La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) fijó postura respecto al mensaje que ofreció ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) con motivo de su Primer Informe de Gobierno.

Señaló que si bien, acorde al mandato constitucional, López Obrador cumplió con la obligación de entregar su Primer Informe de Gobierno, no asistió a la sesión de Congreso General para hacerlo, como lo había comprometido al inicio de su gestión.

La Coparmex lamentó que el presidente haya leído un discurso en Palacio Nacional, donde resaltó de nueva cuenta las diferencias entre su forma de hacer política y gobierno, y la de las administraciones anteriores. Acusó que más que un informe del Estado que guarda la administración pública federal, se trató de un compendio de acciones políticas.

«No hubo en la alocución presidencial la rendición de cuentas que se espera en el primer corte de la administración pública federal como lo marca la Constitución. La retahíla versó, una vez más, en relación a los programas sociales que no cuentan con una métrica para conocer sus efectos en el desarrollo de la economía y en la satisfacción de la sociedad beneficiaria», dijo la Confederación.

Enfatizó que en cuatro temas abordados por el presidente de la República, los retos superan los logros: Estado de derecho, soberanía entre poderes, respeto a los órganos autónomos y democracia.

En el balance general del Primer Informe de Gobierno, más allá del acto de divulgación ideológica que llamó “Tercer Informe de Gobierno al Pueblo de México”, destacó «lo bueno, lo malo y lo preocupante».

En cuanto a lo positivo, destaca el compromiso con la austeridad en el uso de los recursos públicos, el anunciado ahorro por 145 mil millones de pesos, así como la colaboración con los gobiernos de los Estados para hacer un reparto equitativo de los recursos y favorecer a los estratos de la sociedad que han permanecido desprotegidos. El histórico incremento al salario mínimo. La participación activa del gabinete económico para la preservación y aprobación de las negociaciones que llevaron a México, en esta administración, a la conclusión del T-MEC. El fin del diferendo entre la Comisión Federal de Electricidad y las constructoras de gasoductos en México. En materia de seguridad, la creación y conformación de la Guardia Nacional.

Sobre lo malo, la Coparmex dijo que en los primeros 275 días de la administración federal, ha habido faltas que resultaron costosas para el país; la principal: la cancelación del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México marcará un hito en la presente administración. Adicional el los recortes presupuestales al Coneval y al INEGI.

Sobre lo preocupante, pidió no perder más tiempo en reinventar y reconstruir todo lo habido antes de la presente administración. La cancelación de la Reforma Educativa, el congelamiento de la Reforma Energética y la finalización de iniciativas sociales como las Estancias Infantiles. El desempeño económico. Las alarmantes cifras de violencia y delincuencia.

En ese sentido, la Coparmex expuso cinco retos para el Gobierno de México:

  1. Sí combatir frontalmente la corrupción en todos los niveles y en todas las esferas, pero dejando a un lado las persecuciones y los ajustes de cuenta personales.
  2. Se deben frenar los índices de violencia y delincuencia, fortaleciendo los componentes de seguridad pública. «Es momento de dejar de culpar a las administraciones anteriores y asumir la plena responsabilidad del poder».
  3. Atender los claros signos de desaceleración e impulsar el crecimiento de la economía nacional.
  4. Fortalecer la democracia y la participación social, que requiere el México del siglo XXI.
  5. Garantizar la tolerancia y las libertades.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario


WordPress Lightbox Plugin