Tag

Hacienda

Browsing

Standard & Poor’s (S&P) confirmó la tarde de ayer las calificaciones crediticias soberanas para México de largo plazo en moneda extranjera en «BBB» y en moneda local de «BBB+», aunque ratificó la perspectiva negativa, por los riesgos presupuestarios provenientes principalmente de Pemex.

En un comunicado, la agencia señaló que «las elecciones del 6 de junio mostraron un sólido apoyo al presidente López Obrador y a sus aliados, quienes con una mayoría simple en el Congreso se mantienen bien posicionados para impulsar la agenda política en la segunda parte de su sexenio”.

La firma explicó que las calificaciones de México se basan en las fortalezas y debilidades de su democracia, la cual ha generado estabilidad política y cambios regulares de gobierno en las últimas dos décadas.

Dijo que la perspectiva negativa indica el riesgo de que la calificación baje más en los próximos 12 meses, esto ante el debilitamiento de las finanzas públicas, probablemente derivado del manejo de los complejos desafíos fiscales relacionados con Pemex o ante la posibilidad de que algunas iniciativas gubernamentales puedan presionar aún más el entorno empresarial.

Al respecto, el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, señaló en redes sociales que con la calificación de S&P se acumulan siete ratificaciones de la deuda soberana de México en la primera mitad de 2021, lo que «beneficia a la economía mexicana en su totalidad al permitir acceso a financiamiento”.

La agencia también dijo que espera que la actual Administración «mantendrá una gestión macroeconómica cautelosa», con una deuda neta del gobierno general que se mantendrá estable en torno a 48% del Producto Interno Bruto (PIB) durante los próximos tres años.

Apuntó que el crecimiento se desaceleraría tras un repunte en 2021, debido a presiones en el entorno para hacer negocios, algunas antiguas y otras asociadas con políticas recientes, que pesan sobre la inversión.

Tras conocer la postura de S&P, la Secretaría de Hacienda emitió un comunicado en el que señaló que la decisión mantiene la calificación soberana «en una cómoda posición, dos escalones por encima del grado de inversión».

La dependencia dijo que calificadora destacó que la recuperación económica ha estado enmarcada por una priorización de la estabilidad macroeconómica y financiera y en ese contexto S&P mejoró su estimación de crecimiento de 4.9% a 5.8% en 2021 guiado por el dinamismo de la actividad económica de Estados Unidos y de las remesas.

Foto: S&P

La agencia calificadora Moody’s afirmó este lunes que es poco probable que el rumbo de la política macroeconómica y fiscal de México cambie luego del resultado de las elecciones del pasado 6 de junio, el que Morena y aliados perdieron espacios en la Cámara de Diputados.

Los resultados electorales fueron precedidos por los anuncios del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sobre los cambios en la Secretaría de Hacienda y en la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico), los cuales tampoco modificarían el rumbo actual, destacó Moody’s.

«En nuestra opinión, los cambios propuestos en el equipo económico y los resultados de las elecciones intermedias no dan lugar a un cambio material en la dirección de las políticas macroeconómicas y fiscales», dijo la agencia en un comunicado.

Recordemos que Morena, PT y PVEM redujeron el número de escaños que tiene hoy en día en la Cámara de Diputados, aunque mantuvieron la mayoría de la mitad más un voto, lo que aún le permitirá alcanzar objetivos clave del gobierno, como un mayor a Pemex y aprobar el presupuesto de 2022.

No obstante, la calificadora, que mantiene la nota soberana de México en un nivel «Baa1» con perspectiva negativa, destacó que la pérdida del control de dos terceras partes en la cámara baja redujo el riesgo de cambios constitucionales radicales, especialmente en el sector energético.

En materia fiscal, dijo Moody’s, el nombramiento de Rogelio Ramírez de la O como próximo secretario de Hacienda favorece la continuidad. «Esperamos que la postura de austeridad fiscal que ha caracterizado a la administración se mantenga».

El economista, un asesor de largo tiempo de López Obrador, sustituirá en la Secretaría de Hacienda a Arturo Herrera, quien será nominado para relevar a finales de este año al actual gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León. El nombramiento tendrá que ser ratificado en su momento por el Senado.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no descartó más cambios en su gabinete, esto luego de anunciar a Rogelio Ramírez de la O como nuevo secretario de Hacienda, en sustitución de Arturo Herrera quien será propuesto como gobernador del Banco de México (Banxico).

«Vamos a analizarlo, va a haber tiempo, poco a poco. Vamos a ver cómo se sigue llevando a cabo la reforma administrativa porque tenemos que ir ajustando el gobierno a la nueva realidad y a las nuevas políticas», afirmó el mandatario durante su conferencia de prensa matutina.

López Obrador indicó que el cambio anunciado ayer en Hacienda «fue muy importante porque se mantiene la armonía (económica)» del país y destacó que tanto Herrera como Ramírez de la O son «de los mejores economistas» del país.

Pese a este cambio, afirmó, se va a consolidar la misma política económica que se ha venido aplicando y que ha dado buenos resultados. Aseguró que México es uno de los países del mundo con «mejor recuperación, después de la crisis de la pandemia, y nos estamos recuperando pronto».

AMLO sostuvo que se debe seguir con la disciplina para mantener los equilibrios macroeconómicos y cuidar la inflación y recordó que se están recuperando empleos, además de que se ha mantenido fuerte el peso mexicano.

Recordemos que ayer el presidente anunció que propondrá al actual secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, como próximo gobernador del Banco de México, cambio que llega después de las elecciones intermedias del pasado domingo.

De la O sería el tercer titular de la dependencia en lo que va de la administración de López Obrador, después de Carlos Urzúa, quien renunció en 2019 por diferencias con el presidente, y Arturo Herrera, quien entró al relevó y ahora se perfila para llegar a Banxico.

Si el Senado lo ratifica, Herrera sustituirá al frente del Banco de México al actual gobernador, Alejandro Díaz de León, postulado por el expresidente Enrique Peña Nieto y cuyo mandato finaliza el 31 de diciembre de este año, por lo cual Herrera estaría asumiendo a partir del 1 de enero de 2022. Anunció que se mantendrá en Hacienda hasta mediados de julio, pues cerrará algunos temas que tiene pendiente.

Los cambios anunciados por López Obrador han sido tomados con agrado entre analista, instituciones y  organismos como el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), quienes han destacado las trayectorias de Herrera y De la O.

Desde hace unos días, el rumor de que habría cambios en el gabinete federal se hizo presente. El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) no descartó los movimientos, aunque dijo que se esperaría a que pasaran las elecciones para tomar una decisión.

Así, este miércoles confirmo que el actual secretario de Hacienda, Arturo Herrera, dejará la dependencia para ser propuesto como gobernador del Banco de México (AMLO), por lo que Rogelio Ramírez de la O asumirá la titularidad de la Secretaría.

“Un cambio para el bien de México. (…) Continuaremos actuando con responsabilidad, sin endeudar al país, no gastando más de lo que ingrese al erario, con austeridad, honestidad, sin aumentar impuestos ni el precio de las gasolinas, el diésel, el gas o la luz y, algo muy importante, en el destino del presupuesto primero los pobres”, expresó en un videomensaje López Obrador.

Indicó que esperó a que pasaran las elecciones intermedias, pues se quiere, en el segundo tramo de su gobierno, mantener la estabilidad macroeconómica y la política económica que hasta ahora ha dado buenos resultados.

AMLO aseguró que a pesar de la pandemia y la crisis económica que trajo, México la ha superado y ha comenzado a salir adelante. Señaló que a diferencia de otros países, que incluso recurrieron a deuda, México actuó de manera responsable y ha tenido un mejor desempeño.

En ese sentido señaló que se ha fortalecido el peso, y s eha cumplido con el compromiso de no aumentar precio de los energéticos e impuestos , además de que hay un gobierno austero y honesto, lo que ha permitido liberar recursos para destinarse al desarrollo y bienestar del pueblo.

«Que no haya nerviosismo, que no haya incertidumbre; que se lleve acabo este relevo de manera ordenada», dijo López Obrador.

Reconoció el trabajo de Arturo Herrera al frente de la Secretaría de Hacienda; dijo que ha hecho un gran trabajo.

AMLO aprovechó para recordar que gracias a los resultados obtenidos en las elecciones del pasado fin de semana, donde Morena y aliados conservarán la mayoría, se podrá aprobar el presupuesto sin mayor contratiempo, pues se necesita la mitad, es decir, 250 más uno de los legisladores, para autorizarlo; indicó que tendrá la seguridad de contar con el presupuesto año con año el resto de su administración; incluso dijo, permitirá hacer un presupuesto multianual hasta el 2024.

En su intervención Herrera agradeció al presidente haberlo considerado para integrarse a la Junta de Gobierno del Banco de México; señaló como un acierto que el proceso de discusión y eventual aprobación de paquete económico del próximo año, que corresponde al que marcará la salida de la crisis de la pandemia, sea elaborado por quien lo va a ejecutar.

Al reconocer la trayectoria de Ramírez de la O, dijo que la Secretaría de Hacienda quedará en buenas manos, a quien señaló, conoce hace más de 20 años.

Ramírez de la O dijo que el momento actual es clave para México, pues se está saliendo de la recesión global que causó la pandemia. Indicó que tras permanecer en el sector privado, ahora trabajará en el proceso de transformación que encabeza López Obrador, donde cuidará que haya un sano balance fiscal año con año, poniendo especial atención en los recursos públicos, cuentas del sector energético y en la banca de desarrollo.

El gobierno federal busca la captura de Raúl Beyruti, fundador y presidente de GINgroup, conocido como el «rey del outsourcing», mecanismo de subcontratación laboral, informó este miércoles Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El secretario confirmó la existencia de «varias denuncias» contra Beyruti mediante la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), aunque dijo no conocer sobre la supuesta orden de aprehensión que se filtró en redes sociales, supuestamente atribuible a la Fiscalía General de la República (FGR).

“Lo que puedo confirmar es que la Secretaría de Hacienda presentó denuncias en su momento, que dio información a la Fiscalía. La Fiscalía es la que las tiene que procesar, a mí no me han reportado si ya giraron una orden de aprehensión”, declaró el funcionario en entrevista con Aristegui Noticias.

Las denuncias son el último combate del gobierno federal al esquema de «outsourcing», que surgió de la reforma laboral de 2012 y permite que una empresa delegue a una tercera la prestación de servicios para reducir hasta 50 % de reducción de costos.

El titular de la UIF, Santiago Nieto, había revelado en enero pasado que había presentado 53 denuncias, 30 relacionadas con empresas «fachada» y 15 vinculadas con empresas factureras, además de ocho sobre «outsourcing», que incluían a GINgroup.

“Este es un caso, el de las empresas fachada, que ha sido muy público, que se ha señalado, los impactos que tienen de daño al erario público y también que son vehículos que permiten disminuir el pago de seguridad social de los trabajadores”, aseveró.

Según trascendió en medios como Expansión y El Universal, la FGR giró una orden de aprehensión contra Raúl Beyruti, por los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada. Hasta ahora, no ha habido un pronunciamiento público ni de la FGR ni de GINgroup sobre el caso.

Recordemos que en septiembre pasado, la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, acusó a la entonces vicepresidenta de la empresa, María Beatriz Gasca, de estar detrás de las feministas que ocuparon un edificio de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Foto: Twitter @Latitud21mx

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) celebró este miércoles que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) rectificara su informe sobre las supuestas anomalías en el gasto público, especialmente en lo que se refiere al costo de la cancelación del aeropuerto de Texcoco.

López Obrador negó haber presionado al organismo para que admitiera sus errores, tal como han acusado sus detractores.

«En el caso de la auditoría se equivocaron en sus cuentas, celebro que hayan rectificado. Imagínense, estaban cargándole a la cancelación del aeropuerto de Texcoco un 75% más, entonces reconocieron el error», dijo el mandatario en su conferencia de prensa matutina.

Recordemos que el sábado, la ASF presentó ante la Cámara de Diputados la tercera parte de la Cuenta Pública 2019, que audita el primer año del gobierno de López Obrador y en donde se encontraron irregularidades en proyectos centrales y programas prioritarios.

En ese informe, se detalló que la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, una obra iniciada en la pasada administración, tuvo un costo 232% mayor a lo previsto por el gobierno, al ascender a más de 331,996 millones de pesos.

López Obrador calificó de «exagerada» la auditoría, y aseguró tener «otros datos»; acusó al organismo de estar «dando mal la información a los ciudadanos» y a la oposición.

Tras los señalamientos del presidente, la ASF publicó un comunicado en el que admitió «que existen inconsistencias» en su informe y garantizó «una revisión exhaustiva», lo que se interpretó como que el organismo se había doblegado ante la presión del mandatario.

«La auditoría aclaró y luego toda esta prensa vendida, alquilada a grupos de intereses, empezó a manejar de que yo había presionado a la Auditoría de la Federación, casi que les había torturado para que se retractaran», dijo AMLO.

López Obrador acusó a medios nacionales y extranjeros de ser «prensa conservadora y corrupta» y de buscar un «festín» en el informe de la Auditoría.

Sobre las inconsistencias que la ASF reconoció, fue el propio secretario de Hacienda, Arturo Herrera, quien indicó que desde la secretaría están muy atentos a las correcciones que se harán, pues el error se debió a la no utilización de criterios contables básicos y criterios financieros elementales.

En un video publicado en sus redes sociales, Herrera indicó que el monto dado a conocer por la ASF del costo de la cancelación fue de 331,996 millones de pesos, dato que sorprendió dada la cantidad tan elevada y por diferir tanto de los números que se habían dado con anterioridad.

Indicó que se construyó con base a la información de la ASF, un cuadro donde se detectó que los 331 millones de pesos están básicamente desglosados en dos categorías: algunos gastos asociados a las inversiones que no se van a poder recuperar, con costos asociados a las operaciones financieras; mencionó los casos de la FIBRA E, la recompra de bonos, y los bonos de circulación que hay.

Explicó que el total de estos costos son alrededor de 253,000 millones que representan más o menos el 75% de todo el costo asociado a la cancelación de Texcoco. Arturo Herrera afirmó que «ninguno de estos costos existen».

Al señalar que en toda auditoria o en cualquier reporte puede haber discrepancias metodológicas, en el caso del reporte de la ASF las diferencias se debieron a la no utilización de criterios contables básicos, y de criterios financieros extraordinariamente elementales.

«Eso es difícil de entender proveniente de una institución ordinariamente experimentada, y por ello nosotros no sabemos muy bien a qué se debe: o hay un problema de preparación básica de quien formuló esto, o hay un problema francamente de mala fe de quien dio a conocer el reporte», sostuvo el funcionario.

El gobierno federal y el Banco de México (Banxico) acordaron extender 6 meses más el conjunto de medidas que facilitan el acceso a liquidez de los bancos aprobadas en abril del año pasado para hacer frente a la crisis de la Covid-19.

«Hasta ahora las disposiciones de liquidez emitidas en abril de 2020, debido a la Covid-19, han ayudado al funcionamiento ordenado de los mercados de fondeo bancario y fomentado el flujo eficiente de la liquidez, sin embargo, persisten elementos de incertidumbre que atender», expresó en redes el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio González.

Y es que ante el inicio de la crisis por el coronavirus, Banxico anunció el 14 abril de 2020 un conjunto de excepciones para el acceso a la liquidez, como la suspensión de plazos para el registro de activos o el cálculo de reservas de liquidez. Días después anunció una inyección de liquidez por 750,000 millones de pesos para sortear la crisis.

El subsecretario de Hacienda explicó este martes que la decisión de extender las disposiciones, que iban a vencer el 1 de marzo, tiene como objetivo «evitar correcciones abruptas en el comportamiento de las instituciones bancarias y puedan mantener el crédito a las familias y empresas».

La decisión la tomó este lunes el Comité de Regulación de Liquidez Bancaria, formado por la Secretaría de Hacienda, el Banco de México y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

«Los miembros del Comité reconocieron que, si bien las condiciones de operación de los mercados han mejorado desde el inicio de la pandemia por la covid-19, tanto a nivel internacional como en México persisten algunos elementos de incertidumbre asociados con la duración del impacto de la pandemia», detallaron este martes en un comunicado.

Asimismo, anunciaron que al concluir los 6 meses, se establecerá «un periodo de eliminación gradual» de las disposiciones por un plazo adicional de otros 6 meses. Indicaron que el propósito es evitar correcciones abruptas en el comportamiento de las instituciones bancarias, las cuales podrían repercutir negativamente en la gestión de liquidez de las mismas.

El secretario de Hacienda y el gobernador del Banco de México (Banxico) coincidieron este viernes en que la economía del país podría crecer más rápido de lo previsto este año si el plan de vacunación frena los contagios de coronavirus y ayuda a agilizar la reactivación de los sectores más afectados por la pandemia.

Durante el Seminario de Perspectivas Económicas 2021 organizado por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), el gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León, dijo que el PIB podría crecer hasta un 5.3% en 2021, aunque el escenario central de la entidad es de una expansión económica de un 3.3%.

«Dependiendo de si hay afectaciones adicionales o si el periodo y el proceso de vacunación da confianza y agiliza la normalización en los sectores más afectados, (…) el crecimiento podría llegar a ser hasta de 5.3% para el presente año», dijo Díaz de León en su presentación.

En la misma línea, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, dijo que si bien la proyección de la dependencia que él encabeza, que es de un 4.6% de crecimiento, no depende del despliegue y aplicación de las vacunas, aclaró que los pronósticos podrían mejorar según cómo se ejecute el plan.

«Si el despliegue de la vacuna empieza a ganarle al repunte de la pandemia estos números pueden mejorar», explicó Herrera, y agregó que se verá una «carrera» para ver si se puede aplicar la vacuna a una velocidad suficiente para aplanar la curva de contagios y, luego, bajarla de manera definitiva.

«Eso es lo que va a determinar cuáles son las condiciones en las que puede operar la economía», dijo Herrera, y agregó que cuando entre 65% y 70% de la población esté vacunada, se podrá comenzar a definir la estrategia de recuperación económica tras la epidemia.

Herrera añadió que tenía la seguridad de que un porcentaje «muy alto» de la población del país estaría vacunado hacia mayo y junio de este año.

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Mario Delgado, confió en que gracias al diálogo que se ha entablado con los diputados de los grupos parlamentarios aliados, Morena tendrá los tendrán los votos necesarios para aprobar el dictamen en materia de fideicomisos

El también coordinador de Morena explicó que el pasado jueves la oposición aprovechó las condiciones dadas en el Pleno para romper el quórum y evitar que avanzara esta iniciativa.

Advirtió que la oposición quiere hacer creer que la extinción de fideicomisos no es benéfica; sin embargo, insistió en que los apoyos para los sectores que se ven beneficiados con estos recursos continuarán, y sus beneficiarios seguirán recibiendo los apoyos.

“A veces no tenemos la información completa y nos dejamos ir por un debate mal informado, donde, por ejemplo, se piensa que la desaparición del fideicomiso que administra los apoyos a deportistas, significa que ‘se van a quedar los deportistas sin apoyos’, es absolutamente falso. Los apoyos van a seguir estando ahí, los beneficiarios ni se van a  enterar que ahora el gobierno administrará de manera diferente esos recursos”, señaló el legislador.

Delgado Carrillo dijo que mañana se repetirá la votación en lo general, para pasar después a la votación en lo particular, la discusión de las reservas y posteriormente la votación de los artículos en lo particular.

Al respecto, esta mañana el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, fue cuestionado sobre la desaparición de los fideicomisos.

Ante los señalamientos que hay de que desaparecerán los apoyos, explicó que la mayor parte de los recursos se pagan directamente a través del presupuesto. Detalló que el fideicomiso es la excepción, pues el fideicomiso es un mecanismo a través de los cuales los recursos salen de la Tesorería, para de ahí pagarse a los beneficiario.

Herrera afirmó que los recursos que se obtengan de la eliminación de los fideicomisos van a ser aplicados para su mismo fin.

«Lo que sí no va a pasar es que, antes, cuando había subejercicios los recursos se quedaban sentados en el fideicomiso y de hecho los recursos que están sentados en un fideicomiso no benefician a nadie, ni a los artistas ni a los deportistas, ni a los creadores, etcétera», sostuvo el secretario.

El titular de Hacienda aclaró que no habrá uso discrecional de los recursos que se obtengan por la eliminación de los fideicomisos, pues si éstos salen directamente del presupuesto o de un fideicomiso, hay mecanismos específicos para la decisión y la operación de los mismos.

«Si es a través de los fideicomisos hay un comité técnico, si es a través del presupuesto, tiene que haber reglas de operación, las cuales son publicadas en el Diario Oficial de la Federación, así es que no hay ningún tema de discrecionalidad; de hecho, hay un poquito más de discrecionalidad a través de los fideicomisos porque hay un comité donde los miembros deciden el destino. A través del presupuesto, las reglas son específicas», aclaró.

 

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, defendió este miércoles el presupuesto para 2021, al calificar de «responsable» la estimación de crecimiento del próximo año, mientras la agencia calificadora Moody’s advirtió que el enfoque austero del Gobierno «no es sostenible».

La Secretaría de Hacienda entregó ayer a la Cámara de Diputados una propuesta de presupuesto que busca limitar el gasto y pronostica una recuperación parcial.

«En realidad no es un estimado muy optimista, de hecho si piensas que va a haber una caída del 8% y sobre esa caída del 8% un crecimiento del 4.6%, ni siquiera nos pone en los niveles en que estábamos en 2019. Nos parece que es una estimación responsable», defendió Herrera.

Sin embargo, Ariane Ortiz-Bollin, analista para México de Moody’s, dijo que el presupuesto ajustado significaba que la agencia de calificación estaba ahora más preocupada por el crecimiento económico de México que por la deuda.

«No es sostenible», sostuvo Ortiz-Bollin. «No se puede repetir cada año (…) es un limitante».

Moody’s, junto con otras agencias calificadoras, tiene a México a un escalón de perder su calificación de grado de inversión, pero Ortiz-Bollin dijo que no se espera que la nota soberana del país llegue a un valor «basura» en los próximos 12 meses a pesar de una perspectiva negativa.

Herrera aseguró que la estimación de crecimiento de la economía del 4.6% prevista en el proyecto de presupuesto para el próximo año no está atada al desarrollo de una vacuna contra el COVID-19.

Según el documento presentado, el Producto Interno Bruto (PIB) retrocedería un 8% este año golpeado por la pandemia. Sin embargo, el Banco de México estima que el retroceso sería más grande, de hasta un 12.8%.

A pesar de ello, Herrera dijo que la recuperación económica local ya «inició», luego de una caída del 17.1% durante el segundo trimestre del año, el peor retroceso del PIB al menos desde 1993, la fecha más antigua para la cual hay datos disponibles.

El titular de la Secretaría de Hacienda, Arturo Herrera, encabezó esta tarde la entrega del Paquete Económico 2021, a la Cámara de Diputados.

El Paquete Económico está conformado por los Criterios Generales de Política Económica (CGPE), la Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación (ILIF), la Iniciativa que reforma diversas disposiciones fiscales (Miscelánea Fiscal) y el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF).

Se indicó que el PPEF 2021 está adaptado a la coyuntura sanitaria y económica que vive México, derivada por la pandemia de COVID-19.

«Se ha ampliado la capacidad en la proveeduría de servicios de salud y se ha reforzado el gasto orientado a fortalecer las funciones de desarrollo económico y social, con el propósito de apoyar la economía de hogares y empresas. El Paquete Económico 2021 reconoce esta realidad y la incorpora en los documentos que hoy se presentan», precisó la Secretaría de Hacienda

En las proyecciones de finanzas públicas de 2021, se señala una tasa de crecimiento del PIB de 4.6%,aunque se aclara que dicha cifra podría ajustarse de acuerdo a la trayectoria.

El precio de la mezcla mexicana de exportación fue marcada en 42.1 dpb, con una plataforma de producción de petróleo de 1 millón 857 mil barriles diarios.

Se prevé una inflación anual de 3%, en línea con las proyecciones y el objetivo del Banco de México; una tasa de interés de 4%, la cual supone una reducción adicional de 50 puntos base durante 2020, y un tipo de cambio promedio de 21.9 pesos por dólar.

Aclara que la Iniciativa de Ley de Ingresos (ILIF) para el ejercicio fiscal 2021 no se propone la creación de impuestos nuevos, ni el incremento en tasas de los impuestos vigentes, salvo ajustes por inflación.

La ILIF 2021 contiene una serie de medidas orientadas a facilitar el cumplimiento en el pago de los impuestos existentes y en cerrar espacios de evasión y elusión fiscales.

Para 2021 se estiman ingresos presupuestarios menores en términos reales en 3% respecto a los ingresos presupuestarios estimados en 2020, pero mayores en 6.4% real respecto a los estimados al cierre excluyendo los ingresos no tributarios no recurrentes, que capturan el uso de recursos extraordinarios para enfrentar la contingencia sanitaria y económica.

«El Paquete Económico 2021 garantiza un nivel de endeudamiento prudente y responsable que favorezca la estabilidad macroeconómica y permita reducir el nivel de deuda del país manteniéndola en una senda de sostenibilidad que no imponga costos a las generaciones futuras», detalló Hacienda.

Tal como se había adelantado, en el PPEF 2021 se privilegia el gasto en salud para atender la emergencia sanitaria derivada de la coyuntura del COVID-19, así como la inversión física y el gasto de infraestructura que favorecerán la reactivación económica y la creación de empleos.

Además, destacan, blinda la red de protección social para los grupos más vulnerables de la población, y otros conceptos como la educación, la seguridad y la cultura que permitirán reducir las desigualdades económicas, sociales y regionales, y mantener la estabilidad social.

El documento que el secretario de Hacienda entregó a la Cámara de Diputados señala que en materia de gasto se plantea un presupuesto de egresos «balanceado y sensible».

Así, el gobierno prevé aumentar su gasto programable para 2021 en un 1.3% en términos reales respecto al aprobado en 2020, aunque anticipa una disminución real del gasto no programable de un 4.6%, para una ligera baja real en el gasto neto pagado, según el documento.

Además, plantea un equilibrio primario, de 0.0% del PIB, y una reducción en los requerimientos financieros del sector público. Agregó que «ello permite disminuir el saldo histórico de los requerimientos financieros del sector público en 2021 de un 54.7% a un 53.7% del PIB y colocarlo en una senda decreciente a partir de entonces».

Arturo Herrera, titular de la Secretaría de Hacienda, aseguró que derivado de la pandemia de Covid-19, México vivirá la peor crisis en el último siglo y advirtió que 2021 será peor que la crisis financiera dese 1932.

“Lo que estamos viviendo ahorita, y vamos a seguir viviendo por los próximos meses, es la crisis sanitaria y la crisis económica más seria del último siglo”, sostuvo Herrera Gutiérrez.

Pese a que el presidente López Obrador ha insistido en diversas ocasiones que su gobierno cuenta con los recursos suficientes para hacer frente a la crisis (sanitaria y económica), el secretario indicó que para el próximo año ya no «habrá guardaditos».

Al participar en la plenaria de los Diputados de Morena, confirmó que ante la llegada de la pandemia, el país tenía «amortiguadores para absorber ese impacto: las coberturas del precio del petróleo, y aunque las hagamos hoy, serán casi 22 por ciento menores; teníamos fondos para choques de ese tipo, el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios y el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas. La mayor parte van a ser utilizados este año y no nos dará espacio, no vamos a tener el año que entra ese colchón ni un conjunto de guardaditos que había por todos lados, fundamentalmente en fideicomisos y, ante esta experiencia traumática (pandemia), había que utilizarlos, definitivamente”.

Adicional, anticipó que aunque haya un repunte de la economía, y no se recurra a contratar deuda externa,  ésta se incrementará entre 10 y 17 puntos del PIB debido al tipo de cambio.

El titular de Hacienda adelantó que dada la situación que se vive, se presentará un paquete económico muy cuidadoso, prudente, responsable y que requerirá la comprensión y solidaridad de todos.

En ese sentido adelantó que el enfoque del gasto para el próximo año se mantendrá en la política social del Presidente.

Aprovechó para anunciar un recorte en el Presupuesto de Egresos de la Federación, que enviará a más tardar el próximo 8 de septiembre a la Cámara de Diputados

El funcionario hizo un llamado a aprender a vivir con el Covid-19, lo que implicará un ajuste a la economía y las finanzas, además de que la operación que serpa en condiciones distintas a la que se venían presentando en los últimos años.

Luego de que la tarde de ayer, la Junta de Gobierno de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) notificara a Banco Ahorro Famsa, la revocación de su licencia, el Instituto para la Protección del Ahorro Bancario (IPAB) inició este miércoles con la devolución de recursos a los clientes de la institución bancaria.

La CNBV indicó que la revocación de la licencia para operar se debió a una gestión de riesgos inapropiada, operaciones y créditos otorgados a personas relacionadas del grupo por encima de los límites regulatorios, registros indebidos en dichas operaciones, e incumplimiento recurrente a diversas disposiciones normativas.

Ante las especulaciones que se suscitaron sobre la salida del mercado de Banco Ahorro Famsa, el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, aclaró que la revocación de la licencia no tenía relación con la contingencia sanitaria que se vive en el país, o bien con el comportamiento de los clientes.

En el mismo sentido se pronunció la CNBV, quien indicó que la liquidación  del Banco es resultado de recurrentes incumplimientos regulatorios sobre disposiciones normativas desde 2016.

«Estos incumplimientos y deficiencias se presentaron con anterioridad a la actual coyuntura financiera y económica derivada de las medidas de aislamiento adoptadas para evitar la propagación del COVID-19», destacó.

La Comisión aseguró que los depósitos de los 580 mil 774 ahorradores del banco con saldo en sus cuentas se encontraban protegidos, por lo cual, anunció que a partir de este miércoles comenzó con el proceso de devolución de recursos.

El IPAB aclaró que los recursos que utilizará para reintegrar los depósitos de los ahorradores no provienen del presupuesto del Gobierno de México, ni tampoco se erogarán recursos de origen fiscal, sino que corresponden al Fondo de Protección al Ahorro Bancario.

«La liquidación de este banco representa un caso aislado y no es un riesgo para la estabilidad del sistema financiero mexicano. Al día de hoy, el sistema bancario cuenta con los niveles de capitalización y solvencia suficientes que dan seguridad al ahorro de los depositantes mexicanos», señaló la CNBV.

El IPAB indicó que el pago se realizará en un plazo no mayor a noventa días naturales, contados a partir de la fecha en que la Institución haya entrado en liquidación; los clientes deberán registrarse en el sitio web que se habilitó para poder obtener la devolución de su dinero. Para ahorros menores a $9,000 pesos, el IPAB hará llegar un código de retiro vía mensaje de texto, el cual se podrá hacer efectivo en cualquier Practicaja de BBVA.

Para ahorros mayores a $9,000 pesos, el IPAB pagará a través de un cheque que se podrá depositar en una cuenta de cualquier banco.

Foto: Twitter @BancoFamsa

A través de sus redes sociales, el Secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, informó esta tarde que dio positivo a Covid-19.

En el breve mensaje que compartió, indicó que se encuentra bien de salud, ya que los síntomas que presenta son menores.
Señaló que a partir de este jueves, continuará con sus labores desde casa, pues entrará a confinamiento.

La alertas se encienden en Palacio Nacional, pues Herrera estuvo junto al presidente y la titular de Segob, Olga Sánchez Cordero, para anunciar el enroque entre el titular del Banco del Bienestar y la subsecretaría de Gobernación.

El mismo lunes, el funcionario acompañó a la secretaria de Economía, Graciela Márquez, en la conferencia vespertina en la que se informa sobre los créditos que se han otorgado. Adicional, la semana pasada, acompañó al presidente López Obrador en la gira que realizó por Tlaxcala e Hidalgo.

Arturo Herrera se suma así a la lista de colaboradores del gobierno federal que han dado positivo al nuevo coronavirus.

En la lista se encuentran la titular de la Secretaría de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval; el titular del IMSS, Zoé Robledo; el titular de la Profeco, Ricardo Sheffield; el subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta, y el entonces vocero de la cancillería, Roberto Velasco.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo que no le gustó el «modito» en el que el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID Invest) pactaron el otorgamiento de créditos por hasta 12 mil millones de dólares para apoyar las cadenas productivas y a las Micro, Pequeñas y Medianas empresas (MiPyMES) que padecen la contingencia por el Covid-19 en el país.

Aunque este acuerdo ya tiene el aval de las Secretarías de Hacienda y Crédito Público y de Economía (de acuerdo al propio comunicado que se emitió), el mandatario federal lamentó que los empresarios sólo vean al gobierno como un agente que solo palomea decisiones y no como un participante y vigilante de los acuerdos.

«No me gusto el modito de que se pongan de acuerdo y quieran imponernos sus planes, si ya no es como antes», reprochó el mandatario federal en su conferencia de prensa matutina.

López Obrador aseguró que no permitirá que se utilicen recursos de la hacienda pública para propiciar el rescate de grandes empresarios que buscan ante la pandemia del coronavirus, recursos extraordinarios con cargo al erario.

«¿Cómo es que hacen un acuerdo y ahora que Hacienda lo avale? ¿Qué nosotros estamos aquí de floreros, de adorno? Ver todo esto es protegernos como nación. Además no dar ninguna oportunidad a la corrupción porque todo esto lleva acompañado a la corrupción», aseguró.

El presidente López Obrador consideró que el empresariado a actuado con prepotencia al tratar de imponer sus planes económicos al gobierno y tratar de revivir las practicas de antiguos regímenes donde el poder económico se podía imponer sobre las decisiones del Ejecutivo federal.

En ese sentido, el mandatario federal descartó que este comentario sea una nueva escalada en sus diferencias con el empresariado del país, no obstante, alertó que la aplicación de las formulas económicas del pasado, donde se debía privilegiar el rescate de los grandes, sólo llevó al país a la ruina.

«Yo nada más veo, imagínense que el presidente se entera de que ya hubo un arreglo y que nada más van a pedirle que Hacienda avale, si es que así lo imaginaron, o cuando dijeron que el gobierno se adhiera a nuestro plan económico, ¿cómo? Es mucha la prepotencia: ‘a ver te voy a dictar lo que tienes que hacer, no», puntualizó.

Y es que recordemos que el sábado pasado, el Consejo Mexicano de Negocios (CMN) y el Banco Interamericano de Desarollo (BID Invest) anunciaron un plan de apoyo a las MiPyMES por 12 mil millones de dólares, créditos que respaldaría la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y que beneficiaría la generación de facturas a 30 mil pequeños empresarios.

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, informó esta mañana que en los próximos días se destinarán 25 mil millones de pesos a los estados para atender la pandemia del Covid-19, que hasta ahora ha dejado cuatro muertos en el país y 367 casos confirmados.

Al participar en la conferencia de prensa matutina del presidente Lóepz Obrador, el funcionario añadió que se han transferido 15 mil 300 mdp a los sistemas de salud estatales para hacer frente a la emergencia sanitaria.

«En los próximos días haremos una transferencia de 10 mil millones. Sería un total de 25 mil mdp, sin contar alrededor de cuatro mil 500 millones que el INSABI puso para compra de medicamentos», agregó Herrera.

También indicó, que se otorgarán 4 mil 500 mdp adicionales para el Ejército y para Marina, para el Plan DN-III y el Plan Marina, que se anunció esta mañana quedaron activados ante la pandemia.

Como parte del Plan DN-III, se informó que el gobierno federal cuenta con 69 mil 733 elementos de infraestructura hospitalaria para enfrentar la pandemia, ahora que se entró oficialmente en la Fase 2, es de decir, la etapa de contagio local.

El subsecretario Hugo López-Gatell declaró en conferencia de prensa: “tenemos infraestructura dedicada solo para el coronavirus, todo el equipamiento fue seleccionado para enfrentar la pandemia”.

De acuerdo con el funcionario, los poco más de 69 mil elementos de infraestructura médica incluyen unidades de terapia intensiva, camas hospitalarias y de urgencias, ventiladores mecánicos, monitores, rayos X portátiles, pulsoximetros, carros rojos, ultrasonidos móviles y ambulancias.

López-Gatell reconoció que inevitablemente, la Fase 3 se registrará en México por lo cual es indispensable seguir las medidas preventivas para lograr contener los contagios; sin embargo dijo que las autoridades sanitarias están listas para enfrentar la emergencia sanitaria.