Tag

recuperación

Browsing

El gasto público para acelerar las campañas de vacunación con el fin de terminar con la pandemia del COVID-19 va a generar beneficios y estimular el crecimiento, estimó este miércoles el Fondo Monetario Internacional (FMI).

«La vacunación va a pagarse por sí sola, proporcionando un excelente valor al dinero invertido en la producción global de vacunas y su distribución», indicó el FMI en su informe sobre el estado de las finanzas públicas «Monitor Fiscal», divulgado en el marco de sus reuniones semestrales que se realizan esta semana de forma virtual.

Los economistas calculan que si se controla la pandemia antes de lo esperado, lo que implica que la mayoría de los países tengan un acceso amplio y asequible a la vacuna para principios de 2022, esto va a implicar un «crecimiento económico más fuerte» y más de un billón de dólares en ingresos fiscales para las economías avanzadas para 2025.

Lo señalado por el Fondo llega luego de que ayer presentara su informe sobre perspectivas para la economía global, en el que pronostica un crecimiento del 6% para este año, tras la contracción de 3.3% en 2020, que marcó la peor caída del PIB en tiempos de paz en un siglo.

Para Latinoamérica, el Fondo pronosticó un crecimiento del 4.6%, pero advirtió que la expansión a largo plazo está supeditada a la evolución de la pandemia.

El FMI destacó las respuestas rápidas implementadas por los gobiernos para intentar contener el daño a la economía, que suman cerca de 16 billones de dólares.

Sin embargo, advirtió que terminar con la crisis de salud sigue siendo crucial para que la recuperación sea sólida y afirmó que la distribución de vacunas para los países pobres ha sido «muy injusta».

El Fondo también reiteró su sugerencia de que los países utilicen impuestos para los más ricos para financiar sus programas. «Para ayudar a satisfacer las necesidades de financiación, los responsables de las políticas públicas podrían considerar contribuciones temporales para el covid-19, aplicadas para las rentas más altas o a la riqueza», indicó.

El FMI pronosticó que la economía de Estados Unidos se expandirá un 6.4% en 2021, su crecimiento más rápido desde 1984, y un 3.5% en 2022. Destacó que su crecimiento se ha visto respaldado por el paquete de ayuda de 1.9 billones de dólares del presidente Joe Biden.

Los países vecinos de EUA, Canadá y México, podrían beneficiarse mediante sus lazos comerciales de los grandes estímulos fiscales que impulsa el gobierno del demócrata, dijo el FMI.

Para México, la proyección de crecimiento para 2021 es del 5.0%, 0.7 puntos porcentuales más que lo previsto en enero pasado; y del 3.0% para 2022, 0.5 puntos porcentuales más que en su anterior reporte.

MAITE AZUELA

EL UNIVERSAL

 

Pecamos de inocentes quienes pensamos que después de haber atravesado por el contagio de Covid-19 y dos semanas de convalecencia, el presidente Andrés Manuel López Obrador se presentaría públicamente, tan humilde como recuperado. Ha sido un golpe a la dignidad de los familiares de fallecidos por Covid-19 y de los contagiados que hoy se juegan la vida conectados a un respirador, verlo sonriente ratificar su estrategia, con nula sensibilidad sobre lo que atraviesa la población que gobierna.

Quienes hemos estado cerca de pacientes con síntomas graves de Covid-19 hemos presenciado la agonía de quien siente de cerca la muerte mientras pierden oxigenación, hemos visto cómo mientras esperan con ansias que llegue el medicamento, agonizan una muerte que pudo haberse evitado. Si usted, señor presidente, pasó por esa agonía de contagio, algunos días o al menos algunas horas, debería estar dispuesto a escuchar una respetuosa y sencilla solicitud: Deténgase.

Deténgase, señor presidente, antes de burlarse del uso del cubrebocas. Antes de pregonar con el ejemplo para sus seguidores que salen a las calles sin cubrir boca ni nariz, asintomáticos o con síntomas y ponen en riesgo la vida de quienes comparten con ellos transporte público, puesto callejero, oficina, edificios, restaurantes, etc. Acérquese a la ciencia y entérese de que el aumento de casos per cápita es cuatro veces menor en lugares donde el uso de cubrebocas era obligatorio a comparación de regiones donde no lo es, según un estudio comparativo de 200 países referido por la revista Nature. Otro estudio en Estados Unidos, también referido por la revista, concluyó que el uso de cubrebocas reducía el contagio hasta en 2 puntos porcentuales al día. Estimaron que el uso de cubrebocas obligatorio evitó casi medio millón de contagios, inclusive controlando otras medidas de mitigación como la sana distancia. Además, reduce la dosis del virus que recibe quien se contagia y, por lo tanto, reduce la gravedad de la enfermedad. ¿Cuántos contagios y en consecuencia cuántas muertes se pudieron evitar si usted portara el cubrebocas y lo hiciera obligatorio?

Deténgase, señor presidente, para revisar el raquítico presupuesto asignado a la atención de la pandemia, para obligar a que se entregue la información del personal médico fallecido que su gobierno ha dejado de reportar, para urgir a los militares a quienes concedió la administración de aduanas, que aceleren el tránsito de los medicamentos a los que usted tuvo acceso en el Instituto Nacional de Nutrición y a los que los demás ciudadanos no pueden aspirar. Pare unos minutos para garantizar el nombramiento de una servidora o servidor público que entienda la magnitud de la responsabilidad que requiere llevar la cabeza de la Cofepris, para destrabar todos los trámites que la burocracia que le rinde cuentas, no libera.

Deténgase, señor presidente, mire las cifras desgarradoras, detrás de las que había personas con vida, con ilusiones, con hijos pequeños como el suyo, con nietos para ver crecer. Piense en los más de mil muertos por día que ha dejado esta estrategia, sea empático con las más de 160 mil familias que hemos perdido un ser querido. Antes de tomar el micrófono en su mañanera y denostar adversarios o descalificar periodistas, haga un alto y piense en cada persona que muere durante el minuto en el que usted se vanagloria de sus logros.

Deténgase en nombre de las mexicanas y mexicanos que se quedaron sin aliento, luchando por su vida, dé un revire serio a su fallida estrategia. Deténgase antes de subirse al estrado y pida un cubrebocas, pórtelo como quien asume el potencial de su aceptación pública y comunique su compromiso por detener lo que hasta ahora se ha provocado, una crisis que solamente a usted parece venirle como anillo al dedo.

 

Columna completa en El Universal

La dirigencia nacional el PAN aseguró que es necesario echar a andar de inmediato un Plan de Emergencia Económica, pues la falta de apoyo del gobierno federal al sector productivo es tan grave, que provocó la peor crisis que las últimas dos generaciones tengan memoria.

Indicó que el Plan que se necesita debe contar con apoyos directos a las y los trabajadores que perdieron su empleo, así como incentivos fiscales para las pequeñas y medianas empresas que aún sobreviven, con el fin de reanimar la actividad productiva, generar nuevos empleos y volver a crecer.

Tras recordar que el año pasado se registró un retroceso de -8.5 por ciento del PIB, el peor desde 1932, y que el gobierno federal ya utilizó el 73% de los tres fondos de emergencia que tiene el país, el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés advirtió que, si en solo dos años de este gobierno se llegó a tal grado de regresión económica y sangría de los recursos para contingencias, si se sigue por ese camino, «México se nos puede ir de las manos y será de los países en el mundo que más tardará en recuperar los empleos perdidos y la confianza en los inversionistas».

Cortés Mendoza dijo que para salvar miles de vidas y evitar una catástrofe económica mayor, se debe implementar urgentemente un programa masivo de vacunación, que genere tranquilidad a la población y permita su reactivación.

El panista dijo que el mal manejo de la pandemia y la falta de vacunas seguirán afectando negativamente a la economía y por ello se requiere que el gobierno replantee junto con la sociedad, especialistas, académicos, trabajadores y sectores productivos, las políticas económicas para dar certeza a la inversión, confianza en el país y opciones de empleos dignos.

El Presidente del PAN aseguró que como medida de emergencia nacional se debe crear de manera inmediata el Ingreso Básico Universal (IBU) para todos los mexicanos, cuyo monto inicial sea el resultado de análisis técnico y que su aumento paulatino se dé conforme al crecimiento de la economía y al incremento en la recaudación fiscal del país.

El secretario de Hacienda y el gobernador del Banco de México (Banxico) coincidieron este viernes en que la economía del país podría crecer más rápido de lo previsto este año si el plan de vacunación frena los contagios de coronavirus y ayuda a agilizar la reactivación de los sectores más afectados por la pandemia.

Durante el Seminario de Perspectivas Económicas 2021 organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), el gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, dijo que el PIB podría crecer hasta un 5.3% en 2021, aunque el escenario central de la entidad es de una expansión económica de un 3.3%.

«Dependiendo de si hay afectaciones adicionales o si el periodo y el proceso de vacunación da confianza y agiliza la normalización en los sectores más afectados, (…) el crecimiento podría llegar a ser hasta de 5.3% para el presente año», dijo Díaz de León en su presentación.

En la misma línea, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, dijo que si bien la proyección de la dependencia que él encabeza, que es de un 4.6% de crecimiento, no depende del despliegue y aplicación de las vacunas, aclaró que los pronósticos podrían mejorar según cómo se ejecute el plan.

«Si el despliegue de la vacuna empieza a ganarle al repunte de la pandemia estos números pueden mejorar», explicó Herrera, y agregó que se verá una «carrera» para ver si se puede aplicar la vacuna a una velocidad suficiente para aplanar la curva de contagios y, luego, bajarla de manera definitiva.

«Eso es lo que va a determinar cuáles son las condiciones en las que puede operar la economía», dijo Herrera, y agregó que cuando entre 65% y 70% de la población esté vacunada, se podrá comenzar a definir la estrategia de recuperación económica tras la epidemia.

Herrera añadió que tenía la seguridad de que un porcentaje «muy alto» de la población del país estaría vacunado hacia mayo y junio de este año.

El Banco de México (Banxico) indicó este miércoles que las pruebas de estrés al sistema financiero local mostraron que la banca en su conjunto cuenta con niveles de capital que le permitirían hacer frente a distintos retos que podría enfrentar la economía derivados de la pandemia del coronavirus.

No obstante, a nivel individual algunas instituciones que representan una baja participación en el sistema podrían sufrir dificultades para mantener los niveles mínimos de capitalización requeridos por la regulación local.

Al presentar el Reporte de Estabilidad Financiera, Banxico reconoció que la pandemia de COVID-19 ha planteado un escenario inédito a nivel global, que ha afectado profundamente la vida cotidiana y las actividades económicas en todos los países. En particular, dijo, las medidas de confinamiento y distanciamiento social adoptadas para limitar la propagación del virus han tenido un efecto adverso sobre las economías, dislocando las cadenas de valor y paralizando diversos sectores productivos.

Precisaron que el sistema financiero en México continúa enfrentando retos importantes relacionados con la operación de los mercados, el flujo de financiamiento a la economía, la contención de los problemas de liquidez y la gestión adecuada de los riesgos.

Reconocieron que las afectaciones a la actividad económica ocasionadas por la pandemia y las medidas implementadas para su contención han repercutido en los niveles de empleo e ingresos de los hogares.

Banxico detalló que el financiamiento a hogares durante el segundo y tercer trimestre del año se desaceleró, asociado a factores de oferta como de demanda, explicándose principalmente por la reducción del financiamiento destinado al consumo. La morosidad de la cartera de consumo exhibió una disminución en todos los segmentos debido a los quebrantos de cartera vencida de la banca; los préstamos personales continúan siendo el segmento que presenta mayor morosidad. A diferencia del crédito al consumo, el crédito a la vivienda continuó creciendo en 2020, aunque a un menor ritmo.

Por su parte el financiamiento total a las empresas privadas no financieras del país se desaceleró durante el segundo y tercer trimestre de 2020; no obstante, aclaró Banxico, su variación real anual se mantuvo ligeramente positiva a septiembre. En particular, el crédito a Pymes continuó contrayéndose durante el periodo de referencia, reflejando un menor financiamiento, particularmente, a nuevos acreditados.

Con respecto a la posición financiera del sector público, el informe del Banco de México refiere que en el periodo enero-septiembre de 2020, el balance público presentó un déficit menor al que se había proyectado originalmente en el Paquete Económico 2020. Lo anterior resultado tanto de menores ingresos presupuestarios como de un menor gasto respecto a lo previsto en la Ley de Ingresos de la Federación. En cuanto a las empresas productivas del Estado, la caída de los precios del petróleo, así como una menor producción, propiciaron una reducción en los ingresos anuales de Pemex durante el tercer trimestre.

Se añade que si bien a principios de la pandemia el riesgo de liquidez para algunas instituciones aumentó, en general las instituciones contaban con amplias reservas de liquidez para hacer frente a este riesgo. A partir del segundo trimestre de 2020, tras el choque inicial generado por la incertidumbre de la pandemia, las reservas de liquidez del sistema en su conjunto, en particular de los bancos más grandes, se han incrementado. Los bancos medianos y pequeños mantienen también, en promedio, niveles adecuados de liquidez, a pesar de los retos que han enfrentado durante el segundo semestre.

Asegura que la banca de desarrollo e instituciones de fomento continúan presentando solidez financiera. Añaden que el financiamiento de la banca de desarrollo tiene potencial para mitigar los efectos crediticios de las contracciones económicas, siempre y cuando se utilicen para financiar proyectos socialmente rentables y con condiciones adecuadas de recuperación.

En el reporte, se mencionan cuatro riesgos macrofinancieros para el sistema financiero: una recuperación de la economía global menos vigorosa de lo anticipado, particularmente en Estados Unidos; mayor volatilidad en los mercados financieros internacionales y una recomposición de flujos hacia activos de menor riesgo; una recuperación más lenta de la economía nacional, y ajustes en la calificación crediticia soberana y de Pemex.

A dichos riesgos se suman los relacionados con la continuidad operativa por las medidas de confinamiento y trabajo a distancia implementadas por diversas instituciones financieras durante la pandemia. Asimismo, el incremento en las conexiones remotas que se requieren en el uso de esquemas de trabajo a distancia ha contribuido a un aumento en la exposición a los riegos asociados a la ciberseguridad.

«El sistema financiero mexicano en su conjunto ha mostrado resiliencia ante las condiciones adversas que se han presentado. No obstante, persiste incertidumbre respecto a los efectos de la pandemia en la cartera de crédito de los sectores más vulnerables, por lo que se requiere especial seguimiento a los sectores o segmentos con mayor afectación en sus ingresos, así como al riesgo que representa para algunas instituciones la concentración en sus fuentes de financiamiento», precisa Banxico.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer este martes los resultados trimestrales del primer levantamiento de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOEN) correspondiente al trimestre julio-septiembre, la cual indica que la tasa de desocupación, es decir el desempleo, aumentó 1.4 puntos porcentuales alcanzando un 5.1% a nivel nacional.

«En términos generales (…) muestran una lenta recuperación de la ocupación, que está todavía por debajo de los niveles previos a la pandemia», dijo el INEGI.

La ENOEN reportó una disminución de 3.6 millones de personas en la Población Económicamente Activa (PEA), lo que se refleja en una Tasa de Participación Económica de 55.5% respecto a la población de 15 años y más, cifra 4.9 puntos porcentuales inferior a la de mismo trimestre del año pasado.

En el periodo de julio a septiembre de 2020, la población ocupada resultó en 51 millones de personas, cifra inferior en 4.2 millones de personas comparada con la del tercer trimestre de 2019. La población ocupada de hombres fue de 31.8 millones, mientras que la población ocupada de mujeres fue de 19.2 millones.

Los trabajadores subordinados y remunerados concentraron 68.7% del total de la población ocupada y los trabajadores por cuenta propia representaron 22.3% para el tercer trimestre de este año.

En cuanto a la duración de la jornada de trabajo durante el trimestre de referencia, destaca la reducción de la participación de los ocupados que laboran más de 48 horas semanales de 27.8% a 24.2% y de los ocupados entre 35 y 48 horas semanales de 45.9% a 44.5%.

La población ocupada informal, que comprende a los ocupados que son laboralmente vulnerables por la naturaleza de la unidad económica para la que trabajan, como aquellos cuyo vínculo o dependencia laboral no es reconocido por su fuente de trabajo, en el tercer trimestre de 2020 fue de 27.7 millones, 3.5 millones menos comparado con el mismo trimestre del año pasado.

La población que se encuentra sin trabajar y que estuvo buscando trabajo en el último mes, fue de 5.1% de la PEA en el tercer trimestre de 2020, porcentaje que en igual periodo del año anterior fue de 3.7%. En términos absolutos, la población desocupada fue de 2.8 millones de personas, cifra superior en 622 mil personas comparado con el tercer trimestre de 2019.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, alertó que muchos pacientes con Covid-19, hayan o no estado hospitalizados, pueden experimentar efectos graves a largo plazo.

Y es que, aunque no se sabe cuántas personas que han superado el Covid-19 siguen experimentando efectos graves de la enfermedad,  Tedros ha recordado que muchas personas padecen complicaciones «persistentes» por el Covid-19 a largo plazo.

«Es realmente preocupante el amplio espectro de síntomas que fluctúan con el tiempo, los cuales a menudo se superponen y pueden afectar cualquier sistema en el cuerpo», dijo el director general de la  OMS.

Indicó que los síntomas van desde la fatiga, a la tos o dificultad para respirar, hasta inflamación y lesión de los  principales órganos, incluidos los pulmones y el corazón, e incluso efectos neurológicos y psicológicos.

Por ello, y tras escuchar el testimonio de varias personas que superaron el Covid-19 pero que padecen secuelas importantes por el virus, Tedros ha pedido a los gobiernos de todo el mundo que sean conscientes de que el Covid-19 puede tener efectos graves a largo plazo y garanticen el acceso a la salud a todos los pacientes, incluyendo los servicios de Atención Primaria, especializada y rehabilitación.

«Este virus plantea un riesgo importante y estas personas necesitan una atención a largo plazo para recuperarse completamente, lo que evidencia que la inmunidad de grupo no es eficaz y provocaría un número muy importante de personas que tendría que enfrentarse a una larga recuperación», añadió.

La pandemia del nuevo coronavirus ha provocado al menos un millón 182 mil 840 muertos y más de 45 millones de contagios en el mundo.

Desde el comienzo de la epidemia más de 45 millones 105 mil 670 personas contrajeron la enfermedad. De ellas al menos 30 millones 209 mil 500 se recuperaron, según las autoridades sanitarias.

Ayer se registraron en el mundo 7,040 nuevas muertes y 547,647 contagios. Los países que más fallecidos registraron según los últimos balances oficiales son Estados Unidos con 1,021, India con 563 y Brasil con 513.

La cantidad de muertos en Estados Unidos asciende a 228,675, le siguen Brasil con 158,969 muertos, la India con 121,090 muertos, México con 90,773 y Reino Unido con 45,955.

Luego del informe del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) sobre el Producto Interno Bruto (PIB) correspondiente al tercer trimestre del año, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que es muestra de que le economía se está recuperando después del impacto de la pandemia de Covid-19.

“La economía mexicana se está recuperando; caímos en el segundo trimestre y se dio una recuperación del 12 por ciento en el trimestre julio, agosto y septiembre”, dijo el presidente quien también informó que los empleos formales se siguen recuperando.

AMLO afirmó que su gobierno ha logrado equilibrar la crisis sanitaria con la crisis económica, a diferencia de lo que ha pasado en otros países. Sostuvo que ha funcionado la fórmula de apoyar “abajo” para fortalecer el consumo popular, inyectar fondos y recursos a la gente más humilde, “empezar de abajo hacia arriba estimulando la economía”.

López Obrador señaló que se ha mantenido el consumo debido a los recursos que se dispersaron a través de los Programas Integrales de Bienestar y la llegada de las remesas.

Sobre los empleos, refirió que, hasta el 29 de octubre, se crearon 211 mil 703 empleos en todo el mes. Adelantó que “si esto se mantiene así, va a significar en número de empleos creados, producidos, generados, más elevado en todos los octubres desde que se tiene registro”.

Proyectó que, si la tendencia continúa, para finales del primer trimestre del año próximo, se van a alcanzar los puestos de trabajo que se tenían hasta antes de la pandemia, los cuales rondaban los 20 millones 500 mil empleos.

A pesar de las críticas que ha recibido su gobierno sobre la reapertura de actividades, AMLO dijo que ayudó que se haya tomado la decisión de abrir a tiempo, con protocolos de salud, tres ramas de la economía: la industria de la construcción, la industria automotriz y la economía, ya que dichas ramas están vinculadas a las cadenas productivas con Estados Unidos.

El mandatario afirmó que se está cumpliendo el pronóstico que él hizo, sobre que después de la caída por la pandemia, la economía nacional se recuperaría en forma de ‘V’. “Había expertos que hablaba de una ‘L’, que íbamos a caer y que nos íbamos a quedar abajo bastante tiempo”.

Destacó la importancia de las remesas, las cuales cualificó como el “complemento perfecto” para la recuperación económica, por lo que agradeció a los paisanos migrantes, quienes dijo, “nos están sacando adelante”. Puntualizó que las remesas son la principal fuente de ingresos que tiene el país.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mejoró este martes sus perspectivas para América Latina y el Caribe al pronosticar un desplome de la economía de la región del 8.1% este año, debido al impacto de la pandemia de Covid-19.

La nueva proyección es 1.3 puntos menor que su perspectiva de junio pasado; sin embargo, el informe señala que América Latina y el Caribe será la región más golpeada del mundo por los efectos económicos de la crisis sanitaria, dado que muchos países estarán «severamente afectados al enfrentar profundas recesiones».

Puntualiza que las economías de la región sufrirán su mayor contracción al menos desde 1960 debido a la pandemia.

La caída de este año superará el retroceso de 2.5% registrado en 1983, en plena crisis de la deuda externa, y el 1.9% de la debacle financiera de fines de la década pasada, según cifras del Banco Mundial que se remontan a 1960.

En su informe de Perspectivas Económicas Globales, el FMI también revisó la perspectiva para 2021, la cual empeora ligeramente respecto a la anterior situar el crecimiento en la región en el 3.6%, frente al 3.7% que pronosticó en junio.

Detalla que las dos grandes economías de la región, Brasil y México, caerán un 5.8% y un 9% este año, respectivamente, según estos pronósticos, mientras que en 2021 volverán al crecimiento con tasas respectivas del 2.8 % y un 3.5%.

Entre los que menos sufrirán económicamente los efectos de la pandemia se encuentran Paraguay y Uruguay, con contracciones previstas este año del 4% y el 4.5%, respectivamente. Contrariamente, Venezuela y Perú serán los más perjudicados por las consecuencias de la pandemia, y su actividad económica caerá este año un 25% y un 13.9% respectivamente.

El Fondo celebra esta semana, de manera virtual, su tradicional asamblea anual conjunta con el Banco Mundial en la que discutirá los principales retos económicos para salir de la crisis causada por la pandemia del coronavirus.

En el caso de la economía estadounidense, rebajó sus previsiones de contracción para 2020, hasta el -4.3%, con lo que mejora en 3.7 puntos porcentuales su anterior estimación de junio. Para 2021, el FMI empeora levemente su pronóstico al situar la expansión económica de EUA en 3.1%, 1.4 puntos porcentuales menos de lo anticipado hace cuatro meses.

El Fondo destaca que la caída económica en Estados Unidos de este año, pese a ser «histórica», ha sido amortiguada por el paquete de estímulo fiscal adoptado por el Congreso en primavera y el respaldo monetario «sin precedentes» ofrecido por la Reserva Federal (Fed).

Para la economía mundial, pronosticó una caída del 4.4% en 2020, ocho décimas mejor que el -5.2% que calculó en junio, gracias a la «fuerte recuperación» de China, que será la única gran economía que crezca (1.9%), y a los masivos estímulos fiscales y monetarios derivados de la pandemia.

«Pronosticamos una recesión menos severa en 2020, aunque todavía fuerte, respecto a junio. Pese a que la economía mundial está recuperándose, la cuesta será larga, desequilibrada e incierta», indicó Gita Gopinath, economista jefe del Fondo, en la presentación del informe.

Para 2021, el FMI prevé que la economía mundial se recupere con una expansión del 5.2%, un dato que no obstante es dos décimas menos de lo esperado en junio.

La mayoría de miembros de la junta de gobierno del Banco de México (Banxico), advirtieron que la economía del país enfrentará una recuperación «difícil, prolongada» y que estará «sujeta a incertidumbre».

Según la minuta de la junta de decisión de política monetaria del 24 de septiembre que se publicó hoy,  todos los integrantes destacaron que la actividad económica en México, después de una profunda contracción en abril y mayo, comenzó a recuperarse en junio y julio.

Sin embargo, en el documento se refiere que la mayoría de los integrantes de la Junta de Gobierno señalaron que la recuperación económica será difícil y prolongada y que está sujeta a incertidumbre. Incluso uno de los miembros estimó que la etapa de recuperación podría durar entre dos y seis años o hasta una década.

Por el lado de la oferta, la mayoría resaltó la heterogeneidad en el ritmo de recuperación de los distintos sectores. Se señaló que el sector industrial ha registrado el mejor desempeño, impulsado por las manufacturas, particularmente las automotrices, y que, en contraste, los servicios siguen mostrando debilidad.

En el caso de la demanda, la mayoría coincidió en que su recuperación ha estado impulsada por el sector externo. Algunos resaltaron que las exportaciones comenzaron a repuntar en junio. La mayoría destacó que el consumo y la inversión siguen mostrando atonía.

Todos los miembros de la Junta destacaron las fuertes afectaciones en el mercado laboral. La mayoría notó que las tasas de subocupación, desocupación y de la población fuera de la fuerza laboral pero disponible para trabajar, siguen en niveles elevados.

La mayoría señalaron que la situación actual de las finanzas públicas constituyen un factor de riesgo, a lo que se suma que hay un entorno poco propicio en el país para la inversión privada.

Bajo ese contexto, consideraron que «la conducción de la política monetaria dependerá de la evolución de los factores que inciden sobre las perspectivas de inflación y sus expectativas, incluyendo los efectos que en ambas pudiera tener la pandemia».

Recordemos que el pasado 24 de septiembre, se tomó la decisión de reducir en 25 puntos base el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día a un nivel de 4.25%.

Sobre el tema, Grupo Financiero Citibanamex indicó este jueves que la economía de México se  recuperará hasta mediados de 2025 los niveles de productividad registrados en 2018, antes de la llegada de la pandemia.

«Prevemos que el PIB volverá a los niveles de 2018 hasta mediados de 2025, con riesgos a la baja especialmente a partir de 2021», precisó Citibanamex en un reporte a sus clientes.

La recesión causada por la pandemia de coronavirus en 2020 será menos severa de lo previsto, aunque la recuperación va a ser «larga, desigual e incierta», advirtió este martes la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva.

«El panorama es menos nefasto hoy. Estimamos que la evolución en el segundo y tercer trimestre fue mejor a lo esperado, lo que permite una pequeña revisión al alza del pronóstico global para 2020», dijo Georgieva en un discurso previo a la reunión semestral del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial que comienza la próxima semana, en formato virtual.

El 24 de junio, el FMI publicó una actualización de sus previsiones, en la que estimó una contracción de la economía global de 4.9%, frente a una proyección de una caída del PIB mundial de 3% hecha en abril.

La titular del FMI no adelantó cifras este martes antes de la publicación la próxima semana del informe de Perspectivas de la Economía Mundial (WEO).

«Menos desastroso no quiere decir que sea alentador», insistió la directora del FMI en un intercambio con Minouche Shafik, de la London School of Economics (LSE). Para 2021, el FMI sigue proyectando una recuperación «parcial» y «desigual».

Para Latinoamérica y el Caribe el FMI pronosticó en junio una contracción del PIB de 9.4% en 2020 y las contadas actualizaciones muestran un escenario dispar.

En su discurso, Georgieva indicó que en los lugares donde persista la pandemia «es crítico mantener los salvavidas» para la economía, las empresas y los trabajadores.

Este martes la Organización Mundial del Comercio (OMC) señaló que la caída del comercio mundial será más suave a lo esperado, anticipando una contracción de 9.2%, frente al 12.9% estimada en abril para 2020.

«El comercio mundial muestra signos de recuperarse de una profunda caída inducida por el covid-19, pero los economistas de la OMC advierten que cualquier recuperación podría verse interrumpida por los efectos de la pandemia en curso», indicó el organismo con sede en Ginebra.

Por su parte la Comisión Económica para América Latina y el Caribe  (CEPAL), advirtió que América Latina y el Caribe vive su peor crisis económica en un siglo, con una contracción estimada de su PIB de -9,1%, por lo que el PIB per cápita a fines del 2020 sería igual al de 2010, es decir, un retroceso de una década con un fuerte aumento en la desigualdad y la pobreza.

Al presentar el informe económico anual, que realiza un balance de las economías de la región en el último año, en especial el impacto sufrido por la crisis de la COVID-19, Alicia Bárcena precisó que los países de la región tendrán que mantener un amplio gasto fiscal y políticas de estímulo para poder superar el fuerte impacto que dejó la pandemia.

La CEPAL destacó que la austeridad fiscal no es una respuesta adecuada para atender los retos que se enfrentan por la crisis sanitaria.

«Los esfuerzos nacionales deberán ir acompañados de una mayor movilización de recursos externos, a través del acceso a fuentes accesibles de financiamiento en condiciones favorables, tanto en los mercados internacionales como por parte de las instituciones financieras internacionales», señaló Bárcena.

Apuntó que las naciones tendrán que evitar el colapso de sus economías con políticas de estímulos a la demanda agregada, administrar las presiones que genera el choque externo sobre los sistemas cambiarios y monetarios, y gestionar adecuadamente los flujos de capitales para potenciar la efectividad de las políticas fiscal y monetaria.

El presidente Donald Trump salió esta tarde del hospital militar en el que estaba ingresado desde hace tres días para tratarse de COVID-19, pese a que sus médicos han advertido de que «no está fuera de peligro».

Trump salió a pie del Centro Médico Walter Reed para abordar un vehículo que lo llevó al helicóptero presidencial Marine One, que le trasladó de vuelta a La Casa Blanca.

En su breve recorrido entre la puerta del hospital y la camioneta, Trump saludó a las cámaras levantando el puño y también el pulgar, dos de sus gestos característicos. El presidente dio las «gracias», pero no evitó responder las preguntas de los periodistas.

Antes de salir del centro médico, el presidente tuiteó: «¡Estaré muy pronto de vuelta a la campaña!».

A su llegada a La Casa Blanca, el gobernante subió las escaleras de la ala sur de la residencia presidencial, se quitó la mascarilla y saludó la partida del Marine One. Segundos después, el mandatario entró sin mascarilla al interior del edificio.

Trump ha estado tres días ingresado en el hospital militar Walter Reed en medio de múltiples rumores sobre su estado de salud, después de que los médicos reconocieran que experimentó síntomas como fatiga y algo de fiebre.

Previamente, el mandatario anunció vía redes sociales que sería dado de alta esta tarde, y  pidió a los conciudadanos no tenerle miedo al nuevo coronavirus.

«No le tengan miedo al Covid. No dejen que domine su vida. Hemos desarrollado, bajo la Administración Trump, algunos medicamentos y conocimientos realmente excelentes», tuiteó Trump cuando todavía se encontraba hospitalizado.

«¡Me siento mejor que hace 20 años!», añadió el mandatario.

El jefe de gabinete de Trump, Mark Meadows, destacó en la mañana que la salud del mandatario seguía mejorando.

Esta mañana también se informó que la secretaria de prensa de La Casa Blanca, Kayleigh McEnany, había dado positivo a la prueba de Covid-19, aunque precisó, no presentaba ningún síntoma.

McEnany, quien dijo que se pondrá en cuarentena y continuará trabajando en forma remota, es el caso de Covid-19 más reciente en el círculo del mandatario.

El listado incluye a la primera dama, Melania Trump; al gerente de la campaña Trump 2020, Bill Stepien; a la asesora de Trump, Kellyanne Conway; al exgobernador de Nueva Jersey, Chris Christie; a la titular del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniel; y a tres senadores republicanos (Mike Lee de Utah, Thom Tillis de Carolina del Norte y Ron Johnson de Wisconsin), así como el ayudante personal de Trump, Nick Luna.

Foto: Twitter @arielmou

El Instituto Nacional de Estadística y Geograía (INEGI) dio a conocer este vienes que el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC) presentó en agosto de 2020 un aumento mensual desestacionalizado de 0.5 puntos.

Así, en agosto, el ICC se ubicó en 34.6 puntos, lo que representa un avance de 0.5 puntos respecto del mes previo, lo que podría indicar que los consumidores recuperan confianza conforme avanza la reactivación tras los meses de confinamiento por la pandemia de Covid-19.

Sin embargo, el presidente del INEGI, Julio Santaella, sostuvo que si bien la Confianza del Consumidor registró un aumento en agosto respecto a julio, el indicador se encuentra por debajo de su nivel en agosto 2019. El ICC mostró en agosto un retroceso anual de 8.7 puntos en términos desestacionalizados

El INEGI indicó en el octavo mes del año se observaron alzas mensuales ajustadas por estacionalidad en los componentes que evalúan la situación económica actual y esperada de los miembros del hogar, así como en la posibilidad en el momento actual de los miembros del hogar para realizar compras de bienes durables.

En contraste, los rubros que captan la situación presente y futura del país registraron una disminución en su comparación mensual.

En términos desestacionalizados, en el octavo mes de 2020 el componente correspondiente a la opinión sobre la situación económica de los integrantes del hogar en el momento actual frente a la que tenían hace doce meses creció 1.8 puntos en su comparación mensual.

El rubro que evalúa la expectativa sobre la situación económica de los miembros del hogar dentro de doce meses respecto a la que registran en el momento actual se incrementó 2 puntos.

La variable que mide la percepción de los consumidores acerca de la situación económica del país hoy en día comparada con la que prevaleció hace doce meses se redujo 0.7 puntos.

El indicador que capta las expectativas sobre la condición económica del país esperada dentro de un año respecto a la situación actual retrocedió 0.5 puntos.

Finalmente, el componente relativo a la opinión sobre las posibilidades en el momento actual por parte de los integrantes del hogar, comparadas con las de hace un año, para efectuar compras de bienes durables, tales como muebles, televisor, lavadora y otros aparatos electrodomésticos mostró un alza de 0.5 puntos.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar, reconoció la mención que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) hiciera  en su discurso de esta mañana, sobre la importancia del apoyo que el sector empresarial le ha brindado.

«Lo más importante, como él también lo comentó, es poner la mirada en el porvenir y ver exactamente qué es lo que tenemos que hacer para recuperarnos lo más pronto posible», dijo Salazar en una videoconferencia luego del Segundo Informe de Gobierno de AMLO.

El presidente del CCE respaldó la lucha contra la corrupción del actual Gobierno, aunque lamentó tanto la situación de inseguridad como las cifras «verdaderamente impactantes» que la pandemia de Covid-19 ha dejado en la economía.

López Obrador volvió a insistir en su informe de este martes en que la economía se recuperará en forma de «V», es decir, de inmediato en cuanto se normalice la situación sanitaria, aunque Salazar calificó esa afirmación como prematura.

«Es muy prematuro hoy poderlo decir. Todos quisiéramos que (la recuperación) fuera en forma de ‘V’. Todos los países están intentando buscar mecanismos para recuperarse en forma de ‘V'», consideró.

El representante de los empresarios definió el próximo plan de infraestructura, que ya está «listo para presentarlo» al presidente, como el principal incentivo y el principal estímulo para la recuperación.

«Al plan de infraestructura incluso le hemos dado un poco de proceso y de método. Estamos listos, nosotros ya lo tenemos. Estamos platicando con los miembros del gabinete que tienen que ver con estos proyectos», reveló.

Salazar aseguró que ese plan tendrá también proyectos de energía e incluso explicó que se le ha pedido a la secretaria de Energía, Rocío Nahle, que incluya los que crea oportunos.

Enfatizó que mañana solicitará una cita al presidente López Obrador para poder presentarle el plan, confiando en que a más tardar la próxima semana se pueda dar el encuentro, y así el presidente conozca la propuesta que están haciendo los empresarios.

Sobre lo informado por AMLO acerca de que no se ha adquirido deuda extranjera pese a los estragos de la pandemia, ya que inyectar capital a las grandes empresas es «inmoral», los empresarios reiteraron su recomendación de sí hacerlo.

«Cuando insistimos en la necesidad de la toma de la deuda era para apoyar a las familias mexicanas y para incrementar los programas sociales», aseguró Salazar.

El presidente del CCE se refirió también al ahorro que el gobierno ha obtenido gracias a las medidas de austeridad y el combate a la corrupción.

«No conocemos de dónde sale la cifra, cómo sale. Se ha hablado varias veces de estos ahorros. Nosotros suponemos que se están haciendo porque el Gobierno está siendo enormemente austero», indicó Salazar, a la espera de un informe de Hacienda que detalle este control del gasto.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reconoció que la crisis económica en el país provocada por la pandemia es la más profunda en un siglo, tal como lo declaró el titular de Hacienda, aunque aseguró que la recuperación será rápida y no se contratará deuda en 2021.

La apuesta, dijo, seguirá siendo fortalecer la economía popular a través de la dispersión de recursos a quienes más los necesitan y el impulso a las pequeñas empresas para fomentar el consumo.

Al ser cuestionado sobre la situación de la economía, pidió esperar a mañana cuando presente su segundo informe de gobierno, para dar a conocer detalles, pues sino, ya nadie verá el informe.

Sin embargo, admitió que «es la crisis mundial en lo económico más profunda que se haya presentado en los últimos 100 años (…) México no había caído en lo económico como ahora desde 1932», declaró López Obrador la conferencia de prensa matutina.

Y aunque dijo que sí es una crisis profunda la que se vive, lo importante es que se va a salir rápido. «No va ser una crisis prolongada y ya hay indicios de recuperación», señaló.

Como ejemplo dijo, entre marzo y julio se perdieron alrededor de un millón de empleos formales; añadió que sin contemplar los últimos días de agosto, se han recuperado 90,000 puestos de trabajo y se espera que está cifra llegue a 100,000.

El mandatario explicó que su gobierno logró un equilibrio entre las medidas sanitarias para contener el coronavirus y la apertura de algunos sectores económicos.

Así, López Obrador sostuvo que el diagnóstico del titular de la Secretaría de Hacienda, Arturo Herrera, «es correcto» en el sentido de que la crisis actual es la más fuerte desde 1932.

“Nos ha ido mejor en cuanto a la estrategia que se aplicó porque nos estamos recuperando, ese es un hecho. Se cumplió nuestro pronóstico de que íbamos a caer y nos íbamos a levantar, que iba a ser una V. Tenemos indicadores que demuestran que estamos saliendo de la crisis económica y estamos saliendo con costos bajos”, dijo el tabasqueño.

Afirmó que frente a la crisis sanitaria, día a día se está trabajando. «Vamos avanzando poco a poco, vamos saliendo de la pesadilla», sostuvo.

En lo económico, «incluso nos ha ido mejor (…) Nos estamos recuperando de la crisis económica porque el país no se endeudó como otros países», insistió el mandatario al señalar que otros países no supieron enfrentar el reto.

López Obrador insistió en que hay finanzas públicas sanas, por lo que se conservarán e incluso ampliarán los montos de los Programas de Bienestar. Sobre la petición de algunos grupos, AMLO dijo que continuarán los proyectos estratégicos, que ya tienen calculado su presupuesto, pues señaló que a través de ellos se generarán más empleos.

“No hay nada qué temer. Tenemos para lo fundamental; no habrá despido de trabajadores, no se va a reducir en términos reales el salario, no faltarán los alimentos básicos, no habrá inflación”, remartó.

El gobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, dijo este miércoles que es apresurado estimar cuándo volverá la economía a los niveles previos a la pandemia.

Las declaraciones de Díaz de León se dan luego de que el INEGI diera a conocer los datos revisados del PIB correspondientes al segundo trimestre del año, en el que se confirmó una caída de 18.7% en su comparación anual.

Durante la presentación del informe trimestral, Díaz de León explicó que, debido a la incertidumbre sobre los efectos del brote, los pronósticos de Banxico para el cierre de 2020 y 2021 no se basan en un escenario central, sino en tres alternativos: en «V», en «V profunda» y en «U».

«Ante esta incertidumbre (…) se considera que en la coyuntura actual no es posible presentar un escenario central de pronósticos de actividad económica de México como el que usualmente el Banco de México da a conocer en sus Informes Trimestrales, toda vez que un escenario así podría sugerir un nivel de precisión mayor al que el entorno
actual o la información disponible permite alcanzar», precisó Banxico.

En el escenario de “afectación tipo V”, el Banco de México indicó que contemplan que la recuperación observada en junio perdura a un ritmo elevado en el tercer trimestre, de modo que se observa un repunte importante de la actividad en ese periodo, para después continuar con una recuperación gradual en el resto del horizonte de pronóstico. La variación del PIB en dicho escenario para 2020 se revisa de -4.6 a -8.8% y para 2021 de 4.0 a 5.6%.

En el escenario de “afectación tipo V profunda” se espera que, como resultado de la reapertura, en el tercer trimestre se presenta una reactivación de la actividad, si bien menor que en el escenario anterior, y que posteriormente se observa una recuperación con mayor gradualidad durante el resto del horizonte de pronóstico, como reflejo de una posible mayor persistencia de la pandemia en el país, de un levantamiento paulatino de las medidas adoptadas para hacerle frente, y de una lenta recuperación de la economía global. La variación del PIB en este escenario para 2020 se revisa de -8.8 a -11.3% y para 2021 de 4.1 a 2.8%.

Para el escenario de “afectación tipo U” profunda se supone que la debilidad de la actividad económica causada por el choque en el primer semestre de 2020 se extiende durante el resto del año, derivado de una posible intensificación de la pandemia o del resurgimiento de mayores brotes a nivel mundial, además de afectaciones más
persistentes en la demanda y en la oferta. La variación del PIB en este escenario para 2020 se revisa de -8.3 a -12.8% y para 2021 de -0.5 a 1.3%.

El goberbador de Banxico señaló que la Junta de Gobierno no identific una probabilidad marcadamente superior de un escenario a otros, por lo que adelantó que conforme se vaya disponiendo de mayor información sobre la dinámica de la propia pandemia y sus afectaciones a la actividad económica se podrá determinar qué tipo de escenario es el que se estará materializando.

Al reconocer que la pandemia del COVID-19 ha causado un elevado costo humano y afectaciones económicas significativas en México, así como en el resto del mundo, Banxico advirtió que México continuará enfrentando un entorno complejo, donde los choques derivados de la pandemia impactarán la actividad económica, la inflación y las condiciones financieras del país.

Señaló que ante un incremento súbito en la aversión al riesgo, los mercados financieros nacionales se vieron rápidamente afectados, lo que requirió de diversas acciones para procurar un ajuste ordenado.

Precisó que las afectaciones sobre la actividad económica y la inflación se siguen materializando, por lo que se espera que incidan durante un periodo de tiempo más amplio