El presidente Donald Trump cumplió su amenaza y esta tarde firmó un decreto que, según explicó, tiene como objetivo «defender la libertad de expresión de uno de los mayores peligros a los que se ha enfrentado nunca  Estados Unidos».

Durante la firma, Trump indicó que instruyó al fiscal general William Barr para que trabaje con los estados para hacer cumplir las leyes contra lo que describió como prácticas comerciales engañosas de las empresas de redes sociales.

El mandatario, hablando con reporteros en La Casa Blanca, agregó que un decreto contra las compañías eliminaría el blindaje de responsabilidad del que actualmente disfrutan, y las censuró por su presunta parcialidad editorial.

Recordemos que Twitter marcó con una leyenda, dos tuits del mandatario, al considerar su contenido como información falsa o imprecisa. Trump dijo que las alertas fueron «decisiones editoriales» por parte de Twitter y significaban activismo político.

Trump, quien depende personalmente en buena parte de Twitter para atacar a sus rivales, desde hace tiempo ha acusado a las principales compañías tecnológicas de Silicon Valley de estar en contra de los conservadores en las redes sociales al colocar avisos de verificación de datos o remover por completo sus publicaciones.

«Estamos hartos», dijo Trump, asegurando que el decreto defendería la libertad de expresión.

La medida instruye a dependencias del ejecutivo a solicitar a agencias normativas independientes, como la Comisión Federal de Comunicaciones y la Comisión Federal de Comercio, que estudien si pueden imponer nuevas regulaciones a estas compañías, aunque los expertos han expresado dudas sobre qué tanto se puede lograr sin la intervención del Congreso.

Compañías como Twitter y Facebook obtienen excenciones de responsabilidad de acuerdo con la sección 230 de la Ley de Decencia de Comunicaciones, debido a que reciben el trato de «plataformas» y no de «editoriales». Estas últimas sí pueden enfrentar demandas por los contenidos que publican.

Trump acusó a Twitter de «interferir en la elección presidencial de 2020», e insistió en que, «como presidente, no permitiré que esto suceda». Su director de campaña, Brad Parscale, dijo que el «claro sesgo político» de la empresa hizo que la campaña retirara «toda nuestra publicidad de Twitter hace meses».

Recordemos que la empresa de redes sociales prohibió toda publicidad política desde noviembre de 2019.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario