Tag

violencia

Browsing

De acuerdo la más reciente encuesta de El Universal, la aprobación del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) registró una abrupta caída de 10 puntos, al pasar del 68.7% que registró en agosto pasado, a 58.7%.

Según el diario mexicano, la violencia registrada en las últimas semanas sería el factor que afectó la popularidad del mandatario, pues la encuesta se realizó tres semanas después del fallido operativo en Culiacán y dos días después del ataque a la familia LeBarón.

El tema de la seguridad sigue siendo el aspecto que más afecta la imagen del mandatario,pues mientras en marzo pasado el 53% de los encuestados respaldaba el manejo al combate a la delincuencia, y ahora, dicho respaldo cayó al 31%.

En ese sentido, los puntos que más preocupan a los mexicanos son: el combate a la delincuencia (21.2%); el combate al narcotráfico (8.2%) y la viiolencia en el país (6%).

En contraste, los encuestados indicaron que los principales logros de AMLO son los programas sociales (27.4%); combate al robo de combustible (11.5%) y la lucha contra la corrupción (7.8%).

Pese al panorama que se observa, el 55.5% de los consultados creen que el país mejorará con López Obrador al frente del gobierno federal. 49.6% confían en que AMLO cumplirá sus promesas de campaña.

Al respecto, 45.4% de los mexicanos creen que se debe «ser pacientes» con el gobierno, antes de exigir resultados.

Tras el ataque perpetrado la tarde de ayer en contra de la familia LeBarón, en los límites de Chihuahua con el Estado de Sonora, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó los hechos y expresó sus más sentidas condolencias a familiares de las víctimas.

La CNDH explicó que el ataque se llevó a cabo cuando vehículos que se trasladaban en caravana fueron atacados por sujetos armados. Uno de los vehículos se incendió, por lo que murieron calcinados una mujer y cuatro menores de edad.

Ante los hechos, la Comisión requirió a las autoridades de Chihuahua y Sonora implementar medidas cautelares a fin de salvaguardar la vida, integridad y seguridad de los integrantes de la familia LeBarón y brindar atención médica a quienes resultaron lesionados.

En su recomendación también pidieron realizar la búsqueda exhaustiva y localización de al menos un menor de edad que aún se encuentra desaparecido.

«La gravedad y la saña del ataque perpetrado el día de ayer denota el nivel de riesgo en el que se encuentran muchas regiones del país, donde miles de personas están expuestas a la violencia criminal que parece no tener fin y que requiere de la intervención de los tres niveles de gobierno para lograr la pacificación por la vía del derecho, logrando la tranquilidad y la seguridad de toda la población», indicó la CNDH.

Finalmente, el organismo dijo que dará seguimiento a las investigaciones a fin de que los hechos no queden impunes.

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el Estado mexicano tiene la capacidad de enfrentar cualquier amenaza a la población, esto al defender el operativo fallido del pasado 17 de octubre en el que se capturó  y liberó a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín «El Chapo» Guzmán.

Al defender su estrategia contra la delincuencia y la inseguridad, López Obrador aseguró que el Estado mexicano tiene posibilidad de enfrentar cualquier situación contraria a la sociedad, sin embargo dijo, «lo que queremos es que podamos resolver los problemas sin violencia. Que no se violen derechos humanos, que se use la fuerza de forma regulada, que no haya ese afán autoritario, fascistoide que prevalecía de querer exterminar, arrasar, acabar con el contrario,sino que cuidemos la vida de todos y al mismo tiempo se garantice la paz».

Al ser cuestionado sobre las declaraciones de Carlos Gaytán Ochoa, un general del Ejército que cuestionó las decisiones estratégicas del gobierno y señaló una polarización de la sociedad, AMLO dijo que no le preocupan «porque lo más importante en los nuevos tiempos es que no domina la cúpula de poder».

Dijo que Gaytán Ochoa fue funcionario durante un gobierno conservador anterior. «Él tiene una visión distinta», remarcó.

A su vez, el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, refirió que a raíz de la ola de violencia que siguió al operativo en Culiacán, hubo amenazas de acciones criminales en otros estados, «enfocadas a agredir a nuestros servicios y realizar acciones contra la población e instalaciones estratégicas».

Por ello, añadió, se alertó a los comandantes militares de las diferentes zonas para responder en caso de que fueran ciertas las amenazas.

El titular de la Sedena aseguró que se tiene una estrategia de protección ciudadana basada en el despliegue permanente y la coordinación entre todas las fuerzas del Estado, y no solo en lugares donde se han detectado amenazas.

Aseguró que el grupo especializado en la captura de narcotraficantes es el que decidió actuar en Sinaloa, y el gabinete de seguridad no tenían gran información del tema.

Sandoval admitió que hubo un ofrecimiento de dinero por parte del cártel de Sinaloa a un militar durante el operativo, pero este lo rechazó y por ello fue amenazado.

Por su parte el secretario de Marina, José Rafael Ojeda, aseguró que hoy más que nunca «las Fuerzas Armadas están unidas». «No van a poder separarnos. Estamos trabajando por una misma causa, que es la seguridad de la sociedad».

Al respecto, el presidente López Obrador descartó que existan riesgos de fractura en el Ejército, pues dijo, es una institución leal al pueblo de México. “No tengo la menor desconfianza del Ejercito, al contrario, cuento con el apoyo y lealtad del Ejército, y sobre todo con la lealtad que le tiene el Ejercito al pueblo».

Bellum omnium

contra omnes.

Thomas Hobbes

Hace un año el presidente Andrés Manuel López Obrador dio un manotazo al anunciar, sentado frente a un libro titulado ¿Quién manda aquí?, que la construcción del aeropuerto de Texcoco, el NAIM, quedaba cancelada. Desde entonces ha querido dejar en claro que, en este país, quien manda es él.

Pero en el momento en que su autoridad se hizo más necesaria que nunca, el presidente decidió no mandar. Optó por subirse a un avión comercial y quedar incomunicado. Al aterrizar en Oaxaca, en lugar de haberse ido a Culiacán, siguió adelante con su agenda como si la violencia de Sinaloa no mereciera una revisión de sus planes de fin de semana.

La conferencia mañanera del día siguiente la llevó a cabo desde Oaxaca y en Culiacán dejó a los integrantes del Gabinete de Seguridad Pública a que le dieran la cara a los reporteros y periodistas del estado en el que el día anterior se había vivido el terror.

Lo poco que dijo López Obrador la mañana del 18 de octubre en Oaxaca fue que dio la instrucción de que los integrantes del Gabinete de Seguridad no oculten ninguna información respecto a lo ocurrido en Culiacán. Esto evidentemente no ha ocurrido ya que seis días después no sabemos ni siquiera si es o no cierta la versión del New York Times respecto a que en el operativo se detuvo no solo a Ovidio Guzmán, también a su medio hermano, Iván, a quien también se dejó en libertad.

AMLO insiste en la pacificación y en no utilizar la fuerza. “Quien usa la fuerza no tiene autoridad moral”, declaró airoso el presidente desde Oaxaca. No tendrá autoridad moral, pero tiene autoridad, sin adjetivos, como se vio en Culiacán. Y es que ha quedado más que claro que esto de la pacificación y el desarme voluntario no le interesa al crimen organizado.

Pero ante esta realidad, el presidente sigue montado en su macho: no vamos a cambiar de estrategia. Y culpa a ‘sus adversarios’ de ser quienes lo invitan a modificar el plan. Curioso que ‘sus adversarios’ sean los medios; los columnistas; quienes cuestionamos que claramente no se está pacificando al país. Uno esperaría que el presidente vea como adversarios a quienes tomaron rehenes en Culiacán y provocaron la muerte de ya catorce personas, según el recuento al momento de escribir estas líneas.

Quizás en lugar de leer el libro que estaba sobre su escritorio hace un año, cuando dio el manotazo del NAIM, ¿Quién manda aquí?, valdría la pena que lea a Max Weber quien explica que la principal razón de ser del Estado es tener el monopolio del uso legítimo de la fuerza. Cuando esto falla, el Estado deja de cumplir con su razón de ser.

 

Columna completa en EL UNIVERSAL

Una encuesta realizada por la firma Gabinete de Comunicación Estratégica muestra que 54.1% de los mexicanos están en desacuerdo con que las fuerzas federales hayan liberado a Ovidio Guzmán, hijo de Joaquín «El Chapo» Guzmán el pasado 17 de octubre.

Sólo un 34.1% está de acuerdo con la decisión tomada por el gobierno federal, especialmente por el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

A la pregunta: Si hubiera sido el responsable ¿cuál hubiera sido su decisión? El 56.3% opinó que lo hubiera mantenido retenido, mientras que el 35.9% señaló que lo hubiera liberado.

Cuando se les cuestionó a los entrevistados si consideraban correcto que el presidente continuara con su agenda y visitara Oaxaca el fin de semana, o si debió haber ido a Culiacán, el 54.1% que  AMLO debió  haber viajado a Culiacán; un 38.7% opinó que fue correcto que continuara con su agenda tal y como estaba programado.

También se cuestionó a las personas sobre si deben renunciar o no algunos funcionarios públicos. El 52.8% considera que debería renunciar el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo; el 46.8%, el gobernador del estado Quirino Ordaz; 45.6%, el Presidente Municipal Jesús Estrada; el 37%, el comandante de la Guardia Nacional Luis Rodríguez Bucio; el 34.8%, el secretario de la Defensa Nacional Luis Crescencio Sandoval y el 27.9% el presidente López Obrador.

El 63.5% piensa que el narcotráfico tiene más poder en México que el propio gobierno, contra un 28.8% que considera que el gobierno de López Obrador tiene mayor poder.

El 68.3% opina que lo que sucedió en Culiacán ha sido una humillación para las fuerzas del orden tal como se reportó en medios internacionales, mientras un 28.5% piensa que no fue una humillación.

Después de los hechos. el 61.7% se siente poco o nada seguro, mientras que el 37.3% muy o algo seguro.

52.5% de los entrevistas consideran que la información que ha dado hasta ahora el gobierno ha sido muy o algo oportuna, mientras que el 41.3% afirma que hay sido poco o nada oportuna.

Al preguntar a los encuestados si lo ocurrido en Culiacán alentará a los criminales a repetir este tipo de actos cada vez que se capture a un capo, el 76.9% indica que sí los alienta, mientras que solo un 19% señaló que no.

14 civiles, presuntamente vinculados a grupos delincuenciales, y un militar murieron la tarde de ayer en un enfrentamiento en Tepochica, Iguala, en Guerrero.

El nuevo ataque se da un día después de que 13 policías perdieran la vida en una emboscada en Michoacán.

«Los civiles armados iniciaron una agresión de frente a los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, dando como resultado el fallecimiento de un elemento militar así como de 14 civiles armados», declaró el vocero de Seguridad del gobierno de Guerrero, Roberto Álvarez.

Según los primeros reportes, los hechos se registraron luego de que un centro policíaco de Guerrero recibió una llamada anónima que alertó sobre la presencia de hombres armados en la comunidad de Tepochica.

Se ha reportado que en el lugar de los hechos se han encontrado armas de grueso calibre, así como tres vehículos señalados como robados en el que se trasladaban los hombres armados.

Recordemos que en Guerrero tienen presencia diversas bandas del crimen organizado, principalmente dedicadas al tráfico de drogas, que en los últimos años se han enfrentado por el control de las rutas del narcotráfico.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) expresó su optimismo y confianza en que su gobierno logrará pacificar al país, a pesar de que los anteriores gobiernos dejaron crecer mucho la violencia y aplicaron estrategias equivocadas.

En su conferencia de prensa matutina, López Obrador subrayó que no se enfrentará la violencia con más violencia, pues sería errático y doloroso, y por ello hay un nuevo paradigma que incluye enfrentar las causas.

Tras adelantar que habrá más presupuesto para la seguridad en 2020, habló sobre el atentado en el que fueron emboscados 14 policías estatales en Michoacán; señaló que se apoyará al estado sin letalidad.

“No podemos ajusticiar ni masacrar, como se hacía antes», expuso tras recalcar que no se puede enfrentar la violencia con más violencia. “Yo estoy muy optimista que vamos a lograr la paz en el país, que vamos a lograr evitar estos hechos, que es un proceso, estamos avanzando con mucha firmeza, organizándonos, esa es una zona violenta y vamos a seguir atendiendo las causas que originan esta descomposición social», dijo.

Comentó que ningún gobernador le ha pedido “barrer y escarmentar» al crimen organizado e insistió en que “la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia.

Dijo que aunque él quisiera que se avanzara más, la violencia la dejaron crecer mucho, además de que hubo estrategias equivocadas.

López Obrador destacó que para su gobierno es importante conseguir la paz con justicia y dar eficiente protección a los ciudadanos con la Guardia Nacional. En ese sentido, destacó que su estrategia incluye también evitar que la autoridad se mezcle con la delincuencia, procurando que no haya contubernio y que las bandas de delincuentes no tengan protección de las autoridades.

La jefa Ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, afirmó que la ciudad está equipada para manejar la situación actual por sí sola, aunque no descartaría aceptar la ayuda de China continental para enfrentar las protestas cada vez más violentas.

«En este momento, todavía siento que deberíamos encontrar las soluciones nosotros mismos. También es la posición del gobierno central (en Beijing) que Hong Kong debe abordar el problema por su cuenta», dijo Lam antes de la reunión del Consejo Ejecutivo.

«Pero si la situación se vuelve tan grave, no se pueden descartar opciones si queremos que Hong Kong tenga al menos otra oportunidad», agregó.

La líder de Hong Kong señaló que su administración no tenía planes de utilizar los poderes de emergencia de la era colonial para introducir nuevas leyes, después de un largo fin de semana de protestas violentas en desafío a la controvertida prohibición de las máscaras faciales durante las manifestaciones.

«Necesitamos que el pueblo de Hong Kong respete la ley. Entonces, si se ha promulgado una ley pero la gente se niega a acatar la ley, entonces, por supuesto, tendremos un problema en mente, pero apelaría al sentido común y la racionalidad del pueblo de Hong Kong de que este es un momento para observar la ley», dijo Lam.

La decisión de Lam el viernes pasado de invocar poderes de emergencia de la era colonial para imponer la prohibición provocó algunas de las protestas más violentas desde que comenzó la crisis, cuando los manifestantes destrozaron docenas de estaciones de metro, destrozaron tiendas con vínculos con China continental, provocaron incendios y bloquearon carreteras.

La ley antimáscaras también es aplicable en escuelas y universidades, por lo que la Oficina de Educación solicitó a las escuelas secundarias que informen cuántos estudiantes usan máscaras para ir a la escuela este martes, el primer día de clases desde que se implementó la prohibición.

Lam dijo que el gobierno haría una «evaluación cuidadosa» antes de imponer otras medidas legales, como los controles de internet.

Este martes, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionado sobre la inseguridad que se vive en el país y su compromiso de comenzar a ver resultados a la brevedad.

El mandatario afirmó que todos los días están atendiendo el problema. Incluso dijo una de las prioridades de su administración es la seguridad, por lo que dedican tiempo a resolverlo.

«Yo sigo seguro, optimista de que vamos a conseguir la paz en el país, que vamos a avanzar, que estamos haciendo todo lo que está de nuestra parte. Y son varias las razones por las que tengo seguridad y optimismo», respondió AMLO.

Dijo que su optimismo se debe a tres principales razones: primero, se trabaja todos los días en el tema; segundo, están trabajando en forma coordinada con el Ejército, la Marina, Policía Federal y policías estatales.

Adicional dijo que no está delegando el asunto de inseguridad a nadie, y personalmente lo atiende personalmente todas las mañana con el Gabinete de Seguridad. Añadió que también contribuirá que su gobierno no permite la impunidad y la corrupción.

Fue en ese punto donde dijo que adicional se está fortaleciendo la Guardia Nacional, que dijo, «es la base, el sostén» de toda la tarea.

Finalmente dijo que se está avanzando en los programas sociales y en que se está moralizando al país.

«Estoy confiado. Creo que vamos a lograr detener la violencia en el país», remató AMLO.

Porfirio Muñoz Ledo preguntó a los integrantes de la CNTE que impedían sesionar la semana pasada por un bloqueo a los accesos a la Cámara de Diputados que para qué estaban ahí si dentro del recinto cuentan con cuarenta diputados. “Ustedes (los maestros) ya tienen 40 diputados, son el grupo más numeroso; ya quisiera la CTM 40 diputados para un día de fiesta”, les dijo Muñoz Ledo.

Hoy la CNTE amenaza con bloquear de nueva cuenta San Lázaro hasta que se cumplan sus demandas en las Leyes Secundarias.

¿Por qué están de regreso? ¿No les es suficiente tener 40 diputados para empujar su agenda? Por lo visto la CNTE y el SNTE tienen algunos diputados en San Lázaro, pero no necesariamente son cuarenta. Para escribir esta columna me acerqué a legisladores de distintos partidos, incluyendo la oficina del propio Porfirio Muñoz Ledo, buscando conocer quiénes son estos cuarenta diputados y, para mi sorpresa, ¡ni Muñoz Ledo ni los integrantes de la Comisión de Educación los ubican!

¿Cómo puede existir esta idea de que hay 40 diputados de la CNTE en San Lázaro y ni los mismos diputados tienen una idea, ya no digamos un registro, de quiénes son y cuáles son sus posturas? Así de poca es la seriedad de los legisladores para un tema fundamental para México como es la educación.

Revisando las trayectorias (es un decir) de los integrantes de la Comisión de Educación, me encontré con algunas sorpresas.

La presidenta de la Comisión de Educación, Adela Piña Bernal (Morena), tiene cero experiencia en materia educativa. Su único cargo político ha sido la presidencia del Comité Ejecutivo de la Delegación (hoy Alcaldía) Cuajimalpa. Ah, eso sí, es muy cercana a Dolores Padierna y René Bejarano.

Hay algunos maestros en la Comisión, como Flora Tania Cruz Santos (Morena) que ha sido profesora en una escuela primaria en Veracruz; José Luis Montalvo Luna (PT) docente en la escuela normal de Los Reyes Acaquilpan, Estado de México; y Francisco Javier Ramírez Navarrete, maestro en la Universidad Tecnológica del Sur del Estado de México

Integrantes de la CNTE hay solamente dos: Azael Santiago Chepi (Morena) que fue Secretario General de la Sección XXII e Irán Santiago Manuel, Auxiliar de Pagos de la misma Sección.

Hay integrantes de otros sindicatos educativos, como María Teresa López Pérez (Morena), del Sindicato de Trabajadores Académicos de la Universidad de Guadalajara. También Martha Hortensia Garay Cadena (PRI), integrante de la sección 38 del SNTE. Pero la que destaca es Idalia Reyes Miguel, no por ser miembro de la CETEG, la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero, sino porque en 2013 fue detenida por violencia familiar en agravio de su hijo menor de edad.

Hay algunas joyas, como el diputado Luis Eleusis Leónidas Córdova Morán (PRI), que ha sido miembro y dirigente de Antorcha Campesina en Matamoros y Atlixco desde 1981; o Carmen Patricia Palma Olvera (Morena), en cuya trayectoria destaca haber sido presidenta de El Barzón en Quintana Roo.

Columna completa en El Universal

La tarde de ayer, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, encabezó la entrada en operaciones de la Guardia Nacional en la alcaldía Tlalpan.

Al realizar un recorrido, la mandataria local precisó que serán alrededor de 400 elementos de la Guardia Nacional quienes se encargarán de reforzar la seguridad, en los pueblos originarios de Tlalpan como son Santo Tomás Ajusco, San Miguel Ajusco, Santa María Magdalena Petlacalco, San Miguel Xicalco, San Miguel Topilejo y la parte alta de Parres El Guarda; así como una parte de Xochimilco y eventualmente el pueblo tlalpense de  San Andrés Totoltepec.

“Estamos aquí porque estamos dando la bienvenida a la Guardia Nacional, el día de hoy entra aquí a la alcaldía de Tlalpan a acompañar a la Policía de la Ciudad, a acompañar el trabajo que está haciendo la alcaldía, el Gobierno de la Ciudad, la Guardia Nacional”, expresó.

Recordemos que para la Ciudad de México, se desplegarán 2 mil 700 elementos de la Guardia Nacional en ocho alcaldías: Iztapalapa, Iztacalco, Venustiano Carranza, Tláhuac, Gustavo A. Madero, Milpa Alta, Tlalpan y Xochimilco.

Sheinbaum Pardo aprovechó para anunciar que, luego de una consulta ciudadana con habitantes del pueblo de San Miguel Topilejo, fue firmado un convenio con la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) para que elementos del Ejército se encarguen de construir el nuevo Hospital General de Topilejo, anteriormente era el Hospital Materno.

Cuando matan a 30 personas en un bar o llegan a una estación de autobuses a acribillar a otras 5 y lo que llama la atención es el conflicto entre gobernadores y fiscales, algo está muy podrido en el sistema de procuración de justicia y de seguridad en nuestro país.

Eso es lo que ha ocurrido en estos días después de que, en Coatzacoalcos, Veracruz, llegara un grupo o un individuo – hasta el momento seguimos sin tener claridad sobre lo ocurrido – a rociar gasolina y matar por asfixia y quemaduras a 30 personas.

Lo que trascendió inmediatamente después de esa masacre y esa tragedia fueron los desencuentros entre el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, y el Fiscal Estatal, Jorge Winkler. Winkler llegó a la fiscalía impulsado por el antecesor de García, por Miguel Ángel Yunes. Esto le ha molestado a García desde el día uno, al grado que a las reuniones de seguridad del estado está prohibida su entrada.

Así, inmediatamente después de la masacre, García no atinó más que a culpar a la fiscalía estatal por haber liberado a un individuo conocido como “La Loca”, al cual culpó de haber sido el autor material del table dance “El Caballo Blanco” en donde ocurrieron los hechos. Resultó que ni “La Loca” estuvo involucrado en la masacre y este individuo fue liberado, sí, pero por la Fiscalía General de la República…en dos ocasiones. Todo mal.

Y para sumarle al asunto, ayer el Congreso del Estado decidió separar del cargo a Winkler argumentando que no cumple con la certificación de confianza. La remoción dicen que va a ser temporal, pero bien sabemos lo que esa temporalidad va a significar si la decisión queda en manos de los diputados de Morena. La actuación del legislativo no queda claro que cumpla con la ley pero, evidentemente eso es lo que menos les importa. Lo que quiere el gobernador es a Winkler fuera.

En Cuernavaca, la madrugada del lunes llegó un comando a una estación de autobuses y disparó en contra de 5 personas. No fueron 30 muertos, pero, aun así, estamos hablando de un delito de alto impacto en donde de nueva cuenta salieron a relucir las diferencias entre el gobernador Cuauhtémoc Blanco y el Fiscal del estado, Uriel Carmona Gándara. A Carmona lo nombró, obvio, el antecesor de Blanco, Graco Ramírez. Y esto ha sido una de las razones para impedir la colaboración entre gobierno y fiscalía.

Recordemos simplemente que el nuevo sistema penal acusatorio busca la autonomía de la fiscalía, pero deja en manos del ejecutivo estatal o nacional su presupuesto con solamente un tope mínimo fijado por la Constitución. Por ello, tanto Veracruz como Morelos son de los estados que menor presupuesto asignan hoy a sus fiscalías. En Veracruz es de $175.79 pesos per cápita y en

Morelos es de $186.32 pesos per cápita. En contraste, Chihuahua otorga $655 pesos per cápita, por ejemplo.

Así, podemos imaginar que frente a los desencuentros entre gobernadores y fiscales el poder de la chequera inclinará la balanza en favor del gobernador en turno y en contra de la justicia.

Columna completa en EL UNIVERSAL

Como parte del mensaje que ofreció desde Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) habló sobre el tema de la inseguridad y la violencia en el país. Dijo que su gobierno ha emprendido un cambio de paradigma para atender dichos problemas.

«Entre 2006 y 2018, los gobernantes pretendieron resolver la inseguridad y la violencia delictiva mediante acciones de fuerza militar y policial. El resultado fue catastrófico y esa estrategia dejó un saldo pavoroso de muertos, desaparecidos, lesionados y una crisis de derechos humanos, una descomposición institucional sin precedentes y un gravísimo daño al tejido social», dijo AMLO.

Acusó que aún después de que concluyeran los gobiernos que lo provocaron, el país todavía padece de inseguridad y de violencia, que atribuyó a «la mala estrategia que se aplicó desde el principio».

López Obrador señaló que entre las acciones principales para conseguir la paz destaca el hecho de que se están creando mejores condiciones de vida y de trabajo para atender las causas que originan la violencia, es decir, lo principal es que haya empleos, buenos salarios, bienestar y se garantice a los jóvenes el derecho a la educación y al trabajo.

En ese sentido recodó que ya se tiene un mando único coordinado en materia de seguridad pública. Reiteró que el Gabinete de Seguridad es encabezado por él  y sesiona diariamente de lunes a viernes de seis a siete de la mañana en Palacio Nacional.

Indicó que dicho modelo se réplica a escala estatal y regional con la participación de representantes del gobierno federal y de los ejecutivos estatales. Aprovechó para agradecer a los gobernadores, a la gobernadora y jefa de gobierno de la Ciudad de México, pues dijo, todos trabajan de manera coordinada y sin divisiones para enfrentar el problema.

Sobre la Guardia Nacional, dijo que se han desplegado 58 mil 600 elementos que actúan en 150 coordinaciones territoriales del país, aunque recordó que la meta es llegar a 140 mil elementos en 266 coordinaciones en todas las regiones de México.

Añado que la nueva estrategia en materia de seguridad pública ha consistido también en no tolerar la tortura, ni ninguna otra violación a los derechos humanos.

«Estamos dedicando tiempo y recursos a la búsqueda de desaparecidos por la violencia. No descansaremos, estamos trabajando todos los días, haciendo todo lo que humanamente es posible, hasta saber el paradero de los jóvenes de Ayotzinapa. Se busca también, y se está dando protección, se está brindando protección a periodistas amenazados; a defensores de derechos humanos, tienen protección especial 337 periodistas y 639 defensores de derechos humanos. También han sido puestos en libertad 45 presos políticos», sostuvo el presidente.

El mandatario dijo que ni el Ejército ni la Marina se han utilizado ni se utilizarán para reprimir al pueblo, y fue en ese punto donde dijo que se terminó la guerra de exterminio contra la delincuencia organizada.

Agradeció el apoyo y la lealtad de las Fuerzas Armadas que aceptaron el desafío de garantizar la seguridad pública sin violar los derechos humanos, con el uso regulado y adecuado de la fuerza.

Al finalizar de abordar el tema, AMLO reconoció que no son buenos los resultados que se tienen en cuanto a la disminución de la incidencia delictiva en el país, lo cual dijo, constituye el principal desafío del gobierno.


WordPress Lightbox Plugin