Tag

feminicidios

Browsing

El gobierno federal reportó este miércoles una disminución del 3.5% anual en homicidios dolosos durante la primera mitad del año, registrándose 16,937 víctimas, aunque reconoció que los feminicidios crecieron 3.3%, hasta 508 casos.

“El homicidio doloso se ha contenido, sigue conteniéndose, y de enero a junio de 2021 disminuyó 3.5% respecto al mismo periodo del año anterior”, expresó la secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez, al intervenir en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Solo en junio, se registraron 2,660 víctimas de homicidio doloso, una caída de 7.57% anual frente a junio de 2020 y un decremento mensual de 11.24% respecto a mayo, el mes más violento de lo que va de 2021 con 2,997 asesinatos.

En contraste, la titular de la SSPC notificó 508 víctimas de feminicidio, respecto a los 492 casos reportados en la primera mitad del 2020.

El gobierno alertó sobre un incremento anual de más de 32% en las violaciones sexuales, con 10,458 de estos delitos en el primer semestre del año frente a 7.885 del mismo periodo de 2020.

Asimismo, el gobierno indicó que en mayo pasado la violencia familiar alcanzó un máximo histórico con 23,907 denuncias, que en junio bajaron a 22,411.

«Falta más trabajo, no solamente de las autoridades, sino también de la propia sociedad”, dijo Rosa Icela Rodríguez.

La secretaria de Seguridad argumentó que solo seis estados concentran el 50.2% de los asesinatos: Guanajuato, Baja California, Jalisco, Estado de México, Michoacán y Chihuahua. Además, aseguró que 50 municipios concentran 47 % de los homicidios.

La funcionaria también admitió de un incremento global de 4.9% en los delitos del fuero federal respecto al primer semestre de 2020, pero lo atribuyó a los delitos electorales por las elecciones del 6 de junio.

“En el primer semestre de 2021 se logró una reducción de 24.6% de los delitos del fuero federal con respecto al mismo periodo de 2019, se está manteniendo la tendencia a la baja», justificó.

Rodríguez indicó que en los primeros seis meses de 2021 hubo una disminución anual de 3% en robo total y de 29% en víctimas de secuestro.

Los crímenes de delincuencia organizada también bajaron 11.4% en dicho periodo, aunque los delitos contra la salud, relacionados con el tráfico y venta de drogas crecieron 4.6%, hasta 4,317.

El gobierno federal ´presentó esta mañana un informe sobre la violencia contra las mujeres, en el que reconoció un alza del 7.1% interanual en feminicidios, luego de que haber registrado 423 crímenes en los primeros cinco meses del año.

Durante la conferencia de prensa matutina desde Palacio Nacional, la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez, habló sobre las acciones que se han implementado para reducir o eliminar los feminicidios y la violencia de género en el país.

Recalcó en incidencia por cada 100,000 habitantes, los estados de Morelos, Sonora, Quintana Roo, Colima, Jalisco, Sinaloa, San Luis Potosí y Chiapas concentran las tasas más altas en este delito.

Acusó que durante décadas «se redujo, minimizó e ignoró» el feminicidio; sin embargo, destacó que en la actual administración se trabaja para que en todos los estados se tipifique como un delito federal y se castigue a los culpables.

Señaló que se ha instalado un gabinete de género para avanzar en la agenda de los derechos de las mujeres, además de que existen 100 integrantes de la Guardia Nacional listos para ayudar a las fiscalías estatales quienes se han especializado en violencia de género y feminicidio.

Al respecto, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aceptó que ha habido un incremento en feminicidios, lamentablemente, y en violencia familiar. «Estamos ocupándonos de eso», subrayó.

Por su parte la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, resaltó la creación del grupo institucional contra la violencia. «Trabajamos todos los días para atender las dinámicas de violencia contra las mujeres mediante estrategias de atención y prevención», subrayó.

Indicó que el reto de erradicar la violencia contra las mujeres «es enorme». Sin embargo, dijo que igual de enormes son las acciones que se llevan a cabo y para ello los tres niveles de gobierno deben estar coordinados.

En su intervención, la titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM), Fabiola Alanís, dijo que en esta administración se ha mejorado la atención a este delito. Señaló que en los primeros seis meses de este año 100,000 mujeres han sido atendidas en los 55 Centros de Justicia para las Mujeres, los cuales brindan atención médica, asesoría y alojamiento.

Finalmente la titular del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), Nadine Gasman, indicó que en un recorrido por el país encontraron que las tres principales preocupaciones de las mexicanas son: erradicar la violencia, tener autonomía económica y la distribución del trabajo en el hogar.

En ese sentido detalló que las tres principales acciones realizadas por el organismo son la prevención de violencia sexual y el embarazo de niñas y adolescentes, el acompañamiento de las mujeres en territorio nacional y los cuidados familiares.

El gobierno federal presentó esta mañana el informe sobre seguridad pública en el país, en el que indicó que los homicidios dolosos registraron una disminución del 4.6% en el primer trimestre de este año en comparación con el mismo período de 2020, al pasar de 8,811 casos a 8,399.

En marzo de 2021 se registraron 2,944 asesinatos, un 3.4% por abajo de los 3,043 casos de marzo de 2020, que fue el mes con más homicidios en lo que va de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

«En el primer trimestre de 2021 se presentaron 4.6% menos homicidios dolosos respecto al mismo periodo del año anterior y aunque se ha logrado contener este delito, desde hace meses el homicidio dolosos se concentra en algunas entidades (estados)», dijo la titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), Rosa Icela Rodríguez.

Explicó que el 50.7% de estos delitos se concentran seis estados: Guanajuato con 926 casos, Baja California con 806, Jalisco con 668, Estado de México con 655, Michoacán con 621 y Chihuahua con 586. También señaló que el gobierno tiene detectados 15 «municipios prioritarios» donde prevalecen los homicidios, encabezados por Tijuana (428), Ciudad Juárez (287) y León (159).

La funcionario destacó que en los primeros tres meses del año se ha logrado contener la incidencia del feminicidio, delito que bajó un 2.4% respecto al primer trimestre del año anterior. En el primer trimestre de 2020 hubo 245 feminicidios, mientras que entre enero y marzo de 2021 fueron 239.

Dijo que en materia de secuestro se están presentando «buenas cuentas», pues la incidencia se mantiene en las más bajas de los últimos años; destacó que en el primer trimestre se logró una reducción del 36.8% respecto al 2020.

La secretaria recordó a las autoridades estatales y municipales que la seguridad es «una responsabilidad compartida» y que la construcción de paz involucra a todos. «Seguiremos con la estrategia de reforzar las capacidades operativas de las fuerzas de seguridad para impulsar la coordinación y las labores de inteligencia», expresó.

Rosa Icela Rodríguez también informó sobre el comportamiento de los delitos del fuero federal. La violencia familiar subió 9.5% en dicho periodo al registrar 59 mil 313 casos; la trata de personas aumentó 21.3% con 171; y las violaciones aumentaron 8.3%, con 4 mil 808 casos.

En cuanto al robo a negocio se registró una disminución del 18.2%; en robo a  transporte público colectivo un 16.6%;  robo a transeúnte un 13.1% menos; robo a transportistas un 8.8%; robo de vehículo automotor un 22.9%; robo de ganado un 20.9% y en robo a casa habitación una disminución del 20%.

El Subsecretario de Seguridad Publica, Ricardo Mejía Berdeja, informó esta mañana que noviembre 2020 ha sido el mes de la actual administración en que se ha registrado el menor número de homicidios dolosos en el país, con 2,670 casos.

Sin embargo, el país acumula 31,871 homicidios en los primeros once meses del año, con lo que se acerca al récord registrado el año pasado, que fue de 34 mil 608 de homicidios dolosos (sin contar feminicidios que sumaron más de mil víctimas).

Los 31,871 homicidios que se han registrado en lo que va de año, significan un incremento anual del 0.9%, con una tasa de 24.9 casos por cada 100,000 habitantes, enfatizó Mejía Berdeja al presentar el informe mensual en materia de seguridad.

El reporte mostró que tan solo seis estados del país concentran un 52% de los homicidios; Guanajuato se posiciona a la cabeza, seguido de Baja California, Estado de México, Chihuahua, Jalisco y Michoacán.

Dicho delito ha disminuido en 21 estados del país y ha crecido en los otros 11, mientras que en 15 municipios de los 2,465 existentes continúan concentrando el 27.5% de los asesinatos: Tijuana, Ciudad Juárez, León, Celaya, Culiacán, Cajeme, Zamora, Guadalajara, Acapulco, Chihuahua, Cancún, Irapuato, Ensenada, Salamanca y Morelia.

El funcionario de la SSPC también reportó en noviembre 85 feminicidios, lo que representa un aumento del 2.2% respecto a octubre pasado. Con esto, suman 888 mujeres asesinadas por razón de género en el año, un aumento del 1.7% anual, con una tasa de 1.36 feminicidios por cada 100,000 mujeres.

Pese a los datos relacionados con homicidios y feminicidios, el gobierno destacó una disminución del 21.6% anual en los delitos del fuero federal, con 72,017 registrados hasta octubre. De los 11 crímenes dentro de este catálogo, solo han aumentado en un 46.7% los relacionados con delincuencia organizada.

Algunos de los delitos que han disminuido son: delitos electorales (-45.7%); delitos en materia de hidrocarburos (-45.3%); delitos contra la integridad corporal (-35.8%); delitos cometidos por servidores públicos (-19.7%); delitos patrimoniales (-16.2%); delitos contra la salud (-7.3%); delitos financieros (-32.5%); delitos fiscales (-3.5%).


El funcionario enfatizó que en cuanto a la incidencia delictiva del fuero común, se registró una disminución en 15 de los 18 delitos de alto impacto, que incluyen: robo transporte público, -39%; secuestro, -37.2%; robo a transeúnte, -23%; robo total: -21.5%; robo a casa habitación, -23.1%.

Otros que también presentaron disminución son: robo de ganado, robo de vehículo y robo a transportistas.

Tras el informe que presentara el martes pasado el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, en el que señaló que en abril de 2020 se logró “revertir” la tendencia de crecimiento en el número de homicidios dolosos, en relación con el mes anterior, la organización México Evalúa reveló que sus datos fueron imprecisos

Si bien reconocieron que en términos absolutos hubo menos víctimas de homicidios en abril que en marzo (3 mil 20 víctimas contra 3 mil 78, incluyendo feminicidios), señalaron que cuando se realiza un análisis comparativo entre meses con diferente cantidad de días lo adecuado es contrastar el promedio diario de víctimas.

Considerando dicho parámetro, las cifras presentadas refieren un ligero incremento (1.39%) en la incidencia de homicidios, al pasar de 99.3 víctimas diarias en marzo a 100.7 en abril. El porcentaje de incremento se amplía a 7.4% si se compara con el mismo mes del año anterior.

Es decir, el «logro» que presumió el gobierno federal es una verdad a medias, pues sí hubo una ligera reducción en algunos delitos como secuestro y extorsión, pero no se logró revertir la tendencia ni reducir los altos niveles de homicidios dolosos en el país.

«Para apoyar esta caracterización —a la que llama “línea de contención” en homicidios dolosos—, el secretario Durazo usó tasas acumuladas del primer cuatrimestre de 2019 comparadas con el mismo periodo de 2020, para un conjunto muy acotado de municipios. En ellos, efectivamente, se verifica una reducción: Tlajomulco (-30.7%), Guanajuato (-23.5%), Guadalajara (-13.8%) Tijuana (-6.7%), Ecatepec (-6.2%) y Benito Juárez (-3.0%), con dos llamativas excepciones, Ciudad Juárez y Jiutepec, donde los homicidios aumentaron 25.4% y 21.2% respectivamente», explicó México Evalúa.

Sobre el dato que el titular de la SSPC presentó sobre feminicidios, apuntando una tendencia a la baja, el análisis refiere que su lectura fue correcta, pues se registró una disminución de 7% en este delito: de 2.5 víctimas diarias en marzo a 2.3 en abril de 2020.

«Instamos al secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, y al presidente Andrés Manuel López Obrador, a aprovechar el próximo informe de seguridad pública de una manera distinta. La ciudadanía necesita conocer los planes de preparación para el impacto que la crisis económica tendrá en las dinámicas criminales», remató la organización.

¿Cuántas mujeres salieron a la calle el domingo? ¿Cuántas marcharon? El gobierno da una cifra a la baja, mostrando una vez más que no entiende. Pero dejemos de lado cuántas marcharon. Si queremos hablar de número es mejor voltear a ver otros datos. En México, de los 123.5 millones de habitantes, 65 millones somos mujeres. Aline Ross estuvo en mi podcast Broojula en una edición especial sobre el Día Internacional de la Mujer hablando de unos números, datos del INEGI, que dejan en claro lo que está ocurriendo en México en materia de violencia hacia la mujer.

Casos de violencia intrafamiliar: 76% de las víctimas son mujeres; 82% de los imputados son hombres. Abuso sexual: el 75% de las víctimas son mujeres; el 93% de los imputados son hombres. Hostigamiento sexual: el 80% de las víctimas son mujeres; el 95% de los imputados son hombres. Violación sexual: 80% de las víctimas son mujeres; 90% de los imputados son hombres. Rapto: 92% de las víctimas son mujeres; 86% de los imputados son hombres. Acoso: 90% de las víctimas son mujeres; 88% de los imputados son hombres. Y homicidio: 74% de las víctimas son hombres; 90% de las imputadas son hombres.

Esto deja en claro, con datos duros, que los hombres en México nos están violentando; abusando; hostigando; violando; raptando y acosando a las mujeres. En México, la anatomía es destino. ¿Qué queremos entonces? ¿Por qué se marchó el domingo y se hizo un paro el lunes? Porque se quiere poner estos datos en la mesa, en la agenda, para que sociedad y gobierno logremos un cambio.

La exigencia en la marcha del domingo y en el paro de #UnDíaSinNosotras no es para pedir que ocupemos el lugar que tienen los hombres. Las mujeres no queremos imitar a los hombres. La marcha y el paro es para exigir algo distinto. Es para exigir más igualdad, que no significa desplazar ni imitar al género masculino. Sin duda hemos avanzado en todos los ámbitos – laboral; doméstico y de derechos políticos – pero dentro de un sistema que no se ha reformado; que se rige por las reglas masculinas. Hay todavía un largo camino por recorrer para hacer que el sistema sea horizontal.

Exigimos más porque queremos un sistema económico basado en el mérito y no en el género. Eso implica no solo acceso a espacios de trabajo, sino un sueldo parejo. Un piso parejo. Ganar el mismo sueldo por el mismo trabajo que un hombre. Actualmente el salario de la mujer es 1.5 veces menor que el de los hombres. No se pide un régimen especial. Se quiere igualdad. Y, evidentemente, se quiere seguridad. Fin a la impunidad por las muertes y la violencia hacia las mujeres por parte de los hombres. No más feminicidios.

La activista Gloria Steinem escribió un ensayo en la revista TIME en 1970 señalando el mundo ideal al que aspiraría para Estados Unidos. Un mundo que hoy ha logrado avances, sin duda, pero tremendos retrocesos, como lo muestra tener a un presidente misógino al mando: Donald Trump. Retomando su aspiración, yo pienso en el México utópico en el cual la anatomía no sea el destino de hombres y mujeres. En donde no ocurra que 63 de cada 100 mujeres reporte haber padecido algún incidente de violencia.

Columna completa en El Universal

La Organización de las Naciones Unidas en México (ONU-México) se solidarizó con el llamado a las movilizaciones y acciones a las que convocaron los grupos y movimientos feministas para el próximo 8 y 9 de marzo en todo el país.

Mediante un comunicado, indicó que respalda las marchas a las que se convocaron el 8 por la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, y el 9 a un paro nacional identificando como #UnDíaSinNosotras.

“La ONU en México está convencida de que las diversas luchas por la igualdad y el derecho de todas las mujeres y las niñas a una vida libre de violencia y de igualdad de oportunidades son fundamentales», declaró el organismo internacional.

Si bien reconoció que adoptó la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing hace 25 años y con ello se han alcanzado logros, aún no puede decir que se alcanzó la igualdad sustantiva entre hombres y mujeres, pues prevalece la desigualdad de género, la cual ocasiona afectaciones a ellas.

“La desigualdad de género prevalece: las mujeres siguen trabajando más y ganando menos, tienen menos opciones de desarrollo y sufren múltiples formas de violencia en el hogar y en los espacios públicos. La desigualdad que enfrentan genera que estos niveles de violencia se incrementen de manera alarmante, refirió.

Además, hizo un señalamiento puntual sobre la creciente violencia contra niñas, jóvenes y mujeres, víctimas de feminicidios, ya que en México, en 2019, tres mil 825 mujeres fueron víctimas de homicidio, “lo que significa que 10 mujeres son asesinadas cada día.

Detalló que al clima de violencia se suman otros factores como son la desigualdad, la pobreza, el origen étnico, la discapacidad, el estatus migratorio, condición de refugiadas, orientación sexual, la identidad de género diversa y el cambio climático, que contribuyen a aumentar el riesgo para las mujeres mexicanas.

Por ello, la ONU-México pidió al Estado mexicano garantizar el “acceso a la justicia y el combate de la impunidad, con una perspectiva de género y que ponga en el centro a las víctimas, a las sobrevivientes y a sus familias, incluso, que se reconozca que las muertes de ellas son por razones de género.

De acuerdo a la más reciente encuesta de El Financiero, la aprobación ciudadana al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) alcanzó su punto más bajo desde que tomó posesión del cargo, en diciembre de 2018.

La encuesta muestra de su aprobación cayó ocho puntos porcentuales en un mes, al pasar de 71% que registró en enero a 63% en febrero; adicional, el nivel de desaprobación subió seis puntos, de 28% a 34% en el mismo lapso de tiempo.

Al preguntar sobre cómo calificarían el desempeño del gobierno federal a temas concretos, el peor descalabro se presenta en el rubro de seguridad, donde 70% afirman que el trabajo ha sido malo o muy malo; le siguen el combate a la corrupción con 61%, pobreza con 57% y lo relacionado a salud con el 53%.

Obtiene una calificación positiva en economía y educación con 41% y 56% respectivamente.

La encuesta refiere que por primera vez, la opinión positiva de las conferencias matutinas va a la baja, pues en enero registró un apoyo del 54% y en febrero solo alcanzó un 44%, su peor nivel desde enero del año pasado.

Previo al paro nacional convocado para el próximo lunes contra la violencia de género y feminicios, el 82%de los entrevistados calificó como mala o muy mala la manera en que el gobierno de López Obrador está atendiendo el asunto de los feminicidios y la violencia contra las mujeres.

Gráfico: El Financiero

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Santiago Nieto Castillo, consideró que el paro nacional #UnDíaSinNosotras es un mensaje al machismo histórico, fomentado en gran medida por la impunidad.

“El paro nacional del 9 de marzo creo que no es un mensaje en contra del gobierno, es un mensaje que tiene que ver con el incremento constante de la violencia contra las mujeres por factores de naturaleza social, incluyendo el machismo histórico de nuestras culturas», manifestó el funcionario.

Indicó que los derechos de las mujeres son el tema central de cualquier estado democrático.

Recordó que la primera generación de feministas de México luchó por un derecho de igualdad ante la ley, lo cual derivó en el derecho al voto, acceso a las universidades y acceso al trabajo.

“Pero debemos reconocer que las oportunidades no eran las mismas para los hombres que para las mujeres, y cuando el género femenino tuvo más acceso al trabajo y la educación, crecieron los índices de acoso sexual», puntualizó.

En contrapeso, llegaron acciones afirmativas como la paridad en los espacios públicos con el apoyo de diversas fuerzas políticas y de la sociedad en general. “El poder público, o es paritario o deja de ser democrático», enfatizó.

Nieto Castillo expuso que el fenómeno del feminicidio ha crecido exponencialmente por otro fenómeno igual de grave y dañino, que es la impunidad.

“Tenemos un sistema en el cual, según los datos de la propia Fiscalía General de la República, hay 99 por ciento de impunidad en el sistema tradicional de justicia», alertó.

Señaló que el feminicidio es el último paso de una serie de acciones que van demeritando a las mujeres, desde el acoso sexual en la vía pública hasta los comentarios sexistas y las conductas de violencia intrafamiliar; un reducido número de casos son atendidos, los demás quedan en la impunidad.

De acuerdo a la más reciente encuesta de REFORMA, la labor de la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, se ha visto afectado en los últimos meses por temas de inseguridad y violencia de género.

Al preguntar si aprueban o desaprueban la labor de la mandataria local, solo 45% apoya a la morenista; 40% desaprueba su desempeño. Dichas cifras representan una mala noticia para Sheinbaum, pues en diciembre pasado contaba con un 50% de aprobación.

En el marco de los recientes casos de feminicidios en la capital, se les preguntó a los encuestados sobre la violencia contra las mujeres en la capital. 81% indicaron que la violencia de género ha aumentado; 6% señalaron que ha disminuido y 10% creen que sigue igual

Respecto a si Claudia Sheinbaum ha hecho lo suficiente para combatir la violencia contra la mujeres, 72% de los consultados creen que no, contra un 25% que considera que sí.

En ese sentido, se les preguntó cómo consideran que ha actuado Sheinbaum frente a los recientes casos de feminicidios, el de Ingrid Escamilla y el de la menor Fátima.

Y aunque el 54% indicó que son sensibilidad y responsabilidad (50%), el 65% indicó que actuó de forma tardía.

Sobre los éxitos y fracasos que ha tenido el gobierno capitalino, llama la atención que la encuesta de REFORMA solo reporta un acierto, y es en movilidad (48% éxito).

Temas como el abasto de agua ha fracasado, según el 49% de los encuestados. En el combate a la corrupción, 51% indica que ha fracasado; en el tema de seguridad 60% señala que ha fracasado. En cuanto al combate a la violencia contra la mujer, 59% indica que ha fracasado, al igual que el lidiar con marchas y protestas (63%) y el combate al narcotráfico (62%).

En el último año, con Sheinbaum al frente el gobierno, los capitalinos creen que la situación económica ha mejorado (18%); 60% creen que ha empeorado y 20% señalan que sigue igual.

Sin embargo, la afectación no solo ha sido para Claudia Sheinbaum; la opinión del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en la capital también se ha visto afectada.

45% desaprueban el trabajo del presidente, contra un 42% que apoyan su labor. En diciembre pasado, 47% respaldaban su labor, lo que representaría una caída de 5 puntos.

ANA MARÍA OLABUENAGA

MILENIO

 

Las mujeres otra vez están enojadas. ¿No le parece terrible que esta frase escrita así, a secas, sin ningún justificante adicional, podría ser la voz de alarma de alguien que se preocupa, pero también la de otro que se burla? ¡Otra vez enojadas, qué fastidio! ¿El enojo de las mujeres se ha convertido en un lugar común? ¿Un espacio al que hay que evitar, esquivar, torear? “Sí, sí, lo estamos viendo”, dicen, “nos preocupa muchísimo”. Y antes de que el tono del “otra vez están enojadas” adquiera el sonsonete del hartazgo: alargando la “o” del “otra”, dando la vuelta a los ojos al recorrer las sílabas del “enojo”, corrijo. Las mujeres no solo están enojadas, están furiosas, indignadas, frustradas, desesperadas y, aunque a muchas no les guste que lo diga: están asustadas. Difícil contener una carga emotiva de este calibre, resulta desbordante.

¿Desde dónde se desborda? ¿Por qué se desborda? La conversación siempre empieza en las redes. El agravio bañado en sangre y espanto sube la temperatura y el tono de la conversación en redes. Las fotografías que muestran a una chica sonriente que pudo ser cualquiera, no solo le ponen cara al crimen, establecen una relación afectiva: una amiga, esa a la que ya conocemos y reconocemos por su nombre de pila: Ingrid. Ella es “yo misma”. Fotos a las que hay que sumar esas otras fotos rojas, amarillas, oscuras, negras: las que la muestran vejada, desollada, muerta y que también pudieron ser “yo misma muerta”.

Si en este instante sin aliento tanto de la fotografiada como de la que mira, alguien supiera acompañar, se establecería un diálogo. Subrayo el que ni siquiera dije responder o contener. Si tan solo supieran acompañar. Pero no lo saben hacer. Tienen miedo del miedo de ellas convertido en ira. Quieren sortear cuanto antes su furia. Tienen miedo que la ira de ellas se vuelque contra ellos, que les reste puntos. Tienen miedo y fingen que no lo tienen. Por eso dicen sin decir nada. Prometen sin comprometerse a nada. Lugares comunes del luto y los velorios: “lo lamento mucho”, “mi más sentido pésame”. Lo malo es que decir sin sentir no es suficiente y así, sin un cauce que seguir, las emociones, la indignación y la ira, se desbordan.

Se desbordan de las redes a las calles, a los aerosoles, a los monumentos, a las puertas de Palacio, a los gritos y al fuego. Y, otra vez, si en ese instante alguien supiera acompañar, ellas estarían dispuestas a establecer un diálogo. Pero no, no lo saben hacer.

El decálogo del Presidente elaborado de mala gana y a bote pronto, no solo no dice nada, no se compromete a nada y, lo peor, no siente y no hace sentir nada. Es una excusa, un capote que burla y esquiva. No solo no acompaña, abandona. Un decálogo que se pudo haber resumido en la respuesta que dio la jefa de Gobierno al ser cuestionada sobre el tema: “Ahorita no”. Eso dice el decálogo, “ahorita no”, diez veces seguidas.

Acompañar es inundar Twitter con paisajes, atardeceres y flores para que quien busque #IngridEscamilla no la encuentre descuartizada, sino protegida por todos. Acompañar es dar la mano, escuchar y cuidar. No dejarlas solas. Acompañar es ser valiente, abrazar y contener ahora mismo. Ahorita, sí. Siempre sí.

@olabuenaga

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) hizo un llamado para que todo el sector empresarial asuma su rol para erradicar la desigualdad de género en el ámbito laboral y económico.

La Confederación instó al gobierno a que enfrente con una estrategia clara y contundente, la violencia de la que todos los días son víctimas las mujeres.

En un comunicado, indicó que México ocupa la posición 124 de 149 países por su brecha de género. Prueba de ello es el contexto laboral en nuestro país. Resaltó que solo 45% de las mujeres en edad trabajar se encuentra en el mercado laboral, esta es una de las tasas más bajas entre los países de Latinoamérica y de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE).

A nivel estatal, aseguró que hay casos preocupantes en Chiapas y Veracruz donde apenas 3 de cada 10 mujeres participan en el mercado laboral, panorama similar al de países musulmanes como Turquía y Omán.

La peor fotografía de la violencia de género, expuso la Coparmex, se observa con los 10 feminicidios que ocurren en promedio todos los días.

Ante este panorama, dijo que no se observa un respuesta enérgica ni una estrategia clara de la autoridad para erradicar el problema. Y en el ámbito empresarial, la brecha de género se amplía conforme se avanza en la escala del organigrama laboral.

Actualmente, la tasa de graduados en estudios universitarios se ubica en un promedio de 45% de mujeres; sin embargo, al incorporarse a una empresa, la proporción desciende a un 37% de ellas.

Conforme se avanza en la jerarquía, la brecha aumenta. Por ello, Coparmex propone 10 acciones para acelerar la igualdad de las empresarias dentro de su organigrama.

Primero el Consejo Directivo de Coparmex deberá expresar con hechos su voluntad de impulsar las acciones afirmativas de igualdad de género; erradicar los páneles de participación exclusiva de varones; afianzar la participación femenina en los Consejos de Administración de las empresas; apoyar a las emprendedoras; modificar la Norma Mexicana para conseguir una igualdad laboral; crear protocolos para combatir violencia y acoso sexual en centros de trabajo, entre otras.

Luego del debate que se generó y la oposición de organizaciones sociales a que se eliminara del Código Penal el delito de feminicidio, a propuesta de la Fiscalía General de la República (FGR), el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) manifestó su rechazó a dicha iniciativa.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario consideró que no es el momento de hacer ese tipo de cambios en el país, por lo que expresó su opinión en contra ante quienes están haciendo la propuesta.

“No queremos proponer cambios que se malinterpreten y generen confrontación innecesaria».

Sin embargo, al poner como ejemplo la posibilidad de dicha reforma, indicó que su opinión es que se eviten esas reformas porque no es el tiempo, «pueden esperar», con lo que no descartó que en algún momento se conviertan en prioridad para el gobierno.

En el caso de quitar causales para feminicidios, expresó AMLO: «no se mueve», pues indicó que con lo que se vive en la UNAM, si se lleva a cabo una reforma, aun siendo buena, se puede malinterpretar. «Entonces, que las cosas queden como están», indicó el presidente.

El posicionamiento del mandatario federal se dio después de que la Fiscalía General de la República propusiera eliminar el delito de feminicidio para convertirlo en agravante del homicidio, al mismo tiempo que aumentar la penalidad de 40 a 70 años.

La FGR indicó que en este delito, actualmente, se imponen siete condiciones, requisitos y circunstancias que complican «inútilmente» su judicialización. En cambio dijo, si simplemente se tipifica y se mantiene el delito de feminicidio como un homicidio en contra de una mujer; este feminicidio debe tener el agravante y la penalidad más alta, que debe ser de 40 a 70 años; que es superior a la que actualmente se aplica en cualquier delito de homicidio calificado o agravado.

Sin embargo, organizaciones defensoras de los derechos humanos como el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), que agrupa a su vez a 43 organizaciones en 24 estados del país, calificó la propuesta del fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, como “inadmisible y un retroceso».

Esta mañana, el presiente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue cuestionado sobre los trabajos que se realizan en la capital del país para responder y atender las denuncias de grupos de mujeres respecto a la inseguridad que viven.

López Obrador dijo que la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, está trabajando para garantizar la seguridad de las mujeres principalmente, para lo cual mantiene un diálogo constante con los colectivos de mujeres, por lo cual confió en que se trendrán buenos resultados.

AMLO destacó la «buena labor» que ha tenido Sheinbaum al frente del gobierno capitalino, específicamente en el área de seguridad.

«Aquí aprovecho para decir que cuando Claudia (Sheinbaum) tomó posesión de la Jefatura de Gobierno había muchos homicidios en general en la ciudad, una situación muy preocupante y ha logrado una disminución en la incidencia delictiva en la ciudad», dijo el presidente.

En ese sentido dijo, el gobierno federal le tiene toda la confianza a la mandataria local, ya que destacó trabaja todos los días desde muy temprano para atender personalmente la inseguridad, replicando la estrategia de las reuniones con el gabinete de seguridad.

Dijo que las reuniones para atender el tema de la seguridad lo están haciendo los gobiernos estatales en todo el país, quienes dijo, están atendiendo de manera especial el tema de los feminicidios.

La Cámara de Diputados condenó el incremento de la violencia de género y del delito de feminicidio en el país, y llamó a los gobiernos locales a aplicar eficazmente las medidas de prevención, atención, sanción y erradicación de todas las formas de agresión contra la mujer.

Los diversos grupos parlamentarios lamentaron la situación que se vive en el país, por lo que exhortaron a las autoridades locales de los 15 estados con Declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres, a cumplir cabalmente con las acciones emitidas por los Grupos de Trabajo Interinstitucional y Multidisciplinario y hacer pública la información sobre las acciones que han emprendido.

Se solicitó a las autoridades federales y locales competentes que instalen una mesa de trabajo permanente con los familiares de las víctimas de feminicidio y personas defensoras de derechos humanos.

Josefina Salazar Báez, diputada del PAN, consideró que una prioridad legislativa perfeccionar, fortalecer y consolidar la declaratoria de Alerta de Género como un mecanismo normativo verdaderamente efectivo para proteger a las mujeres.

Sostuvo que casos como el de Ecatepec en el Estado de México, con el llamado #MounstruoDeEcatepec, no deben quedar impunes, ni en los juzgados penales ni en la memoria de la gente.

Por su parte la diputada Alma Delia Navarrete Rivera de Morena expuso que Ecatepec está de nueva cuenta en el ojo del huracán por sus penosos acontecimientos. Cuestionó las acciones que el gobierno de la República han realizado para abatir los feminicidios. Planteó que el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, comparezca ante el Congreso y explique detalladamente procedimientos e instrumentos aplicados para el tema de feminicidios en la entidad.

La diputada María Eugenia Hernández Pérez de Morena también solicitó que el gobernador mexiquense redoble esfuerzos contra la violencia de género que ocurre en todos los municipios, e informe cómo se han aplicado los recursos presupuestados para Alerta de Género. “Tal parece que no ha funcionado, en vez de disminuir los crímenes, los feminicidios han ido en aumento”

Como parte de su primer informe de Gobierno, Alfredo del Mazo, gobernador del Estado de México, aseguró que la incidencia delictiva en la entidad se redijo en un 12%, con lo que su principal compromiso de campaña se cumplió.

Agradeció la coordinación que se estableció entre el gobierno mexiquense y la Secretaría de Gobernación, la Secretaría de la Defensa Nacional, la Armada de México, la Procuraduría de la República, la Policía Federal, la Fiscalía de Justicia estatal y la Policía estatal.

“Gracias a la estrategia y al trabajo coordinado de todas estas instancias se ha contenido el crecimiento de los delitos de alto impacto, y en el periodo entre septiembre de 2017 y julio de 2018, logramos disminuir la incidencia delictiva total en un 12 por ciento”, apuntó.

Del Mazo refirió que como parte de las primeras acciones que se realizaron en dicho rubro, se encuentra la creación de la Secretaría de Seguridad, la cual dijo tiene como finalidad enfrentar a la delincuencia bajo un nuevo modelo policial y una estrategia enfocada en los municipios que concentran la mayor incidencia delictiva.

Alfredo Del Mazo también resaltó los trabajos hechos para combatir el robo en el transporte público, para lo cual se instalaron cámaras de vigilancia, botones de pánico y sistemas GPS en las unidades.

La afirmación del gobernador del Estado de México coincide con las cifras reveladas este viernes por parte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), referencia a la incidencia delictiva en el país.

En el informe, el Estado de México se mantiene entre las entidades con mayor número de homicidios dolosos y el primero en registrar casos de feminicidio.

Se informó que en agosto se contabilizaron 2 mil 861 muertes violentas, 700 más que las registradas en el mismo mes del año anterior, mientras que en lo que va del año suman 18 mil 835 asesinatos.

Según el informe, Guanajuato se colocó a la cabeza con 300 homicidios dolosos, seguido de Baja California, con 274; Chihuahua, con 264; Jalisco, con 224; y en quinto lugar el Estado de México, con 212. Le siguen Guerrero, con 185; Michoacán, con 138; Puebla, con 113, y la Ciudad de México, con 106.

En el caso de feminicidios, se indicó que de enero a agosto se cometieron 554 muertes de mujeres en el país. Sólo en agosto se registraron 68 casos y el Estado de México tuvo la tasa más alta con 14 víctimas. Le siguieron Veracruz (8); Guerrero (7); Chihuahua y Nuevo León con 6 cada uno.