Las agencias Fitch y Moody’s revisaron a la baja las calificaciones del Banco Nacional Mexicano (Banamex) tras el anuncio del grupo estadounidense, Citigroup, de abandonar la marca CitiBanamex.

Moody’s puso «todas las calificaciones y estimaciones de CitiBanamex en revisión para la baja», lo que incluye la calificación de depósitos de Baa1, la evaluación del riesgo crediticio base (BCA, en inglés) de baa1 y la calificación de depósitos de largo plazo de Aaa.mx.

«La revisión para la baja surge del anuncio de Citigroup Inc. (A3 estable), publicado el 11 de enero de 2022, de que venderá su negocio de banca de consumo en México, así como sus segmentos de pequeños negocios y empresas medianas en México», explicó la agencia en un comunicado.

Por separado, Fitch Ratings también comunicó que colocó en «observación negativa de rating» (RWN, en inglés) las calificaciones de Banamex.

«El RWN refleja la incertidumbre sobre las potenciales implicaciones para el crédito de las subsidiarias tras la decisión de su empresa madre (Citi) de salir del mercado de consumo, pequeños negocios y negocios intermedios financieros en México», expuso Fitch.

La decisión de Citi, que en 2001 compró el banco mexicano, responde a una estrategia del grupo estadounidense que ha ocurrido en otros mercados emergentes, como Argentina, Colombia y Brasil.

Sin embargo, la noticia ha sacudido a la banca mexicana, donde CitiBanamex es el tercer mayor banco del sistema bancario nacional con el 12.9% de los depósitos, el segundo mayor de los créditos al consumo con el 15.8% y el cuarto en créditos comerciales con 9.2% del mercado, según citó Moody’s.

«La estructura de la venta de sus operaciones de banca de consumo en México conlleva incertidumbres, las cuales se contemplan en esta revisión», indicó la calificadora.

En el periodo de revisión, las calificadoras evaluarán la estructura del resultante CitiBanamex con la desinversión, su capacidad para mantener una calidad de activos resiliente, la capitalización sólida y la rentabilidad, entre otros factores.

«El proceso de salida podría potencialmente afectar su buen perfil de negocios, y reducir su posición de franquicia y su diversificación de ingreso», advirtió Fitch.

Aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador ha pedido «regresar Banamex a México», este lunes prometió que «no pondrá muchos obstáculos» a la venta del banco.

Ana Paula Ordorica es una periodista establecida en la Ciudad de México. Se tituló como licenciada en relaciones internacionales en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y tiene estudios de maestría en historia, realizados en la Universidad Iberoamericana.



Escribe un comentario