Tag

redes

Browsing

Al referirse a las declaraciones que hiciera en recientes días el escritor Mario Vargas Llosa, asegurando que buscaría reelegirse, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reaccionó y dijo que sus dichos son porque no lo conoce, además de que no puede seguir inventando cosas.

«Yo tengo convicciones, tengo principios. Yo voy a estar aquí nada más el tiempo de mandato, y eso si la gente lo decide en la revocación del mandato, que va a llevarse a cabo a finales de marzo, pero yo termino mi periodo», insistió el mandatario.

Reiteró que a finales de septiembre de 2024, se retira por completo, donde además de que no aceptará invitaciones de ningún tipo, y no participará en ningún acto público, incluso cancelaría sus redes sociales como Facebook y Twitter. Además dijo, cuidará no ser captado en fotografías, pues se dedicará a descansar y no a cuidar su apariencia. 

«Con los árboles, con los pájaros, escribiendo, y eso no para publicar cada año, no, voy a publicar, saliendo, a los tres años, para no tener nada que ver.  Vamos a entregar buenas cuentas, tenemos buenos relevos generacionales, muchos, la verdad», añadió el mandatario.

En ese sentido, dijo que en el movimiento de transformación que encabeza, hay perfiles que pueden continuar con dicho proceso, todos ellos, responsables, sensatos, inteligentes y honestos.

Ocupó el tema para señalar que ese es un problema que tiene sus oponentes, los conservadores; afirmó que ellos no tienen quien pueda hacer el relevo generacional, pues no hay nadie que quiera que lo identifiquen con esos partidos que representan.

El presidente del Senado brasileño, Rodrigo Pacheco, rechazó por inconstitucional el decreto firmado la semana pasada por el presidente Jair Bolsonaro mediante el cual prohibía a las redes sociales la «remoción arbitraria» de contenidos, con lo que dificultaba el combate a las fake news.

La medida también fue suspendida simultáneamente por la magistrada de la Corte Suprema de Justicia, Rosa Weber, en respuesta a un pedido del procurador general de la Nación.

La devolución del decreto ejecutivo al Palacio presidencial de Planalto fue anunciada por el máximo líder del Senado durante la sesión plenaria de este martes.

El decreto, que tenía 60 días para ser analizado en el Congreso, fue rechazado por la Cámara alta tan solo una semana después de que fuera firmado por el líder ultraderechista para garantizar la «libertad de expresión en las redes sociales».

Con la decisión, la medida perdió la vigencia inmediata que le otorgaba su publicación en el Diario Oficial y que, para este caso, solo duró ocho días.

El decreto ejecutivo buscaba acabar con las remociones «arbitrarias» de contenidos y perfiles de las redes sociales, hechos de los que ha sido objeto hasta el mismo Bolsonaro, que ya ha tenido publicaciones retiradas de internet por contener falsedades, principalmente en aquellas relacionadas con la pandemia.

El decreto pretendía que retirar contenidos de las redes sociales solo se diera bajo «justa causa» y que los usuarios afectados pudieran ejercer una «amplia defensa» antes de que cualquier decisión fuera tomada.

Según el Gobierno, la remoción de contenidos decidida solo por las empresas de las redes sociales perjudica «el debate público de ideas y el ejercicio de la ciudadanía», por lo que se configuraba en «una violación en masa de derechos y garantías fundamentales».

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha declarado oficialmente a la COVID-19 como una «infección endémica», es decir, una enfermedad que no desaparecerá.

Y es que a través de un supuesto boletín con el logo de la OMS, diversas publicaciones en redes sociales aseguran que la autoridad sanitaria global proclamó a la COVID-19 una «infección endémica», término usado, según múltiples glosarios epidemiológicos, para enfermedades que han logrado una «presencia constante o prevalencia» en una población.

«Hoy después de varios meses de lucha contra el virus COVID-19, la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha declarado el virus como una infección Endémica, dándonos a entender, que será parte de nuestro día a día (como el catarro común, VIH y muchas)», asegura el documento que circula, atribuido a la Organización.

«Estamos ante una selección natural, como bien mencionaban nuestros antepasados Darwin y Wallace. Tristemente, quien no se adapte morirá. Los más fuentes sobrevivirán, perderemos amigos, familiares y tendemos que afrontar la situación», añade la imagen.

Lo cierto es que la OMS aún no ha tomado ninguna decisión sobre declarar oficialmente a la COVID-19 como una enfermedad endémica, ni hay contempladas olas de contagios más masivas por esa razón. De hecho, investigaciones científicas prevén que el coronavirus pierda fuerza si llega a ser endémico.

Al respecto, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), filial en América de la OMS, negó a través de un correo electrónico la veracidad de esa supuesta noticia y la calificó de «información falsa».

«La OMS no declaró que la COVID-19 sea una infección endémica», señaló la OPS a la agencia EFE.

Una investigación publicada el pasado 11 de agosto por la revista Science Advances halló que en los próximos años el SARS-CoV-2 sí puede hacerse endémico en la población mundial, aunque podría comportarse como otros coronavirus del resfriado común y no ser grave.

Según datos de un modelo numérico de un equipo estadounidense-noruego liderado por Ottar Bjornstad de la Universidad de Pensilvania, una vez la COVID-19 logre ese estado se estima que afecte, sobre todo, a niños pequeños que aún no han sido vacunados o expuestos al virus.

Dado que la gravedad del coronavirus es generalmente menor entre los niños, se espera que la carga global de esta enfermedad disminuya, según los investigadores.

El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este miércoles que interpondrá una demanda colectiva contra Facebook, Google y Twitter y sus consejeros delegados para hacerlos «rendir cuentas» por lo que considera un ataque a su «libertad de expresión».

En una rueda de prensa, Trump dijo que buscará probar la ilegalidad del veto de sus cuentas de redes sociales, pero también defender la Primera Enmienda de la Constitución y que las «Big Tech» dejen de «silenciar», y de poner en una lista negra a diversos estadounidenses.

Recordemos que las cuentas de Trump en Facebook y Twitter permanecen suspendidas tras el asalto de simpatizantes del magnate al Capitolio el pasado 6 de enero, algo que ha calificado desde entonces de «censura» y «abuso».

El exmandatario iniciará en el estado de Florida la demanda, apoyada por el America First Policy Institute, que agrupa a políticos de su línea ideológica y exmiembros de su gabinete, y dijo que en su equipo legal contará con abogados que han defendido a empresas tabaqueras.

«El caso probará que esto es ilegal, inconstitucional y completamente antiestadounidense», dijo Trump, quien señaló que buscará la «restitución» y compensación por los daños «punitivos» por parte de los gigantes de las redes sociales, a quienes tachó de «agentes del gobierno».

«Vamos a hacer rendir cuentas a las ‘Big Tech’ y será la primera de numerosas demandas. Vamos a ser líderes y cambiar el país. Será una batalla crucial en defensa de la Primera Enmienda y estoy seguro de que obtendremos la victoria para Estados Unidos, para la libertad y la libertad de expresión», dijo.

El magnate invitó a unirse a la demanda a personas contrarias a su ideología, incluidos demócratas, bajo el argumento de que las grandes tecnológicas se han aliado con el gobierno para decidir qué es desinformación, y que dentro de unos años podrían ser ellos las víctimas.

En su intervención se rodeó de varias personas agraviadas por suspensiones de sus cuentas y de figuras como Pam Bondi, exfiscal del Distrito Sur de Florida, que forma parte del equipo litigador.

Bondi defendió que las redes sociales no deberían estar protegidas por la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones de 1996, creada para proteger a los niños de la explotación ‘online’, y que permite a las compañías tecnológicas moderar los contenidos en sus plataformas y, a la vez, las blinda ante consecuencias por el material publicado por usuarios.

El Partido Encuentro Solidario (PES) de México informó este jueves que denunciará a su coordinador de redes sociales (community manager), luego de que sus cuentas en Twitter y Facebook difundieran mensajes en favor del colectivo LGBT y el matrimonio igualitario, temas que no apoya el partido.

Los mensajes en apoyo a la comunidad LGBT comenzaron a aparecer desde la tarde de ayer en la cuenta de Twitter del PES, la mayoría acompañados de una bandera arcoíris.

Dichas publicaciones en pro del colectivo lésbico, gay, bisexual y transexual (LGBT) choca con la conservadora frase del 2 de junio publicada en la misma red social del PES: «Compromiso por la vida. Es un derecho fundamental, inalienable, e indescriptible y debe ser protegido desde el momento de la concepción hasta la muerte natural no inducida».

Durante horas, se publicaron en esta página y se retuitearon miles de veces mensajes en favor del colectivo LGBT o directamente chistosos, como «Estamos perdidas» o «Por las buenas soy buena, por las malas lo dudo». «Tendremos más ‘likes’ que votos, por un México para todas y todos».

Además, algunos mensajes apuntaron a que el partido debe «meses» de sueldo a los gestores de sus redes y aseguraron: «No es hackeo, es justicia».

En un comunicado, el PES rechazó que las cuentas oficiales de Twitter y Facebook fueran «secuestradas» presuntamente por falta de pago al community manager.

«Es rotundamente falso ya que todos los compromisos adquiridos fueron finiquitados en tiempo y forma», indicó el PES, que según los resultados electorales estaría próximo a perder su registro como partido nacional.

«Ante esta situación, el PES acudirá ante las instancias judiciales correspondientes para presentar las denuncias penales en contra de quien resulte responsable, así como de quien controla la administración de las redes sociales del PES», subrayó la dirigencia del partido.

La denuncia se presentará por «el daño moral que ha causado a nuestra institución, toda vez que se trata de un delito cibernético en el que presuntamente han participado».

Puntualizaron que en el Partido Encuentro Solidario (PES) siempre han tenido una «ideología propia, basada en un marco de respeto sin agredir a quienes piensen distinto a nosotros», asegurando que respetan los «postulados ideológicos» de todo el mundo.

Recordemos que para las elecciones de 2018, el PES (antes Partido Encuentro Social) se alió al Partido del Trabajo y con Morena, coalición que llevó al poder a Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Dicha coalición fue muy criticada por los valores conservadores del PES que chocaban, en un principio, con la ideología de izquierda de los otros dos partidos.

En las elecciones del pasado 6 de junio, el PES obtuvo menos del 3% de los votos, por lo que perderá su registro y no podrá contender en las presidenciales de 2024.

La Fiscalía General de la República (FGR) informó esta tarde que, a través de la Fiscalía Especializada en materia de Delitos Electorales (FISEL), recibió numerosas denuncias contra los influencers que difundieron mensajes a favor del Partido Verde durante la veda electoral.

En ese sentido, la Fiscalía Electoral confirmó que ha iniciado las investigaciones correspondientes de los mensajes difundidos, que remarcó, han sido ampliamente difundidos por los medios de comunicación y han tenido gran eco en las redes sociales.

Recordemos que  el pasado fin de semana, a unas cuantas horas de que iniciara la jornada electoral, el PVEM recurrió a la misma estrategia que en 2015, cuando contrató a diversas figuras públicas para que a través de sus redes sociales emitieran mensaje a favor del partido.

Aunque ninguno de los involucrados ha aceptado que sus posteos formaron parte de una campaña pagada por el partido, se ha señalado que el pago habría sido de mínimo 10 mil pesos, aunque la pago aumentó en relación al número de seguidores de cada cuenta.

Entre los influencers que compartieron este tipo de contenidos figuran: Paulina Hernández, Lambda García, Romina Marcos, Karla Díaz, Isabel Madow, Pau Vargas, Raúl Araiza, Sherlyn González, Gabriel Soto, Brandon Peniche, Nabile Guerra, Ana Claudia Cabrera, Paulina Hernández, AlexXxStrecci, entre otros.

Fue justo el domingo 6 de junio, día de la elección, que el Instituto Nacional Electoral (INE) ordenó al Partido Verde retirar de las redes sociales la campaña, pues dijo, existió una acción concertada o planeada con un fin específico: difundir y apoyar las propuestas políticas del Partido Verde.

Fue así que el INE determinó que el PVEM incumplió la veda electoral, que prohíbe hacer campaña durante el período de reflexión. Paralelamente ordenó a los influencers que «suspendieran de forma inmediata la difusión de los mensajes alusivos al PVEM» y se exigió a Facebook retirar las publicaciones denunciadas en un plazo máximo de tres horas.

A través de un comunicado publicado en sus redes sociales, el Partido Verde se refirió a los hechos como un «apoyo de simpatizantes», evitando responder a los señalamientos de que todo se trató de una campaña pagada desde el partido.

«Se hace una atenta invitación a nuestro simpatizantes y, en especial a nuestros seguidores en redes sociales, incluidos aquellos de Instagram, a evitar cualquier mensaje de apoyo al Partido Verde durante la Jornada Electoral», dijo la dirigencia del partido.

Después de la medida cautelar para suspender los mensajes, el INE informó que abrió una investigación en contra de 95 influencers, que difundieron dichos mensajes.

Hoy actualizó que tras iniciar la investigación, actualmente se encuentra en el proceso de integración del expediente,  que involucra al Partido y a las agencias de publicidad.  Así, serían dos las carpetas de inestigación que habría respecto al tema, la del INE y la de la FISEL.

El INE señaló que las partes involucradas serán citados para desahogar pruebas y alegatos, para que una vez que esté listo el expediente se remita a la sala regional especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación  (TEPJF) para su resolución.

Enfatizó que será el TEPJF quien determinará si existieron infracciones, y en su caso, impondrán las sanciones correspondientes.

Este martes fueron publicadas en el Diario Oficial de la Federación (DOF), las reformas a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, mejor conocida como Ley Olimpia.

Las reformas publicadas harán que a partir de hoy se considere delito de violación a la intimidad sexual el divulgar, compartir, distribuir o publicar imágenes, videos o audios de contenido íntimo sexual de una persona sin su consentimiento.

En los artículos que se añadieron se indica que la violencia digital es toda acción «dolosa realizada mediante el uso de tecnologías de la información y la comunicación», por la que se exponga, distribuya, difunda, exhiba, transmita, comercialice, oferte, intercambie o comparta imágenes, audios o videos reales o simulados de contenido íntimo sexual de una persona sin su consentimiento, sin su aprobación o sin su autorización y que le cause daño psicológico, emocional, en cualquier ámbito de su vida privada o en su imagen propia.

Se señala también que la violencia mediática es todo acto que a través de cualquier medio de comunicación promueva estereotipos sexistas, haga apología de la violencia contra las mujeres y las niñas, produzca o permita la producción y difusión de discurso de odio sexista, discriminación de género o desigualdad entre mujeres y hombres, que cause daño a las mujeres y niñas de tipo psicológico, sexual, físico, económico, patrimonial o feminicida.

Se precisa que en el caso de violencia digital o mediática, el Ministerio Público, jueza o juez, ordenarán de manera inmediata a las empresas de plataformas digitales, de medios de comunicación, redes sociales o páginas electrónicas, la interrupción, bloqueo, destrucción, o eliminación de las imágenes, audios o videos relacionados con la investigación.

Por su parte las plataformas digitales, medios de comunicación, redes sociales o páginas electrónicas darán aviso de forma inmediata al usuario que compartió el contenido, donde se establezca de forma clara y precisa que el contenido será inhabilitado por cumplimiento de una orden judicial.

La Ley Olimpia también establece un capítulo II denominado “Violación a la Intimidad Sexual”, donde se señala que este delito se cometerá cuando se divulga, comparta, distribuya o publique imágenes, videos o audios con contenido íntimo sexual de una persona mayor de edad sin su consentimiento, sin su aprobación o su autorización, al igual que cuando se videograbe, audiograbe o fotografíe, se imprima o se elabore imágenes, audios y videos con contenido íntimo sexual de una persona también sin su consentimiento.

Dichas conductas se sancionarán con una pena de tres a seis años de prisión y una multa de quinientas a mil Unidades de Medida y Actualización (UMAs).

Los cambios a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en materia de violencia digital y mediática entrarán en vigor este miércoles 2 de junio de 2021, y se añade que los Congresos de las entidades federativas contarán con un plazo de 180 días para realizar las adecuaciones legislativas que correspondan.

 

Foto: Twitter @OlimpiaCMujer

Instagram, la aplicación para compartir fotos de Facebook, está lanzando la opción para que sus usuarios oculten los recuentos de «me gusta» en las publicaciones y el cambio pronto se implementará en Facebook, tras años de pruebas enfocadas en disminuir la presión de usar sus servicios.

Los usuarios de Instagram podrán ocultar los recuentos de «me gusta» en todas las publicaciones de su cuenta y en sus propias publicaciones. Ambas opciones estarán disponibles en Facebook en «las próximas semanas», informó la red social en un blog publicado este miércoles.

El director de Instagram, Adam Mosseri, dijo que la meta es dar a las personas control sobre sus experiencias en la aplicación. Según indicó, las pruebas de la plataforma sobre la ocultación de recuentos similares no mostraron cambios particulares en el bienestar psicológico de los usuarios, pero polarizaron la opinión de los usuarios.

Los «me gusta», que tienen forma de corazón en Instagram y se indican con un pulgar hacia arriba en Facebook, se pueden usar para medir la popularidad de las publicaciones tanto a nivel personal para los usuarios como profesionalmente por parte de los creadores en redes sociales y empresas.

Recientemente, Instagram probó dando a un pequeño número de usuarios globales la opción de alternar entre mostrar recuentos similares y ocultarlos. En el blog, la compañía dijo que algunos usuarios lo encontraron beneficioso, mientras que a los usuarios les molestaba perder la métrica.

Mosseri dijo que no espera ver un cambio significativo en la participación de los usuarios con la nueva opción. Según indicó, los creadores de redes sociales, que generan contenido en el servicio para su gran número de seguidores, se mostraron divididos en sus reacciones, aunque algunos creadores menos establecidos sí indicaron su preocupación.

Instagram ha enfrentado críticas recientemente por sus planes de crear una versión de la aplicación para niños menores de 13 años. Fiscales generales de 44 estados de Estados Unidos pidieron Facebook que abandone el plan.

La configuración predeterminada será que los «me gusta» estén activados. Mosseri dijo que Instagram explorará la ocultación de los recuentos de «me gusta» de forma predeterminada para los usuarios menores de 18 años.

A lo largo de este miércoles, y luego de las declaraciones que emitió en su conferencia matutina, diversos líderes de opinión, activistas y artistas, han impulsado en redes sociales el hashtag #RompaElPacto, con el que piden al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) romper el pacto «patriarcal» con Félix Salgado Macedonio.

El hashtag se ha diversificado, y en la petición se ocupan etiquetas como #NingunAgresorEnElPoder o #NingunVioladorSeraGobernador, esto en referencia a las aspiraciones políticas del morenista en Guerrero, quien tiene múltiples acusaciones de abuso y acoso sexual en su contra.

Quienes se han movilizado en redes, que incluye a figuras que en algún momento apoyaron a López Obrador en su candidatura a la presidencia en 2018, le recuerdan al mandatario que es hora de acabar con el pacto de «señores que protegen y solapan a otros señores que violan, abusan y acosan».

Adicional, figuras como el periodista Julio Astillero calificaron como un «grave error» por parte del presidente, que insista en defender la candidatura de Salgado Macedonio, pues además de mostrarse como la «fuente real de esa candidatura, agravia la lucha feminista a la que no entiende ni respeta».

Recordemos que mujeres militantes y simpatizantes de Morena, en las que figuran diversas legisladoras del partido, se han pronunciado en contra de la candidatura de Salgado Macedonio.

Han exigido a la dirigencia nacional del partido, que encabeza Mario Delgado, ponerse del lado de la historia, del lado de las víctimas, del lado de las mujeres y de la justicia, y no permitir que un personaje con múltiples acusaciones de violencia sea candidato a ningún puesto de elección popular.

Y es que esta mañana,  aunque afirmó no querer comentar sobre el tema, el presidente López Obrador defendió la candidatura de Félix Salgado, al decir que había que tenerle confianza al pueblo, pues si la ciudadanía decidió mediante las encuestas quien debía ser el candidato, así debía ser.

Justificó que si alguien comete un delito, deben ser las instancias correspondientes quienes deben resolver si es que hay denuncias al respecto, y atribuyó todo a un tema de politiquería.

«Lo otro pues es el quítate tú porque quiero yo o la politiquería, y también los intereses, porque en todo esto siempre hay que preguntar: ¿Y de parte de quién? (…) Sí, que la justicia actúe y que se vea si existen elementos, pero también se conozca cuál es el contexto, porque estamos hablando de una elección», sostuvo el mandatario.

Incluso dijo que siempre hay acusaciones en la política, las cuales crecen cuando hay temporada electoral pues se presentan descalificaciones de todo tipo. Pidió cuidar que no se utilicen estos casos, como las acusaciones contra Salgado Macedonio, con propósitos políticos-electorales.

Dijo que los ataques vienen de personas dentro del propio movimiento (Morena) o de rivales, que no quieren que la transformación llegue a Guerrero. Y aunque reconoció que las acusaciones que recaen sobre Salgado Macedonio son «muy fuertes», dijo que no se puede hacer linchamientos políticos.

«Dejarle el asunto, si es político, al pueblo para no equivocarnos lo mejor es preguntar al pueblo, primero. Y, segundo, la autoridad, el ministerio público, los jueces, no la campaña mediática».

Foto: Twitter @MaxKaiser75

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, confirmó esta mañana que ha dado instrucciones a la Unidad de Normatividad de Medios, para que se realice un estudio sobre la posibilidad de regular a las empresas de redes sociales en México.

«Tenemos ya un equipo de colaboradores en la unidad de medios (…) para avanzar en la… cuando menos en algún tipo de reflexión y sobre todo analizar el contexto mundial sobre la regulación o no de estas redes sociales y qué países han avanzado, qué países tienen una regulación, hacer un estudio comparativo de diversos derechos, de un derecho comparativo para saber exactamente, un derecho comparado para saber exactamente cómo están siendo regulados en otros países y cómo podemos o no avanzar en algún tipo de regulación», contestó la funcionaria al ser consultada sobre la iniciativa que se espera presente el senador de Morena, Ricardo Monreal.

Sánchez Cordero explicó que siempre regular es importante, aunque indicó que lo primero es defender la libertad de expresión en todo y en todos los sentidos; sin embargo reconoció que también se deben defender los derechos de terceros y las afectaciones que pudiera tener la libertad de expresión respecto de los derechos de tercero.

Enfatizó que ningún derecho humano es absoluto, todos los derechos humanos tienen restricciones, y esas son cuando afectan a terceros o afectan la paz social.

Y es que reconocemos que el senador de Morena ha indicado que hechos recientes, como la decisión «humana y no automatizada» de bloquear las cuentas del expresidente Donald Trump, o la de eliminar cuentas identificadas como afines al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), han elevado el nivel de debate en torno al tema de la regulación de las plataformas.

Indicó que en el caso de nuestro país, la cancelación de cuentas de Twitter que apoyan al actual gobierno, pero no a aquellas que lanzan mensajes de odio al presidente, pone en entredicho la aplicación igualitaria de los términos y las condiciones de las empresas tecnológicas.

Monreal Ávila señaló que hoy existe consenso respecto a que cualquier algoritmo de automatización tiene un sesgo de entrada, que se origina en su diseño, y que además la automatización ha fallado en algunas ocasiones. Dijo que diversos casos han evidenciado la necesidad de ir más allá de la autorregulación.

Enfatizó que en momentos críticos, como lo sucedido en Estados Unidos, existe un componente humano que en el caso de las redes sociales decide qué censurar y qué no, algo que claramente puede ir en contra de la protección que los Estados tienen que brindar al derecho humano de la libertad de expresión.

El morenista dijo que el argumento en contra de regular públicamente las redes sociales es que se trata de empresas privadas cuyas personas usuarias aceptan los términos y condiciones, y por lo tanto las empresas tienen el derecho de actuar conforme a esos lineamientos. Sin embargo, explicó que el servicio que brindan las plataformas no solamente se otorga a través de infraestructura pública, sino que está comprobado que la falta de una regulación efectiva tiene consecuencias en el orden público, lo cual es enteramente competencia de los gobiernos.

«Cuando un Estado violenta el derecho a la libertad de expresión, existen mecanismos que permiten a la ciudadanía defenderse de tales abusos». También dijo que otro punto a revisar es cómo mejorar la transparencia de las empresas de las redes sociales.

En ese sentido, la titular de Segob indicó que desea conocer la iniciativa que presentará el senador Monreal, para que tras hacer un análisis, decida si la apoya o no.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se lanzó este miércoles en contra del director de Twitter en México, Hugo Rodríguez Nicola, a quien señaló de ser militante o simpatizante cercano a PAN.

Dijo que pese a dicha información, esperan que el directivo haga su trabajo de manera profesional, y que no promuevan la creación de granjas de ‘bots’, esto al hablar de la función de las redes sociales y cómo intentan espiar a su gobierno.

Tomando información de su perfil de LinkedIn, el cual es público y se encuentra en internet, expuso que Rodríguez Nicola trabajó de septiembre de 2004 a septiembre de 2005 en la Cámara de Senadores, siendo el asesor de «un senador famoso» del blanquiazul.

Dijo que entre sus funciones estuvieron el organizar actividades y eventos que promovieran las políticas y posiciones del partido internacionalmente. Preparar discursos e informes para legisladores del partido cuando tuvieran que abordar problemas internacionales en la ONU, relación México-Estados Unidos, Latinoamérica, migración, Tratado de Libre Comercio, etcétera.

Añadió que también se desempeñó como Director de Logística en el equipo de transición del presidente electo de México en 2006, es decir, con Felipe Calderón. Dijo que también fue director de relaciones interinstitucionales del Instituto Nacional de Migración (INM), de diciembre de 2006 a septiembre de 2007, también en la administración de Calderón.

«Entonces, no hay nada de qué avergonzarse, lo único es que sepamos quién es quién», dijo AMLO.

La red social no tardó en responder, y a través de su perfil (@TwitterMexico) respondió a los señalamientos del mandatario; dijo que ninguna persona en Twitter es responsable, por sí sola, de las políticas o acciones de cumplimiento, por lo que eran lamentables los comentarios dirigidos a sus empleados como responsables únicos de las decisiones o reglas de la empresa.

Recordó que los portavoces de Twitter no toman decisiones de cumplimiento, y no participan en el proceso de revisión de las mismas. «Esto ocurre en un proceso colegiado, basado en reglas y procesos, no en intereses particulares. La labor de nuestros voceros es únicamente compartir las decisiones con el público y responder preguntas».

La oficina en México de la plataforma dijo que se aseguran de tener equipos en cada región que cuenten con una trayectoria relevante y diversa para cumplir de forma objetiva con los requerimientos de cada puesto.

Reiteraron que seguirán siendo transparentes en torno a sus políticas, la evolución de las mismas y su aplicación, a la vez que cuidarán la seguridad de sus empleados.

El presidente Andrés Manuel López Obrador indicó esta mañana que en la próxima reunión del Grupo de los 20 (G-20), planteará a los miembros el tema de las redes sociales y la libertad de expresión, pues dijo que considera que no puede haber particulares que se conviertan en órganos de censura.

Lo expuesto por AMLO fue en relación al bloqueo que plataformas como Twitter, Facebook, Instagram y YouTube, han impuesto al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

«No puede haber un organismo particular, considero, en ninguna nación, en ningún estado nacional, que se convierta en un órgano de censura, la libertad debe garantizarse. Si existe alguna regulación, esto corresponde a los estados nacionales. No puede quedar en manos de particulares. Yo les adelanto que en la primera reunión que tengamos del G-20 voy a hacer un planteamiento sobre este asunto», dijo AMLO en su conferencia matutina.

López Obrador aseguró que si bien las redes sociales no deben ser usadas para incitar a la violencia, no puede ser motivo de suspender la libertad de expresión.

Al respecto, el canciller Marcelo Ebrard explicó tras haber recibido instrucciones del presidente, se entabló comunicación con la Unión Europea y la mayoría de los países que conforman dicho grupo, para comenzar un diálogo sobre el tema, pues dijo, suspender de las redes a una persona, plantea un nuevo escenario.

«La decisión de suspender una cuenta, y después miles de cuentas, lleva a un estado cualitativamente diferente (…) No es de admitirse que haya una persona o un grupo de personas que determinen por encima de los estados nacionales quién tiene derecho a expresarse y quién no. Sería como admitir que haya un gobierno supranacional que determine cuales son las libertades de los ciudadanos», detalló el canciller.

Ebrard indicó que la idea es que todos los países que han expresado su desacuerdo con las medidas de las plataformas, puedan trabajar en conjunto y presentar una propuesta para hacer frente a la situación.

Recordemos que Twitter suspendió la cuenta de Trump de manera permanente, indicando que infringió sus reglas. En el mismo sentido se pronunció Facebook, y por ende Instagram que pertenece a dicha empresa. Recientemente, YouTube también anunció su bloqueo al canal del mandatario. Indicó que sería al menos por una semana aunque adelantó que la medida podría extenderse.

La decisión de las plataformas llegó luego del asalto al Capitolio por parte de simpatizantes del republicano, al que señalan que haber alentado a dichas acciones con sus mensajes.

Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo que no puede ser que una empresa particular se erija como la institución mundial, por sus alcances, de la censura, esto luego del bloqueo que las redes sociales hicieran al presidente Donald Trump.

AMLO reiteró que Twitter y Facebook están actuando como la santa inquisición de nuestros tiempos, en lo que corresponde a las redes sociales. Aseguró que eso no se puede aceptar y no se puede permitir, pues va en contra de la libertad.

Incluso dijo: «no sé si ustedes han observado que desde que tomaron esas decisiones de la libertad Nueva York se está poniendo verde de coraje, por qué no quiere pasar a hacer un símbolo vacío».

Afirmó que en el caso de Estados Unidos, esa es la principal enmienda de su constitución: la libertad, aunque en el momento en que se redactó, nadie se imaginaba que iba a haber empresas particulares con capacidad para limitar la libertad.

AMLO también dijo que hay otro tema que preocupa: la invasión a la intimidad. Lamentó que una empresa particular, en referencia a WhatsApp, propiedad de Facebook, con sus nuevas políticas de privacidad, va saber todo lo que hacen las personas, sus gustos, lo que hacen en público y en privado; las pláticas con familiares y amigos, entre otras cosas.

El mandatario afirmó que actualmente los teléfonos (celulares) son micrófonos, y que las empresas ha ocultado dichas prácticas y se niegan a decirlo. Cuestionó que ante esas acciones, las organizaciones de Derechos Humanos como la ONU o los organismos defensores, no se haya pronunciado.

Adelantó que en México se va a atender dicho asunto, aunque no ofreció mayores detalles de qué es lo que se pretende. Se limitó a decir que se garantizarán las libertades. Dijo que en nuestro país habrá «cero censura. Prohibido prohibir».

En ese sentido, señaló que puede ser que a algunas personas no les guste lo que dicen de ellas, sin embargo, nadie tiene derecho a silenciar a nadie.

“Probablemente no habría llegado aquí

(a La Casa Blanca) sin las redes sociales

porque la prensa ha sido

muy injusta conmigo”

Donald Trump.

Febrero 18, 2020.

 

Usó Twitter para anunciar políticas de gobierno; para contratar y despedir empleados; para inventar palabras (Covfefe); movió mercados bursátiles y mintió sin freno. La verdad la sustituyó con el espectáculo de la mentira que twitter facilitó. Algunos dicen que sin Twitter, Trump no habría llegado a la presidencia de EUA y ahora, muy apropiadamente para los tiempos, concluye su presidencia y Twitter lo sacó de su plataforma. Lo mismo ha hecho Facebook.

¿Por qué si Trump lleva incitando a la violencia y mintiendo desde incluso antes de ser presidente, las plataformas actúan hasta ahora? La respuesta más sencilla es que Trump dejará de ser presidente en menos de una semana y en su lugar llega un presidente demócrata cuyo partido va a tener la mayoría en la Cámara de Representantes y en el Senado. Pero también es posible tomar en cuenta que si Twitter hubiese tomado esta acción cuando Trump todavía tenía años por delante de ser el presidente, hubiese sido bastante complicado silenciarlo ya que cualquiera de sus miles de seguidores podría escribir lo que Trump publicara en otra plataforma como Parler, Gab, Rumble, MeWe o DLive a las que son afines los seguidores de Trump, y copiar el mensaje en Twitter. Silenciar al presidente de Estados Unidos no será sencillo ahora pero habría sido prácticamente imposible durante su gobierno.

Esto sin duda es un golpe durísimo para Trump que ha sabido capitalizar las redes sociales como ningún otro político. Tan solo en el último mes Trump twitteó un promedio de 18.5 veces al día y esto generó más de 17 millones de re-tuits y casi 80 millones de ‘likes’. Si Trump hubiese querido generar la misma atención a través de los medios de comunicación tradicionales, el costo habría sido de casi 3 millones de dólares al mes, de acuerdo con un artículo publicado esta semana en Los Angeles Times.

¿A dónde se van a ir los miles de seguidores de Trump? ¿Ya con esto se acaba la promoción de violencia y la publicación de mentiras, incluyendo la de que las elecciones de noviembre fueron fraudulentas? Trump no va a estar en Twitter pero el trumpismo sí. Sus miles de seguidores saben que si solamente están en Parler o Gab, su mensaje no tendrá eco. Para poder resonar, se requiere de periodistas y medios de comunicación tradicionales que hagan que el mensaje se repita en los ámbitos liberales.

Ahora, ¿qué pensar de que dos personas, Jack Dorsey y Mark Zuckerberg, sean las que definan qué y a quién se deja publicar y qué y a quién se le bloquea? En el caso de Trump, la decisión de sacarlo de sus plataformas la tomaron después de haberse beneficiado durante por lo menos cinco años de la presencia de Trump en sus redes sociales. Y ¿qué decir sobre otras dos personas que sean las que tengan las llaves de la posibilidad de que una plataforma pueda o no existir? Me refiero a Tim Cook y Sundar Pichai, los CEOs de Apple y Google (Alphabet) que decidieron sacar de sus tiendas de aplicaciones a Parler y con esto prácticamente desaparecer a la red social alternativa a la que se quieren mudar los simpatizantes de Trump.

El momento para reflexionar sobre el peligro de Trump para la democracia tendrá que llevar también a pensar en el desbalance que representan estas cuatro empresas; estos cuatro individuos, con el poder descomunal que tienen en sus manos. Una pluralidad en las redes es igual de indispensable para una democracia como el reconocimiento de que en las elecciones se gana y se pierde y cuando sucede esto último, se acepta y se promueve una transición pacífica del poder.

Apostilla: El presidente López Obrador no condenó la violencia en el Capitolio de EUA con el argumento de que no quiere intervenir en lo que ocurre en otros países. Sin embargo, sí criticó la decisión de Twitter y Facebook de suspender las cuentas de Trump.

Columna completa en El Universal

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) criticó a Facebook y a Twitter por «censurar» a su homólogo estadounidense, Donald Trump, aunque se refirió a él sin nombrarlo directamente, ni a los mensajes en los que incitó a la violencia en sus seguidores.

“Algo que no me gustó ayer de lo del asunto del Capitolio, nomás que respeto, pero no me gusta la censura, no me gusta que a nadie lo censuren y le quiten el derecho de transmitir un mensaje en Twitter o en ‘Face'», opinó López Obrador.

Su crítica al bloqueo del republicano se dio pese a que rechazó pronunciarse sobre el asalto al Capitolio, que duró casi cuatro horas y dejó cuatro muertos, 14 policías heridos y al menos 52 detenidos.

Al final de su rueda, AMLO expresó su molestia por el actuar de las plataformas que suspendieron vídeos y publicaciones de Trump «debido a la violencia».

«No estoy de acuerdo con eso, no acepto eso, tenemos que autolimitarnos todos y garantizar la libertad. ¿Cómo es eso de que te censuro y ya no puedes transmitir?, si nosotros estamos por las libertades, esto lo digo porque existen las redes sociales”, manifestó López Obrador.

Incluso AMLO comparó el comportamiento de las redes sociales con la Santa Inquisición. Lamentó que, si las redes sociales siguen con este comportamiento, solo quedarían los medios comerciales como el New York Times o The Washington Post, además de la prensa mexicana que es crítica con su gobierno.

“¿Dónde está incluso la norma, dónde está la legislación, dónde está reglamentado? Eso es un asunto de Estado, eso no es un asunto de las empresas. Ese es un tema importante porque aquí nos han querido censurar, bueno hemos padecido de censura siempre”, añadió.

En cuanto al tema de Estados Unidos, López Obrador negó que vaya a tener «pleitos» con el futuro presidente del país vecino, Joe Biden, pero rechazó una visita a su toma de posesión el próximo 20 de enero o alguna en los próximos meses. «No tengo invitación y he decidido salir poco desde que estoy en la presidencia, solo he hecho un viaje a Washington a La Casa Blanca porque era muy importante el que se iniciara lo del tratado de libre comercio», sostuvo.

Al igual que AMLO, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se abstuvo de comentar el asalto al Capitolio en Washington, aunque aseguró que hubo fraude en las elecciones de Estados Unidos, las cuales resultaron en la derrota de su aliado político.

«El personal tiene que analizar lo que sucedió en las elecciones americanas (estadounidenses) ahora. Básicamente, ¿cuál fue el problema, la causa de toda esa crisis? Falta de confianza en el voto. Allí, el personal votó y potenció el voto por correo por causa de la tal pandemia y hubo gente que votó tres, cuatro veces, muertos votaron. Fue una fiesta allí. Nadie puede negar eso de ahí», resaltó Bolsonaro ante un grupo de seguidores.

Incluso dijo que eso podía suceder en su país. «Y aquí en Brasil, si aún tenemos el voto electrónico en 2022, va a suceder lo mismo».

Bolsonaro también condenó el hecho de que Twitter y Facebook bloquearan las redes sociales del presidente estadounidense. «Bloquearon a Trump en las redes sociales, un presidente electo. Todavía presidente, tiene sus redes bloqueadas», lamentó el líder de la ultraderecha brasileña.

Tras los hechos violentos registrados la tarde de ayer en la capital de Estados Unidos, Twitter, Facebook e Instagram bloquearon temporalmente las cuentas del presidente Donald Trump; sin embargo, expertos aseguran que la medida es poca y tardía.

Aunque algunos aplaudieron las acciones de las redes sociales, los expertos recalcaron que las acciones de las empresas ocurren luego de años en los que permitieron a Trump y sus partidarios difundir información errónea y peligrosa, además de alentar acciones y declaraciones que contribuyeron a la violencia de este miércoles.

Jennifer Grygiel, profesora de comunicaciones de la Universidad de Syracuse y experta en redes sociales, estimó que los eventos de ayer son el resultado directo del uso de Trump de las redes sociales para difundir propaganda y desinformación, y que las plataformas deberían asumir cierta responsabilidad por su falta de acción oportuna.

Twitter, que bloqueó la cuenta de Trump durante 12 horas, también amenazó al mandatario saliente con aplicarle una prohibición permanente si volvía a infringir las reglas. La compañía procedió a la eliminación de tres de los tuits de Trump.

Facebook e Instagram impidieron que Trump pudiera publicar durante 24 horas después de que hubo dos violaciones de sus políticas. Las dos plataformas, así como YouTube, ya habían eliminado el breve video en el que Trump instó a «irse a casa» a sus simpatizantes que antes irrumpieron en el Capitolio.

The shocking events of the last 24 hours clearly demonstrate that President Donald Trump intends to use his remaining…

Publicado por Mark Zuckerberg en Jueves, 7 de enero de 2021

Sin embargo esta mañana, el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, anunció a través de un mensaje en la red social que se tomó la decisión de extender la suspensión de la cuenta de Trump indefinidamente, al menos hasta la toma de posesión de Biden, que será el próximo 20 de enero.

«Su decisión de usar su plataforma para aprobar en lugar de condenar las acciones de sus seguidores en el edificio del Capitolio ha perturbado con razón a la gente en los Estados Unidos y en todo el mundo», escribió Zuckerberg. «Creemos que los riesgos de permitir que el presidente continúe utilizando nuestro servicio durante este período son simplemente demasiado grandes».

Añadió que era claro que el presidente Donald Trump tiene la intención de utilizar el tiempo que le queda en La Casa Blanca para «socavar» una transición pacífica y lícita del poder a Joe Biden.

«En los últimos años, hemos permitido al presidente Trump usar nuestra plataforma consistente con nuestras propias reglas, a veces eliminando contenido o etiquetando sus publicaciones cuando violan nuestras políticas. Lo hicimos porque creemos que el público tiene derecho al acceso más amplio posible al discurso político, incluso al discurso controvertido. Pero el contexto actual es ahora fundamentalmente diferente, que implica el uso de nuestra plataforma para incitar a la insurrección violenta contra un gobierno democráticamente elegido».

La medida también incluirá la cuenta de Instagram del presidente Trump.

El asalto al Capitolio de Estados Unidos por parte de partidarios del presidente saliente Donald Trump generó 23.46 millones de tuits, es decir, un promedio de 430 por segundo, según datos compilados el jueves por Visibrain.

El suceso produjo 2.5 veces más tuits que las últimas 24 horas de las elecciones presidenciales de noviembre, indicó la plataforma de seguimiento de las redes sociales. Estos comicios ya habían generado un volumen de tuits seis veces superiores a las anteriores elecciones de 2016.

Además de que Trump fue silenciado por las principales plataformas de comunicación digital, lo sucedido ayer en el Capitolio ha llevado a revelar las fracturas que se venían dando al interior de su gobierno, las cuales se han visto traducidas en una serie de dimisiones de altos cargos de la Administración, entre ellos el consejero adjunto de Seguridad Nacional, Matt Pottinger.

Pottinger, que tenía intención de renunciar el día de las elecciones, permaneció en el cargo a petición del consejero de Seguridad Nacional, Robert O’Brien, quien estaría ahora evaluando presentar igualmente su dimisión, tras  posicionarse del lado de Pence en su disputa de ayer con Trump.

Asimismo, en las últimas horas han dimitido la jefa de eventos sociales de La Casa Blanca, Anna Cristina Niceta, y Stephanie Grisham, jefa de gabinete de la primera dama de Estados Unidos, Melania Trump. La decisión de Grisham, quien fue también secretaria de prensa de La Casa Blanca, tiene efecto inmediato.

Por su parte, la secretaria adjunta de prensa de La Casa Blanca, Sarah Matthews, se ha sumado a la lista de personas que se despiden, algo que también ha hecho Mick Mulvaney, antiguo jefe de gabinete de Trump y actual enviado a Irlanda del Norte.

«Llamé anoche a (el secretario de Estado) Mike Pompeo para hacerle saber que dimito. No puedo hacerlo. No puedo quedarme», ha dicho Mulvaney en una entrevista a la cadena de televisión CNBC. «Los que han elegido quedarse, y he hablado con varios, lo hacen porque les preocupa que el presidente elija a alguien peor», ha añadido.

En este contexto, la secretaria de Transportes, Elaine Chao, está considerando presentar su dimisión, según la cadena de televisión NBC. Chao está casada con el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell.

Estas dimisiones, junto con las condenas por parte de personas cercanas a Trump, incluido el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, reflejan el creciente malestar en el gobierno estadounidense por el comportamiento del presidente, quien no ha dejado de reiterar su teoría del fraude tras la decisión del Congreso de certificar la victoria de Biden.

La última renuncia que se confirmó fue la de la secretaria de Transporte, Elaine Chao, quien renunció esta tarde al afirmar que «no puedo dejar a un lado» el asalto contra el Capitolio por parte de una turba de simpatizantes del presidente Donald Trump.

Es la funcionaria de mayor jerarquía del gobierno de Trump que renuncia en protesta por la insurrección de partidarios de Trump en el Capitolio.

Chao, cuyo esposo es el líder del bloque de senadores republicanos, Mitch McConnell, dijo que el ataque violento al Capitolio «me ha perturbado profundamente en una forma que no puedo simplemente dejar de lado».