Tag

Alemania

Browsing

Vicecanciller y ministro de Finanzas del gobierno, el socialdemócrata Olaf Scholz se dispone a tomar en Alemania el relevo de Angela Merkel, para dirigir una inédita coalición de tres partidos.

A los 63 años, Scholz reveló este miércoles el acuerdo final de coalición negociado desde hace dos meses con los Verdes y el Partido Liberal (FDP), centrado en la lucha contra la pandemia y la crisis climática, dos puntos álgidos de la era post-Angela Merkel.

La hoja de ruta marcada prevé que Scholz se someta a la investidura del Parlamento en torno al 6 de diciembre para liderar el que será el primer tripartido a escala federal de Alemania, que pondrá fin a los 16 años de Merkel en el poder.

Esto significaría una inesperada remontada de un partido, el SPD, dado por muerto hasta hace poco, y que ganó por escaso margen las legislativas de septiembre pasado.

Descrito por el diario Spiegel como «la encarnación del aburrimiento» en política, Scholz ha pasado por todos los niveles de la acción pública desde los años 70. Se unió al SPD a los 17 años. Se hizo abogado especialista en derecho laboral y en 1998 fue elegido diputado, y luego secretario general del SPD.

Objeto de burlas por su estilo austero y sus discursos en tono de autómata que le valieron el sobrenombre de «Scholzomat», el hoy futuro canciller admitió que «no era una descripción totalmente falsa». Pero agregó: «Siempre se me hacían las mismas preguntas, y yo daba las mismas respuestas».

En 2007 es nombrado ministro de Trabajo en una gran coalición gubernamental, y en 2011 se convertiría en alcalde de Hamburgo. Ahí, Scholz llevo a cabo una ambiciosa política en materia de vivienda y de protección a la primera infancia. Más adelante, en otro gobierno de coalición de Merkel, sucede en 2018 en el prestigioso ministerio de finanzas al cristianodemócrata Wolfgang Schäuble.

Este socialdemócrata de tendencia centrista, de 63 años, parece haber convencido a buena parte del electorado ofreciendo una imagen de competencia. En 2019, Scholz se había propuesto para liderar el SPD, pero los militantes escogieron a dos casi desconocidos claramente más a la izquierda.

Sin embargo, Scholz logró recuperar terreno con la pandemia, cuando no dudó en romper con la ortodoxia presupuestaria. El SPD lo designó entonces como candidato a las legislativas de septiembre de 2021.

En las elecciones de septiembre, el SPD liderado por Scholz logró una estrecha victoria, relegando a segundo lugar a los conservadores de Angela Merkel.

Según el acuerdo alcanzando, los verdes asumirán los ministerios de Exteriores y Medio Ambiente y los liberales ocuparán el de Finanzas. Aunque los nombres de los futuros ministros no se han comunicado, parece claro que la copresidenta del Partido Verde, Annalena Baerbock, se convertirá en la primera ministra de Exteriores de Alemania y el otro dirigente de la formación, Robert Habeck, estará a cargo de un gran ministerio para todas las cuestiones climáticas y será además vicecanciller.

La nueva coalición, según el acuerdo de gobierno, quiere legalizar el cannabis cuya venta en «tiendas autorizadas» se reservará al consumo de los «adultos». Además, se busca volver en 2023 a las reglas de rigor presupuestario, entre ellas el freno al endeudamiento inscrito en la Constitución.

La coalición también desea acelerar el fin del carbón y avanzarlo «idealmente» a 2030, en lugar de 2038, como está previsto hasta ahora. Para ello hay que «desarrollar masivamente las energías renovables» y «construir centrales de gas modernas para responder a las demandas de electricidad y energía de los próximos años a precios competitivos».

El jefe de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de Angela Merkel, Armin Laschet, dijo este jueves que está dispuesto a renunciar como líder de los conservadores, tras la derrota electoral que sufrida el mes pasada, y que los ha dejado al borde de la oposición.

«Vamos a abordar rápidamente el tema del nuevo equipo de la CDU, desde el presidente hasta la dirección del partido y el comité ejecutivo federal», aseguró en Berlín, cuando lleva menos de un año en el cargo.

Laschet, de 60 años, conocido por su tenacidad, aclaró que pedirá la celebración de un congreso de la CDU para decidir sobre el futuro y la reorganización al frente del partido. No especificó cuándo ni dónde.

«Desde la retirada de Angela Merkel de la presidencia del partido tenemos un debate incesante» en torno a la dirección del partido, dijo. Según el diario Bild, el congreso podría celebrarse en diciembre en la ciudad de Dresde.

Y es que el partido responsabiliza a Laschet del peor resultado electoral (24.1%) de los conservadores en la historia de la Alemania moderna.

En tanto, el Partido Socialdemócrata (SPD) abrió este jueves conversaciones tripartitas con Los Verdes y el Partido Liberal (FDP) para explorar la formación de una coalición de gobierno presidida por Olaf Scholz.

La reunión de hoy es la primera tripartita después de una serie de contactos previos bilaterales de verdes y liberales, verdes y socialdemócratas y socialdemócratas y liberales.

«Se ha creado confianza entre nosotros, eso es algo que se notó hoy», dijo el secretario general del SPD, Lars Klingbeil, quien dijo que la próxima reunión será el lunes y agregó: «Nos tomaremos el tiempo necesario. La semana que viene está estrictamente planificada pero no podemos saber a donde llegaremos», añadió.

Entre verdes y liberales y entre socialdemócratas y liberales existen diferencias programáticas que invitan a creer que las conversaciones no serán fáciles. Los Verdes fijaron hoy, antes de la conversaciones, una política de protección del clima que ponga a Alemania en camino de cumplir los compromisos contraídos en el Acuerdo de París como una condición para entrar al Gobierno.

Los liberales, por su parte, vienen definiendo desde hace varios días como líneas rojas el rechazo al alza de impuestos y el mantenimiento al llamado freno a la deuda que exige presupuestos equilibrados en tiempos de normalidad económica.

Ello implica que socialdemócratas y verdes debería renunciar a sus planes de aumentar las tarifas impositivas para ingresos más altos para poder financiar alivios a los ingresos más bajos y planes de inversiones en protección del clima.

Los socialdemócratas, por su parte, tuvieron durante la campaña un caballo de batalla permanente que es el alza del salario mínimo de los actuales 9.60 euros por hora a 12 euros. Para ello pueden contar con el apoyo de Los Verdes pero tienen que contar con la reticencia de los liberales que por principio no son partidarios de intervenciones del estado en la fijación de salarios.

El líder de la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU), uno de los partido que integran la llamada Unión, Markus Söder, felicitó hoy al candidato socialdemócrata, Olaf Scholz, por sus resultados en las elecciones generales del domingo pasado y admitió que tiene mejor opción a ser el próximo canciller que su propio candidato, Armin Laschet.

«Las mejores opciones para ser canciller las tiene ahora mismo Olaf Scholz», afirmó, pese a que el candidato de su mismo bloque conservador no ha desistido formalmente de intentar formar gobierno.

El Partido Socialdemócrata (SPD) fue la fuerza más votada, añadió, por lo que hay que «respetar el resultado electoral».

Y es que el SPD de Scholz obtuvo en las elecciones del domingo un 25.7% de los votos, mientras que el bloque conservador, integrado por La Unión Cristianodemócrata (CDU) de Laschet y La Unión Social Cristiana (CSU) de Söder, obtuvo un 24.1%. Esta es la fórmula que hasta ahora representaba la canciller Angela Merkel.

Laschet reclamó para sí en la misma noche electoral el derecho a tratar de formar gobierno, aunque ayer empezó a ceder en esta idea para insistir, sin embargo, en que estaba «dispuesto» a ello.

Todo eso se produce en medio de fuertes tensiones en el seno de los conservadores por el resultado de las urnas, el peor en su historia.

Los nuevos grupos parlamentarios salidos de las elecciones mantienen hoy sus primeras reuniones, en las que deben fijarse los líderes respectivos, algo que asimismo ha precipitado nuevas tensiones entre los conservadores.

El SPD, por su parte, ha expresado ya el deseo de comenzar cuanto antes con Verdes y liberales las conversaciones previas de cara a la formación de un gobierno de coalición en tripartido.

«Estamos centrados en ponernos a trabajar. Hemos invitado a Verdes y liberales a mantener conversaciones con nosotros esta semana, si quieren», afirmó el jefe del grupo parlamentario de los socialdemócratas, Rolf Mützenich.

Agregó que los dos potenciales socios menores deben ser conscientes de que un «espectáculo» como el de hace cuatro años no se puede repetir, al referirse a las negociaciones sin éxito entre conservadores, Verdes y liberales que acabaron con la salida de estos últimos de las conversaciones.

Mützenich agregó que su partido está dispuesto a conversar con rapidez y fiabilidad, que lo harán a puerta cerrada, y aseguró que las dificultades que surjan se solucionarán en paralelo.

Rolf Mützenich hizo estas declaraciones antes de la primera reunión del nuevo grupo parlamentario de los socialdemócratas, que contará con 206 diputados en el nuevo Parlamento, que se constituirá previsiblemente dentro de cuatro semanas.

Se espera que Verdes y liberales se reúnan mañana mismo para entablar sus primeras conversaciones, para tratar de presentar líneas conjuntas a sus hipotéticos socios mayores de coalición.

Foto: Twitter @OlafScholz

Alemania entró este lunes en un período de incertidumbre después de las elecciones de este fin de semana, luego de que los dos principales partidos defienden el derecho de encabezar la economía más grande de Europa, dejando sin definir quién será el sustituto de Angela Merkel.

Liderados por el ministro de Finanzas y vicecanciller saliente Olaf Scholz, los socialdemócratas del SPD se proyectan como ganadores con el 25.7% de los votos, según resultados preliminares publicados el lunes por la comisión electoral.

La alianza conservadora de La Unión, que integran La Unión Demócrata Cristiana (CDU), de Merkel, y su aliado bávaro, la CSU, encabezada por Armin Laschet, obtendría 24.1%, el peor resultado en su historia de siete décadas. Para los democristianos, las «pérdidas son amargas», admitió Paul Ziemak, número dos de la CDU. Su partido nunca había caído por debajo del 30% de los votos. En 2017, alcanzó 32.8%.

Los Verdes aparecen de tercer sitio con el 14.8%, seguidos del liberal FDP con 11.5% y el ultraderechista Alternativa para Alemania con 10.3%.

Recordemos que en Alemania no son los votantes los que eligen directamente al jefe de gobierno, sino los diputados, una vez formada la mayoría. Pero esta vez la mayoría es especialmente complicada de formar, ya que debe reunir a tres partidos, la primera vez que esto ocurre desde los años 1950, debido a la fragmentación del voto.

Para un país acostumbrado a la estabilidad política tras 16 años bajo el liderazgo firme de Merkel, los próximos meses se perfilan como un período bastante atropellado.

Tanto Scholz, de 63 años, como Laschet, de 60, dijeron que pretenden tener un gobierno instalado antes de Navidad.

El lunes por la mañana Scholz puso toda la presión sobre los conservadores, y les dijo que su lugar está en la «oposición». «La CDU y la CSU no solamente han perdido votos, también han recibido el mensaje de los ciudadanos de que ya no deberían estar en el gobierno sino en la oposición», afirmó el líder socialdemócrata, que quiso tranquilizar a sus socios internacionales sobre la «estabilidad» de Alemania.

En las últimas elecciones, en 2017, Merkel necesitó más de seis meses para alcanzar un acuerdo y formar la actual gran coalición de conservadores y socialdemócratas.

Los resultados de estas elecciones ensombrecerán el fin del mandato de Merkel, quien pese a seguir siendo muy popular al término de cuatro legislaturas, parece haber sido incapaz de preparar su sucesión.

Durante sus 16 años en el cargo, Merkel fue vista en el extranjero no solo como la líder de Alemania, sino en muchos sentidos como la líder de Europa, dirigiendo a la Unión Europea a través de una serie de crisis financieras y políticas.

El resultado electoral en Alemania llega a alterar el tablero político del país de mayor peso político y demográfico de Europa.

Por su parte el candidato de La Unión, Armin Laschet, sostuvo este lunes que ningún partido ha recibido el apoyo suficiente como para formar por su cuenta un gobierno de coalición.

«Ninguno de los partidos principales ha recibido un claro mandato de gobierno», declaró en una rueda de prensa. «La única persona que puede convertirse en canciller es aquella que logre alinear a las partes opuestas».

Laschet manifestó que la CDU/CSU está de acuerdo en «entablar conversaciones para una llamada coalición Jamaica», conocida así por los colores representativos de los partidos que la integrarían (CDU/CSU, Los Verdes, Partido Liberal).

A su vez, pidió humildad a su principal rival, el socialdémocrata Olaf Scholz, ya que los grandes partidos que antaño obtenían un apoyo en torno al 30 por ciento del electorado ahora deben adoptar una nueva actitud ante la realidad. «Olaf Scholz y yo estamos, creo, llamados a la misma humildad», añadió.

Dos días antes de las elecciones legislativas que tendrán lugar el próximo domingo, la canciller alemana, Angela Merkel, llamó este viernes a votar por el candidato de su partido, la CDU, Armin Laschet, para mantener la «estabilidad» alemana.

«Para que Alemania siga estable, Armin Laschet debe convertirse en el canciller federal», afirmó Merkel durante un mitin de su formación en Múnich previo a las elecciones, que auguran un pelea cerrada entre el favorito socialdemócrata y su rival de derecha.

Merkel  dejará el gobierno tras 16 años al frente de la primera economía europea.

Después de permanecer al margen de la campaña, en el último mes Merkel no ha escatimado esfuerzos en apoyar a Laschet, un político poco popular de 60 años que ha sido altamente cuestionado.

Este viernes, Merkel también se lanzó contra el candidato del SPD, advirtiendo contra el escenario de una victoria del socialdemócrata Olaf Scholz, que lidera las encuestas. «¿Se imaginan un gobierno rojo-rojo-verde?», dijo a los representantes de la CDU y la CSU, reunidos en la mayor ciudad de Baviera para este último encuentro de campaña.

Y es que los sondeos anticipan unos resultados muy cerrados para el próximo domingo entre los socialdemócratas, con un 25% en intención de voto, y los conservadores (CDU/CSU), que subieron al 23% en la última encuesta de Civey; lo que los colocaría en un empate técnico.

Como ningún partido se cerca al 50% de los votos, se tendrá que negociar una coalición, lo cual se prevé sea un proceso largo tomando en cuenta que la coalición que hubo en 2017, entre los conservadores de La Unión Demócrata Cristiana y el Partido Socialdemócrata, con Angela Merkel como canciller, es poco probable que se repita. En aquel entonces, Angela Merkel necesitó cerca de seis meses para lograr el acuerdo.

Pero ¿cómo funcionan las elecciones en Alemania? Los alemanes acuden a las urnas a emitir dos votos. El primero es para el candidato que prefieran de su distrito; hay 299 circunscripciones. Quien obtenga más votos en cada uno se lleva ese escaño. El segundo voto que se emite es a una lista nacional, y los asientos se reparten de manera proporcional a esos votos obtenidos.

Llama la atención que se llega a las elecciones sin saber cuántos diputados serán elegidos, pues la composición del Bundestag varía en cada elección, con el fin de reequilibrar los asientos y mantener la proporcionalidad. La legislatura que finaliza tiene 709 escaños. Además, los partidos deben conseguir al menos un 5% de los votos para poder tener lugares en el Parlamento; lo cual deja fuera a formaciones minoritarias o que solo tengan apoyo en zonas específicas.

El Bayern Munich de Alemania se coronó esta tarde (hora México) como el campeón del Mundial de Clubes tras derrotar 1 a 0 al Tigres, gracias a un gol del francés Benjamin Pavard, durante la final del torneo que se disputó en Qatar.

De esta manera, el Bayern Munich sumó el título del Mundial de Clubes a los que ya tenía tras haber ganado la Liga, Copa y Supercopa de Alemania, además de la Champions League y la Supercopa Europea, con lo que se convirtieron en el primer club en igualar el séxtuple que consiguió Barcelona en 2009.

«Tenemos el paquete de seis ahora, esta es una historia especial, estábamos desesperados por ganar este título, solamente queríamos ganar y lo hemos logrado, ha sido un partido muy difícil», dijo el polaco Robert Lewandowski.

En el partido disputado en el estadio de la Ciudad de la Educación, Pavard marcó el gol del triunfo a los 59 minutos cuando definió sin marca dentro del área después de que el portero argentino Nahuel Guzmán desvió un remate de Lewandowski.

El árbitro uruguayo Esteban Ostojich avaló el gol después de revisara la jugada en el VAR, por una posible posición adelantada de Lewandowski.

Antes del gol, Bayern amenazó en dos ocasiones al club mexicano. El primero a los 18 minutos cuando Joshua Kimmich venció a Guzmán con un potente disparo desde fuera del área, pero el árbitro anuló el gol tras revisar la jugada en el VAR debido a una posición adelantada de Lewandowski.

La segunda ocasión fue cuando se atacó la portería de Tigres, primer club mexicano y de la Concacaf que alcanzó el Mundial, a los 34 minutos con un potente disparo de Leroy Sané que pegó en el poste.

Bayern estuvo cerca de registrar el segundo tanto a los 83 minutos en una jugada donde el defensa Carlos Salcedo desvió el balón, que Guzmán detuvo antes de que cruzara la línea de gol.

Cerca del final, el poste volvió a salvar a Tigres de recibir el segundo gol, cuando el francés Corentin Tolliso estrelló su disparo en el metal.

«Estamos un poco decepcionados por el resultado, pero creo que representamos muy bien a México, con garra y corazón. En nuestra primera presentación un segundo lugar es muy bueno, vamos a regresar más fuertes», dijo el francés André-Pierre Gignac, delantero de Tigres.

Tras finalizar el partido, Carlos Salcedo indicó que siempre se trabaja para ganar, por lo que pidió perdón a su familia, a la afición y a México, pues hizo una promesa de ganar y falló. «Odio esta sensación de perder y es la misma sensación de el mundial. Esperare que el fútbol me brinde otra revancha».

Ricardo Ferretti, entrenador de los Tigres, reconoció que el Bayern Munich fue mejor que su equipo y mereció el título en el Mundial de Clubes de Catar. «Buscamos hacer nuestro partido, ellos fueron superiores y merecieron el triunfo», señaló al referirse a la victoria de los alemanes

Foto: Twitte [email protected]_official

La comisión de vacunación alemana desaconsejó este jueves la vacuna AstraZeneca para personas de más de 65 años, esto en medio de la presión bajo la que se encuentra el laboratorio, por el retraso en la entrega de sus suministros.

A falta de prueba de eficacia para los mayores, «la vacuna COVID-19 de AstraZeneca es actualmente recomendada solo para las personas de entre 18 y 64 años», escribió el Comité Permanente de Vacunación del Instituto Robert Koch (STIKO) en un documento que emitió.

En respuesta, la farmacéutica británica AstraZeneca y el primer ministro Boris Johnson defendieron la eficacia de la vacuna, la cual fue desarrollada junto a la Universidad de Oxford.

Un portavoz del laboratorio subrayó que «los últimos análisis (…) respaldan la hipótesis de la eficacia de la vacuna en el grupo de mayores de 65 años» y afirmó esperar que la Agencia Europea del Medicamento apruebe su uso «en los próximos días».

También Johnson, cuyo país está llevando a cabo una masiva campaña de vacunación, en la que ya ha inoculado a más de 7 millones de personas, y utiliza esta vacuna para todos los grupos de edad, defendió lo que anteriormente había calificado como «una victoria de la ciencia británica».

Incluso la jefa de Inmunización de la Agencia de Salud Pública de Reino Unido, Mary Ramsay, ha defendido que la vacuna contra el coronavirus desarrollada por las británicas AstraZeneca y Universidad de Oxford es eficaz en todos los grupos de edad.

«En los ensayos de AstraZeneca hubo muy pocos casos en personas mayores como para observar niveles precisos de protección en este grupo, pero los datos sobre las respuestas inmunitarias fueron muy tranquilizadores», ha comentado Ramsay en un comunicado.

El Comité Permanente de Vacunación del Instituto Robert Koch de Alemania ha señalado que «actualmente no se dispone de datos suficientes para evaluar la eficacia de la vacuna a partir de los 65 años».

«La vacuna de AstraZeneca, a diferencia de las vacunas de ARNm, solo debe ofrecerse a personas de 18 a 64 años en cada etapa», establece el organismo, que, no obstante, defiende que las vacunas de Pfizer y Moderna sí son «equivalentes en términos de seguridad y eficacia».

El gobierno alemán anunció este miércoles planes para cerrar actividades durante un mes, mientras que Francia se prepara para endurecer aún más los controles a medida que el COVID-19 aumenta en Europa y los mercados financieros caen por los probables costos de una segunda serie de restricciones.

La canciller alemana, Angela Merkel, dialogó con los líderes estatales a través de una videoconferencia y acordó un confinamiento parcial que provocará el cierre de bares, restaurantes, cines, instalaciones deportivas y ferias comerciales del 2 al 30 de noviembre.

«Noviembre será un mes de la verdad. El creciente del número de infecciones nos está obligando a tomar duras contramedidas para romper la segunda ola», dijo el ministro de Finanzas, Olaf Scholz, en Twitter después de la reunión.

Las personas deben reducir los contactos fuera de su hogar al «mínimo necesario» y se intensificarán las medidas policiales para hacer cumplir las reglas. Sin embargo, las escuelas y muchas empresas seguirán funcionando y las tiendas podrán permanecer abiertas con la condición de que establezcan límites estrictos de distanciamiento social.

En Francia, que ha registrado más de 50,000 nuevos casos al día, el presidente Emmanuel Macron anunció un nuevo confinamiento nacional, menos estricto que el impuesto en marzo, para intentar frenar la propagación del virus.

Hace falta dar «un frenazo brutal a los contagios» para evitar el colapso de los hospitales, afirmó Macron en una declaración televisada a nivel nacional. El nuevo confinamiento iniciará este viernes, y al igual que Alemania, las escuelas podrán seguir en funciones.

Las medidas en Alemania y Francia, después de los pasos similares en Italia y España, serían menos severas que el confinamiento casi total impuesto al comienzo de la crisis en marzo y abril.

Pero a pesar de las promesas del gobierno de ayudar a las empresas afectadas por las nuevas medidas, es probable que el costo económico sea elevado, borrando los frágiles signos de recuperación observados en los últimos meses,  y aumentando la perspectiva de una recesión más profunda.

Los mercados bursátiles europeos alcanzaron sus niveles más bajos desde junio, mientras que el euro cayó frente al dólar y el índice de volatilidad Cboe, conocido como el «indicador del miedo» de Wall Street, subió a su nivel más alto en casi dos meses.

Aunque los líderes han intentado evitar el duro costo de los confinamientos, las nuevas medidas reflejan la creciente alarma por el desatado ritmo de la pandemia en España, Francia, Alemania, Rusia, Polonia y Bulgaria.

«Si esperamos hasta que las unidades de cuidado intensivo estén llenas será demasiado tarde», dijo el ministro alemán de Salud, Jens Spahn, cuyo país ya está admitiendo pacientes de Países Bajos, donde los hospitales han superado sus límites.

La viceprimera ministra rusa, Tatiana Golikova, dijo el miércoles que las camas de hospitales estaban al 90% de su capacidad en 16 regiones del país, mientras que funcionarios advirtieron que incluso sistemas de salud bien equipados, como los de Francia y Suiza, podrían colapsar en unos días.

La pandemia de nuevo coronavirus se encuentra «bajo control» en Alemania, después de un mes de restricciones sociales; así lo indicó este viernes el gobierno, que promete una producción masiva de mascarillas.

Por primera vez, el ratio de infección, que mide el número de personas contaminadas de media por cada enfermo de Covid-19, cayó al 0.7%, según el instituto Robert Koch, la autoridad federal encargada de la vigilancia epidemiológica.

La epidemia está «bajo control y es manejable», anunció el ministro de Salud, Jens Spahn.

El ratio de infección es un indicador clave ya que da pistas muy concretas sobre la capacidad del sistema sanitario de amortizar el choque de la epidemia.

La canciller Angela Merkel había advertido el pasado miércoles que el sistema de salud alemán podría «desbordarse» si se daba cualquier nuevo aumento de la tasa de infección.

Con un índice «de 1.1, podríamos alcanzar los límites de nuestro sistema de salud en términos de camas en reanimación de aquí a octubre», alertó. Con una «tasa de 1.2, llegaríamos a los límites de nuestro sistema de salud en julio. Con un índice de 1.3, nos situaríamos ya en junio», detalló.

Alemania, que no optó por un confinamiento estricto, impuso grandes restricciones en todo el territorio, desde el cierre de las escuelas y lugares culturales hasta la prohibición de reuniones de más de dos personas.

«Podemos decir ahora que esto ha funcionado, que hemos logrado pasar de un crecimiento dinámico a un crecimiento lineal, las tasas de infección han disminuido de manera significativa», destacó el ministro Spahn, que precisó que Alemania realizó hasta el momento tests a 1.7 millones de personas.

«Otra cifra importante y prometedora es también que desde el 12 de abril hay más enfermos que se recuperan cada día que nuevas infecciones», subrayó.

Alemania reporta hasta este viernes 133,830 casos confirmados de Covid-19 (3,380 nuevos casos en 24 horas), y 3,868 fallecidos, según el Instituto Robert Koch.

Alemania, que recibió en sus hospitales a varias decenas de enfermos franceses o italianos, empezará ahora a relajar sus restricciones. Las escuelas e institutos empezarán a abrir progresivamente a partir del 4 de mayo. Las tiendas de más de 800 metros cuadrados podrán por su parte recibir de nuevo a sus clientes.

Esta «etapa ganada» es sin embargo «frágil», advirtió el miércoles la canciller, cuya popularidad está en lo más alto tras 14 años en el poder.

Para evitar una resurgimiento de la epidemia, Alemania instaurará el uso de mascarillas. El gobierno, que prevé multiplicar los tests, anunció que empresas alemanas fabricarán un total de 10 millones de mascarillas del tipo FFP2, que brindan una mayor protección frente al coronavirus, y 40 millones de mascarillas quirúrgicas por semana a partir de agosto.

De acuerdo al más reciente corte de la Universidad Johns Hopkins, en el mundo se tienen confirmados 1,309,439 casos de Covid-19, siendo Estados Unidos el país en donde más casos de registran.

Estados Unidos lidera la lista de países con mayor número de contagios con 347 mil, mientras que los fallecidos han rebasado los 10 mil.

El nuevo dato se conoce después de que este domingo el presidente Donald Trump, durante su habitual rueda de prensa diaria, asegurase que «esta será probablemente la semana más dura, entre esta semana y la próxima, y habrá mucha muerte».

Los fallecidos en Italia ascienden ya a 16,523, al registrarse 636 más en las últimas 24 horas, una cifra superior a los 525 del domingo, que fue la más baja en casi tres semanas.

Los casos totales desde que se detectó el virus el 20 de febrero son 132,547, lo que representa 3,599 más respecto al domingo y una cifra inferior al día anterior, lo que parece confirmar la ralentización de los contagios en Italia, según los datos proporcionados este lunes por Protección Civil.

Según su director, Angelo Borrelli, actualmente hay 93,187 personas enfermas, con lo que el número de positivos ha subido en 1,941 en un día, menos que el día anterior, y 22,837 personas ya se han curado, más de mil en un solo día.

En Alemania, la canciller Angela Merkel dijo estar tan ansiosa como todos por devolver la normalidad al país, aunque dijo, no es momento de hablar sobre levantar las medidas restrictivas de movilidad.

Funcionarios europeos tienen programado sostener una videoconferencia este martes para discutir la crisis, y Merkel afirmó que la Unión Europea «enfrenta el mayor desafío desde su fundación» que haya azotado a todas las naciones.

En Alemania se tienen confirmados 100,770 casos de coronavirus, y 1,608 muertes relacionadas al virus.

Holanda tuvo su menor aumento de muertes por coronavirus en una semana al incrementarse en 101 a un total de 1,867, informó su instituto de salud pública. La cantidad de personas que dieron positivo al virus subió en 952 a 18,803. Ese crecimiento también es menor al aumento previo, que fue de 1,224 el domingo.

Las muertes y las infecciones relacionadas con el coronavirus siguen disminuyendo en España. El Ministerio de Salud informó este lunes 637 muertes en las últimas 24 horas, la cifra de víctimas más baja en 13 días, para un total de más de 13,000.

Las nuevas infecciones también fueron las más bajas en dos semanas: 4,273, con lo que el total de casos confirmados supera los 135,000.

Rusia informó que el número de enfermos de Covid-19 ya superó los 6,000. El país registró 954 casos en las últimas 24 horas, lo que elevó el total a 6,343, la gran mayoría en Moscú. El presidente Vladimir Putin ordenó hace días a la población mantenerse en casa hasta finales del mes.

Finalmente, Reino Unido ha superado ya los 5,000 muertos por coronavirus, tras  sumar cerca de 440 decesos en las últimas horas, lo cual supone un leve descenso, de un total de más de 51,000 casos confirmados, entre ellos el del primer ministro, Boris Johnson, que fue hospitalizado ayer.

Según el Ministerio de Sanidad, en las últimas 24 horas se han detectado 3,802 casos nuevos, lo que eleva a 51,608 el total de personas que han contraído el coronavirus en Reino Unido. De ellos, 5,373 pacientes han muerto, lo que supone 439 más respecto al domingo, cuando la cifra total de fallecidos por Covid-19 en el archipiélago británico era de 4,939.

La canciller alemana, Angela Merkel, dio negativo a la primera prueba de coronavirus, a la que fue sometida, luego de que se pusiera voluntariamente en cuarentena, tras haber estado en contacto el viernes pasado con un médico que dio positivo a Covid-19.

El médico había vacunado a la canciller contra el neumococo como medida preventiva, razón por la cual se determinó que Merkel entrara a cuarentena.

«En los próximos días le serán practicados más análisis», indicó el portavoz del Gobierno germano, Steffen Seibert.

El mismo portavoz indicó que Merkel se encuentra bien de salud, y que incluso está teniendo actividad desde su casa, pues este lunes participó en una reunión con su gabinete vía telefónica.

Alemania ha registrado en las últimas horas otros poco más de 4,000 contagios, superando así los 22,000 casos confirmados en todo el país. 86 personas han muerte a causa del Covid-19 en Alemania.

A la par de la información sobre el estado de salud de Merkel, el gobierno alemán informó que se adoptó este lunes un conjunto de medidas por cientos de miles de millones de euros, inédito desde la Segunda Guerra Mundial, para atenuar la contracción económica que prevé rondará el 5% debido a la pandemia del nuevo coronavirus.

Este paquete prevé ayudas masivas a la empresas y los trabajadores, por los cuales Alemania va a contraer nuevas deudas por 156,000 millones de euros, según el texto de ley decidido por el consejo de ministros y que debe ser avalado por el parlamento esta semana.

Alemania, la mayor economía europea, decidió para ello suspender sus restricciones constitucionales de endeudamiento, indicó el ministro de Finanzas, Olaf Scholz.

«Estamos mostrando desde el inicio que lucharemos con todas nuestras fuerzas contra esta crisis ocupándonos de las cuestiones sanitarias para nuestros ciudadanos o de la actividad económica en el país», dijo Scholz en una conferencia de prensa en Berlín.

Durante la rueda de prensa, el ministro de Economía, Peter Altmaier, dijo que se prevé para 2020 una contracción económica de alrededor del 5% por el impacto de la pandemia.

Antes de la crisis, el gobierno esperaba un crecimiento del PIB del 1.1% para este año.

Es la primera vez desde 2013 que Alemania debe recurrir al endeudamiento para cerrar su presupuesto federal, tanto para financiar medidas de apoyo como para compensar una disminución de los ingresos fiscales.

El rey Felipe VI pidió este miércoles unidad a los españoles, justo cuando el país enfrenta severas medidas sanitarias ante la propagación del nuevo coronavirus, Covid-19, aunado a la polémica que enfrenta la monarquía, debido a las sospechas de corrupción sobre su padre Juan Carlos I.

«Ahora debemos dejar de lado nuestras diferencias, debemos unirnos en torno a un mismo objetivo: superar esta grave situación», dijo el monarca en un mensaje televisivo.

Durante su discurso, en ciudades como Madrid y Barcelona, ciudadanos protestaron contra la monarquía haciendo sonar cazuelas desde los balcones de sus hogares, pues se encuentran confinados, mismas que han  utilizado para homenajear al personal médico que ayuda a combatir el coronavirus.

En las convocatorias lanzadas por redes sociales se reclamaba que el rey emérito donara su presunta fortuna opaca para ayudar a luchar contra esta enfermedad.

Con casi 14,000 contagios y 600 fallecidos, España es el cuarto país del mundo más castigado por la epidemia, que llevó al gobierno a declarar el estado de alarma y decretar una cuarentena casi total.

«Ahora tenemos que resistir, que aguantar», dijo el monarca que, más allá de sus habituales mensajes navideños, solo había ofrecido un discurso de este tipo en ocasión del intento de secesión de Cataluña en octubre de 2017.

«Este virus no nos vencerá. Al contrario, nos va a hacer más fuertes como sociedad; una sociedad más comprometida, más solidaria, más unida», añadió.

Por su parte, la canciller alemana Angela Merkel ofreció también un discurso televisivo e el que pidió a los ciudadanos prestar atención a las medidas de confinamiento debido al Covid-19.

Merkel dijo que Alemania enfrenta su mayor desafío desde la Segunda Guerra Mundial en la lucha contra el coronavirus. «Esta es una tarea histórica, y solo se puede lograr juntos (…) Es grave. Tómenselo en serio. Desde la reunificación alemana, no, desde la II Guerra Mundial no ha habido un desafío en nuestro país que dependa tanto de nuestra actuación común y solidaria».

Indicó que la situación generada por la pandemia, que hasta ahora ha dejado poco más de 8 mil infectados y 12 muertos en Alemania, es «seria y está abierta», una «tarea histórica», en la que pidió evitar caer en el pánico.

«Debemos demostrar, incluso cuando nunca antes hemos vivido algo así, que podemos actuar con corazón y cabeza y así salvar vidas. Esto va sin excepciones para todos y cada uno y, por eso, a todos nosotros», afirmó.

La líder confió en que superarán la «prueba» solo si todas las ciudadanas y todos los ciudadanos lo asumen como una tarea.

El mensaje de este miércoles es la primera declaración televisiva desde que alcanzó la Cancillería en 2005.

Merkel pidió limitar el riesgo de contagio de la única forma posible: reducir la vida pública al máximo, aunque dijo, se debe tener «sentido común y medida».

La declaraciones televisadas son escasos en Alemania, reservadas para momentos críticos. Los excanciller Gerhard Schroder y Helmut Kohl tan sólo recurrieron a este formato en dos ocasiones cada uno.

La canciller de Alemania, Ángela Merkel, advirtió hoy que entre el 60% y 70% de los alemanes se contagiará de Covid-19.

En conferencia de prensa, indicó que el actual brote de coronavirus, ya declarado pandemia por la OMS, deja en situación de vulnerabilidad a la ciudadanía pues aún no existe inmunidad a él.

“Hay que entender que el virus está ahí. La población no tiene inmunidad a él, no hay posibilidades de vacunación o tratamiento. Un alto porcentaje, según los expertos, entre el 60 y 70 por ciento de la población alemana resultará infectada mientras esta condición permanezca», aseguró.

Advirtió que debido a ese pronóstico de especialistas, Alemania ya trabaja de forma intensa en encontrar opciones de terapia y vacunas.

Por otra parte, señaló que otra preocupación para la nación germana es atender el declive económico por el que atraviesan debido al nuevo tipo de neumonía. «Luego veremos qué significa para nuestro presupuesto, indicó.

Alemania es el séptimo país más afectado del mundo, con unos mil 300 infectados y tres muertes relacionadas al COVID-19. Merkel subrayó que lo principal es ralentizar la extensión de la epidemia para no saturar al sistema sanitario y mantener la actividad económica «en la medida de lo posible».

Pidió a la ciudadanía, hacer caso a las indicaciones de las autoridades y no congregarse en eventos multitudinarios para evitar más casos de contagio.

La política alemana se fracturó este lunes, al saberse la decisión de la sucesora designada de Angela Merkel, Annegret Kramp-Karrenbauer, de renunciar a presentarse a canciller.

Y es que la semana pasada, una alianza inédita entre la derecha moderada y la extrema derecha del partido Alternativa para Alemania (AfD) para dirigir la región de Turingia provocó un sismo político.

El escándalo de Turingia rompió así un tabú en la historia política alemana de posguerra: el rechazo por parte de los partidos tradicionales de colaborar con la extrema derecha

Annegret Kramp-Karrenbauer, conocida como AKK, llevaba varios días debilitada y criticada por no controlar su partido, hasta que finalmente decidió asumir su responsabilidad.

Este lunes anunció que no aspirará a suceder a Angela Merkel en las elecciones previstas como más tarde a finales de 2021 y abandonará su puesto de presidenta partidaria dentro de algunos meses, cuando encuentre sucesor.

AKK justificó su decisión por la tentación de parte de su partido de colaborar con el AfD, conocido por sus posiciones contra los migrantes y contra lo que califican de élites.

En ese sentido, la canciller alemana, Angela Merkel, lamentó la decisión de Kramp-Karrenbauer de renunciar tanto a su candidatura a canciller como también a la presidencia de su partido.

«He recibido esta decisión hoy con el mayor respeto, pero también  digo que la lamento», expresó la política conservadora. «Puedo imaginar que esta decisión no fue fácil para Annegret Kramp-Karrenbauer».

Merkel agradeció a Kramp-Karrenbauer que quiera seguir acompañando, como presidenta del partido, el proceso de clarificación de la cuestión de la candidatura a canciller por la CDU.

La canciller germana también señaló los éxitos de su sucesora como líder de la CDU y mencionó el mejoramiento de la cooperación con la Unión Social Cristiana (CSU), la rama conservadora bávara, en lo que hubo «grandes dificultades», también destacó su trabajo en un nuevo programa general para la CDU.

Se han confirmado dos casos de infectados por coronavirus en Rusia, afirmó hoy la viceprimer ministra rusa para la salud, Tatyana Golikova.

«Dos pacientes con una nueva infección por coronavirus han sido identificados en la Federación de Rusia, en el territorio Trans-Baikal y la región de Tyumen», dijo durante una sesión informativa reportada por la agencia Sputnik.

De acuerdo con la agencia rusa TASS, los dos ciudadanos chinos infectados se han aislado inmediatamente y se les ha proporcionado la asistencia necesaria.

Golikova adelantó que comenzarán la evacuación de ciudadanos rusos de la ciudad china Wuhan, capital de la provincia de Hubei, hasta ahora considerado como lugar donde se originó el virus.

Según la funcionaria rusa, se está elaborando un plan para evitar la importación de coronavirus en el país, y pronto se presentará al primer ministro ruso, Mikhail Mishustin.

Hasta ahora, Rusia ha tomado la decisión de limitar vuelos a China aunque el servicio federal al consumidor ruso (Rospotrebnadzor, por su nombre en ruso) ha declarado que no hay riesgo de propagar el virus.

Este anuncio ocurre horas después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, discutió el tema del coronavirus con los miembros permanentes del Consejo de Seguridad.

Por su parte el gobierno italiano declaró hoy estado de emergencia de seis meses como consecuencia del riesgo para la salud asociado con el coronavirus, tras confirmarse los dos primeros casos en el país.

Luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara emergencia internacional, “hemos activado los instrumentos reglamentarios de precaución proporcionados en nuestro país en estos casos, como ya sucedió en 2003 con motivo de la infección del Sars», declaró el Ministro de Salud italiano, Roberto Speranza.

Los infectados son una pareja de turistas chinos de Wuhan que aterrizaron en Milán el 23 de enero y se hospedaron cuatro días en un hotel de la capital italiana.

«Estamos casi completamente seguros de que no hay otras infecciones», dijo Giuseppe Ippolito, director científico del hospital Spallanzani en Roma, donde están hospitalizados la pareja de turistas..

Mientras tanto, un ciudadano francés evacuado en avión junto con otros 180 conciudadanos de la ciudad china de Wuhan fue hospitalizado en su país con síntomas del nuevo coronavirus, anunció este viernes la ministra de Salud, Agnès Buzyn.

Tras aterrizar en una base militar en Istres (sureste de Francia), «la persona fue trasladada inmediatamente al hospital y será examinada», dijo la ministra en una rueda de prensa.

El avión fue el primero enviado por Francia para evacuar a los franceses de Wuhan, el epicentro del brote del nuevo coronavirus. Los pasajeros restantes fueron trasladados a un centro de vacaciones en el que permanecerán 14 días confinados.

El jueves, las autoridades confirmaron un sexto caso de coronavirus en Francia, un doctor que fue infectado por una persona que había viajado desde China.

A la par, más de 40,000 trabajadores de un complejo industrial chino en Indonesia fueron puestos en cuarentena para evitar la propagación del nuevo coronavirus.

El grupo PT Indonesia Morowali Industrial Park aisló desde el fin de semana sus instalaciones de extracción de níquel y sus fábricas de acero inoxidable en la isla de Célebes e impide a sus empleados, que son 43.000, entrar o salir sin autorización escrita.

Finalmente, el microbiólogo español Francisco Martínez Mojica, «padre» de la herramienta de edición genética CRISPR, apuntó este viernes la posibilidad de que el coronavirus pueda ser un «virus mutante» y haya «escapado» de un laboratorio de Wuhan (China).

«No me extrañaría que simplemente fuera un virus mutante», dijo a la prensa Mojica. Los virus mutan muchísimo y, cuando no se controlan exactamente, «no sabes dónde» te pueden «atacar, y «éste puede ser un caso de estos», explicó este científico de Universidad española de Alicante, varias veces favorito a los Premios Nobel.

El virus apareció, recordó Mojica, en una ciudad (Wuhan) donde hay «una laboratorio de investigación con virus patógenos y sobre el cual ya saltaron unas cuantas alarmas desde otro centro de investigación, sobre todo de los Estados Unidos, diciendo que, a lo mejor, no reunía todos los requisitos de seguridad».

El abogado Javier Coello confirmó esta mañana la detención con fines de extradición de la madre del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, en Alemania.

Coello detalló que la señora de 70 años de edad se encontraba de vacaciones con sus nietos en una isla en territorio alemán.

Gilda Margarita Austin y Solís es buscada por la justicia mexicana por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa.

Recordemos que la semana pasada, un juez federal anuló el juicio de amparo que promovió la madre de Lozoya, contra una orden de aprehensión y su ejecución.

De acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR), no contaba con una orden de aprehensión por la investigación de desfalco a Pemex en relación a la compra de la empresa Agronitrogenados.

La madre de Emilio Lozoya se encuentra evadida de la justicia porque entre 2010 y 2012 el exdirector de Pemex le transfirió 7.4 millones de pesos, desde una cuenta que la Fiscalía General de la República relaciona con la recepción de los sobornos de Odebrecht.

Sin embargo, de acuerdo con la orden de aprehensión librada en la causa penal 261/2019, el juez Jesús Eduardo Vázquez Rea ordenó aprehender por lavado de dinero y asociación delictuosa a Austin y Solís, en relación a la venta de una residencia en Ixtapa.

El expediente refiere que el 16 de noviembre de 2010, por órdenes de Lozoya, se transfirieron 5 millones de pesos a su madre desde una cuenta en Suiza a nombre de Tochos Holding, administrada por la empresa TMF Services SA.