Esta mañana, durante su conferencia de prensa, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionado sobre la disputa que hay en el Senado de la República entre los líderes de Morena: Ricardo Monreal y Martí Batres.

AMLO respondió que no está participando en cuestiones partidistas, y menos en este caso que se trata del Poder Legislativo.

«Lo que creo, quienes nos dedicamos al noble oficio de la política, tenemos que actuar poniendo por delante los ideales, los principios y le debemos de profesar un profundo amor al pueblo; si no hay ideales, no hay principios, no se puede hacer política, si no se le tiene amor al pueblo no se puede llevar a cabo el oficio de la política», dijo AMLO.

Indicó que todos los políticos tienen que tener convicciones y entrega total a la causa pública, pues no son los cargos lo que debe importar, sino la contribución a los cambios, y en este caso señaló, a la transformación del país.

Señaló que uno de los cambios que hubo a partir de la pasada elección presidencial, es que el pueblo de México ya es otro, pues hubo un cambio de mentalidad y cuando cambia la mentalidad del pueblo, cambia todo.

«El pueblo de México tiene un instinto certero, sabe quién habla con la verdad, quién tiene buenos sentimientos, quién se preocupa por ayudarlos y quién es un trepador, un oportunista, un politiquero. Entonces, en general si se quiere hacer política, sobre todo esto lo deben de pensar los jóvenes muy bien, que tiene que trabajar en beneficio de la gente, en beneficio del pueblo», sostuvo el mandatario.

López Obrador dijo que quien no escucha a la gente, el que no tiene comunicación con el pueblo, no puede llamarse político.

Al insistirle en cuál era su opinión sobre lo que pasaba en el Senado con Morena, le recordó a todos los legisladores que había que trabajar con la gente, pues el poder sólo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás.

Sin embargo dijo, es normal y hasta necesario que haya discrepancias; tiene que haber polémica y libertad, y todo mundo debe de manifestarse y expresarse.

Sobre si buscaría una reunión con los legisladores de Morena, dijo que no, que lo más que podría hacer es que enviar una carta para expresar su punto de vista, sus sentimientos y desear que le vaya muy bien a Morena; aprovecharía para tratar algunos asuntos como mantener principios e ideales en el partido.

Indicó que en esa carta les recordaría a todos los militantes del partido que fundó que no había que buscar el poder por el poder, no abandonar al pueblo de México y la lucha, no abandonar la lucha por la justicia, por la democracia, por la soberanía, por los valores.

Incluso dijo que para finales de año, antes de que se elija a los dirigentes, si hay un congreso en el partido, también podía enviar una carta,  o si dicho congreso era un fin de semana, podría asistir.

«Pero yo ya no puedo, ni debería estarlo diciendo aquí, nada más porque usted me lo está preguntando, no estoy en activo como militante de Morena, tengo permiso, tengo licencia, represento a todos los mexicanos; partido como su nombre lo indica, viene de parte, es una parte, gobierno representa a todos y ese es mi papel básicamente», remató,

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario