Tag

Banxico

Browsing

La cuenta corriente del país registró un superávit de 6.247 millones de dólares en el segundo trimestre del año, en contraste con los déficits anteriores, según reveló este viernes la balanza de pagos del Banco de México (Banxico).

La cifra positiva se compara con el déficit de 20,289 millones de dólares de enero a marzo pasados, y el dato también negativo de 1,892 millones de dólares del segundo trimestre de 2022.

“En este contexto, en el segundo trimestre de 2023 el saldo de la cuenta corriente de México fue superavitario y representó el 1.4% del PIB. Ello contrasta con el déficit de 0.5% del PIB que se registró en igual periodo de 2022”, expuso el banco central en un reporte.

Banxico indicó en el informe que el déficit fue resultado de créditos por 185,922 millones de dólares y de débitos por 179,674 millones de dólares”.

“La ampliación anual del saldo de la cuenta corriente fue resultado, principalmente, de un menor déficit de la balanza comercial petrolera, de un mayor superávit de los ingresos por remesas y de un menor déficit de la balanza del ingreso primario”, detalló Banxico.

El banco también reportó que el saldo agregado de la cuenta financiera implicó un préstamo neto de México al resto del mundo derivado de la evolución de los rubros de activos de reserva, inversión de cartera y derivados financieros.

Y acotó que pese a ello, la economía nacional continuó captando recursos por concepto de inversión directa y de otra inversión.

Por otro lado, la balanza de capital mostró un déficit de 11 millones de dólares, un 266% mayor a los 3 millones de dólares del segundo trimestre de 2022.

Mientras que la cuenta financiera, que incluye préstamos y endeudamientos netos, tuvo un superávit de 6,875 millones de dólares frente al déficit de 509 millones de dólares del mismo lapso del año anterior.

Los datos complementan el de la balanza comercial que se reveló en julio pasado, cuando se difundió que México redujo en 50.4% su déficit comercial hasta los 6,439.9 millones de dólares en el primer semestre de 2023, frente al dato también negativo de 12,944 millones de dólares del mismo lapso de 2022.

La balanza de pagos refleja los pagos e ingresos por intercambios con el exterior de bienes, servicios, rentas y transferencias, y está considerada uno de los indicadores más amplios de un país.

El Banco de México (Banxico) mantuvo sin cambios, por tercera vez consecutiva, la tasa de interés, que se ubica en 11.25%, el mayor nivel en su historia.

En su anuncio, el banco central “consideró que el proceso de desinflación continuó avanzando ante la mitigación de diversas presiones”. Sin embargo, juzgó que siguen incidiendo sobre la inflación, de modo que esta permanece alta. Además, opinó que el panorama inflacionario continúa siendo “muy complejo”.

La decisión de mantener los aumentos a la tasa de interés, que iniciaron durante la pandemia de COVID en junio de 2021 y acumularon 725 puntos base, se aprobó por unanimidad.

La Junta de Gobierno de Banxico optó por dejar sin cambios la tasa, a pesar de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) elevó el pasado 26 de julio la suya a un rango de entre 5.25% a 5.5%, un máximo en dos décadas.

El anuncio estuvo dentro de las expectativas del mercado tras revelarse ayer que la inflación general descendió en julio a 4.79%, su menor nivel desde marzo 2021, tras registrar ubicarse en 7.82% en diciembre, su mayor tasa para un cierre de año en lo que va del siglo.

“Desde la última reunión de política monetaria, las inflaciones general y subyacente anuales siguieron descendiendo. Sin embargo, ambas se mantuvieron elevadas al situarse en julio en 4.79% y 6.64%, respectivamente”, argumentó la Junta de Gobierno.

Banxico mantuvo su pronóstico sobre que la inflación general promediará un 4.6% anual en el último trimestre de 2023, y reiteró su expectativa de 3.1% para el cierre de 2024.

Estimó “que el panorama inflacionario será complicado e incierto a lo largo de todo el horizonte de pronóstico, con riesgos al alza”.

La próxima decisión sobre política monetaria será el 28 de septiembre.

El Banco de México (Banxico) considera necesario mantener el nivel actual de su tasa clave del 11.25% por un período de tiempo prolongado para alcanzar la convergencia ordenada a la meta de inflación del 3%, reveló este jueves la minuta de su más reciente reunión de política monetaria.

Recordemos que Banxico dejó sin cambios la tasa de referencia en su última decisión el pasado 22 de junio, como esperaba el mercado, al advertir que el panorama inflacionario es complicado, incierto y con riesgos al alza, a pesar de que la inflación ha perdido terreno.

“La Junta de Gobierno vigilará estrechamente las presiones inflacionarias, así como todos los factores que inciden en la trayectoria prevista para la inflación y en sus expectativas. Estima que el panorama inflacionario será complicado e incierto a lo largo de todo el horizonte de pronóstico, con riesgos al alza”, dice la minuta.

La inflación se desaceleró en la primera quincena de junio más de lo anticipado, a un 5.18% a tasa interanual, su menor nivel desde la primera mitad de marzo de 2021, mientras que la subyacente se situó en un 6.91%.

En la sesión, el Banxico previó que la inflación general promedie un 4.6% anual en el último trimestre de 2023 tras la expectativa anterior de 4.7%.

Ante la mejora de indicadores, la mayoría de la Junta de Gobierno “consideró que el apretamiento monetario alcanzado ha coadyuvado al desempeño de la inflación”.

Por otro lado, el banco central resaltó que la actividad económica de México “ha mostrado resiliencia ante un entorno externo complejo” tras el crecimiento de 3.7% interanual y 1% trimestral del producto interior bruto (PIB) en el primer trimestre del año.

La próxima decisión del Banco de México sobre política monetaria será el 10 de agosto.

México recibió 24,666.7 millones de dólares de sus ciudadanos residentes en el extranjero entre enero y mayo de este año, un aumento interanual del 10.26% respecto al mismo periodo del año anterior, informó este lunes el Banco de México (Banxico).

Con ello, México superó en 2,295.7 millones de dólares los 22,372 millones recibidos en los primeros cinco meses de 2022.

La remesa promedio individual entre enero y mayo pasado fue de 384 dólares, superior a los 382 dólares del mismo periodo de 2022.

El número de operaciones en este mismo lapso creció un 9.58% al pasar a 64.19 millones desde una cifra previa de 58.58 millones, el 99% de ellas transferencias electrónicas.

Tan solo en mayo, México captó 5,693 millones de dólares en remesas, un avance interanual de 10.7%.

El aumento de las remesas en 2023 sigue con la tendencia al alza marcada desde marzo de 2020, al inicio de la pandemia de COVID-19, con 37 meses con incrementos interanuales consecutivos, por lo que suponen la principal fuente de ingresos externos para el país.

Por otro lado, Banxico informó que desde nuestro país se enviaron al exterior remesas por valor de 511 millones de dólares durante los primeros cinco meses de 2023, un aumento anual de 8.9%.

En 2022, México recibió un récord de 58,497 millones de dólares, lo que implicó un aumento del 13.4% respecto a 2021 y el noveno incremento anual consecutivo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha agradecido en varias ocasiones a los cerca de 38 millones de mexicanos que hay en Estados Unidos, de quienes provienen la mayoría de aportes, y a los que califica de “héroes”, al estimar que sus remesas benefician a cerca de 10 millones de familias pobres.

Según el mandatario, al cierre del pasado año, México se convirtió en el segundo país del mundo, solo por detrás de India, en volumen de recepción de remesas.

El Banco de México (Banxico) mantuvo este jueves sin cambios, por segunda ocasión consecutiva, la tasa de interés en su rango actual del 11.25 %, el mayor nivel en su historia.

La decisión de la Junta de Gobierno de Banxico confirmaría el fin de su racha alcista, que inició durante la pandemia de la COVID-19 en junio de 2021, y que acumuló 725 puntos base.

El banco central “consideró que el proceso de desinflación continuó avanzando ante la mitigación de diversas presiones. Sin embargo, juzgó que siguen incidiendo sobre la inflación, de modo que esta permanece alta”.

El anuncio de Banxico llegó luego de revelarse que la inflación descendió en la primera quincena de junio a 5.18%, su menor nivel desde 2021.

“Desde la última reunión de política monetaria, las inflaciones general y subyacente anuales siguieron descendiendo”, argumentó la Junta de Gobierno del banco.

Banxico también ajustó sus perspectivas para la inflación, que ahora espera promedie un 4.6% anual en el último trimestre de 2023 tras la expectativa anterior de 4.7%. Ppara el cierre de 2024 mantuvo la expectativa en 3.1%.

A pesar de la mejora de previsiones e indicadores, el banco central aún “estima que el panorama inflacionario será complicado e incierto a lo largo de todo el horizonte de pronóstico, con riesgos al alza”.

La decisión del Banco de México se aprobó por unanimidad y llegó luego de que la semana pasada la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed), también mantuviera la tasa sin cambios en un rango de 5% a 5.25%.

La tasa de inflación bajó en la primera quincena de junio al 5.18%, impulsado por la disminución de precios en los energéticos y agropecuarios, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El dato, por debajo de las expectativas del mercado, implica 10 quincenas consecutivas de descenso tras el índice de 5.84% de todo mayo y después de haber iniciado el año en 7.91% de enero.

Se trata demás de la tasa más baja desde la primera quincena de marzo de 2021 cuando se ubicó en 4.12% anual.

Adicional, el INEGI reportó un decremento de 0.02% en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) respecto a los 15 días anteriores.

En el mismo periodo de 2022, hace un año, la inflación quincenal fue de 0.49% y la anual de 7.88%.

El índice de precios subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la carestía general porque elimina artículos de alta volatilidad en sus precios, aumentó un 0.11% quincenal y un 6.9 % anual.

Dentro del subgrupo de subyacentes, las mercancías aumentaron 0.08% en la quincena y un 8.33% en el año; mientras que los servicios avanzaron un 0.15% quincenal y un 5.23% anual.

La partida de no subyacentes decreció un 0.26% a tasa quincenal, aunque subió un 0.03% interanual. En los no subyacentes, los precios de los agropecuarios bajaron un 0.24% respecto al periodo inmediato anterior, pero se elevaron un 3.19% frente al mismo lapso del año pasado.

Los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno se redujeron en 0.27% en la quincena y en 2.60% en el año.

La inflación de la primera mitad de junio se divulga horas antes de la nueva decisión de política monetaria del Banco de México (Banxico), que en mayo pasado mantuvo sin cambios la tasa de interés en 11.25%, su nivel más alto en la historia.

La relocalización de cadenas, mejor conocido como “nearshoring”, ya beneficia a tres de cada 10 empresas mexicanas, con un incremento de su producción en el primer trimestre de 2023, estimó este jueves el Banco de México (Banxico).

“En cuanto a impactos que ya se han materializado, 30.7% de las empresas menciona haber firmado nuevos contratos con empresas extranjeras o haber incrementado su producción debido a la relocalización”, indicó el banco central en un informe.

De acuerdo con el “Reporte sobre las Economías Regionales”, este fenómeno también ha propiciado que un 29.1% delas empresas contrate más personal, además de que ha “aumentado su uso de capacidad instalada, o aumentado la superficie de inmuebles rentada”.

Banxico identificó, tras entrevistas a 467 empresarios del país, que un 27% de las empresas reportaron que verán aumentos o está en proceso de elevar su capacidad productiva al ampliar las plantas existentes o construir nuevas.

Otro resultado es que al menos 4 de cada 10 empresas consultadas han sostenido conversaciones sobre formas para beneficiarse por el “nearshoring”.

Además, un 32.9% afirmó que tiene planes para expandir su producción o incrementar la inversión.

“Los directivos empresariales confirman que la relocalización está ocurriendo. En concreto señalan que las empresas se han ido instalando poco a poco en México y que han observado mayor demanda por parte de empresas extranjeras, por lo que han incrementado su producción o planean hacerlo”, se añade en el estudio.

Las compañías entrevistadas señalaron que la relocalización de la producción global en México “probablemente sea paulatina, pues la planeación y el establecimiento de empresas en un lugar nuevo son procesos costosos que llevan tiempo”.

El reporte muestra que solo 1.3% estimó que los mayores impactos se observaron antes de la pandemia, mientras que el mismo porcentaje estimó que esto ocurrió entre 2020 y 2021. Un 10.1% refirió que los beneficios se observaron en 2022, mientras que un 21.5% de las empresas anticipó que los mayores beneficios sucederán este año.

En tanto, el 40.6% confía en que los efectos del “nearshoring” se reflejen más adelante, entre 2024 y 2025.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró esta mañana que las medidas adoptadas por su gobierno contra el aumento de precios han dado buenos resultados, esto tras conocerse que la inflación en mayo se ubicó en 5.84%.

“24 productos de la canasta básica de consumo generalizado han incluso bajado de precio y aquí ya está el resultado, o sea, vamos avanzando en ese propósito”, expresó el mandatario en conferencia de prensa de Palacio Nacional.

López Obrador recordó las medidas que adoptó el gobierno, como el “Paquete contra la inflación y la carestía” (PACIC) de mayo de 2022, que incluía más de 300,000 millones de pesos en subsidios fiscales a los combustibles.

Después impulsó el “Acuerdo de apertura contra la inflación y la carestía” (APECIC) en octubre pasado para que empresarios se comprometieran a no elevar los productos básicos.

“Hicimos un acuerdo con productores, con industriales, con comerciantes, para ofrecer una canasta básica a precios bajos, justos. Nos ayudó mucho ese plan, también el que no aumentó el precio de los combustibles, no aumentó el precio de las gasolinas, del diésel, del gas, de la luz”, añadió López Obrador.

Además, resaltó la política monetaria del Banco de México (Banxico) que elevó 15 veces la tasa de interés hasta un rango récord del 11.25%.

“Se aplicaron medidas, el Banco de México, que es una institución autónoma, tomó decisiones de aumentar la tasa de interés para controlar la inflación”, resaltó López Obrador, quien ha criticado en otros momentos la alza en las tasas de interés.

El mandatario aprovechó para presumir el tipo de cambio, la fortaleza del peso frente al dólar, que dijo, está en sus mejores niveles desde 2016.

“La otra buena noticia es que sigue fortaleciéndose el peso, es un fenómeno. Miren esto, 17.37 pesos por dólar. Cuando llegamos estaba a más de 20, y los pronósticos de nuestros adversarios eran que se iba a ir hasta 30”, expuso.

La tasa de inflación mantiene su tendencia a la baja, y se ubicó en 5.84% anual en mayo, su menor nivel desde agosto de 2021, según confirmó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El dato, por debajo de las expectativas del mercado, representa cuatro meses consecutivos de descenso tras el 6.25% que se registró en abril y después de haber iniciado el año con una tasa de 7.91% de enero.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) disminuyó un 0.22% en el mes. En el mismo mes de 2022 la inflación mensual fue de 0.18% y la anual de 7.65%.

El índice de precios subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la carestía general porque elimina artículos de alta volatilidad en sus precios, subió un 0.32% mensual y un 7.39% anual, detalló el INEGI en su reporte.

Dentro del subgrupo de bienes y servicios subyacentes, las mercancías aumentaron el 0.35% en el mes y un 9.04% en el año. Mientras que los servicios avanzaron un 0.29% mensual y un 5.43% anual.

En cuanto al índice no subyacente, retrocedió un 1.88% a tasa mensual, aunque avanzó un 1.24% interanual.

En su interior, los precios de los agropecuarios retrocedieron un 0.34% respecto al periodo inmediato anterior, pero subieron un 4.95% frente al mismo mes del año pasado. Los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno cayeron un 3.21% en el mes y un 1.83% en el año.

El Índice de Precios de la Canasta de Consumo Mínimo (IPCCM), conformada por 176 productos y servicios, se redujo un 0.48% mensual, pero se elevó un 6.05% anual. Los rubros con mayores incrementos interanuales fueron los restaurantes y hoteles (10.86%), los bienes y servicios diversos (9.45%), y los alimentos y bebidas no alcohólicas (9.1%).

Los productos genéricos que más subieron en el mes fueron la papa (13.76%), la naranja (9.32%) y el transporte aéreo (4.78%).

A pesar del dato positivo dado a conocer por el INEGI correspondiente a mayo, está aún por encima de la meta del 3% anual del Banco de México (Banxico), que mantiene la tasa de interés en un récord de 11.25%.

La economía mexicana recibió 18,974 millones de dólares entre enero y abril de este año, un aumento interanual del 10.1% respecto al mismo periodo del año anterior, informó este jueves el Banco de México (Banxico).

Con ello, México superó en 1,744 millones de dólares los 17,230 millones de dólares recibidos en los primeros cuatro meses de 2022.

Sin embargo, la remesa promedio individual que se registró entre enero y abril pasado fue de 382 dólares, inferior a los 383 dólares del mismo periodo de 2022.

El número de operaciones en este mismo lapso creció un 10.24% al pasar a 49.63 millones desde una cifra previa de 45.02 millones, el 99% de ellas transferencias electrónicas.

Tan solo en abril, el país captó 5,003 millones de dólares en remesas, un avance interanual de 6.3%.

El aumento de las remesas en 2023 sigue con la tendencia al alza marcada desde marzo de 2020, al inicio de la pandemia de la COVID-19, con 36 meses con incrementos interanuales consecutivos, por lo que suponen la principal fuente de ingresos externos para el país.

Por otro lado, Banxico informó que desde México se enviaron al exterior remesas por valor de 410 millones de dólares durante los primeros cuatro meses de 2023, un aumento anual del 6.7%.

Recordemos que en 2022, México recibió un récord de 58,497 millones de dólares, lo que implicó un aumento del 13.4% respecto a 2021 y el noveno incremento anual consecutivo.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha agradecido en varias ocasiones a los 38 millones de mexicanos que hay en Estados Unidos, de quienes provienen la mayoría de las remesas, y a los que califica de “héroes”, al estimar que sus remesas benefician a cerca de 10 millones de familias pobres.

Según el mandatario, al cierre del pasado año, México se convirtió en el segundo país del mundo, solo por detrás de India, en volumen de recepción de remesas.

Sin embargo, un informe de la asociación Signos Vitales señala que unos 4,400 millones de dólares, el 7.6% de las remesas enviadas a México en 2022, podrían proceder del crimen organizado, en una operación que serviría para lavar el dinero obtenido del narcotráfico.

El Banco de México (Banxico) afirmó que el país ha entrado en una etapa de “desinflación”, aunque reconoció que persiste un panorama “incierto y complejo”.

La Junta de Gobierno señaló que “se ha entrado en una fase de desinflación debido a que diversas presiones se han mitigado. Sin embargo, juzgó que estas siguen incidiendo sobre la inflación, la cual permanece alta, y que el panorama inflacionario continúa siendo muy complejo”.

Esto se deprende de la Minuta sobre la Reunión de la Junta de Gobierno referente a la Decisión de Política Monetaria del pasado 18 de mayo, que se dio a conocer este jueves.

Pese a reconocer el descenso de la inflación, los miembros del Banco de México coincidieron en que “el balance de riesgos respecto de la trayectoria prevista para la inflación en el horizonte de pronóstico se mantiene sesgado al alza”.

Recordemos que en la reunión del 18 de mayo, la Junta de Gobierno mantuvo sin cambios la tasa de interés en un 11.25%, nivel récord, poniendo fin a los 15 incrementos consecutivos que se habían aplicado ante la inflación general, que descendió en abril a 6.25%, su menor nivel desde octubre de 2021.

Los miembros anticiparon el fin del ciclo alcista de los tipos de interés, pero matizaron “que será necesario mantener la tasa de referencia en su nivel actual durante un periodo prolongado”.

En la sesión, Banxico actualizó sus previsiones, y dio a conocer que ahora espera que la inflación general promedie un 4.7% anual en el último trimestre de 2023, tras la expectativa anterior de 4.8%.

Mientras que para el cierre de 2024 mantuvo la expectativa en 3.1%, cercana a su meta que es del 3%.

Pese a la disminución, la Junta de Gobierno “estima que el panorama inflacionario será complicado e incierto a lo largo de todo el horizonte de pronóstico, con riesgos al alza”.

El banco central destacó el crecimiento “mayor al anticipado” del Producto Interno Bruto (PIB), que subió un 3.7% interanual y un 1% trimestral.

“La mayoría consideró que ante un entorno externo complejo la economía mexicana ha mostrado resiliencia”, resaltó la minuta.

El Banco de México (Banxico) dio a conocer su decisión de política monetaria, informando que la Tasa de Interés Interbancaria a 1 día  se mantiene sin cambio, en su nivel actual de 11.25%.

La decisión de la Junta de Gobierno va en línea con lo que esperaban los analistas, con lo que acaba, por el momento, el aumento en las tasas de interés. El ciclo alcista finaliza, o el menos se ve interrumpida, con 15 incrementos consecutivos de la tasa de interés.

Recordemos que el alza a las tasas de interés inició en junio de 2021, incrementándose 725 puntos base en total, desde el 4 por ciento en que se encontraba.

“Desde la decisión previa, en México las tasas de interés de corto plazo aumentaron y las de mediano y largo plazos disminuyeron. El peso mexicano se apreció. La actividad económica ha mostrado resiliencia ante un entorno externo complejo, y en el primer trimestre de 2023 incrementó su ritmo de expansión. El mercado laboral muestra fortaleza”, indicó Banxico a través de su comunicado.

Expertos señalan que la decisión de la Junta de Gobierno del Banco de México se vio influenciada luego de conocerse que la inflación bajó en abril pasado a 6.25 por ciento, su nivel más bajo en los últimos 18 meses.

La decisión de Banxico también marca la primera divergencia, en varios meses, en la decisión de política monetaria entre México y Estados Unidos, donde la Reserva Federal (Fed), aplicó a inicios de este mes su más reciente aumento a la tasas de interés, y aunque cambió el tono de sus previsiones a futuro, no cerró la puerta a otro incremento.

La Junta de Gobierno adelantó que dará seguimiento a las presiones inflacionarias, así como todos los factores que inciden en la trayectoria prevista para la inflación y en sus expectativas.

Estimó que el panorama inflacionario será complicado e incierto a lo largo de todo el horizonte de pronóstico, con riesgos al alza, por lo que dijo, para lograr la convergencia ordenada y sostenida de la inflación general a la meta de 3%, “considera que será necesario mantener la tasa de referencia en su nivel actual durante un periodo prolongado”.

La tasa de inflación mantiene su tendencia a la baja, al ubicarse en 6.25% anual en abril, su menor nivel desde octubre de 2021, informó este martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El dato representa tres meses consecutivos de descenso, tras el 6.85% que se registró en marzo, el 7.62% de febrero, el 7.91% de enero y el 7.82% de diciembre pasado, cuando la inflación tuvo su mayor cierre anual en 22 años.

Además, el INEGI reportó que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) disminuyó un 0.02% en el mes. Recordó que en el mismo mes de 2022 la inflación mensual fue de 0.54% y la anual de 7.68%.

El índice de precios subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la carestía general porque elimina artículos de alta volatilidad en sus precios, aumentó un 0.39% mensual y un 7.67% anual.

Dentro del subgrupo de bienes y servicios subyacentes, las mercancías aumentaron el 0.5% en el mes y un 9.54% en el año. Mientras que los servicios avanzaron un 0.25% mensual y un 5.46% anual.

En tanto, el índice de precios no subyacentes retrocedió un 1.25% a tasa mensual, aunque avanzó un 2.12% interanual. En su interior, los precios de los agropecuarios no variaron (0%) respecto al periodo inmediato anterior, pero subieron un 6.13% frente al mismo lapso del año pasado.

Los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno cayeron un 2.3% en el mes y un 1.08% en el año.

El INEGI también compartió que el Índice de Precios de la Canasta de Consumo Mínimo (IPCCM)  conformada por 176 productos y servicios, se redujo un 0.13% mensual, pero se elevó un 6.5% anual.

Los rubros con mayores incrementos interanuales fueron los restaurantes y hoteles (11.31%), alimentos y bebidas no alcohólicas (10.05%), y los bienes y servicios diversos (9.89%).  Los productos genéricos que más subieron en el mes fueron las naranjas (14.6%), el aguacate (5.62%), y el pollo (4.72%).

Pese a la tendencia reportada, el dato de abril está aún por encima de la meta del 3% anual del Banco de México (Banxico), que ha elevado 15 veces consecutivas la tasa de interés, hasta un récord de 11.25%.

México recibió un récord de 13,948 millones de dólares de sus ciudadanos residentes en el extranjero durante el primer trimestre de 2023, un aumento interanual de 11.4%, informó este martes el Banco de México (Banxico).

Con ello, el país superó en casi 1,500 millones de dólares los 12,522 millones de dólares recibidos en los primeros tres meses de 2022, cuando también se reportó una cifra histórica para un periodo similar.

La remesa promedio individual entre enero y marzo fue de 382 dólares, superior en 0.51% a los 380 dólares del mismo periodo de 2022.

El número de operaciones en este mismo lapso se elevó un 10.83% interanual al pasar de 32.9 millones a un total de 36.5 millones, el 99% de ellas transferencias electrónicas.

Tan solo en marzo, México captó 5,194 millones de dólares en remesas, un avance mensual de 19.46% frente a los 4,348 millones de dólares recibidos en febrero.

El aumento de las remesas en 2023 sigue con la tendencia al alza marcada desde marzo de 2020, al inicio de la pandemia de COVID-199, con 35 meses con incrementos interanuales consecutivos, por lo que suponen la principal fuente de ingresos externos para el país.

En 2022, México recibió un récord de 58,497 millones de dólares, lo que implicó un aumento del 13.4% respecto a 2021 y el noveno incremento anual consecutivo.

Por otro lado, Banxico informó que desde México se enviaron al exterior remesas por valor de 322 millones de dólares durante el primer trimestre de 2023, un aumento anual del 18.7%.

Especialistas del sector privado elevaron a 1.68% el pronóstico de crecimiento para 2023, desde su estimación previa que era de 1.43%, según reveló este martes la encuesta mensual del Banco de México (Banxico) correspondiente a abril.

Sin embargo, la previsión para 2024 disminuyó a 1.61% tras el 1.67% que estimaban el mes pasado, de acuerdo con la media de los 37 grupos de análisis y consultoría nacionales y extranjeros que participaron en el sondeo del banco central, entre el 19 y 27 de abril.

Estas proyecciones se difunden tras revelarse el viernes pasado que el PIB creció un 3.9% interanual y un 1.1% trimestral en el primer trimestre de 2023, por encima de las expectativas del mercado, según la estimación oportuna del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Por otro lado, los expertos redujeron a 5.11% su perspectiva para la tasa de inflación general al cierre de 2023, desde el 5.26% que estimaban previamente.

Esta previsión llega tras difundirse que la tasa de inflación cayó hasta un 6.24% en la primera quincena de abril, tras terminar el año pasado en 7.82%, su mayor cierre desde el año 2000.

En tanto, para 2024, los especialistas consultados por el Banco de México redujeron la proyección de 4.14% hasta 4.06%.

Como factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico en México en los próximos seis meses, los expertos destacaron a nivel general la gobernanza (48%), las condiciones externas (15%) y las condiciones económicas internas (13%).

Mientras que a nivel particular señalaron los problemas de inseguridad pública (23%), la falta de Estado de derecho (10%), las presiones inflacionarias en el país (10%), y la ausencia de cambio estructural (9%).

Sobre el tipo de cambio, los analistas estimaron que el peso cierre 2023 en 19.16 unidades por dólar, menor a la proyección anterior de 19.40.

Para el cierre de 2024, los analistas calculan que la moneda se intercambie en 19.88 unidades por dólar, un dato menor al estimado de 20.02 del mes anterior.

En cuanto al sector externo, para 2023, las expectativas sobre la balanza comercial bajaron a un déficit de 20,724 millones de dólares desde el anterior de 21,584 millones de dólares.

El pronóstico de la inversión extranjera directa (IED) para 2023 decreció a una proyección de 33,707 millones de dólares desde una anterior de 35,134 millones de dólares.

La tasa de inflación en la primera quincena de abril se ubicó en 6.24%, si menor nivel en los últimos 15 meses, gracias a la caída de precios de energéticos y agropecuarios, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El dato, por debajo de las expectativas del mercado, implica seis quincenas consecutivas de descenso tras el índice de 6.85% de todo marzo, el 7.62% de febrero, el 7.91% de enero y el 7.82% de diciembre pasado, cuando la inflación tuvo su mayor cierre anual en 22 años.

Además, el INEGI reportó un decremento de 0.16% en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) respecto a los 15 días anteriores.

Recordemos que en la misma quincena de 2022, hace un año, la inflación quincenal fue de 0.16% y la anual de 7.72%.

El índice de precios subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la carestía general porque elimina artículos de alta volatilidad en sus precios, aumentó un 0.18% quincenal y un 7.75% anual, detalló el INEGI en su reporte.

Dentro del subgrupo de subyacentes, las mercancías aumentaron el 0.31% en la quincena y un 9.73% en el año; mientras que los servicios avanzaron un 0.03% quincenal y un 5.42% anual.

Mientras que en el índice no subyacentes decreció un 1.22% a tasa quincenal, aunque subió un 1.82% interanual.

En este grupo, los precios de los agropecuarios decrecieron un 0.07% respecto al periodo inmediato anterior, pero se elevaron un 5.61% frente al mismo lapso del año pasado.

Los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno se redujeron en 2.18% en la quincena y en 1.21% en el año.

El índice de precios de la canasta de consumo mínimo, conformada por 176 productos y servicios, retrocedió un 0.25% quincenal, aunque subió un 6.5% a tasa anual.

El dato de la primera mitad de abril implica más de 50 quincenas consecutivas en las que la inflación está por encima del rango objetivo del Banco de México (Banxico), que es del 3%.