Tag

tasa

Browsing

La tasa de desempleo se ubicó en el tercer trimestre del año en 3.4% de la Población Económicamente Activa (PEA), dato inferior al 4.2% del mismo periodo de 2021, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

«Un total de 57.4 millones de personas se encontraban ocupadas, 1.6 millones de personas más con relación al mismo trimestre de 2021», indicó el INEGI en su reporte.

Pese al dato anual, la tasa de desempleo de julio a septiembre es mayor a la del 3.2% que se reportó en el segundo trimestre de 2022, con base en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

En tanto, la PEA del tercer trimestre del año fue de 59.5 millones de personas de 15 años y más, lo que representó una tasa de participación de 59.9% y una población superior en 1.2 millones a la de julio-septiembre de 2021.

Las personas subocupadas, es decir, las que declararon tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, fueron 4.6 millones, un 8.1% de la población ocupada, un porcentaje inferior al 12.9% del tercer trimestre de 2021.

Las áreas con más incrementos interanuales de empleo fueron comercio, con un aumento de 414,000 personas, la industria manufacturera con 350,000, y servicios diversos con 293,000.

Los trabajadores del sector informal en el tercer trimestre totalizaron 31.9 millones, lo que bajó la tasa de informalidad al 55.6%, 0.7 puntos porcentuales menos que un año antes.

La población ocupada por sector de actividad se distribuyó con 62.2% en el sector terciario o de servicios; 24.9% en el secundario o industrial y 12.3% en actividades primarias.

Por género, la PEA femenina de julio a septiembre fue de 23.65 millones y la masculina de 35.8 millones, con una tasa de participación económica de 45.1% en las mujeres en edad de trabajar y de 75.6% en los hombres.

La tasa de inflación subió en la primera quincena de abril hasta el 7.72% anual, su mayor nivel en 21 años, tras un aumento de los precios en este periodo del 0.16% respecto a los 15 días anteriores, informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En la misma quincena de 2021, hace justo un año, hubo un aumento del 0.06% en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), con lo que la inflación quedó entonces en el 6.05% anual.

El dato anual de esta primera quincena de abril supone también un ligero aumento frente al dato del mes de marzo, cuando la inflación quedó en un 7,45% interanual.

El Índice Nacional de Precios Subyacentes, considerado un mejor parámetro para medir la carestía general porque elimina artículos de alta volatilidad en sus precios, aumentó el 0.44% quincenal y dejó la tasa anual en el 7.16%, indicó el INEGI.

Dentro del subgrupo de bienes y servicios subyacentes, las mercancías aumentaron el 0.55% y los servicios crecieron un 0.32%, con una tasa anual del 9.13% y del 4.94%, respectivamente. En los no subyacentes, los agropecuarios aumentaron un 0.65% respecto al periodo anterior y los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno cayeron un 1.70%.

A nivel anual, los precios de los agropecuarios aumentaron un 15.24%, mientras que las tarifas energéticas se elevaron un 5.10%. De este modo, la partida de no subyacentes cayó un 0.66% quincenal pero aumentó un 9.38% interanual.

La reactivación económica en México, que llegó tras dos meses de suspensión de todas las actividades económicas no esenciales, en abril y mayo de 2020, debido a la crisis del coronavirus, tuvo un fuerte impacto en la producción y el consumo. Los precios al consumidor cerraron 2021 con una subida del 7.36%, un nivel no visto en dos décadas, debido al alza de insumos básicos como los agropecuarios o la energía.

La inflación de 2020 cerró en un 3.15%, mientras que en 2019 la inflación fue del 2.83% y en 2018 los precios al consumidor se elevaron un 4.83%. Los precios al consumidor escalaron hasta el 6.77% a finales de 2017, la tasa más alta desde 2000, que fue motivada por un alza en el precio de los combustibles.

Recordemos que la meta del Banco de México (Banxico) es del 3%, más menos un punto porcentual, anual.

Al respecto, ayer la gobernadora del Banco de México, Victoria Rodríguez Ceja, señaló que la institución actuará de manera oportuna para que la inflación baje durante este año y llegue a la meta del 3% a mediados de 2023.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sorprendió esta  mañana al informar, adelantándose al anuncio oficial del Banco de México (Banxico), el aumento en la tasa de interés hasta el 6.5%, tras un alza de 50 puntos base.

«Ayer (miércoles) el Banco de México aumentó la tasa de interés 0.50 puntos. Vamos a tener la tasa de interés en 6.5% porque cuando aumenta la tasa de interés hay menos inversión y se supone que baja la inflación, es un mecanismo de control», dijo el mandatario en su conferencia de Palacio Nacional.

El anuncio de López Obrador sorprendió a analistas y a la prensa, pues es Banxico quien hace el anuncio oficial, que en el caso de hoy se tiene programado que ocurra al rededor de las 13:00 hrs. Esta información se da acorde al calendario para los anuncios de las decisiones de política monetaria que el Banco de México tiene establecidos.

«La decisión del Banco de México de ayer (miércoles) se tomó por unanimidad, y nosotros respetamos la decisión del Banco de México», agregó el mandatario.

Para algunos especialistas como Gabriela Siller, de Banco Base, los dichos de AMLO generan incertidumbre por tres razones: el presidente se adelanta a Banxico en el anuncio de política monetaria. Quién filtró a AMLO la decisión que la Junta de Gobierno tomó y, el presidente dijo que el gobierno bajó la tasa de interés, aunque realmente es una decisión de Banco de México.

López Obrador dio este anuncio mientras defendía la política energética en combustibles del país, que permitirá controlar la alta inflación, que en esta primera quincena de marzo se ubicó en el 7.29%.

López Obrador explicó que la política energética actual de México, que busca lograr la autosuficiencia y rescatar a Pemex, les permite «¿reducir la importación de combustibles en un 48%». «Esto nos permite tener una política más eficaz en materia petrolera y protegernos ante situaciones como las que se está padeciendo en el mundo», dijo.

Explicó que la exportación de petróleo mexicano, unos 900,000 barriles diarios a un mayor precio, «nos permite subsidiar» los combustibles que consume el país, y explicó que el subsidio a la gasolina se da porque «necesitamos controlar la inflación».

«Si se desata la inflación nos afecta mucho porque es carestía. Aumenta el precio de todo y no nos rinde el ingreso, podemos tener incrementos salariales, pero por la inflación se reduce nuestra capacidad de compra, entonces no hay que permitir la inflación», remarcó.

Dijo que hay varias maneras de enfrentar la inflación, “la mejor es produciendo y consumiendo lo que producimos”, aunque tampoco descartó una mayor apertura comercial, como quitar aranceles en ciertos alimentos importados, para que se controlen los precios.

La inflación interanual se aceleró en la primera quincena de noviembre por arriba de lo esperado, a su mayor nivel en más de dos décadas, lo que refuerza expectativas de que el Banco de México (Banxico) subiría por quinta ocasión consecutiva su tasa de interés referencial el próximo mes.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) avanzó un 7.05%, comparado con el 6.36% de la segunda mitad de octubre, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Se trata de su registro más alto desde abril de 2001.

Solo en los primeros 15 días de noviembre, los precios al consumidor subieron un 0.69%, respecto a la quincena inmediata anterior. El INEGI recordó que en el mismo periodo de 2020 las variaciones correspondientes fueron de 0.04% quincenal y de 3.43% anual.

El índice de precios subyacente tuvo un incremento de 0.15% quincenal y de 5.53% anual; por su parte, el índice de precios no subyacente ascendió 2.29% quincenal y 11.68% anual. Al interior del índice de precios subyacente, a tasa quincenal, los precios de las mercancías aumentaron 0.07% y los de los servicios 0.25%.

El aumento de la inflación fue impulsado por incrementos de precios de algunos productos agropecuarios y las tarifas de electricidad.

Recordemos que Banxico elevó este mes en 25 puntos base su tasa de interés referencial por cuarta vez consecutiva para llevarla a un 5%, y subió sus expectativas para la inflación al cierre de este año.

El próximo anuncio de política monetaria de Banxico, el último de un total de ocho en el año, está programado para el 16 de diciembre. Banxico tiene una meta permanente de inflación de un 3% +/- un punto porcentual.

La tasa de desempleo en el país se ubicó en el segundo trimestre de 2021 en 4.2%, una reducción de seis décimas frente a la de 4.8% del mismo lapso de 2020, indicó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Además, el índice de desocupación es dos décimas menor a la medición del primer trimestre de 2021, cuando la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Inegi la situó en 4.4%.

La encuesta registró una reincorporación anual de 10.7 millones de personas en la población económicamente activa (PEA), que totalizó 57.7 millones de personas frente a las 47 millones de abril a junio de 2020, cuando millones de mexicanos abandonaron la fuerza laboral a raíz de la emergencia sanitaria.

La población ocupada fue de 55.2 millones de personas, un aumento de 10.5 millones frente al segundo trimestre de 2020.

Además, la población ocupada «está 194,000 arriba del nivel prepandemia del primer trimestre de 2020, con 2.5 millones de crecimiento de la población de 15 años y más en el lapso», destacó Julio A. Santaella, presidente del Inegi.

Sin embargo, la ENOE también contabilizó 31 millones de trabajadores informales en el segundo trimestre de 2021, un incremento de 8.2 millones de personas comparadas con igual trimestre de 2020. Por ende, la tasa de informalidad quedó en 56.2%.

Por otro lado, el instituto registró una tasa de subocupación, es decir, las personas que trabajan menos horas de las que necesitan,  de 13.3%, casi la mitad de la proporción de 25.1% del mismo periodo de 2020. Esto implica una disminución de 3.8 millones de personas subocupadas, hasta totalizar 7.3 millones.

Al considerar a la población ocupada con relación al sector económico en el que trabajan, 6.8 millones de personas trabajan en el sector primario; 13.8 millones en el secundario o industrial y 34.3 millones están en el terciario o de los servicios. El restante 0.6% no especificó su actividad económica.

Mientras que el 68.5% son trabajadores subordinados y remunerados; 22.6% trabajan por su cuenta, sin emplear personal pagado; un 4.9% son propietarios de los bienes de producción, con trabajadores a su cargo y un 4% son trabajadores que no reciben remuneración.

Por entidad federativa, reportaron las tasas más altas de informalidad laboral Oaxaca con 80.7%, seguida de Chiapas con 76.6% y Guerrero con 75.5%. En cambio, Chihuahua con 36.2%, Coahuila de Zaragoza con 36.5% y Baja California Sur con 36.7% registraron las tasas más bajas durante el segundo trimestre de 2021.

Las ciudades con la mayor tasa de subocupación en el trimestre de referencia fueron Ciudad del Carmen con 32.7%, Coatzacoalcos 25.3%, Tapachula 22.2%, Oaxaca 20.5% y La Paz con 20.1%. Por su parte, Cuernavaca con 3.7%, Tijuana 3.9 y Aguascalientes con 4%, reportaron las tasas más pequeñas en el periodo.

El índice de desempleo en Estados Unidos disminuyó cinco décimas hasta el 5.4% en julio pasado, el nivel más bajo desde marzo de 2020, cuando golpeó de lleno la pandemia de COVID-19 a las economías del mundo.

En el séptimo mes del año, la economía estadounidense sumó 943,000 puestos de trabajo, informó este viernes la Oficina de Estadísticas Laborales (BLS).

El presidente estadounidense, Joe Biden, celebró estos datos en un discurso desde La Casa Blanca, donde afirmó que «por primera vez la economía ha añadido empleos cada mes durante seis meses, y eso representa 4 millones de nuevos puestos de trabajo».

No obstante, «nuestra labor está lejos de haberse completado», advirtió. Sostuvo que el plan funciona y sigue impulsando el país adelante.

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, lo consideró como «una prueba decisiva» de que las iniciativas del gobierno de Biden y de su partido están funcionando.

La cifra de desempleados en julio se ubicó en 8.7 millones, esto es 782,000 personas menos que en el mes anterior, lo que indica que el mercado laboral estadounidense venía recuperándose con vigor cuando hizo su aparición la variante Delta del coronavirus.

La encuesta que sustenta este informe de BLS se realizó a mediados del mes pasado antes de que algunos estados y municipios restauraran el uso de mascarillas y otras restricciones, y de que muchas empresas postergaran sus planes de retorno de los empleados a las oficinas.

Aunque los números han bajado considerablemente desde el fin de la recesión siguen estando por encima del índice de desempleo del 3.5% y los 5.7 millones de desempleados de febrero de 2020, antes del impacto de la pandemia.

El índice de desempleo entre los hombres adultos bajó del 5.9% en junio al 5.4% en julio, en tanto que la tasa entre las mujeres adultas disminuyó del 5.5% al 5%.

Otro dato de BLS muestra que el índice de trabajadores que han abandonado la búsqueda de empleo o los que ocupan labores temporales por razones económicas, bajó del 9.8% en junio al 9.2% en julio.

El mes pasado el sector privado añadió 703,000 empleos, frente a los 769,000 del mes anterior, mientras que el sector público agregó 240,000, comparados con los 169,000 de junio.

BLS señaló que las remuneraciones promedio de los trabajadores subieron el mes pasado un 0.4%, con lo que han aumentado un 4% desde julio de 2020. «El plan Biden funciona», remarcó el presidente en su discurso de este viernes.

La tasa de homicidios se mantuvo en su nivel más alto en 2020 a pesar del confinamiento al que obligó la pandemia de COVID-19, al registrar 29 por cada 100,000 habitantes, Iindicó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El INEGI documentó 36,579 homicidios en todo 2020, un número apenas menor a los 36,661 de 2019 y los 36,685 de 2018 que contabiliza el organismo con base en un análisis de las defunciones registradas.

«Como proporción de la población total del país, México lleva 3 años consecutivos (2018 a 2020) estacionado en una tasa de 29 homicidios por cada 100,000 habitantes», resaltó Julio A. Santaella, presidente del INEGI.

Por estados, aquellos con una mayor tasa de homicidios por cada 100,000 habitantes en 2020 fueron Colima (95), Chihuahua (92), Guanajuato (87), Baja California (78) y Zacatecas (76).

Los estados con una menor tasa fueron Yucatán (3), Aguascalientes (6), Campeche (8) y Coahuila (8).

Por homicidios absolutos, los estados más altos fueron Guanajuato con 5,373, Chihuahua con 3,467, Estado de México con 3,089, Baja California con 2,964 y Michoacán con 2,400.

De acuerdo con la serie estadística del INEGI, en 2009 se registraron 18 homicidios por cada 100,000 habitantes y en 2010 una tasa de 23.

En 2011 alcanzó los 24 homicidios por cada 100,000 habitantes, y entonces el nivel descendió ligeramente hasta los 22 homicidios por cada 100,000 habitantes en 2012.

En 2013, el primer año completo de Enrique Peña Nieto en la Presidencia, la tasa de homicidios descendió a 19 por cada 100,000 habitantes, en 2014 fue de 17 por cada 100,000 habitantes.

En 2015, la tasa se mantuvo al mismo nivel y en 2016 subió a 20 homicidios por cada 100,000 habitantes.

Las cifras del INEGI se derivan de la información sobre estadísticas vitales captadas de los registros administrativos de defunciones accidentales y violentas, generados por los 32 gobiernos estatales.

Es por ello que la cifra de 36,579 homicidios contemplados en el informe difiere de los 34,554 homicidios registrados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública en 2020.

En el primer semestre de este 2021, el Gobierno ha presumido de una reducción anual de 3.5% en homicidios dolosos, hasta las 16,937 víctimas.

El Banco de México (Banxico) recortó este jueves por novena ocasión consecutiva su tasa de interés de referencia, a 5%, ante los riesgos que la pandemia de Covid-19 representa para la economía y los mercados financieros.

La Junta de Gobierno decidió «por unanimidad», disminuir en 50 puntos base el objetivo para la tasa interbancaria, detalló la institución en un comunicado.

«Los retos derivados de la pandemia para la política monetaria incluyen tanto la importante afectación a la actividad económica como un choque financiero», agregó Banxico.

Reconoció que la economía tuvo una importante contracción en el primer trimestre del año mientras las afectaciones derivadas de la pandemia «se exacerbaron en abril».

«Si bien la reapertura de algunos sectores y regiones en mayo y junio propiciará cierta recuperación en la actividad económica, la afectación ha sido considerable y persiste incertidumbre», advirtió la Junta de Gobierno.

Así, Banxico prevé que la actividad económica seguirá por debajo de su potencial en el horizonte en que opera la política monetaria y que el balance de riesgos para el crecimiento «se mantiene significativamente sesgado a la baja».

Para Gabriela Siller, analista del banco local BASE, «el recorte en tasa incentiva al consumo y la inversión fija». Recordó que este es el menor nivel de la tasa referencial desde noviembre de 2016.

Banxico estima que la economía mexicana podría caer este año hasta 8.8% debido al impacto de la pandemia, mientras que el FMI ajustó su estimación y señaló una caída del 10.5%.

La tasa de desocupación representó 3.1% de la Población Económicamente Activa (PEA) durante el último mes de 2019, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). La tasa alcanzó 3.5% durante 2019.

La tasa de desempleo es inferior en 0.4 puntos porcentuales con respecto a noviembre, cuando esté indicador alcanzó 3.5 por ciento de la PEA, y menor en 0.5 puntos porcentuales a la de diciembre de 2018, de acuerdo con datos ajustados por estacionalidad.

La tasa de desocupación fue mayor para las mujeres, al pasar de 3.7 a 3.2 por ciento entre noviembre y diciembre, y la de los hombres pasó de 3.4 a 3.1 por ciento en igual lapso, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

La tasa de desocupación refiere al porcentaje de la PEA que no trabajó siquiera una hora durante la semana de referencia de la encuesta, pero manifestó su disposición para hacerlo e hizo alguna actividad por obtener empleo.

El instituto refirió que la tasa de participación quedó en 60.2 como porcentaje de la población que tiene 15 años y más en nuestro país.

Señaló que la tasa de subocupación, población ocupada que tiene la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo, se ubicó en 7.7 por ciento, lo que significó un aumentó en comparación con 7.3 por ciento reportado en diciembre de 2018.

Tabasco, con 6.4%; Ciudad de México, con 5.2%; Querétaro, con 4.7%; Estado de México y Coahuila, con 4.2%; y Baja California Sur y Tlaxcala, con 3.7%, son las entidades federativas con mayores tasas de desocupación.  Los estados de Guerrero, con 1.5%; Yucatán y Oaxaca, con 2.0%; San Luis Potosí, con 2.1%; Baja California, con 2.2%; y Chiapas, Chihuahua, Hidalgo, Morelos y Zacatecas, con 2.5%, fueron los de menores tasas de desocupación en diciembre, precisó.

El INEGI expuso que la Tasa de Informalidad Laboral 1 (TIL1), indicador con todas las modalidades de empleo informal, fue de 56.1 por ciento de la población ocupada durante el último mes del año pasado.

Este porcentaje fue similar al reportado en mes anterior inmediato y resultó 0.8 puntos menor a de la de diciembre del año pasado, acotó.

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, anunció este miércoles su decisión de elevar la tasa de interés por cuarta vez en el año, a un rango de entre 2.25% y 2.50%.

Y aunque la Fed prevé menos incrementos en 2019, la decisión seguramente molestará al presidente Donald Trump, quien reiteradamente atacó a la entidad por el simple hecho de haber considerado aumentar la tasa.

Trump advirtió el martes a los miembros de la Fed que no «cometan otro error».

Tan pronto se conoció la decisión de la Fed, Wall Street cayó y el dólar se fortaleció. Los principales índices operaban en alza pero el Dow Jones se replegó 0.02%; el Nasdaq cedió 0.34% y el S&P 500 0.08%.

El dólar en tanto cayó levemente ante el euro. Un euro cotizaba a 1,1396 dólares contra 1,434 de antes del anuncio de la Fed.

 

La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) informó sobre su decisión de aumentar en 25 puntos base el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día a un nivel de 7.50%. La Junta de Gobierno subrayó que la economía mexicana está en mejor posición para enfrentar posibles escenarios adversos.

 

A través de un comunicado explicó que la decisión se debe a diversos factores entre los que se encuentra la situación de la economía mundial, la cual se expandió en el cuarto trimestre de 2017 de manera generalizada tanto en las economías avanzadas, como en las emergentes.

 

Sobre la economía nacional, señaló que en el último trimestre del año la economía mexicana registró una importante expansión, impulsada especialmente por el desempeño de los servicios. Lo que contrastó con la contracción registrada en el tercer trimestre de 2017, la cual fue resultado de los efectos de los sismos ocurridos en septiembre y de la caída en la plataforma de producción petrolera en ese mes.

 

El Banco central señaló que la inflación general anual presentó un repunte a finales de 2017, alcanzando un nivel de 6.77%al cierre del año, consecuencia de varios choques no previstos, entre los que destacan: los aumentos en los precios de algunos energéticos, principalmente el gas L.P., y de ciertas frutas y verduras;  una depreciación adicional de la moneda nacional y un aumento en su volatilidad, ante la incertidumbre asociada al proceso de renegociación del TLCAN; y los efectos del aumento al salario mínimo, que entró en vigor en diciembre en lugar de enero. No obstante, en enero la inflación general anual disminuyó a 5.55%.

 

«Tomando en cuenta estas consideraciones, así como las condiciones monetarias más restrictivas que se prevén en la economía norteamericana, y con el objeto de mantener una postura de política monetaria que persevere en el anclaje de las expectativas de inflación y refuerce la tendencia descendente de la inflación general anual hacia su meta, la Junta de Gobierno ha decidido por unanimidad aumentar el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día en 25 puntos base a un nivel de 7.50 por ciento», indicó el Banco de México.

 

 

El Banco de México (Banxico) decidió aumentar en 25 puntos base su tasa de interés de referencia, pasando de 7.0 a 7.25%.

 

 

«Dada la simultaneidad y magnitud de los choques que han venido afectando a la inflación, y los altos niveles que esta ha registrado recientemente, el principal reto que enfrenta la Junta de Gobierno en el entorno descrito es el de mantener ancladas las expectativas de inflación de mediano y largo plazo y reforzar la tendencia descendente de la inflación general hacia su meta. Por ello, la mayoría de la Junta de Gobierno ha decidido aumentar el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día en 25 puntos base a un nivel de 7.25 por ciento. Un miembro votó por incrementar el objetivo para la tasa de interés de referencia en 50 puntos base», indicó el organismo a través de un comunicado de prensa.

 

Banxico explicó que ante el «complejo entorno que la economía mexicana sigue enfrentando, es relevante que las autoridades perseveren en mantener la solidez de los fundamentos macroeconómicos del país», por lo que indicó que es a través de las acciones de política monetaria que se mantendrán ancladas las expectativas de inflación de mediano y largo plazo.

 

Adelantó que considerando el impacto de los factores externos, y la evolución de la economía nacional, en donde sobresale el efecto del incremento al salario mínimo que entró en vigor en diciembre, en lugar de enero, se anticipa un cierre para la inflación general anual de 2017 mayor a la cifra de noviembre.

La Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos confirmó hoy lo esperado y elevó los tipos de interés un cuarto de punto porcentual, hasta el rango de entre 1.25% y 1.5%, a la vez que ratificó la buena salud de la economía estadounidense.

 

 

 

«Al promediar las fluctuaciones relacionadas con los huracanes, el aumento del empleo ha sido sólido y la tasa de desempleo disminuyó aún más», dijo el Comité Federal de Mercado Abierto en un comunicado el miércoles tras una reunión de dos días en Washington. Añadieron que la inflación se mantendrá por debajo del objetivo del 2% de la Fed en el corto plazo, pero se «estabilizará» en torno al objetivo en el mediano plazo, dijo el banco central.

 

La reunión de política monetaria será la última del año del organismo dirigido por Janet Yellen y que representó la tercera subida de tasas en 2017.

 

Con información de Medios / Foto: Archivo APO

El tiroteo de este domingo en Las Vegas, que ha dejado hasta ahora 59 personas sin vida y más de 500 heridas, ha colocado de nueva cuenta en el centro del debate la regulación de armas de fuego en Estados Unidos, sobretodo al considerar que nuestro vecino del norte se ha posicionado como uno de los países con mayor número de muertos por armas de fuego respecto a las cifras que se registran en el mundo.

 

 

De acuerdo  a esta gráfica que comparte el diario The Independet, al comparar las muertes que se registran en los países desarrollados, Estados Unidos se coloca a la cabeza del ranking con una mortalidad de 29.7 personas por cada millón.

Después de Estados Unidos, se encuentran varios países europeos, aunque a una distancia considerable en cuanto a muertes por armas de fuego. Suiza es el país que más se acerca con 7.7 personas por cada millón. Bélgica y Luxemburgo le siguen al situare en un promedio de 6.5 muertes.

Canadá aparece en la lista con un promedio de 5.1 muertos por cada millón de habitantes. Es el único país del contienen americano que se coloca en este ranking. Alemania, Nueva Zelanda y Australia son países que se encuentran en las últimas posiciones de la medición al reportar menos de 2 muertes por cada millón de habitantes.

En otra gráfica difundida por The Washington Post, se observa cómo los ciudadanos de Estados Unidos poseen más armas que cualquier otro país miembro de la OCDE.

Los países más cercanos a Estados Unidos, son Alemania, Austria, Islandia, Nueva Zelanda, Finlandia, Noruega y Canadá, que aunque son los que le siguen, tienen una gran diferencia en cuanto a cifras de posesión de armas por cada 100 habitantes.

Con información de The Independent y OCDE / Foto: Twitter

La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) ha decidido mantener sin cambio el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día en un nivel de 7%.

El Banco Centran  informó que actividad económica mundial continuó expandiéndose durante el segundo trimestre del año de manera generalizada entre países y regiones, por lo que en línea con la Reserva Federal, que  mantuvo sin cambio la tasa de referencia al reconocer la disminución en la inflación y que esta se ubica por debajo del objetivo de 2%, tomó la decisión de no aumentar la tasa de interés.

 

Adicional señaló que otros de los factores que ayudó a tomar la decisión, fue que la actividad económica de las economías emergentes «se ha venido recuperando, beneficiándose de las condiciones financieras globales benignas, mientras que la inflación ha venido disminuyendo en la mayoría de los casos».

 

Recordemos que desde la última decisión de política monetaria, las condiciones en los mercados financieros nacionales han continuado siendo favorables. Si bien la cotización del peso frente al dólar han mostrado cierta volatilidad, mantuvo la apreciación que registró en meses pasados.

 

Banxico indicó que seguirá muy de cerca la evolución de todos los determinantes de la inflación y sus expectativas de mediano y largo plazo, en especial del traspaso potencial de las variaciones del tipo de cambio a los precios, así como la evolución de la brecha del producto y también evaluará la posición monetaria relativa entre México y Estados Unidos.

 

 

Foto: Archivo APO

Esta tarde se dio a conocer que la  junta de gobierno del Banco de México (Banxico), decidió aumentar en 25 puntos base su tasa de referencia, con lo que la tasa objetivo pasó de 6.75% a 7.0%, su nivel más alto desde marzo de 2009.

 

 

«Con el objeto de fortalecer el anclaje de las expectativas de inflación y reforzar la contribución de la política monetaria al proceso de convergencia de la inflación a su meta y considerando el incremento en el rango objetivo para la tasa de fondos federales por parte de la Reserva Federal en su decisión de junio, la mayoría de la Junta de Gobierno ha decidido aumentar el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día en 25 puntos base, a un nivel de 7.00 por ciento

 

Atribuyó en gran parte la decisión a la actividad económica mundial que «continuó expandiéndose en lo que va del año

 

«La Junta considera que con el incremento que hoy se anuncia, y tomando en cuenta la naturaleza transitoria de los choques que han impactado a las cifras de inflación, la información con la que actualmente cuenta, el horizonte de tiempo en el que operan cabalmente los canales de transmisión de la política monetaria, así como las previsiones que se tienen sobre la economía, el nivel alcanzado en la tasa de referencia es congruente con el proceso de convergencia eficiente de la inflación al objetivo de 3.00 por ciento

 

Foto: Archivo APO