El actor Alec Baldwin y una especialista en armas serán acusados de homicidio involuntario por el tiroteo que dejó una cinefotógrafa sin vida, en un set en Nuevo México, Estados Unidos, según informaron este jueves fiscales del estado.

La fiscal de distrito de Santa Fe, Mary Carmack-Altwies, emitió un comunicado en el que anunció los cargos contra Baldwin y Hannah Gutierrez Reed, quien supervisaba las armas en el set de la película «Rust».

Halyna Hutchins falleció poco después de resultar herida durante los ensayos en un rancho a las afueras de Santa Fe el 21 de octubre de 2021. Baldwin apuntaba el arma hacia Hutchins cuando se disparó, matándola e hiriendo al director de la cinta, Joel Souza.

El asistente de director David Halls, que le había dado a Baldwin el arma, firmó un acuerdo para declararse culpable de uso negligente de un arma mortal, dijo la oficina de la fiscal de distrito.

El homicidio involuntario o culposo puede involucrar una muerte que ocurre cuando un acusado hace algo que es legal pero peligroso y actúa de forma negligente o sin precaución.

El cargo implica un delito grave y se puede castigar con hasta 18 meses en prisión y una multa de 5,000 dólares bajo la ley de Nuevo México.

Los cargos también incluyen una cláusula que podría resultar en cinco años de prisión obligatoria porque el delito se cometió con un arma de fuego.

Carmack-Altwies dijo que los cargos serán presentados a finales de enero, y que Baldwin y Gutierrez Reed recibirán citatorios para comparecer en la corte. Adelantó que los fiscales se abstendrán de convocar a un jurado acusador y dejarán en manos de un juez determinar si hay una causa probable para avanzar hacia el juicio.

Recordemos que el jefe de policía del condado de Santa Fe, Adan Mendoza, quien encabezó la primera investigación sobre la muerte de Hutchins, describió «un grado de negligencia» en el set de filmación. Pero dejó las decisiones sobre posibles cargos penales a los fiscales después de entregar los resultados de su investigación de un año en octubre.

Baldwin, famoso por diversos papeles en cintas y por su parodia al expresidente Donald Trump en «Saturday Night Live», ha dicho que la muerte fue un «trágico accidente».

Buscó limpiar su reputación al demandar a la gente involucrada con el manejo y suministro del arma cargada que le entregaron. Baldwin, quien también es coproductor de «Rust», dijo que le señalaron que el arma era segura de usar.

La armera que supervisaba las armas de fuego en el set, Gutierrez Reed, ha sido objeto de mucho escrutinio en el caso, junto con un proveedor independiente de munición. Un abogado de Gutierrez Reed ha dicho que no puso munición real en el arma que mató a Hutchins, y ella cree que fue víctima de sabotaje. Las autoridades dijeron que no han encontrado evidencia de eso.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario