El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) insistió este lunes en transparentar todo lo relacionado al caso del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, acusado de corrupción, aunque dijo, se que debe respetar «el debido proceso».

En su conferencia matutina, López Obrador explicó en primer lugar se debe cancelar el contrato «leonino» de la planta petroquímica Etileno XXI, relacionada con el escándalo de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

El acuerdo a 20 años, firmado con Pemex durante la presidencia de Felipe Calderón, ha sido considerado abusivo por el mandatario, al obligar a la petrolera a importar gas para cumplir con sus disposiciones, lo que le ha generado millonarias pérdidas.

«Ese contrato se tiene que cancelar, o sea, es mi opinión, por ser un contrato leonino, se tiene que revisar», dijo el gobernante sobre la planta ubicada en el estado Veracruz, y que ha tomado relevancia en los señalamientos de Lozoya Austin.

El consorcio entre Braskem, filial de Odebrecht, y la mexicana Idesa aseguró que ha efectuado «exhaustivos procesos de investigación interna, con abogados independientes, que concluyeron que no había actividad inapropiada o vínculo de éstas con actos de la constructora Odebrecht en México».

A través de un comunicado recordó que el contrato, que significó 5,200 millones de dólares de inversión, se gestó en 2008 y 2009, entre tres y cuatro años antes de los actos de corrupción que se le imputan a Odebrecht en México, y si una de las partes lo incumple «debería pagar sumas o penalidades a la otra».

Sin embargo, accedió a solucionar la insuficiente producción local de etano, incluso a «desarrollar una terminal de importación» del producto, la «única solución» al problema, según dijo. «Confiamos en que cualquier diálogo con la autoridad se dará en el marco del Estado de Derecho y la legalidad», agregó.

AMLO indicó que el pueblo de México debe saber «toda la verdad», además de que al ser un asunto de interés público «nacional» se debe «conocer toda la denuncia».

Llamó a la Fiscalía General de la República, institución que denunció a Lozoya, a informar sobre la denuncia al completo, los implicados y el manejo indebido de dinero. Pidió incluso que se vea en redes sociales y la televisión «el
vídeo que se asegura entregó el señor Lozoya a la Fiscalía» y que exhibiría la red de sobornos en las altas esferas del poder durante el gobierno de Enrique Peña Nieto.

«Esto es sano y ayuda a purificar la vida pública», remarcó el presidente.

En segundo lugar, pidió recuperar todos los bienes y recursos «mal habidos, y por último, reiteró que si el pueblo lo decide por «consulta ciudadana» se enjuiciará a expresidentes manchados por la corrupción. Aunque él, en la eventual consulta, votaría que «no» porque su «fuerte» no es la «venganza».

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario