La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó esta tarde que la capital del país permanecerá en semáforo naranja con alerta la próxima semana.

Ante la posibilidad de que había de regresar a semáforo rojo, la mandataria local indicó que en los últimos días se ha presentado una estabilización en el número de contagios de COVID-19, así como en la ocupación hospitalaria. Llamó a la población a mantener las medidas sanitarias de protección y sana distancia.

“No estamos en el nivel de regresar al Semáforo Rojo (…), pero tampoco estamos en la condición de abrir nuevas actividades, sino estamos en ALERTA y estamos llamando a toda la ciudadanía a mantener de manera muy importante todas estas medidas», dijo la mandataria.

Sheinbaum Pardo adelantó que si se mantiene la tendencia de crecimiento en las cifras de contagios y hospitalización, se aplicarían horarios restringidos a ciertas actividades, los cuales se darían a conocer el próximo viernes.

La morenista explicó que a la fecha, en los Hospitales COVID-19 capitalinos se tiene una ocupación total de 2 mil 769 camas: 2 mil 18 no intubados y 751 intubados. En la Zona Metropolitana del Valle de México se tiene una ocupación total de 3 mil 726 camas: 2 mil 777 no intubados y 949 intubados.

Indicó que, entre el 10 y 19 de octubre se pasó de 2 mil 565 a 2 mil 775 personas hospitalizadas, lo que representó un incremento de 23 personas al día en promedio; en los últimos tres días esta tendencia se detuvo con 2 mil 769 personas hospitalizadas.

Agregó que la capital del país se encuentra 40% por debajo del punto máximo de 4 mil 575 hospitalizados alcanzado el 21 de mayo y respecto al inicio del Semáforo Naranja, hay mil 53 hospitalizados menos. Detalló que en la última semana se realizaron 34 mil pruebas de Covid-19.

Sobre las medidas que se analizan, está el aplicar restricciones de horarios en restaurantes, establecimientos mercantiles y centros comerciales. Además, en los próximos días se intensificarán las verificaciones en restaurantes y bares convertidos para asegurar que cumplan con horarios, reglas de aforo y medidas sanitarias.

Recordaron que se mantiene sin autorización la operación de bares, antros, cantinas, billares, conciertos y eventos masivos, baños públicos (regaderas, vapor, sauna, baño turco y spa), eventos deportivos con público, eventos sociales, convenciones y congresos, oficinas y corporativos, escuelas, guarderías y estancias infantiles.

Tampoco se permiten las actividades de ferias en pueblos y barrios, verbenas, romerías y fiestas patronales.

Al respecto, se informó que el 1 y 2 de noviembre, en el marco de la celebración del tradicional Día de Muertos, los panteones públicos y privados de la Ciudad de México permanecerán cerrados, y en el caso de los cementerios comunitarios, se les orienta para que cierren sus puertas, o en caso de que operen, lo hagan bajo un estricto esquema sanitario coordinado con Alcaldías; todo ello para evitar contagios de coronavirus.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario