Tag

Videgaray

Browsing

El rector y decanos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Estados Unidos, respondieron este jueves a la carta publicada la semana pasada por miembros de la comunidad estudiantil en la que solicitaban la salida de Luis Videgaray de la institución, debido a las acusaciones que recaen en su contra.

El rector Martin A. Schmidt, junto con los decanos David C.Schmittlein y Daniel Huttenlocher, indicaron que el ex secretario mexicano ha sido un colaborador valioso tanto en la Escuela de Negocios Sloan como en el Colegio de Computación Schwarzman, donde es parte de los esfuerzos del MIT para crear una colaboración global sobre Inteligencia Artificial.

«Su comprensión de la formulación de políticas y las relaciones gubernamentales es un activo para nuestro trabajo, al igual que su compromiso con los estudiantes y otros miembros de la comunidad», señalaron las autoridades en una carta publicada en el periódico estudiantil del MIT, The Tech.

Indicaron que Videgaray ha proporcionado actualizaciones periódicas y directas a los profesores y directivos del MIT sobre las revisiones legales que se están llevando a cabo sobre la administración de Enrique Peña Nieto, en la que colaboró en diversas posiciones. «El MIT está monitoreando la situación de cerca», añaden.

Recordaron que el priísta emitió un comunicado en el que negó las acusaciones que se han hecho en su contra, principalmente por Emilio Lozoya, exdirector de Pemex; y en el que defendiendo su trayectoria como servidor público.

Enfatizaron que hasta ahora no se han presentado cargos en contra de Videgaray, por lo que «sigue siendo un miembro bienvenido de la comunidad del MIT».

El excolaborador del gobierno federal mexicano se integró al MIT en julio de 2019 como profesor titular y conferencista en la Escuela de Negocios Sloan, y como miembro distinguido de la Iniciativa de Investigación de Políticas de Internet del MIT. Adicionalmente, fue nombrado Director del Proyecto de Políticas de Inteligencia Artificial para el Mundo (AIPW).

En la carta publicada el pasado 9 de septiembre, los estudiantes y ex estudiantes precisaron que que si bien ninguna institución es perfecta, enviar un mensaje a la comunidad internacional de que se puede ejercer abuso de poder en un país, y ser premiado en otro, avala las prácticas corruptas y la impunidad.

Uno de los personajes más señalados por Emilio Lozoya en su denuncia de hechos es Luis Videgaray, cercano colaborador del expresidente Enrique Peña Nieto (EPN), y a quienes el exdirector de Pemex señala como los responsables de orquestar redes de corrupción durante la pasada administración.

Y aunque Videgaray había decidido no hablar sobre lo señalamientos que se han hecho en su contra, este jueves emitió un comunicado a través de sus redes sociales en el que rechaza los dichos de Lozoya.

«Las múltiples imputaciones que me hace Emilio Lozoya son falsas. Además, son absurdas, inconsistentes y temerarias», expuso el exsecretario de Hacienda.

Dijo que lo dicho por Lozoya son mentiras inventadas para intentar librar las consecuencias de sus propios actos. Aseguró que el único responsable de la grave situación legal que enfrenta toda su familia es el propio Emilio Lozoya.

Videgaray señala que no le sorprende los actos de Lozoya, pues el culpar a otros para salvarse, es una actitud que corresponde con su personalidad.

Tampoco se dijo sorprendido de que Lozoya lo intente culpar de sus actos indebidos, pues «es ampliamente sabido» que no llevaban una buena relación desde que colaboraron, debido al mal manejo financiero que Lozoya hizo de Pemex.

El también exsecretario de Relaciones Exteriores indicó que está atento del requerimiento que la autoridad le pudiera hacer, para contribuir al esclarecimiento de los hechos.

«No voy a permitir que por una venganza política se me difame, y por ello habré de dirimir estos temas y defender mi honorabilidad a través de las instancias jurídicas correspondientes», remató Videgaray.

Tras la filtración de la denuncia de hechos, íntegra, que presentó Emilio Lozoya ante la Fiscalía General de la República (FGR), se pudo conocer los nombres de los acusados por el exdirector de Pemex de recibir sobornos o ser beneficiados por Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray.

En la denuncia, se señala directamente, por nombre y apellido, a diversos personajes de la política, el ámbito empresarial y periodístico.

Ante los señalamientos, muchos de los señalados se han posicionado y han respondido a las acusaciones.

La periodista Lourdes Mendoza, a quien Lozoya señala de recibir «regalos» de Luis Videgaray, aseguró que son absolutamente falsas las acusaciones en su contra.

«Que lo pruebe. Mis columnas hablan por mi, por mi hija, mi trabajo y mi dignidad. Me voy a defender hasta las últimas consecuencias y lo demandaré», señaló Mendoza en referencia a Lozoya Austin.

En entrevista con Radio Fórmula, la periodista aseguró que tal como se dice, «el que nada teme, nada debe», por lo que está dispuesta a dar la cara. Afirmó que muestra de ello, es que fue la primer periodista, en el sexenio de Peña Nieto, en hablar sobre los actos de corrupción que se llevaban a cabo al interior de Pemex.

Además, dijo que a Luis Videgaray siempre lo criticó. «Le escribí no mal, lo que le sigue», debido a la reforma fiscal que defendió el secretario, y que ella consideró atentaba contra todos los contribuyentes.

Entre risas, dijo que a ella nunca le llegó la supuesta bolsa que Videgaray ordenó comprarle. «Mi trabajo si habla por mí, y su trabajo también habló por él, y ahí están los dichos y los números de cada quien».

Por su parte el excandidato presidencial, Ricardo Anaya, dijo que los señalamientos de Lozoya en su contra son «absolutamente falsas».

Indicó que las acusaciones, además de falsas, son absurdas, pues «no resisten el más mínimo análisis». Explicó que según lo expuesto por Lozoya, el presunto soborno se entregó en agosto de 2014, en el estacionamiento de la Cámara de Diputados; sin embargo, dijo que se separó del cargo en marzo de 2014.

«Además de corrupto, salió muy malo para mentir Lozoya». Detalló que en ese momento, él se desempeñaba como secretario general del PAN, y no precandidato a gobernador de Querétaro.

Además, dijo que si existiera una supuesta «complicidad» como lo señala el exdirector de Pemex, cuando encabezó la dirigencia nacional del PAN no habría presentado la denuncia contra Lozoya por el caso de Agronitrogenados, o bien, no hubiera ofrecido durante su campaña presidencial, procesar a Lozoya y al expresidente Peña Nieto.

Anaya Cortés adelantó que pasaría de las palabras a los hechos, por lo que este jueves presentó una denuncia contra Lozoya por daño moral.

Llamó una mentira infame los dichos de Lozoya en su contra. «Si alguien cometió un acto de corrupción y existen pruebas, que se le castigue con todo el peso de la ley»; pidió que el gobierno federal no utilice el caso Lozoya para «embarrar» a todos los opositores de López Obrador.

Por su parte el expresidente Felipe Calderón utilizó sus redes sociales para posicionarse sobre el tema. Sostuvo que el manejo ilegal y mediático del caso Lozoya confirma que el exdirector de Pemex, con el chantaje de tener presa a su mamá, es utilizado por López Obrador como un instrumento de venganza y persecución política.

«No le interesa la justicia, sino el linchamiento, haciendo en mi caso acusaciones ridículas», dijo el exmandatario.

Otro de los señalados en la denuncia, el excandidato presidencial del PRI, José Antonio Meade, utilizó sus redes sociales para negar los señalamientos, y asegurar que su vida pública la ha dedicado a construir un mejor país, siempre con honorabilidad y legalidad.

Dijo que el criterio de oportunidad al que se busca apegar Emilio Lozoya, sirve para conocer la verdad, más no para acusar sin pruebas a quienes aseguró, han denunciado ilícitos. Adelantó que será respetuoso de las investigaciones, y dio a conocer que «anticipé a la autoridad que estoy formalmente localizable. No habré de abonar a escándalos mediáticos».

José Antonio González Anaya, quien también es mencionado en la denuncia, negó los señalamientos de Lozoya en su contra, que dijo, carecen de sustento o lógica alguna.

«Solo se entienden como un acto desesperado de quien sabiéndose culpable, pretende esquivar la justicia mediante el abuso del criterio de oportunidad y vengarse de quien denunció ante la PGR en enero del 2017 las irregularidades de Odebrecht», declaró el exfuncionario federal.

Afirmó que no participó en la aprobación de la reforma energética, en la contratación de Etileno XXI o en la compra de Agronitrogenados. Refirió que en esos años desempeñaba funciones alejadas del sector energético.

El exlegislador panista, Jorge Luis Lavalle, emitió un comunicado en el que aseguró que Emilio Lozoya miente en su denuncia.

Dijo que durante su paso por el servicio público actuó siempre con rectitud, por lo que se apersonará a la carpeta de investigación para defender su honorabilidad.

«Emilio Lozoya no puede probar sus dichos, por la sencilla razón de que que son rotundamente falsos», sostiene Lavalle Maury.

Coincidió en que las acusaciones en contra de los que aparecen en la denuncia, tienen motivaciones políticas.

Quien también reaccionó a lo señalamientos de Lozoya, fue el exdirector de Pemex, Carlos Treviño, quien dijo que son falsas las acusaciones en su contra. Afirmó que siempre ha servido de manera honorable y honesta en todos los encargos públicos que ha tenido. «Mi reputación y forma de vida así lo demuestran».

 

Sobre la filtración de la denuncia de Lozoya, la FGR rechazó que haya sido el responsable de la filtración del documento.

Informó que iniciaron una Carpeta de Investigación por la filtración del documento, «para citar a quienes hayan tenido acceso a ese documento y para realizar todas las diligencias ministeriales necesarias». Incluso «invitó» a quienes la recibieron para que proporcionen el origen de dicho envío.

El equipo legal de Emilio Lozoya también se pronunció al respecto, y dijo que se deslindaba del documento filtrado, reiterando su respeto a las instituciones.

«Será la vía institucional la que seguirá rigiendo nuestro actuar, en el ánimo de que se procure e imparta justicia con respeto a los valores del Estado Democrático de Derecho».

Se dio a conocer la denuncia de hechos que Emilio Lozoya presentó ante la Fiscalía General de la República (FGR), en relación a las redes de corrupción que se tejieron durante las administraciones anteriores dentro de Pemex, y de algunos otros casos de relevancia nacional.

Con la denuncia, el exdirector de Pemex busca que las autoridades le otorguen un criterio de oportunidad y/o le proporcionen un salida alterna en estricto apego a la ley, respecto a los procedimiento que hay en su contra y en contra de su familia.

En el documento, de 63 hojas más un anexo, el exfuncionario detalla los sobornos entregados por Odebrecht en México, y cómo se sobornó al gobierno mexicano, a su presidente, a secretarios de estado y al Poder Legislativo, mediante diversos actos, entre los que destacan la entrega de dinero y promesas de beneficios.

Lozoya señala que los actos de corrupción y sobornos ocurrieron desde el gobierno de Felipe Calderón, y concluyeron con el sexenio de Enrique Peña Nieto, siento durante la negociación de al reforma energética cuando se agudizaron los hechos.

«Durante ese lapso, el grupo o persona jurídica Odebrecht no sólo tuvo contratos y beneficios por parte del Estado Mexicano, sino que, además, participó activamente junto con otras grandes empresas, influenciando la política energética del país mediante la reforma energética».

Tal como ya se había informado, en la denuncia se señala directamente a Enrique Peña Nieto (EPN) y a Luis Videgaray, de ser quienes daban las indicaciones de cuánto dinero y a quién se le debía de entregar.

Se menciona que Odebrecht sabía que los recursos que «aportó» a partir del 2013 eran en su mayoría para influenciar y apoyar las gestiones que el presidente (Peña Nieto) negociaba en el Congreso.

Lozoya relata que en 2011, Peña Nieto y Luis Videgaray le pidieron asumir la Coordinación de Asuntos Internacionales de la campaña electoral, con la encomienda de «gestionar recursos de empresas extranjeras para financiar la campaña electoral», pues había que cubrir muchos gastos.

Detalla que el primer «apoyo» que Lozoya pidió a Odebrecht para la campaña de EPN fue por seis millones de dólares, a cambio, se le prometió a Luis Weyll «beneficios» cuando ganaran la presidencia.

Se detalla una relación entre Peña Nieto y Marcelo Odebrecht; desde que el priísta era gobernador del Estado de México, el dueño de Odebrecht le habría ofrecido apoyar sus aspiraciones políticas. Todo se remontó a una gira que EPN y equipo (Juan Armando Hinojosa, David López y Arnulfo Valdivia) realizaron a Brasil en 2010.

Lozoya relata que en un encuentro posterior, ya como presidente electo, EPN se reunió con Marcelo Odebrecht en compañía de Ildefonso Guajardo, Luis Videgaray y el General Roberto Miranda. Por parte de Odebrecht estuvieron presentes CarlosFadigas (Braskem), Luis Weyll y Roberto Bischoff (Braskem México).

«Reitero que todos los pagos que se realizaron fueron por instrucción de Luis Videgaray Caso, quien desde la campaña fue mi superior y a quien siempre le reporté».

En su denuncia, Lozoya Austin menciona que cuando EPN ganó la presidencia, lo invitó a trabajar en su administración como director de Pemex, posición que aceptó aunque aclara «yo no conocía bien a Enrique Peña Nieto ni a Luis Videgaray Caso».

Lozoya Austin detalla que en febrero de 2013, EPN y Videgaray le indicaron que se requería entregar montos importantes de dinero a la oposición, para que ésta votara a favor de ciertas Reformas Estructurales del interés del Presidente Enrique Peña Nieto.

«Yo intervine principalmente en la aprobación de la Reforma Energética, entregando a través de terceros ciertos recursos en bolsas bancarias transparentes (que permitían ver la denominación de los billetes) y maletas a senadores integrantes de la Comisión de Energía en el Senado de la República y un Diputado Federal».

Aclaró que la negociación con los legisladores del PAN fueron más bien una «extorsión; mencionó a Francisco Javier García Cabeza de Vaca, Francisco Domínguez Servién, Salvador Vega Casillas y Jorge Luis Lavalle Maury. Afirma que la actitud del grupo de panistas era «brutal», pues además de extorsionarlo a él, presionaban y extorsionaban a los grupos gasolineros y contratistas de Pemex.

Lozoya Austin relata que a cambio de ganar el contrato de Tula 1, Luis Weyll ofreció apoyar al gobierno federal con seis millones de dólares adicionales. «Los sobornos entregados siempre tendrían como consecuencia un beneficio para Odebrecht, merced al sometimiento generada por los sobornos».

El exdirector de Pemex señala que EPN y Videgaray establecieron como enlace para entregar los sobornos a legisladores a David Penchyna, entonces presidente de la Comisión de Energía del Senado, a quien en septiembre de 2014, se le entregó un «apoyo económico» por seis millones de pesos.

Adicional, relata que Luis Videgaray le ordenó recibir a Ricardo Anaya, y a Ernesto Cordero. Refiere que al excandidato presidencial se le entregaron 6 millones 800 mil pesos, como apoyo a sus aspiraciones a llegar a la gubernatura de Querétaro, misma que disputaba con el entonces senador Francisco Dominguez, a quien Anaya Cortés dijo «odiar» por «corrupto».

En la denuncia se señala que Francisco Olascoaga era quien poseía el video que se filtró este lunes, donde se entregan los sobornos al enlace de los legisladores de Acción Nacional.

Lozoya enfatiza que «Odebrecht sí tuvo una participación relevante en el Gobierno de Enrique Peña Nieto. Pero también tuvo una gran participación en el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa».

Afirma en su denuncia, que en el sexenio de Felipe Calderón se «gestaron sólidos esquemas de corrupción, precisamente, con Odebrecht, a través de Braskem».

Relata que la planta de Etileno XXI fue la inversión más importante que hizo Braskem en México. Menciona que aunque otros grupos como Grupo Alfa o Grupo Desc hubieran querido dicho contrato, por razones estrictamente políticas se le dio a Braskem.

Sobre el tema de Etileno XXI, menciona a José Antonio Meade y José Antonio González Anaya, quienes «impulsaron evadir la discusión de los detalles de dicho contrato». Los señala de que cuando asumieron la dirección de Pemex, Meade y González Anaya redujeron drásticamente el presupuesto de inversión en exploración y producción, lo cual materializó los incumplimientos que se habían alertado.

«Pareciera que no sólo se beneficiaron de los sobornos en el otorgamiento del contrato, sino además, años después, lograron materializar las clausulas de incumplimiento».

Acusa a Felipe Calderón de haber dado instrucciones a José Antonio Meade, entonces secretario de energía, y a Ernesto Cordero y José Antonio González Anaya, a través de la Secretaría de Hacienda, de hacer que el contrato de la planta pasara las revisiones necesarias. «Entre el 2012 y 2014 dichos funcionarios siguieron en contubernio con Luis Videgaray Caso para satisfacer pretensiones en el contubernio de dicho contrato en perjuicio de todos los mexicanos».

En 2013, Meade llamó telefónicamente a Lozoya, para solicitarle dos cosas: no criticar un crédito otorgado al Sindicato Petrolero de 2012, ya que él había participado en dicho proceso, y no revisara el contrato de Etileno XXI ya que alegó ser de suma importancia para Peña Nieto, además de que él también había participado en dicho proceso.

En la denuncia también se señala que por instrucciones de Luis Videgaray, en 2014 se entregaron más de 8 millones de pesos a González Anaya (4 millones 390 mil pesos) y a José Antonio Meade (4 millones), además de 4 millones de pesos adicionales a Carlos Treviño.

Emilio Lozoya asegura que Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray presionaron para la asignación de contratos o negocios con grupos de interés, nacionales y extranjeros, con quienes tenían compromisos, ya fuera de índole personal, económico o político.

Lozoya Austin finaliza reiterando que a pesar de los actos de intimidación perpetrados en su contra por Luis Videgaray y Peña Nieto, fueron ellos quienes instrumentaron para configurar una asociación de corte delictivo, dirigida a enriquecerse no sólo del erario público, sino a través de la extorsión a personas físicas y jurídicas, el fraude y el engaño, contraer deuda a cargo del erario público y aprovecharse económicamente de está en perjuicio de la Nación.

«Denuncio formalmente hechos posiblemente constitutivos de delito en contra de quien o quienes resulten responsables y/o en contra de las siguientes personas: Enrique Peña Nieto, quien fuera presidente de los Estados Unidos Mexicanos; Felipe Calderón Hinojosa, quien fuera Presidente de los Estados Unidos Mexicanos; Luis Videgaray Caso, quien al momento de los hechos fungía como Secretario de Hacienda y Crédito Público; Francicso Javier García Cabeza de Vaca, entonces Senador de la República; Francisco Domínguez Servién, quien fuera Senador de la República; Salvador Vega Casillas, quien fuera Senador de la República; Jorge Luis Lavalle Maury, quien fuera Senador de la República; David Penchyna Grub, quien fuera Senador de la República: José Antonio Meade Kuribreña, quien fuera Secretario de Energía y Secretario de Relaciones Exteriores al momento de los hechos; José Antonio González Anaya, quien fuera Consejero de Pemex y posteriormente Director General del IMSS y de Pemex respectivamente; Carlos Treviño Medina, entonces funcionario de Hacienda y Pemex, y posteriormente Director General de Pemex respectivamente; Rafael Caraveo Opengo, entonces funcionario del Senado de la República; Lourdes Mendoza, entonces periodista, y Catrlos Salinas de Gortari, entonces comisionista y cabildero del PAN.

Luego de que se informara sobre la denuncia de hechos que presentó el exdiretor de Pemex, Emilio Lozoya, en torno a los casos de corrupción en el sexenio pasado, y en la que apuntó a Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray de ser los responsables de pagar cerca de 500 millones de pesos en sobornos, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) emitió un posicionamiento.

El tricolor aseguró que el partido de hoy, en un claro intento de deslindarse de lo que ocurrió al interior del partido en el pasado, no es ni será «tapadera de nadie».

«Reafirmamos que estamos a favor de la lucha contra la corrupción y de que se sancione a cualquier funcionario público que haya violado la ley», precisó el partido.

Desde la llegada de Emilio Lozoya a nuestro país, y cuando se comenzaron a filtrar algunos de los señalamientos en contra de excolaboradores del gobierno federal, Alejandro Moreno, actual dirigente nacional del PRI, ha dicho que los actos de corrupción son individuales y, quien los cometa, debe enfrentar todo el peso de la ley.

Pidió que no «igualar la conducta de un individuo a la de una institución», en referencia al partido.

Incluso en ese momento señaló que no hay registro, ni en el padrón actual ni en el histórico, de que Emilio Lozoya hubiera militado en el PRI. Sin embargo, ahora las acusaciones de Lozoya Austin han alcanzado directamente a Enrique Peña Nieto y Luis Videgaray, dos figuras del priísmo de los últimos años.

A finales del mes pasado, Alejandro Moreno tuiteó una foto con Peña Nieto, a propósito de su cumpleaños, en el que le llamó «amigo».

Ayer, el Fiscal Alejandro Gertz Manero dio a conocer que Emilio Lozoya había presentado una denuncia de hechos, en la que señaló directamente al expresidente Peña Nieto y al exsecretario de Hacienda Luis Videgaray, de haber sido quienes le ordenado recibir los sobornos de la empresa brasileña Odebrecht, y dirigir más de 100 millones de pesos a la campaña presidencial de 2012.

Adicional, indicó que se destinaron alrededor de 400 millones de pesos en sobornos en el Congreso de la Unión para «convencer» a legisladores, principalmente de oposición, aprobar las reformas estructurales de 2013 y 2014.

El titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, informó esta tarde que Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, presentó una denuncia de hechos respecto a su participación en la red de sobornos de la empresa brasileña Odebrecht, y de otros casos.

En el caso de Odebrecht, explicó el Fiscal, Lozoya aseguró que hubo una serie de sobornos por una cantidad superior a los 100 millones de pesos, los cuales fueron fundamentalmente utilizados para la campaña electoral de 2012, en las que Peña Nieto buscaba llegar a la Presidencia de la República.

Lozoya Austin señaló directamente a Enrique Peña Nieto y a Luis Videgaray de ser quienes le ordenaron que el dinero recibido de Odebrecht fuera entregado a varios asesores electorales extranjeros que colaboraron y trabajaron para la campaña electoral.

Gertz Manero explicó que en la denuncia presentada por el exdirector de Pemex, también se menciona la compra de votos a favor de las reformas estructurales que el gobierno de Peña Nieto impulsó en 2013 y 2014.

«En ese caso específico se habla de también 120 millones de pesos que fueron ordenados por las mismas personas (EPN y Videgaray) para un Diputado y cinco Senadores que él señala los nombres», detalló el fiscal. Indicó que dichos nombres quedarán en reserva hasta que la Fiscalía pueda judicializarlos en el caso de que se encuentren las pruebas suficientes.

También se menciona el caso del complejo petroquímico ‘Etileno XXI’, lo cual ocurrió durante la administración de Felipe Calderón. Lozoya asegura que hubo una serie de beneficios económico a favor de dicha empresa, que también está vinculada con una empresa mexicana que es socia de Odebrecht, y que se les dieron una serie de privilegios en los precios de los insumos en los que el gobierno federal tuvo pérdidas graves.

Alejandro Gertz Manero detalló que  el exfuncionario federal precisó los sistemas que se usaron para recibir los sobornos, los cuales también fueron ordenados por Peña Nieto y Videgaray para que se les entregaran 84 millones de pesos a un grupo de legisladores y a un secretario de finanzas de un partido político;

Añade que posteriormente se le dio una cantidad superior a los 200 millones de pesos para dirigirlos a la aprobación de la reforma electoral.

Se indicó que para soportar sus señalamientos, Lozoya Austin ha apuntado directamente a cuatro testigos, ha entregado un recibo y un video.

«A partir de este momento la Fiscalía General de la República ha abierto la carpeta de investigación correspondiente, y vamos a empezar a realizar todas las diligencias; en primer lugar las ratificaciones, después la presencia de los testigos, el análisis pericial de cada uno de los recibos y del video, y en caso de que sea procedente a las personas que él le imputa los llamaremos a declarar», remató el Fiscal.

Emilio Lozoya se habría tomado muy enserio su papel de «testigo colaborador», pues antes de aceptar por escrito su extradición a México, el exdiretor de Pemex ventiló que la empresa Odebrecht pagó 4 millones de dólares que fueron usados en la campaña presidencial de Enrique Peña en 2012.

Aun en España, Lozoya detalló que el dinero que recibieron de la brasiñela fue usado para el pago de consultores extranjeros, que el entonces coordinador de campaña, Luis Videgaray, contrató para asesorar al equipo del priísta durante la contienda electoral.

Sin embargo, no fue el único dinero que se entregó al equipo de EPN. Ya el poder, Odebrecht pagó otros 6 millones de dólares al gobierno de Peña, para recibir contratos y para repartir entre los legisladores mexicanos para garantizar la aprobación de la reforma energética.

Las declaraciones fueron difundidas este viernes por el diario Reforma, quien tuvo acceso al documento que Lozoya compartió con las autoridades. Con los detalles que compartió, buscaba lograr un acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR), lo que finalmente hizo que aceptara su extradición y regresara al país bajo la figura de «testigo colaborador».

En dicho documento, Lozoya relata que en una ocasión se reunió con el ahora exdirector de Odebrecht en México, Luis Alberto Meneses Weyll, en una panadería de Lomas de Chapultepec, para gestionar y definir la entrega del dinero que la brasileña entregaría. Acudió a dicha reunión por órdenes de Luis Videgaray.

Ahí, Meneses Weyll prometió entregar 4 millones de dólares, de los cuales, 3 millones fueron depositados en una cuenta ‘off shore’ vinculada a Lozoya; sin embargo, él informó de dicho movimiento tanto a Peña Nieto como a Videgaray.

Otro de los sobornos que Lozoya reveló a la FGR fue el pago de Odebrecht por 6 millones de dólares adicionales en 2014, luego de que el gobierno federal le adjudicó un contrato de 3 mil millones de pesos por realizar obras en la refinería de Tula, Hidalgo. Dicho dinero sirvió para sobornar a legisladores, señaló Lozoya.

Entre esos sobornos, se pagó a legisladores de la oposición. El «enlace» designado por EPN fue David Penchyna, quien fungía como presidente de la Comisión de Energía en el Senado. La entrega-recepción de dinero se hacía en una oficina de Montes Urales, en Lomas de Chapultepec.

En total, el gobierno de EPN pagó 52 millones 380 mil pesos en sobornos a legisladores del PAN, para que aprobaran las reformas del Pacto por México.

Entre los detalles que ofreció, Lozoya indicó que Videgaray pidió hacerle llegar 6.8 millones de pesos a Ricardo Anay, quien fue el presidente de la Cámara de Diputados cuando se discutió la reforma energética, y quien en 2014 asumió el cargo de secretario general del PAN.

Otros nombres que Lozoya reveló participaron en las entregas de sobornos fueron los entonces senadores Ernesto Cordero, Salvador Vega, José Luis Lavalle Maury, y los hoy gobernadores Francisco Domínguez y Francisco García Cabeza de Vaca.

Al dar paso a la presentación del reporte ‘quién es quién’ en los precios de las gasolinas, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) recordó que tal como lo prometió en campaña, hasta ahora no se han presentado aumentos en los precios de los combustibles, en términos reales.

“Lo estamos logrando. Es muy satisfactorio poder decirlo. Podríamos frasearlo diciendo que llevamos un poco más de siete meses en el gobierno y no ha habido gasolinazos”, expuso el mandatario.

Al respecto, recordó que gracias a que no han aumentado los precios de los combustibles, la inflación ha ido a la baja, pues indicó que, si aumentaran dichos precios, la inflación se dispararía pues afectaría los precios de otros productos o servicios.

Fue en ese punto donde criticó a un ex secretario de Hacienda, quien negó que los gasolinazos impactaran en la economía del país.

“Hubo un secretario de Hacienda hace poco que decía, de estas eminencias de la economía, que si aumentaban los precios de las gasolinas no afectaba, porque eran muy pocos los que tenían automóvil en función de la población en general”, expuso AMLO.

Y aunque no reveló el nombre de dicho ex funcionario, e indicó que sería tarea de los medios investigar quien hizo tal planteamiento, todo parece indicar que se trata de Luis Videgaray, quien, en agosto de 2016, cuando se encontraba al frente de la Secretaría de Hacienda, afirmó que los aumentos en los precios de las gasolinas no afectaban a toda la población, pues la gasolina no era consumida por todo mundo.

«Otro dato que a veces se escapa, resultado de la implementación de la Reforma Energética, es el gas LP, la gasolina no la consume todo mundo (…) la gasolina es un consumidor directo, solamente aquel que tiene un automóvil o que tiene un vehículo”, sostuvo Videgaray.

Al participar en la Tercera Reunión Plenaria de los diputados federales del PRI, Videgaray explicó que el entonces gobierno federal dejaría de subsidiar las gasolinas pues solamente eran consumidas por las personas con mayores ingresos en el país.

“Las gasolinas las consumen fundamentalmente las personas de mayores ingresos en este país, les comparto un dato: el 40% del consumo de gasolinas lo realiza el 10% de mayores ingresos de la población, el 70% de la población, lo realiza el 30% con mayores ingresos”, detalló el priísta.

Tras darse a conocer la orden de aprehensión en contra del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, la firma Gabinete de Comunicación Estratégica llevo a cabo una encuesta, cuyos resultados arrojaron que nueve de cada 10 personas consideran que deben citarse a declarar al expresidente de la República Enrique Peña Nieto, y a los exsecretarios de Hacienda y Energía, Luis Videgaray y Pedro Joaquín Coldwell.

Al preguntar a los encuestados cual creían que era el motivo por el que aún no han sido llamados a rendir testimonio los tres exfuncionarios, poco más del 60% de los participantes opinaron que porque el actual Gobierno los está encubriendo; el 13% dijo que porque no son relevantes sus declaraciones para la investigación; y un 4% señaló que porque hay corrupción/negociación política de por medio.

Cabe recordar que el abogado de Lozoya Austin, Javier Coello Trejo, pidió a las autoridades citar a declarar a los tres exfuncionarios por la compra de la planta de fertilizantes Agronitrogenados en Veracruz. Sin embargo, una juez federal rechazó la petición.

Asimismo, durante la encuesta se preguntó ¿qué percepción tenían los entrevistados sobre los tres exfuncionarios?, arrojando que más del 70% tiene una percepción de mala a muy mala del expresidente Peña Nieto; 34% opina lo mismo de Videgaray y 19% del exsecretario de Energía.

Más del 90% de los entrevistados coincidieron en que los tres personajes deben ser investigados y menos del 6% dijo que no.

La encuesta fue realizada de manera telefónica los días 09 y 10 de julio de 2019 en ciudadanos mayores de 18 años de los 32 Estados de la República.

Esta es la encuesta completa:

Loader Loading...
EAD Logo Taking too long?

Reload Reload document
| Open Open in new tab

Download

Luego de salir del gobierno federal, el ex colaborador de Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray, se estaría incorporando al Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

Así lo reveló este jueves Bloomberg, quien cita a cuatro fuentes que pidieron permanecer en el anonimato, ya que los planes aún no son públicos.

De acuerdo a las fuentes consultadas, el ex canciller liderará un programa sobre la geopolítica de la inteligencia artificial para el año académico que comienza el 4 de septiembre próximo.

Más tarde, El Financiero indicó que Videgaray confirmó su incorporación a la institución académica.

Con esto, Videgaray regresará a la institución en el que obtuvo su doctorado en Economía hace dos décadas con una tesis sobre cómo los cambios en el precio del petróleo han impactado a los gobiernos que dependen del crudo.

Videgaray ha sido colaborador del ex presidente de México desde su encargo como gobernador del Estado de México, donde fungió como secretario de finanzas en 2005.

Posteriormente, Luis Videgaray dirigió la campaña presidencial de Peña Nieto, y se integró al gobierno federal como secretario de Hacienda durante la primera mitad de la administración.

Videgaray renunció al gobierno luego de haber organizado la visita del entonces candidato presidencial Donald Trump a nuestro país. Más adelante, regresó a la administración pública como canciller, teniendo entre sus principales responsabilidades, la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El futuro canciller de México, Marcelo Ebrard, afirmó que una vez que sea ratificado por los Congresos y Parlamento respectivos, el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), se convertirá en un poderoso incentivo para el crecimiento económico del país.

A través de un mensaje en su red social, Ebrard indicó que la firma del tratado es un avance importante para la inversión y el comercio.

“La firma del entendimiento México – Estados Unidos -Canadá es un avance importante para inversión y comercio. Significará – una vez lo ratifiquen los congresos y parlamento – un poderoso incentivo para el crecimiento económico de nuestro país”, expuso el ex jefe de gobierno capitalino.

El mensaje de Ebrard llega luego de que esta mañana los presidentes de México, Enrique Peña Nieto; de Estados Unidos, Donald Trump; y de Canadá, Justin Tradeau, firmaron el T-MEC en el marco de la cumbre del G20 que se realiza en Buenos Aires, Argentina.

Al respecto, Luis Videgaray compartió un videomensaje de despedida y agradecimiento en el que deseo suerte al presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y a Ebrard, quien lo relevará en la cancillería.

«Mucho éxito a quien a partir del 1 de diciembre será el Presidente de todos los mexicanos el Lic. Andrés Manuel López Obrador. Deseo mucho éxito a quien en breve será mi sucesor, al Lic. Marcelo Ebrard; he tenido la oportunidad de trabajar de cerca la durante esta transición y no tengo la menor duda que la Secretaría de Relaciones Exteriores queda en muy buenas manos, en manos de quien será, estoy seguro, un gran canciller».

 

El canciller Luis Videgaray informó que concedió su última entrevista como funcionario federal, dado que será este 30 de noviembre cuando deje el cargo para dar paso a que Marcelo Ebrard encabece la política exterior del país a partir del primer minuto del 1 de diciembre.

Sin embargo, dicha entrevista fue concedida al equipo de «La Corneta» programa de radio y «Que Importa» programa de televisión que son encabezados por Eduardo Videgaray, hermano del aún canciller.

«Es mi última entrevista porque no encontré otro lugar peor», se escucha decir al canciller siguiendo el tono de broma que caracteriza a Eduardo Videgeray y a José Ramón San Cristóbal «El Estaca».

La entrevista de Videgaray es parte de la gira de medios que diversos funcionarios federales aceptaron previo a concluir su encargo.

 

Luis Videgaray, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), adelantó que el acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) se firmará este viernes a las 06:00 de la mañana.

«Lo que sabemos del Tratado de Libre Comercio (TLCAN), del ahora nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), está programada ya su firma para el próximo viernes a las 09:00 de la mañana, hora de Buenos Aires, que serán las 06:00 de la mañana, hora de México, a esa hora se estará firmando el tratado», afirmó Videgaray en entrevista con Televisa.

Cabe señalar que en los últimos días de gestión del presidente, Enrique Peña Nieto, asistirá a la reunión del G-20, que se llevará a cabo en Buenos Aires, Argentina, en donde atestiguará la firma de dicho tratado comercial.

Luis Videgaray, secretario de Relaciones Exteriores de México, defendió este miércoles la entrega de la Orden Mexicana del Águila Azteca a Jared Kushner, asesor de la Casa Blanca y yerno de Donald Trump, al señalar que muchos mexicanos ignoran el papel fundamental que jugó en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En entrevista con Televisa, Videgaray señaló que sin la participación de Kushner «hoy no tendríamos el tratado de libre comercio con Estados Unidos y con Canadá” que se firmará el próximo viernes.

«Fue gracias a su intervención en momentos muy difíciles, de gran incertidumbre, que se logró que Estados Unidos en lugar de salirse del tratado —como lo pensaba hacer el presidente Trump, y así lo había anunciado durante su campaña— optara por intentar una negociación”.

De acuerdo con Videgaray, la participación de Kushner «deja una huella importante para México y los mexicanos. Sin su intervención, en México se hubieran perdido millones de empleos que dependen de nuestra capacidad de exportar libremente a Estados Unidos”.

Asimismo, lamentó las posiciones contra la entrega del reconocimiento dado que parten de un prejuicio y en realidad “se conoce poco” lo mucho que hizo Kushner por el país pues “trabajó lejos de los reflectores”.

Este miércoles, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, afirmó que tras las elecciones intermedias en Estados Unidos lo más probable es que no habrá cambios legislativos de política pública en el país vecino y detalló que los demócratas, ahora mayoría en la Cámara de Representantes, difícilmente van a apoyar el muro fronterizo.

En entrevista con Televisa, el canciller señaló que las elecciones en Estados Unidos fueron un proceso polarizado y que los ganadores, así como los perdedores, aceptan los resultados.

«Además fue interesante ver un gran número de mujeres que resultaron electas en la Cámara Baja”, afirmó.

Respecto al ambiente político en Estados Unidos, Luis Videgaray señaló que en ese país existe un Gobierno dividido, por lo que «para México continuarán en buena medida los retos que hemos enfrentado desde la elección del presidente Trump, tanto en materia comercial como migratoria”.

El Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, participó esta tarde en la reunión que los miembros del equipo negociador del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) sostuvieron con el presidente Enrique Peña Nieto.

En la Residencia Oficial de Los Pinos, Guajardo señaló que a través del sexenio del Presidente Peña Nieto se han logrado consensar diversas iniciativas de política comercial, que sin duda dejarán “la marca más importante e histórica en este Siglo XXI de la visión de la política comercial del Ejecutivo mexicano, abriendo puertas a todas las latitudes en las cuatro grandes regiones del mundo”.

El funcionario destacó que los retos como el que representó la negociación del T-MEC sólo fue posible enfrentarlo con un liderazgo de Estado, el cual encabezó Peña Nieto.

«Si usted no hubiera tenido el tino de poder procesar esta relación en el justo equilibrio, sin engancharse en la retórica y sí diseñando el nivel de la dignidad para este gran país, que es México, ese espacio fue el que permitió que tuviéramos el margen de negociación. Sin ese espacio, señor Presidente, por más bueno que sea un equipo de negociaciones comerciales no hubiera habido resultados y, por ello, le agradecemos su liderazgo en este proceso”, dijo Guajardo.

Agregó que la aportación que hace el Gobierno del Presidente Peña Nieto con el acuerdo T-MEC no sólo tiene repercusiones en la zona, sino que deja un punto de partida para poder analizar y reordenar el sistema de comercio internacional.

Por su parte el Secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, recordó que el 8 de noviembre de 2016, el mundo entró en una etapa de enorme incertidumbre al preguntarse qué iba a pasar con la elección de Donald Trump en Estados Unidos, y las consecuencias que traería para el mundo.

Dijo que a casi dos años de distancia, México se encuentra hoy en una posición de renovada fortaleza, gracias a que la estrategia del Presidente Enrique Peña Nieto funcionó «por el bien de México». Indicó que el camino por el que optó el Presidente fue “el del diálogo, de serenidad, diplomacia, disciplina y apostando por una solución técnica a la negociación”.

Videgaray dijo que el reconocimiento es para EPN. «Usted ha actuado bien, poniendo siempre el interés de México por encima del interés personal, más allá de los calendarios políticos, más allá de los niveles de aprobación presidencial, asumiendo riesgos, tomando costos. Usted hoy ha puesto a México en una posición que hace menos de dos años era inimaginable, ha hecho de la relación comercial entre México y Estados Unidos una de nuestras mayores fortalezas hacia el futuro”.