Tag

reunión

Browsing

El canciller Marcelo Ebrard fue cuestionado esta mañana sobre la decisión de la Suprema Corte de Estados Unidos de permitir al gobierno de Donald Trump negar el asilo. Se le preguntó si dicha decisión llevaría a que México se convierta en Tercer País Seguro.

«No, la posición de México va a ser la misma. Nada más para aclarar sobre ese tema, el tercer país seguro significa que todas las solicitudes de asilo se tramiten en México, eso significa, y eso implica un tratado», respondió Ebrard.

Reiteró que la posición del gobierno mexicano ha sido no aceptar dicho acuerdo, posición que comparte el Senado de la República, a quien la Secretaría de Relaciones Exteriores le consultó al respecto y manifestó su rechazo de aceptar algo así.

Indicó que dicha posición sobre no aceptar ser Tercer País Seguro ya se le ha hecho saber a Estados Unidos en las diferentes ocasiones en que se han reunido, además de que se les ha transmitido en el posicionamiento por escrito que se les entregó.

«México no lo va a aceptar (…) México no lo va a aceptar bajo ninguna circunstancia», insistió Marcelo Ebrard.

Sobre si tras la reunión de esta semana, hay alguna posibilidad de alguna amenaza o presión hacia nuestro país, el canciller dijo que no se fijó un plazo o amenaza arancelaria, pues destacó, es otro escenario el que hay en otro momento.

La prensa aprovechó para preguntar al titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores si en la reunión de ayer se habló sobre un posible encuentro entre el presidente López Obrador y su homólogo Donald Trump.

«Sí, se menciona siempre que se está en la mejor disposición para en algún momento dado tener un encuentro, pero no, no se habló de alguna fecha específica, ni tenemos una intención de corto plazo de llevar a cabo ese encuentro», respondió Ebrard.

Esta mañana, durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el canciller Marcelo Ebrard ofreció un informe sobre la reunión que sostuvo este martes en La Casa Blanca con funcionarios de los Estados Unidos, en relación al acuerdo migratorio que se alcanzó en junio pasado.

Ebrard indicó que el primer dato que se presentó por parte de la delegación mexicana fue el correspondiente al flujo migratorio, el cual desde el mes de junio a la fecha, presenta una reducción del 58.7%. En el caso de personas provenientes de Centroamérica, dijo que la reducción es de 70.3%, mientras que en el caso de mexicanos es del 7.2%.

«El punto en el que nos encontrábamos en el mes de junio era de que había habido un incremento de más del 300 por ciento, y ahora estamos en un punto en donde ha habido una reducción del 58.7 por ciento, y en el caso de personas provenientes de Centroamérica o de otras regiones del mundo del 70 por ciento. Por lo tanto, consideramos que la estrategia migratoria de México ha sido exitosa», dijo el canciller.

Marcelo Ebrard detalló que lo que se expuso en la reunión es que la estrategia que está llevando a cabo México está centrada en el combate a las redes de tráfico de personas, además de que se han mejorado los servicios de inteligencia de distintas instituciones, y que las tareas de la Guardia Nacional se han llevado a cabo en apego a los derechos humanos y a las leyes mexicanas.

Añadió que otro punto que se  puso sobre la mesa fue el esfuerzo de México por crear 60 mil empleos en El Salvador, Honduras y Guatemala.

Indicó que se hizo una revisión al promedio histórico de los flujos migratorios hacia Estados Unidos, el cual entre los años 2014 y 2019 fue en promedio de 23 mil 157 de nacionalidad principalmente de Centroamérica; en ese sentido adelantó, para el mes de octubre se estaría alcanzado dicha cifra.

Respecto a los compromisos que contrajo Estados Unidos, Ebrard señaló que a la fecha se han desembolsado 126 millones de dólares para microfinanciamiento a pequeñas y medianas empresas en el sur de México; se firmaron dos cartas de intención para proyectos de infraestructura en el sur del país por 800 millones de dólares y hay tres proyectos en proceso de integración ya muy avanzada por 330 millones de dólares.

Recordó que el compromiso de Estados Unidos fue el 18 de diciembre del año pasado que habría una inversión de dos mil millones de dólares.

Ebrard dijo que México puso sobre la mesa que el control de tráfico de armas en la frontera tiene la misma prioridad que para EUA tiene el tema de la migración.

En ese sentido informó que el 70% de los delitos que se cometen en México con armas están relacionados con compras en los Estados Unidos; es decir, se adquieren en el país vecino e ingresan a nuestro territorio.

«Se manifestó que el objetivo de México sería congelar el tráfico de armas en la frontera. Nuestro objetivo último no es nada más reducirlo, sino congelarlo, y para eso necesitamos la participación de las autoridades norteamericanas», precisó el funcionario.

Al respecto, informó que el pasado lunes 9 de septiembre se instaló el grupo binacional sobre tráfico de armas; que lo integran de la parte mexicana la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, la Secretaría de Gobernación, Relaciones Exteriores, Defensa Nacional, la Marina, Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y la Fiscalía General de la República.

Detalló que se acordó hacer una revisión mensual de los avances de dicha tarea (trafico de armas); para ello, México propuso operaciones para el control de armas en cinco puntos a lo largo de la frontera: San Diego, El Paso, Laredo, McAllen y Brownsville, pues dijo, el 41% de las armas involucradas en crímenes que se cometen en nuestro país y que fueron recuperadas proceden de Texas, el 19% de California y el 15% de Arizona.

«Consideramos que la reunión fue una reunión productiva y que estaremos muy pronto ya alcanzando los números en el flujo migratorio que han sido históricamente los que hemos observado en los últimos años; es decir, saldremos de una circunstancia de incremento mensual considerable y, por otro lado, eso nos va a abrir espacio para que México pueda avanzar y exigir que se congele el tráfico de armas, entre otras cosas», sostuvo el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Finalmente, Ebrard confirmó que al término de la reunión pudo saludar al presidente Donald Trump, encuentro que describió como un «breve saludo, en donde externo que reconocía los esfuerzos que México está llevando a cabo y la importancia de lo que estamos planteando nosotros también en materia de armas».

El presidente Andrés Manuel López Obrador destacó que fue exitosa la reunión del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, calificando el ambiente como «satisfactorio» para ambos gobiernos.

Durante su conferencia de prensa, AMLO dijo que según el reporte inicial del canciller Marcelo Ebrard, fue una reunión cordial, distinta «diametralmente» a la reunión de hace tres meses cuando se alcanzó el acuerdo migratorio, pues dijo que en aquella ocasión, aunque no fueron groseros, sí estaban en una postura más rígida.

El mandatario sostuvo que en el encuentro de ayer entre los equipos mexicano y estadounidense sí hubo un acuerdo en el tema migratorio, en el sentido de que se debía mantener la misma política de cooperación, “para el desarrollo, de amistad, de hacer a un lado la confrontación”.

Señaló que la delegación estadounidense reconoció que se cumplieron los compromisos que nuestro país contrajo, por lo que se alejó la amenaza de imponer aranceles de manera unilateral a las mercancías mexicanas.

Adelantó que será este miércoles cuando se reúna con el canciller Marcelo Ebrard, que regresa de Washington, que tendrá los pormenores de la reunión.

López Obrador aprovechó para agradecer a Donald Trump por su disposición al diálogo y por su voluntad a que haya entendimiento en el tema migratorio.

«Agradecerle al presidente Donald Trump por tener esta actitud respecto a México, una actitud de respeto a México, considero que es muy importante que se mantengan y se fortalezcan las relaciones con Estados Unidos y con Canadá», dijo AMLO.

En ese sentido señaló, se está a la espera que en breve los Congreso de Estados Unidos y Canadá aprueben el T-MEC, pues afirmó, es un tratado que le conviene a las tres naciones, además de que pidió acelerar la aprobación debido a que hay procesos electorales en Estados Unidos, y no quiere que la ratificación del acuerdo comercial se mezcle con las diferencias naturales que se presentan cuando hay una contienda electoral.

Al plantear que será este próximo 9 de septiembre en Washington que se reúna con el vicepresidente Mike Pence en la Casa Blanca, para hacer una revisión a los avances que se tienen respecto al acuerdo migratorio que se firmó, el canciller Marcelo Ebrard reveló que México ya ha definido lo que planteara y pedirá al país vecino.

Indicó que la primer petición que harán es que se cumplan las metas de inversión pactadas, que asciende a 5.8 billones de dólares.

En ese sentido recordó que la inversión pactada es para proyectos en Guatemala, El Salvador y Honduras, países con quienes México es solidario.

«Entonces, que se cumplan las metas de inversión para el desarrollo en esos tres países y en el sur de México. Cifras: 5.8 mil millones de pesos, de dólares en los tres países y dos mil millones de dólares en el sur de México», añadió Ebrard.

La segunda petición que harán a Estados Unidos es su participación y cooperación en la lucha contra los terroristas que tienen como objetivo a la comunidad México-norteamericana o mexicanos en Estados Unidos, en este sentido recordó el tiroteo de El Paso, Texas.

La tercera petición será controlar el tráfico de armas hacia México, pues dijo que así como a ellos les preocupa el tráfico de fentanilo u opioides hacia a Estados Unidos, a nuestro país le preocupa el tráfico de armas a México.

Indicó que se les exhortará a que se ratifique la Convención Interamericana sobre el Tráfico Ilegal de Armas y Explosivos, instrumento que firmaron todos los países de América y que firmó el presidente de Estados Unidos, pero no ha sido ratificado por el Senado.

Indicó que dicho instrumento significará un cambio drástico, pues si bien no es una regulación interna, que es una materia que México no pretende determinar, ayudará a la relación con México, es decir, que ese tráfico que es ilegal también asuma Estados Unidos la responsabilidad de regularlo, controlarlo e impedirlo.

En entrevista para Xacto en XFM 92.1, la vicepresidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna, habló sobre la reunión que los legisladores de Morena sostuvieron con el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Padiera indicó que ante los conflictos que se han presentado en la bancada de Morena en el Senado, AMLO les dejó en claro que él no se iba a meter en los asuntos internos del partido.

Incluso dijo les recordó que una solución para que el conflicto interno no se presente y no haya problemas entre los aspirantes a presidir la Mesa Directiva en el Senado, podría ser la encuesta, con lo que los legisladores estuvieron de acuerdo.

Sobre la iniciativa que presentó en Diputados para que Morena mantenga la presidencia de la Mesa Directiva, Padierna señaló que actualmente la Ley establece una rotación entre las tres principales fuerzas políticas, sin embargo acusó, es una Ley de 2006 cuando se hizo un proceso viciado y respondía a otra situación.

La legisladora señaló que la ley se debe modificar de acuerdo a un contexto determinado, de acuerdo a la realidad que se viva.

«Ahora que ganamos con amplia mayoría (…) se debe modificar la ley; ese ha sido mi llamado, a que la ley de actualice y se ajuste a la nueva realidad y la nueva realidad», sostuvo Padierna.

Afirmó que busca la modificación de la Ley Orgánica para que el diputado Porfirio Muñoz Ledo siga ocupando la presidencia de la Mesa Directiva, a quien describió como un político de alto nivel que puede dirigir a la cámara baja a «buen puerto».

Dolores Padiera dijo que el PAN no debe presidir la Mesa Directiva, pues «ellos litigan todo, impugnan todo, se amparan por todo, las estancias infantiles, el presupuesto (…) si ponemos a alguien del PAN, ya perdimos todos los amparos, y eso es poner un grave conflicto de interés, una inestabilidad a la Cámara».

Al tocar dicho tema, la morenista fue consultada sobre el supuesto conflicto de interés en que incurre al ser la tía del juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, quien llevó los procesos de Rosario Robles y la esposa de Carlos Ahumada.

«Pues eso no lo determinas tú, ni yo, ni nadie, eso lo determina la Ley», respondió la legisladora, quien prefirió cambiar el tema al decir que «ese tema se lo dejo a otras personas, no quiero hablar de ese tema».

Retomando el tema de la actividad legislativa y la reunión que se tuvo con el presidente de la República, Padierna relató lo que AMLO les habló respecto al futuro del partido. Dijo que los invitó a cuidar a Morena para que de ninguna manera se corrompa, pues fue el partido que les dio la oportunidad de construir la Cuarta Transformación.

AMLO les dijo que Morena no debe desencantar a la gente, por lo que los invitó a los militantes del partido a tener una conducta intachable con respeto a los principios que promueve el partido desde su fundación.

Padierna confirmó la advertencia que el mandatario les hiciera sobre que si algún funcionario público se presta a meterse en temas internos de Morena, él mismo lo denunciaría ante las autoridades correspondientes, pues fue tajante en que no se permitirá la corrupción ni la intromisión del gobierno en los procesos electorales.

Al reunirse con los legisladores en el marco del inicio de su reunión plenaria, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) pidió a los diputados de Morena no irse a las nubes y estar siempre cerca de la gente.

«Si yo resumiera en una frase lo que Andrés nos dijo sería: nunca irnos a las nubes, siempre estar cerca de la gente. No hacer como el antiguo régimen, porque el hábito no hace al monje”, dijo el diputado Porfirio Muñoz Ledo.

“Lo dicho por Andrés, creo que fue un llamado muy oportuno, un llamado a no perder tierra y a no dormirnos en nuestros laureles”, agregó.

El diputado subrayó que el titular del Ejecutivo federal también hizo un llamado muy fraternal a que apretemos el paso en este año definitivo para la transformación del país.

Comentó que, además, López Obrador criticó el oportunismo y el arribismo, recordando que Morena es un partido de principios.

Por su parte el coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado, afirmó que su partido no puede darse el lujo de perder al presidente López Obrador, su principal activo, pues durante la reunión que sostuvieron, AMLO reiteró que en caso de que el partido se echara a perder, él renunciaría a su militancia y pediría que se le cambiara el nombre al instituto político.

“Morena no puede darse ese lujo, sin duda, porque ni siquiera toda la militancia unida podríamos llenar el vacío que dejaría el Presidente de la República como líder del partido. El ‘Lopezobradorismo’ es más grande que los simpatizantes y militantes de Morena”, indicó en declaraciones a la prensa.

El Partido Acción Nacional (PAN) indicó que las reuniones del gobierno, específicamente del subsecretario de Gobernación, con grupos armados de Tamaulipas y Michoacán son un hecho y están plenamente documentadas. Señaló que lo que está en duda es el alcance de las negociaciones.

En voz de su vocero, Fernando Herrera Ávila, el PAN dijo que las posibilidades de los alcances es muy amplio, pues va desde la colaboración con grupos de autodefensas, como anunció en junio pasado uno de sus líderes, hasta la amnistía a los jefes de los cárteles del narcotráfico, como ofreció en campaña, en 2017, el ahora presidente de la República, apuntó.

Cuestionaron los dichos del gobierno federal quien ha afirmado que no negocia con grupos armados, como si las autodefensas no fueran armadas; además aseguró, hay pruebas de las reuniones del subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta Saucedo, con grupos identificados como narcotraficantes.

Desde junio pasado, agregó, uno de los líderes de los autodefensas, José Manuel Mireles, reveló que el subsecretario Peralta Saucedo les ofreció “trabajar en coordinación” para dar seguridad a empresas en Michoacán y lograr inversiones que crearían cinco mil empleos.

En cuanto a las reuniones del subsecretario con narcotraficantes, el panista explicó que los gobernadores de Michoacán y Tamaulipas han dicho públicamente que advirtieron a Peralta Saucedo que se estaba reuniendo con grupos pertenecientes al narcotráfico. “Entonces no hay duda de las reuniones, son un hecho a la luz del día”.

El gobernador de Guerrero también ha dicho que los narcos se disfrazan de autodefensas.

La duda consiste, aclaró el vocero, en saber si son los primeros pasos para la amnistía formal de los narcotraficantes pues la amnistía de facto empezó el primero de febrero pasado, cuando el presidente declaró el fin de la guerra al narco y el gobierno disminuyó la incautación de drogas.

Al afirmar que México seguirá su estrategia para ordenar la migración, que además de respetar los derechos humanos, se centra en atender las causas, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) habló sobre el trabajo que se está haciendo con los gobiernos de Centroamérica.

Indicó que se están apoyando actividades productivas en los lugares de origen de los migrantes, con la idea de que tengan oportunidades de empleo, haya bienestar y seguridad, y que la migración se opcional y no forzada.

Al respecto, indicó que será el próximo sábado cuando se reúna con el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández,en Minatitlán, Veracruz.

«Ese es el informe que tengo de la Secretaría de Relaciones Exteriores, porque estamos trabajando en el apoyo a actividades productivas en países de Centroamérica. Queremos apoyar y seguir insistiendo en que Estados Unidos ayude a los países centroamericanos, que haya inversión para que la gente no se vea obligada a emigrar», dijo AMLO.

Recordó que ya se ha avanzado con el gobierno de El Salvador, por lo que ahora se hará lo correspondiente con el gobierno de Honduras.

Sobre la relación que se mantiene con Estados Unidos, señaló que se ha procurado que se mantengan buenas relaciones, por lo que hoy en día hay una actitud de respeto hacia México de parte del gobierno de presidente Donald Trump.

López Obrador dijo que se está a la espera de que los congresistas del país vecino aprueben el tratado comercial, el T-MEC, pues con la ratificación de parte de Estados Unidos y de Canadá,  habrá más confianza en nuestro país, y eso propiciará que lleguen más inversiones y tener mayor crecimiento económico y más empleos.

«Ya nosotros hicimos lo que nos correspondía y depende de ellos básicamente. Yo espero que a más tardar en septiembre se apruebe en Estados Unidos este acuerdo (…) yo tengo información que los legisladores en Estados Unidos están viendo con buenos ojos la aprobación del tratado».

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibirá el próximo lunes a su homólogo de Guatemala, Jimmy Morales, para abordar, entre otros temas, la emergencia migratoria que se vive.

Así lo dio a conocer este viernes La Casa Blanca, en el marco del acuerdo que EUA alcanzó con México para frenar el flujo migratorio que llega a su frontera sur, especialmente de personas provenientes de Centroamérica.

«El presidente Trump y el presidente Morales discutirán formas de crear una relación más sólida enfocada en abordar las prioridades de migración y seguridad», dijo la secretaría de prensa de Trump en un comunicado.

La visita se dará luego de que este fin de semana se llevarán a cabo las redadas para deportar a migrantes irregulares.

Y es que este viernes, el presidente Donald Trump confirmó que mañana comenzará una operación masiva de deportaciones.

«Ellos vinieron de forma ilegal», dijo Trump a los periodistas en La Casa Blanca. «Van a sacar a la gente y llevarlas de vuelta a sus países», añadió.

Sobre el tema migratorio, este viernes se dio a conocer un reporte que señala que al menos 18 bebés menores de dos años fueron separados de sus padres en la frontera entre 20 días y 6 meses durante la aplicación de la política de “tolerancia cero” el año pasado.

El informe a cargo del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes de EUA, que está indagando la política de seguridad fronteriza de la Administración del presidente Trump, reveló en ese análisis que al menos 2.648 menores de edad fueron separados de sus padres en el periodo de la política de “tolerancia cero”.

De entre esos bebés, nueve eran menores de un año en el momento en que fueron separados de sus progenitores. Señala también que varios niños fueron recluidos en las instalaciones de la Patrulla Fronteriza durante más de las 72 horas permitidas.

El Presidente estadounidense, Donald Trump, negó que México esté haciendo el trabajo sucio de Estados Unidos al controlar de manera más enérgica la inmigración no autorizada proveniente desde América Central.

«No es el trabajo sucio de EUA, es el trabajo de México», dijo el mandatario al ser cuestionado en Telemundo durante su primera entrevista con una cadena en español desde que llegó a la Casa Blanca.

«México está haciendo un gran trabajo para México y para Estados Unidos», señaló Trump.

Trump expresó satisfacción por los esfuerzos de su homólogo mexicano Andrés López Obrador para reducir el flujo migratorio desde América Central desde que ambos gobiernos alcanzaran un acuerdo hace semana y media.

«Planea reunirse con el Presidente López Obrador», le preguntó el periodista José Díaz.

«Sí, lo haría. Me cae bien», dijo Trump.

Trump había amenazado con imponer a México un arancel del 5%, pero desistió una vez que se alcanzó el acuerdo.

«Hasta ahora, lo han hecho muy bien. Y por eso no estoy imponiendo aranceles. De lo contrario, impondría aranceles. Y no quiero imponer aranceles a México», indicó, de acuerdo a una transcripción compartida con antelación por la televisora.

«Pero sería tremendamente costoso para México. Ni siquiera sé si pueden soportarlo», señaló.

El mandatario rechazó que el acuerdo beneficie únicamente a su vecino del sur.

«La gente no debería poder caminar a través de México hasta nuestro país», dijo durante una entrevista de aproximadamente 15 minutos. «Tampoco tienen permiso para estar en México», insistió Trump.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, dijo esta tarde que se lograron avances en las conversaciones con México para frenar el flujo de migrantes hacia Estados Unidos, aunque recalcó que no fueron suficientes.

«Las discusiones de inmigración en La Casa Blanca con representantes de México han terminado por el día. Hubo avances, pero no lo suficiente!», dijo Trump a través de su cuenta de Twitter.

Añadió que las conversaciones con México se reanudarán mañana en el entendido de que, si no hay un acuerdo, los aranceles del 5% a los productos mexicanos entrarán en vigor el próximo lunes tal como lo anunció la semana pasada.

Enfatizó que los aranceles tendrán aumentos mensuales de acuerdo a lo programado, indicando que entre más suban los aranceles, mayor será el número de empresas que regresarán a su país.

En sus publicaciones, Trump hizo referencia al informe que dio a conocer la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP). «Las detenciones en la frontera en mayo están en 133,000 por México y porque los demócratas en el Congreso se niegan a ceder en reforma migratoria», dijo el republicano.

Sin embargo, la CBP informó que la cifra era de 144,000 migrantes, lo que representaba un 32% más que lo registrado en abril.

Desde la embajada de México en Washington, Estados Unidos, el canciller mexicano Marcelo Ebrard ofreció una conferencia de prensa para dar detalles sobre la reunión que mantuvo con representantes del gobierno de Donald Trump.

El canciller indicó que se mantuvo una reunión «cordial» en la que cada quien defendió con firmeza sus puntos de vista. Sin decirlo textualmente, reconoció que no se alcanzó un acuerdo, pues dijo que era de esperarse que en una primera reunión, de apenas dos horas, no se lograría acercar las posiciones de ambos países.

Informó que mañana jueves se continuarán las conversaciones entre ambos equipos, pues luego de hacer los primeros planteamientos, cada uno pidió tiempo para revisar lo conversado.

Indicó que las reuniones que se mantendrán en los próximos días servirán para acercar posiciones.

Sin embargo, reconoció que algo en lo que ambas partes coincidieron, es que la situación migratoria no puede mantenerse como hasta ahora, pues ambos reconocieron que los flujos migratorios están «creciendo demasiado».

Confirmó que durante la reunión de hoy no se habló de los aranceles que el presidente Trump anunció para los productos que entren a su país provenientes de México. Explicó que el diálogo se centró en migración y lo que propone México a EUA.

Por esa razón, no fue posible saber si el vicepresidente Mike Pence o el secretario Mike Pompeo apoyan la medida arancelaria.

Ebrard insistió en ser optimistas ante una negociación difícil y que se da bajo una fuerte tensión. Dijo que no modificaría la proyección del 80% de lograr un acuerdo, pues algo que quedó claro es que no se desecharon las posturas de ninguna de las dos partes.

Enfatizó que hay voluntad de acercamiento por parte de las autoridades estadounidenses.

El canciller mexicano finalizó su mensaje recociendo que pese a que entren en vigor los aranceles el próximo lunes, se seguirá negociando, aunque lo ideal sería evitarlos, pues es una medida que afectaría a ambas economías. Dijo que para eso, el secretario Mike Pompeo será una pieza clave, pues dijo, «es un buen amigo, tengo una buena relación con él».

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, será quien reciba mañana a funcionarios mexicanos en La Casa Blanca, para conversar sobre la imposición de aranceles que anunció el presidente Donald Trump.

Recordemos que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) envió una comisión encabezada por el canciller Marcelo Ebrard, para buscar un acuerdo con el gobierno estadounidense, y evitar la represalia comercial.

Al respecto, esta mañana el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo que México llegará mañana a las negociaciones con una posición “digna y eficaz”, y afirmó que hay un porcentaje del 80% de que se logre un acuerdo con el gobierno estadounidense.

Y es que el próximo lunes se cumple el plazo establecido por el presidente Trump, quien amenazó con aplicar aranceles del 5% a las importaciones de productos mexicanos, a menos que el gobierno de AMLO hiciera más para evitar que los migrantes ilegales llegaran a su país.

El pasado viernes, Ebrard informó que su homólogo estadounidense, Mike Pompeo, sería quien encabezaría las conversaciones. Sin embargo, Pompeo viajó a Reino Unido acompañando al presidente Trump en su visita de Estado, y recientemente acudió a la Cumbre Mundial de Emprendimiento (GES 2019) que se celebra en La Haya, Holanda.