Tag

Taylor Swift

Browsing

El Super Bowl del pasado domingo, en el que se coronaron los Kansas City Chiefs, y en el que Taylor Swift robó los reflectores, tuvo una audiencia de 123.4 millones de espectadores, lo que supone un nuevo récord para una transmisión televisiva en la historia de Estados Unidos.

La anterior marca la tenía el Super Bowl del año pasado, en el que también se coronaron los Chiefs de Kansas City pero en esa ocasión ante los Philadelphia Eagles. Ese partido reunió a 115.1 millones de espectadores.

El Super Bowl 2024 solo tendría por delante el alunizaje del Apolo 11 en 1969, que tuvo una audiencia estimada de entre 125 y 150 millones de personas en el país vecino.

No obstante, y al margen de que en ese caso solo se trata de estimaciones, la llegada del ser humano a la Luna se vio a través de diferentes cadenas por lo que la comparación con el Super Bowl de 2024, que en EUA se emitió exclusivamente a través de CBS, sus plataformas y canales complementarios, no sería muy precisa.

Los datos de Nielsen Fast National y Adobe Analytics, divulgados por la NFL en un comunicado, reflejaron que 120 millones de personas vieron el partido a través de CBS.

El resto lo disfrutaron a través de Paramount+, Nickelodeon, Univisión, CBS Sports y NFL+. Concretamente, los 2.2 millones que lo vieron en Univisión supusieron un nuevo récord para un Super Bowl en una cadena en español. Algunos analistas han apuntado que esto se pudo deber al mensaje que la cantante Shakira publicó al respecto.

El Allegiant Stadium de Las Vegas presenció el segundo título seguido para la dinastía del equipo que lidera Patrick Mahomes y su tercer anillo en los últimos cinco años.

El interés que despertó el Super Bowl se debió en gran parte a Taylor Swift, cuyo muy mediático romance con Travis Kelce, jugador de los Chiefs, ha sido una de las grandes historias de la NFL esta temporada. Una de las imágenes de la noche fue el largo abrazo de Swift y Kelce sobre el campo de juego.

Desde que hicieron oficial su relación, las cámaras de la NFL y los fans han buscado a la cantante constantemente en las gradas animando a su novio en cada partido.

Usher fue el protagonista del show del medio tiempo, quien tuvo como invitados especiales a Alicia Keys, H.E.R., Ludacris, Lil Jon y will.i.am.

En cuanto a los anuncios, siete millones de dólares por un comercial de solo 30 segundos era la exclusiva tarifa para aparecer en el escaparate televisivo más visto del mundo. Lionel Messi, Beyoncé, Jennifer López, Ben Affleck o Arnold Schwarzenegger fueron algunas de las estrellas más destacadas de los comerciales.

Con una memorable remontada liderada por Patrick Mahomes, los Kansas City Chiefs se alzaron la noche de ayer con el título de la NFL al derrotar 25-22 a los San Francisco 49ers en Las Vegas, donde la cantante Taylor Swift vibró con el triunfo de su pareja y estrella del equipo, Travis Kelce.

Kansas City le dio la vuelta a la desventaja de 0-10 que tenía previo al medio tiempo, y terminó consiguiendo el triunfo con una fabulosa serie ofensiva de Mahomes culminada con un touchdown de Mecole Hardman a tres segundos del final del encuentro, que hizo saltar de alegría a Swift y las otras celebridades que la acompañaban en el Allegiant Stadium.

Los Chiefs, con tres anillos de campeón en las últimas cinco temporadas, se consolidan como la nueva dinastía de la liga de football americano y son los primeros en revalidar el título desde los Patriots de Tom Brady en 2005.

Mahomes se afianza como la estrella indiscutible de la NFL de esta década y, a sus 28 años, sigue en ruta hacia el récord de siete trofeos de Tom Brady.

Mahomes se unió a Brady y otras leyendas como Joe Montana, Troy Aikman y Terry Bradshaw en el club de los ‘quarterbacks’ con al menos tres trofeos Vince Lombardi.

“No hemos terminado. Tenemos un equipo joven y vamos a por más”, dijo Mahomes, elegido MVP (Jugador Más Valioso) del Super Bowl por tercera vez.

Tras la cardiaca victoria, Swift bajó rápidamente al campo de juego a felicitar a Kelce, el momento más esperado por muchos aficionados alejados del deporte pero que este año se sumaron a la temporada de la NFL para seguir el mediático romance.

“Fue increíble. Una de las cosas más locas que he vivido”, le dijo Swift a su novio tras darle un beso y un largo abrazo.

Me siento “en la cima del mundo ahora mismo. Es una buena sensación”, resumió después Kelce ante los medios.

Luciendo un collar de oro con el número 87 de Kelce, la artista atrajo la mayoría de las miradas de los 61,000 espectadores en una grada donde se pudo ver a otras estrellas como el basquetbolista LeBron James, los músicos Paul McCartney y Jay-Z y el actor Leonardo di Caprio.

Swift, que voló el sábado tras su último concierto en Tokio, vivió con pasión el juego junto a amigas como la cantante Lana Del Rey y la familia del jugador y se llevó varias ovaciones como cuando apareció en las pantallas gigantes terminándose una cerveza a toda velocidad.

La presencia de Swift y también la de Beyoncé, que aprovechó el evento para anunciar un nuevo álbum, opacaron el tradicional espectáculo del intermedio, a cargo de Usher, quien repasó sus mejores canciones con un espectáculo inspirado en la simbología de la capital del juego que tuvo como invitados sorpresa a Alicia Keys, Lil Jon y Ludacris.

El primer Super Bowl en Las Vegas, una ciudad a la que la NFL dio mucho tiempo la espalda para no asociarse al juego, esperaba batir récords tanto de apuestas deportivas como de audiencias televisivas, al sumar a nuevos públicos atraídos por el mediático romance de Swift.

La transmisión de la cadena CBS confirmó eso: dedicó numerosas tomas a la cantante saltando, bailando y comiéndose las uñas.

El Super Bowl más esperado de los últimos tiempos cumplió también con las expectativas deportivas con un trepidante duelo en el que los Chiefs le volvieron a remontar una ventaja de dos dígitos a 49ers como en el Super Bowl de 2020. La derrota condenó a la emblemática franquicia de San Francisco a alargar su sequía de tres décadas sin títulos.

Foto: X @PatrickMahomes

Las Vegas convenció a la NFL en diciembre de 2021. “Casemos estas marcas y traigamos el Super Bowl aquí”, recordó Steve Hill, presidente y director ejecutivo de la Autoridad de Visitantes y Convenciones de Las Vegas. Los propietarios de las franquicias de la NFL respondieron que sí.

El compromiso adquirido culmina este domingo en el Estadio Allegiant, donde la ciudad albergará su primer Super Bowl.

Los funcionarios esperan que atraiga a más de 330,000 visitantes y genere 600 millones de dólares en ingresos. Se prevén nuevos récords en precios de habitaciones de hotel, precios de entradas a show y apuestas deportivas.

Ya conocida por sus despliegues fastuosos, el duelo por el campeonato de la NFL hace que Las Vegas ponga toda su energía en él.

Imitadores y coristas de Elvis Presley, incondicionales de Las Vegas, dieron la bienvenida a los 49ers de San Francisco y a los Chiefs de Kansas City cuando llegaron el fin de semana pasado. Una imponente réplica del Trofeo Vince Lombardi flota en las fuentes del Bellagio. Imitaciones de postes de gol de campo apuntalan los puentes peatonales en el boulevard Las Vegas, mejor conocido como “Strip”.

Celebridades, deportistas profesionales e influencers de las redes sociales se encuentran entre los miles de visitantes que estarán este fin de semana en Las Vegas. Para darnos una idea: ya se reservaron los lugares de estacionamiento para jets privados en Las Vegas y sus alrededores.

Y como era de esperarse, la reventa de entradas para el partido ha superado los 12,000 dólares cada una… y siguen subiendo. Hasta el martes pasado, el precio promedio de una habitación durante el fin de semana en algunos casinos, incluidos el Bellagio y el Aria, había superado los 1,400 dólares por noche de viernes a domingo. Y las 37,000 habitaciones de las 12 propiedades de MGM Resorts International se agotaron para la noche del sábado.

Los funcionarios de Nevada comenzaron a planificar su primer Super Bowl incluso antes de que se completara la construcción del Estadio Allegiant. A diferencia de otras ciudades anfitrionas, Las Vegas ubicó el estadio muy cerca del centro de la ciudad. La instalación, de aspecto futurista y apodada cariñosamente “la Estrella de la Muerte” por Mark Davis, propietario de los Raiders de Las Vegas, se encuentra a 10 minutos en auto desde el aeropuerto y a poca distancia a pie del Strip. Es accesible a través de un enorme puente peatonal.

El Super Bowl estará este año marcado además por la participación, indirecta pero bien aprovechada por la NFL, , Taylor Swift. En Broojula, Ana Paula Ordorica platica con David Faitelson, periodista deportivo y colaborador de TUDN, sobre el encuentro deportivo y el impacto de la estrella del pop.

Foto: X @Vegas 

La liga de football americano ya era la más rica del mundo, pero la llegada de la cantante Taylor Swift a sus estadios para animar a su novio, un jugador estrella del Kansas City, le ha dado un impulso publicitario sin precedentes.

Desde el 24 de septiembre, la artista se ha dejado ver en las tribunas para animar a Travis Kelce, jugador estrella del Kansas City Chiefs que el domingo próximo disputará en Las Vegas el Super Bowl 58, la final del campeonato ante el San Francisco 49ers.

La irrupción de la cantante más popular del momento ha dado a la NFL en general, y a los Chiefs en particular, una exposición mediática adicional que equivale a “millones” de dólares de publicidad.

Según los portales especializados Semrush y Similarweb, las visitas a la página oficial de los Chiefs ha crecido un 40% desde septiembre. Y aunque no es posible establecer formalmente una relación causa efecto, el primer encuentro del Kansas City en los playoffs a finales de enero registró un récord de audiencia.

“Si las audiencias suben, también lo hacen las ventas de publicidad”, afirma Ashley Brantman, codirectora de la consultora de patrocinio Jack 39. “Atrae a un público nuevo”, sobre todo “a las ‘Swifties'”, el club de fans de Taylor Swift, “para ver al novio de Taylor, pero también lo que lleva puesto”, dice.

En una señal de que la NFL se mantiene al día, recientemente firmó un acuerdo de colaboración con la diseñadora Kristin Juszczyk, más conocida hasta ahora por ser la esposa del jugador de los San Francisco 49ers Kyle Juszczyk.

Sus acciones se dispararon después de que diseñara una chaqueta para Taylor Swift que recordaba a la camiseta de Travis Kelce que la cantante lució en un partido.

La diseñadora de 29 años creará una línea de ropa con un estilo más ‘fashion’ que las tradicionales camisetas y gorras, ampliando así la oferta de merchandising de la NFL a otros públicos.

Pero Taylor Swift acaba de demostrar que ha entrado en el ecosistema un nuevo grupo de fans, en su mayoría mujeres. “En cierto modo, ha conectado a los fans de Taylor con los de la NFL”, dijo entusiasmado Roger Goodell, comisionado de la NFL, a finales de noviembre.

El romance entre la cantante con 14 Grammys, cuatro de ellos al mejor álbum pasando a la historia, y el jugador con 2 anillos de campeón también está sonando fuera de Estados Unidos para una NFL que lleva décadas soñando con la expansión.

Swift tiene previsto regresar a toda prisa de Tokio tras su último concierto en Japón el sábado para asistir al partido.

El regreso de Swift a los escenarios nipones se produjo por todo lo alto: con cuatro conciertos programados en el Tokyo Dome, el estadio más grande de la capital y con capacidad para 55,000 personas,.

Además de ser su regreso tras la pandemia, también supone la primera vez que una artista extranjera y mujer actúa en el Tokyo Dome durante cuatro días consecutivos, una muestra del fervor que despierta Swift en el país asiático.

“Tay-Kyo”, una palabra que combina “Taylor” y “Tokyo”, fue uno de los mensajes más repetidos por parte de los seguidores japoneses en redes sociales.

Se estima que el impacto de las cuatro actuaciones en Tokio de Swift será de 34 billones de yenes (210 millones de euros), según estimaciones de Mitsumasa Etoh, de la Universidad de Tokio, que incluyen la venta de entradas, productos comerciales y costes de transporte, además de otros gastos indirectos.

¿Cuál es el efecto de Taylor Swift en el Super Bowl? En Broojula, Ana Paula Ordorica platica con Faitelson, periodista deportivo y colaborador de TUDN, sobre el encuentro entre los Chiefs de Kansas City y los 49ers de San Francisco y la irrupción de Taylor Swift en el deporte.

Foto: X @taylorswift13

Todo lo que gira alrededor de Taylor Swift se convierte en tendencia en redes sociales. Esta vez, comenzó a circular un video en el que habría respaldado a Donald Trump rumbo a la elección presidencial de los Estados Unidos.

Sin embargo, la cantante no posó en la alfombra roja de los Grammy con el letrero en favor del aspirante republicano, a pesar de lo que afirman muchos usuarios afines al expresidente lo han viralizado en redes.

Perfiles de Facebook, Instagram y X comparten un video de Taylor Swift aparentemente sosteniendo un cartel rojo con la frase en inglés: “Trump won. Democrats cheated!”; en español: “Trump ganó. Los demócratas hicieron trampa”, en referencia a las elecciones de 2020 en las que el actual presidente, Joe Biden, resultó ganador.

El contenido se viralizó después de la ceremonia de los Grammy el domingo pasado, donde Swift se convirtió en la primera artista en ganar cuatro veces el premio al álbum del año.

Agencias internacionales como Efe han corroborado lo sucedido. La secuencia viral está manipulada con un letrero en favor a Trump y unas manos que lo sostienen, sobrepuestos en la grabación original donde Taylor Swift posa en la alfombra roja de los Grammy con unos largos guantes negros que no muestran sus manos, como demuestra un análisis con fuentes abiertas y varios rastreos en internet.

Un análisis con lupa con la herramienta Forensically muestra que los dedos no tienen formas normales y las manos parecen insertadas en la imagen, al igual que el letrero rojo con letras azules y blancas.

Por otro lado, una búsqueda inversa de imágenes en Google con los fotogramas clave del video conduce a varias publicaciones en TikTok con la misma secuencia de la cantante en la alfombra roja. Sin embargo, en realidad lleva puestos unos guantes negros largos, y en ningún momento se le ve con un letrero.

Siguiendo la marca de agua en la parte superior derecha de las imágenes virales, al explorar la cuenta de X de la revista Variety, es posible encontrar el video original, publicado el pasado 4 de febrero. En la grabación de 24 segundos se ve a Swift posando frente a las cámaras con un vestido blanco y unos guantes negros largos arriba del codo, y solamente levanta una vez un brazo a la altura de la cintura. No lleva ningún cartel, lo que prueba que se trata de un montaje.

Por otro lado, una búsqueda en Google con las palabras clave “Taylor Swift Trump” no encuentra registros oficiales de que la cantante haya hecho algún pronunciamiento político en los Grammy.

No es la primera vez que Swift es blanco de imágenes manipuladas y acusaciones falsas de haber llamado al voto o apoyado a cierto partido o candidato en varios países. En septiembre pasado una imagen manipulada de la cantante con una playera con el logo de Morena durante su última gira en México se viralizó, misma que resultó ser falsa.

La historia de amor protagonizada por la superestrella de la música Taylor Swift y el tight end de los Chiefs de Kansas City, Travis Kelce, dio un giro inesperado este semana al caer en el mundo de las teorías de la conspiración política después de que el equipo avanzara al Super Bowl.

Surgieron innumerables rumores infundados en las redes sociales, desde afirmaciones de que Swift ha desempeñado un papel en las operaciones psicológicas del Pentágono hasta la idea de que ella y su novio, dos veces campeón del Super Bowl, son figuras clave en un complot secreto para ayudar al presidente Joe Biden a ser reelegido en 2024.

Figuras políticas y mediáticas de la derecha, como el excandidato presidencial republicano Vivek Ramaswamy, la activista política Laura Loomer y la presentadora Alison Steinberg de One America News Network, han amplificado estas teorías.

Las afirmaciones que algunos consideran ridículas, pueden reflejar el temor de la derecha de que alguien tan famoso como Swift, cuya histórica gira Eras es la primera en cruzar la marca de los 1,000 millones de dólares, pueda influir en la carrera presidencial si llama a su seguidores a apoyar cierta opción.

La cultura pop y la política se han visto entrelazadas por mucho tiempo. En el caso de Swift, hay algunas pruebas de que, como mínimo, puede generar más registro de votantes.

En septiembre, Swift publicó un breve mensaje en su cuenta de Instagram animando a sus 272 millones de seguidores a registrarse para votar. La publicación generó más de 35,000 registros en la organización apartidista sin fines de lucro Vote.org.

La enorme base de fans de Swift la convierte en una voz poderosa. Una encuesta de SSRS realizada en octubre de 2023 encontró que cerca de 6 de cada 10 adultos estadounidenses se declararon al menos simpatizantes casuales de la cantante, y el 8% dijo que son grandes fans. La encuesta también encontró que 8 de cada 10 adultos estadounidenses dijeron que habían oído hablar de su relación con Kelce y la mayoría de los que estaban familiarizados con la relación la consideraban real, y no un truco publicitario como se ha llegado a señalar.

Según diversos expertos, la influencia de Swift podría resultar una fuerza difícil de enfrentar, especialmente si apoya públicamente a Biden, como lo hizo en la contienda de 2020.

Recordemos que en la elección presidencia pasada,  Swift respaldó a Biden y a la vicepresidenta Kamala Harris en una entrevista con V Magazine, señalando que “bajo su liderazgo, creo que Estados Unidos tiene la oportunidad de iniciar el proceso de curación que tan desesperadamente necesita”.

Tanto Swift como Kelce han hecho declaraciones públicas sobre política y otros temas que los enfrentan con la extrema derecha.

Swift rompió su negativa a discutir sus puntos de vista políticos en 2018 cuando anunció en una publicación de Instagram que votaría por el candidato demócrata al Senado de Tennessee, Phil Bredesen, y el representante demócrata Jim Cooper. También criticó duramente a la entonces representante federal Marsha Blackburn, candidata republicana, al señalar la oposición de Blackburn a ciertos derechos LGBTQ+ y su voto en contra de la reautorización de la Ley de Violencia contra la Mujer en 2013.

La cantante estadounidense Taylor Swift fue elegida hoy como la Persona del Año por la revista Time, en su esperada lista anual.

La cantante y compositora se posicionó por encima de otros candidatos que se perfilaban para recibir el título de la revista, tales como el presidente chino Xi Jinping, la muñeca Barbie o el gurú de la Inteligencia Artificial, Sam Altman.

Swift tiene una larga carrera detrás de casi dos décadas; su actual gira “The Eras Tour”, así como la película inspirada en esa misma gira, se han convertido en dos hitos, musical y cinematográfico del año, al haber atraído a millones de espectadores.

“Taylor Swift encontró una manera de trascender fronteras y ser una fuente de luz (…) Swift es una rara persona que es a la vez escritora y heroína de su propia historia”, escribió el editor en jefe de Time, Sam Jacobs, en un comunicado.

La revista destacó que gran parte de lo que Swift logró este 2023 es “inconmensurable”. Dijo que “trazó su viaje y compartió los resultados con el mundo: se comprometió a validar los sueños, sentimientos y experiencias de las personas, especialmente de las mujeres, que se sentían ignoradas y regularmente subestimadas”.

Así, Swift añade una nueva distinción a una larga lista de éxitos y discos. Sus álbumes o sus reediciones ocupan con frecuencia los primeros puestos en Estados Unidos, como ocurre actualmente con “1989 (Taylor’s Version)” que encabeza la lista Billboard 200.

Hace un año, la estrella tomó gran notoriedad por criticar al gigante Ticketmaster en torno a la venta de entradas para su gira, “The Eras Tour”, a menudo criticada por su posición de monopolio, a tener que dar explicaciones al Congreso estadounidense.

Taylor Swift cerrará 2023 como la artista más escuchada en el mundo en Spotify, la plataforma de audio en “streaming” más grande del planeta, mientras que ‘Flowers’, el tema de reafirmación personal de Miley Cyrus, lo hará como la canción con más reproducciones.

Los datos, publicados esta semana por la compañía, señalan a la artista estadounidense a la cabeza del ranking con un total de 26,000 millones de escuchas por delante del puertorriqueño Bad Bunny, quien había ostentado la primera posición en los últimos tres años.

Cabe subrayar que Swift también ha sido escogida en 2023 como la ‘Artista del Año’ por otra plataforma de audio, Apple Music, tras haber conseguido que 65 de sus canciones alcanzaran el ‘Top 100’ global, más que cualquier otra figura de la música.

En lo que respecta a Spotify, completan el cuadro de honor: el canadiense The Weeknd, en tercer lugar; su compatriota Drake en el cuarto y, lo que es aún más curioso, hasta el quinto escala el mexicano Peso Pluma como uno de los principales baluartes del auge de la música regional de México.

No es el único triunfo para este género, ya que el tema ‘Ella Baila Sola’ que interpreta este artista junto a sus compatriotas de Eslabón Armado es la quinta canción más escuchada del año en todo el mundo.

La clasificación, que abre ‘Flowers’ de Cyrus (con 1,600 millones de reproducciones desde su lanzamiento en enero de este año), la completan ‘Kill Bill’ de la también estadounidense Sza, ‘As it Was’ del británico Harry Styles y ‘Seven’, del surcoreano y exmiembro de BTS Jung Kook, cuarto.

El talento latino se deja sentir también en la lista de las mujeres con más seguimiento en Spotify, pues por detrás de Taylor Swift aparece, en tercera posición, la colombiana Karol G, entre la citada SZA, que es segunda, y Lana del Rey, cuarta, un puesto por delante de Rihanna, en el año de su reaparición en la Superbowl.

La venta anticipada de entradas para la película de la gira “Eras” de Taylor Swift superó los 100 millones de dólares en el mundo, informó el jueves el operador de cines AMC, lo que la convierte en el filme de conciertos más vendido de la historia.

“Taylor Swift – The Eras Tour” se estrenará el 13 de octubre en 8,500 cines de 100 países, entre los que se encuentra México.

La película se convertirá en el largometraje de conciertos más taquillero de la historia, destronando a “Justin Bieber: Never Say Never”, que recaudó 99 millones de dólares y se estrenó en 2011.

La cadena hace la aclaración que “This Is It”, que reunió 261 millones de dólares en todo el mundo, no se considera una película de conciertos porque solo documenta los preparativos de la actuación de Michael Jackson, que murió antes de presentarse en el escenario.

“Eras” iba a estrenarse inicialmente solo en Estados Unidos, pero la cantante optó finalmente por convertirla en un evento global.

Su gira incluirá una segunda etapa el año que viene, con decenas de fechas en Suramérica, Australia, Asia, Europa, además de Estados Unidos y Canadá. “Eras” cuenta actualmente con 146 fechas.

Un portavoz de AMC detalló que los 100 millones de dólares de ingresos procedían de todos los cines que proyectarán la película, incluidas las cadenas Cineplex en Canadá y Cinépolis en México. Y es que de las 8,500 salas de cine en las que se proyectará la película, 4,000 están en Norteamérica.

El récord histórico de recaudación para un fin de semana de estreno en octubre en Norteamérica es de 96 millones de dólares, establecido por “Joker” en 2019.

“Taylor Swift – The Eras Tour” podría superar los 100 millones durante tres días, del 13 al 15 de octubre, en Norteamérica, según Jeff Bock, de la firma especializada Exhibitor Relations.

La película de 2 horas y 48 minutos contiene imágenes rodadas durante tres conciertos en el SoFi Stadium de Inglewood, un suburbio de Los Ángeles, a principios de agosto.

La gira ‘Eras’ de Taylor Swift llegará a los cines. Por ahora se sabe que será en salas de Estados Unidos, Canadá y México, aunque es posible que llegue a otros mercados.

Swift anunció este jueves que la película de su concierto se estrenará en cines de Estados Unidos y Canadá el 13 de octubre.

La cadena de cines AMC, anticipando una gran demanda por parte de los fanáticos de Swift, dijo que la película se proyectará al menos cuatro veces al día de jueves a domingos en todas sus sucursales en Estados Unidos.

“Eras Tour ha sido la experiencia electrizante más significativa de mi vida hasta ahora y estoy encantada de decirles que pronto llegará a la pantalla grande”, dijo Swift en redes sociales.

Los precios serán más altos que los de las entradas de cine habituales. Un boleto de adulto costará 19.89 dólares y un boleto de niño tiene un precio de 13.13 dólares.

Las preventas comenzaron este mismo jueves. Como es habitual, AMC actúa como distribuidora de la película, aunque “The Eras Tour” se presentará además en otras cadenas.

AMC dijo que, anticipándose al anuncio, actualizó su sitio web para manejar más de cinco veces la mayor demanda de boletos que haya experimentado antes.

En el caso de México, la preventa con la cadena Cinépolis comienza mañana 1 de septiembre, y su proyección está programada para el 13 de octubre, estrenándose a la par que los dos países del norte.

Se proyectará en todos los complejos de la empresa en el país y según lo expuesto en redes sociales, los boletos para salas tradicionales tendrán un costo de $198.90 pesos, mientras que para las salas VIP el costo será $349.00 pesos.

Luego de que iniciara su nueva gira, y tras varias semanas de especulaciones, Taylor Swift confirmó que “The Eras Tour” llegará a nuestro país.

A través de sus redes sociales, la popular cantante anuncio que visitará México, Argentina y Brasil; en nuestro país, anunció que será el 24, 25 y 26 de agosto cuando se presente en el Foro Sol.

Dada la alta demanda que este tour de Swift ha presentado, Ticketmaster y Ocesa anunciaron que no habrá preventas exclusivas como suele suceder en otros eventos.

En su lugar, se habilitó un sistema de pre-registro, para que los interesados puedan “formarse” en una fila virtual, y poder ser seleccionados para ingresar a la compra de las entradas.

Este registro, que se hace a través de la página de Ticketmaster, se habilitó este mismo viernes y estará disponible hasta el próximo miércoles 7 de junio. La empresa detalló que el registro no garantizaba que obtuvieran acceso a la compra.

Además, se señaló que el acceso a la venta será prioritario para residentes de México. Quienes hayan sido seleccionados para acceder a la compra, recibirán el 12 de junio un correo electrónico con el enlace de ingreso a la venta.

La venta de las entradas será a partir del 13 de junio, y se organizará por día respecto a la fecha del concierto.

“The Eras Tour” es primera gira que Swift realiza en cinco años, y llegó luego del lanzamiento de su más reciente álbum, “Midnights”, que salió a la venta en octubre pasado.

Foto: Twitter @taylorswift13 

La ciudad estadounidense de Glendale, en Arizona, anunció este lunes que durante 2 días cambiará su nombre por el de Swift City, en honor a la cantante Taylor Swift, que comenzará su gira el 17 de marzo en esta localidad.

El cambio estará vigente el 17 y 18 de marzo, los 2 días en los que la intérprete inicie su “The Eras Tour”, primera gira internacional en 5 años.

La Alcaldía de Glendale ya había adelantado su intención de rebautizarse temporalmente, pero tenía pendiente todavía revelar su nuevo nombre.

Esta localidad se encuentra en los suburbios de Phoenix, la capital de Arizona, y su último censo, de julio de 2021, apunta a que viven allí casi 250,000 personas.

Con su último álbum, “Midnights”, que salió a la venta en octubre, Swift se convirtió en la primera artista musical de la historia en conseguir los 10 primeros puestos de la lista de 100 canciones del Billboard Hot 100, y el disco fue el más escuchado de Spotify en un solo día.

La inminente gira protagonizó en noviembre una polémica por la venta digital de entradas en Ticketmaster, plataforma que se bloqueó durante el colapso en la preventa.

La promotora Live Nation, propietaria de la web, admitió en enero ante un comité del Congreso que su sistema falló, pero culpó a los ataques cibernéticos de lo sucedido.