El Parlamento británico respaldó hoy una enmienda dirigida a forzar el próximo miércoles una votación en la que los diputados evaluarán planes del «Brexit» alternativos al acuerdo que defiende la primera ministra, la conservadora Theresa May.

Por 329 votos a favor y 302 en contra, la Cámara de los Comunes aprobó una cláusula que aumenta el control parlamentario sobre el proceso de salida de la Unión Europea (UE), aunque la votación del miércoles no será vinculante para el Gobierno.

La lista de los posibles planes alternativos, que aún no esta decidida, incluirá previsiblemente vías como abandonar la UE sin acuerdo, un segundo referéndum, negociar una relación más cercana con el mercado único, o bien suspender la ruptura.

Al respecto, el gobierno británico dijo que el voto de los parlamentarios para controlar la agenda del proceso del Brexit significaba un «peligroso precedente».

«Es decepcionante ver que esta enmienda ha sido aprobada», reaccionó el gobierno a través del ministerio encargado de la salida de la UE. Considerando que la iniciativa «altera el equilibrio entre nuestras instituciones democráticas y establece un precedente peligroso e impredecible para el futuro».

Horas más tarde, se informó que tres secretarios de Estado del gobierno británico renunciaron por su desacuerdo con la estrategia de la primera ministra Theresa May sobre el Brexit.

Los secretarios que renunciaron son Alister Burt (Relaciones Exteriores), Steve Brine (Salud) y Richard Harrington (Industria).

 

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario