Tag

migración

Browsing

Estados Unidos impulsará negociaciones para alcanzar más acuerdos migratorios con El Salvador, Costa Rica, Honduras y Panamá, en línea con el que se firmó la semana pasada con Guatemala, con la intención de frenar la migración irregular desde Centroamérica.

El secretario interino de Seguridad Nacional estadounidense, Kevin McAleenan, quien visita Guatemala para dar seguimiento al pacto de tercer país seguro, dijo a periodistas que con más convenios «similares» se detendría la trata de personas y la migración irregular hacia su país.

«Ahora estamos tratando de conversar con Honduras y El Salvador para tener arreglos similares a los de Guatemala. El presidente Trump también invitó a Costa Rica y Panamá porque esto lo vemos como una responsabilidad regional», declaró McAleenan.

Recordemos que el viernes pasado, Guatemala firmó en Washington un acuerdo que, según La Casa Blanca, lo convierte en «tercer país seguro». Bajo el convenio, quienes aspiran a pedir asilo en Estados Unidos y pasen antes por este país centroamericano, deberán hacer allí su solicitud.

McAleenan insistió en que el fenómeno migratorio es «una responsabilidad regional» y por ello Washington firmó también «un acuerdo importante con México para abordar temas de seguridad para atacar los contrabandistas» de personas.

Aseguró que con los convenios, los centroamericanos podrán optar a visas agrícolas temporales.

El funcionario señaló que lo que se busca es trabajar con la región, para dar más acceso a empleo legal en los Estados Unidos. Comentó que Guatemala es un país «crucial» para atacar el tráfico de personas debido a su posición geográfica.

Y es que Estados Unidos detuvo un récord de 144,000 inmigrantes indocumentados en la frontera con nuestro país en mayo pasado. En junio la cifra se ubicó en 104.000. La mayoría son familias del llamado Triángulo Norte de Centroamérica: Guatemala, Honduras y El Salvador, que huyen de las condiciones de pobreza y violencia en sus países.

McAleenan enfatizó que su país no dará asilo a personas que hayan migrado por cuestiones económicas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, agradeció este jueves a México y a su presidente, Andrés Manuel López Obrador, el despliegue de tropas en la frontera con Guatemala.

Indicó que dicho despliegue  ha provocado una «tremenda» diferencia en el número de inmigrantes que entran en suelo estadounidense de manera irregular.

«Como saben, México ha desplegado 21,000 soldados, lo cual es algo que nunca antes había hecho, y eso ha  supuesto una tremenda diferencia en los números rápidamente», dijo el mandatario durante una ceremonia en honor del nuevo secretario de Defensa, Mark Esper, en el Pentágono.

El mandatario expresó su agradecimiento «a México y a su presidente» por ayudar a atajar la que calificó como «la gran crisis de seguridad nacional en la frontera sur».

El republicano remató asegurando que ninguna nación puede gozar de seguridad si no logra controlar sus fronteras.

Y es que recordemos que a inicios del mes pasado, México y Estados Unidos alcanzaron un acuerdo en materia migratoria, en el que México se comprometió a implementar medidas para reducir el flujo migratorio, entre las que se encontraba el despliegue de la recién creada Guardia Nacional en la frontera sur.

Al afirmar que México seguirá su estrategia para ordenar la migración, que además de respetar los derechos humanos, se centra en atender las causas, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) habló sobre el trabajo que se está haciendo con los gobiernos de Centroamérica.

Indicó que se están apoyando actividades productivas en los lugares de origen de los migrantes, con la idea de que tengan oportunidades de empleo, haya bienestar y seguridad, y que la migración se opcional y no forzada.

Al respecto, indicó que será el próximo sábado cuando se reúna con el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández,en Minatitlán, Veracruz.

«Ese es el informe que tengo de la Secretaría de Relaciones Exteriores, porque estamos trabajando en el apoyo a actividades productivas en países de Centroamérica. Queremos apoyar y seguir insistiendo en que Estados Unidos ayude a los países centroamericanos, que haya inversión para que la gente no se vea obligada a emigrar», dijo AMLO.

Recordó que ya se ha avanzado con el gobierno de El Salvador, por lo que ahora se hará lo correspondiente con el gobierno de Honduras.

Sobre la relación que se mantiene con Estados Unidos, señaló que se ha procurado que se mantengan buenas relaciones, por lo que hoy en día hay una actitud de respeto hacia México de parte del gobierno de presidente Donald Trump.

López Obrador dijo que se está a la espera de que los congresistas del país vecino aprueben el tratado comercial, el T-MEC, pues con la ratificación de parte de Estados Unidos y de Canadá,  habrá más confianza en nuestro país, y eso propiciará que lleguen más inversiones y tener mayor crecimiento económico y más empleos.

«Ya nosotros hicimos lo que nos correspondía y depende de ellos básicamente. Yo espero que a más tardar en septiembre se apruebe en Estados Unidos este acuerdo (…) yo tengo información que los legisladores en Estados Unidos están viendo con buenos ojos la aprobación del tratado».

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este martes que está considerando aplicar una «prohibición», aranceles y comisiones a las remesas, a Guatemala, esto luego de que decidió que no avanzaría con un acuerdo para designarla tercer país seguro.

«Guatemala … ha decidido romper el acuerdo que tenía con nosotros de suscribir como un necesario acuerdo de tercer país seguro. Estábamos listos para avanzar», dijo Trump en su cuenta de Twitter.

«Ahora estamos analizando la ‘PROHIBICIÓN’, aranceles, comisiones a remesas, o todas ellas. Guatemala no ha sido buena», recriminó Trump.

Y es que ser un tercer país seguro supone que una nación de paso para los solicitantes de asilo en Estados Unidos los albergue mientras se realiza el proceso.

Trump ha hecho de las restricciones a la inmigración un punto clave de su mandato y de su campaña por la reelección.

El republicano ha instado a Guatemala, México y otros países de la región a actuar como zonas intermedias y acoger a los solicitantes de asilo que, de otra manera, ingresarían a Estados Unidos.

El gobierno de Guatemala tenía previsto sostener una cumbre con Trump en la cual el presidente Jimmy Morales firmaría el acuerdo de tercer país seguro, pero la corte constitucional del país bloqueó la idea del mandatario de hacer la declaración.

México, en voz del canciller Marcelo Ebrard, también ha dicho que nuestro país no cederá a la petición de Estados Unidos de firmar una acuerdo de tercer país seguro.

Durante su intervención en la conferencia matutina del Presidente de la República, el canciller Marcelo Ebrard insistió en que México se mantiene firme en su rechazo a convertirse en tercer país seguro, tal como lo sugiriera el gobierno de Estados Unidos.

Explicó que Estados Unidos ya tiene vigente dicha medida (tercer país seguro) con Canadá, y el cual consiste en que las personas que buscan asilo en Estados Unidos, los que desean que llegan por el norte o a Canadá, hacen todo su trámite en Canadá, y no en Estados Unidos.

En ese sentido, el gobierno canadiense se compromete y se corresponsabiliza de apoyar al norteamericano en esa tarea, dijo Ebrard.

Al respecto, reiteró que México ha dicho ya en varios momentos, desde el periodo de transición del gobierno federal, que no aceptaría dicha medida.

Recordó que tanto en las conversaciones que se mantuvieron en Washington cuando se alcanzó el acuerdo migratorio, como en la reunión que tuvo ayer con el secretario de Estado de los Estados Unidos, México va a aplicar sus políticas, lo que dice la Constitución, sobre que una persona que ingresa y no registra o no presenta sus documentos, debe ser retornada o bien ofrecerle la condición de refugio.

En ese sentido dijo, no se tocó durante la reunión con Pompeo la idea del tercer país seguro pues no es parte de la agenda que contemple nuestro país.

«México logró sus objetivos. Hay una caída importante en el flujo, como se había dicho desde junio y por lo tanto no hay ningún, no hubo discusión sobre el tercer país seguro que, insisto, es una propuesta que estuvo en la mesa en aquellos días de situación muy difícil, pero que nosotros no admitimos. Y seguimos en lo mismo, o sea, no ha habido cambio», enfatizó AMLO.

Sobre el flujo migratorio, Ebrard indicó que de los tres países que más migrantes llegan a nuestro país, Honduras es el país que está enviando más personas a México y por ende a los Estados Unidos.

Al ser consultado si en la próxima reunión que sostenga con autoridades estadounidenses seguirán insistiendo en la idea del tercer país seguro, el canciller dijo que no podría anticipar cuál será la postura de Estados Unidos, aunque dijo, la posición mexicana está muy clara y seguirá siendo la misma.

«Nosotros no vamos a variar esa postura; es decir, nosotros no estamos de acuerdo y no hemos admitido hacer negociaciones sobre eso, porque no estamos de acuerdo y creo que el consenso en México, no veo que nadie vaya a estar de acuerdo.

Confió en que en los próximos 45 días el tema migratorio sea cada vez menos importante para México y Estados Unidos debido a su gravedad, y permita que otros temas que interesan a nuestro país sean cada vez más importantes en la agenda bilateral.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) hizo un llamado a las autoridades de nuestro país para que, mediante las instancias diplomáticas correspondientes, se presenten las acciones oportunas para velar por el pleno respeto de los derechos humanos de los migración ante las enmiendas concernientes a los procedimientos de asilo en los Estados Unidos.

La CNDH indicó que las acciones que debe ejercer nuestro país tienen que tener como fin que el asilo y refugio sean una prerrogativa a la que pueda acceder cualquier persona, haciendo vigente el principio de no devolución.

«Este Organismo Constitucional Autónomo advierte que enviar a quien solicita asilo o refugio a un tercer país, sin que se realice previamente una evaluación individualizada sobre los riesgos de persecución en dicha nación, vulneraría el ‘Principio de No Devolución’; además, podría enfrentar persecución de devolverle a su país de origen, como lo ha señalado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en el Caso ‘John Doe y otros c. Canadá'», señaló la Comisión.

Subrayó que con las medidas anunciadas por el gobierno de Estados Unidos, se afectaría principalmente a los cientos de niñas, niños y adolescentes solicitantes de asilo quienes, según lo señalado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, no se les puede rechazar en la frontera sin un análisis adecuado o individualizado de sus peticiones con las debidas garantías, y se les debe escuchar para resolver de acuerdo con su mejor interés.

Y aunque reconocieron que el gobierno mexicano ha expresado que no coincide con las medidas de EUA, señalaron que lo cierto es que en la práctica nuestro país se convertiría en un tercer país seguro, ya que la gran mayoría de las personas extranjeras que ingresan de forma irregular a la Unión Americana transitan por territorio nacional.

Advirtió que ante esta situación, el sistema de protección internacional que tiene México, por conducto de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR), podría verse colapsado.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que la reunión entre el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo y el canciller Marcelo Ebrard, se llevó a cabo de manera cordial y derivó en resultados positivos para ambos países.

Destacó que con dicha reunión, concluyó la visita de Pompeo a México; sobre lo hablado por los funcionarios, dijo que se discutieron los principales asuntos de la relación bilateral.

Según lo informado, en materia migratoria, el secretario Pompeo reconoció los significativos avances de los operativos mexicanos, en cumplimiento con el acuerdo entre ambos países alcanzado el 7 de junio en Washington.

El secretario Ebrard puntualizó que, en virtud de dichos avances, no consideraron necesario iniciar ningún tipo de negociación con respecto a un eventual acuerdo de Tercer País Seguro entre México y Estados Unidos. Asimismo, el canciller precisó que la estrategia migratoria para garantizar flujos ordenados, seguros y regulares continuará durante los próximos 45 días.

El secretario Ebrard subrayó la preocupación del Gobierno de México con respecto a los aranceles impuestos al tomate mexicano puesto que estas medidas afectan negativamente a más de un millón de empleos en México.

Por otra parte, se planteó la conformación de un grupo binacional para recuperar los bienes y activos vinculados con Joaquín «El Chapo» Guzmán.

Adicional, se solicitó que el Gobierno de Estados Unidos despliegue un operativo, en conjunto con el Gobierno de México, para frenar el tráfico ilegal de armas que entran a nuestro país en San Diego-Tijuana, El Paso-Ciudad Juárez, Laredo-Nuevo Laredo, McAllen-Reynosa y Brownsville-Matamoros, cinco puntos estratégicas para frenar este tipo de trasiego vinculado a los índices de inseguridad en México.

Por último, Ebrard solicitó al secretario Pompeo la reinstalación del Programa de Repatriación (PRIM) que brindaba apoyo a los ciudadanos mexicanos repatriados de Estados Unidos y que fue suspendido en 2018.

La subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Martha Delgado, recibió la tarde-noche de ayer al secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo.

El funcionario estadounidense se reunirá este domingo con el titular de la dependencia, Marcelo Ebrard, con quien se espera que aborde el tema de la migración y otros de la agenda bilateral.

Pompeo llega a nuestro país luego de una gira por Argentina, Ecuador y El Salvador, donde se reunió con los presidentes de dichos países, con quienes entre otros temas, habló sobre ciberseguridad, apoyo migratorio, temas electorales (en el caso de Argentina), entre otros.

De acuerdo a lo informado por el Departamento de Estado de los EUA, Pompeo discutió también el tema de los derechos humanos y el aumento de oportunidades económicas para los ciudadanos de la región.

Según lo informado, también se trató el tema de Cuba, Nicaragua y Venezuela y la lucha que mantienen por la democracia.

Pompeo finalizará su viaje este lunes en Orlando, Florida, donde se reunirá con el presidente de Veterans of Foreign Wars (VFW), y pronunciará un discurso en el VFW y se reunirá con la delegación de VFW en Kansas.

La embajadora de México en Washington, Martha Bárcena, afirmó que México le ha dicho a Estados Unidos, «una y otra vez», que no está listo para firmar un acuerdo que obligue a los solicitantes de asilo en el país del norte a dirigirse a su territorio para buscar un refugio seguro.

«Una y otra vez hemos dicho que no estamos listos para firmar ningún acuerdo de tercer país seguro», dijo Martha Bárcena, tras calificar como «unilateral» una reciente política estadounidense dirigida a impedir que casi todos los migrantes puedan optar por asilo.

En un evento en Washington, la funcionaria mexicana llamó al país vecino a acelerar su procesamiento de solicitudes de asilo, pues les dijo, no pueden dejar a la gente esperando en México» por tantos años, hasta tres.

Y es que a principios de junio, Estados Unidos y México acordaron reducir el flujo de migrantes que escapan de la pobreza y violencia en Centroamérica y, atravesando México, llegan al norte en busca de un mejor futuro.

Como parte del acuerdo, ambos se comprometieron a revisar las medidas en 45 días, que se cumplen este próximo lunes. De no haber cambios, México dijo que analizaría cambios legales para ser un «tercer país seguro»; es decir, albergar a quienes soliciten asilo en Estados Unidos y que hayan pasado por su territorio.

Este lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador descartó el envío de una nota diplomática al Gobierno de Estados Unidos por el inicio de redadas masivas para deportar migrantes.

Además, AMLO reiteró las cifras y lo declarado en la víspera por el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

“Hoy nos reunimos, nos informaron los integrantes de la Comisión, Marcelo Ebrard, los integrantes de la Guardia Nacional, quienes están a cargo de las actividades de atención a migrantes; y nos informó Francisco Garduño, de (Instituto Nacional) Migración… Hay una disminución del número de deportados o detenidos en Estados Unidos, del orden del 30% con relación a lo que sucedía y ya está en marcha el plan de creación de empleos. Ya están trabajando 1,200 migrantes aproximadamente en la frontera sur”.

“Sobre deportados mexicanos no ha habido, hasta ahora, nada fuera de lo normal, es decir no ha habido deportados, se habla de que son 1,800 los mexicanos en general, que están siendo juzgados en Estados Unidos, ellos podrían ser deportados”, señaló.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibirá el próximo lunes a su homólogo de Guatemala, Jimmy Morales, para abordar, entre otros temas, la emergencia migratoria que se vive.

Así lo dio a conocer este viernes La Casa Blanca, en el marco del acuerdo que EUA alcanzó con México para frenar el flujo migratorio que llega a su frontera sur, especialmente de personas provenientes de Centroamérica.

«El presidente Trump y el presidente Morales discutirán formas de crear una relación más sólida enfocada en abordar las prioridades de migración y seguridad», dijo la secretaría de prensa de Trump en un comunicado.

La visita se dará luego de que este fin de semana se llevarán a cabo las redadas para deportar a migrantes irregulares.

Y es que este viernes, el presidente Donald Trump confirmó que mañana comenzará una operación masiva de deportaciones.

«Ellos vinieron de forma ilegal», dijo Trump a los periodistas en La Casa Blanca. «Van a sacar a la gente y llevarlas de vuelta a sus países», añadió.

Sobre el tema migratorio, este viernes se dio a conocer un reporte que señala que al menos 18 bebés menores de dos años fueron separados de sus padres en la frontera entre 20 días y 6 meses durante la aplicación de la política de “tolerancia cero” el año pasado.

El informe a cargo del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes de EUA, que está indagando la política de seguridad fronteriza de la Administración del presidente Trump, reveló en ese análisis que al menos 2.648 menores de edad fueron separados de sus padres en el periodo de la política de “tolerancia cero”.

De entre esos bebés, nueve eran menores de un año en el momento en que fueron separados de sus progenitores. Señala también que varios niños fueron recluidos en las instalaciones de la Patrulla Fronteriza durante más de las 72 horas permitidas.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) habló este viernes sobre las redadas masivas que ha anunciado el gobierno estadounidense empezarán este fin de semana en al menos 10 ciudades.

López Obrador dijo que en caso de que se concreten las redadas, México tiene mecanismos de protección para los connacionales.

“Pero no adelantar vísperas”, enfatizó AMLO, insistiendo en que la relación con el gobierno de Estados Unidos es buena.

Sobre la amenaza de Trump, recordó que se hizo un compromiso con Estados Unidos en materia migratoria, en el que se acordó hacer una evaluación de los resultados en un periodo de tres meses.

Al respecto, dijo que “no puede haber nada extraordinario, es decir, imprevisto como esto de la deportación masiva porque hay un acuerdo”.

Dijo que dicha evaluación se hará el próximo 10 de septiembre, sin embargo subrayó, el plan va muy bien y se están cumpliendo los compromisos, entre ellos, se está ayudando a los países centroamericanos.

En ese sentido, dijo que dentro de 10 días se reunirá con el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, en Chiapas.

Durante la conferencia matutina de este lunes, el canciller Marcelo Ebrard habló sobre el avance que tiene el plan especial migratorio que, como se explicó semanas atrás, tiene cinco vertientes.

Indicó que la primera vertiente consistía en la instalación de la Guardia Nacional en la frontera sur del país, lo que dijo, ya ocurrió y está completado su despliegue.

La segunda vertiente del plan, que correspondía al Instituto Nacional de Migración (INM), que consistía en acelerar la integración del personal del Instituto y desarrollar las actividades que la ley le confiere, especialmente respecto a quienes desean ingresar a nuestro país o transcurrir por el territorio mexicano.

“Básicamente lo que es la responsabilidad del Instituto es aplicar lo que dice la ley mexicana, no es un programa más allá de la ley, es lo que dice la ley”, señaló Ebrard.

Al respecto recordó que el artículo 16 indica que los migrantes deberán cumplir con las siguientes obligaciones: mostrar la documentación que acredite su identidad o situación migratoria cuando le sea requerida por la autoridad migratoria; proporcionar la información y datos personales que le sean solicitados por las autoridades competentes, entre otras.

El canciller indicó que las personas que deseen visitar, trabajar o cruzar nuestro territorio deben presentar su documentación y deben dar la información a la autoridad migratoria.

Enfatizó que dicha situación es algo que está en Ley, más no “una decisión que hayamos tomado nosotros”.

El tercer campo de trabajo del plan, a cargo de Secretaría de Bienestar, que tiene que ver con la expansión del programa Sembrando Vida en el sur del país, que dijo, va avanzando conforme a lo previsto.

La cuarta vertiente del plan, que es responsabilidad de la Secretaría del Trabajo, y que tiene que ver con oportunidades laborales para quienes están esperando en nuestro país su trámite ante autoridades estadounidenses. Al día de hoy hay 327 personas ya trabajando, informó Ebrard.

Finalmente, la quinta vertiente del plan es en relación a la relación con los países de Centroamérica, organismos internacionales, para atender las causas de fondo que generan la migración y el flujo migratorio.