Tag

visita

Browsing
Chrystia Freeland, ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, y Marcelo Ebrard, futuro canciller de México, dieron a conocer los detalles de lo que será el viaje que una delegación del futuro gabinete del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), realizará a Ottawa el próximo lunes.
Se indicó que el viaje tiene el fin de fomentar el intercambio de experiencias y la cooperación en diversas áreas de gobierno. “Esta visita es una oportunidad clave para fortalecer la relación entre México y Canadá, pues tiene por objetivo establecer contacto directo entre miembros del gabinete designado y autoridades canadienses”.
Los colaboradores de López Obrador que viajarán junto a Ebrard son: Olga Sánchez Cordero, futura secretaria de gobernación; Graciela Márquez Colín, próxima titular de Economía; Rocío Nahle García próxima secretaria de energía; Carlos Urzúa Macías, próximo titular de Hacienda; Josefa González Blanco, quien estará al frente de la Semarnat;  Víctor Villalobos Arámbula, quien encabezará la Sagarpa,  así como Alejandro Encinas, propuesto como subsecretario de Derechos Humanos, Población  y Migración de la Segob.
Se indicó que cada uno de los futuros funcionarios abordará temas de su competencia, entre los que destacan el fortalecimiento de la visión de Canadá como un país inversor clave; intercambio de experiencias en protección de derechos humanos, gobernanza inclusiva y regularización del consumo de cannabis; homologación de estándares laborales y ambientales para minas en México y Canadá e intercambio de políticas medioambientales.
Además de Ottawa, la delegación visitará Montreal, Quebec y Toronto, así como Guelph y Ontario, para entablar encuentros con los gobiernos de cada provincia y varios representantes del sector privado.

Este viernes, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, viajará a México para reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto, el canciller Luis Videgaray y el secretario de Relaciones Exteriores del próximo gobierno, Marcelo Ebrard, anunció hoy el Departamento de Estado norteamericano.

“El secretario Pompeo reafirmará el compromiso de Estados Unidos de cooperar con la administración actual y con la entrante del presidente electo Andrés Manuel López Obrador en temas económicos, retos compartidos a la seguridad y la reducción de la migración ilegal”, señaló el Departamento de Estado.

Pompeo se reunió con funcionarios mexicanos, tanto de la actual como de la próxima administración, la semana pasada en Washington en el marco de la segunda Conferencia sobre Prosperidad y Seguridad en Centroamérica.

Su visita a México forma parte de una gira que lo llevará primero a Panamá, donde se reunirá con el presidente Juan Carlos Varela y con la vicepresidenta y canciller, Isabel de Saint Malo de Alvarado, para dialogar sobre la cooperación continua bilateral.

Marcelo Ebrard, quien ha sido propuesto como futuro secretario de relaciones exteriores, anunció que a partir de mañana comenzara con una gira por Japón, en donde se reunirá con el canciller de dicho país en Tokio. El futuro canciller partió este jueves de México.

“Voy a estar el día 5 de octubre (…) con el Canciller de Japón, en Tokio, voy a estar en una reunión de alto nivel de acuerdo a la conversación que se tuvo aquí”, dijo en días pasados a la prensa.

Y es que recordemos que el pasado 17 de agosto, el ministro de Relaciones Exteriores de Japón, Taro Kono, se reunió con el Presidente Electo de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), donde surgió la invitación para visitar el país asiático.

Ebrard indicó que el motivo del viaje es para dar seguimiento a las negociaciones en materia de intercambio tecnológico y el aumento de la inversión de Japón a México una vez que AMLO asuma el poder.

El ex jefe de gobierno de la Ciudad de México informó que también se asistirá al STS forum de Ciencia y Tecnología. que se realiza en la ciudad de Kyoto. “Agradezco la generosa invitación de los organizadores . Avanzamos para promover la agenda de México en el exterior”.

El líder norcoreano Kim Jong-un afirmó este miércoles que podría viajar a Seúl “en un futuro próximo”, lo que constituiría la primera visita de un dirigente norcoreano a la capital surcoreana desde la partición de la península coreana.

“Le prometí al presidente surcoreano, Moon Jae-in, que visitaré Seúl en un futuro próximo”, dijo Kim durante una rueda de prensa conjunta, tras la cumbre de los dos dirigentes en Pyongyang.

Por su parte, Moon Jae-in, que se encontraba de visita en la capital norcoreana con el objetivo de relanzar las negociaciones sobre la desnuclearización de Corea del Norte, indicó que la visita de Kim podría suceder este año, siempre y cuando no lo impidan “circunstancias particulares”.

El presidente surcoreano añadió que Corea del Norte aceptó “cerrar de forma permanente” su sitio de pruebas de motores de misiles de Sohae y el sitio de lanzamientos de Tongchang-ri “en presencia de expertos de los países afectados”.

Además, Moon también afirmó que Corea del Norte podría cerrar su complejo nuclear de Yongbyon, si Washington adoptase las “medidas correspondientes”.

Los líderes coreanos también anunciaron su deseo de presentar una solicitud conjunta para la organización de los Juegos Olímpicos de 2032, lo que ha sido considerado como una nueva muestra del acercamiento entre los países de la península coreana.

Prometieron también una serie de iniciativas bilaterales como la organización regular de reuniones de familias separadas por la Guerra de Corea, así como la intención de conectar sus redes de carreteras y red ferroviaria.

 

Con información de AFP / Foto: Archivo APO

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visitará este miércoles Carolina del Norte, el estado más afectado por el paso del huracán Florence, con el fin de supervisar los daños provocados por la tormenta que tocó tierra el pasado viernes.

“El presidente viajará a Carolina del Norte mañana”, confirmó la portavoz de La Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

La Casa Blanca ya había adelantado que Trump tenía previsto visitar las zonas afectadas por el paso del huracán esta semana, una vez que se determinara que su viaje no entorpecería “ningún esfuerzo de rescate o recuperación”.

El anuncio se da cuando se confirmó que el número de muertos como consecuencia de los vientos, torrenciales lluvias e inundaciones provocados por Florence aumentó a 33; 26 fallecieron en Carolina del Norte, otros seis en Carolina del Sur y uno en Virginia.

“El trabajo que están haciendo los equipos de emergencia, las fuerzas de seguridad, las fuerzas armadas y FEMA (Agencia Federal para la Gestión de Emergencias) es increíble. Quiero agradecérselo mucho”, afirmó hoy Trump durante una conferencia de prensa.

 

Con información de EFE / Foto: Archivo APO

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, visitará la próxima semana las zonas afectadas por el huracán Florence.

Así lo informó este viernes La Casa Blanca, en un momento en que el paso de la tormenta ha dejado al menos cuatro muertos en Carolina del Norte.

“El presidente tiene previsto viajar a las áreas afectadas por la tormenta a principios o a mediados de la próxima semana, una vez que esté claro que su viaje no va a entorpecer las labores de rescate”, dijo la portavoz de La Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders.

Recordemos que Florence tocó tierra a primera hora de este viernes en Wrightsville Beach, a escasos kilómetros de Wilmington, que desde la madrugada sufrió los estragos del viento y de las fuertes lluvias.

El huracán, que llegó a ser de categoría 4 sobre un máximo de 5 en la escala de Saffir-Simpson, y que se desplaza lentamente rumbo al oeste, ha dejando un rastro de inundaciones y ríos desbordados por la marejada ciclónica, que está previsto que alcance los 4 metros de altura sobre el nivel habitual.

 

Con información de Agencias / Foto: Archivo APO

El diario Reforma informó que Antonio Rojas, secretario particular de José Antonio Meade, visitó esta tarde la casa de transición del virtual Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Rojas, colaborador del ex candidato presidencial del PRI-PVEM-PANAL, arribó a las oficinas de AMLO alrededor de las 14:00 horas y permaneció cerca de media hora.

Según reporta el diario, Rojas se reunió con el vocero y colaborador cercano de López Obrador, César Yáñez.

La visita ha sido tomada como el primer acercamiento entre el AMLO y Meade, pues recordemos que días después de la elección, el tabasqueño aseguró que buscaría a Meade para explorar la posibilidad de colaborar juntos en su próximo gobierno.

Al salir de las oficinas de AMLO, Rojas se limitó a decir que le fue “a todo dar”, y adelantó que en los próximos días podrían platicar mucho mejor.

 

Con información de Reforma / Foto: Archivo APO

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que el próximo 25 de julio, la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, realizará una gira de trabajo en la Ciudad de México.

La ministra Freeland se reunirá con el Presidente Enrique Peña Nieto, y sostendrá una reunión con el candidato ganador de la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Adicional se reunirá con el canciller Luis Videgaray y con el Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, con el propósito de revisar y dar seguimiento a los principales temas de la relación bilateral, así como al proceso de modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En ese sentido, el gobierno de Canadá desestimó esta tarde la sugerencia del presidente Donald Trump, respecto a que podría buscar acuerdos comerciales independientes con sus socios del TLCAN.

David MacNaughton, embajador de Canadá en Estados Unidos, dijo estar confiado en que las negociaciones para modernizar el TLCAN mantendrían la naturaleza trilateral del pacto.

La ministra Freeland estará acompañada en su visita a la CDMX por James Carr, Ministro para la Diversificación del Comercio Internacional; William Morneau, Ministro de Finanzas; Brian Clow, Coordinador de la Relación Canadá-EUA de la Oficina de Primer Ministro; y John Hannaford, Asesor de Asuntos Internacionales y Defensa.

 

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, destacó hoy que su Gobierno y México se han comprometido a trabajar de “manera estrecha” en asuntos comerciales, de seguridad y frontera.

Las declaraciones fueron realizadas en una conferencia de prensa que ofreció junto al canciller Luis Videgaray al término de una reunión en la que ambos funcionarios reafirmaron que los dos países son “vecinos, socios y amigos”.

“México es un socio regional y mundial y como ejemplo podemos trabajar con el Salvador, Guatemala y Honduras para reducir la inseguridad y violencia, y así mejorar las oportunidades”, indicó Pompeo.

Destacó que al luchar contra la corrupción, se generarán mejores y mayores oportunidades para la región, lo que coincidió con la línea discursiva que ha empujado Andrés Manuel López Obrador (AMLO) desde su campaña. Pompeo explicó que así se podrá “reducir la migración que socava la seguridad en Estados Unidos”.

 

RAFAEL FERNÁNDEZ DE CASTRO

EL FINANCIERO

¿Tendrá Andrés Manuel López Obrador una luna de miel con Donald Trump? Es una pregunta que tiene que evaluar muy bien Marcelo Ebrard, quien ha sido ungido con la responsabilidad de ser el próximo canciller de México.

Al iniciar un nuevo periodo presidencial, generalmente el flamante Ejecutivo goza de un cierto periodo de buenas intenciones en la relación con Washington. Esta práctica informal se puede magnificar cuando el triunfo electoral es muy contundente y relevante.

Este fue el caso de Vicente Fox, quien dio el campanazo de sacar al PRI estacionado en Los Pinos por 72 años. El vaquero de Guanajuato tuvo una importante luna de miel con el vaquero de Texas, George W. Bush. Fox era visto como un campeón global de la democracia e incluso se habló del bono democrático. Según el canciller de Fox, Jorge Castañeda, teníamos derecho a una especie de oportunidad única de lograr un acuerdo especial como ‘recompensa’ por la hazaña electoral.

Castañeda se lo tomó en serio y consultó a algunos especialistas sobre qué podía México obtener de Washington. Un amigo mutuo, el desaparecido Robert Pastor, opinó que México debía solicitar a Estados Unidos un fondo de desarrollo, como los que hay en la Unión Europea para las economías más atrasadas que entran al mercado común. La verdad es que el propio Castañeda había venido cocinando una idea hozada: un acuerdo migratorio integral. Tuve la fortuna de asistir a una cena en casa de Castañeda con la presencia de Fox, días antes de la temprana visita de Bush a San Cristóbal, Guanajuato, en febrero de 2001. En la reunión, Castañeda ponderó los pros y los contras, con un pequeño grupo de académicos y diplomáticos, de pedir a Bush negociar un acuerdo migratorio integral bilateral. Al final de la cena, Fox ya había hecho suya la iniciativa de su canciller.

Ahora bien, no obstante que Bush, el presidente de Estados Unidos número 43, es la antípoda de Trump pues veía en México oportunidad, no hay duda de que Trump ha sido cuidadoso con AMLO. Más aún, hay cierta evidencia de que Trump considera que el tabasqueño es igual que él, una especie de cruzado que pondrá orden en un pantano de corrupción que es el gobierno federal, de allí que le ha llamado “Juan Trump.” Ya lo comentó Ebrard en una entrevista de radio, AMLO tiene una enorme dosis de legitimidad interna e internacional por lo contundente de su victoria. En conclusión, hay indicios de que podríamos recibir un trato especial de Washington en el arranque del nuevo gobierno.

Ebrard enfrenta una disyuntiva: ser realista o idealista. Desconfiar plenamente de Trump o darle el privilegio de la duda.

Ser realista significa que hay que ser pragmático y no creer que algo bueno pueda venir de un mandatario que se ha ensañado en vituperar a México, especialmente a nuestros migrantes. Más aún, el lema de Trump “América primero”, significa que Washington está dispuesto a enfrentarse con amigos y enemigos para beneficiarse, pues su visión es de suma cero. Cuando Estados Unidos gana, todos los demás deben perder. Sobra evidencia de que el mandatario estadounidense va por el mundo, como lo acaba de hacer esta semana en la cumbre de la OTAN de Bruselas, esgrimiendo su doctrina de seguridad nacional.

En una lectura realista, Ebrard y su diplomacia tendrían que aceptar que Trump hizo añicos la estrategia diplomática mexicana de llevar las principales decisiones a los encuentros presidenciales. Carlos Salinas y Bush padre, el presidente de Estados Unidos número 41, hablaron por primera vez del TLCAN en su primera entrevista como presidentes electos en noviembre de 1988; Calderón y W. Bush acordaron la Iniciativa Mérida en su primer encuentro en 2007. De manera que la diplomacia de Ebrard tendrá que olvidarse de acudir como tradicionalmente lo hacíamos al Ejecutivo y, en cambio, jugar el juego político de Estados Unidos que es altamente descentralizado. Los esfuerzos diplomáticos de Ebrard deben tener como destinatarios al Capitolio, así como capitales relevantes como Sacramento, Austin o Springfield, Illinois, y desde luego, las cámaras de comercio y a las agrupaciones de latinos.

En una lectura idealista, Ebrard tendría que hacer prioritaria la conclusión de la renegociación del TLCAN. Si se cierra el Tratado antes de que tome posesión AMLO, el ambiente económico para el arranque del sexenio se despejaría. Los inversionistas tendrían la certeza de que el mercado de Estados Unidos permanecerá abierto para nuestras exportaciones y también que AMLO tendrá que disciplinarse.

También solicitaría algo que AMLO insistió en los debates, un Plan Marshall hacia Centroamérica y el sur de México. Esto es, un plan de desarrollo económico que genere las condiciones para el desarrollo y la paz. Que mejor antídoto para los enormes problemas que ha significado el aumento de centroamericanos buscando refugio en la frontera México-Estados Unidos.

Si estuviera en los zapatos de Ebrard, jugaría ambas cartas. La realista y la idealista. Nixon, un conservador obstinado come comunistas, sorprendió con su apertura hacia la China de Mao. Trump, un racista y antiinmigrante obsesionado, podría comprar la idea de que el único instrumento para resolver de fondo la emigración de mexicanos y centroamericanos es el bienestar económico que traería una exitosa renegociación del TLCAN. Y para evitar la migración centroamericana, un Plan Marshall de cooperación para el desarrollo.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, enviará un equipo de alto nivel a México para reunirse el día de mañana con el virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador (AMLO), señal de la importancia que le asigna a la relación bilateral, tensa en los últimos meses, dijo una fuente del gobierno estadounidense.

“Este es un viaje importante programado en un momento clave en nuestra relación bilateral”, dijo un alto funcionario del Departamento de Estado al informar esta tarde a periodistas sobre la visita.

Pompeo estará acompañado por el asesor presidencial y yerno de Trump, Jared Kushner; la secretaria de Seguridad Interior, Kirstjen Nielsen; y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

La fuente señaló que “esta delegación es digna de mención y un testimonio de la importancia que el gobierno y Estados Unidos le dan a la relación bilateral”.

Los funcionarios estadounidenses también se reunirán con el presidente mexicano saliente, Enrique Peña Nieto, quien entregará el poder a AMLO el 1 de diciembre, así como con el canciller Luis Videgaray, sin embargo los reflectores están puestos en la reunión con el ganador de la elección presidencial.

El funcionario del Departamento de Estado dijo que Trump busca desarrollar una buena relación con el presidente electo mexicano. “El presidente Trump tuvo una llamada muy positiva con el presidente electo López Obrador después de las elecciones mexicanas, y este viaje será una buena oportunidad para continuar nuestra conversación y conocernos”, afirmó.

 

Con información de AFP / Foto: Archivo APO

La escritora Elena Poniatowska realizó este miércoles una visita al virtual próximo Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en su casa de campaña en la colonia Roma en la Ciudad de México.

A su llegada indicó que la visita era por el cariño y apoyo que desde hace tiempo le ha dado al tabasqueño, pues dijo que el futuro Presidente podría ser su hijo.

Cuestionada por los medios de comunicación que se encuentran cubriendo las oficinas de AMLO, Poniatowska aseguró que la victoria del morenista trajo mucha ilusión y esperanza al país.

“Es un ánimo de gran esperanza en el futuro para todos (…) como nunca ha habido antes”, dijo la escritora, quien aprovechó para aclarar que no ocupará ningún cargo en el próximo gobierno, pues en tono de broma dijo que como la iban a invitar con 86 años de edad.

“Ya estoy con una pata en mi cajón de muerto, qué me va a invitar”, remató.

 

Con información de El Universal / Foto: Archivo APO