Tag

lluvias

Browsing

El Huracán Blas se aleja lentamente de las costas de Colima y Jalisco, aunque sus extensas bandas nubosas generan entrada de humedad hacia los estados del Pacífico.

Aunque se intensificó la fuerza de sus vientos de Blas, se mantiene como huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson y se ubicó aproximadamente a 450 km al oeste-suroeste de Playa Pérula, Jalisco, y a 515 km al oeste-suroeste de Manzanillo, Colima, con vientos máximos sostenidos de 150 km/h, rachas de 185 km/h y desplazamiento al oeste-noroeste a 22 km/h; se aleja gradualmente de las costas mexicanas.

Blas propiciará lluvias puntuales muy fuertes en Colima, Jalisco y Nayarit; fuertes en Guerrero y Michoacán; chubascos en Baja California Sur, así como rachas de viento de 50 a 60 km/h y oleaje de 2 a 3 m de altura en costas de Colima y Jalisco, y de 40 a 50 km/h y oleaje de 1 a 2 m de altura en los litorales de Baja California Sur, Nayarit y Sinaloa.

Sin embargo, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que en el Océano Pacífico se desarrolló la tormenta tropical Celia, a partir de la Depresión Tropical Tres-E.

Se localiza aproximadamente a 235 kilómetros (km) al sur de San Salvador, República de El Salvador, y a 450 km al sureste de la desembocadura del Río Suchiate, en la frontera México-Guatemala. Tiene vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora (km/h), rachas de 85 km/h y mantiene desplazamiento al nor-noreste a 6 km/h.

Adelantó que a partir de hoy y hasta el inicio de la próxima semana, Celia, en interacción con un canal de baja presión en el Golfo de México, propiciará un temporal de lluvias con precipitaciones intensas en regiones de Chiapas,
Tabasco y Quintana Roo; muy fuertes en zonas de Campeche, Oaxaca, Veracruz y Yucatán, así como rachas de viento de 50 a 60 km/h y oleaje de 1 a 3 metros (m) de altura en el litoral de Quintana Roo.

El SMN advirtió que las precipitaciones generadas por los sistemas podrían generar deslaves, incremento en los niveles de ríos y arroyos, desbordamientos e inundaciones en zonas bajas, por lo que se exhortó a la población a atender los avisos e indicaciones de las autoridades estatales, municipales y de Protección Civil.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que las bandas nubosas de la tormenta tropical Blas generarán lluvias torrenciales en Guerrero y Michoacán; intensas en Colima, Jalisco y Oaxaca; así como rachas de viento y oleaje en las costas de Michoacán, Guerrero y Oaxaca.

De acuerdo al más reciente reporte del SMN, el centro de Blas se localizaba esta mañana aproximadamente a 295 kilómetros al sur de Lázaro Cárdenas, Michoacán y a 450 km al sur-sureste de Manzanillo, Colima.

Detalló que mantiene vientos máximos sostenidos de 100 km/h, rachas de 120 km/h y se desplaza hacia el nor-noroeste a 9 km/h.

Advirtió que de acuerdo a los modelos de pronóstico, se prevé que durante las próximas horas Blas se intensifique a huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson. Esto provocará que las lluvias podrían incrementar el nivel de ríos y arroyos, y provocar desbordamientos, deslaves e inundaciones en zonas bajas.

El SMN también señaló que una zona de baja presión con potencial ciclónico, ubicada al sureste de Chiapas, absorberá a las ondas tropicales 4 y 5, y en combinación con el ingreso de humedad del Océano Pacífico y canales de baja presión sobre el interior de México, ocasionará lluvias puntuales intensas en Chiapas, Puebla y Veracruz; muy fuertes en Hidalgo, Querétaro y San Luis Potosí; fuertes en la Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Morelos, Tamaulipas y Tlaxcala.

También se presentarán chubascos en Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Durango, Nayarit, Nuevo León, Quintana Roo, Sinaloa, Tabasco y Zacatecas; y lluvias aisladas en Campeche, Sonora y Yucatán.

La zona de baja presión sobre el Océano Pacífico se ubicó a 380 km al sur-sureste de la desembocadura del río Suchiate. Tiene 60% de probabilidad de desarrollo ciclónico en 48 horas y desplazamiento semi estacionario.

En el Mar Caribe se encuentra otra zona de baja presión que se localiza a 870 km al sureste de Chetumal, Quintana Roo, presenta 20% de probabilidad para desarrollar un ciclón tropical en 48 horas.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN), de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó esta mañana que Agatha se debilitó a depresión tropical luego de haber tocado tierra ayer en la costa de Oaxaca, y confirmó que se desplazará este martes en tierra sobre el sur de Veracruz.

El avance de Agatha ocasionará lluvias torrenciales en Chiapas, Tabasco, el oriente de Oaxaca y el sur de Veracruz; intensas en Campeche; muy fuertes en Quintana Roo, y fuertes en Hidalgo, Puebla, Tlaxcala y Yucatán.

Las lluvias podrían estar acompañadas de descargas eléctricas, y provocar deslaves, desbordamientos de ríos y arroyos e inundaciones en el sureste de México. Se presentarán vientos con rachas de 50 a 60 kilómetros por hora (km/h) en la Península de Yucatán, y con oleaje de 1 a 2 metros (m) de altura en las costas del Golfo de Tehuantepec, de Tabasco y del sur de Veracruz.

Esta mañana, Agatha se localizaba en tierra a 90 kilómetros al norte de Salina Cruz, Oaxaca, en las inmediaciones de la localidad de Aguatenango. Tenía vientos máximos sostenidos de 55 km/h, rachas de 75 km/h y desplazamiento al noreste a 13 km/h.

El SMN alertó que también vigila una zona de baja presión asociada a la circulación de Agatha con 10% de probabilidad para desarrollar un ciclón tropical en el pronóstico a 48 horas y 60% de probabilidad en el pronóstico a cinco días. Se desplaza hacia el noreste a 13 km/h.

Por otra parte, una línea seca en el norte del país provocará lluvias fuertes en la Ciudad de México, Guerrero, Morelos, San Luis Potosí y con condiciones para la caída de granizo en el Estado de México; chubascos en Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Querétaro y Tamaulipas; lluvias aisladas en Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Sinaloa y Zacatecas; viento con rachas de 60 a 70 km/h y tolvaneras en Chihuahua, Coahuila, Durango, Nuevo León, San Luis Potosí, Tamaulipas y Zacatecas, y rachas de 50 a 60 km/h en Aguascalientes, Guanajuato y el norte de Jalisco.

El huracán Agatha, de categoría 2, se dirige este lunes hacia la costa pacífica del sur del país, amenazando con descargar lluvias torrenciales sobre diversos puntos de Oaxaca, cuando se adentre en tierra al final del día.

Se encuentra a 90 km al sur-suroeste de Puerto Escondido, Oaxaca, y a 100 km al sur-sureste de Laguna de Chacahua, Oaxaca.

Agatha, el primer huracán que se forma en el Pacífico este año, presentaba esta mañana vientos máximos sostenidos de 175 kilómetros por hora, y rachas de hasta 215 kilómetros, según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN)

Ante el avance de Agatha, las autoridades han habilitado poco más de 200 refugios a lo largo de la región costera de Oaxaca con capacidad para albergar a 26,000 personas, según Protección Civil.

Se espera que Agatha genere entre 25 y 41 centímetros de lluvia sobre Oaxaca, y hasta 20 centímetros en algunas áreas, lo que podría provocar inundaciones repentinas y desprendimientos de tierra letales.

Las lluvias podrían generar incremento en los niveles de ríos y arroyos, deslaves e inundaciones en zonas bajas de Chiapas, Tabasco, Guerrero y Veracruz, y lluvias fuertes a muy fuertes en Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

A su vez se prevén rachas de viento de 120 a 150 km/h y oleaje de 6 a 8 metros de altura en las costas de Oaxaca, y rachas de 80 a 100 km/h y oleaje de 4 a 6 metros de altura en costas de Guerrero y Chiapas.

«Se pronostica que el huracán toque tierra probablemente como categoría 3 entre Puerto Escondido y Huatulco, Oaxaca», detalló Alejandra Méndez, coordinadora general del SMN en una videoconferencia.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos, prevé que el impacto ocurra entre la tarde y la noche de este lunes, para experimentar luego un «debilitamiento rápido» sobre el territorio del sureste mañana martes.

‘Pamela’ tocó tierra este miércoles en Sinaloa ocasionando fuertes lluvias como huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), que depende de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

«Esta mañana, el centro del huracán Pamela tocó tierra en las inmediaciones del municipio de San Ignacio, en Sinaloa», detalló el organismo.

De acuerdo al último reporte, ‘Pamela’ se degradó a tormenta tropical, y se ubica en tierra sobre Durango, aproximadamente a 140 kilómetros al nor-noreste de Mazatlán, Sinaloa, y a 145 km al oeste-noroeste de Durango, Durango, con vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora (km/h) y rachas de 150 km/h y desplazamiento hacia el noreste a 37 km/h.

Las bandas nubosas de Pamela, en interacción con el Frente Frío Número 4, ocasionan lluvias puntuales intensas en Coahuila, Durango, Nayarit y Sinaloa; muy fuertes en Nuevo León y el occidente de Zacatecas, y fuertes en el sur de Chihuahua y Jalisco, indicó el SMN.

Las lluvias ocasionadas por ‘Pamela’ podrían ocasionar deslaves, aumento en los niveles de ríos y arroyos e inundaciones en zonas bajas.

Por ello, el SMN pidió a la población extremar precauciones y atender las recomendaciones emitidas por las autoridades de Protección Civil, en cada región.

‘Pamela’, que se formó durante el pasado fin de semana, ha tenido una evolución algo inusual, pues apenas ayer se debilitó de huracán a tormenta tropical, pero se fortaleció de nuevo en las últimas horas hasta tocar tierra. Según el pronóstico del Meteorológico, el ciclón se debilitará paulatinamente a lo largo del día mientras recorre parte del país dejando fuertes lluvias.

El impacto económico de los desastres en México aumentó un 202% anual en 2020, al alcanzar los 31,862 millones de pesos, reveló este martes el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

Los fenómenos afectaron a 858 mil 735 personas, dejaron 398 muertes y dañaron casi 256,000 viviendas, más de 600 escuelas y 32 hospitales, indicó el Cenapred en el informe «Impacto socioeconómico de los principales desastres ocurridos en México».

El incremento de los daños ocurrió pese a una disminución anual de casi 27% en el número de incidentes, con 435 eventos cuantificados.

«Los daños y pérdidas estimados en 2020 incrementaron de manera considerable con respecto a 2019, el año 2020 se encuentra en el octavo escaño entre los años con el valor más alto de daños y pérdidas. Los daños y pérdidas en relación con el PIB del país se situaron en 0.14 %», indicó el reporte.

El Cenapred destacó que los fenómenos hidrometeorológicos, como huracanes y tormentas, fueron los más dañinos, al concentrar casi el 99% de los daños económicos y cerca del 98% de la población afectada.

Después siguieron los fenómenos geológicos, como los sismos, y al final los químicos, socioorganizativos y sanitarios.

«2020 fue un año complicado, sobre todo en materia de lluvias e inundaciones, dejando ver que aún hay demasiada infraestructura expuesta que puede ser objeto de afectaciones cuando se presentan fenómenos que generan desastres como en Tabasco y Chiapas», reconoció Cenapred.

El centro, que es un órgano desconcentrado de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), también contabilizó 83 declaratorias de emergencia y 46 de desastre, que en conjunto aumentaron un 43.3% anual.

El estado con más declaratorias fue Oaxaca, que concentró casi una cuarta parte del total, seguido de Chiapas y Veracruz.

El Cenapred reportó que el evento que «dejó más desastres» fue la inundación de Tabasco entre octubre y noviembre, cuando hubo daños por 13,580 millones de pesos.

Y pese a las cifra reveladas por el Cenapred, recordemos que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) decidió desaparecer en julio pasado el Fondo de Desastres Naturales (Fonden), que permitía asignar recursos de emergencia a zonas afectadas.

Además, el Cenapred señaló que en 2020 solo hubo 200 millones de pesos para el Fondo para la Prevención de Desastres Naturales (Fopreden), una disminución de 43% respecto a lo asignado en 2018, antes del gobierno de López Obrador.

El ciclón Pamela se convirtió este martes en huracán de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson mientras se aproxima a las costas de Sinaloa, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En su reporte más reciente, el SMN indicó que el centro del huracán de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, se localiza al suroeste de Sinaloa.

Por la mañana, se localizó a 295 kilómetros al sur-sureste de Cabo San Lucas, Baja California Sur, y a 405 km al suroeste de Mazatlán, Sinaloa, con vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora, rachas de 155 km/h y desplazamiento hacia el norte a 20 km/h

‘Pamela’ ocasionará lluvias puntuales intensas en Baja California Sur y Sinaloa; muy fuertes en el suroeste de Chihuahua, Durango, Jalisco, Nayarit y el sur de Sonora, así como fuertes en localidades de Colima. Además, se estiman vientos con rachas de 80 a 100 km/h y oleaje de 3 a 5 metros de altura en las costas de Baja California Sur, Nayarit y Sinaloa, y viento con rachas de 60 a 70 km/h y oleaje de 3 a 5 m de altura en las costas de Jalisco

El organismo advirtió que ‘Pamela’ podría ocasionar deslaves, incremento en los niveles de ríos y arroyos, y desbordamientos e inundaciones en zonas bajas, por lo que se exhortó a la población a atender los avisos y a seguir las indicaciones de las autoridades estatales, municipales y de Protección Civil.

A la navegación marítima en las inmediaciones del sistema los llamó a extremar precauciones por vientos y oleaje frente a las costas.

Según el pronóstico del Meteorológico, ‘Pamela’ se fortalecerá a huracán categoría 2 y tocará tierra en Sinaloa mañana, degradándose posteriormente sobre el territorio mientras ocasiona fuertes lluvias en el país.

Este año en el océano Pacífico se han formado los ciclones Andrés, Blanca, Carlos, Dolores, Enrique, Felicia, Guillermo, Hilda, Ignacio, Jimena, Kevin, Linda, Marty, Nora, Olaf y Pamela. Dolores tocó tierra a mediados de junio y dejó tres muertos por tormentas eléctricas.

A mediados de agosto, las lluvias generadas por Grace, creado en el Atlántico, que tocó tierra en el Golfo de México, provocaron la muerte de al menos once personas, ocho en el estado de Veracruz y tres en Puebla, además de severas inundaciones y daños. El ciclón había impactado días antes en la península de Yucatán, donde también dejó inundaciones y fallos eléctricos, aunque sin víctimas mortales.

En tanto que Nora, que tocó tierra el 28 de agosto, causó un muerto en el estado de Jalisco y siete desaparecidos, seis de ellos pescadores del estado de Guerrero.

Al menos dos muertos y daños materiales provocó este lunes una fuerte lluvia que dejó severas inundaciones en el municipio de Ecatepec, en el Estado de México, y que afectó a otros municipios colindantes como Coacalco.

La coordinación de Protección Civil del municipio indicó que un hombre de 73 perdió la vida luego de haber sido arrastrado por la corriente.

La segunda víctima sería una mujer de 39 años de edad quien, de acuerdo con los vecinos caminaba bajo la lluvia en una calle con pendiente y por la intensidad de la lluvia y la presión del agua pluvial, la mujer cayó al piso y fue arrastrada por varios metros.

Algunos reportes, hasta ahora no confirmados, hablan de una tercera víctima moral; una joven de 17 años quien habría perdido la vida  causa de una descarga eléctrica generado por un rayo de la tormenta.

Además, la intensa lluvia registrada durante la tarde-noche de ayer, provocó afectaciones en 19 colonias, calles y avenidas principales de Ecatepec.

Según estimaciones de las autoridades, que implementaron un plan de emergencia, los afectados serían más de 100,000 personas debido a una tormenta que duró cerca de dos horas.

La acumulación de agua en un corto tiempo provocó grandes y potentes corrientes de agua que arrastraron decenas de vehículos que se encontraban estacionados, además del desbordamiento de un canal de aguas negras.

«Las intensas lluvias de esta tarde provocaron inundaciones y afectaciones en vialidades de Ecatepec. La Policía realiza trabajos de auxilio a la ciudadanía», apuntó en Twitter la Secretaría de Seguridad del Estado de México.

Y es que, debido a las afectaciones provocadas, decenas de personas quedaron varadas, pero fueron rescatadas.

Ante las inundaciones y fuertes corrientes, autoridades del Estado de México llamaron a la población a no salir de sus hogares. Según cifras oficiales, en Ecatepec, residen 1.6 millones de personas.

Los reportes ciudadanos en redes sociales dieron cuenta de la magnitud de la tormenta que provocó inundaciones en zonas populares como San Cristóbal Centro, Tulpetlac, San Pedro Xalostoc donde el agua arrastró vehículos e inundo hogares y negocios.

Otro de los estados que se vio fuertemente afectado por las lluvias fue Hidalgo. Se reportó el desbordamiento del río Tula, que provocó severas inundaciones en al menos nueve colonias de la zona Tula-Tepeji. Debido a que decenas de personas quedaron atrapadas, elementos del Ejército aplicaron el plan DNIII.

Además, en otros poblados también se registraron desbordamientos de aguas.

Se informó que el gobernador Omar Fayad instruyó la movilización de unidades de emergencia, seguridad pública y protección civil hacia la región de Tula-Tepeji, para atender a las familias que se vieron afectadas.

Además, autoridades estatales informaron que establecieron comunicación con la Conagua en Hidalgo para aperturar las compuertas de las presas Requena y Endhó, que rebasaron su capacidad, y así ayuden a drenar el excedente de líquido y evitar así la crecida de los cuerpos de agua que han causado el desbordamiento del Río Tula y el Río Rosas.

También se habilitaron refugios temporales para atender a la población que por recomendación de las autoridades, dejaron sus viviendas ante el peligro de afectación.

La tormenta tropical Ida provocó la noche de ayer inundaciones repentinas en la región de Nueva York, con saldo oficial de al menos a 13 muertos, obligando a declarar el estado de emergencia.

La policía señaló que nueve personas murieron en la ciudad de Nueva York, mientras que cuatro perdieron la vida en Elizabeth, en Nueva Jersey.

Sin embargo, medios locales informaron que al menos 22 personas perdieron la vida en la región de Nueva York, 14 de ellos en Nueva Jersey.

Con estos 13 fallecidos, confirmadas por fuentes policiales, se elevan a 20 las víctimas mortales tras el ingreso de Ida el domingo pasado como huracán categoría 4 en Luisiana.

El presidente Joe Biden planea viajar este viernes a Luisiana, donde Ida provocó severas inundaciones y tornados, destruyendo muchos edificios y dejando sin electricidad a más de un millón de hogares.

Las calles neoyorquinas se convirtieron en ríos en algunas partes de la capital comercial y cultural de Estados Unidos. Las estaciones de metro también estaban inundadas, por lo que debió interrumpirse el servicio, según la Autoridad Metropolitana de Transporte.

Y es que el Servicio Meteorológico de Estados Unidos (NWS) registró un récord histórico de 80 mm de lluvia en una hora en Central Park. Las inundaciones bloquearon las principales vías de tránsito en varios distritos, incluidos Manhattan, el Bronx y Queens.

La nueva gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, declaró el estado de emergencia tras «importantes» inundaciones en todos los condados limítrofes con la ciudad, que podrían afectar a unos 20 millones de personas.

Bill de Blasio, el alcalde saliente de la ciudad de Nueva York, deploró en un tuit un «acontecimiento meteorológico histórico» y declaró también el «estado de emergencia».

Cientos de vuelos fueron cancelados en los aeropuertos neoyorquinos de Newark, LaGuardia y JFK. Un vídeo mostraba a una terminal inundada en Newark.

Según el NWS, se trata del primer estado de emergencia por inundaciones repentinas que se declara en la historia de la megalópolis, golpeada en octubre de 2012 por el huracán Sandy.

El gobernador del vecino estado de Nueva Jersey, Phil Murphy, declaró también el estado de emergencia debido a las lluvias torrenciales que dejaron un muerto.

Foto: Twitter @UnequalScenes

El gobierno federal hizo un llamado a la población a que esté «muy pendiente» del próximo reingreso del huracán Grace, que recién salió de la península de Yucatán y que en las próximas horas llegará a Veracruz.

«Solicitamos a toda la población que esté muy pendiente. Sigan las recomendaciones de Protección Civil y se resguarden en sus domicilios», dijo la coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez, durante la rueda de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Grace salió sobre las 19:00 horas de ayer de la península de Yucatán, donde se degradó a tormenta tropical y dejó daños menores, pero en las últimas horas se fortaleció de nuevo a huracán categoría 1 en el Golfo de México y se dirige hacia las costas de Veracruz.

«Es importante que estemos muy al pendiente. Habrá fuertes lluvias en Veracruz y Puebla. Asimismo, presencia de lluvias en Tamaulipas, San Luis Potosí, Hidalgo, Tlaxcala y Chiapas para hoy», advirtió Velázquez.

Además adelantó que mañana habrá «fuertes lluvias en el centro del país, muy en particular en Ciudad de México».

Grace entró a las 04:45 horas de ayer a la península de Yucatán, donde provocó afectaciones en suministros de los estados de Quintana Roo, Yucatán y Campeche, pero no dejó heridos ni víctimas mortales.

«Informar, y es muy importante, que hubo saldo blanco, sin fallecidos ni heridos por el paso del huracán Grace en Campeche, Quintana Roo y Yucatán», expresó la coordinadora de Protección Civil.

De acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en esos tres estados sufrieron cortes de luz 697,000 usuarios, de los cuales el 63% han sido restablecidos y el resto se espera que vuelvan a la normalidad durante este viernes.

Ante la llegada del huracán a la península de Yucatán por el municipio de Tulum, el gobierno federal desplegó en la zona 2,300 militares y 1,100 marinos.

Este año se han formado hasta la fecha ocho tormentas tropicales en el Atlántico y de ellas solo Elsa y Grace han sido por ahora huracán.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) pronosticó en mayo pasado la formación de entre 14 y 20 sistemas con nombre en el océano Pacífico para esta temporada, mientras que para el Atlántico previó de 15 a 19 fenómenos meteorológicos.

El Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México (OCAVM) de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó este martes que el almacenamiento promedio de los tres principales embalses del Sistema Cutzamala (El Bosque, Valle de Bravo y Villa Victoria) se ubica en 40.7%, cifra menor al promedio histórico para esa fecha.

El Sistema Cutzamala abastece a una parte de la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), donde se ha alertado en las ultimas semanas de una grave sequía.

Durante la sesión semanal del Comité Nacional de Grandes Presas, Víctor Bourguett Ortiz, titular del OCAVM detalló que el almacenamiento de la presa El Bosque se ubica en 34.3%, con 69.3 millones de metros cúbicos (Mm3); Valle de Bravo en 49.6%, con 195.6 Mm3, y Villa Victoria en 28.7%, con 53.3 Mm3.

Además, se subrayó que el promedio de entrega de agua en bloque a la ZMVM esta semana fue de 14.59 metros cúbicos por segundo (m3/s).

“Estamos 22.9% por abajo del promedio del histórico a la misma fecha que, por lo general es de 63.6%, seguimos bajos; sin embargo, si se tiene una muy ligera mejora ya que la semana pasada teníamos un 23.7 ya con la lluvia en la zona mejoró un poco”, precisó el funcionario.

En tanto, la Subdirección General Técnica de la Conagua reportó que, hasta el 10 de mayo, ninguno de los 210 principales embalses del país está al 100% de su llenado; 26 se encuentran entre 75% y 100% (con un total en conjunto de mil 799.04 Mm3); 47, entre 50% y 75% (con 22 mil 427.52 Mm3), y 26 tienen menos del 50% (con 6 mil 910.48 Mm3).

En total, en las 210 presas prioritarias del país se cuenta con un almacenamiento de 58 mil 578.91 Mm3.

Al respecto, el Sistema Meteorológico Nacional (SMN) dio a conocer del 1 de enero al 9 de mayo de 2021 se ha registrado 23.3% menos lluvia que la habitual para este periodo, en tanto que del 1 de octubre de 2020 al 9 de mayo de 2021 el déficit de lluvia fue de 14.1%, comparado con los datos históricos para ese lapso.

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum alertó a la ciudadanía de una temporada de sequía grave en la zona Centro del país, particularmente en la cuenca del Cutzamala y del Valle de México, por lo que hizo un llamado a que ahora más que nunca se cuide el agua y se evite su desperdicio.

“El 2020 fue uno de los años con menos lluvia, eso significa que las presas del Sistema Cutzamala que suministran una parte muy importante al Valle de México hoy tienen menor cantidad de agua que han tenido en años anteriores (…) y también el inicio de 2021 ha sido un año muy seco. Así que es un llamado especial a que cuidemos el agua, siempre hay que hacerlo, pero ahora más que nunca; no es tiempo de regar jardines, no es tiempo, bajo ninguna circunstancia, de utilizar agua de más”, dijo la mandataria a través de un video compartido en sus redes sociales.

En su mensaje, Sheinbaum Pardo indicó que el 2020 fue uno de los años con menos precipitaciones pluviales registradas en las últimas tres décadas, lo que ha ocasionado que las presas del Sistema Cutzamala que suministran de agua al Valle de México tengan menos cantidad de agua.

Como ejemplo dijo que en 2018 se registraron el doble de lluvias acumuladas de lo que hubo en 2020 e incluso en lo que va de este año.

Sheinbaum Pardo aprovechó para informar sobre las acciones que ha implementado su administración para garantizar el acceso al derecho al agua de la población.

Adelantó que este mes iniciará la construcción de un Nuevo Sistema de Potabilización de la Presa Madín que suministrará de líquido a la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), el cual se desarrollará en conjunto con el gobierno del Estado de México.

Añadió que en conjunto con la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y el Estado de México, se trabaja en diversos estudios para contar con otras fuentes de abastecimiento que permitan garantizar el servicio a la población diariamente.

De visita por Tabasco, y ante las afectaciones que dejaron las lluvias en el estado, el secretario de Bienestar, Javier May Rodríguez, aseguró que los apoyos del gobierno federal para los damnificados por las se entregan de inmediato y directo a la gente, lo cual demuestra que el Fonden no es necesario.

Ante la polémica por su desaparición, el secretario recordó que con el Fondo de Desastres Naturales (Fonden) lo que había era mucha fuga de dinero, desvíos millonarios de recursos, se lucraba con la desgracia de la gente, había corrupción y hasta uso político electoral.

“Aquí en Tabasco vimos cómo a pesar de la necesidad de la gente hubo políticos que guardaron los recursos del Fonden en bodegas y los sacaban después, para promocionar sus candidaturas, hasta los costales de arena eran usados con fines políticos”, aseveró durante recorridos por localidades tabasqueñas afectadas por los recientes frentes fríos.

Sostuvo que la desaparición del Fonden no significa que ya no existan recursos para atender emergencias, como algunos sectores han dicho para confundir a la gente.

El funcionario indicó que ahora los apoyos económicos van de manera directa a los afectados para que empiecen a recuperar lo que perdieron, además que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) aplica el Plan DN-III-E e instaló cocinas comunitarias para que nadie de los damnificados se quede sin comer.

Por su parte el gobernador Adán Augusto López informó que tras la emergencia que Tabasco vivió por las inundaciones dejadas por el paso del frente frío número 4, hoy se retomaron de manera normal las clases a distancia.

En cuanto al apoyo destinado a los afectados por las lluvias, el Gobernador afirmó que el proceso de integración del censo de damnificados aún no ha concluido, por lo que este lunes seguirá el levantamiento respectivo.

Anticipó que, a las 30 mil acciones de mejoramiento de vivienda anunciadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) para apoyar a las familias damnificadas, se sumarán entre 35 mil o 40 mil apoyos más para la recuperación de enseres domésticos.

“Estamos hablando de que serán poco más de 70 mil beneficiarios”, añadió el gobernador.

El paso del huracán ‘Delta’, categoría 2, por Quintana Roo no ha dejado víctimas mortales ni heridos, según el saldo preliminar dado a conocer este miércoles por el gobernador Carlos Joaquín González.

‘Delta’ entró como huracán categoría 2 por el norte de la isla de Cozumel a las 5:45 horas, con vientos de hasta 160 kilómetros por hora.

«No, ningún herido, no tenemos ningún reporte de alguna muerte, el saldo es blanco hasta este momento luego de que todos los municipios han reportado esta situación», afirmó el mandatario estatal en una conferencia telefónica.

Dijo que la Fiscalía estatal reportó la misma situación, de saldo blanco, aunque dijo que ahora se procederá a las labores de limpieza, fundamentales para retomar actividades como el retiro de cientos de arboles que fueron derribados por los vientos.

Joaquín González informó que saldrá a hacer algunos recorridos por varios municipios de la zona norte, en especial Cancún, Playa del Carmen, Puerto Morelos, Cozumel e Islas Mujeres, y posteriormente evaluará la posibilidad de anunciar un regreso este mismo día a las actividades.

Precisó que se está trabajando en la reanudación del servicio de energía eléctrica, para lo cual la Comisión Federal de Electricidad (CFE) inició actividades de inspección de la infraestructura eléctrica. La CFE apuntó que el arribo del huracán ocasionó afectaciones a al menos 266,000 usuarios en la región.

También expuso que las asociaciones hoteleras le reportaron que no tienen grandes daños y los establecimientos ya están trabajando en labores de limpieza y arreglos de desperfectos para que los turistas evacuados regresen tan pronto como sea posible.

El gobernador indicó que las labores de limpieza y reapertura de calles e infraestructuras durará entre uno y dos días, e instó a la población a buscar el «equilibrio» entre salud y recuperación económica.

Por la mañana, autoridades de la Secretaría de Marina informó que se evacuó a 39,290 personas y se desplegó a más de 10,000 autoridades civiles y militares en la península de Yucatán.

En Yucatán, se activó alerta roja en 61 municipios, debido al paso de ‘Delta’, pues el ciclón se localiza en aguas del Golfo de México a 45 kilómetros al noroeste de Dzilam y a 110 kilómetros al noroeste de Progreso.

Tras su paso por Quintana Roo, ‘Delta’ ingreso a Yucatán a las 08:30 horas por Tizimin.

El gobernador Mauricio Vila informó que 7 mil 116 personas de comunidades costeras del estado se mantienen en refugios temporales que se habilitaron en la entidad. Informó que al menos 7 mil 800 usuarios se han quedado sin energía eléctrica debido a los vientos que ocasiona el huracán.

El gobierno federal llamó este martes a la población y a los gobiernos locales a prepararse para enfrentar diferentes fenómenos meteorológicos, frío intenso en 19 entidades y lluvias en 13, en los próximos días.

Los fenómenos que se prevé ocurran son: lluvias, rachas de viento y descargas eléctricas en el noreste, oriente, centro, sur y sureste del país.

El primero será un evento de rachas de vientos helados en el litoral del Golfo de México, el Istmo y el Golfo de Tehuantepec y la Península de Yucatán; además de temperaturas mínimas por debajo de 5 grados Celsius y posibilidad de heladas en el norte, centro y oriente del país, debido al Frente Frío Número 4, clasificado como intenso. Adicional, una zona de inestabilidad que tiene el 50 % de probabilidades de convertirse en ciclón durante los próximos días.

El coordinador general del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Jorge Zavala, expuso que, para este martes, se pronostican lluvias torrenciales con puntuales extraordinarias en Chiapas, Tabasco y Veracruz e intensas con puntuales torrenciales en Oaxaca.

Además de muy fuertes con puntuales intensas en Campeche, Guerrero y Puebla; fuertes con puntuales muy fuertes en Michoacán, Quintana Roo y Yucatán, así como intervalos de chubascos con lluvias puntuales fuertes en Colima, Estado de México, Hidalgo, Jalisco, Morelos y Tlaxcala.

Informó que esta tarde se formó la Tormenta Tropical «MARIE» ubicada al sur de la Península de Baja California, su amplia circulación, favorece abundante entrada de humedad hacia los estados del occidente de México, originando lluvias fuertes en Jalisco, Colima y Michoacán, e intervalos de chubascos en Nayarit.

El funcionario dijo que se estiman temperaturas mínimas de 0 a 5 grados Celsius y posibles heladas en zonas altas de Aguascalientes, Chihuahua, Coahuila, Durango, Estado de México, Guanajuato, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tamaulipas, Tlaxcala, Zacatecas y Veracruz.

Señaló que «esos efectos se mantendrán en los próximos días» y adelantó que se estima que el viernes el Frente Frío Número 5 ingrese en el norte de México, lo cual provocará, durante el fin de semana, más lluvias en el sureste de México y la permanencia del evento de Norte en el suroeste del Golfo de México.

La directora de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Blanca Jiménez, señaló que las lluvias pronosticadas «podrían generar un incremento en los caudales de ríos y arroyos, así como inundaciones en las zonas bajas de los estados mencionados, con posibilidad de deslizamientos de terreno y afectaciones en caminos y tramos carreteros».

El huracán Sally se acerca este martes a la costa de Estados Unidos en el Golfo de México, amenazando con inundaciones súbitas mortales a los estados Alabama y Misisipi.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) dijo que Sally se degradó a categoría 1 y que avanza con vientos máximos sostenidos de 140 kilómetros por hora.

«Es posible que Sally produzca inundaciones repentinas potencialmente mortales hasta el miércoles», advirtió el NHC con sede en Miami. Se prevé que el huracán toque tierra este martes por la noche o el miércoles de madrugada.

El presidente Donald Trump comparó, en declaraciones a la cadena Fox, a Sally con el huracán Laura, que azotó Texas y Luisiana, así como el Caribe, hace apenas unas semanas.

«Este es más pequeño pero es un poco más directo, pero tenemos todo bajo control», señaló. «Lo estamos vigilando muy rigurosamente». También dijo en Twitter que «mi equipo y yo estamos monitoreando al extremadamente peligroso huracán Sally».

Tate Reeves, gobernador de Misisipi, detalló que se espera que el huracán Sally toque tierra alrededor de Biloxi la madrugada del miércoles.

«Las proyecciones de marejadas ciclónicas continúan siendo preocupantes, con marejadas costeras de entre 1.5 a 2,4 metros», escribió Reeves. Se dijo preocupado por la cantidad de lluvia, detallando que algunas áreas podrían recibir hasta 50 centímetros.

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, cuyo estado aún no se recupera del azote de Laura, que impactó como huracán categoría 4, pidió a los residentes estar preparados. «Sean inteligentes y manténganse a salvo», tuiteó.

Pero el NHC pronostica que Sally hará un giro hacia el norte, alejándose del sureste de Luisiana, para tocar tierra a lo largo de la costa sur de los vecinos Misisipi y Alabama.

Ha habido tantas tormentas tropicales en el Atlántico este año que la Organización Meteorológica Mundial de la ONU, que las nombra, está a punto de quedarse sin nombres por segunda vez en la historia.

La última vez fue en 2005, el año en que el huracán Katrina devastó Nueva Orleans.

Sally, que se formó al sur de Florida, donde produjo intensas lluvias durante el fin de semana, es uno de los cinco ciclones actualmente activos en el Atlántico, un fenómeno que solo se registró una vez antes, en septiembre de 1971, según los meteorólogos.

Los otros son el huracán Paulette, las tormentas tropicales Teddy y Vicky y la depresión tropical Rene. Paulette azotó la isla de Bermudas el lunes con vientos de categoría 2 y fuertes lluvias, según el NHC. El centro espera asimismo que Teddy se convirtiera en huracán el martes.