Tag

Paris

Browsing

Un representante de la Policía judicial francesa afirmó que los investigadores apuntan a un cortocircuito como la causa más probable del incendio que se desató el pasado lunes 15 de abril en la catedral parisina de Notre Dame.

El funcionario habló de forma anónima con la agencia de noticias AP, debido a que la investigación se encuentra en curso e informó que los investigadores todavía no tienen permiso para trabajar en el interior de la iglesia y buscar en los escombros, por motivos de seguridad.

Asimismo, el agente informó que el monumento aún se está consolidando con tablas de madera para apuntalar algunas partes de las paredes que se encuentran inestables.

Las llamas han producido enormes desperfectos en uno de los mayores símbolos artísticos y arquitectónicos de Francia.

El techo de la catedral, construido en madera, se derrumbó por completo el mismo lunes, tras lo cual, el incendio se extendió a una de las torres y su aguja central colapsó por las llamas.

Prácticamente desde el comienzo de la tragedia se descartó que se tratase de un acto provocado. El propio Fiscal de París desechó que el incendio se hubiese producido a propósito. Todo apuntaba a que podía estar relacionado con las obras de restauración que se estaban llevando a cabo y que debían finalizar en 2022.

Aún así, la Fiscalía de París ha abierto una investigación en la que están participando más de 50 personas. Se tratará de establecer, además de la causa, las posibles responsabilidades, deficiencias o negligencias que pudieron ocasionar la tragedia.

La empresa encargada de las obras de remodelación en la catedral de Notre Dame, aseguró que “fueron respetadas” todas las normas de seguridad en las labores que realizaban este lunes.

“Todo lo que puedo decirles por el momento es que cuando se declaró el incendio ninguno de mis empleados estaban ahí», dijo a la cadena de noticias BFM Julien Le Bras, el presidente de la empresa Le Bras Frères.

«Todas las normas de seguridad fueron respetadas», añadió, indicando que 12 de sus empleados trabajaban en la catedral, donde se realizaban los trabajos de restauración.

Al respecto, las autoridades confirmaron que no hubo personas heridas o muertas a causa del incendio, solo un bombero que tras la labor que hizo para contener el percance, tuvo que ser trasladado a un hospital.

El empresario indicó que nadie más que ellos están interesados en que se aclare y se sepa que fue lo que originó el incendio.

Las declaraciones del empresario llegan luego de que el fiscal de París señaló este martes que las autoridades privilegian la pista accidental en el incendio que devastó la catedral, al asegurar que «nada apunta a un acto voluntario».

El funcionario indicó que «cinco empresas intervenían en el lugar. Hoy comenzaron a prestar declaración obreros empleados de estas empresas. Están previstos unos 15. Hubo unos 15 que intervinieron, que estuvieron presentes ayer”, precisó Rémy Heitz.

El fuego se logró contener luego de nueve horas de intenso trabajo, aunque el secretario de Estado de Interior francés, Laurent Nuñez, afirmó que los trabajos para garantizar la seguridad en el interior de Notre Dame de París durarían 48 horas más, para que bomberos pudieran ingresar en compañía de personal del ministerio de Cultura y seguir con la labor de rescate de las obras.

De acuerdo con el director de patrimonio de Notre Dame, solo una pieza de arquitectura dentro de la catedral resultó dañada.

«Algunos lo llamarán un milagro», dijo Laurent Prades a The Associated Press y afirmó que el altar mayor, que fue instalado en 1989, resultó dañado por la aguja de la catedral cuando se derrumbó entre las llamas.

«Hemos podido salvar todo lo demás», explicó Prades, quien fue testigo de los trabajos de recuperación durante la madrugada.

«Todas las estelas del siglo XVIII, las ‘pietas’, los frescos, las capillas y el órgano mayor están bien», detalló.

Entre los elementos más famosos del interior de la catedral, Prades añadió que los tres grandes rosetones se salvaron, aunque pueden haber sido dañados por el calor y serán evaluados por un experto.

Asimismo, los bomberos declararon que el incendio destruyó la aguja y parte del techo de la catedral, pero que no afectó a sus campanarios ni a la llamada Corona de Cristo.

La «Sainte Couronne» (santa corona), elaborada con caña trenzada, fue llevada a Francia desde Constantinopla, en el siglo XII. Aunque carece de las espinas originales, la corona ha sido venerada como un objeto de culto cristiano durante siglos.

Cálices de oro, plata y con incrustaciones de gemas; candelabros y otras piezas sobrevivieron también a las llamas.

La catedral de Notre Dame de París, símbolo de la cultura europea, sufrió este lunes un devastador incendio que arrasó con buena parte de la estructura y ha derribado su aguja y techo, construidos entre los siglos XII y XIV.

Desde las siete de la tarde de ayer, se observaba una gran cantidad de humo, visible desde kilómetros de distancia.

A través de redes sociales, diversos usuarios han capturado y compartido en video el impactante instante en el que la aguja del edificio se derrumbó como consecuencia las llamas.

La catedral, de estilo gótico, es un símbolo de la capital francesa, Patrimonio Mundial de la Unesco y uno de los monumentos más visitados del mundo. Cada año recibe alrededor de 13 millones de visitantes.

Llegó a temerse un desastre total con el incendio, pero hacia las 23:00 horas, los bomberos aseguraron que la estructura y las torres estaban a salvo.

De acuerdo con expertos, reparar los destrozos puede llevar años.

La tarde de este lunes se reportó sobre el incendio en la icónica catedral de Notre Dame en París, Francia. Los hechos ocurrieron cerca de las 18:50 hora local, y aunque por el momento se desconocen las causas del incendio, todo indica que los trabajos de restauración que se realizaban pudieron haber provocado el siniestro.

El lamentable incendio ha generado diversas reacciones entre la comunidad internacional, entre las que ha llamado la atención la del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien calificó el incendio como «horrible».

A través de sus redes sociales aprovechó para sugerir desplegar aviones cisterna para combatir las llamas.

«Es tan horrible ver el enorme incendio en la catedral de Notre Dame en París. Tal vez se puedan usar aviones cisterna para apagarlo. ¡Debe actuarse rápidamente!», tuiteó el mandatario.

Quien también reaccionó fue el Vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, e indicó que al ser la catedral de Notre Dame un símbolo icónico de la fe para la gente de todo el mundo, “es desgarrador” verla en llamadas.

“Nuestros pensamientos y oraciones están con los bomberos en la escena y todo el pueblo de París”, señaló.

El gobierno de México, en voz del Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) lamentó el siniestro, y dijo que “es una desgracia para el arte, la cultura y la religión”.

El canciller Marcelo Ebrard también se pronunció. El titular de la SRE dijo que nuestro país lamenta profundamente el incendio en la catedral. “Pueblo y Gobierno de México expresan su solidaridad con Francia y ponen a disposición su apoyo y conocimientos para la reconstrucción que habrá de venir”, dijo.

El presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, también se refirió al incendio que consume la catedral de Notre Dame. Dijo que “es una catástrofe para Francia. Y lo es para España y para Europa”.

Lamentó que las llamas estén acabando con 850 años de historia, de arquitectura, de pintura y de escultura. “Será difícil olvidarlo. Francia puede contar con nosotros para recuperar la grandeza de su patrimonio”.

El Secretario General de la ONU, António Guterrez, afirmó estar “horrorizado” por lo sucedido en la catedral francesa, la cual calificó como “un ejemplo único del patrimonio mundial que se ha mantenido en pie desde el siglo XIV. Mis pensamientos están con el pueblo y el gobierno de Francia”.

Por su parte el presidente francés, Emmanuel Macron, anunció la cancelación de su discurso a la nación que tenía previsto hacer este lunes, debido al incendio en la catedral de Notre Dame.

Macron se trasladó hasta el lugar de los hechos para supervisar y conocer los detalles del siniestro.

 

El icónico diseñador de origen alemán de la casa Chanel, conocido como el kaiser de la moda, falleció este martes a los 85 años de edad en un hospital de París, confirmó la compañía francesa.

“La casa Chanel anuncia con profunda tristeza la muerte de Karl Lagerfeld, director creativo de Chanel desde 1983”, dijo la firma en un comunicado.

Por el momento no se ha revelado la causa de la muerte, ocurrida en el Hospital Americano de París, en el acomodado municipio de Neuilly-sur-Seine, donde según medios franceses ingresó la noche del lunes de urgencia.

La ausencia de Lagerfeld en el desfile de la colección primavera-verano 2019 el pasado mes de enero había desatado las primeras alarmas ya que el diseñador no había faltado a ninguno de sus desfiles desde sus comienzos en Chanel, en enero de 1983.

“Francia y París le deben tanto”, dijo en un tuit el portavoz del Gobierno francés, Benjamin Griveaux, que también recuperó una de las frases míticas del kaiser de la moda, acompañada de un retrato en blanco y negro del alemán: “En lo que me concierne, lo más importante a saber es que todo lo que dicen los otros no es necesariamente la verdad”.

Dos bomberos fallecieron y cerca de 50 personas resultaron lesionadas en una explosión masiva por un escape de gas que destruyó la planta baja de un edificio en un distrito comercial del centro de París, según informaron las autoridades galas.

Los hechos ocurrieron en medio del dispositivo de seguridad de las fuerzas policiales de París ante el noveno sábado consecutivo de protestas de los “chalecos amarillos”, con gran parte de la capital francesa bloqueada por los antidisturbios.

El ministro del Interior, Christophe Castaner, dijo a los reporteros que dos bomberos murieron a causa de las heridas por la explosión de gas.

“Mientras los bomberos buscaban una fuga de gas en el edificio, se produjo una explosión dramática”, dijo Castaner, quien agregó que uno de los bomberos había estado enterrado bajo los escombros durante varias horas.

En su cuenta de Twitter, Castaner dijo que dos bomberos habían muerto y que 10 personas, entre ellas un bombero, tenían heridas graves. Otras 37 personas tuvieron heridas leves, añadió.

Apenas unas horas antes, miles de manifestantes de chalecos amarillos marchaban ruidosamente pero pacíficamente a través del distrito comercial de Grands Boulevards en el norte de París, a solo unos cientos de metros de la explosión.

Este jueves, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Bélgica recomendó a sus ciudadanos que no viajen a París este fin de semana ante las manifestaciones convocadas por los “chalecos amarillos” y recomendó extremar la prudencia a quienes decidan visitar la capital del país vecino.

«Con motivo de las posibles manifestaciones de ‘chalecos amarillos’ el fin de semana del 15 y 16 de diciembre, instamos a los viajeros a retrasar su estancia en la capital (francesa) este fin de semana”, indicó la diplomacia belga en una nota difundida en su página web.

En caso de que alguien viaje a París, el gobierno aconseja evitar las concentraciones de gente, privilegiar los distritos del margen izquierdo del Sena y no visitar “lugares simbólicos y otras zonas turísticas” como el Arco del Triunfo, los Campos Elíseos, la Bastilla, República o Nación.

Se recomienda, además, evitar desplazarse en coche por riesgo de una “circulación caótica” y, en todo caso, asegurarse de tener el tanque lleno de gasolina para evitar situaciones problemáticas.

En París cerca de los Campos Elíseos, la policía lanzó gases lacrimógenos contra los llamados «chalecos amarillos» que se manifiestan este sábado para pedir la renuncia del presidente Emmanuel Macron.

De acuerdo a reportes de la prensa internacional, la policía disparó numerosos proyectiles de gas lacrimógeno para hacer retroceder a los manifestantes, quienes continúan saliendo a las calles en rechazo a las políticas que pretende instaurar el gobierno francés.

Según autoridades, mas de 30 mil personas han salido a marchar, además de que casi todos los comercios están cerrados y sus entradas se encuentran protegidas con tablas para prevenir saqueos. Además se reportó que varias carreteras estuvieron bloqueadas en las provincias del país galo.

Hasta el momento, se reporta que más de 700 personas han sido detenidas y cerca de 200 están bajo detención preventiva; una cifra superior al total de detenciones en la capital el sábado pasado, cuando también los «chalecos amarillos» salieron a las calles.

Cerca de 90 mil policías han sido movilizados en todo el territorio. Además, por primera vez en más de una década, se vieron vehículos blindados de la gendarmería en la capital del país. Todo el oeste de París, donde se encuentra el Palacio del Elíseo y la mayoría de ministerios, estuvo resguardado por la policía. Las patrullas bloqueaban el acceso a las principales plazas de la capital, incluida la de la Concordia, uno de los extremos de la avenida de los Campos Elíseos que va hasta el Arco del Triunfo.

La Torre Eiffel, el museo del Louvre y las tiendas del barrio de la Opera anunciaron que estarían cerradas este sábado debido a las movilizaciones.

Las autoridades  activaron controles en las principales estaciones de ferrocarril y en los puntos estratégicos de la capital donde se congregan manifestantes ataviados con un chaleco fluorescente convertido en el símbolo de este movimiento de descontento social.

 

Foto: Twitter

Este lunes, el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que “se logró mucho” en sus reuniones con jefes de Estado en París el fin de semana, pero reiteró sus ya conocidos reclamos contra los aliados tradicionales del país.

A través de su cuenta de twitter, Trump afirmó que Estados Unidos paga millones “para proteger a otros países» y no obtienen nada a cambio «sino déficits comerciales y pérdidas”.

«Es hora de que estos países muy ricos paguen a Estados Unidos por su gran protección militar o se protejan a sí mismos”, escribió el mandatario.

Durante la conmemoración del centenario del fin de la Primera Guerra Mundial en París, el presidente que se enorgullece de proclamarse “nacionalista” estuvo aislado de los demás, aunque estaba en un continente donde el populismo que él propugna está en ascenso.

Trump inició su visita con una fuerte crítica al llamado del presidente francés Emmanuel Macron a crear una fuerza de defensa europea, llegó solo a los diversos eventos y pasó buena parte de su tiempo oculto en la residencia de su embajador en París.

El domingo, escuchó un discurso sobre los peligros del aislamiento nacionalista y regresó a casa cuando comenzaba la Cumbre por la Paz.

El presidente Donald Trump dijo este lunes que es poco «probable» que se reúna con su homólogo ruso, Vladimir Putin, esta semana en París, en el marco de los actos para conmemorar el fin de la Primera Guerra Mundial.

«No estoy seguro que tengamos una reunión en París, probablemente no», dijo Trump. Sin embargo, afirmó que se van a reunir en la reunión del G20 en Argentina, a finales de noviembre.

Y es que semanas atrás, se informó que de acuerdo al Ministerio de Relaciones Exteriores ruso, Moscú estaba abierto al diálogo y estaría lista para considerar los horarios y lugares de una posible reunión entre los dos líderes, para el próximo 11 de noviembre.

Su asistencia al G20, es lo que obligó a que ninguno de los dos mandatarios atendieran la invitación del presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), para asistir a su toma de posesión.

 

Tras encontrarse en un restaurante de París a la primera dama Angélica Rivera y sus hijas, el periodista de Univisión, Francisco Cobos, denunció a través de redes sociales que dos hombres que se identificaron como miembros del Estado Mayor Presidencial le impidieron acercarse a grabar un saludo y tomar fotos.

De acuerdo con Cobos, los escoltas de Rivera y sus hijas «lograron borrar algunas imágenes en el forcejeo» y amenazaron con llevarlo detenido.

Según se ve en un video publicado en la cuenta de Facebook del periodista, los militares que acompañaban a la familia del presidente Peña Nieto, lo retuvieron en la vía pública mientras intentaban arrebatarle el teléfono celular para ver lo que había grabado. Cobos señaló que uno de los escoltas, el que aparece en la grabación usando una camisa azul, dijo ser teniente del Ejército Mexicano y fue el más agresivo.

Pese a que lograron borrarle algunas partes del video e imagenes que tomó, la hija de 15 años de Cobos grabó, escondida detrás de un macetero, el momento del acoso por parte de los guardias a su padre, sin que éstos se percataran.

Aquí les comparto lo que pasó después de tomar las ya famosas fotografías de la #PrimeraDama de #México Angélica Rivera, en la terraza de un restaurante de París, Francia.

Posted by Paco Cobos on Monday, August 6, 2018

Este jueves, un vuelo de la compañía aérea Air China que volaba desde París hacia Pekín se vio obligado a regresar a la capital francesa después de despegar luego de recibir una amenaza terrorista, según informó la aerolínea en su perfil de la red social Weibo, el equivalente a Twitter en el país asiático.

«Air China ha recibido un mensaje terrorista sospechoso. El vuelo CA876 ha regresado a París a salvo, con el avión y sus pasajeros sin daños», publicó la empresa en su perfil, sin que hayan trascendido más detalles de la amenaza.

La línea aérea detalló que tanto la tripulación como los pasajeros están a salvo y serán reasignados a un nuevo vuelo lo antes posible.

En un video al que ha tenido acceso el diario hongkonés South China Morning Post, presuntamente grabado en el interior del avión tras el aterrizaje en París, varios policías y perros policía rastrearon la aeronave al tiempo que los pasajeros desembarcaban por las escaleras.

El avión, un Boeing 787-9, tenía previsto el despegue de la terminal 1 del aeropuerto París-Charles de Gaulle a las 12:30 hora local y llegaría a la terminal 3 del aeropuerto Capital Internacional de Pekín a las 4:45 de la madrugada en China.