El gigante ruso de los hidrocarburos Gazprom anunció este miércoles una nueva reducción en sus entregas de gas a Europa vía el gasoducto Nord Stream, argumentando que se veía forzado a paralizar equipos del fabricante alemán Siemens.

«Gazprom suspende el funcionamiento de otra turbina de gas de Siemens en la estación de compresión de Portovaia», donde se realizan las actividades de llenado de Nord Stream, y por tanto la producción diaria pasará el jueves de 100 a 67 millones de metros cúbicos por día.

Gazprom ya había anunciado el martes un recorte de producción de 167 a 100 millones de metros cúbicos diarios, atribuyendo su decisión a la falta de componentes que Siemens debía entregarle.

La reducción del flujo por ese gasoducto submarino que lleva gas de Rusia a Alemania por el mar Báltico llega a 60% en dos días.

Alemania consideró sin embargo, ya antes del anuncio del segundo recorte, que la reducción era fruto de una «decisión política», que «no puede ser justificada por motivos técnicos».

Gazprom interrumpió estas últimas semanas sus entregas de gas a varios países europeos que se niegan a pagarlas en rublos.

El presidente ruso, Vladimir Putin, determinó que los países «inamistosos», que habían adoptado sanciones contra Rusia a causa de la guerra de Ucrania, paguen su aprovisionamiento de gas con divisas rusas, pese a que los contratos estipulan que deben abonarse en euros o en dólares.

El gasoducto Nord Stream entró en servicio en 2012. En 2021, por ese canal se encaminaron 59,200 millones de metros cúbicos de gas natural ruso hacia Europa del norte, según datos de la empresa. El Nord Stream 2, destinado a actualizar el sistema, fue cancelado por Berlín tras el inicio de la invasión sobre Ucrania.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario