Tag

migrantes

Browsing

Elementos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC), en coordinación con la Policía Federal, rescataron a 36 migrantes centroamericanos abandonados al interior de un vehículo de carga, en el tramo carretero Ixtapa–Escopetazo, en la zona centro de Chiapas.

Los migrantes se encontraban en un vehículo marca Ford de color blanco y placas de circulación LC08562 del Estado de México, estacionado a orillas de la carretera.

Los 36 migrantes originarios de Guatemala, los cuales viajaban en la parte trasera del vehículo, reconocieron que pagaron a traficantes para llevarlos a Estados Unidos.

Entre ellos había 14 hombres, ocho mujeres y 14 menores de edad, quienes fueron resguardados y trasladados al Instituto Nacional de Migración (INM).

De acuerdo con el INM, en el 2018 fueron deportados 112 mil 317 centroamericanos que buscaban llegar a los Estados Unidos; de esa cantidad, 46 mil 815 fueron detenidos en Chiapas.

Por país, los hondureños van al frente, con 51 mil 592 detenidos; seguidos por los guatemaltecos, con 44 mil 254; le siguen los salvadoreños, con 12 mil tres y nicaragüenses, con mil 628 deportados.

Comparado con 2017, el número de deportados fue de 82 mil 237 centroamericanos, 29 mil 888 detenidos en el estado de Chiapas, según explica el INM.

Autoridades de Chiapas informaron que se incrementó en los meses recientes el trafico de personas, quienes son llevadas en condiciones inhumanas y que son susceptibles a accidentes, como el ocurrido el pasado 7 de marzo, que dejó como saldo 23 migrantes muertos.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dijo que es una medida unilateral, por parte de Estados Unidos, el regreso de migrantes a México, en tanto se resuelve su petición de asilo legal en ese país. No obstante, señaló que nuestro país los recibirá, pues cuentan con visa humanitaria expedida por el gobierno mexicano.

“Nosotros siempre hemos sostenido que la decisión de EUA es una decisión unilateral. Nosotros, por razones humanitarias estamos permitiéndoles la entrada a nuestro país porque la gran mayoría de ellos traen visa humanitaria expedida por el gobierno mexicano”, señaló.

En entrevista, luego de la presentación del libro Colores de libertad, Sánchez Cordero señaló que se trata de 157 personas las que se están remitiendo y no estarán por mucho tiempo en el país, pues algunos ya traen su sentencia programada en menos de mes y medio.

Explicó que una vez que Estados Unidos les resuelva, estas personas ya nada tienen que hacer en México, pues si la sentencia no les resulta favorable, el gobierno estadounidense los deporta directo a su país.

Sánchez Cordero comentó que el gobierno de México no recibió información de Estados Unidos: “esa comunicación es prácticamente unilateral, es de dejarlos en las garitas, en la frontera, porque ellos ya traen un cita para su audiencia migratoria”, explicó.

Respecto a las posibilidades de atención señaló que “hay una red de refugios en la frontera que son de la sociedad civil e incluso de algunas iglesias, refugios que tienen 50 años o más en Tijuana y en Mexicali y están muy organizados.

En la presentación del libro Colores de libertad, dedicado a las tres mujeres indígenas que en 2006 fueron acusadas sin pruebas ni fundamento legal de secuestrar a seis agentes de la AFI, la secretaria de Gobernación se pronunció porque no se repitan procesos jurídicos por discriminación étnica. “Que la experiencia de tres mujeres indígenas acusadas injustamente contribuya a que se erradique la discriminación, abuso, corrupción e impunidad a manos de autoridades”, afirmó.

El gobierno de México rechazó este martes la decisión unilateral de Estados Unidos de devolver a solicitantes de asilo para que esperen la respuesta a sus pedidos en territorio mexicano, medida que ya aplica en Tijuana y que se extendió ahora a la ciudad de Mexicali.

“El Gobierno de México reitera que no coincide con la medida unilateral implementada por las autoridades de Estados Unidos”, señaló la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER) a través de un comunicado.

 “La medida estadounidense conducirá a que, a partir de esta semana, sean devueltos a Mexicali solicitantes de asilo no mexicanos que ingresaron desde México a Estados Unidos”, añadió.

Y es que el Departamento de Seguridad de Estados Unidos informó el lunes al Congreso su decisión de extender la implementación de sus “Protocolos de Protección a Migrantes”, política bautizada originalmente como “Quédate en México” (Remain in Mexico) por el presidente Donald Trump.

La cancillería detalló que “por razones humanitarias” tanto ellos como la Secretaría de Gobernación han mantenido contacto con autoridades estadounidenses para recibir información sobre las personas retornadas, de las que “un número significativo” cuenta con algún tipo de documento migratorio mexicano.

Dicho contacto, agregó la institución, tiene como principal finalidad proteger los derechos humanos de los migrantes afectados. “Ese intercambio de información no significa en modo alguno que el Gobierno de México esté de acuerdo con las decisiones y acciones tomadas unilateralmente por el Gobierno de Estados Unidos”, destacó la dependencia.

Agregó que Segob informará al gobierno de Baja California sobre la decisión estadounidense y establecerá contacto con autoridades de Mexicali para que adopten medidas que permitan que los migrantes tengan una estancia segura mientras esperan la decisión final de cortes estadounidenses sobre sus pedidos de asilo.

Alfonso Durazo Montaño, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno de México, informó esta tarde que una de las hipótesis que se tiene en la investigación por la presunta desaparición de migrantes en San Fernando, Tamaulipas, es que fueron bajados del autobús en el que viajaban por un grupo criminal que contrataron para cruzarlos a Estados Unidos. El funcionario federal añadió que, según la información de inteligencia que se tiene, diversas organizaciones criminales de la zona están ofreciendo ese servicio.

En una conferencia de prensa esta tarde, Durazo Montaño consideró que “la ausencia de violencia y el hecho de que no hayan sido seleccionados sólo hombres minimiza el riesgo de las personas (bajadas del autobús). Una de las hipótesis es que habrían contratado servicios para cruzar a Estados Unidos”, dijo.

Sin embargo, más adelante, a pregunta expresa de los reporteros, Durazo dijo que esa es una hipótesis: otra es que hayan sido secuestrados o desaparecidos por un grupo criminal.

“Una de las hipótesis es que hubiesen estado en ruta hacia EUA en una eventual acuerdo con tratantes de personas, comúnmente llamados polleros. Otra de las hipótesis es por supuesto que hubiese habido algún acto de alguna organización criminal y que pudiera desembocar en una desaparición o secuestro”, precisó el titular de la SSP.

“La información de inteligencia refiere que los grupos delictivos que operan en la entidad ofrecen el servicio del traslado de migrantes a Estados Unidos”, añadió el titular de la SSP.

También precisó que los gobiernos de Honduras, Guatemala y Salvador señalaron que no hay denuncias en esos países por la desaparición de migrantes en esa zona de México.

El subsecretario de Derechos Humanos, Migración y Población de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, afirmó que la desaparición de 22 personas en Tamaulipas podría estar ligada al tráfico de personas y señaló que la Secretaría de Seguridad y Participación Ciudadana (SSPC) está haciendo el seguimiento de los hechos ocurridos el pasado jueves.

Entrevistado al término del Encuentro de Comisiones Ejecutivas de Instancias Estatales de Atención a Víctimas, Encinas Rodríguez reconoció que hubo un hecho similar, ocurrido el 21 de febrero en la carretera Monterrey-Ciudad de México, cuando dos autobuses de pasajeros fueron detenidos por organizaciones criminales y se llevaron a 25 migrantes quienes aún no han sido localizados.

Con ello sumarían 47 desaparecidos hasta el momento.

El funcionario rechazó que en el caso de Tamaulipas el autobús estuviera custodiado por la Policía Federal, como declaró el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca y agregó que se tomarán medidas para que estos hechos no se repitan, como el acompañamiento a las caravanas y cercos de seguridad en la zona fronteriza.

Sobre el caso del 21 de febrero, señaló que “fueron detenidos por la delincuencia organizada, interceptados en el camino. Se está haciendo seguimiento de esta investigación, evidentemente está ligado al tráfico de personas, como hemos enfrentado sucesos similares en otros estados de la República en estos momentos”.

El subsecretario comentó que esto implicará ir conociendo no solamente la situación de estos sucesos en particular sino el desmantelamiento de las bandas de tráfico de personas que siguen operando en el país.

Autoridades del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas norteamericano han abandonado a su suerte a decenas de migrantes y buscadores de asilo, ante la falta de lugares en refugios norteamericanos.

En el más reciente caso, fueron abandonados 50 inmigrantes indocumentados en una estación de Greyhound, por lo que varios voluntarios se movilizaron para auxiliarlos.

Muchos de los migrantes tenían menos de 24 horas en los Estados Unidos e incluso habían pasado previamente meses esperando a que se resolviera su caso en territorio mexicano.

Los migrantes, que portaban sus documentos en regla para solicitar asilo, fueron abandonados en muchos casos sin poder bañarse, sin ropa, sin dinero y sin comida.

Afortundamente, el apoyo de los voluntarios y activistas les permitió conseguir alojamiento temporal y contactar a familiares y amigos que ya residen en los Estados Unidos.

Mientras que activistas e incluso iglesias se movilizan para apoyar a estos grupos de migrantes, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas se negó a hacer declaraciones al respecto.

Alrededor de 76 mil migrantes han cruzado la frontera ilegalmente durante febrero, doblando el registro que se tenía ese mismo mes, pero del 2018, según reportaron autoridades fronterizas de Estados Unidos.

“El sistema está mucho más allá de su capacidad y se encuentra en un punto crítico”, dijo el comisionado de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos (CBP), Kevin McAleenan, en una rueda de prensa en Washington al anunciar los últimos datos.

En total, 76 mil 103 migrantes fueron detenidos en el linde sur del país, en comparación con los 36 mil 751 del mismo mes del año pasado, de acuerdo a la CBP.

Este dato mensual es el mayor registrado en los últimos 12 años.

Más del 90 % de los migrantes de febrero fueron de Guatemala, según McAleenan, que explicó que “muchas familias guatemaltecas ahora están utilizando autobuses y llegando a la frontera suroeste en tan solo cuatro y siete días de manera muy consistente”.

Asimismo, Honduras desbancó a México como el segundo país con más nacionales que llegaron ilegalmente a Estados Unidos.

 

 

Con información de EFE

El presidente Andrés Manuel López Obrador y el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón, anunciaron esta mañana la estrategia de protección para migrantes mexicanos que viven en Estados Unidos y otras partes del mundo. El plan contempla 10 acciones principales, entre las que destacan: ampliar la red de abogados para la defensa de mexicanos; ampliación de los programas de educación, salud y deporte; empoderar a la comunidad mexicana y México-Americana mediante el reconocimiento; y garantizar que se respeten sus derechos humanos.

Además, aseguraron que se garantizarán sus derechos plenos como mexicanos y que se les faciliten los trámites de documentos oficiales de México.

“Son mexicanos ejemplares porque con mucho esfuerzo, enfrentando mal trato han salido adelante. Y por si fuese poco lo que han hecho en beneficio de ellos mismos, también envían a sus familiares recursos económicos”, dijo López Obrador.

El Jefe del Ejecutivo federal recordó que las remesas son uno de los principales ingresos que tiene México y es fundamental para la economía popular. “Por eso nuestro compromiso de apoyarlos, de protegerlos, de ayudarlos”, añadió López Obrador.

Marcelo Ebrard recordó que el 97.2 por ciento de los migrantes mexicanos están en Estados Unidos. Se tiene la mayor concentración en California, Texas y Arizona. Un total de 11.3 millones que nacieron en México y viven en Estados Unidos. El 8 por ciento tiene visa; el 27 por ciento es residente; 17 por ciento con doble nacionalidad y el 47 por ciento está en una condición de carencia de documentos.

El plan iniciará la semana próxima con una inversión de 3 mil 295 millones de pesos y 2 mil 163 personas lo operarán.

Estas son las 10 acciones que comprende el programa:

En un cambio de política, México recibió a 112 migrantes centroamericanos enviados por Estados Unidos, entre los que hay 27 menores, informó el INM este lunes.

El titular del Instituto Nacional de Migración, Tonatiuh Guillén, dijo el mes pasado que el Gobierno mexicano no aceptaría a migrantes menores de 18 años mientras esperan que sus solicitudes de asilo en Estados Unidos se resuelvan.

Los migrantes regresaron a México a través del cruce El Chaparral en Tijuana. Guillén dijo que los 112 devueltos hasta el 21 de febrero incluyen 17 familias de Honduras, El Salvador y Guatemala.

El programa “Permanecer en México” permite a Estados Unidos regresar a algunos migrantes centroamericanos que buscan asilo en ese país. Con esto, en lugar de esperar durante meses, o años, en Estados Unidos mientras dura el proceso, esperan en México.

El Gobierno de la Ciudad de México informó que se le retiró el apoyo a un grupo de 20 extranjeros que rechazaron cumplir con las reglas de convivencia pacífica, protección civil, seguridad y no consumo de drogas y alcohol en el albergue temporal instalado en el Estadio Jesús Martínez “Palillo”.

Sin embargo enfatizó que ha brindado alojamiento, alimentación y atención médica a más de seis mil 700 personas en dicho punto.

Arturo Medina, subsecretario de Gobierno de la capital, comentó que el grupo de migrantes sancionado tenía el acompañamiento de 10 personas mexicanas de una organización, quienes los respaldaron en el incumplimiento de las reglas establecidas al interior del lugar.

Sobre la detención de migrantes realizada al exterior del albergue por elementos de la policía, el funcionario dijo que es deber de los uniformados salvaguardar la seguridad de los habitantes de la ciudad, ya que se registraron constantes quejas de los vecinos de la colonia Puebla, ubicada frente al Estadio, por violaciones a la Ley de Cultura Cívica y conductas inapropiadas de las personas migrantes alojadas en el albergue temporal.

Aseguró que dichas conductas no se permitirán en el albergue, donde todo transcurre en calma y se encuentra garantizada la atención de los visitantes, hasta que retomen su camino hacia Estados Unidos.

 

Durante el mensaje que ofreció este viernes desde La Casa Blanca, donde informó sobre la declaratoria de emergencia nacional que le permitirá obtener los recursos suficientes para construcción del muro fronterizo, el presidente Donald Trump se refirió a su homólogo mexicano Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Trump agradeció al presidente López Obrador por su “ayuda con las monstruosas caravanas (de inmigrantes indocumentados) que han ido viniendo” hacia Estados Unidos desde Centroamérica.

Dijo que el mexicano ha implementado acciones para contener las caravanas que atraviesan México buscando llegar a su país. Resaltó que la relación entre ambos países es mejor que meses atrás.

Sin embargo recordemos que apenas el mes pasado, Trump utilizó su cuenta de Twitter para denunciar que el gobierno mexicano no estaba haciendo nada para detener a la caravana de migrantes hondureños que buscaba llegar a Estados Unidos.

“México no está haciendo NADA para detener la Caravana que ahora está completamente formada y se dirige a Estados Unidos. Nosotros hemos parado las últimas dos -muchos (migrantes) están todavía en México, pero no pueden atravesar nuestro Muro, se necesitan muchos Agentes Fronterizos si no hay ningún Muro. ¡No es fácil!”, dijo a través de sus red social.

 

Durante su discurso sobre el Estado de la Unión, el presidente Donald Trump acusó a varias ciudades de México de enviar en autobuses a la frontera en Estados Unidos a grupos de migrantes centroamericanos.

Trump insistió en construir el muro en la frontera con México e indicó que su Administración ha enviado al Congreso una propuesta “de sentido común” para poner fin a la “crisis” en esa zona.

“En el pasado, la mayoría de las personas en esta sala votaron por un muro, pero el muro adecuado nunca se construyó. Lo haré construir”, sostuvo Trump en su segundo discurso sobre el Estado de la Unión desde su llegada al poder, en enero de 2017.

La disputa en el Congreso por los recursos para el muro fronterizo desencadenó el cierre parcial de la Administración gubernamental, que duró 35 días y que obligó a retrasar una semana el discurso del gobernante.

Trump aseguró que, mientras hablaban, “grandes caravanas” de inmigrantes marchaban hacia Estados Unidos y advirtió que ningún tema ilustra mejor la división entre la clase trabajadora y la clase política estadounidense que la “inmigración ilegal”.

Según detalló, su propuesta al Congreso incluye asistencia humanitaria, más agentes de la ley, fortalecer los mecanismos para la detección de drogas y prevención del tráfico de niños.

Pero además Trump volvió a arremeter contra los inmigrantes ilegales y advirtió de que “año tras año innumerables estadounidenses son asesinados por extranjeros ilegales criminales”.

“La tolerancia para la inmigración ilegal no es compasiva, es cruel”, subrayó, al tiempo que tildó de “salvaje” a la pandilla salvadoreña MS-13, de la que dijo que opera en 20 estados “y casi todos llegan” a Estados Unidos a través de la frontera sur.

Estados Unidos comenzó a aplicar oficialmente una política de “tolerancia cero” hacia la inmigración ilegal en abril pasado, cuando las autoridades comenzaron a procesar criminalmente a los adultos que llegaban irregularmente al país, lo que originó la separación de cerca de 3 mil menores de sus padres indocumentados.

Además, en diciembre pasado, Estados Unidos anunció que devolvería a México a todos los migrantes que accediesen irregularmente por la frontera común, incluidos los solicitantes de asilo, a la espera de que se resuelvan sus casos; una medida que ha sido calificada de “unilateral” por parte de las autoridades mexicanas.

El Gobierno de la Ciudad de México afirmó que se encuentra listo para recibir a las personas migrantes que recorren en una nueva caravana el territorio nacional, en su búsqueda por llegar a Estados Unidos.

Arturo Medina, subsecretario de Gobierno capitalino, explicó que se ha trabajado con diferentes instancias locales y federales, así como con la Comisión de Derechos Humanos capitalina y organizaciones sociales para brindar albergue a las personas migrantes en el Estadio Jesús Martínez “Palillo”, en la Ciudad Deportiva Magdalena Mixhuca.

El funcionario capitalino indicó que en el lugar, que ya ha atendido con anterioridad a los migrantes, ya se encuentran dos tráileres cocina y uno frigorífico de la Secretaría de la Marina, donde se llevará a cabo la preparación de alimentos en tres tiempos para las personas que llegarán al albergue temporal.

Adicional detalló que en el sitio se encuentran instaladas ya tres carpas de 20 por 60 metros, que serán usadas como dormitorios y en las que se tienen colchonetas y cobertores suficientes. Además, se han instalado de manera provisional, sanitarios y regaderas en las instalaciones, que se encuentran resguardadas por elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

Medina dijo que se prevé que entre la noche de hoy y mañana arribe un primer contingente de migrantes, integrado por alrededor de 400 personas, y en los siguientes días otros grupos, que tendrán estancias de entre seis y diez días en promedio en la capital.

En el Estadio se ha preparado todo para atender hasta 5 mil personas de manera simultánea y se cuenta con apoyo del Gobierno Federal y con un protocolo de actuación que permitirá brindar una mejor estancia a los visitantes.