En las últimas semanas, los hechos de violencia en el país han venido al alza, pese a que el gobierno federal asegure lo contrario y defienda  la estrategia de seguridad del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO): abrazos, no balazos.

Jalisco, Guanajuato, Chihuahua, Baja California y Michoacán, han sido algunos de los estados donde la delincuencia organizada han provocado ataques, incendios y bloqueos en reacción a labores realizadas por el Ejército Mexicano y la Guardia Nacional. 

El presidente López Obrador ha preferido culpar a sus adversarios por lo sucedido, al señalar que han exagerado en todo lo relacionado a la inseguridad. Esto le ha permitido defender su propuesta de que la Guardia Nacional necesita pasar a la Sedena para que se garantice su funcionamiento.

En ese sentido, el mandatario ha defendido la labor de la Guardia Nacional, su conformación, y su despliegue en todas las zonas del país, pues dijo, ayudan a las labores de seguridad.

Por eso, sorprende que mientras el país enfrenta esta ola de violencia, el gobierno federal accediera a enviar un grupo de la Guardia Nacional al mundial de Qatar, que arrancará en noviembre próximo.

«Por lo que se refiere a las labores de seguridad y presencia disuasiva, la Guardia Nacional fue invitada por el Gobierno de Qatar a integrarse junto con las policías nacionales de los otros países participantes en el mundial, en el Centro Internacional de Cooperación Policial», informó la cancillería, quien encabeza las labores de acompañamientos para los mexicanos que asistan al evento deportivo.

En envío de elementos de la Guardia Nacional se da en el marco de la estrategia del gobierno federal para «informar, proteger y acompañar» a las y los connacionales que asistirán a la Copa Mundial, que según dijo el canciller Marcelo Ebrard, se conforma de dos etapas.

La primera, es una campaña preventiva para las personas mexicanas antes de realizar su viaje, que brinda información sobre planeación, requerimientos para ingresar al país y recomendaciones sobre usos y costumbres en la región, así como sustancias y productos prohibidos. La segunda etapa es la apertura del Centro México Qatar, espacio que contará con un equipo multidisciplinario de diversas áreas de la Secretaría de Relaciones Exteriores y otras dependencias federales.

El canciller destacó que el Centro “tendrá todo lo necesario para apoyar a nuestra afición (…) dar una respuesta, un respaldo a esa representación de México que va a estar allá, que probablemente exceda de 80,000 personas (…) será la presencia de mexicanas y mexicanos más importante en la historia en un país de Medio Oriente (…) estamos listos para apoyarles”. “Estamos listos, listas, para el Mundial Qatar 2022”, puntualizó.

Finalmente, el director ejecutivo de Estrategia y Diplomacia Pública de la SRE y enviado especial para la Copa Mundial de Qatar 2022, Alfonso Zegbe Camarena, externó que el equipo integrado por diversas áreas del gobierno federal permitirá aprender de esta experiencia para preparar la próxima Copa del Mundo 2026, que será organizada por México, Estados Unidos y Canadá.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario