La Cámara de Diputados aprobó esta tarde, en lo general, el dictamen con proyecto de decreto que adiciona un párrafo segundo al artículo 77 Bis 17 y modifica el párrafo segundo del artículo 77 Bis 29 de la Ley General de Salud.

Con dichas reformas,  el gobierno federal podrá disponer de cerca de 33 mil millones de pesos del Fondo de Salud, conocido como de Gastos Catastróficos.

Luego de que ayer la oposición lograra que dicho dictamen no se discutiera y en su caso aprobara como lo pretendía el bloque de la Cuarta Transformación, esta miércoles las bancadas de Morena, PT y PES lograron sumar 254 legisladores para poder reunir el quórum necesario. Se requerían 251.

La votación que se registró fue de 242 votos a favor, 7 en contra y 5 abstenciones. La a oposición no votó para evitar quórum, sin embargo no lograron detener la aprobación. Reclamaron a la presidenta de la Mesa Directiva no cerrar el tablero a tiempo, dando oportunidad de que más diputados pudieran emitir su voto.

En el dictamen se precisa que cuando el Fondo de Salud para el Bienestar acumule recursos en un monto superior a dos veces la suma aprobada en el Presupuesto de Egresos como aportaciones al fideicomiso del Fondo, el remanente podrá destinarse a fortalecer acciones en materia de salud a través del reintegro de recursos correspondiente a la Tesorería de la Federación o mediante el Fondo de Salud para el Bienestar.

Los recursos acumulados que se mantengan en el Fondo seguirán garantizando la atención de enfermedades que provocan gastos catastróficos, necesidades de infraestructura, abasto y distribución de medicamentos y otros insumos y el acceso a exámenes clínicos, conforme lo establece el artículo 77 bis 29 de esta Ley.

El artículo Segundo Transitorio precisa que el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) instruirá a la institución fiduciaria del Fondo de Salud para el Bienestar para que, a más tardar el 1 de abril de 2021, concentre en la Tesorería de la Federación la cantidad de hasta treinta y tres mil millones de pesos del patrimonio de ese Fideicomiso, de conformidad con las disposiciones jurídicas aplicables.

Debido al enfrentamiento entre los legisladores de Morena y oposición, no se pudo continuar con la discusión de las reservas.

Sobre la aprobación de las reformas, la Coparmex advirtió que la medida impactará de forma inevitable en la calidad de vida de miles de mexicanos, dado que el Fondo de Salud para el Bienestar es el único mecanismo de protección para personas sin seguridad social que tienen alguna enfermedad de alto costo o “gasto catastrófico”.

«En la Coparmex lamentamos profundamente que se concretaron las intenciones manifestadas por algunos legisladores para reformar la Ley General de Salud, a fin de hacer un uso discrecional del dinero del Fondo de Salud para el Bienestar».

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario