Tag

Tedros Adhanom

Browsing

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) insistió este viernes en su petición a la Organización Mundial de la Salud (OMS), para que certifique pronto las vacunas contra el COVID-19 que todavía no aceptadas por el organismo pero que ya se han aplicado «masivamente».

El mandatario insistió en que la OMS debe aprobar las vacunas restantes, como la rusa Sputnik V, que ya ha sido aplicada a millones de personas.

«Ya envié la carta. Ya la recibieron y vamos a esperar la respuesta formal», subrayó el mandatario. Dijo que es «increíble» que se apliquen vacunas masivamente sin que tengan un reconocimiento de la OMS. Incluso cuestionó cuánto tiempo lleva reunir los datos para otorgar o no la certificación.

Destacó que muchas personas trabajan y deben viajar a Estados Unidos, y no pueden entrar porque solo pueden ingresar con vacunas certificadas por la OMS.

«Deberían de apurarse y resolver. Esto es lo que yo respetuosamente les planteo y es lo que yo les digo en la carta», enfatizó. Comparó a la OMS, así como otras instituciones, con elefantes reumáticos. «Es desidia. Es que en todos lados hay burocracia. Son elefantes reumáticos, hablando en términos médicos. Hay que estarlos empujando», subrayó.

Los cometarios de AMLO llegan luego e que ayer el director de la OMS, Tedros Adhanom Gebreyesus, invitó al gobierno de México a enviar a expertos a la sede de la organización para que conozcan de primera mano el proceso de inclusión de una vacuna en el listado de uso de emergencia.

«Es la primera vez que oigo que tiene preocupaciones. Si están interesados, pueden enviar expertos para ver cómo lo hacemos», expresó Tedros Adhanom, quien aseguró a López Obrador que las decisiones de la OMS se basan en datos, pruebas y principios, y que las recomendaciones finales vienen de expertos

«Siempre usamos la ciencia y los datos. Se lo quiero asegurar a su excelencia», remató Tedros.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) espera que la crisis del coronavirus termine en menos de dos años, dijo este viernes su director, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

La pandemia de 1918 tardó dos años en extinguirse, según afirmó el experto.

«(Dado que) nuestra situación ahora (cuenta con) más tecnología, por supuesto con más conectividad, el virus tiene mejores posibilidades de propagarse, se puede mover rápidamente», declaró Tedros Adhanom.

Sin embargo también reconoció que esa misma tecnología con la que ahora se cuenta, y el conocimiento que se tiene, están ayudando para detenerlo.

El director de la OMS aprovechó para calificar de «asesinato» los casos de corrupción en torno a los equipos de protección (EPI) utilizados en el marco de la pandemia de Covid-19.

«Si los trabajadores de la sanidad trabajan sin EPI, sus vidas están en peligro. Y esto pone igualmente en peligro la vida de las personas a las que atienden. Por lo tanto es un crimen y es un asesinato. Esto debe cesar», declaró Tedros Adhanom.

Puntualizó que «no hay ninguna garantía» de que vaya a existir en algún momento la vacuna del COVID-19, y que, en caso de que sí termine desarrollándose, «no va a poner fin a la  pandemia por sí sola».

«Ningún país podrá resolver este problema por sí solo hasta que tengamos la vacuna, que sería una herramienta vital y esperamos tenerla lo antes posible, pero no hay ninguna garantía de que la vayamos a tener, e incluso si la tenemos no va a poner fin a la pandemia por sí sola», advirtió.

Por su parte Maria Van Kerkhove, epidemióloga de la Organización, dijo que se requiere mucha más investigación sobre el impacto de las mutaciones en el coronavirus.

«Se formó un grupo especial de trabajo para identificar mutaciones (…) y estamos estudiando cómo podemos entender de mejor forma qué implican las mutaciones y cómo se comportan», indicó Van Kerkhove durante la reunión informativa en Ginebra.

Mike Ryan, director del Departamento de Emergencias Sanitarias, habló sobre la pandemia en nuestro país.

Dijo que la magnitud de la epidemia en México está subestimada y una de las principales razones es el bajo número de pruebas de diagnóstico que se realizan.

«Lo más probable es que la epidemia en México está subestimada, las pruebas son limitadas con 3 por cada 100,000 personas por día, que se puede comparar con más de 150 por cada 100,000 personas en Estados Unidos».