Tag

Banxico

Browsing

El Banco de México (Banxico) mantuvo este jueves sin cambios, por sexta ocasión consecutiva, la tasa de interés que se encuentra en 11.25%, el mayor nivel en su historia.

En su anuncio de política monetaria, que estuvo dentro de las expectativas del mercado, Banxico dijo que “la inflación general anual exhibió cierto incremento”, por lo que enfatizó que “será necesario mantener la tasa de referencia en su nivel actual por cierto tiempo”.

La decisión de mantener sin cambios la tasa, luego de una serie de aumentos que iniciaron durante la pandemia de COVID-19 en junio de 2021 y que acumularon 725 puntos base, se aprobó por unanimidad de los integrantes de la Junta de Gobierno.

Además, ocurrió en sintonía con lo anunciado por la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), que ayer conservó por tercera vez la tasa en un rango de entre el 5.25% y el 5.5%.

La resolución llega también tras difundirse que la inflación repuntó en noviembre al 4.32%, después de que en octubre descendiera al 4.26%, su menor nivel desde febrero de 2021.

Recordemos que en diciembre de 2022, la inflación registró un índice del 7,82 %, su mayor tasa para un cierre de año en lo que va del siglo.

“Desde la última reunión de política monetaria, la inflación general anual exhibió cierto incremento. Ello, debido al aumento del componente no subyacente. La inflación subyacente siguió descendiendo, si bien continuó en niveles altos al situarse en 5.30% en ese mismo mes”, argumentó la Junta de Gobierno de Banxico.

Banco de México mantuvo su pronóstico sobre la inflación general, al estimar que promediará un 4.4% anual en el último trimestre de 2023, y aumentó ligeramente su expectativa para el cierre de 2024, cuando espera que la inflación promedie un 3.5%.

La inflación se aceleró en noviembre pasado, aunque menos de lo esperado, mientras que el índice subyacente continuó moderándose, reforzando las expectativas de que el Banco de México (Banxico) recortaría la tasa de interés el próximo año.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó en 4.32%, por arriba del 4.26% del mes previo, cuando tocó su nivel más bajo desde febrero de 2021, de acuerdo con cifras divulgadas el jueves por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Analistas anticipaban una tasa del 4.40% para noviembre, según un sondeo realizada por Reuters.

Por su parte la inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina productos de alta volatilidad, descendió por décimo mes consecutivo a un 5.30%, su menor nivel desde octubre de 2021.

El mes pasado, Banxico mantuvo la tasa de interés en un rango historio del 11.25% en que se ubica desde marzo, aunque cambió el tono de su mensaje de política monetaria, abriendo la puerta a un próximo recorte.

Desde entonces varios miembros de la Junta de Gobierno del banco se han mostrado en la misma línea. La semana pasada, el subgobernador Jonathan Heath mencionó que la tasa podría bajar “una o dos veces” en 2024.

Sólo en noviembre, los precios aumentaron un 0.64% respecto al mes previo, mientras que el índice subyacente arrojó una tasa del 0.26%.

Los rubros que más incrementos sufrieron en el mes fueron la electricidad, el huevo y el tomate verde, mientras que el limón, el gas doméstico LP y el aguacate fueron los que más bajaron, precisó el INEGI.

Especialistas del sector privado elevaron a 3.37% el pronóstico de crecimiento para este 2023, desde la estimación previa del 3.25%, según reveló este viernes la encuesta mensual correspondiente a noviembre del Banco de México (Banxico).

La previsión para 2024 también creció al 2.18% tras la estimación anterior del 2.02%, de acuerdo con la media de los 37 grupos de análisis y consultoría nacionales y extranjeros consultados por Banxico entre el 16 y el 29 de noviembre.

Estas proyecciones se difunden tras revelarse el viernes pasado que el PIB creció un 3.3% interanual y un 1.1% trimestral en el tercer trimestre, por encima de lo estimado, según las cifras definitivas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Asimismo, los expertos mejoraron la perspectiva de la inflación general para el cierre de 2023 al reducirla a una estimación del 4.57% desde una proyección previa del 4.61%.

Esta previsión llega también después de que la tasa de inflación cayera hasta el 4.26% en octubre, su menor nivel desde febrero de 2021.

Por otro lado, los especialistas consultados por el Banxico mantuvieron la proyección de la inflación de 2024 en 4.01%.

Como factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico del país en los próximos seis meses, los expertos destacaron a nivel general la gobernanza (50%) y las condiciones económicas internas (21%). A nivel particular resaltaron los problemas de inseguridad pública (24%), la ausencia de cambio estructural (12%) y la falta de Estado de derecho (11%).

Sobre el tipo de cambio, los analistas estimaron que el peso cierre 2023 en 17.72 unidades por dólar, menor a la proyección anterior de 18.02 pesos por billete estadounidense. Para el cierre de 2024, los analistas calculan ahora que la moneda se intercambiará en 18.68 unidades por dólar, un dato menor al estimado de 18.89 del mes anterior.

El Banco de México (Banxico) elevó este miércoles a 3.3% su pronóstico de crecimiento para 2023, desde la previsión previa del 3%, ante un crecimiento mejor al esperado en el tercer trimestre.

En su ‘Informe trimestral julio-septiembre 2023’, el Banxico estimó un escenario central de crecimiento económico de 3.3% con un límite inferior de 3.1% y uno superior de 3.5%. Elevó también a 3% su proyección central del PIB para 2024, desde una estimación anterior de 2.1%.

La mejora de la perspectiva ocurre tras confirmarse el viernes pasado que la economía creció un 1.1% trimestral y un 3.3% interanual en el tercer trimestre del año, con lo que el PIB acumula un avance de 3.4% en lo que va del año.

La proyección de Banxico también llega el línea con lo anunciado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que elevó la previsión de crecimiento para nuestro país al 3.4%, para 2023 desde un pronóstico previo del 3.3%.

“Este ajuste responde, principalmente, a que en el tercer trimestre del año la actividad económica de México presentó un desempeño mejor al previamente anticipado, como resultado de la resiliencia de la demanda externa y del dinamismo del gasto interno”, expuso el Banco de México en su reporte.

La Junta de Gobierno también mejoró su pronóstico de la inflación general, que ahora promediaría un 4.4% anual en el último trimestre de 2023, frente a la previsión pasada de 4.6%, aunque subió del 5.1% al 5.3% la estimación de la inflación subyacente.

“No obstante, mientras que en el informe previo se anticipaba que ambos indicadores se situarían en niveles cercanos a 3 % en el cuarto trimestre de 2024, ahora se prevé que ello ocurra en el segundo trimestre de 2025”, añadió Banxico.

Banxico justificó así su decisión de política monetaria, que el 9 de noviembre pasado mantuvo por quinta ocasión consecutiva, la tasa de interés en el 11.25% récord.

El Banco de México (Banxico) destacó este jueves que “la reducción de la inflación ha sido significativa”, pero consideró necesario mantener “por cierto tiempo” la tasa de interés que actualmente se encuentra en 11.25%, su mayor nivel en la historia.

“Todos (en la Junta de Gobierno) manifestaron que, a pesar del avance en la desinflación, el panorama continúa implicando retos. Al respecto coincidieron en que el balance de riesgos respecto de la trayectoria prevista para la inflación en el horizonte de pronóstico se mantiene sesgado al alza”, expuso Banxico en un informe.

Los miembros del banco central destacaron que “la inflación general mantiene una tendencia descendente”. La mayoría mencionó que se continúa previendo que las inflaciones general y subyacente muestren una trayectoria descendente, por lo cual se dijeron confiados en que la tasa converja a la meta del 3 % en el segundo trimestre de 2025.

La minuta publicada corresponde a la reunión del pasado 9 de noviembre, cuando la Junta de Gobierno mantuvo sin cambios, por quinta vez consecutiva, la tasa de interés en 11.25%.

El documento se publica horas después de difundirse que la inflación repuntó en la primera quincena de noviembre al 4.32%, un aumento por encima de las expectativas del mercado con el que rompió con 19 quincenas consecutivas de descenso.

Pero Banxico redujo su pronóstico sobre la inflación general, al estimar ahora que promediará un 4.4% anual en el último trimestre de 2023, desde una proyección previa de 4.7%. Mantuvo su expectativa para el cierre de 2024, cuando la inflación promediaría un 3.4%.

La próxima decisión sobre política monetaria del Banco de México será el 14 de diciembre.

El Banco de México (Banxico) mantuvo sin cambios, por quinta ocasión consecutiva, la tasa de interés que se mantendrá en su nivel actual que es del 11.25%, el mayor nivel en su historia.

Banxico adelantó que la tasa de interés deberá conservarse así, es decir, en el mismo rango, “por cierto tiempo”.

En su decisión, que estuvo dentro de las expectativas del mercado, el banco central “reconoció que el proceso desinflacionario ha avanzado en el país”, por lo que mejoró sus pronósticos sobre la inflación para 2023, pero “opinó que el panorama sigue implicando retos”.

La decisión de mantener la pausa a las alzas que iniciaron durante la pandemia en junio de 2021, y que acumularon 725 puntos base, se aprobó por unanimidad.

Lo anunciado por la Junta de Gobierno de Banxico también coincide con la decisión de la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed), que la semana pasada conservó por segunda ocasión la tasa en un rango del 5.25% y el 5.5%.

Especialistas del sector privado elevaron al 3.25% el pronóstico de crecimiento del PIB para 2023, desde la estimación previa del 3.15%, según reveló este miércoles la encuesta mensual de octubre del Banco de México (Banxico).

La previsión para 2024 también creció a 2.02% tras una estimación anterior de 1.91%, de acuerdo con la media de los 37 grupos de análisis y consultoría nacionales y extranjeros consultados por el banco central entre el 13 y el 30 de octubre.

Estas proyecciones se difunden tras revelarse ayer que el PIB creció un 3.3% interanual y un 0.9% trimestral entre julio y septiembre, con lo que la economía acumula un crecimiento del 3.5% en lo que va del año, según la estimación oportuna del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Los especialistas también mejoraron la perspectiva de la inflación general para el cierre de 2023 al reducirla a una estimación del 4.61% desde una proyección previa del 4.7%.

Esta previsión llega después de que la tasa de inflación cayó hasta un 4.45% en septiembre, su menor nivel desde febrero de 2021.

Por otro lado, los especialistas consultados por el Banxico empeoraron la proyección de la inflación para 2024, cuando esperan registre un 4.01%, desde una tasa previa estimada de 3.95%.

Entre los factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico del país en los próximos seis meses, los expertos destacaron a nivel general la gobernanza (50%) y las condiciones económicas internas (18%).

A nivel particular enunciaron los problemas de inseguridad pública (24%), la falta de Estado de derecho (13%), y la ausencia de cambio estructural (12%).

Sobre el tipo de cambio, los analistas estimaron que el peso cierre 2023 en 18.02 unidades por dólar, mayor a la proyección anterior de 17.67 pesos. Para el cierre de 2024, los analistas calculan que la moneda mexicana se intercambiará en 18.89 unidades por dólar, un dato mayor al 18.67 estimado el mes anterior.

En cuanto al sector externo, para 2023, las expectativas sobre el déficit comercial bajaron a 19,713 millones de dólares desde el anterior de 20,241 millones de dólares.

Finalmente, el pronóstico de la inversión extranjera directa (IED) para 2023 creció a una proyección de 37,645 millones de dólares desde una anterior de 37,398 millones de dólares.

La inflación general se desaceleró en la primera quincena de octubre, aunque siguió por encima de la meta del Banco de México (Banxico), respaldando las proyecciones de que el banco central mantendrá la actual tasa de interés por un periodo más largo.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó en un 4.27% a tasa interanual, su menor nivel desde marzo de 2021, luego de haberse disparado el año pasado a un récord en más de dos décadas, de acuerdo con cifras divulgadas por el INEGI.

Analistas consultados por la agencia Reuters anticipaban que la tasa de inflación se ubicara en 4.38%.

La inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina productos de alta volatilidad, descendió por decimoséptima quincena continua a un 5.54%, su nivel más bajo desde noviembre de 2021.

Recordemos que el mes pasado, el Banco de México decidió mantener la tasa de interés en un máximo histórico de un 11.25% por cuarta vez seguida, citando un panorama inflacionario complicado e incierto y pospuso hasta el segundo trimestre del 2025 la convergencia del indicador a la meta del 3%.

Sólo en los primeros 15 días de octubre, el INPC tuvo una variación de 0.24% respecto a la quincena anterior, detalló el INEGI.

El índice de precios subyacente aumentó 0.24% a tasa quincenal, mientras que el índice de precios no subyacente registró un incremento de 0.25% quincenal.

Al interior del índice subyacente, a tasa quincenal, los precios de las mercancías crecieron 0.22% y los de servicios, 0.27%. Dentro del índice no subyacente, los precios de los productos agropecuarios retrocedieron 1.72% y los de energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno subieron 2.03%.

Los rubros que más incrementos presentaron en la primera quincena de octubre fueron la electricidad, el azúcar y el transporte aéreo, mientras que el jitomate, el pollo y la cebolla fueron los que más bajaron.

La tasa de inflación mantiene su tendencia a la bajada, al ubicarse en 4.45% anual en septiembre, siendo su menor nivel desde febrero de 2021, según datos compartido este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

El dato, dentro de las expectativas del mercado, representa ocho meses consecutivos de descenso en la inflación tras el 4.64% que se registró en agosto y después de haber iniciado el año con la tasa de 7.91% de enero.

El INEGI reportó que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) aumentó 0.44% en el mes. En el mismo mes de 2022, la inflación mensual fue de 0.62% y la anual de 8.7%.

El índice de precios subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la carestía general porque elimina artículos de alta volatilidad en sus precios, aumentó un 0.36% mensual y un 5.76% anual, detalló el INEGI en su reporte.

Dentro del subgrupo de subyacentes, las mercancías aumentaron el 0.31% en el mes y un 6.2% anual, mientras que los servicios avanzaron un 0.43% mensual y un 5.23% anual.

En tanto, la partida de no subyacentes avanzó un 0.7% a tasa mensual y un 0.6% interanual. En su interior, los precios de los agropecuarios crecieron un 0.84% respecto al periodo inmediato anterior y un 3.25% frente al mismo mes del año pasado.

Los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno se elevaron un 0.57% en el mes, aunque retrocedieron un 1.71% en el año.

El Índice de Precios de la Canasta de Consumo Mínimo, conformada por 176 productos y servicios, se incrementó un 0.63% mensual y un 4.01% anual. Los rubros con mayores incrementos interanuales fueron los restaurantes y hoteles (8.55%), los bienes y servicios diversos (7.95%), y la salud (6.61%).

Los productos genéricos que más aumentaron en el mes fueron el limón (33.79%), la zanahoria (25.17%) y el tomate (10.28%).

Pese al dato reportado, que mantiene su tendencia a la bajada, lo reportado en septiembre está aún por encima de la meta del 3% anual del Banco de México (Banxico), que mantiene la tasa de interés en un nivel histórico del 11.25%.

México recibió 41,459 millones de dólares de sus ciudadanos residentes en el extranjero entre enero y agosto de este año, un aumento interanual del 9.3% con respecto al mismo periodo del año anterior, informó este lunes el Banco de México (Banxico).

Con ello, México superó en más de 3,500 millones de dólares los 37,941 millones de dólares recibidos en los primeros ocho meses de 2022.

La remesa promedio individual entre enero y agosto pasados fue de 393 dólares, superior en un 0.91% a los 390 dólares del mismo periodo de 2022.

El número de operaciones en este mismo lapso creció un 8.29%, al pasar a 105,46 millones desde una cifra previa de 97,39 millones, el 99% de ellas transferencias electrónicas.

Tan solo en agosto, se captaron 5,563 millones de dólares en remesas, un avance interanual del 8.6%, aunque un retroceso mensual del 1.8%.

El aumento de las remesas en 2023 sigue con la tendencia al alza marcada desde marzo de 2020, al inicio de la pandemia, con cerca de 40 meses con incrementos interanuales consecutivos, con lo que suponen la principal fuente de ingresos externos para el país.

Por otro lado, Banxico informó que desde México se enviaron al exterior remesas por valor de 822 millones de dólares durante los primeros ocho meses de 2023, un aumento anual de 12,3 %.

En 2022, México recibió un récord de 58.497 millones de dólares, un aumento del 13,4 % respecto a 2021 y el noveno incremento anual consecutivo.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha expresado su agradecimiento en reiteradas ocasiones a los 38 millones de mexicanos que hay en Estados Unidos, de quienes provienen la mayoría de los recursos, y a quienes incluso considera “héroes”, al estimar que benefician a cerca de 10 millones de familias pobres.

Según el Gobierno federal, México se convirtió en 2022 en el segundo país del mundo, solo por detrás de India, en volumen de recepción de remesas. Las remesas representan cerca del 4% del PIB, según un cálculo de BBVA.

Especialistas del sector privado elevaron a 3.15% el pronóstico de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para 2023, desde su estimación previa que era del 3.04%, según reveló este lunes la encuesta mensual de septiembre del Banco de México (Banxico).

De igual forma, la previsión de crecimiento para 2024 se ajustó a 1.91% tras una estimación anterior del 1.66%, de acuerdo con la media de los 35 grupos de análisis y consultoría nacionales y extranjeros consultados por el Banco central entre el 19 y el 28 de septiembre.

Estas proyecciones se difunden tras revelarse que el PIB creció un 3.6% interanual y un 0.8% trimestral en el segundo trimestre del año, con lo que la economía acumula un crecimiento del 3.7% en lo que va del año, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En contraste, los especialistas consultados por Banxico revisaron ligeramente su perspectiva de inflación general para el cierre de 2023, al elevarla al 4.7% desde una proyección previa del 4.66%.

Esta previsión llega a pesar de que la tasa de inflación se ubicó en 4.64 % en agosto pasado, su menor nivel desde febrero de 2021.

En tanto, la previsión de la inflación para 2024 pasó a un 3.95% desde una tasa previa de 3.98%.

Como factores que podrían obstaculizar el crecimiento económico en México en los próximos seis meses, los expertos destacaron a nivel general la gobernanza (51%) y las condiciones económicas internas (20%).

A nivel particular señalaron los problemas de inseguridad pública (24%), la ausencia de cambio estructural (12%) y la falta de Estado de derecho (10%).

Sobre el tipo de cambio, los analistas estimaron que el peso cierre 2023 en 17.67 unidades por dólar, menor a la proyección anterior de 17.75 pesos por billete estadounidense. Para el cierre de 2024, calculan ahora que se intercambie en 18.67 unidades por dólar, un dato menor al estimado de 18.70 del mes anterior.

En cuanto al sector externo, para 2023, las expectativas sobre el déficit comercial bajaron a 20,241 millones de dólares desde el anterior de 21,048 millones de dólares. El pronóstico de la inversión extranjera directa (IED) para 2023 creció a una proyección de 37,398 millones de dólares desde una anterior de 36,700 millones de dólares.

El Banco de México (Banxico) mantuvo este jueves sin cambios, por cuarta vez consecutiva, la tasa de interés en su nivel actual, del 11.25 %, el mayor nivel en su historia.

La decisión de la Junta de Gobierno de Banxico reafirma el fin de su periodo alcista ante la desaceleración de la inflación.

En su anuncio, que estuvo dentro de las expectativas del mercado, el Banco de México consideró que “si bien se ha avanzado en el proceso desinflacionario, el panorama continúa siendo muy complejo”.

Recordemos que el Banco de México inició un ciclo alcista en junio de 2021, acumulando un incremento total de 725 puntos base a la tasa de interés.

La decisión de política monetaria de Banxico está en sintonía con lo hecho por la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed), que la semana pasada conservó su tasa en un rango de entre el 5.25% y el 5.5%.

Analistas como Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Grupo Financiero Base señalan que los recortes de la tasa de interés podrían iniciar en la segunda mitad del 2024, lo que implicaría que la tasa se mantenga en el nivel actual por al menos 15 meses.

Como parte de su reporte, el Banco de México revisó sus pronósticos de inflación, y ahora espera que la menta meta del 3% +/- un punto se alcance hasta el segundo trimestre del 2025.

La inflación general se desaceleró más de lo esperado en la primera quincena de septiembre, aunque siguió por encima de la meta del Banco de México (Banxico).

El Índice Nacional de Precios al Consumidor se ubicó en la primera mitad de septiembre en 4.44% interanual, su novena quincena seguida a la baja, con lo que alcanza niveles no vistos desde marzo de 2021.

Analistas anticipaban una tasa del 4.48% para este periodo, según un a consulta realizada por la agencia Reuters.

En la primera quincena de septiembre de 2023, el INPC tuvo una variación de 0.25% respecto a la quincena anterior, según el reporte emitido por el INEGI.

La inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina productos de alta volatilidad, descendió por decimoquinta quincena seguida al ubicarse en 5.78% interanual, su nivel más bajo desde noviembre de 2021.

Tan solo en la primer quincena de septiembre, el índice de precios subyacente aumentó 0.27% a tasa quincenal. Al interior del índice, a tasa quincenal, los precios de las mercancías crecieron 0.21% y los de servicios, 0.34%.

En tanto el índice de precios no subyacente presentó un incremento de 0.19% quincenal. Dentro del índice, a tasa quincenal, los precios de los productos agropecuarios subieron 0.54% y los de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno retrocedieron 0.13%.

El mes pasado, en su anuncio de política monetaria, Banxico decidió mantener la tasa de interés en un máximo histórico del 11.25% por tercera vez consecutiva, advirtiendo que sería necesario dejarla en ese nivel por un tiempo prolongado para alcanzar la convergencia al objetivo oficial de inflación que es del 3%.

Su próximo anuncio de política monetaria está programado para el jueves de la próxima semana, por lo que el dato dado a conocer este viernes refuerza la previsión de que Banxico mantenga la tasa clave en el nivel actual.

Recodemos que Banxico interrumpió en mayo pasado el ciclo de endurecimiento monetario que había iniciado desde mediados de 2021 y en el que subió la tasa en un total de 725 puntos base.

La Comisión de Cambios de México anunció este jueves que comenzará a reducir el monto vigente de su programa de coberturas cambiarias liquidables en moneda local ante el fortalecimiento del peso.

Tras el anuncio, la moneda local, que acumula una ganancia de más de un 13% en lo que va del año, llegó a depreciarse un 2%.

La comisión, integrada por funcionarios de la Secretaría de Hacienda y la junta de gobierno del Banco de México (Banxico), informó en un comunicado que a partir de septiembre se renovarán los vencimientos de coberturas cambiarias en una sola ocasión y únicamente por el 50% del monto vigente.

Para las operaciones a seis meses será anunciada una reducción del plazo a un mes en su fecha de renovación y será aplicada la regla de renovar solo el 50% del monto vigente, detallaron.

Finalmente, las operaciones con un plazo original de nueve y 12 meses se “dejarán vencer” en su totalidad en las fechas de vencimiento respectivas.

“Las condiciones de operación en el mercado cambiario han regresado a niveles adecuados de liquidez, profundidad y se percibe un funcionamiento ordenado”, afirmó en el comunicado. “En virtud de lo anterior, las instituciones de crédito y otros agentes económicos cuentan con las condiciones para cubrir sus riesgos relacionados con el tipo de cambio”, agregó la Comisión.

Recordemos que en 2017, cuando la Comisión de Cambios echó a andar el programa para hacer frente a la volatilidad de la moneda, el Banco de México colocó 5,500 millones de dólares a través de diversas subastas entre las instituciones de crédito del país.

Posteriormente, durante la pandemia de coronavirus ofreció un monto adicional de 1,991 millones de dólares, para un total de 7,491 millones de dólares distribuidos en distintos vencimientos que se han venido renovando.

“Supongo que ahora que el peso se ha apreciado significativamente quisieron quitar el programa en una forma de ‘sacar las manos del mercado'”, dijo Gabriela Siller, jefa de análisis de Banco Base. “Esto puede provocar que el tipo de cambio siga subiendo y tiene un pequeño riesgo de desordenamiento en el funcionamiento del mercado”, finalizó la Comisión.

El Banco de México (Banxico) elevó este miércoles a 3% su pronóstico de crecimiento para 2023, desde una previsión previa de 2.3%.

En su “Informe trimestral abril-junio 2023”, el banco central estimó un escenario central de crecimiento económico de 3% con un límite inferior de 2.5% y uno superior de 3.5%.

Asimismo, el organismo autónomo revisó al alza su proyección central del PIB para 2024, desde una estimación del 1.6% a 2.1%.

La mejora de la perspectiva ocurre tras confirmarse ayer que la economía creció un 0.8% trimestral y un 3.6% interanual en el segundo trimestre del año, con lo que el PIB acumula un avance de 3.7% en lo que va del año.

“Derivado de la resiliencia de la economía mexicana, el crecimiento del PIB en el segundo trimestre del año fue mayor a lo esperado en el informe previo. Ello conduce a la expectativa de un mayor crecimiento del PIB para 2023 en su conjunto”, expuso Banxico en su reporte.

La Junta de Gobierno también mejoró su pronóstico de inflación general, que ahora promediaría un 4.6% anual en el último trimestre de 2023, frente a la previsión pasada de 4.7%.

Banxico resaltó que, “ante la mitigación de diversas presiones”, el “proceso desinflacionario ha continuado en México”, por lo que se sigue esperando que la inflación general continúe disminuyendo en lo que resta de 2023 y en 2024.

Aun así, alertó que la inflación no llegaría a niveles cercanos a 3%, la meta de Banxico, hasta el cuarto trimestre de 2024.

También proyectó para este año la creación de entre 670,000 y 830,000 empleos formales, afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), por encima del intervalo anterior, que iba de 600,000 a 800,000.

La cuenta corriente del país registró un superávit de 6.247 millones de dólares en el segundo trimestre del año, en contraste con los déficits anteriores, según reveló este viernes la balanza de pagos del Banco de México (Banxico).

La cifra positiva se compara con el déficit de 20,289 millones de dólares de enero a marzo pasados, y el dato también negativo de 1,892 millones de dólares del segundo trimestre de 2022.

“En este contexto, en el segundo trimestre de 2023 el saldo de la cuenta corriente de México fue superavitario y representó el 1.4% del PIB. Ello contrasta con el déficit de 0.5% del PIB que se registró en igual periodo de 2022”, expuso el banco central en un reporte.

Banxico indicó en el informe que el déficit fue resultado de créditos por 185,922 millones de dólares y de débitos por 179,674 millones de dólares”.

“La ampliación anual del saldo de la cuenta corriente fue resultado, principalmente, de un menor déficit de la balanza comercial petrolera, de un mayor superávit de los ingresos por remesas y de un menor déficit de la balanza del ingreso primario”, detalló Banxico.

El banco también reportó que el saldo agregado de la cuenta financiera implicó un préstamo neto de México al resto del mundo derivado de la evolución de los rubros de activos de reserva, inversión de cartera y derivados financieros.

Y acotó que pese a ello, la economía nacional continuó captando recursos por concepto de inversión directa y de otra inversión.

Por otro lado, la balanza de capital mostró un déficit de 11 millones de dólares, un 266% mayor a los 3 millones de dólares del segundo trimestre de 2022.

Mientras que la cuenta financiera, que incluye préstamos y endeudamientos netos, tuvo un superávit de 6,875 millones de dólares frente al déficit de 509 millones de dólares del mismo lapso del año anterior.

Los datos complementan el de la balanza comercial que se reveló en julio pasado, cuando se difundió que México redujo en 50.4% su déficit comercial hasta los 6,439.9 millones de dólares en el primer semestre de 2023, frente al dato también negativo de 12,944 millones de dólares del mismo lapso de 2022.

La balanza de pagos refleja los pagos e ingresos por intercambios con el exterior de bienes, servicios, rentas y transferencias, y está considerada uno de los indicadores más amplios de un país.