Tag

China

Browsing

La Unión Europea (UE) amenazó este miércoles a China con elevados aranceles a la importación de automóviles eléctricos a partir de julio, esto en medio de advertencias del gobierno chino y alertas sobre el riesgo de una guerra comercial con el gigante asiático.

La Comisión Europea, que abrió el año pasado una investigación sobre el impacto de las ayudas estatales, concluyó que la cadena de producción de automóviles eléctricos en China se beneficia de subsidios “injustos”.

De acuerdo con la Comisión, esos subsidios al sector de vehículos eléctricos en China representan una “amenaza de perjuicio económico para los productores” de vehículos eléctricos en la UE.

Ante ese cuadro, la Comisión definió fuertes aranceles para fabricantes chinos de automóviles eléctricos, que para el gigante productor SAIC podrían llegar al 38.1%.

Para el fabricante chino BYD la Comisión Europea determinó un arancel provisorio de 17.4%, al tiempo que para el fabricante Geely ese arancel ascendería a 20%.

Otros fabricantes en China “que cooperaron en la investigación pero que no han sido incluidos en la muestra, estarían sujetos a un arancel promedio de 21%”, indicó la Comisión.

Recordemos que en la actualidad, la UE aplica aranceles de 10% a esas importaciones.

“La Comisión se ha puesto en contacto con las autoridades chinas para discutir estas conclusiones y explorar posibles formas de resolver los problemas identificados (…) las conversaciones con las autoridades chinas no condujeran a una solución eficaz, estos derechos compensatorios provisionales se introducirían a partir del 4 de julio”, anunció la Comisión.

Estos aranceles se aplicarían provisoriamente hasta noviembre, salvo que una mayoría calificada en el UE decida contra la medida. El voto de 15 países que representen al menos el 65% de la bloque.

Poco antes de este anuncio, el gobierno chino advirtió que un eventual aumento de los aranceles o la adopción de medidas adicionales “harían daño a los intereses de la UE” y condenó el “proteccionismo” del bloque.

“Instamos a la UE a cumplir con su compromiso de apoyar el libre comercio y oponerse al proteccionismo y trabajar con China para defender los intereses generales de la cooperación económica y comercial entre China y la UE”, dijo el vocero del gobierno chino, Lin Jian.

Advirtió que China “tomará todas las medidas necesarias para salvaguardar firmemente sus derechos e intereses legítimos”.

China es un socio comercial fundamental para la UE; es el tercer principal destino de las exportaciones agrícolas del bloque europeo, después del Reino Unido y Estados Unidos.

Las importaciones de automóviles eléctricos chinos en la UE pasaron de unas 57,000 unidades en 2020 a nada menos que unas 437,000 unidades en 2023.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, afirmó este miércoles que México es un “buen ejemplo” de cooperación contra el tráfico de fentanilo y opinó que China ha tomado medidas “importantes pero aún insuficientes”.

Según la Administración de Joe Biden, los cárteles mexicanos fabrican este opioide sintético a partir de precursores químicos que adquieren de China y luego trafican con él en Estados Unidos, país que sufre la peor crisis de opiáceos de su historia.

En una audiencia ante un comité de la Cámara de Representantes estadounidense, Blinken dijo que es muy importante “fortalecer” la cooperación con los socios de Estados Unidos para combatir el tráfico de esa sustancia y subrayó que “México es un buen ejemplo de ello”.

Según el secretario de Estado, Washington ha “incrementado significativamente” la cooperación con México en los últimos años para desmantelar el tráfico de drogas.

El intercambio de información entre ambos gobiernos ha permitido, de acuerdo con Blinken, que se produjeran “arrestos de actores de primer y segundo nivel” en organizaciones del crimen organizado así como incautar “una cantidad récord de fentanilo”.

Asimismo, el jefe de la diplomacia estadounidense pidió al Congreso más fondos para poder “implementar la tecnología más moderna y efectiva” en la frontera con México para detectar el tráfico de drogas dado que “la inmensa mayoría del fentanilo que ingresa al país proviene de los puertos de entrada oficiales”.

Sobre China, el secretario de Estado recordó que ambos países establecieron un grupo de trabajo para abordar el tema de los opioides y explicó que Pekín ha tomado “medidas importantes pero aún insuficientes”.

Blinken opinó que el Gobierno chino debe aumentar los arrestos y condenas contra quienes participan en el comercio ilegal de precursores de fentanilo y cortar el nexo financiero que existe entre ciertas empresas químicas con cárteles mexicanos.

Según datos oficiales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las muertes por sobredosis de droga en Estados Unidos cayeron el año pasado un 3 %, de las 111.029 de 2022 a las 107.543 de 2023.

El director de los servicios de inteligencia de Canadá, David Vigneault, aseguró que TikTok es parte de una estrategia “del Gobierno de China para poder adquirir” datos personales de sus usuarios y añadió que absolutamente desaconseja su uso.

Vigneault, director de Canadian Security Intelligence Service (CSIS), declaró en una entrevista con la radiotelevisión pública canadiense, CBC, dada a conocer este viernes que “es evidente” que la popular red social está diseñada para que los datos de sus usuarios estén a disposición de las autoridades chinas.

Y explicó que aunque esos datos parecen inofensivos porque muchos usuarios de TikTok son jóvenes, China está pensando en el futuro.

“Si por cualquier razón alguien se convierte en un objetivo de China, tendrán una gran cantidad de información” sobre esa persona, dijo Vigneault.

Vigneault advirtió que China ha desarrollado una gran capacidad computacional y trabaja en proyectos de inteligencia artificial utilizando los datos capturados por su avanzada tecnología.

“El objetivo final es siempre proteger los intereses del Partido Comunista de China. Y desde ese punto de vista, por diferentes razones, es una amenaza a nuestra forma de vida”, añadió.

La semana pasada, CSIC dio a conocer su informe anual que dedicó especial atención a las amenazas que provienen de China, Rusia, Irán e India.

Paradójicamente, la única mención a TikTok en el informe se refiere a la detención por parte de los servicios de seguridad canadienses de Zakarya Rida Hussein por publicar en la red social videos relacionados con Al Qaeda y el Estado Islámico.

Pero el documento advirtió que China ha aprobado nuevas leyes que exigen a los ciudadanos chinos en todo el mundo a ayudar a los servicios de inteligencia de su país.

A finales del año pasado, el Gobierno canadiense emprendió una revisión de seguridad nacional sobre los riesgos que representa TikTok que todavía no ha concluido.

En febrero de 2023, el Gobierno canadiense prohibió a los empleados federales el acceso a TiktTok desde móviles oficiales por suponer un riesgo “inaceptable” para su privacidad y seguridad.

El Gobierno de Estados Unidos no descarta penalidades adicionales si es que China empieza a producir vehículos eléctricos en México, según dijo la representante comercial del Gobierno estadounidense, Katherine Tai.

Durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, Tai se refirió a los planes de fabricantes del país asiático respecto a establecer plantas automotrices en nuestro país, un asunto de preocupación para el Gobierno estadounidense y para la industria local.

La advertencia de Tai se dio luego de que el presidente Biden anunciara nuevos aranceles por valor de 18,000 millones de dólares a las importaciones de productos de China, siendo los más castigados los vehículos eléctricos con gravámenes que pasan del 25% al 100%.

Otro aumento arancelario significativo recayó sobre las baterías de iones de litio utilizadas en los vehículos eléctricos, que se elevarán del 7.5% al 25% este año.

Ayer, coincidiendo con el anuncio de Biden y la advertencia de Tai, la marca de vehículos eléctricos china BYD anunció la futura construcción de una nueva planta de la compañía en el centro de México, país que constituye para la firma el primer mercado fuera del país asiático.

Así lo dio a conocer la directora regional de BYD Americas, Stella Li, en un evento en la Ciudad de México, en el que presentó el nuevo modelo ‘Shark’, una camioneta ‘pick-up’ híbrida de tamaño mediano.

En ese acto, la jefa regional descartó impactos a su nuevo modelo de negocios por los aumentos de aranceles a productos chinos dados a conocer en Washington, en vista de que no ven a EUA como un mercado potencial.

Según la ejecutiva, la planta en México, cuya ubicación espera cerrar hacia finales de este año, tendría una capacidad de producción de hasta 150,000 vehículos anuales.

La visita del presidente ruso, Vladímir Putin, a China, prevista para el este jueves y viernes por invitación de su homólogo chino, Xi Jinping, está lista, y busca fortalecer la cooperación entre ambos países, que es crucial para el equilibrio internacional, dijo este martes el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

“Junto a los colegas chinos estamos objetivamente interesados en continuar liderando los esfuerzos para liderar un orden mundial más justo y democrático. Estoy seguro que la próxima visita del presidente de Rusia a China fortalecerá nuestro trabajo conjunto”, declaró el funcionario ante el Senado ruso.

Añadió que “Rusia y China no están solas en sus esfuerzos para reformar el sistema internacional, para conformar un orden mundial multipolar que refleje el peso real de los Estados”. “El dúo de Moscú y Pekín juega un papel de gran importancia para lograr el equilibrio a nivel internacional”, añadió.

Por el contrario, señaló que Occidente “no acepta categóricamente cualquier forma de cooperación en igualdad de derechos en la arena internacional”.

Aunque Putin había anunciado en abril pasado que tenía la intención de viajar a China, la fecha de su visita trascendió oficialmente hasta hoy.

El Kremlin adelantó que durante esta visita de Estado, los líderes de Rusia y China debatirán detalladamente todo el conjunto de temas de su asociación integral e interacción estratégica, definirán las direcciones claves del futuro desarrollo de la cooperación práctica ruso-china e intercambiarán opiniones sobre los problemas internacionales y regionales más importantes.

“Como resultado de las conversaciones está prevista la firma de una Declaración conjunta de los jefes de estado y de una serie de documentos bilaterales”, añadió el despacho del presidente ruso.

El viaje de Putin se produce además después de que el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, pidiera a finales de abril a Pekín, estrecho aliado de Moscú, que “no ayude a Rusia” y que no le suministre componentes que podrían ser utilizados en su guerra contra Ucrania.

El gigante asiático ha negado que haya vendido armamento a Rusia y asegura que mantiene una relación comercial “normal” con Moscú.

En febrero de 2022, poco antes del comienzo de la guerra en Ucrania, el presidente chino, Xi Jinping, y Putin proclamaron en Pekín la “amistad sin límites” entre sus naciones.

Desde entonces, han defendido que sus lazos “no amenazan a ningún país” y que, en realidad, “hacen avanzar la multipolarización del mundo”.

Tras el comienzo de la guerra en Ucrania, ambos mandatarios se han reunido en dos ocasiones: en marzo de 2023 Xi Jinping viajó a Rusia, y en octubre del mismo año Putin viajó a China.

En total, el mandatario ruso ha viajado a China en 19 ocasiones, diez más que su homólogo chino a Rusia, que ha visitado solo nueve veces.

Delegaciones de los gobiernos de China y Estados Unidos se reunirán este martes en Ginebra para analizar por primera vez de forma bilateral los desafíos que presenta la inteligencia artificial (IA), campo en el que compañías de ambos países están liderando la investigación global.

El encuentro, indicaron fuentes diplomáticas estadounidenses, se celebrará a puerta cerrada y no ha trascendido quién encabezará la delegación china, mientras que por parte de Estados Unidos el diálogo será liderado por el director de Tecnología y Seguridad Nacional, Tarun Chhabra, y por el enviado especial en funciones del Departamento de Estado para tecnologías críticas y emergentes, Seth Center.

Las conversaciones para analizar los riesgos y desafíos de la seguridad que genera esta nueva tecnología son consecuencia de la cumbre que los presidentes de ambos países, Joe Biden y Xi Jinping, mantuvieron en noviembre del año pasado en San Francisco, donde acordaron trabajar en este campo.

“EEUU y China intercambiarán puntos de vista sobre cómo los dos gobiernos entienden los riesgos de los sistemas avanzados de IA y buscan afrontarlos”, señaló este lunes la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional estadounidense, Adrienne Watson.

Desde la Administración del presidente Joe Biden se apuntó a la prensa que la conversación con Pekín no está centrada en promover algún tipo de cooperación técnica o de investigación sobre esta tecnología.

Los gigantes tecnológicos de ambos países, como Google, Microsoft, Alibaba o Tencent, tienen divisiones especializadas en el desarrollo de esta tecnología basada en avances que permitan a una máquina o software el aprendizaje automático, aunque en EUA también hay empresas emergentes que han destacado a nivel internacional, como OpenAI y su famoso programa conversacional ChatGPT.

Aunque ambos países compiten por fijar las reglas asociadas a la inteligencia artificial, también buscan posibilidades de consenso.

La agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA) señaló a los cárteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación, así como a China, como responsables de la crisis narcótica más grave en la historia de Estados Unidos, que se está viviendo por la explosión de drogas sintéticas como el fentanilo.

En su Evaluación Nacional de la Amenaza de las Drogas 2024, destaca el “peligroso cambio” de las drogas de origen vegetal a las drogas sintéticas.

Advierte que este cambio ha resultado en la crisis de drogas más peligrosa y mortal que jamás haya enfrentado Estados Unidos.

“Estas drogas sintéticas, como el fentanilo y la metanfetamina, son responsables de casi todas las intoxicaciones mortales por drogas en nuestra nación. Los cárteles de Sinaloa y Jalisco están en el centro de esta crisis”, apunta en el informe Anne Milgram, titular de la DEA.

Puntualiza que el Cártel de Sinaloa y Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) son “las principales organizaciones criminales de México y las más peligrosas”, ya que controlan sitios clandestinos de producción de drogas y rutas de transporte dentro de México, así como corredores de contrabando hacia Estados Unidos y redes en ciudades estadounidenses a lo largo de la frontera suroeste y otros lugares clave.

Estas “organizaciones criminales transnacionales” no son sólo fabricantes y traficantes de drogas, sino que están involucradas en otros delitos como el tráfico de armas, lavado de dinero, tráfico de migrantes, tráfico sexual, soborno y extorsión.

Además, señala que tienen un “alcance global” con presencia en Europa, África, Asia y Oceanía.

En su informe, la DEA también señala a China como responsable de esta cadena, ya que las organizaciones criminales dependen de las empresas químicas y de las prensas de pastillas de China para que les suministren los precursores químicos y las prensas necesarias para fabricar las drogas.

Además, indica que los cárteles utilizan organizaciones chinas de lavado de dinero para trasladar sus ganancias de Estados Unidos a México.

“Las organizaciones de narcotráfico con sede en México y América del Sur están utilizando cada vez más los sistemas bancarios clandestinos con sede en China como su principal mecanismo de lavado de dinero”, asegura la DEA.

Según datos recogidos en el informe, el fentanilo es la amenaza de drogas más letal que jamás haya afrontado Estados Unidos, matando a casi 38,000 estadounidenses solo en los primeros seis meses de 2023.

Además de su enorme potencia, es un opioide sintético 50 veces más fuerte que la morfina, señala la DEA, uno de sus principales peligros es que se consume en forma de pastilla y “está hecho para parecerse a una auténtica pastilla de medicamento recetado”.

Otra particularidad es que la producción de fentanilo y de metanfetamina no está sujeta a los mismos desafíos de producción que las drogas tradicionales de origen vegetal, como la cocaína y la heroína, como el clima y los ciclos de las cosechas o esfuerzos gubernamentales de erradicación.

Por el contrario, pueden fabricarse en cualquier lugar y momento, contando con los productos químicos, el equipo y los conocimientos básicos necesarios, alertó la DEA.

Los presidentes de Francia y China, Emmanuel Macron y Xi Jinping, llamaron este lunes a una tregua olímpica en todos los conflictos durante los próximos Juegos de París, que también permita avanzar en la búsqueda de soluciones.

Ambos mandatarios señalaron esta postura durante una declaración conjunta a la prensa tras una reunión bilateral en el Elíseo, en la que discutieron cuestiones internacionales globales y asuntos comerciales a nivel bilateral.

“Pensamos que una tregua olímpica para todos los escenarios de guerra puede ser una ocasión para trabajar en soluciones duraderas dentro del respeto completo al Derecho Internacional”, señaló Macron, mientras que Xi se expresó en términos similares.

En la parte internacional, ambos presidentes divergieron más sobre la guerra de Ucrania que sobre el conflicto en Oriente Medio, y coincidieron en que el mundo afronta un momento “crítico” para el que hace falta mayor coordinación internacional.

Sobre Ucrania, Macron agradeció a Xi “el compromiso de las autoridades chinas” manifestado en otras ocasiones “de no vender armas a Moscú y a controlar estrictamente las exportaciones de tecnologías de doble uso”.

El presidente francés recalcó “el impacto de este conflicto sobre la seguridad europea” y el objetivo de Francia y otros países de “apoyar a Ucrania todo el tiempo que sea necesario”, aunque recalcó que “no estamos en guerra con Rusia ni con el pueblo ruso, ni buscamos sustituir al régimen ruso”.

Xi señaló la oposición de Pekín “a que se utilice esta crisis para centrar la responsabilidad” sobre Rusia y para “lanzar una nueva Guerra Fría”, y urgió a la celebración de una conferencia internacional que sea “reconocida por Rusia y Ucrania” para reanudad el diálogo.

“Apoyamos la construcción de una arquitectura de seguridad europea duradera y equitativa”, añadió el líder chino.

Ambos dirigentes apoyaron el final de las hostilidades en Oriente Medio, donde según Macron “compartimos las mismas preocupaciones y los mismos objetivos”.

Sin embargo, Xi fue más allá al pedir que la comunidad internacional “actúe” para instaurar “inmediatamente” un alto el fuego en Gaza, además de “apoyar la admisión de Palestina en la ONU como miembro de pleno derecho”, así como “relanzar la solución de los dos Estados”.

Los dos presidentes firmaron una serie de acuerdos comerciales y de cooperación, incluyendo en educación y cultura.

La visita a China del secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, evidenció que, si bien los lazos entre Washington y Pekín han mejorado tras tocar fondo el año pasado, los dos países aún enfrentan diferencias en varios frentes.

Una de ellas, la sospecha estadounidense de que China está suministrando componentes a Rusia para ser utilizados en su guerra contra Ucrania, cuestión que el diplomático mencionó durante las reuniones que mantuvo en Pekín con los líderes chinos.

El diplomático planteó su preocupación por el suministro de varios materiales hasta el punto de asegurar que “a Rusia le resultará difícil mantener su esfuerzo bélico sin la ayuda de China”.

Blinken insistió en que China tiene que “abordar” esta cuestión, y no descartó sanciones a empresas que proporcionen material a Rusia.

Por su parte, China, que ha negado en reiteradas ocasiones que suministre armamento o equipos militares a Rusia, defiende que mantiene una relación comercial “normal” con Moscú y tildó de “hipócrita” e “irresponsable” a Washington por “realizar acusaciones infundadas mientras aprueba una ley de ayuda masiva a Ucrania”.

Mientras Blinken destacaba ante la prensa que EEUU tiene el deber de “defender la seguridad de Ucrania pero también la de toda Europa”, para Pekín la “única forma correcta” de abordar el conflicto es “tener en cuenta las legítimas preocupaciones de todas las partes”.

El diplomático estadounidense se refirió también a la situación del mar de China Meridional y aseguró que Estados Unidos tiene que garantizar la libertad de navegación, algo que no es solo crítico para países como Filipinas sino para cualquier otra nación del Pacífico y del mundo.

“Hemos mostrado nuestra preocupación por las maniobras de China en ese mar. Estados Unidos busca una desescalada, pero mantendrá su compromisos de seguridad”, dijo en referencia al tratado de defensa mutua entre Washington y Manila.

El representante norteamericano también trasladó a su homólogo Wang Yi durante su reunión de este viernes que espera que China pueda “usar su influencia” en países como Irán o Corea del Norte para que muestren disposición a dialogar en asuntos regionales.

Blinken celebró también que se hayan restablecido las comunicaciones entre militares de China y de EUA o que se haya avanzado en la lucha antinarcóticos, y apostó por “fortalecer las líneas de comunicación” para “abordar las diferencias de manera responsable” para “evitar percepciones erróneas o errores de cálculo”.

El viaje de Blinken dejó como plato fuerte su reunión, que no estaba prevista en la agenda oficial, con el presidente chino, Xi Jinping.

Xi fue tajante en este encuentro al afirmar que Estados Unidos tiene que ser “fiel” a su palabra y subrayó que “no se puede decir una cosa y luego hacer otra”.

El mandatario se refería a los últimos desencuentros entre ambas superpotencias, como la reciente venta estadounidense de armas a Taiwán, isla que Pekín reclama como propia, las críticas por el exceso de capacidad industrial o la más reciente aprobación por parte del Senado estadounidense de un proyecto de ley que obligará a la empresa china ByteDance a vender la aplicación de vídeos TikTok si no quiere que la plataforma sea prohibida en Estados Unidos.

China pidió este lunes a las autoridades mexicanas que “intensifiquen” sus esfuerzos en la investigación después de que se hallaran ocho cuerpos sin vida de migrantes de origen chino cuya embarcación naufragó.

El bote, operado por un ciudadano mexicano, zozobró después de partir el pasado 28 de marzo de Tapachula, Chiapas, siguiendo una ruta frecuentemente utilizada por migrantes que buscan llegar a Estados Unidos.

El portavoz de la Cancillería china Wang Wenbin declaró este lunes en una rueda de prensa que Pekín está “prestando mucha atención a este incidente”.

Wang indicó que diplomáticos chinos están colaborando con las autoridades mexicanas para “verificar más información sobre las víctimas”, al tiempo que pedía a las autoridades locales que “intensifiquen sus esfuerzos” en las investigaciones.

Un equipo enviado por la Embajada de China en México se ha desplazado al lugar de los hechos, indicó el vocero, que añadió que su país está “brindando asistencia a los ciudadanos chinos supervivientes”.

Según un superviviente, la embarcación volcó el 29 de marzo con todos los tripulantes, que quedaron a la deriva en el mar.

Los cuerpos sin vida de las víctimas emergieron en el paraje denominado Playa Vicente, perteneciente a San Francisco del Mar, una playa de mar abierto en el istmo de Tehuantepec.

Viajar hacinados en todo tipo de transportes y rutas son de las formas más peligrosas que usan los migrantes para cruzar clandestinamente México, rumbo a Estados Unidos, por lo que pagan miles de dólares a los traficantes.

Desde octubre de 2018 y a pesar del endurecimiento de la vigilancia en la frontera sur de nuestro país, miles de migrantes de Centro y Suramérica, el Caribe y de países de África y China entran en el territorio mexicano con el objetivo de llegar a Estados Unidos.

Los traficantes de personas buscan rutas para los extranjeros y en ocasiones se instalan en los estados del sur del país como Chiapas, Tabasco, Veracruz y Oaxaca, además de los del norte, que hacen frontera con Estados Unidos, una de las últimas paradas en su travesía hacia EUA.

China “valora positivamente” la postura del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) que desestimó posibles tensiones comerciales entre ambos países ante presiones por parte de Estados Unidos.

El portavoz de la Cancillería china Lin Jian subrayó este miércoles que tanto México como China “abogan por una globalización económica inclusiva”.

Y es que recordemos que López Obrador descartó el pasado lunes una “guerra comercial” con China a pesar de que el Gobierno de Estados Unidos ha amenazado a México con aranceles por presuntas triangulaciones de productos chinos.

“Nosotros no queremos eso, ningún tipo de guerra, ni siquiera la comercial, nada más cuidar que se mantenga nuestra relación comercial con Estados Unidos, con Canadá y también con China”, dijo AMLO.

En ese sentido, el vocero chino aseguró que su país y México son “buenos amigos y socios en el desarrollo” y que su relación comercial destaca por su “cooperación”.

El portavoz reafirmó el compromiso de China de trabajar junto con México para “implementar los consensos” alcanzados durante la reunión de López Obrador con su homólogo chino, Xi Jinping, en San Francisco, EUA, en noviembre pasado.

La Representante Comercial de Estados Unidos (USTR), Katherine Tai, ha alertado sobre la posibilidad de imponer aranceles a México porque, según denunció, hay una triangulación comercial de productos chinos que primero pasan por territorio mexicano y luego van al país estadounidense.

Las declaraciones de AMLO llegan en un momento en el que México ha superado a China como principal socio comercial de Estados Unidos en 2023, cuando exportó más de 475,600 millones de dólares a su vecino del norte.

Esto sucede también mientras México aprovecha el auge del ‘nearshoring’, fenómeno de relocalización de cadenas de valor, con un récord de más de 36,000 millones de dólares en inversión extranjera directa (IED) en 2023.

López Obrador afirmó que “sí va a continuar” la inversión china en México pese a la polémica porque “hay un reacomodo en el mercado mundial y muchas empresas se están viniendo a México”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) descartó este lunes una “guerra comercial” con China aunque en Estados Unidos, el Gobierno y el expresidente y aspirante presidencial Donald Trump, han amenazado a México con aranceles por presuntas triangulaciones de productos chinos.

“Nosotros no queremos eso, ningún tipo de guerra, ni siquiera la comercial, nada más cuidar que se mantenga nuestra relación comercial con Estados Unidos, con Canadá y también con China”, expresó el mandatario este lunes.

AMLO se refirió a las advertencias de Trump, quien la semana pasada afirmó que, si vuelve a la Casa Blanca, impondrá un arancel del 100% a los automóviles chinos elaborados en plantas mexicanas.

Esto se suma a los avisos de la Representante Comercial de Estados Unidos (USTR), Katherine Tai, quien alertó de aranceles a México porque, según denuncia, hay una triangulación comercial de metales chinos que primero pasan por territorio mexicano y luego van a Norteamérica.

“Todavía no hay nada sobre eso, la Secretaría de Economía está tratando este tema, se tiene que ver si está incluido en el Tratado (T-MEC), y sin llegar a la guerra comercial”, mencionó López Obrador.

La tensión ocurre después de que México superó a China como principal socio comercial de Estados Unidos en 2023, cuando exportó más de 475,600 millones de dólares al vecino del norte.

También sucede mientras México aprovecha el auge del ‘nearshoring’, el fenómeno de relocalización de cadenas de valor, con un récord de más de 36,000 millones de dólares en inversión extranjera directa (IED) en 2023.

López Obrador afirmó que “sí va a continuar” la inversión china en México pese a la polémica porque “hay un reacomodo en el mercado mundial y muchas empresas se están viniendo a México” y “es muy atractivo México para cualquier país extranjero”.

“No existe (ninguna controversia), todo está claro. Nosotros no tenemos ninguna protesta de China, ni tenemos ninguna protesta en el caso de Estados Unidos. Están muy bien las relaciones comerciales con Estados Unidos y también con China”, remarcó.

La Cámara de Representantes estadounidense aprobó este miércoles un proyecto de ley que obligaría a TikTok a desvincularse de su empresa matriz en China para no ser prohibido en Estados Unidos.

El proyecto fue aprobado por 352 votos a favor y 65 en contra, de los que 15 votos fueron republicanos y 50 demócratas. Ahora deberá tener el visto bueno del Senado y ser ratificado por el presidente Joe Biden, quien ha adelantado que sí firmaría esa ley.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Mike Johnson, instó en un comunicado al Senado a aprobar el proyecto para que el presidente estadounidense pueda firmarlo y convertirlo en ley, pero el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, no indicó si permitirá que la Cámara Alta proceda con un voto en el pleno.

Al conocer la noticia, fuentes de TikTok criticaron el secretismo de este proceso al que tachan de un intento de “prohibición”, por lo que esperan que el Senado “considere los hechos, escuche a sus electores y se dé cuenta del impacto en la economía” que tendría sacar adelante la ley.

La propuesta ya fue ratificada por unanimidad el pasado jueves por el Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes y, de ser aprobada finalmente por las dos cámaras y el Gobierno, daría 180 días a la china ByteDance, la empresa propietaria de TikTok, para vender la aplicación en Estados Unidos.

Este proyecto de ley sobre TikTok, plataforma que cuenta con 170 millones de usuarios en Estados Unidos, fue introducido por el congresista republicano Mike Gallagher y el demócrata Raja Krishnamoorthi, quienes aseguraron en un comunicado que “mientras TikTok sea propiedad de ByteDance, controlada por el Partido Comunista de China, presenta una grave amenaza para la seguridad nacional estadounidense”.

Recordemos que el expresidente Donald Trump intentó prohibir TikTok aludiendo al mismo motivo de la “amenaza para la seguridad nacional”, aunque la medida terminó en los tribunales y fue anulada por el ahora presidente Joe Biden, sin que entrara en vigor.

Durante ese periodo, ByteDance estuvo negociando con Microsoft para vender parte de la compañía.

Trump se opone ahora a la prohibición de TikTok, mientras que la Casa Blanca ha apoyado la iniciativa legal para asegurar que los datos recopilados por la red social en Estados Unidos no acaban en manos de China, algo que ByteDance han negado que tenga lugar.

Por primera vez en 20 años, Estados Unidos importó más bienes y servicios de México que de China, según datos oficiales publicados este miércoles, que señalan que el déficit del país vecino en su comercio exterior de bienes y servicios cerró 2023 con una caída del 18.7%.

La pandemia y las tensiones comerciales entre las dos potencias de los últimos años, que en la actualidad el presidente Joe Biden y su homólogo chino Xi Jinping están intentando dejar atrás, están empezando a verse reflejadas en la balanza comercial entre ambos países.

Cifras de la Oficina de Análisis Económico (BEA) señalan que el déficit con China disminuyó 102,900 millones de dólares hasta los 279,400 millones de dólares en 2023.

Hubo una disminución de las exportaciones de 6,200 millones de dólares hasta los 147,800 millones de dólares y una disminución de las importaciones de 109,100 millones de dólares hasta los 427,200 millones de dólares.

En tanto, el déficit con México aumentó 21,900 millones hasta los 152,400 millones en 2023. Las exportaciones disminuyeron 1,100 millones, hasta los 323,200 millones y las importaciones aumentaron 20,800 millones, hasta los 475,600 millones.

Esta es la primera vez en dos décadas que la cifra de importaciones de bienes y servicios desde México supera a la de China.

Según las cifras de la BEA, el déficit de EUA en su comercio exterior de bienes y servicios cerró el 2023 con una caída del 18.7% con respecto al cierre de 2022, hasta situarse en 177,800 millones de dólares.

Las exportaciones aumentaron 1.2%, 35,000 millones, mientras que las importaciones bajaron el 3.6%, 142,700 millones.

Al cierre de 2023 el déficit de bienes y servicios se situó en los 773,400 millones de dólares, 177,800 millones de dólares menos que los 951,200 millones de dólares en 2022.

Las exportaciones fueron de 3,053,500 millones de dólares, 35,000 millones de dólares más que en 2022. Las importaciones fueron de 3,826,900 millones de dólares, 142,700 millones de dólares menos que en 2022.

​Los datos referidos exclusivamente al mes de diciembre muestran que el déficit del comercio exterior subió el 0.5% hasta situarse en los 62200 millones de dólares. Esto es 300 millones más respecto a los 61,900 millones de noviembre, tras revisarse la cifra.

La Administración del presidente Joe Biden celebró este viernes la nueva fase de cooperación entre Estados Unidos y China para frenar el tráfico de fentanilo, aunque recalcó que ambos países deben “hacer más”.

“Todavía no es suficiente, pero el hecho de que haya un grupo de trabajo significa que tenemos un mecanismo para seguir discutiendo sobre qué más se puede hacer”, dijo este viernes el jefe antinarcóticos del Departamento de Estado, Todd Robinson, a un grupo de periodistas.

Robinson fue uno de los funcionarios que participó el martes pasado en Pekín en la primera reunión de trabajo para frenar el tráfico de productos químicos utilizados para fabricar fentanilo, droga que ha desatado la peor crisis de opioides en la historia de Estados Unidos.

Este grupo de trabajo, fruto del acuerdo al que llegaron el pasado noviembre en San Francisco Biden y su homólogo chino, Xi Jinping, prevé mantener reuniones periódicas en ambos países. “Definitivamente hay más cosas que creemos que ambas partes pueden hacer en términos de perseguir a las empresas que envían estas drogas alrededor del mundo”, afirmó Robinson.

El funcionario sostuvo que cuando ambas potencias cooperan se logran resultados y puso como ejemplo la caída drástica de entrada de fentanilo de 2019 en Estados Unidos después de que Washington pidiera a Pekín que frenara el tráfico de esa sustancia.

“Sabemos que cuando toman medidas, cuando advierten a las empresas que están violando las leyes, tanto chinas como internacionales, eso tiene un efecto casi inmediato”, detalló.

En ese sentido, subrayó que China ya está volviendo a tomar medidas como advertir o cerrar empresas que están comercializando con ciertos productos químicos.

Según Robinson, el ambiente de la reunión “fue positivo en general” y se demostró que ambas delegaciones se toman “seriamente” esta cuestión.

Sin embargo, admitió que es consciente de que en cualquier momento puede desatarse una crisis entre los dos países que rompa estos esfuerzos de cooperación.

Por su parte el portavoz de Exteriores chino, Wang Wenbin, reconoció esta semana que hubo dificultades para reanudar la cooperación con Estados Unidos en su lucha contra el fentanilo, pero dijo esperar que Washington “valore la oportunidad” que se le brinda de “trabajar de la mano” con Pekín en este campo.

El tercer país en la ecuación en la ruta del fentanilo es México, donde, según Washington, llegan los precursores químicos chinos que los cárteles de la droga utilizan para fabricar el opioide y traficar con él en Estados Unidos.

Robinson dijo que las constantes reuniones que mantienen funcionarios estadounidenses y mexicanos es una muestra de que “México está comprometido en este tema”, pero también admitió que las cosas pueden “complicarse” este año a medida que se acerquen las elecciones presidenciales en ambas naciones.

China y Estados Unidos conversan este martes, por primera vez en años, sobre cómo frenar la producción fentanilo, potente opioide sintético que ha deja decenas de miles de muertes al año en Estados Unidos y el mundo.

Washington acusa a Pekín de complicidad en el mortal comercio del fentanilo, algo que China niega además de que defiende su política de “cero tolerancia” con las drogas. El país asiático insiste en que las causas de la crisis de adicción están en Estados Unidos.

Estados Unidos enfrenta una epidemia de muertes causadas por el fentanilo, un opioide sintético 50 veces más poderoso que la heroína y más fácil y barato de producir. Registra 100,000 muertes anuales por sobredosis, lo que la hace la principal causa de muertes entre personas de 18 a 49 años.

La Administración de Control de Drogas (DEA) ha calificado a China como “la principal fuente de todas las sustancias relacionadas con el fentanilo en Estados Unidos”. Un informe del año pasado del Servicio de Investigación del Congreso (CRS) destacó que el suministro directo de la droga desde China fue frenado en 2019 por mayores controles de Pekín, pero que simplemente cambiaron las rutas de suministro.

En lugar de enviar la droga directamente mediante servicios internacionales de mensajería, señaló, los componentes químicos son embarcados de China a México, donde se manufactura el fentanilo para ser llevado de contrabando a Estados Unidos.

Las sustancias químicas pueden ser producidos en laboratorios clandestinos o “empresas químicas y farmacéuticas legítimas”, según el CRS.

Pekín inicialmente insistió en que “no existe el tráfico ilegal de fentanilo entre China y México”, pero ahora ha prometido contenerlo. El Ministerio de Relaciones Exteriores dijo en diciembre que el país “realiza campañas contra el fentanilo y sus precursores químicos”.

El portavoz del ministerio, Wang Wenbin, afirmó que China “tomó medidas contra las actividades ilegales y criminales que involucran el contrabando, fabricación ilícita, tráfico y abuso de sustancias con fentanilo”.

Joe Biden ha hecho de la lucha contra el fentanilo una prioridad. El Departamento de Justicia estadounidense impuso en octubre sanciones contra una veintena de entidades y personas basadas en China acusadas de ser la “fuente del suministro” de muchos narcotraficantes en Estados Unidos y organizaciones delictivas en México.

China rechazó las sanciones y las calificó como parte de una campaña de Washington en su contra.

El diálogo China-Estados Unidos sobre drogas se estancó en medio del deterioro en sus relaciones, con disputas sobre comercio, derechos humanos y la situación de Taiwán. Tras una cumbre entre los presidentes Biden y Xi Jinping en San Francisco en noviembre pasado, Washington y Pekín acordaron retomar las discusiones.

Xi dijo en esa cita que China “empatiza profundamente” con las víctimas del fentanilo y prometió combatirlo. EUA espera que China tome más acciones contra las empresas que fabrican los precursores químicos de la droga.

Por ello, en la reunión de hoy participan funcionarios estadounidenses de alto nivel de los departamentos de Estado, Tesoro, Interior y Justicia. China no ha dicho quién representará al gobierno en las conversaciones.