Tag

garcía luna

Browsing

El exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, seguirá en prisión en espera de su juicio, ya que la corte federal de distrito de Manhatan le negó hoy por segunda ocasión su petición de libertad bajo fianza.

La negativa se dio a pesar de la argumentación de la defensa del exfuncionario de que se encuentra en riesgo por el brote de coronavirus, el cual encuentra en las cárceles neoyorquinas uno de sus peores escenarios, incluido el Centro Metropolitano de Detención (MDC) donde está recluido, en la de por sí ciudad en crisis por la pandemia.

La audiencia de este martes fue realizada por teleconferencia y duró poco más de media hora. En su transcurso los fiscales estadounidenses descartaron los argumentos sanitarios para concederle fianza, informó la cadena Telemundo.

La semana pasada, el defensor César de Castro había presentado una oferta de fianza por dos millones de dólares, cifra que doblaba la primera solicitud, para que García Luna continuara en libertad su proceso.

El MDC que alberga a alrededor de 700 prisioneros, reconoció en un documento interno el pasado lunes 23 de marzo su primer caso de contagio por la nueva cepa de coronavirus, aunque el mayor número de casos se da en otros centros de reclusión neoyorquinos.

Llos fiscales estadounidenses desestimaron la petición al señalar que por su edad, poco más de 51 años, García Luna no está en el grupo de mayor riesgo, y tampoco tiene condiciones médicas que aumenten su exposición de riesgo al coronavirus.

Recordemos que el excolaborador del presidente Felipe Calderón fue detenido el pasado 9 de diciembre en Dallas, Texas, acusado de tres cargos de conspiración para transportar cocaína a Estados Unidos más otro por falso testimonio, de los cuales el inculpado se declaró inocente.

La defensa acusó a la fiscalía de minimizar los riesgos y destacó la situación que se vive en Nueva York, que se ha convertido en uno de los puntos donde se vive con más fuerza esta pandemia en Estados Unidos.

El exsecretario de Seguridad, Genaro García Luna, solicitó hoy a través de su defensa afrontar su proceso en libertad, a fin de evitar el riesgo de contraer Covid-19.
En una carta dirigida al juez de distrito, Brian M. Cogan, quien lleva el proceso en su contra, el abogado defensor César de Castro, transmitió la propuesta de que la fianza sea por dos millones de dólares en vez de un millón, la cual ya había rechazada el pasado 28 de febrero.
En aquella ocasión, el juez Cogan resolvió que existía un riesgo de fuga por parte de Genaro García, dado las relaciones y contactos que tiene al haberse desempeñado en el ámbito político mexicano.
García Luna, quien fue secretario de Seguridad durante el sexenio del Felipe Calderón, fue detenido el pasado 9 de diciembre en Dallas, Texas, acusado de tres cargos de conspiración para transportar cocaína a Estados Unidos más otro por falso testimonio, de los cuales el propio García Luna se declaró inocente.
En este segundo intento, la defensa del mexicano asegura que su salida es necesaria ante la expansión del Covid-19 en el mundo y en el Centro Metropolitano de Detención (MDC) de Brooklyn, donde está recluido, pues la prisión, que alberga a alrededor de 700 prisioneros, reconoció en un documento interno el pasado lunes su primer caso de contagio por la nueva cepa de coronavirus.
Un recluso que comenzó a quejarse el pasado fin de semana, fue evaluado por el personal médico del reclusorio y se determinó enviarlo en una ambulancia al hospital presbiteriano del bajo Manhattan, de donde fue regresado a prisión y puesto en aislamiento, según dio a conocer Vice.
Por ese motivo, la defensa de García Luna argumentó que al seguir en la cárcel se expone a un “alto riesgo de muerte” debido a su posible exposición al Covid-19. Añadieron que «por su edad (51 años) y sus problemas respiratorios”, podría ser una potencial víctima de la “seria y urgente crisis de salud pública.

El juez que lleva el caso del exsecretario de seguridad pública, Genaro García Luna, decidió hoy que debe regresar a la cárcel, pues la fianza que presentó el acusado carece de las firmas necesarias para ser dada por válida.

Y es que ayer, la defensa de García Luna ofreciera una fianza por concepto de un millón de dólares para que pudiera salir de la prisión preventiva y continuar el proceso en libertad.

Su abogado aseguró que el exfuncionario no tendría razones para fugarse, ya que su familia está en Estados Unidos y sus cuentas están congeladas, lo que le hace carecer de solvencia económica para sostenerse fuera del país.

El bono por un millón de dólares debería estar firmado por otras tres personas. Sin embargo, dos de esas personas ya no quieren firmar el bono y el tercero, argumentaron los fiscales, es un exempleado de García Luna que no tiene ingresos suficientes para cubrir el bono.

Así lo explicó desde su cuenta de Twitter Alan Feuer, periodista del diario estadounidense The New York Times que se encuentra cubriendo el caso. Los fiscales acusadores argumentaron que existen “políticos mexicanos corruptos» que tienen un incentivo para ayudar a García Luna a huir de Estados Unidos.

En tal sentido, la defensa del mexicano, encabezada por César Castro, externó querer saber a quiénes se refieren, ya que, afirmó, la mayoría de los políticos se han alejado de García Luna.

A partir de la decisión del juez de este jueves, la defensa buscará presentar nuevas firmas del bono o garantizar las anteriores. La justicia de Estados Unidos podrá interrogar a las personas firmantes para asegurarse de que sean buenos candidatos.

García Luna es juzgado por los cargos de conspiración para el tráfico de cocaína y por mentir a las autoridades estadounidenses sobre su pasado para obtener la ciudadanía.

Un excomandante de la policía federal mexicana fue arrestado este viernes por presuntamente haber aceptado cientos de miles de dólares en sobornos de cárteles mexicanos para ayudarlos a enviar cocaína a Estados Unidos, en un caso relacionado al capo Joaquín «El Chapo» Guzmán, dijeron los fiscales.

La oficina del fiscal Richard Donoghue dijo que el acusado, Iván Reyes Arzate, fue encarcelado en el Centro de Detención Metropolitano en Brooklyn, donde cumplía una pena de 40 meses por cargos de obstrucción en un caso en Illinois.

Reyes iba a ser puesto en libertad el 27 de enero y luego deportado a México, antes de que un gran jurado federal lo procesara ayer por tres cargos de conspiración, dijo la oficina de Donoghue.

Reyes compareció esta misma tarde en un tribunal de Brooklyn, en donde se declaró inocente de los cargos que se le imputan. Cada cargo conlleva una pena mínima de prisión obligatoria de 10 años, y los fiscales quieren que sea sometido a detención permanente, tras calificarlo de «riesgo de fuga significativo».

Según la oficina de Donoghue, Reyes recibió sobornos del cártel «El Seguimiento 39», formado por un supuesto ciudadano estadounidense conocido como «Zeta 39», a cambio de ayudar a proteger sus actividades de tráfico de drogas.

Varios testigos que cooperaron dijeron que otros cárteles, incluido el de los hermanos Beltrán Leyva, también pagaron sobornos a Reyes por su ayuda, dijo la oficina de Donoghue.

Según los fiscales, Reyes trabajó de 2003 a 2016 en la Unidad de Investigación Sensible de la policía federal mexicana, y de 2008 a 2016 fue su oficial de mayor rango, lo que lo convirtió en el principal contacto para compartir información con la fuerza pública estadounidense.

Los fiscales dijeron que el caso de Reyes está «presuntamente relacionado» con otros también en Brooklyn contra «El Chapo» Guzmán y Genaro García Luna, exsecretario de seguridad, porque los hechos surgieron de los mismos esquemas, transacciones y eventos criminales.

Guzmán está cumpliendo cadena perpetua sin libertad condicional tras ser condenado el año pasado. Y, a principios de enero, García Luna se declaró inocente de aceptar millones de dólares en sobornos para permitir que el cártel de Sinaloa, de Guzmán, opere impunemente

Foto: Twitter

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) informó este jueves que será el próximo 12 de enero cuando visitará a la familia LeBarón en Bavispe, Sonora.

Indicó que la reunión servirá para que estén informados de los avances en las investigaciones que se siguen por el homicidio de nueve de sus integrantes en noviembre del año pasado.

El mandatario confirmó el encuentro que sostendrá con la familia, donde también estará presente su gabinete de seguridad.

«Voy a estar con ellos el domingo 12. Voy a La Mora, a Bavispe, Sonora. Va el gabinete de seguridad. Yo voy a provechar para hacer una gira por el norte», indicó López Obrador en su conferencia de prensa.

Sobre el caso LeBarón, la Fiscalía General de la República (FGR) informó que por estos hechos hay sietes individuos detenidos, cuatro de ellos permanecen en arraigo en espera a que un juez federal defina su situación jurídica.

Este sería el segundo encuentro que el mandatario federal sostiene con la familia LeBarón luego del asesinato de nueve integrantes de la familia en los límites de Sonora y Chihuahua. Fue en el primer encuentro en Palacio Nacional, donde se acordó que serían los integrantes de la familia quienes definieran el lugar donde se llevaría a cabo la segunda reunión.

El presidente aprovechó para asegurar que la prueba de que los líderes del narcotráfico tenían representante en las altas esferas del gobierno es el caso de Genaro García Luna, quien se desempeñara como secretario de Seguridad en el gobierno del expresidente Felipe Calderón.

AMLO aseveró que en administraciones pasadas, líderes del narco como Joaquín «El Chapo» Guzmán Loera, ahora preso en Estados Unidos, tenían tanto poder e influencia como el presidente de la República.

“Nada más esa prueba, el que estaba a cargo de la seguridad, la mano derecha (de Calderón). Estuvo con Fox, con Salinas y sí, viene de más atrás pues está acusado de proteger a una organización delictiva, esa es la prueba, falta que lo demuestren, falta, pero ahí está ese indicio”, acusó López Obrador.

AMLO criticó que ante hechos como el de García Luna, la oposición se siga dando «baños de pureza», y dijo que aún espera que los que le pidieron enfrentar la violencia con más violencia le pidan una disculpa luego de saberse la colusion del exfuncionario federal con el crimen organizado.

Tras confirmarse la detención de Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública en el gobierno de Felipe Calderón, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) pidió no adelantar ni hacer juicios contra el exmandatario mexicano.

“No quiero que se piense que se está atacando a Calderón pese al daño que nos hizo, no solo a nosotros, sino al país, a partir del fraude electoral en 2006″, expresó López Obrador durante su conferencia de prensa matutina.

Sostuvo que él no hace leña del árbol caído; «no puedo hacer un juicio lapidario, no puedo condenar a nadie, ni a Calderón ni a García Luna, que es un presunto señalado». Subrayó que la justicia se encargará de resolver ese asunto, por lo que tampoco puede adelantar vísperas.

AMLO aseguró que García Luna es presunto responsable de un delito y hay un proceso iniciado, pero no utilizará a su gobierno para perseguir a alguien. Señal´o que su gobierno no va a fabricar delitos contra nadie, y dijo, todo es cuestión de principios.

López Obrador confirmó que la implicación contra García Luna, quien también fue director de la extinta Agencia Federal de Investigación (AFI) creada en la gestión presidencial de Vicente Fox, se realizó a raíz de la detención y extradición del narcotraficante Joaquín «El Chapo» Guzmán.

Aunque dijo que se debe dar tiempo a la investigación que se realiza en Estados Unidos, así como a la que realiza la Fiscalía General de la República (FGR), se debe seguir el rastro del dinero de los sobornos del narcotráfico que de acuerdo con las autoridades estadounidenses recibió el exsecretario de Seguridad federal.

“Se tiene que demostrar quién recibió ese dinero, a dónde fue ese dinero, cómo se repartió ese dinero, seguir la pista al dinero y conocer la verdad, pero no podemos nosotros adelantar ningún juicio, tenemos que actuar de manera responsable, reiteró AMLO.

Este miércoles, Genaro García Luna, quien se desempeñó como secretario de Seguridad Pública durante la administración de Felipe Calderón, reiteró que jamás recibió dinero del Cártel de Sinaloa, como afirmó el narcotraficante Jesús “El Rey” Zambada ante una corte estadounidense en el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán.

En entrevista con Televisa, el exfuncionario aseguró que jamás se reunió ni mantuvo comunicación con Zambada García, ya sea telefónica o a través de intermediarios.

Por el contrario, dijo, durante su paso por el gobierno federal combatió a la organización criminal y su trabajo fue clave para la detención de “El Rey” en 2008 y su posterior extradición a Estados Unidos en 2012.

De acuerdo con García Luna, el señalamiento en su contra es un intento para congraciarse con autoridades de aquel país y obtener una reducción de condena.

Asimismo, negó haber recibido sobornos de Edgar “La Barbie” Valdez Villarreal o haber sido secuestrado en el estado de Morelos por Arturo Beltrán Leyva, como apuntan algunas versiones.

Finalmente, García Luna adelantó que ya está recibiendo asesoría legal y contempla la posibilidad de actuar contra Zambada García por su declaración ante las autoridades estadounidenses.

WordPress Lightbox Plugin