Tag

Ecuador

Browsing

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador, Diana Atamaint, se dijo a favor de la petición del candidato indígena Yaku Pérez, para el recuento voto a voto en siete provincias, lo que según ella ratificará «la transparencia del proceso».

«Hace pocos minutos el candidato Yaku Pérez ha ingresado una solicitud de recuento voto a voto en: Guayas, Manabí, Los Ríos, Esmeraldas, El Oro, Pichincha y Bolívar. Para ratificar la transparencia de este proceso considero que el Pleno del CNE debe aprobarlo», manifestó en su cuenta de Twitter.

Y es que Pérez acudió a la sede del órgano electoral en Quito para hacer entrega de esa petición tras considerar que se podría haber producido un fraude electoral en siete provincias del país, donde se registraron varias inconsistencias tras las elecciones generales celebradas el pasado domingo en Ecuador.

De acuerdo al último balance oficial del escrutinio con corte al mediodía de este jueves, el candidato correísta, Andrés Arauz, sigue encabezando la liza presidencial para una segunda vuelta el 11 de abril, con el 32.62% de votos, seguido por el centroderechista Guillermo Lasso, que suma el 19.69% con lo que sería él quien se enfrente a Arauz, mientras que Yaku Pérez se mantiene con el 19.47% del sufragio.

La diferencia de votos entre el segundo y el tercer candidato es de 20,068, según los últimos datos oficiales. Pérez supera a Lasso en 16 de las 24 provincias del país, aunque el candidato conservador registra mayor apoyo en las más pobladas como Guayas (Guayaquil), Pichincha (Quito) y Manabí.

Asambleístas del grupo político indígena Pachakutik presentaron este jueves ante la Fiscalía General de la provincia de Guayas una denuncia penal por delito de fraude electoral contra el CNE.

El movimiento también solicita a la Contraloría General, «una auditoría técnico forense electoral» en las mesas y actas que registraron irregularidades, avanzó Pérez por la mañana en Quito.

Por otra parte, simpatizantes del líder indígena de trece provincias llegaron hoy a la ciudad de Guayaquil, para manifestarse de forma pacífica frente a la sede del CNE, donde más de 300 uniformados de las fuerzas de seguridad vigilaban el recinto a fin de impedir altercados.

El líder indígena de izquierda Yaku Pérez y el exbanquero de derecha Guillermo Lasso mantienen una reñida dispuesta por el segundo lugar, tras las elecciones presidenciales que se celebraron ayer en Ecuador, que encabezó el socialista Andrés Arauz, según el escrutinio oficial.

Con el 97.72% de las actas escrutadas, Pérez, un abogado ambientalista de 51 años, daba la sorpresa con el 19.83% de los sufragios, mientras que Lasso, de 65 años, registraba un 19.60%, según el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Arauz, economista de 36 años y llamado ‘delfín’ del exmandatario Rafael Correa, aparece como ganador con el 32.29% de los votos. El escrutinio se ha visto frenado por la necesidad de revisar un 13.96% de las actas debido a inconsistencias.

Así, la segunda vuelta está prevista para el 11 de abril, cuando será designado el sucesor del presidente Lenín Moreno, que no se presentó a la reelección y cuyo período de cuatro años terminará el 24 de mayo próximo.

De mantenerse la tendencia, Pérez, con poca carrera política, será el rival de Arauz en una inédita segunda vuelta entre candidatos de izquierda en Ecuador, con 17.1 millones de habitantes, castigado por la pandemia y que arrastra una abultada deuda económica por la caída de los precios del petróleo.

«No hay ninguna duda, estamos en el primer lugar, hemos recibido una votación abrumadora de distintas partes de nuestra patria», celebró Arauz tras las elecciones, en las que también fueron designados los 137 miembros de la unicameral Asamblea Nacional.

Ecuador volverá a las urnas ya que ninguno de los 16 candidatos obtuvo la mitad más uno de los votos válidos ni alcanzó un 40% de los mismos más una diferencia de 10 puntos sobre el segundo, requisitos para ser elegido de manera directa.

Las elecciones de este domingo marcaron el resurgimiento de Correa, quien desde Bélgica evita la cárcel a la que fue condenado por corrupción, tras cuatro años de feroz campaña contra Moreno, su exaliado.

Si se confirman los resultados, Arauz, su ahijado político, tendrá que enfrentarse a Pérez, un enconado rival del exmandatario socialista quien obtuvo un buen resultado con un discurso ambientalista y de rechazo a la explotación petrolera y minera.

«El pueblo nos dio su respaldo y en los resultados oficiales ha quedado más que demostrado», afirmó Pérez, quien organizó una vigilia electoral para que se «respete la decisión de los ecuatorianos» ante los datos extraoficiales que lo ponían por detrás de Lasso, que aspira por tercera vez a la presidencia.

Pérez, que en 2019 fue elegido en las urnas prefecto (gobernador) de la provincia andina de Azuay, es el primer indígena en llegar tan lejos en la disputa por la presidencia de Ecuador, donde los pueblos originarios conforman un 7.4% de la población.

Los ecuatorianos deberán elegir entre dos alternativas de izquierda: una nacionalista con ansias de revancha, que representa Arauz, y otra de corte ambientalista que, según Pérez, dará paso a un «estado plurinacional, digno, honesto e incluyente».

Guayaquil, Ecuador, sufre como ninguna otra ciudad de Latinoamérica la pandemia de Covid-19. Hospitales y cementerios colapsaron cuando aún falta lo peor, así lo confirmó la alcaldesa de dicha ciudad.

«No hay espacio ni para vivos ni para muertos», declaró Cynthia Viteri, alcaldesa de la ciudad en entrevista con la agencia AFP. Viteri superó el coronavirus tras haber dado positivo semanas atrás. Ahora está al frente de la peor emergencia que haya enfrentado este puerto de 2.7 millones de habitantes.

Fue como si estallara «una bomba», sostiene Viteri. Guayaquil concentra el 71% de los casos detectados, incluidos 369 muertos, desde el 29 de febrero.

Las autoridades han dicho que esperan en las próximas semanas hasta 3,500 muertes en la provincia de Guayas, de la que esta ciudad es capital.

¿Por qué no se preparó Guayaquil para esta emergencia?, se le cuestionó la alcaldesa. Indicó que no se prepararon pues pensaron que eso que veían por televisión en Wuhan, China, no ocurriría en su ciudad. 

«¿Qué pasó con Guayaquil? Que aquí explotó la bomba, aquí llegó el paciente cero, y como era época de vacaciones, viajaron nuestros ecuatorianos al exterior, algunos a Europa, a Estados Unidos, y vinieron las personas nuestras que vivían en Europa. Y cuando llegaron no hubo ningún control como se debió haber hecho si hubiéramos sabido que esto ya venía por aire. Y la ciudad de Guayaquil sencillamente convulsionó. El sistema sanitario, como era obvio, desbordó, las morgues desbordaron, las funerarias desbordaron», declaró.

Aquí no había y no hay espacio ni para vivos ni para muertos. A ese punto es la gravedad de la epidemia en Guayaquil.

Ante las críticas que se han hecho tanto a las autoridades como a la ciudadanía, la alcaldesa responde que no son ellos los villanos del mundo. «Nosotros somos las víctimas de un virus que llegó por aire (…) la responsabilidad es de todos porque nadie esperaba lo que pasó en el Ecuador, ni en Guayaquil mucho menos».

Sobre si las cifras que difunden las autoridades federales son ciertas, Viteri indica que no, pues simplemente no hay pruebas para determinar cuántas personas realmente están contagiadas en la ciudad, en el país, y de ellas cuántas pierden la vida a causa del virus.

Refiere que el número real e sabrá cuando la tragedia termine. Añade que solamente en el mes de marzo hubo 1,500 muertos más que el mes de marzo del año pasado.

Sobre el manejo de los cadáveres, la alcaldesa responde que ese tema exclusivamente le pertenece al gobierno central. «Se están recogiendo los cuerpos al día, pero eso es durísimo porque significa que todos los días hay luto en Guayaquil».

El Tribunal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) de Ecuador, sentenció hoy al expresidente Rafael Correa a ocho años de cárcel por actos de corrupción, asociados al delito de cohecho durante su mandato.

Además de Correa,  la autoridad también señaló a miembros que compusieron su  gabinete. Entre ellos, el exvicepresidente Jorge Glas.

El tribunal también indicó que los acusados perdieron sus derechos políticos por un periodo de 25 años.

El máximo órgano de justicia determinó que Correa aceptó «aportes indebidos» durante su administración, y por parte empresarios que dieron patrocinio a su campaña electoral desde el años 2007 y para “posicionar su movimiento político”.

Las autoridades ecuatorianas, además, informaron que otros cercanos al ex mandatario, también fueron implicados en actos de corrupción y cohecho.

Entre ellos: el exsecretario jurídico Alexis Mera, la exministra María de los Ángeles Duarte, la asambleísta Viviana Bonilla, el exministro Walter Solís y el exministro Vinicio Alvarado, quienes también fueron definidos como coautores, y sentenciados a la misma condena en prisión.

El juez, Iván León señaló que la víctima del delito es el “Estado” y que el tribunal consideró, tras el análisis de la fiscalía, que se demostró la existencia de una estructura de corrupción en todos los niveles de la administración de Correa.

Rafael Correa de 57 años de edad, expresidente de Ecuador (2007-2017), se encuentra actualmente residiendo en Bélgica, en donde se asilo luego de que en julio de 2018 una jueza ecuatoriana dispuso una orden de prisión preventiva en su contra.

Tras conocerse la condena, Correa calificó a través de sus redes sociales que todo se trataba de un «caso absolutamente grotesco», y descalificó la sentencia, pues dijo que proviene de una institución de justicia tomada por poder político, toda vez que el presidente del tribunal es “encargado”

Adicional, lamentó que mientras en el país se tiene a muertos en las calles producto del Covid-19, se haya convocado a audiencia para inhabilitarlo en próximas elecciones, que es el verdadero fin de todo el caso en su contra.

En la provincia del Guayas, Ecuador, donde se encuentra Guayaquil, ha colapsado el sistema de salud y los servicios funerarios, pues de acuerdo al conteo que hace la Universidad Johns Hopkins, de los 2,748 casos que se registran en el país, 1,937 infectados se localizan en dicha zona. 1,301, solo en la capital.

Del número total de muertos en el país (93), 60 se han registrado en dicha provincia.

En redes sociales circulan múltiples imágenes en las que se observa que los hospitales de Guayaquil están colapsando por la llegada de enfermos.

“No lo quieren recibir, se va a morir. Si yo lo saco con tremendo sol, se muere el señor en el camino. Gracias a Dios el señor llegó vivo al Hospital del seguro de los Ceibos, de Guayaquil. Aquí está vivo el señor con un tanque de oxígeno, pero ya casi se muere», graba un hombre en uno de los videos que circulan en Twitter.

Las imágenes y videos han ocasionado que la palabra “Ecuador», sea trending topic en la red social.

Por otro lado, el colapso del sistema funerario es de tal magnitud que el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, debió conformar una fuerza de tarea conjunta para poder enterrar a todas las personas fallecidas.

Jorge Wated, jefe de la Fuerza de Tarea Conjunta, indicó que la presencia de cadáveres en las viviendas “está relacionada con la poca capacidad que tienen las funerarias de la ciudad de dar sus servicios mortuorios en conexión con los camposantos de Guayaquil».

Según imágenes difundidas, se observan que las familias se ven obligadas a dejar los cuerpos de los fallecidos fuera de sus casas, mientras esperan que los servicios de emergencia los puedan recoger.

Incluso el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, comentó en su red social sobre lo que sucede en Ecuador:

Decían que la pandemia no sería tan dura en Latinoamérica porque estamos acostumbrados a las enfermedades (…) vean lo qué está pasando en Ecuador».

 

El último reporte del Servicio Nacional de Gestiones de Riesgos y Emergencia de Ecuador arroja la siguiente información:

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Descargar

El gobierno de Ecuador anunció este domingo un acuerdo con los grupos indígenas para revocar la eliminación de subsidios al combustible, que había sido pactado con el FMI y que habría desatado una violenta crisis de casi dos semanas.

Después de más de cuatro horas de negociación con la mediación de la ONU y la Iglesia católica, las dos partes asumieron un compromiso que atiende la exigencia del movimiento indígena: la derogatoria del decreto que había liberado el precio del diésel y la gasolina, encareciéndolos hasta en 123%.

El líder de la Confederación de Nacionalidades Indígenas, Jaime Vargas, anunció de inmediato el levantamiento de las protestas que dejaron siete muertos, 1,340 heridos y 1,152 detenidos según la Defensoría del Pueblo.

«Se ha dejado sin efecto el decreto 883 y eso es para todo el país. ¡Viva el Ecuador! ¡Viva la paz!», proclamó Vargas al término de las negociaciones con Moreno en persona.

El mandatario, que reconoció el «sacrificio de cada una de las partes», escribió luego en Twitter: «El gobierno sustituirá el decreto 883 por uno nuevo que contenga mecanismos para focalizar los recursos en quienes más los necesitan».

Moreno firmó compromisos con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para obtener créditos por 4,200 millones de dólares destinados a aliviar el déficit fiscal que atribuye al derroche, endeudamiento y corrupción del gobierno de su antecesor y exaliado Rafael Correa.

A cambio lleva a cabo una política de ajustes que, además de acabar con ayudas, prevén recortar derechos a los empleados públicos, como la disminución del tiempo de vacaciones, de 30 a 15 días. El país desembolsa 1,300 millones de dólares al año en subsidios al diésel y la gasolina.

Recordemos que Moreno decretó estado de excepción al día siguiente de iniciadas las manifestaciones y movilizó a las Fuerzas Armadas para contener el estallido social. Y decidió trasladar la sede de gobierno a Guayaquil. Apenas el sábado pasado Moreno había acusado a Correa y al mandatario venezolano, Nicolás Maduro, de estar tras la violencia.

Washington expresó este viernes su apoyo al presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, respecto a lo que consideró sus «necesarias» reformas económicas.

Mediante un comunicado, el secretario de Estado, Mike Pompeo, respaldó al gobierno de Moreno, luego de más de una semana de protestas y disturbios en Ecuador.

«Estados Unidos apoya los esfuerzos del presidente Moreno y del gobierno de Ecuador para institucionalizar las prácticas democráticas y aplicar reformas económicas necesarias», afirma el comunicado, aludiendo, entre otras medidas, a la eliminación de los subsidios a los carburantes que se tradujo en un aumento de más de 120% de su precio y provocó amplio descontento.

Por su parte, manifestantes volvieron a enfrentarse este viernes con la policía en Quito como parte de las protestas que encabezan los indígenas contra los ajustes económicos pactados por el gobierno de su país con el FMI.

Los choques con piedras y gas lacrimógeno estallaron en los alrededores de la sede del Legislativo, que el miércoles fue asaltada por indígenas que ocuparon brevemente el hemiciclo.

Al respecto, la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos criticó el uso de bombas lacrimógenas en recintos universitarios de Quito donde se refugiaron manifestantes indígenas, advirtiendo que utilizar este tipo de métodos disuasorios en recintos cerrados puede poner vidas en peligro.

Portavoces de la oficina destacaron que las autoridades «deben diferenciar claramente los elementos violentos de quien protesta pacíficamente» en las protestas que desde la semana pasada viven distintas ciudades ecuatorianas contra las medidas de ajuste económico dictadas por Quito tras recibir un crédito del FMI.

La oficina que dirige la expresidenta chilena Michelle Bachelet también dijo haber recibido informes sobre medio centenar de ataques a periodistas que están cubriendo las protestas, en las que ha habido cinco muertos, más de medio centenar de heridos y cerca de un millar de detenidos.

Cinco civiles, incluido un dirigente indígena, han muerto en las protestas que estallaron el pasado 2 de octubre en Ecuador contra los ajustes económicos que ha implementado el gobierno del presidente Lenín Moreno.

Según la Defensoría del Pueblo, organismo de protección de derechos humanos, la primera víctima es un hombre que falleció al ser atropellado el domingo en la provincia de Azuay. Las otras cuatro personas murieron en Quito.

Inocencio Tucumbi, dirigente indígena de la provincia andina de Cotopaxi, falleció durante una gran movilización de este miércoles en la capital ecuatoriana, aunque se desconoce la causa. Algunos medios reportaron que habría recibido un golpe en la cabeza antes de ser trasladado a un hospital cercano, donde finalmente murió.

«Hacemos un llamado al gobierno nacional a erradicar la violencia y garantizar el ejercicio del derecho a la protesta social de forma pacífica», expresó la Defensoría del Pueblo.

Y es que protestas de diversos sectores sociales, encabezadas por indígenas, se registran desde el 2 de octubre contra la decisión del presidente Moreno de eliminar subsidios que provocaron alzas especialmente en los precios de los combustibles, de hasta un 123%.

Moreno, quien trasladó su gobierno a Guayaquil, ha dicho que no dará marcha atrás en las medida, pero anunció el miércoles los primeros acercamientos con dirigentes de los indígenas bajo el acompañamiento de Naciones Unidas y la Iglesia Católica.

El mandatario declaró en estado de excepción en todo el país y posteriormente un toque de queda nocturno en un intento por apaciguar las protestas, las más fuertes en más de una década.

El expresidente de Ecuador, Rafael Correa, insistió este miércoles en la celebración de elecciones anticipadas como única solución para terminar las protestas contra las reformas económicas del gobierno de Lenín Moreno, incluso se ofreció a ser candidato.

«Si es necesario que sea candidato, lo seré. A mí me inhabilitaron entre comillas para ser presidente porque todo fue ilegal, todo fue inconstitucional, pero de vicepresidente para abajo, yo no tengo ningún problema para participar», dijo en rueda de prensa en el Parlamento Europeo en Bruselas.

El exmandatario, sobre quien pesa dos órdenes de detención en Ecuador, aseguró que el actual gobierno intentará impedir su participación. “¿Qué se inventarán? Ah, es que tiene orden de prisión», aseguró.

“Yo voy y que me metan preso, pero que me dejen inscribir primero. Van a hacer lo que le hicieron a Lula de Silva, lo metieron preso y le impidieron inscribirse, señaló en referencia al exmandatario de Brasil.

Recordó que la Constitución de Ecuador establece la anticipación de elecciones en caso de grave conmoción social, que dijo, es lo que el país está viviendo, para resolver este conflicto de manera pacífica y democrática.

«Me equivoqué con Moreno, el mayor farsante de nuestra era, no me equivoqué cuando les dije que todo era cuestión de tiempo (…) recuperaremos la Patria», expuso Correa  en un video publicado en sus redes sociales.

Correa expresó su apoyo a quienes salen a las calles para unirse a las protestas contra el gobierno y el paquete de reformas económicas pactadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI), pues dijo, con ellas han destrozado la Patria ya que no había razones para llevarlas a cabo, pues en el país no ha caído el precio del petróleo o han sufrido un desastre natural.

Acusó que todo es resultado de la corrupción e ineptitud que el gobierno presenta.

Este miércoles la Fiscalía General de Ecuador solicitó prisión reventiva para el expresidente, Rafael Correa y su ex vicepresidente Jorge Glas, entre otras personas, por los supuestos delitos de cohecho, asociación ilícita y tráfico de influencias.

La Fiscalía General hizo la solicitud a la jueza Daniela Camacho, quien investiga una supuesta solicitud de fondos y aportes irregulares para el movimiento político Alianza País, del cual Correa fue líder durante sus dos mandatos (2007-2017).

Además requirió otras medidas cautelares como la prohibición de enajenar bienes y salir del país para cinco de los 22 procesados, entre ellos Correa -que vive en Bélgica desde mediados de 2017. Entre los acusados también se encuentran los exministros Walter Solís y Vinicio Alvarado, así como el asesor ministerial Jamil Massuh.

La fiscal general Diana Salazar presentó casi una docena de pruebas, entre ellas un depósito de 6 mil dólares en la cuenta personal del exmandatario proveniente de un presunto fondo partidario al que aportaban las empresas.

En su cuenta de Twitter, Correa adujo que “tenía un recurrente sobregiro y pedí prestado 6 mil dólares del fondo solidario que teníamos en la presidencia (nuestros mismos aportes) y lo pagué hasta el último centavo”.

Tres refugios para el rescate de perros callejeros y abandonados recibieron una donación de alimento envenenado, que hasta ayer, 14 de julio, había cobrado la vida de 20 perros.

La Fundación Lucky Bienestar Animal con sede en Quito, Ecuador, reportó el incidente a través de sus redes sociales, luego de que un donador ‘regalara’ alimento a granel con veneno al refugio, por lo cual, la organización anunció que a partir de este momento, sólo recibirían donaciones en paquetes cerrados.

Otro refugio afectado fue Acción Animal Ecuador, quien a través de Facebook denunció el incidente el viernes 12 de julio, el alimento envenenado venía dentro de un paquete sellado.

El otro refugio afectado sería Defensa de la Vida Animal, quien recibió el veneno mediante dos paquetes abiertos de Royal Canin Renal, otro de Proplan y uno más de Royal Canin Heart.

El envenenamiento de los perros a través de la donación de alimento ha indignado a la sociedad de Quito, incluso el Ayuntamiento confirmó el deceso de 20 perros por los paquetes de comida desde el 12 de julio.

John Shipton, padre del fundador de WikiLeaks, Julian Assange, pidió a Australia que extradite a su hijo a ese país, ante el mal aspecto físico que tenía el jueves cuando fue arrestado en Londres, después de que Ecuador le retiro el asilo político del que gozaba desde 2012.

En una entrevista con el periódico australiano Sunday Herald Sun, Shipton consideró que el Departamento de Relaciones Exteriores de Australia (DFAT) y el primer ministro australiano, Scott Morrison, deberían hacer algo de “manera matizada” para extraditar a Assange.

“Durante meses y meses ha estado viviendo como un prisionero de alta seguridad, ni siquiera podía ir al baño, había cámaras vigilando todos sus movimientos”, afirmó.

La semana pasada, el fundador de WikiLeaks fue detenido por la policía británica en la embajada de Ecuador en Londres, donde había estado refugiado desde hace 7 años para escapar a una orden de detención por acusaciones de violación y agresión sexual en Suecia, causa que fue archivada en el 2017 y que Assange ha negado.

Sobre el ciberactivista australiano también pesa una orden de extradición de Estados Unidos, que lo considera una amenaza para su seguridad y quiere juzgarlo por la filtración de miles de documentos secretos del gobierno estadounidense.

Jennifer Robinson, abogada de Assange, declaró que el fundador de WikiLeaks está dispuesto a cooperar con las autoridades suecas si reabren el caso de violación contra él, pero que su prioridad sigue siendo evitar una extradición a EUA.

Tras el retiro de la protección ecuatoriana a Julian Assange y su entrega a la justicia británica, comenzaron a conocerse más detalles sobre la larga y turbulenta estadía del cofundador de WikiLeaks en la embajada de Ecuador en Londres.

El gobierno del ex presidente Rafael Correa, quien no confiaba en las autoridades del Reino Unido, encargó la seguridad de la sede diplomática a una firma de seguridad española. Así, las imágenes captadas por las cámaras de UC Global, fueron publicadas por el periódico El País y muestran más detalles sobre el extravagante encierro de Assange.

Desde la Embajada ecuatoriana, el activista continuó dirigiendo su grupo de Internet, realizó conferencias de prensa ante cientos de admiradores desde un balcón, montaba su patineta en ropa interior por los pasillos de la sede diplomática y fue el anfitrión de un desfile de visitantes, incluidas Lady Gaga y Pamela Anderson, de quien se rumoraba era su novia y le llevaba sandwiches veganos.

En una carta escrita en el 2014 por Juan Falconí Puig, entonces embajador ecuatoriano en Londres, describía la incómoda situación de los funcionarios por la presencia y comportamiento de Assange. El asilo estuvo lejos de ser un dolor de cabeza únicamente político: también había temas de convivencia. Entre las principales preocupaciones de Falconí, según reportó el New York Times, destacaban la afición de Assange por montar una patineta y jugar fútbol con los visitantes. El skate, según Falconí, «dañaba pisos, paredes y puertas».

El embajador dijo que los juegos de fútbol habían destruido el mobiliario de la embajada. Cuando un agente de seguridad detuvo el juego y se llevó el balón, Assange «comenzó a temblar, a insultar y a empujar al agente», mientras reclamaba el balón y luego «se lo lanzó».

Además, entre 2012 y 2018, Ecuador gastó 6.2 millones de dólares en la seguridad y manutención de Assange, según la cancillería ecuatoriana. No solo se trataba de su alimentación o cuidados básicos: algunas operaciones requerían gastos excepcionales.

Cuando se dañó una cañería del baño, que Assange solía abrir durante sus conversaciones privadas para hacer ruido, y mitigar el temor a ser grabado, la embajada mandó a traer un plomero de confianza desde España en una misión diplomática de 4,000 euros, pues no quería contratar a cualquier persona bajo la sospecha de que la inteligencia británica no desaprovecharía la oportunidad de usar el ingreso de un plomero.

Otros testimonios de los empleados españoles de la firma de seguridad indican que Assange solía dar entrevistas vestido solo de la cintura para arriba, la parte que se veía en cámara. Para abajo, estaba en ropa interior.

Con un nuevo embajador, Ecuador le entregó nuevas reglas de convivencia que incluían una cláusula de anulación de asilo si las violaba. Assange demandó a Ecuador por vulnerar sus derechos, lo que empeoró aún más las relaciones. El recurso fue rechazado.

 

 

 

Con información de El País y AFP

Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, ha sido objeto de una sofisticada operación de espionaje dentro de la embajada de Ecuador en Londres, afirmó el grupo.

«WikiLeaks ha descubierto una extensa operación de espionaje contra Julian Assange dentro de la embajada ecuatoriana», dijo Kristinn Hrafnsson, editora jefe de WikiLeaks, agregando que la «expulsión» de Assange de la sede diplomática podría producirse en cualquier momento.

Indicó que tienen información de que hubo una solicitud para entregar los registros de visitantes de la embajada y las grabaciones de video desde las cámaras de seguridad, las cuales dijo Hrafnsson, se presume que la información se entregó al gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Assange, calificado como un héroe, por exponer lo que quienes lo apoyan consideran el abuso de poder de los gobiernos y por defender la libertad de expresión, también ha sido tachado de rebelde por haber socavado la seguridad de los Estados Unidos.

Recordemos que la semana pasada, WikiLeaks aseguró que el gobierno ecuatoriano estaba a horas de expulsar a Assange de su embajada en Londres, donde se refugia desde junio de 2012.

Sin embargo, el ministro de Exteriores de Ecuador, José Valencia, tachó de «rumores infundados» dicha afirmación.

Valencia utilizó sus redes sociales para asegurar que «el Gobierno no hará comentarios sobre los actuales rumores infundados, que además son insultantes”.

Insistió en que «el asilo diplomático es una facultad soberana de un Estado, que tiene el derecho de otorgarlo o retirarlo unilateralmente cuando lo considere justificado».

El Gobierno de México compensó hoy a 48 ecuatorianos que fueron víctimas directas e indirectas de la masacre de San Fernando, Tamaulipas ocurrida en 2010, donde una organización criminal ejecutó a 72 personas, en su mayoría migrantes, informó la cancillería de Ecuador en un comunicado.

Durante una ceremonia efectuada en Quito, el titular de la Comisión de Atención a Víctimas del gobierno mexicano (CEAV), Sergio Rochín del Rincón, explicó sobe el proceso de reparación el cual indicó beneficia a una víctima directa sobreviviente y a 47 víctimas indirectas, que son los familiares de los cinco migrantes ecuatorianos ejecutados el 22 de agosto de 2010.

El comisionado indicó que las medidas de compensación fueron determinadas de acuerdo a los estándares internacionales, en rubros como el daño moral, el lucro cesante y el apoyo en gastos funerarios, entre otros.

Además, reconoció la colaboración de Ecuador y calificó la compensación de «invaluable», si se considera el objetivo común de justicia de ambos Estados.

La Cancillería ecuatoriana aseguró que este proceso de reparación es el resultado de las gestiones realizadas desde 2013 por el Ministerio de Relaciones Exteriores y su Embajada en México. También destacó la gestión de entidades como la CEAV, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de México, entre otras dependencias.

 

Con información de EFE / Foto: Archivo APO

Más de medio millón de venezolanos, que huyeron de su país tras ser golpeado por una aguda crisis económica, política y social, se refugiaron en Ecuador desde principios de año, indicó la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

«Desde principios de año, unos 547.000 venezolanos entraron en Ecuador por la frontera colombiana, es decir una media diaria de 2.700 a 3.000 hombres, mujeres y niños», declaró un portavoz de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), William Spindler, en rueda de prensa en Ginebra.

Como parte del informe señaló que el flujo se aceleró durante la primera semana de agosto, pues unos 30,000 venezolanos entraron en el país; al respecto dijo recordó que Quito declaró estado de emergencia migratoria, lo que le permitió movilizar más recursos.

Señaló que la mayoría huyen a pie, en condiciones precarias. Solo 20% de los que llegan a Ecuador se quedan en este país, los otros continúan hacia Perú y Chile, según ACNUR.

 

Con información de AFP / Foto: Archivo APO