Tag

banamex

Browsing

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) pidió este miércoles a los interesados en comprar Banamex, tras la salida de Citigroup del país, que no tengan deudas fiscales. Además reiteró que su gobierno pretende facilitar la venta del banco.

Los comentarios de López Obrador se produce después de que se conociera que el empresario Ricardo Salinas Pliego, quien ha mostrado interés en la adquisición de Banamex, acumula una deuda con Hacienda de 2,636 millones de pesos.

Al hablar sobre la venta de este banco, el presidente planteó cinco recomendaciones que su gobierno da para la venta de Banamex.

En primer lugar, dijo que le gustaría que «se mexicanizara» el banco, es decir, que los socios mayoritarios fueran mexicanos y que quienes compren tengan solvencia económica para respaldar a los clientes de Banamex, «tanto a los actuales como a los futuros».

Asimismo, pidió que estos socios no tengan adeudos fiscales con el SAT y que quienes vendan paguen los impuestos a México «a la hacienda pública, que no pase lo que sucedió cuando vendieron Banamex, los que vendieron no pagaron ni un centavo de impuestos», indicó.

Reiteró que le gustaría que el fondo cultural artístico de Banamex sea para el disfrute y en beneficio de los mexicanos: “no queremos que ese fondo se vaya al extranjero ni que quede como un fondo privado”, afirmó.

El mandatario señaló que no quiere cerrar al país a los extranjeros, pero reclamó que «no es posible que las utilidades no se reinviertan en México, las utilidades de los bancos, si no se van a los lugares donde están las sedes, las matrices de esos bancos, queremos por eso que (los socios) sean mexicanos», refirió.

El presidente insistió en que hay empresas que se sienten «los dueños de México» y buscan tener los «privilegios» de antaño; sin embargo, dijo que «esto ya cambió».

«La mayoría de los empresarios, de los inversionistas, ya saben cuáles son las reglas. Hay que pagar los impuestos, nada de privilegios fiscales, nada de condonaciones, nada de contratos abusivos, leoninos. Buenos para ellos y malos para la nación», apuntó.

En relación a que un juez del Tribunal Superior de Justicia de Ciudad de México otorgó medidas cautelares a la empresa Oceanografía para frenar la venta de acciones, activos y todos los bienes de Banamex, López Obrador indicó que «en lo que podamos ayudar con el propósito que no se bloquee, no se demore, no haya prácticas dilatorias vamos a estar pendientes y si es necesario vamos a solicitar intervención del poder judicial para que se resuelvan asuntos legales».

Ante la propuesta de que el patrimonio cultural de Citibanamex pudieran pasar al Estado mexicano, AMLO dijo que sí se podría, y que Hacienda sería la encargada de ver en cuánto estiman del valor total de dichos estos bienes, para que poder hacer un planteamiento, «pero con el propósito de llegar a acuerdos».

La salida de Citigroup y la venta del Banamex «no preocupa» al sector, afirmó este miércoles el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Daniel Becker.

“No nos preocupa porque es importante tener claro que Citi ha definido desde hace años o meses que va a dedicarse al mercado corporativo y a la banca de inversión, y eso ya lo hicieron en 13 países en Asia, ya habían anunciado que lo iban a hacer en todo el mundo», comentó Becker en una conferencia.

Citi, que en 2001 compró Banamex, anunció la semana pasada que dejará la banca de consumo y banca empresarial de CitiBanamex, como parte de su nueva visión estratégica.

Hay que considerar que CitiBanamex es el tercer mayor banco del sistema bancario nacional con el 12.9% de los depósitos, el segundo mayor de los créditos al consumo con el 15.8% y el cuarto en créditos comerciales con 9.2% del mercado, según datos de la agencia Moody’s.

Ante «algunas percepciones que han surgido», el líder de la ABM insistió en que “la operación no está relacionada a las condiciones locales» y que «obedece a una redefinición del modelo de negocio». «No nos preocupa y son transacciones que suceden, como suceden en todas las partes del mundo», aseveró.

Tras el anuncio de la salida de Citi, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha pedido «regresar Banamex a México» al citar como posibles compradores al magnate Ricardo Salinas Pliego, dueño de Banco Azteca, Carlos Slim de Inbursa, Carlos Hank González de Banorte y el inversionista José Javier Garza Calderón.

Aunque el líder de ABM expresó «respeto» por el «comentario muy válido» de López Obrador, pidió no caer en especulaciones porque el proceso aún no inicia.

“El deseo del presidente es un buen deseo. En la ABM somos agnósticos al origen del capital, pero no somos agnósticos al que el que gestione un activo tan relevante sea un grupo que tenga las capacidades técnicas y profesionales”, manifestó.

En la conferencia, el representante de la banca presumió un crecimiento anual de 2.4% del crédito al sector privado hasta noviembre de 2021. También destacó un crecimientos de 7.6% de la inversión fija bruta y de 6.8% en el consumo privado.

Pese a reconocer que la recuperación «se atenuó» en la segunda mitad de 2021, Becker destacó el crecimiento en rubros como el empleo formal.

“Ya hay algunos analistas cuestionando el crecimiento económico. Nosotros creemos que dependerá mucho de la evolución tanto de la inflación como de las cadenas de suministro como de la pandemia, pero en términos generales seguimos viendo un ciclo expansivo”, concluyó.

Las agencias Fitch y Moody’s revisaron a la baja las calificaciones del Banco Nacional Mexicano (Banamex) tras el anuncio del grupo estadounidense, Citigroup, de abandonar la marca CitiBanamex.

Moody’s puso «todas las calificaciones y estimaciones de CitiBanamex en revisión para la baja», lo que incluye la calificación de depósitos de Baa1, la evaluación del riesgo crediticio base (BCA, en inglés) de baa1 y la calificación de depósitos de largo plazo de Aaa.mx.

«La revisión para la baja surge del anuncio de Citigroup Inc. (A3 estable), publicado el 11 de enero de 2022, de que venderá su negocio de banca de consumo en México, así como sus segmentos de pequeños negocios y empresas medianas en México», explicó la agencia en un comunicado.

Por separado, Fitch Ratings también comunicó que colocó en «observación negativa de rating» (RWN, en inglés) las calificaciones de Banamex.

«El RWN refleja la incertidumbre sobre las potenciales implicaciones para el crédito de las subsidiarias tras la decisión de su empresa madre (Citi) de salir del mercado de consumo, pequeños negocios y negocios intermedios financieros en México», expuso Fitch.

La decisión de Citi, que en 2001 compró el banco mexicano, responde a una estrategia del grupo estadounidense que ha ocurrido en otros mercados emergentes, como Argentina, Colombia y Brasil.

Sin embargo, la noticia ha sacudido a la banca mexicana, donde CitiBanamex es el tercer mayor banco del sistema bancario nacional con el 12.9% de los depósitos, el segundo mayor de los créditos al consumo con el 15.8% y el cuarto en créditos comerciales con 9.2% del mercado, según citó Moody’s.

«La estructura de la venta de sus operaciones de banca de consumo en México conlleva incertidumbres, las cuales se contemplan en esta revisión», indicó la calificadora.

En el periodo de revisión, las calificadoras evaluarán la estructura del resultante CitiBanamex con la desinversión, su capacidad para mantener una calidad de activos resiliente, la capitalización sólida y la rentabilidad, entre otros factores.

«El proceso de salida podría potencialmente afectar su buen perfil de negocios, y reducir su posición de franquicia y su diversificación de ingreso», advirtió Fitch.

Aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador ha pedido «regresar Banamex a México», este lunes prometió que «no pondrá muchos obstáculos» a la venta del banco.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), aseguró este lunes que su gobierno no pondrá «muchos obstáculos» a la venta de Banamex tras la salida de Citigroup del país.

«No queremos dificultar mucho la venta, poner nosotros muchos obstáculos, porque debe de llevarse a cabo esta operación y demostrarse que en México hay un auténtico Estado de derecho y que hay confianza para inversionistas», dijo el mandatario en su conferencia matutina.

Citi, que en 2001 compró Banamex, anunció la semana pasada que dejará la banca de consumo y banca empresarial de CitiBanamex, como parte de su nueva visión estratégica.

Ante ello, el presidente insistió este lunes en que la venta de Banamex por parte de Citigroup les permitirá recuperar un bien, y reiteró su deseo de que se «mexicanice».

Aseguró que el gobierno federal ya sabía del tema antes de que Citigroup hiciera el anuncio oficial, e insistió en que les gustaría que el banco «se quedara en el país». «Queremos que participen banqueros mexicanos, empresarios mexicanos», subrayó.

Reiteró que cuando se compró hace 20 años no se pagaron 3,000 millones de dólares de impuestos, por lo que consideró que esta operación fue «legal, pero inmoral».

«Si se vende, como va a suceder, Banamex, nosotros vamos a cobrar los impuestos. Depende de la cantidad en que se venda, se está hablando de 30.000 a 40.000 millones de dólares. A lo mejor es mucho, quién sabe», indicó el presidente.

Y aseguró que, sin ser «chovinistas», se obtienen «ventajas» si el banco es mexicano porque en general los bancos extranjeros no reinvierten en México las utilidades. En cambio, si son «hombres de negocios» de México, «sí hay un poco más de garantía de que se reinviertan estas utilidades, que no son pocas».

El presidente reiteró que además se debe cuidar todo el acervo cultural de Banamex. «Tenemos también que cuidarlo, que no salga del país. (…) Estamos hablando de edificios, estamos hablando de colecciones de arte, de los mejores artistas, pintores de México y también del mundo. Es una colección extraordinaria de arte y de cultura que tiene la Fundación Banamex», concluyó el mandatario.

Una empresa ubicada en Monterrey, Nuevo León, busca crear la primera banca híbrida en México y para ello ha ofrecido 16,000 millones de dólares en criptomonedas por la entidad financiera Banamex

El martes, la firma Citigroup, que en 2001 compró el banco, reveló que dejará la banca de consumo y banca empresarial de CitiBanamex, como parte de su nueva visión estratégica.

A raíz del anuncio, y mediante un comunicado, la firma Isatek manifestó a través de su director ejecutivo, Alfonso Jiménez Pérez, su interés por adquirir los activos de Banamex y lanzó la primera oferta formal, por 16,000 millones de dólares de su criptomoneda Amero, para crear la primera entidad bancaria híbrida en México.

El empresario señaló que están atentos para conocer «a cuánto ascendería el monto para la compra, en criptomonedas, de la institución financiera», cuyos activos en venta incluyen sus sucursales, Afore, aseguradora, negocio de tarjetas de débito y crédito, así como patrimonio cultural.

Señaló que en los círculos financieros hay versiones de ofertas por Banamex, entre 13,000 y 14,000 millones de dólares, por lo que «Isatek levanta la mano con la primera oferta por 16,000 millones de dólares en criptomonedas». Según analistas privados, el negocio de Banamex alcanzaría hasta 15,000 millones de dólares al ser el quinto jugador más grande del mercado financiero del país..

Jiménez Pérez dijo que con la transacción trata de «ampliar la incursión en el mercado financiero de Isatek, impulsora de Amero, la criptomoneda mexicana respaldada por bienes inmuebles por un monto de 60 billones de dólares».

Recordó que ahora que el Banco de México (Banxico) va a crear su propia criptomoneda, Isatek quiere «incursionar en la banca híbrida» y agregó que «a nivel mundial las bancas híbridas se están formando y los bancos tradicionales ahora están metidos en criptomonedas».

Ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se mostró a favor de «regresar Banamex a México» después de que el estadounidense Citigroup anunció que cerrará sus operaciones de banca minorista en el país. El mandatario «celebró» que el empresario Ricardo Salinas Pliego, dueño de Banco Azteca, «haya manifestado su interés de comprarlo».

Consideró que «lo mismo podría pensarse» de Carlos Slim de Inbursa, de Carlos Hank González de Banorte y de José Javier Garza Calderón y un grupo de inversores de Nuevo León.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) compartió esta tarde un videomensaje a través de sus redes sociales, desde Palacio Nacional, en el que aseguró que su salud mejora y «va saliendo del COVID».

Indicó que comparte la evolución de su salud, ya que es alentador comprobar que la nueva variante del COVID-19, Ómicron, no tiene la letalidad que las anteriores. Indicó que solo produce síntomas leves, aunque él solo tuvo «ronquera» y un ardor en la garganta.

El mandatario indicó que la pandemia va de salida. «Con eta nueva variante no hay muchos riesgos. No van a aumentar las hospitalizaciones (…) y lo más importante no vamos a tener más fallecimientos», aunque reconoció que los contagios se encuentran a la alza.

En tono de broma y respondiendo a las críticas que hicieran al secretario de Salud, López Obrador dijo que su recuperación ha sido posible gracias al paracetamol y al VapoRub, que recordó, su mamá le ponía en el pecho y en las plantas del pie para que se recuperaran de gripe.

Descartó que le hayan suministrado tratamientos orales de COVID-19, los cuales se autorizaron ya en México. «No quise hacerlo, porque además estos antivirales aunque ya están autorizados y se han recomendado, deben aplicarse más a quienes tienen enfermedades crónicas y a la gente mayor».

Reveló que aunque se encuentra en aislamiento, se sigue reuniendo con sus colaboradores, aunque «respetando la sana distancia»; aunque apareció sin cubrebocas.

Dijo que en compañía de los secretarios de Gobernación y Hacienda, se encuentran discutiendo la salida de Citigroup del país y la venta de Banamex. Dijo que la decisión del grupo financiero no es por las malas condiciones que hay en el país, como lo quieren hacer ver sus adversarios.

«Ojalá esto se convierta en algo bueno (…) sin medidas autoritarias se logra mexicanizar este banco, que era de mexicanos», dijo López Obrador.

Habló sobre cómo en el gobierno de Vicente Fox se nacionalizó y privatizó Banamex, y se vende sin haber implicado el pago de impuestos, pues explicó, utilizaron un esquema que era legal para condonarles el pago de impuestos, los cuales calculó en 3 mil millones de dólares.

Precisó que hay una alta probabilidad de que sean inversionistas mexicanos quienes se queden con Banamex. Destacó la propuesta que hiciera Ricardo Salinas Pliego, y mencionó que Carlos Slim y Carlos Hank González podrían estar interesados en comprar la parte de Citi. Reveló que el empresario de José Javier Garza Calderón de Nuevo León le informó que podría, junto a otros inversionistas, reunirse para comprar el banco.

Sin embargo, dijo que no tendría ningún problema en que inversionistas extranjeros participen en la compra-venta de Banamex.

Pese a los datos que se han presentado, negó que haya una fuga de capitales en el país; dijo que por el contrario, está llegando mucha inversión extranjera. Dijo que al sector financiero le ha ido muy bien en México, pues ahora hay un auténtico Estado de Derecho y gobernabilidad, además de que hay «piso parejo», no hay corrupción y no hay influyentismo.