El ciclón Olaf, que este jueves se convirtió en huracán categoría 1 en el Pacífico, está «muy próximo» a tocar tierra en Baja California Sur, y podría hacerlo esta noche como huracán categoría 2, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En su reporte más reciente, el SMN indicó que el centro del huracán se localizaba a 70 kilómetros al este-sureste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, y se espera toque tierra entre los municipios de Los Cabos y La Paz, muy probablemente como huracán categoría 2, aproximadamente entre las 21:00 horas y las 22:00 horas.

El fenómeno registra actualmente vientos máximos sostenidos de 150 kilómetros por hora (km/h), rachas de 185 km/h y desplazamiento hacia el nor-noroeste a 17 km/h.

Además, sus bandas nubosas ocasionan lluvias en Baja California Sur, el occidente y noroeste del país, además de vientos fuertes, oleaje elevado y marea de tormenta.

Sus rachas de viento son de  140 a 160 km/h, marea de tormenta de 5 a 7 metros de altura y posibles trombas marinas en las costas de Baja California Sur, así como ráfagas de 60 a 80 km/h con olas de 3 a 5 metros en las costas de Nayarit, el sur del Mar de Cortés y Sinaloa.

Debido a ello, el SMN mantiene zona de prevención por efectos de huracán desde Los Barriles hasta Santa Fe, así como zona de prevención por efectos de tormenta tropical desde Santa Fe hasta Cabo San Lázaro, y desde Los Barriles hasta San Evaristo, todas regiones de Baja California Sur.

El organismo pidió a la población extremar precauciones en general en las zonas mencionadas por lluvias, viento y oleaje, incluyendo la navegación marítima, y atender las recomendaciones emitidas por las autoridades de Protección Civil, en cada estado.

Este jueves, el gobierno federal alertó que hay más de medio millón de personas en riesgo en el noroeste del país por el potencial impacto del ciclón.

Por las lluvias que generará, la Coordinación Nacional de Protección Civil estima 490,000 personas en riesgo alto y otras 87,000 en riesgo moderado, además de más de 200,000 viviendas en peligro, casi en su totalidad en la península de Baja California.

Hasta el momento, en el océano Pacífico se han formado los ciclones Andrés, Blanca, Carlos, Dolores, Enrique, Felicia, Guillermo, Hilda, Ignacio, Jimena, Kevin, Linda, Marty, Nora y Olaf.

Dolores tocó tierra el pasado 19 de junio e impactó especialmente en los estados de Colima y Michoacán y dejó tres muertos por tormentas eléctricas. Mientras que a mediados de agosto las torrenciales lluvias generadas por el huracán Grace, formado en el Atlántico y que tocó tierra en el Golfo de México, provocaron la muerte de al menos once personas, ocho en Veracruz y tres en Puebla, además de severas inundaciones y daños.

El ciclón había impactado días antes en la península de Yucatán, donde también dejó inundaciones y fallas eléctricas, aunque ahí no se reportaron víctimas mortales.

Mientras que Nora, que tocó tierra el 28 de agosto, dejó un menor sin vida en Jalisco y al menos siete desaparecidos, seis de ellos pescadores de Guerrero.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario