Tag

Casa Blanca

Browsing

Esta mañana, durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el canciller Marcelo Ebrard ofreció un informe sobre la reunión que sostuvo este martes en La Casa Blanca con funcionarios de los Estados Unidos, en relación al acuerdo migratorio que se alcanzó en junio pasado.

Ebrard indicó que el primer dato que se presentó por parte de la delegación mexicana fue el correspondiente al flujo migratorio, el cual desde el mes de junio a la fecha, presenta una reducción del 58.7%. En el caso de personas provenientes de Centroamérica, dijo que la reducción es de 70.3%, mientras que en el caso de mexicanos es del 7.2%.

«El punto en el que nos encontrábamos en el mes de junio era de que había habido un incremento de más del 300 por ciento, y ahora estamos en un punto en donde ha habido una reducción del 58.7 por ciento, y en el caso de personas provenientes de Centroamérica o de otras regiones del mundo del 70 por ciento. Por lo tanto, consideramos que la estrategia migratoria de México ha sido exitosa», dijo el canciller.

Marcelo Ebrard detalló que lo que se expuso en la reunión es que la estrategia que está llevando a cabo México está centrada en el combate a las redes de tráfico de personas, además de que se han mejorado los servicios de inteligencia de distintas instituciones, y que las tareas de la Guardia Nacional se han llevado a cabo en apego a los derechos humanos y a las leyes mexicanas.

Añadió que otro punto que se  puso sobre la mesa fue el esfuerzo de México por crear 60 mil empleos en El Salvador, Honduras y Guatemala.

Indicó que se hizo una revisión al promedio histórico de los flujos migratorios hacia Estados Unidos, el cual entre los años 2014 y 2019 fue en promedio de 23 mil 157 de nacionalidad principalmente de Centroamérica; en ese sentido adelantó, para el mes de octubre se estaría alcanzado dicha cifra.

Respecto a los compromisos que contrajo Estados Unidos, Ebrard señaló que a la fecha se han desembolsado 126 millones de dólares para microfinanciamiento a pequeñas y medianas empresas en el sur de México; se firmaron dos cartas de intención para proyectos de infraestructura en el sur del país por 800 millones de dólares y hay tres proyectos en proceso de integración ya muy avanzada por 330 millones de dólares.

Recordó que el compromiso de Estados Unidos fue el 18 de diciembre del año pasado que habría una inversión de dos mil millones de dólares.

Ebrard dijo que México puso sobre la mesa que el control de tráfico de armas en la frontera tiene la misma prioridad que para EUA tiene el tema de la migración.

En ese sentido informó que el 70% de los delitos que se cometen en México con armas están relacionados con compras en los Estados Unidos; es decir, se adquieren en el país vecino e ingresan a nuestro territorio.

«Se manifestó que el objetivo de México sería congelar el tráfico de armas en la frontera. Nuestro objetivo último no es nada más reducirlo, sino congelarlo, y para eso necesitamos la participación de las autoridades norteamericanas», precisó el funcionario.

Al respecto, informó que el pasado lunes 9 de septiembre se instaló el grupo binacional sobre tráfico de armas; que lo integran de la parte mexicana la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, la Secretaría de Gobernación, Relaciones Exteriores, Defensa Nacional, la Marina, Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y la Fiscalía General de la República.

Detalló que se acordó hacer una revisión mensual de los avances de dicha tarea (trafico de armas); para ello, México propuso operaciones para el control de armas en cinco puntos a lo largo de la frontera: San Diego, El Paso, Laredo, McAllen y Brownsville, pues dijo, el 41% de las armas involucradas en crímenes que se cometen en nuestro país y que fueron recuperadas proceden de Texas, el 19% de California y el 15% de Arizona.

«Consideramos que la reunión fue una reunión productiva y que estaremos muy pronto ya alcanzando los números en el flujo migratorio que han sido históricamente los que hemos observado en los últimos años; es decir, saldremos de una circunstancia de incremento mensual considerable y, por otro lado, eso nos va a abrir espacio para que México pueda avanzar y exigir que se congele el tráfico de armas, entre otras cosas», sostuvo el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Finalmente, Ebrard confirmó que al término de la reunión pudo saludar al presidente Donald Trump, encuentro que describió como un «breve saludo, en donde externo que reconocía los esfuerzos que México está llevando a cabo y la importancia de lo que estamos planteando nosotros también en materia de armas».

La cadena de tiendas de autorservicio, Walmart, anunció este martes que dejará de vender municiones para pistolas y algunos rifles de estilo militar, al calificar de «inaceptable» la situación del control de armas en Estados Unidos.

La medida se produjo un mes después del tiroteo una de sus sucursales en El Paso, Texas, que dejara sin vida a 22 muertos, entre ellos ocho mexicanos.

El presidente ejecutivo de la compañía, Doug McMillon, hizo un llamado al Congreso y La Casa Blanca para que aprueben medidas de «sentido común», incluyendo verificaciones de antecedentes más estrictas para la compra de armas.

«Como hemos visto antes, estos eventos horribles ocurren y luego la atención se desvanece. No debemos permitir que eso suceda», dijo McMillon en un comunicado. «El Congreso y la administración deberían actuar».

Walmart espera que la medida reduzca su participación en el mercado de balas de cerca de 20% a un rango entre 6% y 9%. Aclaró que la compañía seguirá vendiendo rifles y escopetas para caza y buena parte de las municiones que utilizan estas armas, con el fin de que sus tiendas estén «aún más enfocadas en las necesidades de los entusiastas de la caza y el tiro deportivo».

Walmart ya ha restringido en el pasado el acceso a algunas armas en sus tiendas, incluyendo una decisión de 1993 de cancelar las ventas de armas cortas en todos los estados menos en Alaska. En 2015 dejó de vender armas semiautomáticas del tipo utilizado en tiroteos masivos.

El martes, Walmart anunció que también dejará de vender armas cortas en Alaska. No obstante, la cadena ha resistido los pedidos para detener por completo la venta de armas.

Estados Unidos y China intentan relanzar las negociaciones para poner fin a la guerra comercial que los opone, aseguró este domingo el principal asesor económico de Donald Trump.

«Si las negociaciones se reabren de manera sustancial, haremos venir a los funcionarios chinos a Washington para una reunión de jefes negociadores con el fin de continuar las discusiones», dijo Larry Kudlow en el programa televisivo Fox News Sunday.

Según Kudlow, son los altos funcionarios de ambas partes los que deben conversar vía telefónica «la semana próxima o los diez días próximos».

Las declaraciones del asesor de La Casa Blanca dejan no obstante dudas sobre la llegada de una delegación china a Washington en septiembre, en respuesta a una visita a Shanghái del representante comercial Robert Lighthizer y del secretario del Tesoro Steven Mnuchin.

Kudlow subrayó sin embargo que la conversación telefónica que mantuvieron a mediados de agosto a raíz de la reunión de Shangái Lighthizer y Mnuchin con los negociadores chinos Liu He y Zhong Shan «fue mucho más positiva que lo que indicaron los medios» de comunicación.

El asesor de La Casa Blanca no dejó además de insistir con un mensaje positivo sobre el crecimiento estadounidense: «No tengamos miedo de ser optimistas».

Recordemos que las negociaciones entre Pekín y Washington comenzaron en enero pasado y parecían estar llegando a buen puerto, para que luego Trump les pusiera fin abruptamente, al estimar que China estaba dando marcha atrás con algunos compromisos que había asumido.

En junio, Trump y su par chino Xi Jinping se reunieron en Japón al margen de la cumbre del G7, pero poco después el presidente estadounidense anunció la imposición a partir de septiembre de 10% de aranceles punitivos sobre los 300,000 millones de dólares de productos chinos que habían escapado hasta entonces a las retorsiones comerciales.

La nueva secretaria de prensa de La Casa Blanca, Stephanie Grisham, protagonizó este domingo un enfrentamiento con guardias del gobierno norcoreano, quienes no permitían el acceso de la prensa estadounidense al lugar donde se lleva a cabo la reunión entre Donald Trumo y Kim Jong-un.

De acuerdo a imágenes que compartieron diversos reporteros de la fuente, los oficiales de norcorea no permitían el acceso de la prensa estadounidense, por lo que al percatarse de la situación, Grisham decide intervenir.

Sin embargo, lejos de intentar dialogar con los oficiales, corrió a «moverlos», y ayudándose del barandal,  logró abrir un espacio para que prensa de su país pasara.

Los corresponsales que se encontraban en la Casa de la Libertad del gobierno de Corea del Sur, lugar donde se llevó a cabo el encuentro, dieron cuenta de los hechos a través de sus redes sociales.

«La nueva secretaria de prensa de WH (Casa Blanca), Stephanie Grisham, se peleó con los norcoreanos para mover a los miembros del grupo de la prensa de WH a la posición para cubrir a Trump y Kim», dijo Jim Acosta de la cadena CNN .

Algunos medios como USA Today reportan que la nueva funcionaria quedó con moretones luego de enfrentarse «cuerpo a cuerpo» con los guardias.  Incluso señalan que el forcejeo terminó cuando los agentes del Servicio Secreto de Estados Unidos intervinieron.

El presidente Donald Trump anunció esta tarde que la actual vocera de La Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dejará su cargo a finales de mes.

«Luego de 3 1/2 años, nuestra maravillosa Sarah Huckabee Sanders dejará La Casa Blanca a fin de mes para regresar a su hogar en el Gran Estado de Arkansas», tuiteó el mandatario.

Sin embargo, como suele hacerlo, especuló sobre el futuro de su todavía colaboradora. Dijo que Sanders podría decidir postularse a la gubernatura de su estado.

Más temprano, también en declaraciones desde La Casa Blanca, Trump aprovechó para afirmar que Canadá y México están “completamente alineados” en torno al nuevo tratado comercial T-MEC, reconociendo que depende de Washington su aprobación.

Trump sostuvo que espera que el Congreso de su país apruebe rápidamente el acuerdo, aunque no dio más detalles sobre si se ha alcanzado un acuerdo con los demócratas.

Al respecto, el gobierno de Canadá dijo esta tarde que el primer ministro Justin Trudeau tiene planes de reunirse con Trump el 20 de junio próximo en Washington, en donde se espera conversen sobre el tema.

Estados Unidos mantiene su decisión de aplicar aranceles a las importaciones de México a partir del lunes próximo, a pesar del «progreso» en las conversaciones para frenar el flujo migratorio hacia el norte, dijo este viernes la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

«Nuestra posición no ha cambiado», dijo a periodistas. «Las reuniones han ido bien, pero hasta el momento todavía nos encaminamos hacia las tarifas el lunes».

En declaraciones desde Europa, donde el presidente Donald Trump ha estado de gira esta semana, Sanders destacó el avance de las negociaciones que transcurren en Washington con funcionarios del gobierno de Andrés Manuel López Obrador con miras a evitar las medidas tarifarias.

Sanders señaló que Trump ha estado informado por el vicepresidente, Mike Pence, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, sobre el desarrollo de las pláticas, que comenzaron formalmente el miércoles pasado con una delegación mexicana encabezada por el canciller Marcelo Ebrard.

No obstante, la secretaria de prensa de la Casa Blanca dijo que «hasta la fecha» Trump no ha hablado con López Obrador sobre el tema.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó la semana pasada con imponer aranceles graduales a todas las importaciones a su país procedentes de México si el país no hace algo efectivo para detener la migración de indocumentados centroamericanos.

El lunes 10 de junio entrarían en vigor aranceles de 5% e irían subiendo hasta llegar a 25% en octubre, si Trump considera que México no hace lo suficiente en materia migratoria.

El director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, se reunió con el presidente Donald Trump en la Casa Blanca este martes.

La reunión se dió horas después de que el mandatario tuiteara que el Congreso debería «involucrarse» en una batalla contra las prácticas «discriminatorias» de la compañía de medios sociales.

En una serie de tuits, Trump dijo que era «muy cierto» que él era lo mejor que le había pasado a la empresa, pero que Twitter no lo «trata bien como a un republicano».

El presidente se quejó de que su lista de seguidores sería «mucho mayor» si Twitter «no estuviera jugando sus juegos políticos».

Y es que, hasta hoy por la mañana, Trump contaba con 59.9 millones de seguidores en Twitter, lo que lo convierte en el decimotercer usuario más seguido en la red social detrás de personajes como el expresidente Barack Obama y las cantantes Katy Perry y Taylor Swift.

Sin embargo, el presidente ha expresado reiteradamente su disgusto con una iniciativa llevada a cabo por Twitter el año pasado para eliminar decenas de millones de cuentas sospechosas. La compañía dijo que intentaba ayudar a combatir el contenido manipulador y abusivo mediante la eliminación de perfiles falsos, con lo que el presidente perdió cientos de miles de seguidores.

Tras la reunión de ayer, realizada a puerta cerrada, Donald Trump compartió en Twitter una fotografía del acontecimiento y destacó que había sido una gran junta y que permanecería abierto al diálogo.

 

El fiscal general de Estados Unidos, Bill Barr, confirmó este jueves que los abogados del presidente estadounidense, Donald Trump, tuvieron acceso a una versión editada del informe del fiscal especial Robert Mueller antes de su publicación.

La Casa Blanca no hizo ningún cambio en el informe fiscal ni tampoco ejerció el privilegio del ejecutivo de proteger información, indicó Barr.

Y es que el fiscal general reveló este jueves que el informe del fiscal especial concluyó que no hubo colusión entre la campaña de Donald Trump y los rusos en las elecciones de 2016.

«El informe del fiscal especial afirma que la investigación no estableció que miembros de la campaña conspiraran o estuvieran coordinados con el gobierno ruso en sus actividades de interferencia en las elecciones», dijo Barr en una rueda de prensa.

Al respecto, el presidente Donald Trump utilizó sus redes sociales para reiterar que no tuvo nada que ver con las acusaciones que por meses lo rodearon.

El fiscal general afirmó que Trump no actuó para frustrar la investigación de Mueller, y por el contrario, La Casa Blanca “cooperó” plenamente.

«Hay pruebas sustanciales que muestran que el presidente estaba frustrado y enojado por la convicción de que la investigación estaba lastrando su presidencia, que era impulsada por sus opositores y que fue alimentada por filtraciones ilegales», añadió Barr.

La intención del presidente Donald Trump de elegir a Stephen Miller para dirigir los temas de inmigración podría desencadenar un posible conflicto político con una de las personas más influyentes de La Casa Blanca, su yerno, Jared Kushner.

Y es que ante el reto que Trump quiere librar para asegurar la frontera sur, encomendó a Kushner desarrollar nuevas ideas sobre la reforma migratoria ante los malos resultados de la propuesta inicial del marco legal de inmigración.

Kushner, quien está casado con la hija de Trump, Ivanka, se habría convertido en la apuesta del mandatario para idear un plan que arreglara el sistema de inmigración.

«El reloj está marcando todas estas cosas», dijo un ex funcionario de Trump que se mantiene en contacto con fuentes dentro de La Casa Blanca. «No hay manera de que Stephen pueda continuar presionando una política restrictiva de la derecha y muy dura, y que Jared esté presionando una política del centro, ligeramente a la izquierda, y algo no entre en conflicto».

La tensión se produce cuando el presidente purga a sus principales funcionarios de seguridad nacional y promete adoptar un enfoque más estricto en la frontera con México, de cara a la campaña de 2020.

«Tenemos las peores leyes de cualquier país en cualquier parte del mundo, ya sea captura y liberación o cualquiera de ellas», dijo Trump el martes. “Quiero decir, podría nombrar, podría sentarme aquí y nombrarlos, pero si se libró de la captura y liberación, la migración en cadena, la lotería de visas, tiene que arreglar la situación de asilo; es ridículo. Tienes gente entrando, reclamando asilo «.

Se espera que el equipo de Kushner desarrolle una nueva propuesta sobre la reforma de inmigración, debido a que Trump estaba claramente frustrado con la propuesta de inmigración legal original y sintió firmemente que el enfoque de la administración debía estar en la seguridad fronteriza, según dos fuentes familiarizadas con las discusiones .

«Él (Trump) se frustró. Está muy frustrado por la crisis fronteriza. Y sintió que lo que llegaba a su escritorio no era lo suficientemente bueno y no era lo que quería hacer. Él está muy molesto por esta crisis fronteriza y vio que necesitaba dar una dirección más clara. La idea es que van a armar algo que pueda convertirse en un tema para que la administración avance hacia la reelección «, revelaron las fuentes.

Otra fuente familiarizada con la reunión dijo que el nuevo plan está más en línea con «la agenda pro trabajador de Trump».

La Casa Blanca rechazó la idea de cualquier diferencia de enfoques entre Miller y Kushner.

«El presidente Trump desea establecer una política de inmigración que esté diseñada para resolver la crisis humanitaria en nuestra frontera, evitar el ingreso ilegal a nuestro país y proteger al pueblo estadounidense. No hay divergencias entre el equipo del presidente mientras trabajan para implementar esa agenda», dijo un vocero de la administración Trump.

En menos de una semana, la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, renunció a su cargo y se retiró la nominación de Ron Vitiello para dirigir el Servicio de Inmigración y Aduanas.

Un asesor del Departamento de Seguridad Nacional dijo que cualquier reducción en la inmigración no se puede hacer a la inmigración ilegal, por lo que probablemente se haría a la inmigración legal.

«Sin duda, representa un golpe para uno de los principales objetivos legislativos de Jared, que esperaba usar la reforma migratoria para mejorar su relación personal con algunos de los principales directores ejecutivos y líderes tecnológicos de los Estados Unidos, y ahora sabe que esas personas no van a ser testigos de ser capaz de sacar algo de esta administración «.

Aquellos que conocen a Miller dicen que no deben subestimar a unos de los asesores principales de Trump, ya que él es más estratégico de lo que se piensa. Afirman que no pondrá en peligro su posición con el presidente debido a una disputa con Kushner, quien como miembro de la familia presidencial es considerado como intocable.

El reciente ascenso de Miller en las decisiones de inmigración se ve como un retorno a los temas centrales que hicieron que Trump sea elegido.

Trump ganó la nominación del Partido Republicano y la presidencia en 2016 haciendo campaña con la promesa de acabar con la inmigración, construir un muro fronterizo y terminar con el programa de la era de Obama que ofrecía a los llamados Dreamers permisos de trabajo temporales y renovables.

 

Texto original publicado en Miami Herald por Franco Ordoñez

La Casa Blanca criticó este martes al juez que bloqueó su política de devolver a México a los solicitantes de asilo para que esperen en nuestro país sus audiencias migratorias.

El presidente Donald Trump «hará todo lo que sea necesario» para proteger las fronteras del país, dijo la vocera Sarah Huckabee Sanders.

En un mensaje vía Twitter, Sanders escribió: «Un juez activista liberal en San Francisco determinó que Estados Unidos y México no pueden cooperar para lidiar con temas de asilo en la frontera».

La funcionaria denunció que México ahora está haciendo más para proteger las fronteras estadounidenses que los propios congresistas demócratas, y calificó la situación de «lamentable».

Advirtió que el presidente Trump «hará todo lo que sea necesario para resguardar la seguridad de los estadounidenses”, aunque no dio detalles sobre la ruta que seguirán.

Y es que el juez federal de distrito, Richard Seeborg, en San Francisco dictó ayer una orden judicial que detiene la política del gobierno estadounidense de enviar a algunos solicitantes de asilo de regreso a la frontera sur para esperar en México a que se resuelvan sus casos.

La decisión entraría en vigencia el viernes, según lo dispuesto por el juez.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asegura ser un maestro en “el arte del negocio” y sus planes para su eventual salida de la Casa Blanca parecen confirmar este aspecto de su persona.

Según informó el portal “The Daily Beast”, Trump se encuentra “emocionado” sobre el proyecto de escribir, mediante un autor “fantasma” un libro que relate sus experiencias durante su estadía como presidente de Estados Unidos.

Trump señaló que tiene la expectativa de que este libro se venda mejor que su anterior Best Seller del New York Times, titulado “El Arte de Negociar», también escrito por un tercero.

En vista de la popularidad de Trump, este pronóstico bien podría volverse una realidad, ya que su libro con seguridad lo comprarían tanto sus seguidores, como sus detractores.

Una de las presuntas intenciones de Trump y su próximo texto sería “corregir” la información sobre las “noticias falsas” publicadas en periódicos y otros libros acerca de él.

El pitcher mexicano Héctor Velázquez de los Medias Rojas de Boston no irá a la Casa Blanca para ser felicitado por el presidente Donald Trump por el campeonato de 2018 en la Serie Mundial de la Grandes Ligas debido a las declaraciones que ha hecho el estadounidense contra los mexicanos desde su campaña en 2016.

«Tomé la decisión de no ir porque, como sabemos, el presidente ha dicho muchas cosas acerca de México. Hay muchos mexicanos que son mis fans, que me siguen. Y soy mexicano, prefiero no ofender a nadie», dijo.

En entrevista con el medio Mass Live, el lanzador de Red Sox recordó que Trump desde 2015, cuando mostró su interés para ser candidato a la presidencia por el Partido Republicano, ha insultado a los mexicanos llamándolos “delincuentes” y “violadores”.

«Si las personas quieren conocer a los mexicanos y el tipo de personas que somos, los invito a ir a México y que vean a las personas que están ahí», señaló.

El pitcher también se refirió a los migrantes, pues no son sólo mexicanos los que quieren cruzar la frontera, también son hondureños, guatemaltecos y de otros países de Centroamérica.

El oriundo de Ciudad Obregón, Sonora, se considera una persona trabajadora y disciplinada, actitudes que aprendió en México. Pero él no es el único, en entrevista con el medio expresó que hay muchos mexicanos con esas características y reiteró su invitación a conocer a sus connacionales.

El pasado 28 de octubre los Medias Rojas ganaron la Serie Mundial 5-1 contra los Dodgers. Cada año, los campeones son homenajeados por el presidente en la Casa Blanca.

El Gobierno del presidente Donald Trump dio un paso atrás este martes en su amenaza de cerrar la frontera sur de Estados Unidos y señaló que México está siendo más responsable para lidiar con la inmigración ilegal.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo a Fox News que el Gobierno ha visto que México está «asumiendo un mayor sentido de responsabilidad en el proceso» de afrontar el flujo migratorio, que según funcionarios estadounidenses supera la capacidad de los puertos de entrada a lo largo de la frontera.

«Han comenzado a hacer mucho más. Los hemos visto capturar a un mayor número de personas» y retener a quienes tienen solicitudes de asilo en México mientras sus casos son procesados en Estados Unidos, comentó Sanders a periodistas en la Casa Blanca.

«También los hemos visto evitar que más personas crucen la frontera para que ni siquiera ingresen a Estados Unidos. Así que esas dos cosas son útiles y nos gustaría que continúen», agregó.

Trump amenazó el viernes con cerrar la frontera esta semana a menos que México tomara medidas para evitar que los inmigrantes lleguen a Estados Unidos ilegalmente. Una decisión de ese tipo podría interrumpir millones de cruces legales y miles de millones de dólares en comercio.

Sanders indicó que el Gobierno está «analizando todas las opciones a la hora de cerrar los diferentes puertos de entrada».


WordPress Lightbox Plugin