Tag

periodistas

Browsing

Los asesinatos de periodistas en el país son «un problema de Estado», reconoció este martes la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en el marco del Día Internacional para Poner Fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas.

«En México, por sus características y magnitud, se trata de un verdadero problema de Estado», advirtió el organismo en un posicionamiento.

La CNDH condenó los recientes homicidios del periodista Fredy López, asesinado a tiros la semana pasada a las puertas de su casa en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, y del fotorreportero Alfredo Cardoso, secuestrado en su domicilio de Acapulco, Guerrero, quien fue torturado y asesinado.

Desde París, la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, también se sumó a la condena contra estos dos ataques y “pidió a las autoridades mexicanas que investiguen estos crímenes y lleven a los responsable ante la justicia.

Según Reporteros Sin Fronteras, México encabezó en 2020 la lista mundial de periodistas asesinados, con ocho crímenes, seguido de Afganistán e Irak, con seis, mientras que en lo que va de 2021, al menos siete periodistas mexicanos han muerto por ejercer su labor.

«De acuerdo con datos disponibles por esta Comisión Nacional, la mayor parte de los asesinatos contra periodistas son cometidos precisamente por el ejercicio de su profesión, e involucran al crimen organizado y a autoridades locales», expuso la CNDH.

La organización Artículo 19 ha contabilizado en el primer semestre de este año 362 agresiones contra la prensa, en su mayoría intimidaciones y amenazas. Sin referirse a estas cifras, la CNDH reconoció que las agresiones contra la prensa no se limitan a homicidios.

«También tenemos los desplazamientos que la propia violencia o las amenazas generan, que no solo limitan el ejercicio periodístico, sino que afectan la estabilidad de sus familias», expresó.

Asociaciones internacionales han catalogado a México como uno de los países más peligrosos del mundo que no están en guerra para ejercer el periodismo. El 98% de las agresiones quedan impunes, según Artículo 19.

Aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador ha recibido críticas de organizaciones internacionales por estigmatizar a la prensa, el gobierno prometió este martes «acabar con la impunidad» de los crímenes contra la prensa.

«En el Día Internacional para Poner Fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas, el Gobierno de México trabaja para defender la libertad de expresión y proteger a los comunicadores», tuiteó Jesús Ramírez, coordinador de Comunicación Social de la Presidencia.

Finalmente, la CNDH urgió al Estado mexicano, a organismos civiles y sociedad en general, a construir mecanismos eficaces para atacar el problema de fondo, prevenir las agresiones, así como avanzar en la investigación y castigo de los delitos.

Foto: Twitter @article19mex 

El Nobel de la Paz reconoció este viernes por primera vez la libertad de expresión e información con un premio a dos periodistas, la filipina Maria Ressa y el ruso Dmitri Muratov.

Ressa y Muratov fueron premiados «por sus esfuerzos para defender la libertad de expresión, condición previa para la democracia y la paz duradera», señaló el Comité del Nobel, que elogió su lucha y advirtió de las crecientes circunstancias adversas que afrentan la democracia y la libertad de prensa en el mundo.

El premio refleja Jla necesidad de un periodismo «libre, independiente y basado en hechos» que sirva para proteger derechos fundamentales contra el abuso de poder, las mentiras y la propaganda de guerra.

«La libertad de expresión es la mejor defensa de una sociedad contra la guerra y los conflictos. No hay democracia sin libertad de expresión», afirmó en rueda de prensa la presidenta del comité, Berit Reiss-Andersen, quien resaltó que el premio no va a resolver los problemas de la libertad de expresión, pero se mostró esperanzada de que dirija el foco a la importancia del periodismo y lo peligroso que es ejercer ese derecho.

Los galardonados figuraban desde hace años en la lista de aspirantes al Nobel, aunque si bien las apuestas señalaban a un premio a la libertad de prensa, aparecían como candidatos mejor situados organizaciones como Reporteros sin Fronteras (RSF) y el Comité para la protección de periodistas (CPJ).

El Nobel de la Paz es el único que se otorga y entrega fuera de Suecia, en Oslo, por deseo expreso del creador de los premios, el magnate sueco Alfred Nobel (1833-1896), ya que en su época Noruega formaba parte del Reino de Suecia.

En tanto, el Instituto Internacional de la Prensa (IPI), una red mundial de editores y propietarios de medios de comunicación, celebró este viernes la concesión del Premio Nobel de la Paz 2021 a la periodista filipina María Resma y el ruso Dmitri Muratov.

En un comunicado, el IPI destacó la labor «fundamental» de ambos para garantizar la «prosperidad de la humanidad».

«Maria Ressa y Dmitri Muratov son ejemplos de esta profesión. Son, además, historias en sí mismas de las luchas a las que se enfrentan los periodistas cada día», dijo la presidenta del consejo ejecutivo del IPI, Khadija Patel.

El Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas protege actualmente a 1,506 personas, un 88% más que al inicio de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) a fines de 2018.

De ellos, 495 son periodistas (136 mujeres y 359 hombres) y 1,011 defensores de derechos humanos (543 mujeres y 468 hombres) en un universo estimado de 203,700 periodistas y 39,000 organizaciones de la sociedad civil, según informó este martes la Secretaría de Gobernación (SEGOB).

Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración detalló junto a Enrique Irazoque, titular de la Unidad para la Defensa de los Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, los datos actualizados y el funcionamiento de dicho mecanismo.

El 54% de los periodistas incorporados al mecanismo se concentra en seis estados: Ciudad de México (76), Guerrero (56), Tamaulipas (46), Quintana Roo (41), Sonora (26) y Veracruz (26). El 57% (583) de los defensores de derechos humanos, se concentran en seis estados: Ciudad de México (126), Oaxaca (123), Chiapas (93), Michoacán (92), Jalisco (79) y el Estado de México (70).

Detallaron que entre 2017 y la fecha, fueron asesinados siete periodistas y dos defensores de derechos humanos que estaban incorporados al mecanismo. A nivel nacional, de diciembre de 2018 a septiembre de 2021 se registraron 47 homicidios a periodistas y 94 a defensores.

Los funcionarios explicaron la ruta a seguir para implementar mejoras en el mecanismo. En primer lugar, buscarán la «modificación del marco normativo en la materia» así como «un sistema nacional de prevención y protección para personas defensoras de derechos humanos y periodistas que establezca con claridad la corresponsabilidad y competencias de las instituciones del Estado mexicano en esta materia».

También se enfocarán en impulsar en las fiscalías el seguimiento de las investigaciones de los casos de agresiones contra periodistas y defensores, y garantizar las sentencias por parte de la autoridad judicial. Por último, y de manera inmediata, firmarán convenios de colaboración con los gobiernos de los estados para generar prevención contra agresiones y amenazas y establecerán protocolos estrictos de seguridad que deben atender los beneficiarios.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) propuso esta mañana establecer una «tómbola» entre los periodistas que asisten a las conferencias matutinas en Palacio Nacional, para decidir quién podrá preguntar y así evitar molestias.

«Pues si quieren pongan aquí una ánfora, si les parece mejor», dijo el mandatario al ser cuestionado sobre su criterio para dar la palabra a quienes acuden a sus ruedas de prensa matutinas.

Y agregó: «Resuélvanlo, porque lo mejor es una tómbola y solo se deja un lugar, uno, por si viene una persona del extranjero, una cuestión grave, se le da un lugar. Esa sería una forma buena, porque a mí también me meten en líos porque me levantan la mano» y no sé a quién darle la palabra, argumentó.

Aclaró que él no tiene ningún problema en recibir preguntas de todos los reporteros que acuden a las mañaneras, pues insistió, «no tengo problema porque no tengo nada que ocultar».

Asimismo, dejó en claro que no tiene preferencias por ningún medio de comunicación en específico o por algún representante en particular. «Saben que no hay preferencias para nadie, ahora que tienen cubrebocas ni les veo bien la cara», justificó.

Recordemos que desde el pasado 3 de diciembre de 2018, el presidente ofrece una conferencia de prensa que sigue la misma dinámica: señala al reportero que preguntará, lo que ha provocado que algunos de los asistentes critiquen en reiteradas ocasiones que les niega la palabra.

El tema salió este jueves pues uno de los reportero le reclamó que le parecía injusto que diera la palabra hasta tres veces en una misma semana a un mismo reportero y a otros les negara la posibilidad de hacer preguntas o lo hiciera solo esporádicamente.

La noche de ayer arribó a nuestro país un nuevo grupo de ciudadanos afganos, el cuarto en en la última semana, mientras las autoridades anunciaron la llegada de más refugiados que huyen de Afganistán luego de que el país quedara bajo el control de los talibanes.

El grupo, conformado por 175 periodistas independientes, activistas y trabajadores de medios sociales junto con sus familias, incluyendo 75 menores de edad, aterrizó en el Aeropuerto Internacional Ciudad de México (AICM) en un vuelo de Egypt Air procedente de Egipto.

«Con esto, México sigue honrando su tradición de asilo, refugio y protección humanitaria a las personas que vienen huyendo de guerras y que ven su vida amenazada», dijo Jennifer Feller, directora general de planeación y política, en un video compartido en redes sociales por la Secretaría de Relaciones Exteriores.

México ha recibido en los últimos días a otros grupos de periodistas y trabajadores de medios de comunicación, entre ellos del The New York Times y The Wall Street Journal, así como a cinco jóvenes afganas integrantes del equipo femenil de robótica.

Recordemos que los talibanes tomaron el control de Afganistán a mediados de agosto, fijaron ayer martes 31 de agosto como plazo para que se completara la salida de extranjeros del país e instaron a los afganos a quedarse en la nación.

Estados Unidos completó desde el lunes el retiro de sus fuerzas del país, tras un caótico desalojo de miles de estadounidenses y aliados afganos que cerró la intervención de Washington después de 20 años de conflicto.

En el primer semestre de 2021 se registraron 362 agresiones contra la prensa en nuestro país, «lo que equivale a un periodista agredido cada 12 horas», indicó la organización Artículo 19.

Al presentar su informe del 1° semestre del año sobre la libertad de expresión en México, la organización detalló que los estados con más agresiones hacia la prensa durante este periodo fueron la Ciudad de México, con 64 agresiones; Tamaulipas y Quintana Roo, con 23 cada una; Puebla, con 22; Guerrero, con 21, y Baja California, con 19.

Entre las principales agresiones documentadas estuvieron las intimidaciones y hostigamientos, en segundo lugar las amenazas, y después le siguieron los ataques físicos y el uso ilegítimo del poder público.

Además, los principales agresores de los comunicadores son los agentes del Estado: funcionarios públicos, fuerzas de seguridad y elementos de las Fuerzas Armadas, que cometieron el 37.33% de los casos documentados en el periodo.

En tanto, el proceso electoral que culminó fue la principal cobertura de riesgo, pues, según registró el organismo, integrantes de partidos políticos atacaron a la prensa en 56 ocasiones.

En el informe también se destacó un incremento en las agresiones a periodistas por internet, espacio en el que ocurren 1 de cada 3 ataques. Estas agresiones, precisó, incluyen campañas de desprestigio y comunicaciones intimidatorias, hasta ataques cibernéticos e intentos de acceso a sus cuentas.

«Periodistas y medios viven un constante embate de amedrentamiento ante el cual las autoridades siguen sin tener preparación o respuesta», denunció Artículo 19.

La organización también documentó 120 agresiones contra mujeres periodistas en el primer semestre de este año. De estas, al menos 35 tuvieron un componente de género o connotación sexual aunque en su mayoría fueron intimidaciones y hostigamientos (49 casos), principalmente a través de campañas de desprestigio y comunicaciones intimidatorias.

Otro dato que reveló el informe de Artículo 19 es que en los primeros seis meses de este año tres periodistas fueron asesinados en posible vínculo con su labor: Benjamín Morales Hernández, asesinado el 3 de mayo en Sonora; Gustavo Sánchez Cabrera, acribillado el 17 de junio en Oaxaca, y Saúl Tijerina Rentería asesinado el 22 de junio en Coahuila.

A estos se suman los crímenes de Ricardo López Dominguez, el 22 de julio, en Guaymas Sonora, y el de Jacinto Romero Flores, perpetrado el 19 de agosto en Ixtaczoquitlán, Veracruz.

«Con ello, son 22 periodistas los que han sido asesinados durante el mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador», destacó la organización.

Artículo 19 señaló que estas cifras indican que «en este tercer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la violencia contra la prensa sigue sin mostrar alguna señal de revertirse».

Al lanzar una crítica al Estado por seguir sin cumplir con sus obligaciones en materia de derechos humanos, libertad de expresión y acceso a la información, lo urgió a la toma de acciones coordinadas entre las distintas entidades y niveles de gobierno con el fin de proteger a la prensa en México.

Foto: Twitter @article19mex

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) admitió este viernes que el mecanismo de protección a periodistas, a cargo de la Secretaría de Gobernación, «no es lo más eficaz» que se podría hacer para garantizar la seguridad de los comunicadores, por lo que ordenó a su responsable, el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, su revisión.

«Que se haga una revisión del mecanismo de protección a periodistas. Es algo que ya venía y lo hemos continuado y a lo mejor no es lo más eficaz y hay que revisarlo», contestó el presidente al ser cuestionado sobre el asesinato de un periodista en Veracruz.

El periodista Jacinto Romero Flores fue asesinado a tiros la tarde ayer, mientras circulaba a bordo de su vehículo, en zonas serranas del oriental estado de Veracruz disputadas por el crimen organizado.

«Es muy lamentable estos asesinatos de periodistas. Decirles a todos los comunicadores que cuentan con nuestro apoyo, nuestro respaldo y que no aceptamos autoritarismos de nadie, tampoco de la delincuencia organizada», añadió el mandatario.

Así, López Obrador instruyó a Encinas que se revise «a fondo» el mecanismo de protección y advirtió que «si se cometen delitos se va a buscar por todos los medios que no haya impunidad».

Adicional, la semana pasada, hombres armados presuntamente del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) amenazaron a través de un video a la periodista y presentadora Azucena Uresti por su cobertura sobre las autodefensas de Michoacán.

Según Artículo 19, un total de 141 periodistas han sido asesinados desde 2000 a la fecha en posible relación con su labor. De estos, 21 se produjeron durante el gobierno de López Obrador.

Pero, según la Secretaría de Gobernación, la cifra sería todavía mayor, pues al menos 43 periodistas han sido asesinados durante la actual administración.

El presidente también habló sobre el caso de Jorge Eduardo Ravelo, quien fue presuntamente violado y asesinado por policías locales de Mérida, capital de Yucatán. Denunció que el joven fue «ultrajado» y lo calificó de «crimen de odio» y aseguró que algo así «no se va a permitir».

Foto: Especial / Twitter

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) expresó esta mañana su «solidaridad» y garantizó protección a la periodista Azucena Uresti tras las amenazas recibidas de parte del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

«Quiero expresar mi solidaridad con la periodista Azucena Uresti por la amenaza que recibió de una de las organizaciones de la delincuencia. Quiero decirle que cuenta con nosotros y desde que me enteré di instrucciones para que se le atendiera y ya se estableció comunicación con ella», expresó el mandatario en su conferencia de prensa matutina.

Agregó que el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas, ya la atendió y se estableció un mecanismo de protección.

«Repruebo completamente estas amenazas. No admitimos que se actúe de esa forma. Vamos a proteger a Azucena y vamos a proteger a todos los mexicanos, es nuestra responsabilidad», para que no sean «intimidados ni amenazados por nadie», enfatizó López Obrador.

El presidente dijo que el gobierno está combatiendo «en los hechos» la corrupción y la impunidad, por lo que ya no hay «protección» para ningún grupo delictivo.

Finalizó su mensaje asegurando que «vamos a estar junto a ella, apoyándola, protegiéndola. No está sola».

Y es que comunicadores, activistas y organizaciones exigieron este lunes al gobierno federal actuar ante las amenazas que presuntamente envió el CJNG a la periodistas y a diversos medios de comunicación.

Desde anoche, comenzó a circular en redes sociales un desplegado firmado por 19 medios de comunicación, entre ellos El Universal, Proceso, TV Azteca, Televisa, Imagen, Milenio, El Heraldo y Animal Político, en el que se rechazan las amenazas por parte de grupos criminales.

«Los grupos que lanzan esta amenaza saben que pueden hacerlo por la impunidad que gozan quienes durante décadas han intimidado a periodistas y medios», se lee en el desplegado. Exigieron a las autoridades salvaguardar la integridad física de todos los periodistas que se han visto amenazados.

Adicional, exhortaron a echar a andar los mecanismos de protección, para garantizar la protección de cada uno de los profesionales.

«Esperamos del gobierno federal un pronunciamiento condenando los hechos y la garantía de que quieres se expresan con tanta soltura en redes sociales sean aprehendidos y llevados a juicio», añadieron los medios firmantes.

Al menos 68 defensores de derechos humanos y 43 periodistas han sido asesinados durante el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), confirmó la Secretaría de Gobernación (Segob).

El informe de la Segob llega luego de que ayer el periódico Reforma reportara que desde diciembre de 2018, cuando AMLO asumió, se ha asesinado al menos a 56 activistas.

La nota de Reforma citó datos de la organización Frontline Defenders, la cual contabilizó 24 defensores de derechos humanos asesinados en 2019, además de otros 20 en 2020 y los 12 citados por la CNDH en 2021.

La Secretaría informó además que el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas cuenta con 1,478 personas beneficiarias en la mayoría de las 32 entidades federativas. Puntualizó que solo seis entidades cuentan con organismos locales de protección en esta materia: Ciudad de México, Veracruz, Colima, Guanajuato, Guerrero y Puebla.

En un comunicado, Gobernación dijo que «según cifras que se han generado desde el propio mecanismo, desde diciembre de 2018 a la fecha, se han asesinado a 43 periodistas y 68 personas defensoras de derechos humanos, de los cuales 7 periodistas y 2 personas defensoras eran beneficiarios del mecanismo de protección».

La dependencia recordó que el mecanismo es una garantía de protección a derechos humanos erigida dentro del Estado mexicano para salvaguardar la vida, integridad, libertad y seguridad, de quienes ejercen el periodismo, la defensa de los derechos humanos y la libertad de expresión.

Además, dijo que un elemento que visibiliza la crisis de derechos humanos es el nivel de riesgo que sufren periodistas y personas defensoras de derechos humanos al realizar su labor a lo largo y ancho del país.

También señaló que de diciembre de 2018 a la fecha se ha incrementado el número de personas beneficiarias en más del 80% y se ha fortalecido.

Precisó que en 2019 y 2020 se destinaron al mecanismo 783 millones de pesos, mientras que en este año se aprobó un presupuesto de 227.6 millones de pesos y se solicitó una ampliación de 189 millones de pesos, lo cual daría un presupuesto total para 2021, de 416.6 millones de pesos.

Cuestionado sobre el tema, el presidente López Obrador lamentó los fallecimientos y dijo que se lucha para que esto no suceda, aunque calificó de «propaganda» lo publicado por el diario, a quien considera adversario de su gobierno.

El mandatario señaló que su gobierno está haciendo su trabajo «y tu periódico (al referirse al reportero de Reforma) es un boletín del conservadurismo en México (…) Todos los días, como nunca, se dedica a atacarnos», indicó AMLO, y aseguró que muchas de las notas de dicho diario «son inventadas».

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) negó esta mañana que su gobierno esté espiando a periodistas, columnistas y defensores de derechos humanos críticos de su gobierno, como han venido señalando diversos líderes de opinión, y que hoy publica en primera plana El Universal.

«No tiene ningún sentido estar pensando en que los vamos a espiar, es falso. No tiene sentido (investigar) porque es falso, totalmente, es que este periódico se dedica a difamar, es el hampa del periodismo», manifestó el mandatario en conferencia de prensa.

El presidente exhibió la primera plana del diario, donde se denuncia el presunto espionaje de áreas de seguridad civil y militar para «presionar, amedrentar e intimidar».

El artículo, que cita a activistas como Jan-Albert Hootsen, representante del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) en México, quien señala espionaje en contra de columnistas de alto perfil, como Carlos Loret de Mola, Héctor de Mauleón, Mario Maldonado y Raymundo Riva Palacio.

«¿Para qué los vamos a espiar, de veras? Si son predecibles. Primero, nosotros tenemos principios, tenemos ideales, no somos como ellos, ni como sus jefes», añadió López Obrador.

La polémica ocurre mientras México se ha consolidado como el país más peligroso para el periodismo del hemisferio occidental, según el CPJ, con 19 asesinatos de periodistas en relación a su profesión contabilizados por Artículo 19 desde el inicio del sexenio de López Obrador en 2018.

Y es que tan solo en la última semana han sido asesinados tres periodistas: Gustavo Sánchez Cabrera en Oaxaca, Felipe Enrique García en Estado de México, y Saúl Tijerina Rentería en Coahuila.

Sin embargo, el presidente rechazó tener relación con la violencia pese a recibir críticas de organizaciones internacionales por sus ataques y estigmatización de la prensa.

«Sí, pues el presidente (es) malísimo, populista, comunista, autoritario, mesías, que persigue periodistas, que limita la libertad de expresión, que censura, algo nunca visto en México y que además ya no les da dinero a los periodistas», manifestó con sarcasmo.

La controversia también sucede ante la aprobación del nuevo Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, con el que el gobierno federal obligará a los usuarios a compartir sus datos biométricos, como la huella digital y el iris, para acceder a un celular.

La nota de El Universal señala que la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) ordenó espiar a periodistas que criticaron este padrón.

«No vamos a espiar a nadie, nunca lo hemos hecho, y segundo, qué sentido tiene, qué caso tiene, si ya sabemos que están en contra de nosotros. ¿Les digo algo? Con toda franqueza, no leo una columna de estos señores porque no hace falta», insistió López Obrador.

Sostuvo que si se presentan pruebas que demuestren las acciones de espionaje, se despediría de inmediato a los funcionarios que estén detrás.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) pidió este martes a la Secretaría de Gobernación (Segob) que «brinde protección» a la directora de la agencia estatal de noticias Notimex, Sanjuana Martínez.

«La CDNH hace un llamado al Mecanismo de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, para que reconsidere brindar a Sanjuana Martínez Montemayor, de manera inmediata, las medidas preventivas necesarias y de protección», indicó el organismo en un comunicado.

La directora de Notimex, que se encuentra paralizada desde junio de 2020 por una huelga, está señalada por el informe del Departamento de Estado de Estados Unidos de ordenar a periodistas «eliminar o no publicar contenido sobre ciertas instituciones gubernamentales y funcionarios».

El texto de Washington también cita que «el 12 de mayo (de 2020), Artículo 19 e ITESO, una Universidad Jesuita en Guadalajara (Jalisco), publicó un reporte sobre ataques contra periodistas orquestados por Sanjuana Martínez, directora de Notimex».

La CNDH replicó los argumentos de Martínez al afirmar que, por aplicar la «austeridad republicana» del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien la nombró en 2019, la funcionaria «padeció montajes mediáticos y la emisión de información sesgada y falsa en su contra» por parte del sindicato (SutNotimex).

El organismo también cuestionó a Artículo 19 por negarse a defenderla por ser «periodista de Gobierno» y criticó las presuntas agresiones de Aristegui Noticias, portal de la comunicadora Carmen Aristegui.

Por ello, Martínez informó a la CNDH el 30 de abril que pidió medidas al Mecanismo para la Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, que depende de la Segob.

«Ella sí ha sido atacada y difamada en medios y su familia amenazada en dichas redes. Todo ello fraguado por extrabajadores de Notimex, en su mayoría, que fueron despedidos y posteriormente apoyados por personal directivo de Artículo 19», señala la CNDH en su posicionamiento.

Pese a las acusaciones en su contra, tanto en México como en Estados Unidos, además de la huelga que lleva cerca de un año, el presidente López Obrador ha defendido en reiteradas ocasiones a la funcionaria, a quien calificó la semana pasada como «una periodista honesta y una mujer íntegra».

A finales de marzo, el mandatario criticó a Estados Unidos por mencionar a Martínez en su reporte de derechos humanos y a Artículo 19 por «pertenecer al movimiento conservador».

Sin tomar en cuenta las denuncias de los inconformes, la CNDH dijo que la huelga «ha privado a la población mexicana de un medio de comunicación del Estado, en detrimento del equilibrio y la pluralidad informativa que debe existir en una democracia, pudiendo vulnerar el derecho a la información de la población».

La organización Human Rights Watch (HRW)cuestionó el llamado a brindar protección de la CNDH a Sanjuana Martínez, que afirmó, usa trolls para hostigar a periodistas independientes. «La CNDH solidariza con los abusadores, no con las víctimas. Difícil imaginar algo más ridículo!».

El consejero jurídico del gobierno federal, Julio Scherer Ibarra, desató una polémica esta mañana luego de que en una entrevista con Aristegui Noticias asegurara que para que el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no se metiera en problemas debido a la veda electoral, debía «tapársele la boca» a los reporteros que asisten a las mañaneras.

«El presidente digamos tiene un problema; hay que taparle la boca también a los reporteros, y decirles ‘oigan, por favor, no pregunten eso», dijo el colaborador del gobierno federal a la periodista Carmen Aristegui.

Scherer Ibarra añadió durante la entrevista que son los reporteros quienes al formular sus preguntas ponen en riesgo al presidente de ser amonestado por el Instituto Nacional Electoral (INE).

Y es que recordemos que la semana pasada, el INE apercibió al presidente para que dejara de desacatar lo ordenado previamente sobre promover los logros de su gobierno durante sus conferencias matutinas, así como hablar del estado o avance de los programas sociales.

Se le recordó al presidente que de acuerdo al artículo 41, durante el tiempo que comprendan las campañas electorales federales y locales y hasta la conclusión de la respectiva jornada comicial, se debe suspender la difusión en los medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental.

En su resolución inicial, el INE le ordenó al presidente que «durante las campañas electorales y hasta el día de la Jornada Electoral a celebrarse el seis de junio del dos mil veintiuno, se abstenga de difundir logros de gobierno, incluyendo programas sociales y las personas beneficiarias,, obra pública, e incluso emitir cualquier tipo de información que pueda incidir en las preferencias electorales de la ciudadanía, incluso cuando responda a las preguntas que le son formuladas en las conferencias de prensa».

El INE indicó que en caso de que el presidente volviera a incurrir en una falta similar, podría ser amonestado con sanciones como multas o hasta con un arresto de 36 horas.

Ante las criticas que recibió en redes sociales, donde llegó a ser trending topic, el consejero jurídico de Presidencia aprovechó su cuenta de Twitter para asegurar que la expresión que utilizó no fue con la intención de promover la censura a la prensa.

«Lamento que una frase coloquial que expresé esta mañana, se confunda con un llamado a la censura. Nada más alejado de mis convicciones que eso», escribió.

Scherer Ibarra reiteró su respeto «incondicional» a los periodistas y ofreció una disculpa por sus declaraciones.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) salió en defensa de su colaboradora Sanjuana Martínez, directora de Notimex, quien fue señalada por el gobierno de Estado Unidos de ordenar atacar en redes sociales a diversos periodistas.

El mandatario criticó al gobierno de Estados Unidos por el informe que presentó el Departamento de Estado, y en el que se exhiben diversos casos de violaciones a los derechos humanos en nuestro país.

«¿Por qué el Gobierno de Estados Unidos opina sobre cuestiones que solo competen a los mexicanos? ¿Por qué se lanzan en contra de Sanjuana, que ya la volvieron famosa?», cuestionó AMLO.

Sobre Sanjuana, a quien él nombró para encabezar Notimex, que lleva más de un año en huelga, ante la falta de acuerdos con la Dirección sobre la revisión al Contrato Colectivo de Trabajo (CCT), y por diversas violaciones al contrato colectivo de trabajo, principalmente despidos que la nueva directora instruyó a su llegada.

AMLO dijo que es una mujer que tiene todo su respeto. «Es la directora de Notimex, una periodista consecuente, porque se enfrentó a grupos de intereses creados (…) es una mujer que tiene todo nuestro respeto, una buena periodista».

Al referirse a Artículo 19, el mandatario acusó que la organización está financiada por empresas extranjeras, incluso por el Departamento de Estado. «Está apoyado por el extranjero; pero además, toda la gente que tiene que ver con Artículo 19 pertenece al movimiento conservador que está en contra nuestra, te lo puedo probar, todo lo que les estoy diciendo».

Las declaraciones de López Obrador se dan luego de publicarse el informe anual de derechos humanos que realiza el Departamento de Estado de Estados Unidos, que en esta ocasión corresponde al último año del Gobierno de Donald Trump, y en el que se señala a la directora de Notimex de ordenar a periodistas «eliminar o no publicar contenido sobre ciertas instituciones gubernamentales y funcionarios», además de que ordenar ataques a periodistas de renombre, que criticaban su nombramiento en la agencia de noticias.

La periodista utilizó sus redes sociales para asegurar que el reporte de Washington se basa en mentiras «para golpear al actual Gobierno».

Acusó que el informe solo incluye un párrafo de ocho líneas que se basa en «las mentiras de Artículo 19 difundidas por Aristegui en mayo del año pasado, mismas que ya desmentí».

Incluso dijo que si la fuente del Departo de Estado, era Artículo19 y Aristegui Noticias, era obvio que la información era «refrito de mentiras, del refrito del refrito, y así hasta la ignominia». En tono irónico dijo desconocer que el Departamento de Estado tenía como fuente las fakenews.

El reporte de Washington también documentó que periodistas que hacen preguntas difíciles al presidente durante sus conferencias de prensa matutinas reciben ataques vía Twitter.

Este documento no es el primero que denuncia la estigmatización contra periodistas críticos con el Gobierno de López Obrador. La retórica del presidente contribuye a la violencia contra los periodistas, advirtió la Coalición Internacional de Organizaciones de la Sociedad Civil sobre seguridad de los periodistas (ISCO SOJ Coalition) en un reporte en 2019.

Sobre la situación de Notimex, López Obrador ha descartado «despedir» a Martínez al opinar que «se puede con el diálogo» resolver la huelga que comenzó el 21 de febrero de 2020.

A pesar de afirmar que apoyó, y se alegró de que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ganara la elección presidencial en 2018, la escritora Elena Poniatowska lamentó que el presidente haya dividido a los mexicanos.

«Es un error del presidente de la República, muy lamentable haber dividido entre fifís o chairos (…) yo misma soy fifí, no nací en México, nací en París, mi apellido es de Polonia… soy una de las fifiís que lo siguió y que quiso y deseó que él llegara a la Presidencia».

Sobre lo que ha dicho el propio López Obrador, de ser el presidente más atacado desde Francisco I. Madero, la escritora indicó que eso se debe a que él se expone al hablar todos los días en las mañaneras.

Al respecto, dijo que es un exceso llevar a cabo todos los días las conferencias matutinas. Calificó el ejercicio como algo innecesario y que a la larga podría resultar contraproducente.

«Se repite lo mismo… llega un momento de hartazgo y de cansancio. Por lo tanto ojala disminuyan las mañaneras», dijo Poniatowska en entrevista con el periodista Edmundo Cáceres para el portal Índice Político.

Añadió que es necesario darle a las mañaneras un sentido, y quizá replantearlas y hacerlas una vez por semana, y así no tener a todos los mexicanos al borde de la irritación o de la preocupación.

Incluso dijo que las mañaneras se han convertido en un elemento de equivocaciones, «una comedia de equivocaciones» que no le hace falta al país.

Poniatowska reconoce que López Obrador no le hace caso a nadie, como sucedía antes de que llegara al poder. Apunta a que ahora es sumamente difícil acercársele, verlo y hablar con el presidente.

 

México registra este año 19 homicidios de periodistas, la cifra más alta en la última década, según datos oficiales divulgados este miércoles por el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas, quien presentó un informe sobre los asesinatos a periodistas.

México es uno de los países situados entre los mas peligrosos del planeta para ejercer la profesión, pues se ha registrado un repunte en los últimos tres años de hasta 54 comunicadores asesinados.

Encinas detalló que desde 2010 los periodistas mexicanos han padecido «una década de enorme violencia», con un total de 138 homicidios, un problema que se ha intensificado en fechas recientes.

«En los últimos tres años (los homicidios de periodistas) han tenido un repunte significativo y reconocer que este año es lamentablemente el año en que se han cometido el mayor número de homicidios en la última década, alcanzando la cifra de 19», sostuvo el funcionario.

Desde el inicio del gobierno de la Cuarta Transformación, hace casi dos años, ha habido 38 asesinatos, el 13% de ellos con mujeres como víctimas. Del total, dos se registraron en el mes de diciembre de 2018, 17 en 2019 y 19 en el 2020.

Encinas detalló que la mayor parte de los homicidios se localizan fundamentalmente en cinco entidades del país: en Veracruz, Oaxaca, Guerrero, Tamaulipas y Chihuahua, que concentran más del 51% de los homicidios cometidos contra periodistas en esta década.

La violencia ha alcanzado incluso a comunicadores incorporados al Mecanismo de Protección de Defensores de Derechos Humanos y Periodistas, con seis homicidios de reporteros amparados desde 2017.

Además, en los últimos cinco años se han registrado 1,052 agresiones contra periodistas, que van desde golpes, lesiones y amenazas hasta ataques contra sus oficinas.

Más del 40% han sido atribuidas a servidores públicos, a los que también se vincula con el 9% de las muertes desde diciembre de 2018. El espacio donde se da fundamentalmente la violencias es, lamentablemente, en el ámbito municipal y con servidores públicos en dicho ámbito de gobierno.

Entre los motivos que explican esta problemática sobresale la impunidad. «Solamente el 5% de los 38 homicidios cometidos en esta administración tiene sentencia», reconoció Alejandro Encinas.

El Tribunal Federal de Justicia Administrativa suspendió este martes la sanción que el gobierno federal había impuesto a la revista Nexos, por supuestamente incurrir en el uso de «información falsa».

El tribunal otorgó medidas cautelares a Nexos para protegerla de una multa de casi 1 millón de pesos, y de la inhabilitación con la que el gobierno le impedía participar en contratos públicos por dos años.

«La suspensión de las sanciones habilita nuevamente a Nexos, Sociedad, Ciencia y Literatura para celebrar contratos con dependencias que utilizan recursos federales. Se suspende también, provisionalmente, la multa», informó la revista a través de un comunicado.

Adicional, la Secretaría de la Función Pública debe retirar a Nexos de su portal de proveedores inhabilitados.

Recordemos que la sanción que impuso la Secretaría de la Función Pública (SFP) se trató de un procedimiento administrativo iniciado en 2018 contra la revista fundada en 1978, cuyo director es el periodista, novelista e historiador Héctor Aguilar Camín, crítico del presidente López Obrador.

La SFP acusó al medio de proporcionar información falsa para lograr un contrato por adjudicación directa en la campaña institucional del Instituto Mexicano para el Seguro Social (IMSS) para promover la salud pública del país llamada «Chécate-mídete-muévete».

Y aunque la dependencia detalló la investigación, la sanción despertó la preocupación de diversos sectores, especialmente la de los analistas e intelectuales, quienes se refirieron a dicha acción como una represalia a las críticas hacia el gobierno.

Ante el falló de hoy, miembros del comité editorial de Nexos celebraron la decisión del Tribunal como una muestra de la independencia judicial.  «Afortunadamente todavía hay instituciones en el Estado mexicano dispuestas a frenar los abusos del gobierno», comentó el periodista Leo Zuckermann.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y otras organizaciones internacionales han calificado la sanción impuesta a Nexos como otro de los intentos del presidente López Obrador de estigmatizar la prensa en uno de los países más peligrosos para el periodismo.

Al menos nueve comunicadores mexicanos han sido asesinados este año, según el recuento más reciente de la SIP.