Tag

Canadá

Browsing

El gobierno de Canadá dará 20 mil dólares a cada una de las familias de los fallecidos en el derribo del vuelo PS752 de Ukraine International Airlines, afirmó hoy el primer ministro Justin Trudeau.

«Quiero ser claro, esperamos que Irán compense a estas familias. Pero los conocí. No pueden esperar semanas. Necesitan apoyo ahora», dijo Trudeau durante una conferencia de prensa.

Entre los 176 pasajeros muertos, 57 eran canadienses y 29 eran residentes permanentes, recordó el primer ministro.

Agregó que esta cantidad para cada familia, busca cubrir el costo de arreglos funerarios y los vuelos además de la reducción de los costos en las visas para los afectados previamente anunciado, precisó el el sitio informativo CBC.

Luego de que 20 familias canadienses pidieran entregarles los restos de sus seres queridos, Trudeau adelantó que los primeros iniciaran su viaje en los próximos días.

Esta conferencia se realiza en paralelo con un diálogo que sostienen el ministro de Asuntos Exteriores canadiense, François-Philippe Champagne, y su homólogo iraní Mohammad Javad Zarif.

De acuerdo al derecho internacional, Therán lidera la investigación porque ocurrió en sus fronteras, pero existen precedentes para traspasar esa responsabilidad a otro país que sufrió pérdidas. Por ello, Trudeau explicó que al dañarse los registradores de caja negra «significativamente», sólo hay unos pocos laboratorios en el mundo, incluido uno en Francia, que podrían procesar rápidamente los registradores de vuelo rotos.

El pasado 8 de enero, un Boeing 737 de Ukraine International Airlines se estrelló pocos minutos después de despegar del aeropuerto de Teherán rumbo a Kiev. Todos sus 176 ocupantes, entre ellos ciudadanos de Irán, Ucrania, Afganistán, Alemania, Canadá, el Reino Unido y Suecia, fallecieron.

La catástrofe aérea tuvo lugar horas después de que el Ejército iraní bombardeara con misiles dos bases militares estadounidenses en Irak en represalia por el asesinato del general Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución Islámica una semana antes en Bagdad.

Días después el gobierno iraní reconoció que por error se había disparado un misil contra el avión ucraniano, al confundirlo y estar volando este en el marco de los ataques hacia las bases estadounidenses en Irák.

El presidente Andrés Manuel López Obrador agradeció a su homólogo Donald Trump y a los legisladores de ese país, así como a los funcionarios mexicanos, incluidos los de la pasada administración, tras la aprobación del T-MEC en el Senado de Estados Unidos la mañana de ayer.

López Obrador reiteró que la aprobación con 89 votos a favor y 10 en contra por parte del Senado estadounidense genera mucha confianza y certidumbre para que se invierta en México, haya más empleo y mejores salarios para los trabajadores.

“Solo falta la firma del presidente Trump. Estoy seguro que va a firmar. Quiero agradecer a los legisladores de Estados Unidos, a los representantes de cámaras, a senadores por confiar en esta opción de comercio libre entre las tres naciones, y también agradecerles por confiar en México», expresó.

El mandatario mexicano expresó en particular su agradecimiento a Donald Trump, pues aseguró que ayudó a que se concretara el acuerdo que considero es benéfico para los tres países.

De manera especial, agradeció a Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores; Jesús Seade, subsecretario para América del Norte; Graciela Márquez Colín, secretaria de Economía; Martha Bárcena, embajadora de México en Estados Unidos, e, incluso, a los funcionarios de la administración pasada.

“Agradecer a los que participaron en esto e incluso con quienes participaron en el gobierno anterior (…) A nosotros nos tocó una etapa, a lo mejor la más complicada, pero también participaron funcionarios de la administración pasada», comentó.

López Obrador mencionó que solo falta la aprobación de Canadá, aunque este proceso tardará un poco por la situación especial en el parlamento de ese país. Al respecto dijo que ayer habló con el primer ministro, Justin Trudeau, quien le confirmó que ellos también apoyarán.

Expuso que la aprobación de ayer en el Senado estadounidense se convirtió en un evento muy importante, pues en cuanto a tratados comerciales, este es el segundo más votado por el Congreso del país vecino del norte; el primero fue uno que hicieron con Israel.

En cuanto al sector empresarial, López Obrador sostuvo que están contentos porque se resuelven temas arancelarios. “Estuve hablando con empresarios mexicanos del acero que ahora se benefician porque no van a tener esos obstáculos de aranceles en sus exportaciones hacia Estados Unidos», indicó.

El Senado estadounidense aprobó este jueves el nuevo tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, T-MEC.

Por 89 votos a favor y 10 en contra, el Senado se sumó a la Cámara de Representantes, que ya dio su visto bueno en diciembre al pacto, que ahora solo necesita la firma de Trump, que se espera para la próxima semana.

Ahora que el T-MEC recibió el visto bueno del Congreso estadounidense, se espera la ratificación por parte del gobierno de Canadá, lo que permitirá la entrar en vigor del acuerdo.

A través de un video, el presidente López Obrador celebró la aprobación del T-MEC en Estados Unidos, y aseguró que es una buena noticia ya que significará mayor confianza para las inversiones, así como para la instalación de empresas en nuestro país.

El negociador en jefe del acuerdo por parte del gobierno actual, Jesús Seade, reaccionó en sus redes sociales a la aprobación del T-MEC.

Aseguró que el acuerdo mejoró el tratado para los tres países, en particular para México. «Atentos a nuestros amigos en Canada», dijo el también subsecretario de la cancillería.

Por su parte el vocero de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Roberto Velasco, indicó que con la aprobación del T-MEC en el Congreso de EUA se da un mensaje de certidumbre en la región, además de que propicia una mayor integración económica para las siguientes décadas.

Quien también reaccionó fue la Secretaria de Economía, Graciela Márquez, quien calificó la aprobación del T-MEC como una buena noticia para México y para sus socios comerciales.

«El T-MEC es un tratado amplio y poderoso que coloca a México como un socio comercial a la par de EE.UU. y Canadá, e inicia una nueva etapa de inversión y crecimiento para la región», indicó la dependencia en un comunicado conjunto con la cancillería.

Se agregó que la plena instrumentación del T-MEC traerá beneficios a todos los mexicanos al ser un factor esencial para el crecimiento de las exportaciones, generación de empleo y la atracción de inversiones, todo lo cual garantizará el desarrollo económico de México.

Añadieron que ahora, la región económica de América del Norte se consolida como la economía más importante del mundo con más de 22.2 billones de dólares de Producto Interno Bruto y más de 490 millones de habitantes.

El coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, celebró la ratificación y dijo que estarán atentos al proceso de ratificación en el Congreso de Canadá.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, anunció este jueves que varias fuentes de inteligencia, incluidos los servicios canadienses, sugieren que el Boeing 737 que se estrelló cerca de Teherán el miércoles fue «derribado por un misil tierra-aire iraní».

«Tenemos información de múltiples fuentes, incluidos nuestros aliados y nuestros propios servicios», que «indica que el avión fue derribado por un misil tierra-aire iraní. Puede que no haya sido intencional», dijo en una conferencia de prensa.

En el maro de las declaraciones del primero ministro canadiense, se confirmó que el ministro de Relaciones Exteriores de dicho país, Francois-Philippe Champagne, conversó anoche por teléfono con su homólogo iraní, Mohammad Javad Zarif.

Los dos intercambiaron condolencias por las víctimas de ambos países en el accidente que sufrió el avión de Ukraine International Airlines.

En la conversación, Champagne enfatizó la necesidad de que se conceda a los funcionarios canadienses un rápido acceso a Irán para ofrecer servicios consulares, ayudar con la identificación de los fallecidos y participar en la investigación del accidente.

Recordemos que Canadá e Irán no han tenido relaciones diplomáticas formales desde que Canadá cerró su embajada en Irán en 2012. Diplomáticos iraníes fueron expulsados en ese entonces de Canadá.

El Boeing 737 de la compañía Ukraine International Airlines que se estrelló el miércoles en Teherán, causando la muerte de 176 personas, tuvo que dar media vuelta poco después de despegar debido a un «problema», según los primeros elementos de la investigación iraní.

En Ucrania, el presidente Volodimir Zelensky decretó este jueves una jornada de duelo nacional.

«La prioridad para Ucrania es establecer las causas de esta catástrofe», dijo el mandatario. Prometió que saldría la «verdad», después de enviar a 45 expertos ucranianos a Teherán para participar en la investigación.

El vuelo PS752 de UIA desapareció de los radares tras dos minutos de vuelo.

La Organización de la Aviación Civil (CAO) iraní indicó el jueves que el «el piloto no transmitió ningún mensaje de radio sobre circunstancias inusuales».

Sin embargo, el informe preliminar de la CAO afirma que de acuerdo a testigos presenciales «se observó un incendio en el avión que se hacía más intenso».

Tras el inicio de este fuego, cuyo origen todavía se desconoce, «el avión que se dirigía al principio hacia al oeste para salir de la zona del aeropuerto, giró hacia la derecha debido a un problema y estaba en el camino de regreso al aeropuerto cuando se estrelló» cerca de la localidad de Chahriar, al oeste de la capital iraní, según la CAO.

Esta organización dio a entender que los testigos serían personas que se encontraban en tierra y otras que estaban en un avión que volaba a mayor altitud que el Boeing en el momento del percance.

La CAO señaló asimismo que este jueves se llevó a cabo una primera reunión entre expertos iraníes y ucranianos.

Según Zelensky, los expertos de su país tienen que participar en el «descifrado de las cajas negras» y se encargarán de «identificar y repatriar» a las víctimas ucranianas.

Las autoridades de Kiev indicaron que se están barajando siete hipótesis, entre ellas la de un disparo de misil, la de un atentado y la un problema técnico.

Según la diplomacia ucraniana, a bordo del Boeing había 82 iraníes, 63 canadienses, 10 suecos, 4 afganos y 3 británicos. Otros 11 eran ucranianos, incluidos nueve tripulantes.

La CAO indicó que 146 pasajeros tenían pasaporte iraní, 10 un pasaporte afgano, cinco un pasaporte canadiense, cuatro un pasaporte sueco y 11 ucraniano.

La diferencia se explica por la presencia de numerosos binacionales (entre ellos 140 iraníes-canadienses), que sólo pueden entrar y salir de la República Islámica previa presentación de su pasaporte iraní.

Por su parte el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este jueves tener «sospechas» sobre el accidente aéreo, al mismo tiempo que funcionarios estadounidenses informaron que Irán lo había derribado por error.

Funcionarios no identificados dijeron a medios locales que los sistemas de defensa aérea iraníes probablemente derribaron por error el Boeing 737 de la compañía Ukraine International Airlines, que se estrelló el miércoles matando a las 176 personas a bordo.

«Tengo mis sospechas», dijo el mandatario. «Estaba volando en un vecindario bastante duro y alguien podría haber cometido un error». «Algunas personas dicen que fue mecánico. Personalmente no creo que eso esté siquiera en cuestión», dijo Trump, agregando que «sucedió algo muy terrible».

El comité de Finanzas del Senado de Estados Unidos aprobó este martes por 25 votos a favor y tres en contra el acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), a fin de que sea debatido y votado por el pleno.

El T-MEC traerá mucha de la necesaria certidumbre y beneficios concretos a los granjeros, trabajadores y hombres de negocios estadounidenses, señaló el presidente del comité, Chuck Grassley.

Los senadores republicanos Pat Toomey y Bill Cassidy, así como el demócrata Sheldon Whitehouse, fueron los únicos votos en contra, reportó CNBC, el cual precisó que las exportaciones estadounidenses a Canadá y México superan a las hechas a cualquier otro país.

La versión que votó este martes el Senado es la que incorporó varias adiciones hechas por la Cámara de Representantes del Congreso estadounidense, la cual le dio luz verde por 385 votos a favor y 41 en contra en su sesión del pasado 19 de diciembre.

El acuerdo fue también enviado a los comités senatoriales de Comercio, de Relaciones Exteriores así como de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones.

De acuerdo a analistas, la demora que vive el juicio político al presidente Donald Trump en espera de que el Senado fije sus reglas, parece favorecer la aprobación del T-MEC, pues el tiempo legislativo podría ser aprovechado para su aprobación que podría suceder la próxima semana, aunque aún no hay una fecha exacta.

El documento que actualiza el original Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) de 1994, entrará en vigor cuando el socio canadiense haga a su vez la ratificación parlamentaria, lo que ocurrirá una vez que regrese a laborar el próximo 27 de enero.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo esta mañana que se tiene previsto que esta semana la Cámara Alta del Congreso de los Estados Unidos apruebe el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

López Obrador indicó que Jesús Seade, subsecretario para América del Norte y jefe negociador del acuerdo comercial, con quien se reunió esta mañana, le informó que ya hay acuerdo entre senadores estadounidenses.

Desayuné con «Jesús Seade, que me trae buenas noticias. Es muy probable que se apruebe en el Senado de Estados Unidos el tratado en esta semana. Entonces ahora me va a informar de eso”, refirió López Obrador.

Una vez que se logré la aprobación en Estados Unidos, México solo deberá de esperar la aprobación que debe de realizar Canadá.

Recordemos que el acuerdo modificatorio del T-MEC fue firmado el pasado 10 de diciembre por los representantes comerciales de las tres naciones, Seade por México, Robert Lighthizer de Estados Unidos y Crrystia Freeland de Canadá.

Adicional, durante la conferencia de prensa, AMLO aprovechó para informar que este miércoles y jueves se llevará a cabo una reunión el cuerpo diplomático del país, además de que se entregarán reconocimientos a embajadores y cónsules.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) calificó este viernes como un triunfo la aprobación en el Senado del acuerdo modificatorio del Tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El mandatario estimó que Estados Unidos podría aprobar el protocolo modificatorio antes del 20 de diciembre, es decir, la próxima semana.

“Esperemos que en Estados Unidos se haga lo mismo, ellos tienen hasta el día 20, al parecer hay acuerdo entre Republicanos y Demócratas; quedaría pendiente Canadá para principios del año próximo», indicó López Obrador durante su conferencia de prensa matutina.

Resaltó que el acuerdo comercial ayudará mucho al crecimiento de la economía nacional y beneficiará a Norteámerica; afirmó que aunque no es lo único, ni la panacea, «sí es un eslabón muy importante el que se tenga este acuerdo con la economía más fuerte del mundo, con el comercio más importante del mundo».

Insistió en que se trata de un triunfo para México porque fomentará condiciones para la inversión, generará fuentes de trabajo y el fortalecimiento de la industria.

El presidente destacó la votación que se dio en el Senado, donde hubo 107 a favor y sólo uno en contra, ante lo cual expresó: ya mejor no puede darse una situación con estas características.

Recalcó que con este hecho se refrenda que se trató de una muy buena semana para México e insistió en que en el Congreso de Estados Unidos pueda aprobarse la semana próxima, lo que ayudaría a la región de América del Norte en el ámbito económico, comercial, pero también político.

AMLO aprovechó para indicar que este fin de semana visitará Chiapas, Tabasco y Veracruz para supervisar los trabajos del programa Sembrando Vida, el cual dijo ya se encuentra en más de 500 mil hectáreas en el sureste, donde se da trabajo a 200 mil campesinos.

Jesús Seade, subsecretario para América del Norte, confió que en la primavera de 2020 entre en vigor el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) en materia comercial.

El funcionario mexicano planteó que según sus previsiones antes del 20 de diciembre el congreso estadounidense ratificará el acuerdo, mientras que Canadá podría hacerlo en estos días.

“El tratado entra en vigor tres meses después de que los tres países lo hayan ratificado y Canadá probablemente podría tardarse más que los otros», indicó luego de reunirse con senadores de las comisiones de Puntos Constitucionales, Relaciones Exteriores, Relaciones Exteriores con América del Norte, Economía y Trabajo y Previsión Social, para dictaminar el Protocolo Modificatorio del T-MEC.

Planteó que “si Canadá hace lo que está considerando ahorita, que es ratificar mañana, el último que lo hará es Estados Unidos el 20 de diciembre y entraría tres meses después del 31 de diciembre. Si Canadá se va a enero, será un mes más tarde, lo que quiere decir que en la primavera tendremos T-MEC.

Senadores reprocharon a Seade que en el dictamen que distribuyeron venían dos acuerdos firmados el 10 de diciembre, y que hasta ahora sabían de ellos, a lo que el funcionario subrayó que no son propiamente acuerdos sino aclaraciones.

Detalló que esos «acuerdos» son en relación con el Tratado de Humedales y de cooperación en materia aduanera para intercambiar información e impedir el tránsito de productos de origen animal, como ropa o zapatos de piel de cocodrilo, entre otras especies prohibidas o en peligro de extinción.

El protocolo modificatorio del T-MEC obtuvo el aval en comisiones, por lo que pasó al Pleno para su discusión y eventual ratificación.

Fue un día de fiesta en Palacio Nacional. Para firmar el adendum de la ratificación del TMEC se reunieron las delegaciones de México, Estados Unidos y Canadá, encabezadas por el presidente López Obrador, el canciller Marcelo Ebrard y el Subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, por la parte mexicana; Robert Lighthizer y Jareed Kushner, por parte de EUA; y Chrystia Freeland del lado canadiense.

Sabemos que en la recta final de la negociación sobre la ratificación hubo cuatro temas espinosos. El laboral; el ambiental; el de medicamentos y los aranceles al acero y al aluminio. Sobre estos temas se logró un adendum en donde los canadienses se sentaron a esperar qué lograban acordar primero los demócratas con los sindicatos de Estados Unidos; luego los demócratas con La Casa Blanca y por último voltearon a ver qué es lo que diría México sobre las nuevas exigencias que se le harían al país.

Todo indica que van a ser fuertes las exigencias para México. Que si bien no entraran inspectores estadounidenses al país para revisar que se cumplan las leyes laborales, sí habrá un mayor escrutinio en este sentido lo que será probablemente un golpe a algo que nunca he entendido como orgullo nacional: “la mano de obra barata mexicana”.

La verdad es que el mundo ha cambiado. Las ganancias del libre comercio que han dejado atrás a los trabajadores que simplemente ven como se enriquecen los dueños de las grandes multinacionales ya no es un escenario sostenible.

Quien crea que sí, puede voltear a ver a las dos grandes democracias: Estados Unidos y Gran Bretaña. En ambos países han ganado liderazgos llevados hasta el poder por el hartazgo de las clases medias trabajadoras. En EUA los trabajadores de cuello azul de estados como Ohio, Wisconsin y Pennsylvania que eran leales a los demócratas pero que se cansaron de condiciones lamentables de trabajo y prefirieron votar por Trump. En Gran Bretaña, los cansados con una situación económica precaria de cuyas causas culpaban a los migrantes, votaron por el Brexit y mañana muy probablemente lo ratifiquen en las elecciones convocadas por Boris Johnson.

En México urgen mejoras laborales desde hace décadas. Entiendo que parte del descontento con lo acordado ahora tiene que ver con la preocupación de que Estados Unidos utilice argumentos de incumplimientos laborales para justificar un proteccionismo comercial, pero si no queremos que estos argumentos sean utilizados, lo mejor que podemos hacer es que se mejoren las condiciones laborales y que los sindicatos sirvan para representar a los trabajadores. ¡Adiós a los millonarios liderazgos sindicales (Romero Deschamps; Napoleón Gómez Urrutia) con trabajadores en situaciones precarias!

Columna completa en El Universal

México, Estados Unidos y Canadá firmaron hoy los cambios al Tratado comercial México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), luego de meses de intensas negociaciones.

Por México firmó el negociador Jesús Seade, por Estados Unidos el representante comercial Robert Lighthizer y por Canadá la viceprimera ministra Chrystia Freeland. El presidente Andrés Manuel López Obrador asitió como testigo de honor.

«Misión cumplida», expresó el canciller mexicano Marcelo Ebrard en Palacio Nacional durante la firma de los cambios al Tratado comercial México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Después de un año y 10 días, cuando fue firmada en Argentina la primera versión de este pacto comercial, Ebrard aseguró que este avance es resultado de las decisiones tomadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador y su compromiso para la Reforma Laboral.

“Pensaron que no se iba a poder, decían que era casi imposible tener un tratado tan pronto y satisfactorio para los tres países, y aquí estamos, hemos encontrado la manera de entendernos», señaló el secretario de Relaciones Exteriores.

El asesor comercial de la Casa Blanca, Robert Lighthizer, aseguró que el T-MEC es el mejor acuerdo comercial de la historia, con las mejores disposiciones del mundo en la materia, que hará más rica a Norteamérica.

El funcionario estadounidense destacó los logros del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en la negociación de este tratado, que al final es “un tributo para el pueblo y para el sistema mexicano».

Afirmó que aunque es un milagro que los tres países hayan logrado un acuerdo, lo más importante es que el T-MEC es una herencia para una “región vibrante», pues beneficiará al sector manufacturero, a los productores agrícolas y al comercio digital de las tres naciones.

La viceprimera ministra de Canadá, Chrystia Freeland, aseguró que la firma del acuerdo representa la modernización del acuerdo comercial entre los tres países para tener un documento actualizado para el siglo XXI.

La funcionaria canadiense destacó que este acuerdo es positivo para las economías, las familias y para la clase trabajadora. “Mantuvimos siempre (en el tratado) el enfoque de conservar los empleos, fomentar el crecimiento, expandir la clase media y también ayudar a la gente trabajadora para que se una a la clase media y juntos hemos logrado todo esto».

Por su parte el presidente López Obrador agradeció el trabajo realizado por los jefes negociadores, pues dijo, lograron solucionar las diferencias y sacar adelante un acuerdo que es benéfico para los tres países.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó este medio día sobre una llamada que sostuvo con sus homólogos estadounidense y canadiense, sobre la firma de la modificación al T-MEC.

«Hablé por teléfono con Justin Trudeau, primer ministro de Canadá y con Donald Trump, presidente de Estados Unidos. A los dos les agradecí su valiosa participación y apoyo para aprobar el T-MEC», indicó AMLO en redes sociales.

Añadió que agradeció a los mandatarios la distinción de que sea en México donde se firme el documento correspondiente.

Se espera que en cuestión de minutos, el presidente López Obrador encabece la firma desde Palacio Nacional, a la cual asisten el representante de Comercio Exterior de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y la viceprimera ministra de Canadá, Chrystia Freeland.

Al respecto, el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, felicitó a los gobiernos de México, Canadá y su país por lograr un acuerdo final sobre el tratado comercial entre las tres naciones.

El diplomático consideró este proceso como un gran triunfo para América del Norte, y “un paso muy importante para las economías de los tres países.

“¡Gran triunfo para América del Norte! Se ha logrado un acuerdo final sobre el T-MEC. Felicidades a los negociadores de los tres países. Se va a firmar el acuerdo revisado al mediodía en Palacio Nacional. Un paso muy importante para las economías de los tres países», escribió en su red social.

Los Gobiernos de México, Estados Unidos y Canadá firmarán este martes una nueva versión del tratado comercial T-MEC que incluye un apéndice con los cambios acordados entre demócratas y republicanos estadounidenses, informó
esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

«Hoy vienen los representantes del Gobierno de Canadá y de Estados Unidos para la firma del tratado de libre comercio. Es una reafirmación de ese tratado, volver a ratificar ese tratado a día de hoy», expresó López Obrador.

Por esta visita, el presidente canceló un viaje previsto a Sonora donde se reuniría con los padres de las víctimas de la guardería ABC, para recibir en Palacio Nacional al responsable de Comercio Exterior de Estados Unidos, Robert Lighthizer, a Jared Kushner, yerno y asesor del presidente estadounidense, Donald Trump, y a la viceprimera ministra de Canadá, Chrystia Freeland.

«Ayer me informaron que habían decidido aceptar la invitación de que se firme aquí en México este acuerdo y que vendrían de Estados Unidos y Canadá para la firma», expresó el mandatario.

AMLO recordó que los tres gobiernos firmaron el 30 de noviembre de 2018 en Buenos Aires el nuevo tratado comercial, en sustitución del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), cuando todavía gobernaba Enrique Peña Nieto.

López Obrador, entonces era presidente electo, apoyó el T-MEC, y el pasado mes de junio el Senado mexicano ratificó el tratado a la espera de que los congresos estadounidense y canadiense hicieran lo mismo. Sin embargo, la oposición demócrata de Estados Unidos, que domina la Cámara de Representantes, mostró sus reservas en materia laboral y medioambiental.

«Hubo ciertas peticiones de los congresistas estadounidenses, de manera especial de los demócratas, para abrir la negociación y nosotros decidimos aceptar negociar el tema laboral que era un tema principal para los demócratas hasta ayer», añadió López Obrador.

Para convencer a los demócratas, el Gobierno mexicano impulsó una reforma laboral que instaura «democracia sindical» y crea un tribunal laboral para resolver controversias, explicó el mandatario.

La reunión de hoy se da luego de que demócratas y republicanos alcanzaran un acuerdo la tarde de ayer en Estados Unidos, que permitiría la ratificación definitiva del tratado, cuyas modificaciones se espera que se den a conocer hoy.

López Obrador indicó que las modificaciones del tratado, que se incluirán en un apéndice, deberán pasar por el Senado, ya que «no se aprueba nada si no se informa y consulta» a los legisladores.

WordPress Lightbox Plugin