Tag

salud

Browsing

Pese al fracaso en el manejo de la pandemia de Covid-19, el gobierno federal analiza darle más facultades a la Secretaría de Salud federal (SSA), haciendo cambios sustanciales a la actual estructura del sistema regulatorio de salud.

De acuerdo a declaraciones hechas por el director del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), Juan Antonio Ferrer, se pretende desaparecer la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed), así como la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

En la propuesta está que todas las áreas de la Cofepris pasarían a la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, que encabeza  Hugo López-Gatell, encargado de la estrategia contra la pandemia de Covid-19.

Además, el Consejo de Salubridad General (CSG), máxima autoridad en el sector salud del país, pasaría a formar parte del Insabi.

El anuncio se habría realizado el pasado 27 de julio durante una reunión del Gabinete de Salud, en la que Ferrer aseguró que los cambios que se han propuesto ya tenían respaldo de la Presidencia.

El diputado del PAN, Éctor Jaime confirmó la información en sus redes sociales, alertando sobre la gravedad que dichas acciones representarían.

«Los radicales de la Cuarta Transformación acordaron esta semana desaparecer la Conadem, institución que busca la Calidad de la Atención Médica con Mediación entre Profesionales y Pacientes», indicó el legislador en sus redes sociales, mientras que condenó la  pretensión que el CSG esté bajo el «mando» del Insabi,

Especialistas han indicado que los cambios que pretende llevar a cabo el gobierno federal requieren reformas a la Ley General de Salud y al artículo 73 constitucional.

Sin embargo, esta mañana durante su conferencia de prensa, AMLO dijo que no desaparecerá la Cofepris, pues es muy importante la labor que realiza.

De acuerdo al último corte del monitoreo epidemiológico que realizan las autoridades sanitarias federales, al día de hoy se tienen 462,690 casos acumulados confirmados de Covid-19 en el ´ país, de los cuales 46 mil 861 se estima sean casos activos.

Se da seguimiento a 87,973 casos sospechosos de coronavirus, mientras que se han descartado 506,252 casos adicionales. 308,848 personas se han recuperado de la enfermedad.

Tal como se preveía, México rebasó las 50 mil muertes asociadas, registrando 50,517 defunciones confirmadas , además de 2 mil 434 defunciones que están clasificadas como sospechosas y que están en espera de resultado de laboratorio.

Sin embargo, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, informó que hay 52 mil 479 muertes estimadas y 502 mil 811 casos de Covid-19 estimados.

Recordemos que el pasado 4 de junio, López-Gatell afirmó que los especialistas habían realizaron varias estimaciones, que predecían diversos escenarios en cuanto al número de víctimas mortales por el coronavirus.

«El mínimo era seis mil, otro escenario era ocho mil, otro era 12 mil 500, que lo presentamos en una conferencia de prensa el 27 de febrero, allá en Lieja, en la Secretaría de Salud, y teníamos así hasta 28 mil, que se redondea a los 30 mil, incluso un escenario muy catastrófico que pudiera llegar a 60 mil».

Con la cifra presentada, se confirma que ya se rebasaron las estimaciones «optimistas», y se está muy cerca de entrar al escenario «catastrófico» del que habló el encargado de la estrategia contra la pandemia en el país.

En las últimas 24 horas se reportaron 819 muertes nuevas y 6 mil 590 nuevos contagios.

Las entidades con más casos acumulados de Covid-19 son: Ciudad de México con 77 mil 790; el Estado de México con 56 mil 070;  Tabasco con 23 mil 591; Veracruz con 22 mil 953, y Guanajuato con 22 mil 860.

Respecto a la capacidad hospitalaria, se indicó que a nivel nacional, 57% de las camas de hospitalización general están disponibles y 43% se encuentran ocupadas. En cuanto a camas de terapia intensiva, es decir aquellas que cuentan con ventiladores respiratorios, 62% están disponibles y 38% están ocupadas.

De acuerdo al más reciente corte del monitoreo epidemiológico que realizan las autoridades sanitarias federales, al día de hoy se tienen 456,100 casos confirmados acumulados de Covid-19, de los cuales se estima que 44 mil 636 sean casos activos.

Se da seguimiento a 85,845 casos sospechosos de coronavirus, mientras que se han descartado 499,915 casos más. 304,708 personas se han recuperado de la enfermedad.

Sobre las muertes asociadas al virus, se tiene el registro de 49,698 defunciones confirmadas. 2 mil 388 defunciones han sido clasificadas como sospechosas, pues están en espera de un resultado de laboratorio.

La Secretaría de Salud (SSA) indicó que hay 494 mil 882 casos estimados y 51 mil 623 defunciones por Covid-19 estimadas.

En las últimas 24 horas, se reportaron 829 nuevas muertes y 6 mil 139 nuevos casos de coronavirus.

Respecto a la capacidad hospitalaria, se informó que a nivel nacional, 56% de camas de hospitalización general están disponibles, mientras que 44% se encuentran ocupadas. En cuanto a camas de terapia intensiva, es decir aquellas que cuentan con ventiladores respiratorios, el 63% están disponibles y 37% están ocupadas.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell indicó que el aumento o disminución de los contagios de Covid-19 depende de las acciones de la ciudadanía en lo individual y en lo colectivo. «La actitud de cada persona determina si somos parte de la solución o del problema».

Las entidades con más casos acumulados de coronavirus, son la Ciudad de México con 76 mil 967; el Estado de México con 55 mil 389; Tabasco con 23 mil 284; Guanajuato con 22 mil 565; Veracruz con 22 mil 518, y Puebla con 21 mil 345.

De acuerdo al más reciente corte del monitoreo epidemiológico que realizan las autoridades sanitarias federales, al día de hoy se tiene 449,961 casos confirmados de Covid-19, de los cuales se estiman 43 mil 648  casos activos.

Se da seguimiento a 82,460 sospechosos de coronavirus, mientras que se han descartado 493,873 casos adicionales. 300,254 personas se han recuperado de la enfermedad.

Sobre el número de muertes asociadas al virus, se tiene el registro de 48,869 defunciones confirmadas, mientras que 2 mil 367 muertes se han clasificado como sospechosas, pues están en espera de un resultado de laboratorio.

Un millón 26 mil 294 personas se han realizado pruebas de laboratorio para detectar Covid-19. En las últimas 24 horas se registraron 857 nuevas muertes y 6 mil 148 nuevos casos de coronavirus.

La Secretaría de Salud indicó que hay 50 mil 773 defunciones y 487 mil 989 casos estimados de Covid-19.

Respecto a la capacidad hospitalaria, a nivel nacional se tiene el 55% de camas de hospitalización general disponibles y 45% se encuentran ocupadas. En cuanto a camas de terapia intensiva, es decir aquellas que cuentan con ventiladores respiratorios, el 64% están disponibles y 36% están ocupadas.

Las entidades que más casos acumulados presentan son: la Ciudad de México con 76 mil 173; el Estado de México con 54 mil 891; Tabasco con 22 mil 911; Guanajuato con 22 mil 267; Veracruz con 22 mil 178, y Puebla cono 21 mil 019 casos.

La SSA descartó la suspensión del torneo de futbol en el país, pues señalaron que dicho deporte es una actividad fácil de coordinar y controlar, ya que se hacen pruebas a los jugadores y si salen positivos son aislados, además de que los juegos son a puerta cerrada.

El Subsecretario Hugo López-Gatell confió en que la iniciativa que discutirá el Congreso de Oaxaca para prohibir la venta, regalo o suministro de bebidas azucaradas a menores de edad sea aprobada, pues dijo, contribuirá a tener una sana alimentación en el país.

Llamó a los diputados locales a estar atentos a posibles «cabildeos o presiones» que grupos de interés económico que buscan que la iniciativa no avance.

Así como hoy tenemos al Subsecretario Hugo López-Gatell privilegiando la política sobre la ciencia al momento de hacer la toma de decisiones para que México enfrente al COVID19, durante la pandemia de 1918 también hubo autoridades que hicieron lo mismo. El resultado fue catastrófico.

Uno de ellos fue el Director de Salud de la ciudad de Filadelfia, en Estados Unidos, Wilmer Krusen. Filadelfia fue una de las ciudades más golpeadas durante la pandemia y el motivo fue la falta de acción y los constantes discursos por minimizar la gravedad de la influenza. Aun cuando en Filadelfia se pudo haber actuado con tiempo para poner en cuarentena a la ciudadanía, Krusen no quería desmotivar a la población ya que en la ciudad había algunas bases militares reclutando y preparando soldados para ir a pelear a Francia durante la Primera Guerra Mundial.

Por ello, Krusen repetía una y otra vez que la pandemia estaba bajo control y que la influenza era solo una gripita. La curva de contagios, decía Krusen, se estaba aplanando. Sí, esos mismos términos se utilizaron hace más de un siglo para mentir y minimizar la gravedad de una enfermedad que terminó por matar a entre 50 y 100 millones de personas. En términos comparables por tamaño de la población, hoy eso implicaría que de COVID mueran entre 150 a 425 millones de personas, de acuerdo con el autor del libro La Gran Influenza, John M. Barry.

Sin embargo, la gran diferencia entre 1918 y 2020 es la existencia de antibióticos. Durante la gran influenza, muchos morían por las bacteria que entraban en un cuerpo débil con un sistema inmunológico batallando contra la influenza. Al no haber antibióticos, morían.

Pero volviendo a Krusen, el encargado de enfrentar la pandemia en Filadelfia permitió que, habiendo ya contagios y muertes en el estado, se programara y llevara a cabo un enorme desfile que buscaba vender los ‘Bonos de la libertad’ (Liberty Loans) para ayudar a cubrir los costos de la Primera Guerra Mundial.

Mientras en el estado vecino de Massachusetts los hospitales estaban llenos y el gobernador Samuel McCall pedía ayuda federal para enfrentar la pandemia, Krusen siguió adelante con su discurso de que la influenza era solo una gripa.

El 28 de septiembre se llevó a cabo el desfile de los Bonos de la Libertad con la presencia de cientos de miles de ciudadanos. Krusen aseguró que no corrían ningún peligro. El periodo de incubación de la influenza de 1918 era de 24 a 48 horas. Dos días después del desfile, la situación en Filadelfia se convirtió en un caos. 72 horas después, la capacidad hospitalaria estaba desbordada.

En la semana de octubre 16 murieron 4 mil 597 personas en Filadelfia por influenza. Fue la peor semana de la epidemia, aun cuando nadie lo supo en el momento. Krusen había venido diciendo que el pico de la epidemia se había alcanzado tantas veces antes, que para esta semana ya nadie le creía.

El caso de Krusen es uno entre varios durante la gran influenza de 1918. Los políticos querían quedar bien con el presidente Woodrow Wilson, quien buscaba a toda costa evitar desanimar a la población en medio de la Primera Guerra Mundial. No se les quería asustar con la gravedad del virus (que en ese entonces y hasta 1933 creyeron que era una bacteria).

Las razones políticas llevaron, tanto en 1918 como ahora, a que los lideres como Krusen y el propio Wilson, minimizaran el virus e incluso mintieran sobre su letalidad. Leyendo sobre lo vivido en 1918 y lo que estamos viendo actualmente no queda más que pensar en lo poco que hemos aprendido como sociedad en poco más de un siglo. Antes como ahora, la verdad importa; y la ciencia debe estar por encima de la política.

 

Columna completa en El Universal

Tal como se había adelantado la semana pasada, el secretario de educación, Esteban Moctezuma, confirmó que el inicio de clases, en el ciclo escolar 2020-2021, iniciará el próximo 24 de agosto en la modalidad a distancia, es decir, serán clases en línea.

Moctezuma Barragán precisó que las presenciales se retomarán en todos el país de acuerdo al avance de cada entidad/región en el semáforo epidemiológico. Se regresará a las aulas sólo cuando se esté en semáforo verde.

«El 24 de agosto iniciará el ciclo escolar 2020-2021, comenzará a distancia por no existir las condiciones para hacerlo de manera presencial. La pandemia representa uno de los mayores desafíos de nuestros tiempos que exige de todos nosotros esfuerzos y actitudes extraordinarios».

El titular de la SEP afirmó que aunque existe el deseo de volver a las aulas aulas, el riesgo para la salud y la vida sigue siendo alto.

En ese sentido, dijo que la realidad obliga a nuestro país a tener paciencia y prudencia, de lo contrario puede suceder lo que se vivió en países como Israel, Corea del Sur, Reino Unido o Francia, que decidieron abrir sus escuelas y tuvieron que volver a cerrar ante la amenaza de la pandemia.

«En México las clases presenciales sólo se darán con semáforo verde esta es una decisión de las autoridades de salud en favor del bienestar de todos nosotros. Conforme los estados vayan transitando al semáforo verde podrán gradualmente iniciar clases presenciales siguiendo los protocolos de las autoridades correspondientes y las nueve intervenciones que ya hemos comunicado», añadió Esteban Moctezuma.

El funcionario reconoció que ante la situación que se vive, se deben buscar alternativas para que las niñas, niños, adolescentes y jóvenes sigan teniendo acceso a la educación.

El encargado del sector educativo en el país indicó que el gobierno federal firma un acuerdo de concertación con las cuatro principales televisoras nacionales: Televisa, TV Azteca, Imagen y Multimedios, para que a través de sus señales, específicamente a través de seis canales, los más de 30 millones de estudiantes, de los 16 grados escolares, puedan regresar a clases, con una cobertura nacional 24 horas al día, los siete días de la semana.

Indicó que quienes no tengan acceso a la señal televisiva, tendrá un esquema de radiolibros de texto gratuito, cuadernillos de trabajo y atención especial.

Moctezuma Barragán precisó que pese a la idea que se tenía, acerca de que televisión competía en la tarde con lo que la escuela construía en la mañana, ahora nace una televisión aliada de la educación.

Finalmente, el titular de la SEP precisó que las instituciones de educación superior, autónomas por ley, decidirán tiempo y forma para iniciar sus actividades administrativas, docentes, de investigación y culturales, siempre y cuando cumplan con protocolos sanitarios

RAYMUNDO RIVA PALACIO

EL FINANCIERO

Termina la semana de Emilio Lozoya, pero los merolicos siguieron inyectando involuntariamente combustible al sarcasmo, y mostrándose desarticulados, sin ejes claros, con ocurrencias que luego tienen que corregirse, e intentos vehementes para tratar de explicar que estamos mejor que antes, aunque estemos peor que nunca.

Los números no mienten: nunca se destruyó tanto valor en tan poco tiempo como ahora; nunca hubo un periodo más violento en nuestra historia, que en los primeros 18 meses de este gobierno; nunca se tiró tanto dinero público a la basura –¿dónde quedaron los 300 mil millones de pesos que le dejó en caja el gobierno anterior?–, y nunca se gobernó con tantas ocurrencias y contradicciones.

Se apela a que nunca más dependeremos de hidrocarburos del exterior, por lo que se construirán refinerías y se dejará de vender petróleo al mundo, porque la soberanía nacional –con su marco de referencia de hace casi medio siglo– está por encima de todas las cosas. Pero de repente, como el inquilino del Palacio dice que las empresas farmacéuticas son unas sanguijuelas que formaron parte de la corrupción del pasado, se anuncia que México se va a comprar medicinas al mundo, quedando subordinados al extranjero en medicinas.

El Honorable Congreso celebra una sesión extraordinaria para aprobar los caprichos del Presidente. La industria farmacéutica con la que no va a tratar en México es la misma a la que le comprarán lo mismo, a mayor costo, en el extranjero. Si alguien en Palacio revisara los antecedentes, sabría que hubo gobiernos anteriores que hicieron cosas similares y salió peor y más caro. Hoy no importa. Las medidas a rajatabla construyen imaginarios, no atajan realidades. Si se aduce corrupción, debería atacarse la corrupción y dejarse de balandronadas. Si para evitar que la gangrena suba del pie, ¿por qué se asesina al individuo?

La nueva decisión es reconocimiento implícito de que la política de compras consolidadas desde la Oficialía Mayor de Hacienda fracasó. En el caso de las medicinas, el asesor fue el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, que a las facturas que tendrá que pagar por el manejo del Covid-19, se le sumará el desabasto de medicinas para el cáncer y para el VIH. Los muertos que se acumularán por esa decisión de gobierno podrían vincularse con la política que decidieron tres personas, porque el primer inquilino de Palacio asumió la punta de la cadena de mando, y plantear en una corte internacional que hubo una política de Estado que tuvo como objetivo un grupo específico de personas que, como resultado, fallecieron. No será Ruanda o Bosnia, pero el principio –aunque aquí por ignorancia o incompetencia– es el mismo.

De palabras estamos llenos. A mediados de junio decía el Presidente que los indicadores de la economía iban mejorando y que ya se había tocado fondo. Ayer, el Inegi reportó que el segundo trimestre del año, al que se refería el inquilino del Palacio, provocó una caída de 17.3 por ciento en términos reales, y 18.9 por ciento en comparación con el mismo periodo de 2019, que es el peor resultado en la historia. Pero como siempre sucede, la fuga es hacia delante. “Ya esperábamos estos datos”, dijo el inquilino de Palacio, desmintiéndose a sí mismo de su afirmación hace cinco semanas. Y para no olvidar, otra perla: la caída en el crecimiento no genera más pobreza. Para Premio Nobel de Economía.

Pero vamos a estar mejor, de cualquier forma, porque la economía repuntará en agosto. Ya veremos, no si tiene razón, sino qué dirá cuando los datos digan lo contrario. Si el primer trimestre del año estuvo mal, el segundo peor, y el tercero no será mejor y arrastrará al cuarto, quizás los bancos, organismos internacionales e instituciones mexicanas, así como los economistas más cercanos a sus proyectos, tienen razón y la contracción alcanzará los dos dígitos. La única forma como podría haber una buena y rápida recuperación es si el rebrote de Covid-19 no es tan severo como en otros países.

Pero sobre esto no sabemos, porque vivimos en la dimensión desconocida, por cortesía del merolico mayor que cobra como subsecretario de Salud, que como dice una cosa dice otra, y luego dice que nunca dijo lo que sí dijo. Pero, en abono a él, es la marca de la casa. ¿Se acuerda cuando la violencia iba a desaparecer en los primeros seis meses de 2019 porque todo se trataba de que los sicarios descubrieran que sembrando árboles o consiguiendo una beca de jóvenes iba a cambiar su modus vivendi?

Ya sabemos qué sucedió. En los primeros 18 meses de este gobierno, casi 100 personas fueron asesinadas cada 24 horas, para un total de 53 mil 628 personas, dos veces las registradas en el gobierno de Felipe Calderón, a quien los fieles del inquilino de Palacio llaman diariamente “asesino”, y 55 por ciento más alta que en el de Enrique Peña Nieto. Todo esto, sin añadir la entrega extraoficial del país a los cárteles de la droga, que como contraprestación, piensa uno, le permiten al inquilino del Palacio viajar sin problema por todo el país, repartiendo abrazos y saludos a quienes, en el pasado eran enemigos del Estado mexicano. Ahora ya no. Los enemigos pagan impuestos y viven bajo el imperio de la ley. Los nuevos amigos son criminales.

Discurso contra realidad es el nombre del juego, mentiras para ocultar verdades. La memoria histórica no existe en el Zócalo, y en algún momento la fuerza de la palabra de los parlanchines llegará al shock de confianza y colapsará. No está cerca ese horizonte, pero la acelerada degradación de la vida en México llevará a ese punto invariablemente. Es cuestión de tiempo, si no cambia el Presidente de administrar un caos creciente, a gobernar. Por cierto, esto no es mala idea.

De acuerdo al más reciente corte del monitoreo epidemiológico que realizan las autoridades sanitarias federales, al día de hoy se tiene 416,179 casos confirmados de Covid-19, de los cuales se estiman 50 mil 079 sean casos activos.

Se da seguimiento a 90,582 casos sospechosos, mientras que se han descartado 461,775 casos adicionales. 272,187 personas se han recuperado de la enfermedad.

Sobre el número de muertes asociadas al virus, se tienen 46,000 defunciones confirmadas.

Sin embargo, la Secretaría de Salud informó que hay 458 mil 688 casos estimados y 47 mil 910 muertes estimadas por Covid-19.

En cuanto a la capacidad hospitalaria a nivel nacional, el 53% de las camas de hospitalización general están disponibles y 47% se encuentran ocupadas. En cuanto a camas de terapia intensiva, es decir aquellos que cuentan con ventiladores respiratorios, 62% están disponibles y 38% están ocupadas.

Las entidades con mayor número de casos acumulados de coronavirus, la Ciudad de México se mantiene a la cabeza con 72 mil 343 casos; el Estado de México con 51 mil 183; Tabasco con 20 mil 930; Veracruz con 20 mil 605, y Guanajuato con 20 mil 155.

De acuerdo al más reciente corte del monitoreo epidemiológico que realizan las autoridades sanitarias federales, al día de hoy se tienen 408,449 casos confirmados de Covid-19, de los cuales, se estima 48 mil 550 sean casos activos.

Se da seguimiento a 89,978 casos sospechosos, mientras que se han descartado 455,087 casos adicionales. 267,147 personas se han recuperado de la enfermedad.

Sobre el número de muertes asociadas al virus, se tiene el registro de 45,361 defunciones confirmadas por Covid-19.

Según los datos de la Secretaría de Salud, se tiene una estimación de hasta 450 mil 570 casos de coronavirus, y 47 mil 261 muertes.

Respecto a la capacidad hospitalaria, se informó que a nivel nacional, 53% de las camas de hospitalización general están disponibles y 47% se encuentran ocupadas. En cuanto a camas de terapia intensiva, es decir aquellas que cuentan con ventiladores respiratorios, 62% están disponibles y 38% están ocupadas.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, insistió en que en el gobierno federal no existe ninguna resistencia a usar cubrebocas como se ha señalado en los últimos días; dijo que es un complemento junto con la sana distancia, lavarse las manos, quedarse en casa y proteger el estornudo.

Sin embargo, dijo que «la falsa sensación de seguridad que proporciona podría tener como consecuencia que las personas se confíen y dejen de ser cuidadosas de los demás mecanismos de protección».

De acuerdo al más reciente corte del monitoreo epidemiológio que realizan las autoridades sanitarias federales, al día de hoy se tienen 402,697 casos confirmados de Covid-19, de los cuales e estima 49 mil 678 son casos activos.

Se da seguimiento a 87,538 casos sospechosos de Covid-19, mientras que se han descartado 449,854 casos adicionales. 261,457 personas se han recuperado de la enfermedad.

Sobre el número de muertes asociadas al virus, se tiene el registro de 44,876 defunciones confirmadas, además de 2 mil 364 muertes clasificadas como sospechosas, es decir, se encuentran a la espera de una confirmación de laboratorio.

De acuerdo a los informes de la Secretaría de Salud, en el país hay 444 mil 98 casos y 46 mil 804 muertes estimadas.

En las últimas 24 horas se registraron 7 mil 208 nuevos casos de Covid-19, además de 854 muertes más.

Respecto a la capacidad hospitalaria, se indicó que a nivel nacional, 53% de camas de hospitalización general están disponibles y 47% se encuentran ocupadas. En cuanto a camas de terapia intensiva, es decir aquellas que cuentan con ventiladores respiratorios, 61% están disponibles y 39% están ocupadas.

Las entidades con más casos acumulados son la Ciudad de México con 70 mil 612; el Estado de México con 50 mil 911;  Tabasco con 20 mil 296; Veracruz con 20 mil nueve, y Guanajuato con 19 mil 110.

De acuerdo al más reciente corte del monitoreo epidemiológico que realizan las autoridades sanitarias federales, al día de hoy se tienen 395,489 casos confirmados de Covid-19, de los cuales se estima 47 mil 655 son casos activos.

Se da seguimiento a 85,986 casos clasificados como sospechosos, mientras que se han descartado 442,884 casos adicionales. 256,777 personas se han recuperado de la enfermedad.

Sobre el número de muertes asociadas al virus, se tiene el registro de 44,022 defunciones confirmadas, además de que hay 2 mil 324 muertes clasificadas como sospechosas, es decir, están a la espera de un resultado de laboratorio.

Pese a las cifras presentadas como confirmadas, la Secretaría de Salud informó que hay 45 mil 917 muertes y 435 mil 862 casos estimados de Covid-19.

En las últimas 24 horas se reportan 342 nuevas muertes y 4 mil 973 nuevos contagios de coronavirus.

Respecto a la capacidad hospitalaria, se indicó que a nivel nacional, 53% de camas de hospitalización general están disponibles y 47% se encuentran ocupadas. En cuanto a camas de terapia intensiva, es decir aquellas que cuentan con ventiladores respiratorios, 62% están disponibles y 38% están ocupadas.

El subsecretario Hugo López-Gatell indicó que el comportamiento social determina el cómo, cuándo y dónde se presenta un repunte de la epidemia de Covid-19, y dijo que la regulación permanente de la movilidad, según aumenten o disminuyan los casos, es parte de las acciones para disminuir la tasa de contagios.

Y  aunque reconoció el trabajo realizado por el gobierno de la Ciudad de México y el de la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien dijo ha tomado decisiones acertadas tanto para la salud como para la economía de los habitantes de la capital, pidió estar preparados para seguir avanzando o para retroceder a semáforo rojo.

Explicó que cuando «viene el desconfinamiento», pude haber repuntes, lo que «podría hacer que algunas entidades se pasen a semáforos rojos», caso que podría presentarse en la CDMX.

La actual pandemia del coronavirus, que ha infectado a más de 16 millones de personas, es por mucho la peor emergencia sanitaria mundial que ha enfrentado la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo este lunes su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

El mundo solo podrá derrotarla con un estricto cumplimiento de las medidas de salud, desde llevar mascarilla a evitar las multitudes, agregó Tedros en una comparecencia virtual desde Ginebra.

«Los casos bajan donde se siguen estas medidas. Donde no, suben», señaló, felicitando a Canadá, China, Alemania y Corea del Sur por su control de los brotes.

La reactivación del coronavirus en varias regiones, incluso en naciones que pensaban tener controlada la enfermedad, está alarmando al mundo, mientras el número de muertes se acerca a las 650,000.

El jefe del programa de emergencias de la OMS, Mike Ryan, dijo que mucho más importante que las definiciones sobre segundas olas, nuevos picos y concentraciones localizadas es que las naciones de todo el mundo mantengan estrictas restricciones de salud como la distancia física.

«Está claro que la presión sobre el virus hace bajar los números. Cuando se siguen estas medidas, los casos disminuyen. Donde no se siguen, los casos suben», indicó, reconociend que es virtualmente imposible que los países mantengan cerradas sus fronteras en un futuro próximo.

Tedros hizo énfasis en que la prioridad sigue siendo salvar vidas.

«Tenemos que suprimir la transmisión, pero al mismo tiempo debemos identificar a los grupos vulnerables y salvar vidas, manteniendo las tasas de muertes si es posible en cero, si no en un mínimo», afirmó al felicitar a Japón y Australia en este respecto.

Advirtió que la pandemia del coronavirus sigue acelerándose, a tal punto que el número de casos se duplicó en las últimas seis semanas.

Foto: OMS

De acuerdo al más reciente corte del monitoreo epidemiológico que realizan las autoridades sanitarias federales, al día de hoy se tienen registradas 390,516 contagios de Covid-19, de los cuales se estima que 51 mil 612 sean casos activos.

Se da seguimiento a 89,397 casos clasificados como sospechosos, mientras que se han registrado 438,468 casos adicionales. 251,505 personas se han recuperado de la enfermedad.

Sobre el número de muertes asociadas al virus, se tiene el registro de 43,680 defunciones confirmadas, mientras que hay 2 mil 351 defunciones clasificados como sospechosas, es decir, están a la espera de resultado de laboratorio.

Sin embargo, la Secretaría de Salud indicó que se acuerdo a sus modelos, en el país habría hasta 45 mil 587 defunciones y 432 mil 572 contagios de Covid-19.

En las últimas 24 horas se reportaron 306 nuevas muertes y 5 mil 480 nuevos contagios de coronavirus.

Sobre la capacidad hospitalaria, se informó que a nivel nacional, 53% de camas de hospitalización general están disponibles, mientras que 47% se encuentran ocupadas. En  cuanto a camas de terapia intensiva, es decir aquellas que cuentan con ventiladores respiratorio, 61% están disponibles y 39% están ocupadas.

Las entidades con más casos acumulados con la Ciudad de México con 68 mil 903; el Estado de México con 49 mil 894; Tabasco con 19 mil 556; Veracruz con 18 mil 974, y Puebla con 18 mil 590.

El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, informó que si bien se han registrado dos semanas consecutivas en que la epidemia se muestra a la baja, no es garantía que se mantendrá así.

«Es alentador pero mantengámonos expectantes», aseguró López-Gatell, e indicó que lo que suceda con la epidemia en todo el país dependerá de lo que todos hagan como población y de la movilidad en el espacio público.

«La epidemia no ha terminado; permanezcamos cautelosos», advirtió.

De acuerdo al más reciente corte del monitoreo epidemiológico que realizan las autoridades sanitarias federales, al día de hoy se tienen 370,712 casos confirmados de Covid-19, de los cuales se estima 53 mil 349 son casos activos.

Se da seguimiento a 89,547 casos sospechosos, además de que se han descartado 419,349 casos adicionales. 236,209 personas se han recuperado de la enfermedad.

Sobre el número de muertes asociadas al virus, se tiene el registro de 41,908 defunciones confirmadas. 2 mil 837 muertes han sido clasificadas como sospechosas, es decir, están a la espera de una confirmación de laboratorio.

La Secretaría de Salud indicó que son 413 mil 74 contagios y 43 mil 826 muertes estimadas.

En las últimas 24 horas, sumaron 718 nuevas defunciones, equivalente a un incremento del 1.74%, y 8 mil 438 nuevos casos de Covid-19, un aumento del 2.33%; con estas cifras, se vuelve a establecer un nuevo récord en el número de contagios en un solo día, la más alta registrada hasta ahora.

La tasa de mortalidad es de 32.79 defunciones por cada 100 mil habitantes. Y la tasa de letalidad es del 11.30%.

El subecretario de Salud, Hugo López-Gatell, reconoció que al inicio de la epidemia, algunos servicios de salud se pospusieron por prevención y reconversión hospitalaria; dijo que esos servicios se definieron y fueron calculados para no afectar a las personas.

Sin embargo reiteró que la vacunación no paró. «Todas las vacunas están disponibles y deben ser aplicadas», afirmó.

Sobre la capacidad hospitalaria, se indicó que a nivel nacional, 53% de camas de hospitalización general están disponibles y 47% se encuentran ocupadas; en cuanto a camas de terapia intensiva, es decir, aquellas que cuentan con ventiladores respiratorios, el 62% están disponibles y 38% están ocupadas.