuvo el secretario.

El secretario atribuyó el avance a la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de no restringir la llegada de vuelos internacionales y la escasez de restricciones económicas. «Por ello, no se tocó fondo y se conservó la paz social y la estabilidad económica”, comentó el titular de Turismo.

Por su parte el presidente indicó que con la inauguración del Tianguis Turístico, se inauguraba una etapa nueva en la vida pública de nuestro país, «salir del túnel de la oscuridad en que estuvimos por la pandemia, un tiempo muy difícil, de mucho sufrimiento».

Los ministros de Salud y Economía del G20 se comprometieron hoy a vacunar al 70% de la población mundial para mediados de 2022, con la intención de tratar de controlar la pandemia de coronavirus e impulsar una recuperación económica duradera.

Así lo afirmaron en un comunicado final, en el que destacaron la importancia de avanzar hacia los objetivos globales de vacunar al menos al 40% de la población en todos los países para fines de 2021 y al 70% para mediados de 2022 e impulsar el suministro de vacunas y productos e insumos médicos esenciales en los países en desarrollo, así como eliminar el suministro y limitaciones de financiación.

El ministro italiano de Sanidad, Roberto Speranza, explicó en declaraciones a los medios que hubo un compromiso fuerte y conjunto de los ministros de Economía y de Salud para fortalecer las inversiones en el sector sanitario.

«La lección de la COVID-19 nos indica que debemos invertir con más valentía en los servicios de salud de nuestros países. La salud ya no puede ser considerada un coste, sino una inversión en la calidad de la gente», añadió.

Los ministros de Economía y Salud se reunieron hoy en Roma, en la primera cita conjunta bajo la presidencia italiana de turno del G20, para demostrar que ambas materias están y deben seguir estando estrechamente relacionadas para afrontar las futuras emergencias sanitarias penalizando lo menos posible a las economías.

Lo hicieron en la víspera de la gran cumbre de líderes del G20 que se celebrará entre mañana y hasta el domingo, y a la que asistirán, entre otros, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de Argentina, Alberto Fernández, de Brasil, Jair Bolsonaro, de Francia, Emmanuel Macron, la canciller Angela Merkel y el candidato del Partido Socialdemócrata (SPD) a sucederla, Olaf Scholz.

Los ministros de Salud tuvieron su reunión del G20 en septiembre y los de Economía han celebrado cuatro durante este año.

En esta cita conjunta, reconocieron que la pandemia dejó al descubierto carencias en los sistemas de salud que es prioritario atender con mayores inversiones, pero también apostaron por fortalecer la resiliencia de las cadenas de suministro, para aumentar la distribución y administración de vacunas, y la capacidad de fabricación local y regional en los países de ingresos bajos y medianos.

Reconocieron que la aceleración de las vacunaciones en todo el mundo sigue siendo la piedra angular de la recuperación económica, por lo que pidieron a los bancos multilaterales de desarrollo que trabajen junto con COVAX para continuar apoyando la adquisición y entrega de vacunas.

«La recuperación económica sigue siendo muy divergente entre los países y dentro de ellos, lo que afecta más gravemente a las economías emergentes y en desarrollo y a las poblaciones en situaciones de vulnerabilidad, incluidos los hogares más pobres, las mujeres y las niñas, las personas con discapacidad, los ancianos y los niños», lamentaron.

El G20 de Salud y Economía también decidió crear un grupo de trabajo conjunto que tratará de mejorar el diálogo y la cooperación mundial sobre la gestión de futuras emergencias sanitarias y la administración efectiva de recursos.

La intención es que se reúna a finales de 2021 para acordar una hoja de ruta y que cuente con la asistencia de una secretaría ubicada en la Organización Mundial de la Salud (OMS), con el apoyo del Banco Mundial.

El Producto Interno Bruto (PIB) retrocedió un 0.2% entre julio y septiembre frente al trimestre anterior por la caída del sector servicios, según cifras preliminares difundidas este viernes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Según cifras desestacionalizadas, es decir, sin factores coyunturales por temporada, la economía mexicana marcó esta contracción intertrimestral del 0.2% debido a la caída del sector servicios del 0.6%, parcialmente compensada por el alza del sector agrícola e industrial que fue del 0.7% respectivamente.

«El PIB interrumpió su recuperación al registrar su primer retroceso trimestral post-pandemia: la estimación oportuna arroja una variación de -0.2% trimestre contra trimestre en el tercer trimestre de 2021. Las actividades terciarias (-0,6 %) estarían detrás de esta baja del PIB», indicó el presidente del Inegi, Julio A. Santaella, en Twitter.

En cifras originales, el PIB creció un 4.6% interanual en el tercer trimestre y acumula en los primeros nueve meses del año un crecimiento del 6.1%, en línea con los pronósticos oficiales.

Si se compara con el mismo trimestre del año anterior, el sector industrial creció un 5.3%, el de servicios un 4.1% y el agrícola un 0.7%. Mientras que en los primeros nueve meses del año el alza del PIB del 6.1% se debió al aumento del 8.7% del sector secundario, del 5.2% del terciario y del 3.4% del primario.

Recordemos que la economía nacional se desplomó un 8.2% en 2020, su peor contracción desde la Gran Depresión de 1932. El PIB creció un 2.1% en 2018, pero tuvo una contracción de 0.3% en 2019.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó este martes que durante septiembre se recuperaron 174,096 empleos formales, el incremento más alto para un mes igual desde que se tiene registro.

La creación de empleos en septiembre es también el mayor aumento mensual en lo que va del año, y representa un avance mensual del 0.9% y uno anual de 4.5%.

La cifra representa una tendencia al alza al compararse con los 128,900 puestos creados en agosto, los 116,543 en julio, los 65,936 en junio, los 38,961 en mayo y los 44,774 que se registraron en abril. Los tres primeros meses del año registraron 47,919, 115,287 y 88,771 respectiavemente.

«Con lo anterior, la creación de empleo de enero a septiembre del presente año es de 821.187 puestos. En este lapso, se incrementó en 931,539 el empleo permanente y se redujo en 110,352 el empleo eventual», detalló el IMSS.

Y es que recordemos que debido a la pandemia, México perdió cerca de 1.2 millones de puestos formales entre mediados de marzo y julio de 2020. Y aunque se recuperaron más de 555,000 de agosto a noviembre, volvió a perder alrededor de 280,000 en diciembre.

Al respecto, ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que el país ya tiene más empleos en el sector formal que antes de la pandemia. «Es decir, ya nos recuperamos. Perdimos como un millón cuatrocientos mil empleos, y ya los recuperamos en menos tiempo que otras crisis».

Sin embargo, en febrero de 2020, antes del impacto de la pandemia en el país, el IMSS registraba más de 20.61 millones de puestos formales, aún superior a los 20.59 millones actuales.

Y aunque el IMSS es el principal indicador del trabajo formal, analistas advierten que presenta un retrato parcial de la crisis porque en el país cerca del 55% de la fuerza laboral es informal, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La tasa de desempleo se situó en 4% de la población económicamente activa (PEA) en el primer semestre de 2021, similar a los niveles precovid, aunque cerca de 1 millón de personas no se habían reincorporado a la fuerza laboral.

En su reporte, el IMSS destacó que los sectores económicos con el mayor crecimiento anual en puestos de trabajo formales son el de transportes y comunicaciones con 10.7%, el extractivo con 7.6%, y el de transformación y construcción con 6.7%.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió este martes que la persistencia de la pandemia de COVID-19 y la desigual distribución de vacunas siguen frenando la recuperación económica mundial y siguen afectando las perspectivas para los países en desarrollo.

Así, el organismo ajustó sus previsiones, e indicó que el crecimiento mundial para 2021 se proyecta en 5.9%, frente al 6% estimado en julio pasado, una baja «marginal», explicó el FMI al presentar su informe trimestral «Perspectivas de la economía mundial» (WEO). Para 2022, el FMI mantuvo su estimación de crecimiento global en 4.9%.

Sine embargo, las nuevas proyecciones muestran grandes retrocesos en algunas naciones, alertó la economista en jefe del FMI, Gita Gopinath, señalando que «las perspectivas para el grupo de países en desarrollo de bajos ingresos se han ensombrecido considerablemente debido al empeoramiento de la dinámica de la pandemia».

Se indicó que a la ola de infecciones de COVID-19, especialmente por la variante Delta, se suma una tasa de vacunación marcadamente más baja en los países en desarrollo. Alertaron que cerca del 58% de la población en las economías avanzadas ya está completamente inmunizada, en comparación con el 36% en las economías emergentes y menos del 5% en los países pobres.

Las previsiones del FMI llegan en el marco de sus reuniones anuales con el Banco Mundial (BM) esta semana en Washington, Estados Unidos.

El FMI redujo el pronóstico de crecimiento para 2021 para Estados Unidos a 6%, frente al 7% anticipado en julio. Pero lo revisó al alza para 2022, a 5.2%, teniendo en cuenta los esfuerzos en el gasto previstos por el gobierno de Joe Biden.

Por el contrario, el Fondo revisó al alza su previsión de crecimiento para 2021 para la zona euro con anunciar 0.4 puntos más, para quedar en 5%; aunque dicho crecimiento no será homogéneo. El crecimiento para Francia será de 6.3%, mientras que para Alemania se redujo 0.5 puntos para quedar en 3.1%.

China, la segunda potencia económica del mundo y donde comenzó la pandemia a fines de 2019, seguirá impulsando el crecimiento global con un 8%, junto con Estados Unidos e India que crecerá al 9.5%.

Para Latinoamérica y el Caribe, una región muy afectada por la pandemia, el Fondo mejoró su pronóstico de crecimiento para este año aumentándolo en 0.5 puntos para situarse en 6,3%; pero recortó su proyección para Brasil y México, las dos principales economías de la región, estimando una expansión del PIB de 5,2% y 6.2%, respectivamente, en ambos casos un 0.1 puntos porcentuales menos que lo pronosticado anteriormente.

Todas estas previsiones, sin embargo, siguen siendo muy inciertas, sostuvo Gopinath, recordando que se basan en particular en un objetivo de vacunación del 40% de la población mundial para finales de este año y del 70% para el primer semestre de 2022. La experta señaló que es muy claro que «la pandemia no termina en ningún lado hasta que termine en todas partes».

El repunte económico mundial tras el impacto del COVID-19 se verá obstaculizado este año, en un contexto de subidas de precios, alto endeudamiento y recuperaciones divergentes entre naciones ricas y pobres, advirtió este martes la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva.

«Nos enfrentamos a una recuperación mundial que sigue ‘rengueando’ por la pandemia y su impacto. No podemos avanzar adecuadamente. ¡Es como caminar con piedras en los zapatos!», aseguró Georgieva, al participar virtualmente desde Washington en un foro en la Universidad Bocconi en Milán.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) revelará nuevas previsiones de crecimiento la próxima semana, pero Georgieva alertó que, tras la previsión de 6% de expansión para 2021 anticipada en julio, ahora se espera que el crecimiento «se moderará levemente este año».

«Las piedras en nuestros zapatos se han vuelto más dolorosas», afirmó al señalar riesgos y obstáculos más pronunciados, que incluyen una divergencia cada vez mayor entre países ricos y países pobres en las trayectorias de recuperación tras el golpe de la pandemia.

Se proyecta que la producción en las economías avanzadas regrese a las tendencias prepandémicas para el 2022. Pero la mayoría de los países emergentes y en desarrollo tardarán muchos años más en recuperarse, alertó Georgieva.

«Esta recuperación retrasada hará que sea aún más difícil evitar las cicatrices económicas a largo plazo, incluidas las pérdidas de empleo, que afectan especialmente a los jóvenes, las mujeres y los trabajadores informales», indicó.

El discurso de Georgieva tiene lugar antes de las reuniones anuales del FMI y el Banco Mundial, donde el Fondo dará a conocer su última «Perspectiva de la economía mundial» (WEO).

Desde la última actualización de pronósticos en julio, el conjunto de herramientas del FMI para enfrentar la crisis global por la pandemia se amplió enormemente, con un aumento de 650,000 millones de dólares en reservas de efectivo para los países miembros, conocido como Derechos Especiales de Giro (DEG).

La jefa del FMI destacó que la recuperación global corre el riesgo de desviarse. Dijo que Estados Unidos y China, las dos mayores potencias mundiales, siguen impulsando el crecimiento. Y algunas economías avanzadas, entre ellas las europeas, siguen ganando fuerza.

«Por el contrario, en muchos otros países, el crecimiento continúa empeorando, obstaculizado por un escaso acceso a las vacunas y una respuesta política limitada, especialmente en algunas naciones de bajos ingresos», explicó Georgieva, y agregó que este fenómeno «se está volviendo más persistente».

Además, la deuda pública mundial ha alcanzado casi el 100% del Producto Interno Bruto (PIB), según la directora gerente del FMI.

Cerrar brechas requerirá medidas que incluyen aumentar la disponibilidad de la vacuna contra el COVID-19, pero Georgieva sostuvo que se requiere «un mayor impulso» para cumplir con la meta máxima del FMI y el Banco Mundial del 40% de vacunación en todo el mundo para fines de este año y del 70% para fines de 2022.

La economía mundial crecerá en 2021 un 5.7%, estimó este martes la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que revisó una décima a la baja su previsión.

El organismo internacional enfatizó que hay una recuperación «muy desigual» en todo el mundo frente a la crisis del COVID-19. «El crecimiento económico ha repuntado este año, ayudado por el fuerte apoyo político, el despliegue de vacunas eficaces y la reanudación de muchas actividades económicas», indicó la OCDE, quien para 2022 prevé una expansión del 4.5%.

Para la OCDE, El Producto Interno Bruto (PIB) mundial recupera así su nivel previo a la pandemia, pero advierte QUE las brechas de producción y empleo se mantienen en muchos países, sobre todo donde los índices de vacunación son bajos.

Tras una contracción histórica en 2020 por las medidas adoptadas para frenar la propagación del coronavirus, la recuperación es así muy desigual, con resultados diferentes en los distintos países.

La organización rebajó en un 0.9% el crecimiento de Estados Unidos en 2021 respecto a las proyecciones de mayo, que se situaría en un 6%, aunque aumenta la previsión para la Eurozona a 5.3%. Según Boone, la revisión a la baja de la proyección de Estados Unidos se debe a que la variante Delta golpeó con fuerza a la primera economía mundial, aunque se está recuperando de nuevo «con mucha fuerza».

Por su parte, Alemania sería la única de las principales economías de la Unión Europea (UE) en ver su previsión retroceder, al 2.9%, frente a Francia que será de 6.3%, Italia con un 5.9% y España con un 6.8%.

La previsión de crecimiento de China, motor de la economía mundial, se mantiene para el año en curso en un 8.5%.

En tanto, las principales economías latinoamericanas registran por su parte progresos, señala la OCDE. En el caso de nuestro país, se revisó al alza su proyección en un 1.3, para situarse ahora en 6.3% en 2021, mientras que para el próximo año será del 3.4%, dos décimas más que su previsión anterior.

Argentina crecerá un 7.6% y Brasil lo hará en un 5.2%; sin embargo, «algunos países tienen un margen de maniobra limitado para proporcionar un apoyo amplio a la actividad, en particular aquellos en los que las presiones inflacionistas ya están aumentando y los tipos de interés de referencia han subido», como Brasil y México, según el informe.

Respecto a la inflación, las previsiones de la OCDE apuntan a un 3.6% en 2021 en Estados Unidos, un 2.1% en la Eurozona, un 5.4% en México y un 7.2% en Brasil, así como un 47% en Argentina. «Pensamos que se trata de un fenómeno temporal», indicó el secretario general de la organización, Mathias Cormann.

El Banco de México (Banxico) elevó este martes a 6.2%, su pronóstico de crecimiento económico para este 2021, en su escenario central, el cual era de 6.0%.

No obstante, redujo a 6.7% su escenario de incremento del Producto Interno Bruto (PIB) más optimista, cuando antes esta estimación era del 7%.

«Dada la incertidumbre que persiste alrededor de la dinámica prevista para la actividad económica, se considera que el crecimiento podría ubicarse entre 5.7% y 6.7% en 2021 y entre 2.0% y 4.0% en 2022», expuso Banxico en el Informe trimestral abril-junio 2021 que presentó este martes.

El organismo justificó su ajuste «principalmente, por un crecimiento mayor al anticipado durante el segundo trimestre del año», que registró un aumento interanual del PIB del 19.6%, según confirmó la semana pasada el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

También destacó el avance en el proceso de vacunación y un contexto de mayor movilidad y apertura de diversas actividades, por lo que se mantiene la expectativa de que la reactivación gradual de la actividad económica continúe en el segundo semestre del año y en 2022.

«De materializarse un crecimiento en 2021 cercano a la parte superior del intervalo señalado, la actividad económica recuperaría en el cuarto trimestre del año el nivel observado al cierre de 2019», es decir, alcanzaría los niveles prepandemia.

No obstante, considerando la persistencia de algunas disrupciones en las cadenas globales de suministro y el reciente aumento en el número de contagios de COVID-19, se mantiene una elevada incertidumbre sobre el ritmo de recuperación.

El pronóstico de Banxico es cercano al de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), que espera un repunte superior al 6% anclado al comercio exterior por el nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá , el T-MEC.

Banxico también elevó su pronóstico de creación de empleos formales a un rango de 640,000 a 840,000 nuevos puestos registrados en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), frente a una proyección anterior de 370,000 a 570,000.

En contraste, el organismo autónomo empeoró su previsión de la inflación general, que cerraría el año en un 5,7%, casi el doble de la meta oficial. Esto es un incremento de casi 1 punto porcentual frente al pronóstico previo, que era de 4.8%. En tanto, para la inflación subyacente, Banxico subió su previsión al 5% desde un 3.9% anterior.

«La pandemia ha implicado un entorno incierto y complicado para la inflación. Durante 2020, los choques registrados presionaron a la inflación en distintas direcciones, contrarrestándose entre sí. En 2021, se ha observado que algunas de las presiones al alza se han acentuado», apuntó.

Tal como se analistas y grupos de análisis financiero lo habían proyectado, este jueves el Banco de México (Banxico) anunció su decisión de subir la tasa de interés en 25 puntos base, para situarse en 4.50%, esto en línea con la recuperación de la actividad económica global de los últimos meses.

La Junta de Gobierno de Banxico aprobó esta decisión con una votación divida en la que tres integrantes apoyaron la nueva tasa y dos preferían mantenerla en 4.25%, nivel que tenía desde febrero.

A favor de la decisión votaron Alejandro Díaz de León, Irene Espinosa y Jonathan Heath, mientras que los subgobernadores que apoyaron la idea de mantener la Tasa de Interés Interbancaria en 4.25% fueron Galia Borja Gómez y Gerardo Esquivel Hernández

«Se consideró necesario reforzar la postura monetaria a fin de evitar afectaciones en las expectativas de inflación y propiciar un ajuste ordenado de precios relativos y la convergencia de la inflación a la meta de 3%. La Junta de Gobierno decidió incrementar en 25 puntos base el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día a un nivel de 4.5%», informó Banxico.

Banxico señaló que los mercados financieros nacionales han mostrado estabilidad en la cotización del peso y aumentos en las tasas de interés, particularmente en las de corto plazo.

Reconoció que la recuperación continuó durante el segundo trimestre y se prevé que se mantenga para el resto del año, aunque alertó que persisten riesgos por el aumento en los contagios.

Dijo que si bien la pandemia ha complicado la evaluación de la economía, se prevén condiciones de holgura con marcadas diferencias entre sectores.

Detalló que la inflación global y las afectaciones en las cadenas de suministro y en los procesos productivos de diversos bienes y servicios han presionado a la inflación general y subyacente, que registraron tasas anuales de 5.81% y 4.66% en julio, respectivamente.

La Junta de Gobierno del Banco de México indicó que en las siguientes decisiones de política monetaria se evaluarán los factores que inciden en la inflación, en su trayectoria prevista en el horizonte de pronóstico y en sus expectativas. Esto a fin de que la tasa de referencia sea congruente con la convergencia ordenada y sostenida de la inflación general a la meta de 3% en el plazo en el que opera la política monetaria, así como propiciar un ajuste adecuado de la economía y de los mercados financieros.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) pidió este miércoles al gobierno federal que incentive la inversión e impulse proyectos de infraestructura para detonar el crecimiento económico de México, lo que incluye la inversión pública y privada.

«Tenemos que darle a los mexicanos la confianza de que este es un país de oportunidades y que allá afuera hay un sinfín de posibilidades para invertir, para generar empleos productivos y para generar empleos formales y para que nuestro país se pueda recuperar», indicó el presidente del CCE, Carlos Salazar.

En un video difundido en redes sociales titulado «La recuperación económica de México», Salazar recordó que en 2020 la economía mexicana cayó un 8.2%, una cifra «verdaderamente desastrosa» que atribuyó a la pandemia de coronavirus y a la falta de ayudas a empresas medianas y pequeñas, lo que llevó a un mayor desempleo tanto formal como informal.

Además, habló de una «falta de entendimiento» sobre cómo recuperar la economía mexicana. Destacó que positivamente en 2021 la economía mexicana está creciendo y, apoyado en el pronóstico del Banco de México (Banxico), dijo que lo hará por encima del 6%.

Al respecto, el banco BBVA elevó este miércoles a 6.3% su pronóstico de crecimiento del PIB para este 2021, desde una estimación previa de 4.7%, por mejores perspectivas de las exportaciones, el consumo y la inversión. También aumentó a 3% su previsión de crecimiento para 2022 desde una proyección anterior de 2.8%.

Carlos Salazar habló de distintas variables que han sustentado el crecimiento económico. En primer lugar, la «tremenda» expansión de Estados Unidos que empuja el crecimiento de México. También mencionó el alza del consumo, gracias a «los programas sociales que de alguna forma sí ha mejorado la posibilidad de que la gente siga manteniendo los niveles altos de consumo».

Otra fue las remesas que envían los mexicanos que viven en el exterior, así como que el gasto público sigue creciendo e inclusive va por arriba de lo presupuestado.

El presidente del CCE lamentó que la inversión «sigue manteniendo números muy pequeños». «Habíamos tenido tres meses consecutivos, febrero marzo y abril, con crecimientos, y el mes de mayo ya tenemos una pequeña disminución en su tasa comparativa mensual», subrayó.

Por ello, habló de la importancia de darle «confianza» a los mexicanos para invertir en el país, una nación «de oportunidades».

«El CCE sigue tratando desde su trinchera de estar asociado con la Secretaría de Hacienda y con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes con los programas y paquetes de inversión en infraestructura», subrayó.

Dijo que se han identificado hasta 1,500 proyectos de infraestructura, lo que necesita promoverse por parte de las autoridades. «La inversión debería de ser para los mexicanos una obsesión», subrayó el empresario, que consideró que así se logrará «realmente» desarrollo y crecimiento.

Además, llamó a seguir impulsando los programas de vacunación anticovid, porque esto permitirá rápidamente regresar a la actividad productiva.

La economía mexicana recuperó más de 400,000 empleos formales en el primer semestre de 2021, pero aún falta una cantidad igual para recobrar los más de 1.1 millones que perdió por la pandemia, reveló este lunes el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

México creó 65,936 empleos formales en junio, un aumento mensual del 0.3% y uno anual de 3.5% frente a junio de 2020, aunque no se alcanzó la meta del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), sobre alcanzar una recuperación total durante la primera mitad del año.

«Sostengo que en junio, a finales, ya estamos en normalidad económica, ya vamos a tener el mayor crecimiento, recuperación de la actividad industrial, sobre todo en el turismo, que fue muy afectado, y para entonces ya vamos a estar en empleos igual que como estábamos antes de la pandemia», sostuvo en marzo pasado.

Falta por recuperar más de 400,000 plazas formales para alcanzar las 20.6 millones registradas en el IMSS en febrero de 2020, antes de la llegada de la contingencia sanitaria del COVID-19 al país.

Y es que debido a la pandemia, México perdió casi 1.19 millones de empleos formales entre el 13 de marzo y julio de 2020. Después recuperó 555,600, de agosto a noviembre, pero volvió a perder 277,820 en diciembre.

El dato de junio representa un repunte del ritmo de recuperación que se había ralentizado en los últimos meses, con 38,961 empleos formales creados en mayo y 44,774 en abril, frente a las cifras de 88,771 en marzo, 115,287 en febrero y 47,919 en enero.

López Obrador afirmó la semana pasada que julio muestra un crecimiento «atípico» con más de 200,000 empleos formales creados en los primeros cinco días.

«Ojalá sea lo que estamos imaginando porque, si es así, en dos meses más ya estamos con el número de empleos que teníamos antes de la pandemia», comentó en la mañanera del 7 de julio.

México recibió en mayo un 198.5% más turistas internacionales que en el mismo mes de 2020, cuando hubo confinamiento en buena parte del mundo debido a la pandemia de COVID-19, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Nuestro país pasó de recibir 890,642 turistas extranjeros en mayo del 2020 a casi 2.66 millones en el mes de mayo pasado.

No obstante, si la cifra se compara con los 3.46 millones del quinto mes de 2019 se observa todavía una sustancial caída de casi 23.2%.

«En mayo 2021 ingresaron a México 2.7 millones de turistas internacionales, flujo que se compara con 891,000 en mayo 2020 (+198.5%) y con 3.4 millones en mayo 2019 (-23.2%). Por vía aérea ingresaron 1.2 millones en mayo 2021, 36,000 en mayo 2020 y 1.5 millones en mayo 2019», apuntó en Twitter el presidente del INEGI, Julio A. Santaella.

Los turistas fronterizos subieron un 54.1% interanual en mayo hasta llegar a los 1.15 millones de viajeros.

En mayo de 2021, el ingreso de divisas se disparó un 931.5% interanual al pasar de 154.3 millones de dólares a 1,591.7 millones de dólares de gasto total. No obstante, si se compara el dato de mayo pasado con el del mismo mes de 2019 la caída es todavía del 17.9%.

El gasto medio de cada turista subió interanualmente al pasar de 61.1 dólares en mayo de 2020 a 181.7 dólares en el quinto mes del presente año, un 197.3% más. Significativamente, el gasto medio del turista en 2021 es incluso mayor en casi 67% frente a los datos de 2019, cuando fue de 108.95 dólares.

La industria turística, que aporta el 8.7% del Producto Interno Bruto (PIB), no se recuperará por completo hasta 2023, según las estimaciones de Miguel Torruco, secretario de Turismo. Aun así, México fue el tercer país más visitado en el mundo en 2020, según las estimaciones de la Organización Mundial del Turismo (OMT).

El Banco de México (Banxico) percibe que el ritmo de la recuperación económica del país se ha «moderado» y aún es «incompleta», reveló este jueves la minuta de la última sesión de la Junta de Gobierno del banco central.

«Uno (de los miembros) señaló que el avance en el proceso de vacunación ha apoyado la reactivación de la economía. Otro enfatizó que, si bien la actividad económica sigue mejorando, la recuperación aún es frágil e incompleta y la economía se encuentra lejos de su potencial», indicó el informe.

La minuta corresponde a la sesión del 24 de junio, cuando Banxico aumentó 25 puntos base la tasa de interés, hasta el 4,25 %, el primer incremento desde febrero.

El documento evidenció divisiones entre los cinco miembros de la Junta de Gobierno, ya que la subgobernadora Galia Borja y el subgobernador Gerardo Esquivel, ambos propuestos por el presidente Andrés Manuel López Obrador, preferían mantener la tasa en 4%.

«La inflación ha mostrado presiones significativas en meses recientes. No obstante, en su mayoría parecen estar asociadas a problemas en la oferta y cambios en patrones de consumo, atribuibles a la pandemia, que sigue siendo el reto más importante», argumentó Borja.

La mayoría de la Junta de Gobierno reconoció que la inversión y el consumo han mejorado, pero que «todavía permanecen por debajo de sus niveles previos a la pandemia».

También destacaron que han vuelto al mercado laboral 11.5 millones de personas después de la salida de 12.5 millones que se registró en abril de 2020, cuando se cerraron actividades no esenciales de la economía a raíz del confinamiento por la pandemia.

«La mayoría indicó que la tasa de subocupación disminuyó en abril. No obstante, algunos señalaron que su valor actual casi duplica al nivel observado normalmente», indicó el documento.

La minuta de Banxico se difunde horas después de revelarse que la tasa de inflación aumentó en junio hasta el 5.88%, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

«En este contexto, la mayoría mencionó que la inflación general ha presentado niveles cercanos a 6% y que se encuentra significativamente por arriba del objetivo del Banco (del +/- 3%)», indicó el reporte del banco central.

La mayoría de los miembros señaló que la inflación «sigue resintiendo los efectos de la pandemia» y que «se ha visto afectada por presiones originadas por el lado de la oferta».

Aunque la mayoría que votó a favor de aumentar la tasa de interés justificó la decisión por la inflación, Borja y Esquivel argumentaron que los efectos son «transitorios» y derivados de la pandemia, por lo que la política monetaria no incidirá mucho. «Considero que la decisión de aumentar la tasa de interés fue precipitada», indicó Esquivel.

Recordemos que Banxico ha pronosticado que el PIB crecerá hasta 7% en 2021 tras la contracción histórica de 8.2% de 2020.

Estados Unidos, México y Canadá celebraron este miércoles el primer aniversario del nuevo tratado comercial, el T-MEC, al que calificaron como un «poderoso motor» de la recuperación económica y la mejora de la competitividad regional.

Así se expresaron las tres secretarias o ministras encargadas del área comercial en una conferencia virtual organizada por el centro de estudios Wilson de Washington con motivo del primer año en vigor del acuerdo.

Recordemos que el T-MEC entró en vigor el 01 de julio de 2020, después de unas complejas negociaciones que se prolongaron durante varios años.

Para atestiguar la entrada en vigor del tratado, el presidente López Obrador viajó a Estados Unidos para participar en un evento en La Casa Blanca, junto al entonces presidente Donald Trump. Dicha visita ocasioné múltiples críticas, pues se dio en el marco de la elección presidencial en dicho país.

«Debemos celebrar el renovado compromiso entre los tres países para mejorar los estándares comerciales, y mejorar la competitividad regional», dijo Katherine Tai, representante de Comercio Exterior del gobierno de los Estados Unidos.

Tai destacó el «amplio respaldo» logrado en el Congreso para la modernización de un acuerdo que había sido diseñado en 1993; destacó el «refuerzo» en las normas laborales y protección medioambiental.

Por su parte, la secretaria de Economía del gobierno mexicano, Tatiana Clouthier Carrillo, destacó que el acuerdo es un «poderoso motor» para la recuperación económica de los tres países en medio de los retos que trajo consigo la pandemia.

El nuevo acuerdo incluye varios cambios importantes, especialmente los apartados dedicados a la economía digital y la protección medioambiental y de trabajadores, en un flujo comercial entre los tres países que asciende a un valor de más de 1.2 billones de dólares anuales.

La Asociación de Bancos de México (ABM) informó este miércoles sobre «un punto de inflexión» en la recuperación económica, pese a advertir de persistentes riesgos para el crecimiento en nuestro país.

«Ya se observan mejoras en los indicadores macroeconómicos. No obstante, queda terreno para recuperarse de la crisis, es decir, no podemos descuidarnos y no podemos bajar la guardia», declaró Daniel Becker, presidente del ABM.

El representante de los banqueros en México aplaudió la «certidumbre» que trajo las elecciones del pasado 6 de junio, aunque prefirió no referirse a los resultados, en los que la alianza de partidos que apoyan al presidente (Morena-PT-PVEM) perdió la mayoría calificada del Congreso.

“Celebramos que se ratifique que México es un país que tiene órganos autónomos independientes robustos, que cuidan la democracia y la dan certeza a nuestro país”, expresó Becker.

Señaló que las elecciones tuvieron una enorme participación ciudadana con lo que se fortalece la democracia y se reconoce la capacidad e imparcialidad del INE, como un órgano constitucional autónomo y ciudadano.

En temas económicos, el representante de la banca estimó un crecimiento de entre 6% y 8% del crédito privado para finales de año. Destacó que el crédito a las empresas ya presentó un aumento de 4 % de enero a marzo de 2021 con respecto al trimestre anterior.

Sin embargo, no todo fueron buenas noticias, pues alertó que el crédito al consumo aún tuvo una variación anual negativa de 6.1% en abril, con la mayor caída,  de 19.7%, en los préstamos personales.

“Estamos seguros de que conforme haya un proceso más rápido de percepción de vacunación esto crecerá”, añadió Becker, quien señaló como riesgos a la baja los ‘cuellos de botella’ en suministros globales, la volatilidad en mercados financieros y la recuperación de la inversión menor a la esperada.

En más temas económicos, el Banco de México (Banxico) dijo este miércoles que el sistema financiero ha mostrado una posición sólida que apoyaría la recuperación de la economía, cuyas perspectivas de crecimiento han mejorado gracias el inicio de la vacunación contra el COVID-19.

En su reporte de estabilidad financiera, Banxico dijo que si bien desde inicios de 2020 la economía mexicana ha enfrentado afectaciones considerables y una elevada incertidumbre por los choques de la pandemia, el panorama ha mejorado ante perspectivas económicas globales más alentadoras.

«El sistema financiero mexicano ha continuado mostrando resiliencia y una posición en general sólida, caracterizada por niveles de capital y de liquidez por encima de los mínimos regulatorios», dijo Banxico y agregó que la campaña de inmunización ha favorecido las perspectivas de crecimiento.

Banco de México advirtió que el panorama es aún incierto debido, principalmente, a la evolución que pueda tener la pandemia.