Tag

China

Browsing

Al menos una persona ha muerto en Reino Unido a causa de la nueva variante del coronavirus, Ómicron, que solamente en Londres representa ya aproximadamente el 40 % de los casos, según anunció este lunes el primer ministro británico, Boris Johnson.

En declaraciones a los medios durante una visita realizada a un centro de vacunación en Paddington, el líder advirtió de que «tristemente, Ómicron está produciendo hospitalizaciones y al menos un paciente ha fallecido» por ella.

El dirigente conservador rechazó asimismo la actual percepción de que esta variante produce efectos menos graves que otras. «Esta idea de que (la variante) es una versión más suave del virus es algo que debemos aparcar y reconocer la rapidez con la que se acelera (su propagación) entre la población. Así que lo mejor que podemos hacer es ponernos todos la dosis de refuerzo» de la vacuna, resaltó Johnson.

El jefe del Ejecutivo anunció ayer que desde hoy se ofrecerá la dosis de refuerzo contra el COVID-19 a todos los mayores de 18 años en Inglaterra, siempre que hayan pasado al menos tres meses desde la segunda dosis, a fin de combatir las infecciones.

Johnson alertó que los hospitales del país ya han empezado a recibir pacientes infectados por Ómicron y se teme un colapso del NHS (servicio público sanitario).

Recordemos que el primer ministro anunció la semana pasada la entrada en vigor de nuevas restricciones, que iniciaron hoy, como la generalización del uso de mascarillas en lugares públicos cerrados, la exigencia de certificados COVID para entrar en clubes nocturnos o espectáculos o la recomendación de regresar al trabajo a distancia. Se tiene prevista mañana una votación en los Comunes, donde los diputados decidirán si apoyar esas normas.

Al respecto, China informó hoy que ha detectado su primer contagio Ómicron en la ciudad de Tianjin, en el norte del país. Según la cadena estatal CGTN, se trata de un contagio importado del exterior.

A finales de noviembre, expertos del gigante asiático reconocieron que existía una «alta probabilidad» de que Ómicron llegase a China, aunque mostraron su confianza en las estrictas estrategias de prevención del país para evitar su transmisión.

Según la televisión estatal aún no han trascendido detalles sobre la nacionalidad o el historial de viajes del contagiado, un paciente asintomático que hacía cuarentena tras su llegada al país.

La cadena agrega, citando a autoridades locales, que las pruebas de ácido nucleico mostraron la existencia de la variante Ómicron en el contagiado el pasado 9 de diciembre, algo que confirmó posteriormente el Centro chino para el Control y Prevención de Enfermedades.

El diario Global Times agrega que la persona está ahora aislada en un hospital de la ciudad, que se encuentra a 111 kilómetros de la capital, Pekín.

Dos de los primeros casos de la nueva variante se localizaron a finales de noviembre en Hong Kong, en dos hombres que guardaban cuarentena en uno de los hoteles del aeropuerto de la antigua colonia británica. La detección se produjo cuando Hong Kong se prepara para reabrir su frontera con la China continental, para lo que todavía no se había anunciado una fecha oficial.

Recordemos que China mantiene vigente una política de tolerancia cero contra el coronavirus y aplica, desde marzo de 2020, estrictos controles fronterizos que incluyen el veto a los no residentes y una cuarentena obligatoria de al menos 14 días en un hotel costeado por el viajero.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) reportó este martes la confirmación «preliminar» de los dos primeros casos positivos de la variante Ómicron en el país.

Los infectados son un viajero que llegó a Guarulhos, estado de Sao Paulo, el 23 de noviembre luego de haber estado en Sudáfrica y su esposa.

El hombre, cuya identidad no fue revelada, había dado negativo en un PCR al entrar al país y dos días más tarde, cuando se disponía a viajar nuevamente a Sudáfrica, dio positivo en un test realizado en el aeropuerto.

La Anvisa explicó en una nota que las muestras de los dos brasileños dieron positivo para Ómicron en un examen efectuado en el laboratorio Albert Einstein y, para la confirmación definitiva de que se trata de la nueva variante, pasarán por un nuevo secuenciamiento genético en otro laboratorio.

Recordemos que Brasil cerró sus fronteras aéreas desde este lunes a seis países de África: Sudáfrica, Botsuana, Esuatini, Lesoto, Namibia y Zimbabue, para evitar la propagación de la nueva variante de coronavirus. El fin de semana, Anvisa recomendó al gobierno prohibir el ingreso de extranjeros provenientes de Angola, Malaui, Mozambique y Zambia.

Mientras Brasil reporta los primeros casos de la variante, las autoridades sanitarias neerlandesas afirmaron este martes que la variante Ómicron ya estaba presente en el país desde el 19 de noviembre, es decir antes de que Sudáfrica informara por primera vez de la nueva variante.

El Instituto de Salud y Medio Ambiente (RIVM) «detectó la variante Ómicron en dos test realizados en el país el 19 y el 23 de noviembre», declaró la autoridad sanitaria en un comunicado.

Hasta ahora se pensaba que los primeros casos de ómicron en los Países Bajos eran los 14 positivos que llegaron a Ámsterdam en dos vuelos desde Sudáfrica el viernes 26 de noviembre.

«Aún no está claro que los contagiados hayan estado en el sur de frica», dijo el RIVM, que informó a los implicados y añadió que los servicios municipales están buscando posibles contactos. «Se van a realizar estudios para conocer la distribución de la variante ómicron en los Países Bajos», explicó el Instituto, que volverá a examinar muestras anteriores a la búsqueda de la cepa.

Con 16 casos confirmados, el país es uno de los que tiene mayor número de contagiados por ómicron en Europa.

En más temas relacionados con Ómicron, esta mates China advirtió que existe preocupación por parte de los organizadores de los Juegos Olímpicos de Beijing sobre la variante, aunque se mantienen optimistas de que el evento se lleve a cabo en febrero como está programado.

Durante una sesión informativa el martes, el portavoz del Ministerio del Exterior Zhao Lijian indicó que el Ómicrom «ciertamente podría suponer un desafío en términos de prevención y control». «Estoy enteramente confiado de que los Juegos Olímpicos de Invierno se llevarán a cabo como están programados, sin problemas y de manera exitosa», dijo Zhao, citando la experiencia de China para controlar las propagación de infecciones recientemente desde la pandemia fue detectada inicialmente en la ciudad central de Wuhan a finales de 2019.

El presidente estadounidense, Joe Biden, se reunirá virtualmente con su homólogo chino, Xi Jinping, el próximo lunes, 15 de noviembre, en su primer encuentro formal en medio de las crecientes tensiones entre Washington y Pekín, confirmó este viernes La Casa Blanca.

En la cita, según una nota oficial, los dos líderes discutirán «modos para gestionar de manera responsable la competición entre Estados Unidos y China, así como las maneras para trabajar juntos donde los intereses confluyan».

Asimismo, agregó, Biden dejará claras las intenciones y prioridades de Estados Unidos y será «franco» sobre sus preocupaciones respecto a China.

El encuentro, previsto para la noche del lunes, será el primero formal entre ambos mandatarios desde que Biden asumió la Presidencia en enero de este año y llegará después de la conversación telefónica que mantuvieron los dos dirigentes en septiembre pasado.

En ella, Biden y Xi reconocieron su responsabilidad de asegurar que las disputas entre sus respectivos países «no derive en un conflicto».

El mes pasado, el asesor de seguridad nacional de La Casa Blanca, Jake Sullivan, y el máximo responsable de la diplomacia china, Yang Jiechi, sostuvieron un encuentro en Suiza para relajar las tensiones entre las dos potencias, con fricciones tanto en los planos comercial, tecnológico, de derechos humanos y de seguridad, entre otros.

Sullivan planteó su inquietud por los derechos humanos en la región de Xinjiang y en Hong Kong, así como por la situación en el mar de la China Meridional y las últimas incursiones aéreas chinas cerca de Taiwán, que han provocado que las relaciones entre Taipéi y Pekín atraviesen su peor momento en las últimas décadas, según las autoridades de la isla.

Además, Washington y Pekín han estado discutiendo sobre temas que van desde los orígenes de la pandemia de COVID-19 hasta la expansión del arsenal nuclear chino. Funcionarios estadounidenses creen que el compromiso directo con Xi es la mejor manera de evitar que los lazos entre las dos economías más grandes del mundo se conviertan en conflictos.

Pekín también desea evitar la confrontación, ya que Xi enfrenta un año crucial por delante con la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno en Pekín y un Congreso clave del Partido Comunista en el que busca asegurar un tercer mandato.

Uno de los efectos más notables de la pandemia ha sido la ruptura de las cadenas de suministro. Esto es una muy mala noticia para el mundo, en especial para Estados Unidos, y una enorme y quizás oportunidad única para México…que estamos desperdiciando.

Como en el país todo gira en torno a un presidente que no tiene interés en voltear a ver lo que ocurre más allá de sus filias y fobias políticas, no nos estamos poniendo las pilas para aprovechar la situación geográfica y poblacional tan privilegiada que tenemos en un momento de crisis mundial.

¿Por qué se rompieron las cadenas de suministro? La primera fisura vino cuando China decidió cerrar Wuhan y después el país entro para lidiar con la emergencia sanitaria. Desde entonces quedó claro que el comercio global iba a sufrir algunos desabastos ya que China es la fábrica del mundo.

¿Qué pasó después? Cuando el mundo entero decidió cerrar sus fronteras nos enfrentamos todos (menos China) a un desabasto de cubrebocas y otros insumos médicos para protegernos del COVID19. China, que antes enviaba contenedores con productos a los principales puertos de Europa y Estados Unidos (Los Ángeles; Long Beach y Savannah), ahora comenzó a mandar contenedores a todos los rincones del mundo con artículos de protección médica para el virus. Los contenedores se desviaron de sus rutas tradicionales de ida y vuelta y se fueron a países en África, Asia y América Latina que no tenían productos para llenarlos y enviarlos de regreso a China. Así, hoy hay el mismo número de contenedores pero regados por todo el mundo y por ello se ha generado escasez.

La situación actual es de falta de contenedores, lo que ha incrementado los precios para poder usar los que están disponibles. Al llegar a los puertos, hay una saturación porque no hay suficientes trabajadores para descargar los contenedores y tampoco hay suficientes conductores de autobuses o camiones para llevarlos por tierra a sus puntos de venta o entrega.

Además se ha dado un cambio en los patrones de consumo por la pandemia ya que hemos dejado de comprar algunos artículos (ropa elegante, por ejemplo, al estar tanto tiempo encerrados en casa) y se ha aumentado el consumo de otros (artículos para armar oficina en casa, por ejemplo). Esto también ha saturado los puertos de productos que ya no son costeables para las empresas rescatar.

¿Qué oportunidad tiene México ante este escenario? A pesar de que Biden ha anunciado que deben operar 24/7, los puertos de California y Georgia en Estados Unidos están saturados. Para evitar mayores rezagos, México podría ofrecer nuestros puertos en Michoacán; Tamaulipas y Veracruz para poder ayudar a desahogar esta situación. Además, ante por un lado la falta de conductores que lleven por tierra las mercancías en EUA, y por el otro, la falta de empleo en México, aquí el trabajo de conductor es una enorme oportunidad. La Canacar lo sabe. Han informado como de un sueldo de 50 mil pesos al mes, los choferes de carga ahora llegan a ganar hasta 100 mil pesos.

 

Columna completa en El Universal

Más de tres mil personas de todo el mundo han presentado demandas en contra de China por la propagación del virus del COVID-19 en humanos, y en contra de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por no poder controlar ni frenar la pandemia.

De acuerdo con Patricio Poplavsky, CEO de Poplavsky International Law Offices, una firma legal basada en Argentina, señaló que Estados Unidos, México y Argentina son los países que mayor cantidad de demandas judiciales han presentado, principalmente por personas que se contagiaron de COVID-19.

El abogado precisó que las denuncia son contra la República Popular China, que dirige el presidente Xi Jinping; y la OMS, que encabeza Tedros Adhanom, por “transgresión a la Declaración Universal de Derechos Humanos”, refiriéndose en concreto a sus artículos que se refieren al Derecho a la Vida y al Derecho a la Integridad Personal.

Se indicó que las demandas refieren “daños materiales” como pérdida de ingresos, gastos médicos, así como también “daños morales” en alusión al aislamiento, miedo, angustia, ansiedad, entre otros aspectos.

«La causa, que es colectiva, se encuentra en proceso previo a la apertura de prueba. Es decir, los próximos pasos son llamar a los testigos propuestos por las partes y requerir la documentación que solicitamos en la denuncia”, señaló Poplavsky, quien dijo tener las “más altas expectativas” en alcanzar un fallo favorable para los damnificados.

Las denuncias coinciden con que China se lanzara hoy en contra de Washington por politizar el asunto sobre los orígenes del coronavirus, e insista en culpar a Beijing.

Fu Cong, un alto funcionario en el Ministerio del Exterior de China, dijo en una rueda de prensa con periodistas extranjeros que «hacer de China un chivo emisario no puede blanquear a Estados Unidos». «Si quieren acusar a China sin fundamentos, mejor que se preparen a aceptar el contrataque de China», dijo.

Y es que China, Estados Unidos y la OMS están inmersos en una pelea en torno a si el virus se filtró desde un laboratorio en Wuhan, la ciudad donde se detectó el primer caso de COVID en 2019.

Recordemos que un informe conjunto de China y la OMS meses atrás llegó a la conclusión de que una filtración desde un laboratorio era «extremadamente improbable»; la hipótesis más probable, según el informe, es que el virus pasó de los murciélagos a otro animal, que entonces lo transmitió a los seres humanos.

Pero las conclusiones no son definitivas, y el director general de la OMS, Tedros Adhanom, dijo a finales de marzo que todas las hipótesis estaban sobre la mesa y merecían mayores estudios.

Al respecto, el presidente Joe Biden ordenó que las agencias de inteligencia de su país revisaran las dos teorías durante un período de 90 días.

China por su parte ha insinuado que el virus tal vez escapó de Fort Detrick, un laboratorio militar estadounidense en Maryland. El país asiático ha señalado que el instituto de enfermedades infecciosas de Fort Detrick ha estudiado varios coronavirus y que estuvo cerrado durante varios meses en 2019-2020 por infracciones de seguridad.

Finalmente, los expertos en un informe de la OMS declararon este miércoles que la investigación sobre los orígenes del COVID-19 «está en un punto muerto», advirtiendo que es urgente retomarla, ya que cuanto más tiempo pase más difícil será concluirla.

«La investigación sobre los orígenes del virus SARS-CoV-2 está en un momento crítico (…) la ventana para llevar a cabo esta investigación crucial se está cerrando rápidamente» explicaron en un texto publicado por la revista científica Nature.

Entre estos once científicos destacan la holandesa Marion Koopmans, el británico Peter Daszak, el vietnamita Hung Nguyen-Viet o el catarí Farag El Moubasher. Esos científicos formaban parte del equipo de 17 expertos internacionales y 17 chinos que elaboraron el informe de marzo, tras visitar en enero el laboratorio chino de Wuhan.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) llamó este jueves a China a compartir informaciones de los primeros casos de COVID-19 y dijo necesitar «todos los datos» para investigar la teoría de que el virus se escapó de un laboratorio.

«Con el fin de abordar la ‘hipótesis de laboratorio’, es importante tener acceso a todos los datos y considerar las mejores prácticas científicas y mirar los mecanismos que la OMS ya ha establecido», dijo la agencia de salud de la ONU.

La OMS pidió despolitizar la investigación sobre el origen de esta pandemia, que ha matado al menos 4.3 millones de personas y hundido la economía global desde la detección de sus primeros casos en Wuhan en diciembre de 2019.

«Pedimos a todos los gobiernos que despoliticen la situación y cooperen para acelerar los estudios sobre los orígenes, con el importante objetivo de desarrollar un marco común para futuros patógenos con potencial pandémico», indicó la organización.

Recordemos que la agencia de la ONU envió un equipo de expertos internacional a Wuhan a principios de año, quienes, en una primera fase de investigación, concluyeron que el virus probablemente había pasado de los murciélagos a los humanos a través de un animal intermediario.

En un comunicado sobre la siguiente fase de estudio, la OMS indicó que era «de una importancia vital» saber cómo comenzó la pandemia.

«La próxima serie de estudios incluirá un examen adicional de los datos brutos de los primeros casos» en 2019, dijo la OMS sobre el avance de la investigación.

«Compartir datos brutos y dar permiso para el nuevo análisis de muestras… no es diferente de lo que alentamos a todos los países, incluida China, a apoyar para que podamos avanzar en los estudios de los orígenes de forma rápida y eficaz», agregó.

En la primera fase del estudio se establecieron cuatro hipótesis sobre el origen de la pandemia, y entre ellas, la fuga de un laboratorio se consideró «extremadamente improbable».

Pero después de leer el informe, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró que las investigaciones dentro de los laboratorios de Wuhan no habían sido suficientemente profundas.

China no puede aceptar el plan de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para retomar la segunda fase del estudio sobre los orígenes del COVID-19, afirmó el jueves un alto funcionario chino.

Zeng Yixin, viceministro de la Comisión Nacional de Salud, dijo que estaba «un tanto sorprendido» de que el plan incluya una mayor investigación de la hipótesis de que el virus pudo haberse filtrado de un laboratorio chino.

Dijo que la idea de la filtración es un rumor contrario al sentido común y la ciencia. «Es imposible para nosotros aceptar semejante plan del rastreo de los orígenes», dijo en una conferencia de prensa convocada para responder al tema de los orígenes del COVID-19.

La búsqueda del lugar de origen del virus se ha convertido en un asunto diplomático que ha acentuado el deterioro de las relaciones chinas con Estados Unidos y muchos de sus aliados. Washington y otros dicen que China no ha sido transparente acerca de lo que sucedió en los primeros días de la pandemia. China ha respondido que sus críticos tratan de echarle la culpa de la pandemia y politizar un asunto de carácter científico.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, reconoció la semana pasada que se dio un «impulso prematuro» al descartar la hipótesis de que el virus pudo haberse originado en un laboratorio del gobierno chino en Wuhan, la ciudad donde se detectó por primera vez el virus a finales de 2019.

La mayoría de los expertos consideran que la filtración no es la causa probable. La cuestión es si es una posibilidad tan remota que conviene descartarla o si merece un estudio más profundo.

La primera fase, meses atrás, estuvo a cargo de un equipo internacional de científicos que fueron a Wuhan a trabajar con sus colegas chinos. Se les acusó de ceder a los reclamos de la parte china al indicar que era innecesario seguir estudiando el asunto.

Zeng dijo que el laboratorio de Wuhan no tiene virus capaces de infectar directamente a seres humanos y destacó la conclusión del equipo de la OMS, de que la filtración era altamente improbable. Añadió que eran falsas las conjeturas de que el personal y estudiantes de posgrado en el laboratorio se habían contagiado accidentalmente y trasmitido el virus a la ciudad.

Yuan Zhiming, director del laboratorio de bioseguridad del Instituto de Virología de Wuhan, dijo que no habían almacenado ni estudiado el nuevo coronavirus antes del brote. «Quiero subrayar que… el Instituto de Virología de Wuhan nunca diseñó, fabricó ni filtró el nuevo coronavirus», dijo.

El equipo de la OMS llegó a la conclusión de que el virus probablemente pasó de animales a seres humanos, quizá de murciélagos a un animal intermedio. Los expertos visitaron mercados de Wuhan que vendían animales vivos y recomendaron un mayor estudio de los criaderos que abastecían los mercados.

«En el próximo paso, creo que el rastreo de los animales debería ser la orientación prioritaria. Es el campo más valioso para nuestros esfuerzos», dijo Liang Wannian, jefe de la parte china, en la conferencia de prensa de este jueves.

Tedros dijo la semana pasada que esperaba una mayor cooperación y acceso a los datos por parte de China. «Pedimos a China que sea transparente, abierta y que coopere sobre todo en la información, en los datos no procesados que pedimos en los primeros días de la pandemia.

El Partido Comunista de China (PCCh) celebra este jueves sus cien años de existencia. Durante más de una hora, el presidente de China, Xi Jinping, habló de la historia y del futuro del partido en un discurso pronunciado en la icónica plaza pequinesa de Tiananmen.

La celebración de hoy fue relativamente sencilla para lo que acostumbra China, y es que durante junio y lo que resta de este mes, se han programado infinidad de actos, conferencias y espectáculos por todo el país en torno a la efeméride.

Arrancó con unos helicópteros sobrevolando la plaza componiendo en el cielo un enorme 100, seguidos de una decena de aviones que dejaron una estela de colores en el aire. Después sonaron cien espaciadas salvas de cañón, con los asistentes en pie en completo silencio, solo interrumpido por algunos pájaros y el sonido de las botas de un grupo de soldados de los tres ejércitos que desfiló, al compás de los cañonazos, sobre una alfombra roja que cubría el centro de la plaza.

Hasta que cesaron las salvas, se izó la bandera china y comenzó a hablar Xi desde la Puerta de la Paz Celestial, flanqueado a su derecha por el primer ministro, Li Keqiang, y a su izquierda por su antecesor al frente del partido y del país, Hu Jintao.

El presidente de China destacó que su país, ya «moderadamente próspero», «nunca» volverá a «ser sometido» ni permitirá que ninguna fuerza extranjera le intimide.

Xi también aprovechó la ocasión para declarar que el país ha logrado convertirse en «una sociedad moderadamente próspera a todos los niveles», el principal objetivo fijado en 2012 para el centenario del partido, que rige desde hace casi 72 años.

«Esto significa que hemos logrado una resolución histórica al problema de la pobreza extrema en China, y ahora avanzamos con paso decidido hacia el objetivo del segundo centenario: convertir a China en un gran país socialista y moderno a todos los niveles», dijo el mandatario.

Xi incluyó en su mensaje la «reunificación» de Taiwán, cuya soberanía reclama Pekín, con la República Popular; y aunque el mandatario exigió «aplastar cualquier plan para la independencia» de la isla, también recuperó la idea de una reunificación «pacífica» tras haber amenazado en los últimos años con una intervención militar.

También habló de garantizar que «los hongkoneses gobiernen Hong Kong», pero la ley de seguridad nacional impuesta por Pekín hace un año y la reforma del sistema electoral de la antigua colonia británica prácticamente han excluido a la oposición prodemocrática del debate político.

Otra de las señales destacadas fue la ausencia del influyente expresidente Jiang Zemin (1993-2003) entre especulaciones sobre su estado de salud a sus 94 años.

El Partido Comunista, dijo Xi, «seguirá persistiendo en la cooperación, la no confrontación, la apertura, buscando el beneficio mutuo y oponiéndose al hegemonismo y las políticas de poder»; indicó que el PCCh debe «continuar desarrollando el socialismo con características chinas», al que consideró «un camino chino único para la civilización» que «ha creado un nuevo modelo para el progreso humano».

Sostuvo que China está dispuesta a «aprender las lecciones que pueda de los logros de otras culturas» y que recibirán con agrado «las sugerencias útiles y las críticas constructivas». «Sin embargo, nunca aceptaremos el sermoneo de quienes se creen con derecho a aleccionarnos», aseveró.

Xi destacó que «el sueño chino del gran rejuvenecimiento de la nación», que definió como «históricamente inevitable», está más cerca, y apuntó que para alcanzarlo los chinos deben «estar preparados para trabajar más duro que nunca».

En mensajes enviados por el aniversario, el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, abogó por llevar las relaciones con China a un «nuevo punto estratégico».

En un mensaje de felicitaciones enviado al presidente Xi Jinping, en una aparente referencia al empeoramiento de la relación entre Pekín y Washington, Kim ha indicado además que las «fuerzas hostiles» se han embarcado en una misión para ejercer «presión de todo tipo» sobre China.

«A pesar de la situación internacional tan complicada, los dos países, con total fe en la justicia y la causa socialista y comunista, han acelerado su paso hacia un futuro brillante», añadió Kim.

En tanto, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, felicitó al Partido Comunista, destacando los logros de la organización política.

«Cuba comparte la celebración con sentimientos de amistad, admiración y respeto por una organización política que ha llevado al pueblo chino a índices de desarrollo impresionantes», escribió Díaz-Canel en Twitter.

Manifestó su deseo «de que continúen multiplicando éxitos en el desarrollo socialista», y publicó imágenes de encuentros anteriores entre autoridades de ambos países.

Recordemos que el PCCh se fundó el 1 de julio de 1921 y desde la proclamación de la República Popular China, el 1 de octubre de 1949, ha sido el único partido gobernante del país.

El Partido Comunista de China (PCCh) celebró hoy los cien años de su fundación, que se cumplen el próximo jueves, con un gran espectáculo artístico en el Estadio Nacional de Pekín, conocido como «Nido de Pájaro», al que asistieron los principales dirigentes de la formación.

La representación congregó a cerca de 2,000 actores y bailarines sobre el escenario, con una gran pantalla de fondo que mostraba imágenes de las diferentes etapas de la historia del partido, desde que fue fundado por un pequeño grupo de comunistas en Shanghái en julio de 1921.

Asistieron el presidente de China y secretario general del PCCh, Xi Jinping, así como varios miembros del Polítburó, además de representantes de diferentes sectores sociales.

Cerca de 20,000 personas llenaron las gradas dejadas libres por el enorme escenario, que ocupaba más de la mitad del estadio, donde se celebraron la ceremonia de apertura y las pruebas de atletismo de los Juegos Olímpicos de Pekín de 2008.

El espectáculo, llamado «El gran viaje», repasó los principales «logros» de la historia del partido, como la victoria en la guerra civil y contra la invasión japonesa, la creación de la República Popular China en 1949 o el proceso de reforma y apertura iniciado a finales de los 70.

También tuvieron espacio, en una escenificación cargada de tintes épicos, el llamado «milagro económico» chino, la erradicación de la pobreza, las políticas contra la contaminación de los últimos años, la carrera espacial, la innovación tecnológica o la reciente lucha contra la pandemia de la COVID.

La función, de dos horas de duración y ensayada durante más de dos años, concluyó con un castillo de fuegos artificiales sobre el «Nido», mientras desde el escenario se elevaba una gran hoz y martillo dorada.

El centenario de la creación del PCCh se conmemora el próximo 1 de julio, aunque el congreso fundacional del partido no comenzó hasta el 23 de ese mes. El jueves tendrá lugar el acto central de las celebraciones con un evento en la plaza pequinesa de Tiananmen en el que está prevista la intervención de Xi.

En las últimas semanas, China se ha engalanado para conmemorar el centenario, con grandes instalaciones florales y carteles rojos recordatorios de la efeméride, campañas propagandísticas e inauguraciones de museos en varias ciudades sobre la historia de la formación.

El bitcóin cayó este martes por debajo de los 30,000 dólares por vez primera desde enero, sumándose a las pérdidas de la víspera después de que el banco central de China profundizó su ofensiva contra las criptomonedas.

La criptomoneda más grande del mundo se hundía más de un 7%, a 29,332 dólares, su cota más reducida desde el 27 de enero, tras entregar las ganancias logradas en las operaciones asiáticas. Su desplome hacía caer también a monedas más pequeñas, como el ether.

El bitcóin cayó más de un 10% el lunes, su mayor declive diario en más de un mes, elevando al 30% sus pérdidas de la última semana y casi borrando las ganancias acumuladas en lo que va de año. En sus últimas operaciones caía un 6.7%, a 29,560 dólares.

La liquidación se produjo luego de que el Banco Popular de China (PBOC) instó a los bancos y empresas de pagos más grandes de China a tomar medidas enérgicas contra las operaciones de criptomonedas, en el último ajuste de las restricciones en el sector por parte de Pekín.

Las operaciones con criptomonedas fueron efectivamente vetadas en China por un cambio de reglas en 2017, pero han surgido plataformas de venta libre (OTC) con sede en el extranjero para recibir pagos de personas con sede en el país y comprar criptomonedas en su nombre.

«Básicamente dice que ahora las transacciones OTC no son legítimas (…), los bancos no nos permiten transferir dinero para compras y ventas de criptomonedas», dijo Bobby Lee, jefe de la aplicación de billetera de criptomonedas Ballet y ex director ejecutivo de BTC China, el primer operador de bitcóin de China.

Tras la declaración del PBOC del lunes, bancos como el Agricultural Bank of China y Alipay, la omnipresente plataforma de pago de Ant Group, afirmaron que intensificarían el monitoreo para erradicar las criptotransacciones.

El bitcóin ha perdido más de la mitad de su valor desde el pico que tocó en abril de casi 65,000 dólares, pero en lo que va de año sigue acumulando un alza cercano al 2%.

El ether, la segunda mayor criptomoneda, que suele moverse en tándem con el bitcóin, perdía más de un 6%, a 1,773 dólares, su mínimo en un mes.

Adicional, recordemos que a mediados de mayo, Elon Musk anunció que Tesla dejaba de aceptar bitcoins como medio de pago por la preocupación sobre «el creciente uso de combustibles fósiles para el proceso de minado de las criptomonedas y transacciones de bitcoins, especialmente el carbón, que tiene las peores emisiones de cualquier combustible».

No obstante, hace una semana, en lo que pudo interpretarse como una marcha atrás del empresario, Musk precisó que Tesla solo vendió alrededor del 10% de sus bitcoins desde mediados de mayo «para confirmar que BTC podría liquidarse fácilmente sin mover el mercado», añadiendo que «cuando haya confirmación de un uso razonable de energía limpia (en torno al 50%) por parte de los mineros con una tendencia futura positiva, Tesla reanudará las transacciones de bitcoin».

Un hombre en China podría ser el primer caso humano en que se detecte la cepa H10N3 de la gripe aviar, según informó el gobierno chino.

Y aunque la Comisión Nacional de Salud alertó de este caso, precisó que es bajo el riesgo de contagio a gran escala.

El hombre de 41 años, de la provincia oriental de Jiangsu, al noroeste de Shanghái, fue hospitalizado el 28 de abril y permanece estable.

No se había reportado un caso humano de H10N3 en ningún otro sitio, según informó la Comisión. «Esta infección es una transmisión accidental entre especies», informó. «El riesgo de transmisión a gran escala es bajo».

La noticia llega en medio de una mayor conciencia de la amenaza de las enfermedades emergentes, a medida que la pandemia de COVID-19 continúa cobrando vidas en todo el mundo.

A diferencia de los coronavirus, existen sistemas globales de monitoreo de la influenza que vigilan los casos humanos de gripe aviar, desde que una cepa llamada H5N1 apareció a fines de la década de 1990 en los abarrotados mercados de aves de corral vivas en Hong Kong.

Entre 2013 y 2017, otra gripe aviar llamada H7N9 infectó a más de 1,500 personas en China a través del contacto cercano con pollos infectados.

Con esos antecedentes, a las autoridades de salud no les sorprende ver casos humanos ocasionales de varias cepas de gripe aviar y monitorean de cerca cualquier señal de que alguna se esté propagando entre las personas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó este martes el uso de emergencia de la vacuna anticovid de Sinovac, segunda de fabricación china que obtiene esta luz verde después de que a principios de mayo lo consiguiera la desarrollada por Sinopharm.

Se trata del sexto fabricante que logra entrar en la lista de uso de emergencia, después de que antes lo consiguieran las vacunas de Pfizer, Moderna, AstraZeneca, Johnson & Johnson y Sinopharm.

La aprobación de uso de emergencia da a estas vacunas la posibilidad de entrar en el programa COVAX, creado por la OMS en cooperación con otras agencias para distribuir a bajo precio y de forma equitativa dosis de vacunas anticovid en todo el mundo.

La lista de emergencia de la OMS es una señal para los reguladores nacionales sobre la seguridad y eficacia de un producto.

En un comunicado, el panel independiente de expertos dijo que recomendó la vacuna de Sinovac para adultos mayores de 18 años, con una segunda dosis de dos a cuatro semanas después. No hubo límite de edad superior, ya que los datos sugirieron que es probable que tenga un efecto protector en las personas mayores.

En nuestro país la vacuna Sinovac se ha utilizado como parte del plan nacional de vacunación. El gobierno federal precompró 20 millones de esta vacuna, de las cuales ha recibido 7 millones.

 

Foto: Twitter @ucatolica

El director de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan, lamentó hoy que la investigación de los orígenes del coronavirus causante de la COVID-19 «se vea envenenada por la política», esto luego de que Estados Unidos aumentara las presiones para que continúen y se aceleren los estudios.

«Nos gustaría que todos separaran, si pueden, la política de la ciencia», afirmó el experto irlandés, quien se quejó de que en los últimos días se están «viendo discursos en los medios con muy pocas noticias o evidencias verdaderas».

Todo país es libre de defender sus propias teorías sobre el origen, aseguró Ryan, pero advirtió que para trabajar se necesita espacio y la actual situación coloca a la OMS en una posición imposible a la hora de buscar respuestas.

Recordemos que el presidente de EUA, Joe Biden, ha pedido esta semana que se investiguen en un plazo de 90 días los orígenes del coronavirus, utilizando si fuera necesario datos recabados por la inteligencia estadounidense o los de otros países.

Ello ha resucitado la teoría de que el coronavirus pudo originarse en un laboratorio virológico de Wuhan, la ciudad central china donde se dieron los primeros casos de COVID a finales de 2019, pese a que los expertos de la misión de la OMS a China subrayaron a principios de este año que esa hipótesis era la menos probable.

Tras su viaje al país asiático, que encontró numerosos obstáculos burocráticos por parte de China, esos expertos concluyeron que la hipótesis más probable del origen del coronavirus era un animal salvaje aún no confirmado, del que se transmitió al ser humano mediante una o más especies intermedias.

Ryan aseguró hoy que la OMS y los Estados miembros están barajando a diferentes expertos para participar en la siguiente fase de investigación de los orígenes del coronavirus, pero en contraste con los 90 días exigidos por Biden señaló que «va a requerir muchas misiones dilucidarlos, si es que alguna vez se consigue».

El director de emergencias recordó que la OMS mantiene todas las teorías sobre la mesa, pese a que algunas se consideren más probables que otras, pero aseguró que para estudiarlas se necesita «una atmósfera positiva, un proceso movido por la solidaridad».

«La política dificulta las cosas, dejemos que los científicos sigan trabajando», agregó la jefa de la célula técnica anticovid de la OMS, María van Kerkhove, quien pidió a todos que gestionen correctamente sus expectativas en la espinosa cuestión de los orígenes del coronavirus.

Varios países, entre ellos Estados Unidos, solicitaron este martes a la OMS una investigación más profunda sobre los orígenes del COVID-19, luego de que la primera misión a China plantease más preguntas que respuestas.

Estos llamados fueron realizados en el marco de la 74ª Asamblea Mundial de la Salud, que reúne desde ayer a los 194 miembros de la OMS.

La primera fase del estudio se realizó a principios de año en la región de Wuhan, China, considerada cuna de la pandemia, conjuntamente por científicos internacionales y chinos, en un contexto de sospecha de falta de independencia con respecto a Pekín, acusada obstaculizar la misión, al tardar meses antes de aceptar recibir a expertos extranjeros.

Fue el representante de Estados Unidos, Jeremy Konyndyk, quien destacó a importancia de contar con «una investigación sólida, completa y dirigida por expertos sobre los orígenes del COVID-19». «Es importante que preparemos la fase 2 del estudio de los orígenes para que tenga éxito», sostuvo Konyndyk, «no se trata de señalar responsables».

Otros países, incluidos Australia, Japón y Portugal, expresaron posiciones similares.

Recordemos que a finales de marzo, los expertos concluyeron que la transmisión a humanos por un animal intermedio es una hipótesis «muy probable» y afirmaron que un incidente de laboratorio, una tesis fuertemente defendida por el expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, sigue siendo «extremadamente improbable».

Los expertos recomiendan continuar investigando la hipótesis principal, pero también otras, salvo la que afirma que el virus se escapó de un laboratorio en Wuhan.

Esta propuesta causó mucho revuelo. Y, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, rectificó rápidamente y afirmó que todas las hipótesis quedan sobre la mesa, y criticó la falta de acceso a los datos chinos.

El jefe de la delegación internacional de científicos que realizó el estudio, Peter Ben Embarek, afirmó que en China, como en otras partes, ciertos datos no pueden compartirse por razones de privacidad, y que hizo esfuerzos en pos de una solución que permitiese acceder a los datos «en la fase 2 del estudio».

Determinar cómo el virus, que ha provocado más de 3.4 millones de muertes en todo el planeta, se transmitió al ser humano es considerado clave para intentar impedir una próxima pandemia.

Pero, por ahora, la OMS no puede investigar por sí misma en un país. Varias naciones y expertos han pedido que la agencia se beneficie de amplios poderes para enviar rápidamente expertos en casos de crisis, pero esta propuesta no figura en el proyecto de resolución para fortalecer a la OMS, que se adoptará esta semana.

Los países decidirían durante la asamblea postergar hasta noviembre el inicio de negociaciones sobre un tratado sobre pandemias, útil apoyado por la OMS y varios países, como Francia y Alemania.

Una destacada científica de la misión COVID-19 de la Organización Mundial de la Salud a China dijo que un viaje de seguimiento podría ser útil para recopilar investigaciones adicionales sobre los orígenes de la enfermedad, pero que debería estar separado de cualquier auditoría de la información proporcionada por Beijing.

Las discusiones sobre el brote obtuvieron una renovada atención esta semana a medida que las agencias de inteligencia de Estados Unidos examinan los informes de que los investigadores de un laboratorio de virología chino en Wuhan estaban gravemente enfermos en 2019, un mes antes de que se informaran los primeros casos de COVID-19.

Fuentes del gobierno estadounidense han dicho que todavía no hay pruebas de que la enfermedad se haya originado en el laboratorio.

La población de China alcanzó el año pasado los 1,411 millones de habitantes, anunció este martes el país más poblado del mundo, al presentar los resultados de su censo decenal.

En comparación con el censo anterior de 2010, la población de China aumentó en 72 millones de habitantes, lo que equivale a un crecimiento del 5.38% en 10 años, precisó a la prensa la Oficina Nacional de Estadísticas.

La publicación de los resultados de este censo, esperados a principios de abril, se retrasó varias semanas.

A finales de abril, el gobierno desmintió informaciones de prensa que afirmaban que China iba a anunciar su primer descenso de población desde la gran hambruna de finales de los años 1950, que causó la muerte de decenas de millones de personas.

Hasta ahora China preveía que la curva de crecimiento de la población alcanzara una máxima en 2027, cuando se supone que India la superará convirtiéndose en el país más poblado del mundo. La población china comenzaría entonces a disminuir hasta los 1,320 millones de habitantes en 2050.

El censo decenal terminó en diciembre pasado con la ayuda de siete millones de voluntarios que fueron de puerta en puerta por todo el país.

Sus resultados se consideran más fiables que las investigaciones demográficas anuales, basadas en estimaciones.

Desde 2017 la tasa de natalidad baja a pesar de la flexibilización el año precedente de la política del hijo único que autoriza un segundo hijo. La tasa de natalidad cayó en 2019 a 10.48 por cada 1,000 habitantes, su nivel más bajo desde que se fundó la China comunista en 1949.

Los chinos siguen sometidos a un límite de dos hijos por familia y se alzan voces pidiendo suprimir esta barrera para fomentar la natalidad.

La caída de la natalidad se debe a muchas razones: disminución del número de bodas, el costo de la vivienda y de la educación, la fecundidad más tardía de las mujeres que dan prioridad a la carrera, entre otros.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) inició este martes un análisis en tiempo real de los datos de la seguridad, calidad y eficacia de Sinovac, la primera vacuna china y la cuarta contra el COVID-19 que tiene el regulador en proceso de revisión continua.

Llama la atención el inicio del proceso, pues la EMA lleva casi dos meses sin dar su respaldo a una nueva vacuna del coronavirus, aunque tiene abiertos otros tres procesos de revisión continua: el de la estadounidense Novavax, desde el 3 de febrero; la alemana CureVac, desde el 12 de febrero, y la rusa Sputnik V, desde el 4 de marzo.

Es la primera vez en la pandemia que la EMA analiza una de las vacunas fabricadas por un laboratorio chino, iniciando lo que se llama una evaluación continua que inicia el proceso hacia una posible licencia de uso condicional en la Unión Europea, como la que tienen hoy en día Pfizer-BioNTech, Moderna, AstraZeneca y Janssen (de Johnson & Johnson).

El comité de fármacos de uso humano (CHMP) decidió dar este paso con la vacuna china Vero Cell, basada en un virus inactivado, después de que los “resultados preliminares” de estudios de laboratorio y ensayos clínicos en voluntarios sugirieran “que la vacuna desencadena la producción de anticuerpos contra el SARS-CoV-2”.

De esta forma, ataca el virus y “puede ayudar a proteger» contra la COVID-19 si se usa en las campañas de vacunación, aunque el CHMP aún tendrá que evaluar si cumple los estándares sanitarios europeos de calidad, seguridad y eficacia, en la misma línea que los preparados ya autorizados.

“La EMA evaluará los datos a medida que estén disponibles para decidir si los beneficios superan los riesgos. La revisión continua seguirá hasta que se disponga de evidencias suficientes para una solicitud formal de autorización de comercialización”, indica la agencia.

Aunque la vacuna fue desarrollada por el laboratorio con sede en Pekín, Sinovac Life Sciences CO. LTD, filial de la farmacéutica china Sinovac Biotech, la EMA asegura que fue un laboratorio registrado en territorio europeo, “Life’On S.r.l.”, el que presentó la solicitud para que el regulador analice el posible uso de esta vacuna en la UE.

Dado que se acaba de iniciar este proceso y aún no se han analizado los datos puestos a su disposición, la EMA lamenta que, a estas alturas, aún “no se pueden predecir los plazos generales”, pero debería llevarle menos tiempo del normal evaluar una futura solicitud de una licencia porque ya se habría adelantado trabajo durante la revisión continua.

El CHMP también estudia la solicitud de Pfizer/BioNTech para incluir a los menores de entre 12 y 15 años en la vacunación con su preparado y espera comunicar el resultado de la evaluación en torno a junio, por lo que, de lograr su respaldo, esta sería la primera vacuna que podría usarse en menores de 16 años y permitiría iniciar la vacunación antes de la vuelta a los colegios en septiembre.

Además de las vacunas, la EMA también estudia posibles tratamientos de la COVID-19, principalmente combinaciones de anticuerpos monoclonales, aunque la semana pasada empezó a evaluar el posible uso de Olumiant (baricitinib), un fármaco autorizado para la artritis reumatoide, para tratar a pacientes hospitalizados por COVID-19 que requieren oxígeno suplementario.