Tag

TRUMP

Browsing

Los presidentes Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y Donald Trump ofrecieron esta tarde un mensaje a medios, luego de la reunión que sostuvieron en La Casa Blanca. Ahí, el republicano afirmó que los mexicanos son «gente fantástica» y «muy trabajadora».

«Son gente trabajadora, son gente increíble, son un gran porcentaje de los propietarios de los negocios. Tienen mucho éxito», dijo Trump, quien consideró que los mexicanos también son «duros negociadores» como López Obrador, al que consideró su «amigo».

Lo expresado esta tarde por el mandatario estadounidense contrastan con los insultos que profirió contra los mexicanos durante su campaña electoral en 2016.

Adicional, Trump aseguró que hay una «gran relación» con México, como nunca antes había sucedido.

«Estamos llevando esta relación a nuevos máximos y (estamos) construyendo una poderosa colaboración económica y de seguridad.  Juntos hemos abordado muchos de los asuntos más complejos que afrontan nuestros países».

Subrayó que con esta visita él y López Obrador tienen la oportunidad de estrechar el vínculo que han forjado desde la «victoria impresionante» del tabasqueño en los comicios de 2018.

Trump resaltó que ambos fueron elegidos bajo la promesa de luchar contra la corrupción, devolver el poder a la gente y poner el interés de sus países primero.

El magnate indicó que la cooperación entre las dos naciones está basada en la «confianza mutua», y destacó, especialmente, la colaboración en la lucha frente a la pandemia de coronavirus.

«Hemos trabajado de cerca en la batalla contra el coronavirus», dijo el presidente de EE.UU., quien adelantó que su país tiene intención de enviar más respiradores al vecino del sur. «Estamos en esta lucha juntos -agregó- y lo estamos haciendo bien».

Los presidentes Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y Donald Trump ofrecieron esta tarde un mensaje a medios, luego de la reunión que sostuvieron en La Casa Blanca. Ahí, el republicano reiteró que hay una «gran relación» con México, como nunca antes había sucedido.

«Estamos conmovidos de que su primera visita al extranjero sea a Estados Unidos, es un honor que haya sido a la Casa Blanca, nunca nuestra relación había sido tan estrecha y cercana. Nuestras relaciones se basan en la confianza y en el respeto mutuo», dijo Trump.

Por su parte, el presidente López Obrador reconoció que aunque existen diferencias entre los países, ambos han optado por «privilegiar el entendimiento» y resolver sus desacuerdos con «diálogo y respeto mutuo».

«Con respeto a nuestras soberanías, en vez de distanciarnos, estamos optando por marchar juntos hacia el provenir. Es privilegiar el entendimiento, lo que nos une y hacer a un lado las diferencias o resolverlas con dialogo y respeto mutuo», dijo AMLO.

López Obrador indicó que aunque hay desencuentros y hay agravios que no se olvidan, se han establecido acuerdos de cooperación y de convivencia.

«Como en los mejores tiempos de nuestras relaciones políticas, durante mi mandato como presidente de México, en vez de agravios hacia mi persona y, lo que estimo más importante, hacia mi país, hemos recibido de usted, comprensión y respeto», dijo AMLO a Trump.

Indicó que aunque sus detractores pensaban que las diferencias ideológicas entre ambos los llevarían a un enfrentamiento, el augurio no se cumplió y por el contrario, dijo que hacia el futuro no habrá motivo ni necesidad de romper la buena relación política, ni la amistad entre los gobiernos.

Al reconocer las críticas que se le hicieron por decidir realizar su viaje a Washington, AMLO dijo que lo consideró importante por la importancia de la puesta en marcha del T-MEC, además de que quería agradecer al pueblo de Estados Unidos, a su gobierno, por ser cada vez más respetuosos con nuestros paisanos mexicanos.

«Lo que más aprecio, es que usted nunca ha buscado imponernos nada que viole o vulnere nuestra soberanía», añadiendo que hasta ahora no se ha tratado a México como una «colonia», y por el contrario se ha respetado su condición de nación independiente.

Los presidentes no hablaron sobre inmigración ni temas relacionados con la frontera o los jóvenes indocumentados, los dreamers, durante su reunión en La Casa Blanca, así lo confirmó el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo. Precisó que solo se habló «del tratado comercial» y de la pandemia del coronavirus.

Los temas fueron confirmados por el canciller Marcelo Ebrard, quien indicó que los temas que discutieron se ajustaron a lo económico y a la pandemia.

Foto: Twitter @Martha_Barcena

Entrevistado en las inmediaciones de La Casa Blanca, el embajador de México de Estados Unidos, Christopher Landau confirmó que ya se dio respuesta a la nota diplomática que México envió a EUA sobre el operativo ‘Rápido y Furioso’.

Informó la respuesta se dio apenas el lunes pasado, luego de casi dos meses de que la cancillería mexicana enviara la nota diplomática.

“Se contestó y hay, la respuesta está dentro de la respuesta, ‘speaks for it self (Habla por si misma)”, dijo Landau a la periodista Dolia Estéevez, en el marco del encuentro entre el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y Donald Trump.

Recordemos que el 11 de mayo, el canciller Marcelo Ebrard solicitó formalmente al gobierno estadounidense, información relacionada al operativo que entre 2009 y 2011, permitió la introducción de más de 2 mil armas a nuestro país provenientes de EUA.

La nota diplomática se presentó por instrucciones de López Obrador, quien le pidió a Ebrard solicitar información, luego de que el expresidente Felipe Calderón asegura que no se le notificó sobre el operativo.

 

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibe en La Casa Blanca a su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), a quien recientemente calificó como su «amigo».

El republicano dijo, previo al encuentro, que sería «una gran reunión» y reiteró que AMLO es «un buen hombre. Es amigo mío. Y tenemos una gran relación con México».

El encuentro ha desatado una gran polémica, pues en 2016, Trump llamó «violadores» y «criminales» a los mexicanos y prometió levantar un muro fronterizo, desde donde este lunes se fotografió. En 2017, en su libro «Oye, Trump», López Obrador consideró una «canallada» la retórica antiinmigrante de su par estadounidense, que comparó con la de Adolf Hitler.

Ahora la situación parece ser diferente, o por lo menos así han apostado los mandatarios. Los dos quieren celebrar la entrada en vigor del T-MEC; para Trump es una promesa electoral cumplida; para AMLO es la apuesta para impulsar la economía mexicana en recesión.

El viaje de AMLO a Washington, es el primero que realiza al extranjero desde que asumió el poder a finales de 2018.

A 119 días de que los estadounidenses acudan a votar, el escenario para Trump se le ha complicado. El último presidente en perder la reelección fue el republicano George Bush padre ante Bill Clinton. Si bien Bush fue un muy buen presidente y un año antes de la elección de 1992 tenía una aprobación cercana al 80 por ciento, la recesión económica lo llevó a perder y ser de los pocos presidentes de un solo término en EUA.

A Bill Clinton lo ayudó a ganar el poder atacar a Bush por el lado de la economía. Tanto él como el otro candidato, Ross Perot, supieron que el interés de los electores estaba en sus bolsillos. De ahí la famosa frase de James Carville, el asesor de Bill Clinton: “It’s the economy, stupid”.

Ahora, ante un Trump que apenas hace cuatro meses parecía que iba en caballo de hacienda para reelegirse, el panorama ha cambiado. Citigroup encuestó a 140 directores de fondos de inversión y el 62 por ciento de ellos creen que Joe Biden ganará las elecciones. En diciembre, 70 por ciento de estos mismos encuestados creían que Trump se reelegiría. Casi un viraje de 180 grados.

En el promedio de ocho casas de apuestas, Biden le gana a Trump por más de 17 puntos. Y revisando las encuestas, el promedio de Real Clear Politics tiene a Biden arriba en todos los estados que importan para ganar el Colegio Electoral: en Florida; Pennsylvania; Wisconsin; Carolina del Norte y Arizona.

Sí, ya se que en 2016 las encuestas decían que Hillary Clinton le ganaría a Donald Trump. Pero aquí algunos detalles de por qué el panorama es distinto hoy al de hace cuatro años.

Primero que nada, Trump se enfrenta en esta ocasión a otro hombre blanco, no a una mujer. Por más que eso no guste, desgraciadamente sigue siendo un tema que influye en los votantes. En segundo lugar, Hillary estaba a estas alturas de la elección cuatro puntos en promedio por arriba de Trump. Y así siguió hasta el día de la votación. En el caso de Biden, el Vicepresidente comenzó estando con una ventaja de 6 puntos sobre Trump; ventaja que ha crecido. Hoy, en el promedio de Real Clear Politics, se ubica 9 puntos arriba.

Y el tema más importante en este momento es el coronavirus. Por más que Trump se rehúse a hablar de ello y lo quiera ignorar, vale la pena plantear la pregunta que hizo Stanley Greenberg en un reciente texto en The Atlantic: ¿Qué escenario es más probable a cuatro meses de las elecciones: que Estados Unidos logre controlar la pandemia o que los casos sigan siendo un problema para varios estados con una escalada en el número de infectados y hospitalizados?

Este texto lo escribo desde Miami, una ciudad en la cual se quiso ignorar el virus y, ante la escalada sin control de contagios y la saturación de hospitales, el alcalde ha tenido que anunciar el cierre – nuevamente – de restaurantes, gimnasios y otras áreas públicas.

El virus no va a desaparecer, hasta que no se tenga una vacuna. Básicamente en esa bala de oro recae la salvación de Trump hacia las elecciones de noviembre.

Con este escenario, Andrés Manuel López Obrador decidió ir a encontrarse hoy en Washington con Donald Trump. Esto es una clara muestra de lo poco estratégico que es el presidente de México. Si quería encontrarse con su amigo Trump, aquel al que le dedicó un libro completito señalando que al llegar a la presidencia no le permitiría ni un solo insulto para el pueblo mexicano, de menos habría podido planear un encuentro con los demócratas y con integrantes de la comunidad mexicana. Pero es tan poco estratégico, que se fue a entregar a los brazos de quien más ha maltratado a los mexicanos de ambos lados de la frontera. ¿A cambio de qué? Al parecer, ni siquiera de un plato de lentejas.

 

Columna completa en El Universal

Tal como se tenía previsto, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) inició actividades esta mañana en Washington, al presentar una ofrenda floral en el Memorial del presidente Abraham Lincoln.

En una breve ceremonia, donde la seguridad estuvo a cargo del servicio secreto de los Estados Unidos, el presidente desfiló por la escalinata del Memorial, para poder depositar la ofrenda.

AMLO estuvo acompañado por la comitiva que viajó con él: el canciller Marcelo Ebrard, la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena; la secretaria de Economía, Graciela Márquez; el Jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, y por el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau.

Al término de su visita al Memorial del presidente Lincoln, el mandatario y su equipo se trasladaron al monumento de Benito Juárez, donde también depositó una ofrenda floral.

Pese a que su visita fue corta, el presidente se dio tiempo para entornar el himno nacional mexicano. Tras el acto, AMLO y sus acompañantes se retiraron.

Se tiene previsto que esta tarde, a las 14:00 hrs, AMLO arribe a La Casa Blanca, donde se encontrará con su homólogo estadounidense, Donald Trump, para sostener una reunión privada y, posteriormente, un encuentro con comitivas.

La jornada del día concluirá con una cena que Trump ofrece en honor de López Obrador, donde además de los mandatarios y sus comitivas, estarán presentes líderes empresariales de ambos países.

Por parte de mexicanos, AMLO estará acompañado por: Patricia Armendáriz Guerra de Financiera Sustentable; Carlos Bremer Gutiérrez de Grupo Financiero Value; Daniel Chávez Morán de Grupo Vidanta; Bernardo Gómez Martínez de Grupo Televisa; Francisco González Sánchez de Grupo Multimedios; Carlos Hank González de Grupo Financiero Banorte; Miguel Rincón Arredondo de Bio Pappel (compadre del presidente); Ricardo Salinas Pliego de Grupo Salinas; Marcos Shabot Zonana de Arquitectura y Construcción; Olegario Vázquez Aldir de Grupo Empresarial Ángeles, y Carlos Slim de Grupo Carso, quien finalmente confirmó su asistencia.

López Obrador arribó la noche de ayer a la capital estadounidense a las 21:15 horas local, en vuelo comercial, al Aeropuerto Internacional de Washington-Dulles, en donde fue recibido por la embajadora Martha Bárcena.

Para poder llegar a su destino, el mandatario realizó una escala en la ciudad de Atlanta, Georgia, en donde fue recibido por el cónsul general de México en esa ciudad, Javier Díaz de León.

Donald Trump creció en una familia disfuncional con un padre «sociópata» e intimidante, y eso hizo de él un narcisista mentiroso, asegura la sobrina del presidente, Mary Trump, según extractos de su nuevo libro publicados este martes por varios medios locales.

La publicación del libro «Too Much and Never Enough: How My Family Created the World’s Most Dangerous Man» (Demasiado y nunca suficiente: cómo mi familia creó al hombre más peligroso del mundo) fue adelantada del 28 al 14 de julio.

A menos de cuatro meses de la elección presidencial estadounidense, ya encabeza la lista de éxitos de venta de Amazon, justo por delante del libro del exconsejero de seguridad nacional John Bolton, publicado en junio, que describe al presidente Trump como corrupto e incompetente.

El hermano menor de Trump, Robert, intentó infructuosamente bloquear la publicación de la obra de su sobrina Mary en la justicia neoyorquina.

Pero aún está pendiente una reciente orden de restricción contra la escritora que le impide hablar o escribir sobre la familia, y que será considerada en un tribunal el 10 de julio próximo.

En el libro, el primero sobre el presidente estadounidense escrito por un familiar, Mary, una psicóloga de 55 años que es hija de Fred Jr., el fallecido hermano mayor de Donald Trump, relata sus vivencias en el seno de una «familia tóxica» en la casa de sus abuelos.

La obra de 240 páginas «arroja luz sobre la oscura historia de la familia para explicar cómo su tío se convirtió en el hombre que ahora amenaza la salud, la seguridad económica y el tejido social mundial», según la editorial Simon and Schuster.

Según el Washington Post, la autora combina en el libro «historia familiar con análisis psicológico de su tío».

Mary asegura que su tío cumple con todos los criterios clínicos para un diagnóstico de narcicista, señala el New York Times. Pero serían necesarios exámenes que posiblemente el mandatario nunca acepte, añadió.

Explica cómo el padre «bully» y «sociópata» de Donald Trump lo despreciaba y se burlaba de él. Y cómo Donald Trump, siete años menor que Fred Jr., adquirió «conductas retorcidas» y aprendió «a mentir para ser valorado» para defenderse de las humillaciones de su propio padre.

También afirma que el presidente estadounidense pagó a alguien para que pasara en su lugar el examen de admisión universitario SAT, según el Times, lo cual le permitió luego ser aceptado en la prestigiosa escuela de negocios Wharton de la Universidad de Pensilvania.

«Donald, siguiendo el ejemplo de mi abuelo y con la complicidad, el silencio y la inacción de sus hermanos y hermanas, destruyó a mi padre. No puedo dejar que destruya mi país», escribió Mary Trump, según el canal televisivo CNN.

La portavoz de la Casa Blanca Kayleigh McEnany dijo esta tarde que la publicación de Mary es «un libro de falsedades», aunque admitió que no lo había leído. «Son acusaciones ridículas y absurdas que no están arraigadas para nada en la verdad», indicó.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó este martes que dio negativo a la prueba de Covid-19 a la que fue sometido la tarde de ayer, al ser un requisito para poder viajar a Washington y encontrarse con su homólogo Donald Trump.

«Ahora, me la hice (la prueba) porque voy a viajar y tengo que actuar con responsabilidad y estar muy seguro de que no tengo afortunadamente este virus. Ya me hice la prueba, llevo mi certificado», dijo el mandatario en su conferencia de prensa.

Al ser cuestionado sobre el si el resultado había sido negativo, el mandatario dijo «sí, llevo de todas maneras mi certificado».

Incluso dijo que si llegando a territorio estadounidense se le solicita someterse a una nueva prueba, estará en disposición de hacerlo.

«También humildemente, no me quita nada, si allá por el protocolo de salud tengo que volver a hacerme la prueba, lo voy a hacer, porque tengo que ser respetuoso de las normas que tienen en ese país. Y no se me quita absolutamente nada, no hay ningún demérito», dijo AMLO.

Debido a que volvió a reiterar que la prueba se la realizó pues debe ser responsable, el mandatario fue cuestionado si esa responsabilidad no debió llegar antes ante los periodistas que todas las mañanas conviven con él en Palacio Nacional, o ante el reinicio de sus giras.

Dijo que se debe ser responsable en todo momento, aunque dijo que no se había hecho la prueba porque, siguiendo los consejos de las autoridades de salud, al no presentar síntomas esta no era considerada necesaria.

Cuestionado sobre su viaje a Estados Unidos, AMLO reiteró que el T-MEC centrará la mayor parte de los temas a tratar y no dio mayores detalles sobre si se conversará sobre asuntos polémicos como la crisis migratoria o el muro fronterizo, desde donde ayer Trump publicó unas fotos en sus redes sociales..

Se limitó a decir que aunque ofrecerá su opinión sobre otros temas, «no vamos en un plan de no confrontación, vamos a buscar convencer, vamos a buscar el entendimiento, el diálogo, como lo hemos hecho en todos los casos».

Remató diciendo que así como los periodistas estaban en su derecho de preguntarle sobre diversos temas, en este caso su opinión del muro fronterizo, él era «dueño de su silencio».

El equipo de campaña de Donald Trump anunció este lunes que «alentará encarecidamente» el uso de mascarillas en el próximo mitin del presidente como medida de precaución ante la pandemia de Covid-19, dijo este lunes el jefe de gabinete de La Casa Blanca.

La campaña de Trump planea realizar un evento al aire libre el próximo sábado en Portsmouth, Nuevo Hampshire. «Obviamente esperamos ir al ‘Estado del Granito’ y estar nuevamente con la gente de Nuevo Hampshire, y vemos eso más como un factor de precaución», dijo Mark Meadows en entrevista con Fox News.

Al anunciar el mitin del sábado en Portsmouth, la campaña dijo que habrá un amplio acceso a desinfectante de manos y todos los asistentes recibirán una mascarilla, la que «alentamos encarecidamente que ocupen».

El cambio ocurre después del mitin de Trump en un recinto cerrado en Tulsa, Oklahoma, que el mes pasado atrajo la atención por no aplicar las restricciones que buscan frenar la propagación del coronavirus, incluido el distanciamiento social y las mascarillas.

En Tulsa se entregaron mascarillas, pero no se alentó a su uso. Trump se ha negado a utilizar una mascarilla en público o a recomendar que otros lo hagan, en contraste con el mensaje de expertos de salud estadounidenses del grupo especializado de La Casa Blanca.

Al menos ocho miembros del equipo de campaña que estuvieron en Tulsa por el mitin del 20 de junio han dado positivo a Covid-19.

Además, Kimberly Guilfoyle, funcionaria de alto rango de la campaña y novia de Donald Trump Jr., ha dado positivo, y el excandidato presidencial republicano Herman Cain, dijo la semana pasada que se había contagiado del virus. Ambos asistieron al mitin en Tulsa.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca Kayleigh McAnany agregó en Fox, «Así que la campaña ha sido muy clara en que no sólo se entregarán las mascarillas, sino que recomendamos usar esas mascarillas. Es muy importante seguir las guías de los CDC»

En los últimos cinco días, 14 de los 50 estados del país, han registrado récords en el número diario de nuevos  contagios y en total Estados Unidos anunció 250,000 nuevos casos, el equivalente al total de la población de Buffalo, Nueva York.

Desde hace un mes, el virus está golpeando con fuerza a los estados del sur y el oeste del país. los primeros en reabrir sus economías; mientras que las ciudades del este, como Boston, Nueva York y Washington D.C., presentan números más bajos.

A pesar de las cifras, Meadows dijo esta tarde que la «vasta mayoría de la gente» está a salvo del virus y defendió que el presidente «estaba en lo cierto» cuando habló de ello en su discurso del pasado sábado.

El mandatario sostuvo entonces que «el 99 por ciento» de los casos «son inofensivos», un comentario que contradice la realidad, ya que la tasa de mortalidad en EUA es del 4.6%, según la Universidad Johns Hopkins.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, no viajará el miércoles a Washington para reunirse con sus homólogos de Estados Unidos y México, quienes han confirmado celebrarán la entrada en vigor del acuerdo comercial, el T-MEC.

En un comunicado dado a conocer este lunes, la oficina del primer ministro canadiense señaló que Trudeau permanecerá está semana en Canadá para mantener «reuniones ministeriales previamente establecidas» así como sesiones parlamentarias.

«Deseamos a los Estados Unidos y México éxito en la reunión del miércoles», señaló la oficina de Trudeau que añadió que la entrada en vigor del T-MEC es bueno para los tres países. «Ayudará a asegurar que Norteamérica emerge con más fuerza de la pandemia de Covid-19».

Y es que pese a la entrada en vigor del T-MEC, Canadá teme que Estados Unidos vuelva a imponer en las próximas semanas aranceles a las importaciones de aluminio canadiense, uno de los problemas que prolongaron la última etapa de las negociaciones del T-MEC.

La última vez que Washington impuso aranceles al aluminio canadiense, en mayo de 2018, Canadá tomó represalias por valor de miles de millones de dólares contra productos estadounidenses y ralentizó la negociación del nuevo tratado comercial.

Fue hasta que EUA eliminó los aranceles, en mayo de 2019, que Trudeau declaró que Canadá estaba lista para ratificar T-MEC, lo cual se produjo finalmente en marzo de este año.

Los aranceles contra el aluminio canadiense también causaron un grave conflicto entre Trump y Trudeau durante la cumbre del G7 celebrada en junio de 2018 cuando el primer ministro canadiense declaró que consideraba «insultantes» los aranceles impuestos por Washington.

Trump contestó retirando su firma del comunicado final de la cumbre e insultando a Trudeau, al que acusó de «débil» y «sumiso».

Así, la reunión que se llevará a cabo en Washington el próximo jueves, que inicialmente se había planteado como trilateral, solo se llevará a cabo entre los mandatarios de Estados Unidos, Donald Trump, y México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Al respecto, esta mañana en su conferencia de prensa, AMLO ya había adelantado que Trudeau no asistiría a la reunión en Estados Unidos.

«Nosotros hicimos la invitación a Canadá pero decidieron no estar»; Trudeau «no puede asistir a este encuentro del miércoles», añadió; sin embargo, hasta ese momento no había una confirmación oficial por parte del gobierno canadiense.

Más tarde, López Obrador compartió en redes sociales que sostuvo una llamada con el primer ministro, en la que le confirmó su decisión de no asistir a la reunión, aunque le reiteró su disposición de visitar nuestro país en cuanto las condiciones lo permitan.

«Tenemos muy buena relación», indicó AMLO en su tuit.

El Movimiento al Socialismo (MAS) de Evo Morales, expresó este viernes sus sospechas de una alianza electoral contra su candidatura para las elecciones de septiembre en Bolivia.

El propio Morales, que dirige desde Argentina la campaña electoral de su partido, advirtió de un «pacto» entre la presidenta interina del país, Jeanine Áñez, candidata de la alianza Juntos, y el expresidente boliviano Carlos Mesa, que se presenta por la agrupación Comunidad Ciudadana, para los comicios del 6 de septiembre.

El candidato del MAS, el exministro Luis Arce, encabezaba las encuestas en marzo pasado, antes de que se aplazaran los comicios, seguido de Mesa y de Áñez, aunque sin una victoria clara en primera vuelta.

El expresidente Evo Morales manifestó en Twitter que ese pacto obedece a «instrucciones» del Gobierno de Donald Trump desde Estados Unidos, «para reeditar la megacoalición del neoliberalismo», en referencia a gobiernos en Bolivia anteriores al ascenso del MAS al poder en 2006.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Choque, del MAS, declaró que «ojalá que ahora tomen la invitación que hizo la presidente transitoria y veamos cuáles son los resultados», confiado en una victoria de su partido.

«Sabemos que por la situación política que ellos tienen, de solo pensar en ellos, no van a poder unirse, hay intereses de por medio que impiden que se puedan unificar en un solo frente político. Por eso, no tenemos miedo y estamos seguros del apoyo del pueblo y de ganar estas elecciones en la primera vuelta», indicó en conferencia de prensa.

El diario boliviano El Deber publica unas declaraciones del ministro interino de Gobierno (Interior), Arturo Murillo, uno de los hombres fuertes del gabinete de Áñez, en las que asegura que no ve difícil un pacto y anuncia sorpresas en próximos días, sin dar detalles, pero cita una posible «apertura» por parte de Mesa.

Los comicios estaban inicialmente previstos para el 3 de mayo, pero al declararse en el país estado de emergencia por la pandemia de Covid-19, se aplazaron a septiembre próximo.

Las elecciones generales están pendientes desde la anulación de los comicios de octubre pasado, en los que el entonces mandatario Evo Morales había sido declarado vencedor para un cuarto mandato seguido, con un escaso margen sobre Mesa; las dudas de la elección y los señalamiento de fraude electoral lo orilló a renunciar.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, dijo este viernes que dudaba sobre viajar a Washington la próxima semana para participar en el encuentro que sostendrán Donald Trump y Andrés Manuel López Obrador (AMLO), para celebrar la entrada en vigor del T-MEC.

Trudeau dijo que no estaba seguro, pues su país enfrenta preocupaciones sobre posibles aranceles estadounidenses al aluminio canadiense.

«Todavía estamos en conversaciones con los estadounidenses sobre si habrá una cumbre trilateral la próxima semana», dijo Trudeau durante una conferencia de prensa. «Obviamente estamos preocupados por el tema de las tarifas del aluminio y el acero, que los estadounidenses plantearon recientemente».

A comienzos de esta semana, Trudeau había hablado de los rumores que apuntaban a que Trump podría volver a imponer aranceles al aluminio canadiense. Explicó que Estados Unidos no tenía suficiente capacidad de producción y que, por tanto, necesitaba aluminio canadiense para sus industrias automotriz y de alta tecnología.

La preocupación por la «situación sanitaria y la realidad del coronavirus que sigue afectando a nuestros tres países» es otro factor que influye en la decisión de ir o no a Washington, dijo Trudeau.

La propagación del coronavirus se ha disminuido de manera constante en Canadá durante las últimas ocho semanas, pero los nuevos casos están aumentando en muchos estados de Estados Unidos.

EUA suma 2.7 millones de contagios de Covid-19, mientras que México registra 238,511 y Canadá 106,782. En cuanto a muertes, EUA tiene cerca de 130 mil; México 29,189 y Canadá 8,721.

Esta tarde, en rueda de prensa virtual, las principales agrupaciones del sector privado expresaron su satisfacción por la entrada en vigor del nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), que este miércoles reemplazó al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Los empresarios destacaron que el T-MEC afianza la posición de México, la séptima economía manufacturera del mundo, en un mercado de 492 millones de personas, un PIB de 25.9 billones de dólares y un intercambio comercial de 1.17 billones de dólares, casi el 16% global, según la Secretaría de Economía (SE).

Y aunque celebraron la entrada en vigor, advirtieron que los potenciales beneficios del T-MEC no se obtendrán de manera automática, dijo Antonio del Valle, presidente del Consejo Mexicano de Negocios (CMN).

En particular, identificaron retos en las reglas de origen del sector automotor y los paneles de resolución de controversias laborales.

Al detallar que México es ahora el primer proveedor internacional de alimentos de Estados Unidos, el presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Bosco de la Vega, pidió al gobierno atender la amenaza de la estacionalidad en Estados Unidos, donde los agricultores pretenden bloquear la entrada de productos mexicanos por temporadas.

A diferencia de lo que ha denunciado la clase política, los empresarios aplaudieron el viaje que hará el presidente López Obrador la próxima semana a Washington, donde se encontrará con Donald Trump.

«La visita del presidente López Obrador con Trump va a generar cosas buenas, nosotros estamos muy optimistas en que se generen más condiciones (para la inversión)», afirmó Francisco Cervantes, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Fue en ese punto donde el presidente del CNA lamentó que el sector privado no ha sido requerido para acompañar al presidente en el viaje a Estados Unidos.

Indicó que aunque hay un distanciamiento, los empresarios reiteran su apoyo al mandatario. “Vemos a un Presidente distante de la iniciativa privada, queremos trabajar en equipo, queremos sumar sobre todo ante el mas grande reto de México moderno”.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) advirtió el T-MEC «no es una varita mágica» para la inversión porque el Gobierno mexicano debe garantizar la certidumbre.

«Esperemos que esto nos venga a ayudar a la tremenda crisis económica que estamos viviendo, pero queremos también ser insistentes, como lo hemos hecho en todas nuestras participaciones el día de ayer y el día de hoy, de que esto no es una varita mágica», declaró Carlos Salazar, presidente del CCE.

Finalmente, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, coincidió con la importancia del encuentro, pero pidió cuidado al presidente.

«Habrá que ser cuidadosos de la agenda, de los acuerdos, qué trae de regreso al país el presidente López Obrador en materia de certidumbre, en materia de apoyo al combate al narcotráfico, en materia migratoria, pero que no quede duda: es fundamental que el jefe del Estado mexicano viaje», apuntó.

El presidente Donald Trump celebró esta mañana un reporte gubernamental que indica que el país sumó 4.8 millones de empleos y que la tasa de desempleo bajó al 11.1% en junio, esto en medio de la pandemia por Covid-19.

El reporte llega cuando el país comienza a retomar actividades y cuando algunos estados empiezan a permitir la reapertura de los negocios tras el periodo de confinamiento.

«El anuncio de hoy muestra que nuestra economía está volviendo a rugir», dijo Trump en una rueda de prensa. «Son números históricos», añadió.

Otro reporte publicado este mismo jueves indicó que 1.43 millones de personas solicitaron beneficios por desempleo en la última semana de junio.

Trump afirmó que en algunas áreas del país todavía se están apagando «las llamas» provocadas por el coronavirus, y afirmó que la crisis «está siendo manejada».

Pese al fuerte incremento de nuevos casos, Trump dijo que espera ver buenos números de empleo en los próximos meses y que el reporte del Producto Interno Bruto del tercer trimestre, que se conocerá poco antes de la elección presidencial de noviembre, también será fuerte.

El mandatario dijo que el informe publicado hoy «sugiere que los trabajadores tienen confianza en hallar un empleo nuevo».

No obstante, agregó que La Casa Blanca y el Congreso siguen negociando otra ronda de estímulo, llamada por lo general «Fase 4», para ayudar a que la economía resista una pandemia que va por su cuarto mes.

Una decena de legisladores de la Liga de Congresistas Hispanos denunciaron en Washington la «politización» de las relaciones entre Estados Unidos y México y urgieron al presidente Donald Trump a cancelar su encuentro con Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Y es que recordemos que López Obrador viajará a Washington el 8 y 9 de julio para reunirse con Trump con motivo de la entrada en vigor del nuevo tratado comercial de América del Norte, el T-MEC.

Los congresistas demócratas denunciaron en una carta para Trump que el mandatario reciba a AMLO en un momento en que el Congreso no está en sesión y señalaron que es «un intento flagrante de politizar» el vínculo con México.

«Lo instamos encarecidamente a que reconsidere esta reunión y la cancele», dijeron los congresistas en un momento en que ambos países viven una aguda crisis por el coronavirus y Estados Unidos es el lugar del mundo más golpeado por la pandemia, con más de 127,000 fallecidos.

López Obrador, que no ha viajado al extranjero desde que asumió el poder, efectuará este viaje pese a que el primer ministro de Canadá, el tercer país firmante del T-MEC-, Justin Trudeau, no acudirá al encuentro.

Los congresistas pidieron, además, un plan para terminar con los Protocolos de Protección al Migrante (MPP), un programa por el que los migrantes que buscan refugio en Estados Unidos deben esperar en territorio mexicano el trámite de sus solicitudes.

Los legisladores señalaron que este acuerdo ha dejado varados a 60,000 demandantes de asilo, violando la ley internacional y colocando en una situación de vulnerabilidad a los migrantes.

Entre los firmantes de la carta están el presidente de la Liga de Congresistas Hispanos, Joaquin Castro, así como las representantes Verónica Escobar y Alexandria Ocasio-Cortez.