Tag

Iglesia

Browsing

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), pidió evitar conjeturas y especulaciones sobre el caso del obispo Salvador Rangel, quien se informó en un inicio, fue víctima de un secuestro exprés el pasado fin de semana.

La CEM solicitó esperar la recuperación del obispo para que sea él quien informe sobre lo sucedido.

La Conferencia señaló en un comunicado que la Iglesia mexicana confía en las instituciones encargadas de la investigación en el caso del obispo emérito de la diócesis de Chilapa-Chilpancingo, en Guerrero.

“Por ahora solo pedimos, respetuosamente, que se eviten conjeturas y especulaciones que enrarecen el caso de forma innecesaria, tomando en cuenta la dignidad humana”, exhortó la iglesia católica.

La petición de la CEM llega después de que se reportara la desaparición formal del obispo el sábado pasado y se le encontrara la tarde del lunes en un hospital en Cuernavaca, en Morelos, donde reside el prelado.

El llamado de la CEM llega en torno a las distintas versiones que hay sobre el caso del obispo. Y es que mientras el fiscal del estado habló de un “secuestro exprés”, hay otras versiones que apuntan a otras líneas.

La Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES) informó que el obispo entró por su voluntad a un pequeño motel de Ocotepec, Morelos; en donde habría sido encontrado inconsciente. De ese lugar, fue trasladado a un hospital público, donde ingresó bajo el diagnóstico de haber sido dopado con supuestas drogas como benzodiazepinas y cocaína.

Sobre la salud del obispo, la CEM detalló que “su estado de salud es reservado y se están siguiendo las indicaciones médicas”, así como que una vez que reciba el alta médica del hospital su familia cuidará de él, “con el único fin de ayudar a su pronta recuperación”.

Por último, el Episcopado confió en que “apenas tenga las condiciones de salud requeridas, el mismo obispo Salvador Rangel rendirá su declaración e informará oportunamente”.

Un obispo retirado que trató de mediar entre grupos delictivos aparentemente fue secuestrado, pero más tarde fue localizado y trasladado a un hospital, informó la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

La Iglesia señaló en un primer comunicado que monseñor Salvador Rangel, obispo emérito, desapareció el sábado, e hizo un llamado a sus captores para que lo liberaran

Pero la CEM señaló después que “ha sido localizado y se encuentra en el hospital”, sin especificar cómo fue localizado.

Uriel Carmona, fiscal del estado de Morelos, donde desapareció el obispo, dijo que los indicios apuntaban a un “secuestro exprés”. Previamente, la CEM dijo que Rangel tenía problemas de salud y había suplicado a sus captores que, como un “acto de humanidad”, le permitieran tomar sus medicamentos

Rangel fue obispo en la diócesis de Chilpancingo-Chilapa, una región azotada por la violencia, donde grupos del narcotráfico han librado disputas territoriales durante años. En una iniciativa que más tarde contó con apoyo del gobierno, Rangel intentó convencer a los líderes de los grupos delictivos de ponerle fin al derramamiento de sangre y llegar a acuerdos.

Rangel aparentemente fue secuestrado en el estado de Morelos, al norte de Guerrero.

Según diversos analistas, el comunicado de la Conferencia del Episcopado puso en evidencia la delgada y peligrosa línea que enfrentan los prelados en zonas del país que están bajo el control del narcotráfico con el objetivo de no antagonizar con los capos de la droga que pueden ponerle fin a sus vidas en cualquier momento.

De momento se desconoce quién pudo haber secuestrado a Rangel. En la zona operan Los Tlacos, los Ardillos y La Familia Michoacana, tres grupos delictivos sumamente violentos. Ninguno de los cárteles se ha atribuido el secuestro hasta el momento.

Elementos de la fiscalía de Guerrero confirmaron el secuestro pero no dieron a conocer más detalles, limitándose a decir que estaban dispuestos a colaborar con las autoridades de Morelos, un estado que al igual que Guerrero se ha visto sumamente afectado por actos de violencia, homicidios y secuestros durante años.

Otros obispos anunciaron en febrero que habían ayudado a concretar una tregua entre dos cárteles rivales en Guerrero.

El reverendo José Filiberto Velázquez, quien estaba al tanto de las negociaciones de febrero pasado pero que no participó en ellas, dijo que las pláticas incluyeron a líderes de La Familia Michoacana y los Tlacos, también conocido como el Cártel de la Sierra.

Previamente, el actual obispo de Chilpancingo-Chilapa, José de Jesús González Hernández, dijo que él y otros tres obispos del estado habían dialogado con líderes del narcotráfico con el fin de negociar un acuerdo de paz en otra zona.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) dijo en febrero que estaba a favor de este tipo de negociaciones. “Siempre los sacerdotes, los pastores, integrantes de todas las Iglesias participan y ayudan a la pacificación del país”, señaló.

México solicitó a Suiza y a la Iglesia católica mediar ante el gobierno de Ecuador para que entregue al exvicepresidente Jorge Glas, quien fue detenido a inicios de mes por las fuerzas policiales ecuatorianas al interior de la embajada mexicana en Quito.

La canciller Alicia Bárcena dijo este lunes que el Gobierno federal pidió apoyo a la embajada de Suiza y la Nunciatura Apostólica en Quito para visitar a Glas en su centro de reclusión e “interceder ante las autoridades para que nos lo entreguen”.

El exvicepresidente ecuatoriano, quien fue sentenciado por corrupción y requerido por la justicia en otro caso por el mismo delito, permanece detenido en una cárcel de máxima seguridad en Guayaquil tras ser detenido el 5 de abril dentro de la embajada de México, lo que llevó al rompimiento de las relaciones entre ambos países.

Poco antes de ser detenido Glas, había recibido asilo de parte de México, tras refugiarse en nuestra embajada desde diciembre pasado.

Bárcena también confirmó que México recibió una carta de Glas e indicó que siguen haciendo gestiones para que Ecuador entregue al exvicepresidente con un salvoconducto. “En este momento (estamos) preocupados sobre todo por su estado de salud”, agregó la canciller.

Glas fue trasladado el 8 de abril a un hospital tras sufrir una descompensación porque se negó a ingerir alimentos, según la Secretaría Nacional de Atención a Privados de la Libertad de Ecuador. Sin embargo, su abogado defensor Andrés Villegas señaló que su cliente ingresó por una sobredosis de medicinas.

La semana pasada el expresidente colombiano Ernesto Samper dio a conocer una carta que Glas envió a López Obrador en la que le agradecía el asilo y pedía ayuda internacional. “Estoy en la peor prisión de Ecuador y en huelga de hambre. Ayúdeme. Aquí hay una persecución brutal contra todos los progresistas”, señalaba.

Samper y otros líderes progresistas que conforman el Grupo de Puebla propusieron una misión humanitaria que verifique el estado de salud del exfuncionario ecuatoriano.

El Grupo de Puebla abogó para que se reconozca la figura del “habeas corpus restaurativo”, es decir, que al ser declarada la ilegalidad de la captura del exvicepresidente “se debe reconocer el derecho de asilo que ya había sido reconocido por México”.

En medio de todo esto, tiene lugar la denuncia que México presentó contra Ecuador ante la Corte Internacional de Justicia, el principal órgano judicial de las Naciones Unidas con sede en La Haya, por el allanamiento de su embajada. La Corte celebrará audiencias públicas la próxima semana para revisar la denuncia.

Las dos candidatas a la Presidencia, Claudia Sheinbaum y Xóchitl Gálvez, se reunieron con Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), quien las invitó para dar seguimiento a sus propuestas rumbo a la jornada electoral del próximo 2 de junio.

La candidata presidencial de Morena, PT, PVEM, Claudia Sheinbaum, fue la primera en atender la invitación de la Iglesia católica.

La morenista pidió que a la Conferencia del Episcopado Ayuden a combatir las causas del crimen, algo de lo que ha alertado principalmente en los últimos meses.

“Aun cuando vivimos en un Estado laico que respeta todas las religiones, es importante también que las religiones y las iglesias, en su espacio de actuación, puedan apoyar también en todo lo que tiene que ver con la atención a las causas”, dijo Sheinbaum a medios de comunicación tras la reunión.

La candidata presidencial precisó que ofreció el diálogo como un elemento central a los representantes de la Iglesia Católica en México durante su Asamblea Plenaria CXVI.

La aspirante reconoció que los obispos están “muy cerca” de la gente para escuchar las necesidades más importantes de la población. En ese sentido, dijo que abordó los temas de seguridad, salud, educación y desarrollo con los obispos.

Xóchitl Gálvez fue la segunda en ser recibida por los jerarcas de la Iglesia católica en México.

La candidata presidencial opositora aprovechó la reunión para denunciar que al menos 60 sacerdotes están siendo investigados por el Gobierno federal por expresar sus opiniones políticas durante las homilías.

“Hay 60 obispos o sacerdotes que están siendo investigados por decir lo que opinan en la iglesia. ¿Qué es eso? El Gobierno los está persiguiendo porque no hay libertad de expresión para ellos”, señaló Gálvez.

La candidata presidencial de la alianza Fuerza y Corazón por México lamentó que pese a que en México existe una división de Iglesia y Estado, sacerdotes y obispos no puedan expresar sus ideas.

Expuso que, según las investigaciones, los prelados “están metiéndose en temas políticos” pero señaló que “a lo mejor lo único que está haciendo es una reflexión sobre lo que está pasando en el país, habría que ver los casos”.

“Sí lo abordé (el tema). Yo he pedido que se quite la (conferencia) mañanera porque el presidente dice cosas, y cuando hablamos de libertad de expresión ustedes (sacerdotes) no tendrían por qué estar sujetos a ningún tipo de persecución, yo lo abordé de manera voluntaria porque tengo conocimiento de los 60 casos”, insistió.

Asimismo dijo que los representantes de la Iglesia mexicana le externaron su preocupación sobre la inseguridad y la pobreza que vive el país.

“Hubo alguien que me dijo: ahora los ricos son más ricos. ¿Qué está pasando con el tema de la redistribución de la riqueza?”, refirió la aspirante presidencial.

Señaló que entre los compromisos que hizo con los obispos está el seguir “la agenda de paz” y políticas públicas que fortalezcan a la familia.

Este jueves, el candidato presidencial de Movimiento Ciudadano, Jorge Álvarez Máynez, atenderá la invitación del CEM.

Se trata del segundo encuentro que sostienen los candidatos presidenciales con la iglesia Católica; el pasado 11 de marzo, los obispos los convocaron a firmar el Compromiso por la Paz, una lista de 117 iniciativas enfocadas a combatir la violencia propuestas por la CEM.

La Iglesia católica anunció que sostendrá una segunda reunión con los tres candidatos presidenciales para abordar su visión de país de cara a las elecciones del próximo 2 de junio.

Así lo informó monseñor Ramón Castro Castro, quien reveló que el encuentro sucederá como parte de la Asamblea Plenaria CXVI, que concentrará durante cinco días a todos los obispos de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) en el país.

“Del 8 al 12 de abril, todos los obispos de México estarán reunidos en la Asamblea Plenaria CXVI”, indicó la CEM en su cuenta de X.

El objetivo, añadió el episcopado mexicano, “será trazar con esperanza el camino de la paz ante la creciente violencia” en México y “difundir los principios del Evangelio, caminando juntos hacia el Jubileo 2025”.

Monseñor Castro dijo que el encuentro, que se realizará en la sede de la CEM en el Estado de México, servirá a los obispos mexicanos para reflexionar y discernir sobre los desafíos y oportunidades que enfrentan como iglesia.

“Van a venir a visitarnos los aspirantes a la presidencia, los tres, es un momento importante de nuestra historia”, añadió.

La primera en ser recibida por los obispos será la candidata de la coalición oficialista Sigamos Haciendo Historia, Claudia Sheinbaum, quien llegará este miércoles por la mañana. Alrededor del mediodía, la candidata de la coalición opositora Fuerza y Corazón por México, Xóchitl Gálvez, llegará a Casa Lago, la sede nacional de la CEM.

La reunión con el también opositor del Movimiento Ciudadano (MC), Jorge Álvarez Máynez, está programada en la Asamblea Plenaria del jueves.

Esta será la segunda ocasión que la Iglesia católica en México se reúne con los candidatos a la presidencia, pues recordemos que el pasado 11 de marzo los convocó a firmar el Compromiso por la Paz, una lista con 117 iniciativas enfocadas a combatir la violencia propuestas por la CEM.

Este fin de semana, la Iglesia pidió a los candidatos presidenciales evadir una guerra de “dimes y diretes” y acusaciones durante el primer debate y advirtió que la persona electa en la más grande elección en la historia mexicana del próximo 2 de junio deberá triunfar sin haber caído en “una guerra sucia”.

La Iglesia católica insistió este domingo que los candidatos presidenciales deben asumir con seriedad el compromiso de buscar y mantener la paz en medio de la ola de violencia que enfrenta el país.

“Es prioritario que las candidatas y el candidato a la Presidencia, Xóchitl Gálvez, Claudia Sheinbaum y Jorge Álvarez, asuman un compromiso serio con la búsqueda y el mantenimiento de la paz en nuestra nación”, señaló en su editorial de su semanario Desde la fe.

El mensaje se dio previo a que la Arquidiócesis primada de México presente hoy a los candidatos su ‘Compromiso Nacional de Paz’, misma que les pidió suscribir.

La iglesia resaltó que, el firmar acuerdos de paz y trabajar incansablemente por su cumplimiento, no solo es una necesidad urgente, sino también un deber moral y un imperativo social de los tres candidatos presidenciales.

“A unas horas de que los tres candidatos acudan a firmar este lunes el ‘Compromiso Nacional por la Paz’, la invitación que hacemos es a tomarse en serio este compromiso y a trabajar juntos por la paz más allá de cualquier diferencia política”, abundó.

La Arquidiócesis advirtió que la violencia que afronta el país tiene consecuencias en las comunidades, rompe el tejido social, siembra miedo y desconfianza y priva a las personas de su dignidad y derecho fundamental de vivir en paz.

Por ello, que pidió a los aspirantes a la Presidencia reconocer la gravedad de la violencia y responsabilizarse de encontrar soluciones efectivas y duraderas, dando al diálogo y la escucha de los más vulnerables.

La Iglesia católica destacó que, con la jornada electoral del próximo 2 de junio, la más grande de la historia en el país, se abre la oportunidad de marcar una diferencia y trazar un legado positivo para las generaciones venideras.

En este sentido, pidió a los candidatos presidenciales asumir el ‘Compromiso Nacional por la paz’ no como un acto simbólico, sino como un compromiso serio y tangible.

“La paz no puede ser un mero eslogan de campaña, sino un objetivo prioritario que guíe estrategias, acciones y decisiones, un objetivo que además nos llama a todos los que conformamos la sociedad y que no queda únicamente como un deber político”, concluyó.

Dicho compromiso de paz ha recabado durante un año y medio las visiones de más de 20,000 personas y 1,600 instituciones en una serie de foros y ahora, en una segunda etapa, busca traducirse en acciones.

Además de líderes religiosos, en el evento de este lunes en el Centro cultural Tlatelolco en la Ciudad de México, participarán representantes de sectores académicos, sociedad civil organizada, empresas, artistas, embajadas, organismos internacionales, Gobiernos locales, medios de comunicación, jóvenes, víctimas, indígenas y migrantes, entre otros.

La tensión entre líderes religiosos y el crimen organizado ha crecido este año en el país, donde en febrero la violencia obligó a las iglesias cristianas a cerrar en al menos 10 municipios de Chiapas, estado de la frontera sur de México. También en febrero trascendió una negociación de paz entre la Iglesia católica con grupos narcotraficantes en el estado de Guerrero.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha respaldado estos diálogos, pero durante su mandato ha chocado con la Iglesia, a la que incluso acusó de apoyar “al bloque conservador”.

Ante la violencia que se vive en distintas regiones del país, un grupo de líderes religiosos se sentará a conversar con los tres candidatos a la Presidencia para compartir propuestas enfocadas en construir un camino de paz.

En el encuentro, que se realizará el próximo 11 de marzo, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), la Compañía de Jesús y otras organizaciones religiosas y de la sociedad civil presentarán un documento que reúne estrategias de política pública para la paz.

El texto también contiene recomendaciones de un equipo interdisciplinario de 50 expertos que recientemente participaron en conversatorios a nivel nacional.

“Como Iglesia sentimos el llamado urgente a contribuir significativamente a la construcción de la paz”, dijo Denisse María Arana, secretaria ejecutiva de la Dimensión Episcopal para los Laicos. “Diariamente somos testigos de desapariciones, asesinatos, secuestros, extorsiones y desplazamientos, evidenciando una creciente violencia caracterizada por la injusticia y la impunidad”.

La Iglesia católica realizó un primer llamado a repensar las estrategias de seguridad desde 2022, cuando el asesinato de dos jesuitas en el norte del país sacudió a la población y a la jerarquía eclesiástica.

El mensaje se reiteró en 2023 con un diálogo nacional que convocó a organizaciones de la sociedad civil, académicos, víctimas, empresarios y otras voces que conversaron sobre justicia, seguridad y paz.

Esto se da cuando la relación entre el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y la Iglesia católica ha tenido momentos tensos. Tras el primer mensaje que los religiosos enviaron para pedirle repensar su plan de combate a la violencia, el mandatario cuestionó su “hipocresía” por no alzar la voz durante las gestiones de sus predecesores.

“Hubiéramos querido muchísimo más diálogo”, dijo el lunes monseñor Ramón Castro, secretario general de la CEM, sobre la relación de la Iglesia católica con el mandatario. Agregó que, si bien se concretó un encuentro cuando López Obrador era candidato, durante su mandato hubo un largo silencio.

“El diálogo es el oxígeno de la paz”, añadió. “Es lo que pedimos para el próximo o la próxima presidenta de la nación: que haya diálogo con todas las instituciones, no solamente con la Iglesia católica, sino con todos aquellos que tenemos una responsabilidad nacional”.

Durante el próximo encuentro con Claudia Sheinbaum, Xóchitl Gálvez y Jorge Álvarez Máynez, quienes se disputarán la presidencia en la elecciones del 2 de junio, los temas a tratar serán tejido social, seguridad, justicia, sistema penitenciario, adolescentes frente a crimen organizado y gobernanza.

La intermediación de la Iglesia para encarar la violencia tiene otros precedentes en México, pero se volvió más notoria en febrero pasado, cuando trascendió que obispos del estado de Guerrero dialogaron con grupos delictivos en un intento por frenar la ola de violencia que golpea al estado.

El Papa Francisco defendió este viernes la reciente autorización de la bendición a las parejas homosexuales, recalcando que se trata de una bendición a las “personas”, más no a la “unión” entre ellas.

En un documento publicado en diciembre, el Vaticano autorizó la bendición a las parejas “en situación irregular” a los ojos de la Iglesia católica, incluyendo a las personas del mismo sexo, pero fuera de los rituales litúrgicos.

Esta medida provocó el rechazo de algunos miembros del ala conservadores, sobre todo en África, donde la homosexualidad es aún ilegal en varios países.

“Estas bendiciones, fuera de cualquier contexto y forma litúrgica, no exigen la perfección moral para ser recibidas”, afirmó hoy Francisco en un discurso antes los miembros del Dicasterio para la Doctrina de la Fe.

“Cuando una pareja se acerca espontáneamente para pedirlas, no se bendice a la unión, sino simplemente a las personas que juntas las han pedido”, aclaró.

Los críticos lamentaban sobre todo la “confusión” provocada por el documento, ya que la Iglesia sigue considerando la homosexualidad como un pecado.

“No a la unión, sino a las personas”, enfatizó el Papa argentino, quien subrayó además la importancia de tener en cuenta “el contexto, las sensibilidades, los lugares donde se vive y las formas más adecuadas de hacerlo”.

Recordemos que en enero pasado, en una entrevista televisada, Francisco defendió su texto afirmando que “el Señor bendice a todo el mundo”. El mismo mes, el prefecto del Dicasterio, el cardenal argentino Víctor Manuel Fernández, intentó calmar la polémica subrayando que es necesario tomar en cuenta “la delicada situación de ciertos países”.

Sin embargo, la polémica no paró: el cardenal guineano Robert Sarah, figura influyente en el campo conservador, denunció una “herejía”, mientras que el cardenal chino Joseph Zen, de 92 años, pidió la salida de monseñor Fernández.

Desde su elección en 2013, el papa Francisco ha insistido en la importancia de abrir la Iglesia y en particular a los fieles LGBT, pero sus esfuerzos han encontrado una fuerte resistencia.

La cifra de muertos por el derrumbe de una iglesia en Tamaulipas aumentó este lunes a 10, mientras que el número de heridos se elevó a 60, según informó el Gobierno del estado.

“Lamentablemente, se reporta la cifra de 10 fallecidos y 60 heridos, de los cuales 23 permanecen hospitalizados, dos de ellos con heridas graves”, expuso la Vocería de Seguridad de Tamaulipas en un breve comunicado en redes sociales.

El techo del templo católico colapsó este domingo durante una ceremonia en Ciudad Madero, donde en un inicio se reportaron tres personas muertas y varias heridas, además de decenas que quedaron atrapadas.

Por el momento se desconocen las causas del accidente por el que la estructura del edificio se vino abajo durante la misa comunitaria para la realización de un bautismo.

El accidente se produjo alrededor de las 15:30 hora local y en el lugar se encontraban familias formadas por personas de todas las edades. El suceso fue tan repentino, que no dio tiempo a que desalojaran el lugar.

El Gobierno de Tamaulipas, que en una actualización pasada había informado de nueve muertos y 40 heridos, avisó que las labores de rescate continúan.

“Personal del Equipo de Búsqueda y Rescate Urbano de la Secretaría de Marina arriban al lugar para apoyar con los trabajos de rescate”, dijo la Vocería de Seguridad en un breve comunicado.

El sacerdote Ángel Vargas, quien oficiaba la misa al momento del derrumbe, ha expuesto a medios locales que había en el recinto entre 80 y 100 personas, por lo que teme que los muertos superen la actual cifra oficial.

El gobernador de la entidad, Américo Villarreal, lamentó lo ocurrido, e instruyó a las corporaciones de seguridad y protección civil a atender la situación. “Mi solidaridad con todas las familias que han perdido a sus seres queridos y con la comunidad por este lamentable accidente”, dijo en redes sociales.

Más tarde indicó que se desplazó al lugar de los hechos para apoyar en las labores de rescate.

Al respecto, esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) confirmó en su conferencia de prensa la muerte de 10 personas y envió su pésame a los afectados.

El Papa Francisco ingresó este miércoles a un hospital para someterse a una operación abdominal de última hora, para tratar una obstrucción intestinal, dos años después de que se le extirpase parte del colon por una inflamación y estrechamiento del intestino grueso.

El Vaticano indicó que el pontífice argentino, de 86 años, estará completamente sedado para el procedimiento que se realizará esta tarde (hora local), y adelantó que pasará varios días hospitalizado en el Policlínico Universitario Agostino Gemelli de Roma.

Francisco presidió esta mañana la audiencia general en la plaza de San Pedro, en el Vaticano.

Recordemos que el pontífice padece de una hernia “recurrente, dolorosa y agravada” formada sobre una cicatriz anterior, supuestamente de la operación de colon en 2021. Los expertos dicen que la formación de la hernia, llamada laparocele, es una complicación conocida de la cirugía intestinal.

Se le someterá a una operación a abdomen abierto, que le permite al cirujano diagnosticar y tratar diversos problemas. El hecho de regresar al quirófano indica que no podía dejar de tratar el problema intestinal, sobre todo en vista de la intensa agenda de viajes del Papa prevista para los próximos meses.

Francisco debería recuperarse en cuestión de semanas, pero el Papa es un persona adulta delicada y no está en las mejores condiciones, dijo el doctor Walter Longo, jefe de cirugía colorrectal de la Facultad de Medicina de Yale. “La cirugía en un individuo delicado es riesgosa, pero si puede superarla, estará bien”, aseguró.

Francisco sigue al frente del Vaticano y de la Iglesia Católica con sus 1,300 millones de fieles, aunque esté inconsciente, de acuerdo con el derecho canónico.

En julio de 2021, Francisco permaneció 10 días en Gemelli para extirparle 33 centímetros de intestino delgado. Según el Vaticano, había sufrido una grave inflamación y estrechamiento del colon. En una entrevista con The Associated Press en enero pasado, Francisco dijo que la diverticulosis o protuberancias en la pared intestinal que lo habían llevado al quirófano en 2021 habían regresado.

Al Papa argentino le retiraron parte de un pulmón cuando era joven. También padece de dolor del nervio ciático. A fines de marzo, Francisco pasó tres días en el Gemelli con bronquitis, para la cual lo trataron con antibióticos intravenosos. El 1 de abril, al salir del hospital, exclamó, “¡todavía vivo!”.

El Papa Francisco dijo que el celibato en la iglesia occidental es una “prescripción temporal” y ha recordado que los sacerdotes de la Iglesia oriental están casados y tienen hijos, al tiempo que ha asegurado que no hay “no hay ninguna contradicción para que un sacerdote se pueda casar”.

“El celibato en la Iglesia occidental es una prescripción temporal: no sé si se resuelve de un modo o de otro, pero es provisoria en este sentido; no es eterna como la ordenación sacerdotal, que es para siempre, te guste o no te guste. Que dejes o no dejes es otro tema, pero es para siempre. En cambio, el celibato es una disciplina”, subrayó.

En entrevista al medio argentino Infoabe, el Papa Francisco fue cuestionado sobre la posibilidad de revisarse el celibato. “Sí. Sí. De hecho todos los de la Iglesia oriental están casados. O los que quieren. Ahí hacen una opción antes de las ordenación por casarse o por ser célibes”, respondió.

“Acá en la Curia tenemos uno, hoy mismo me lo crucé, que tiene su señora, su hijo”, añadió.

No obstante, el líder de la Iglesia católica se mostró escéptico ante la posibilidad de que anulando la obligación del celibato crezcan las vocaciones de sacerdotes.

También reconoció que “a veces el celibato te puede llevar a un machismo” y ha criticado que haya algunos curas que no saben “trabajar con las mujeres” porque les “falta algo” tras constatar que el Vaticano en el pasado “era muy machista”.

Actualmente, en el Vaticano trabajan 1.,165 mujeres, frente a las 846 en el inicio de su Pontificado en 2013, por lo que el porcentaje ha aumentado del 19.2% al 23.4% actual.

Preguntado por si daría la comunión a una persona homosexual ha respondido: “La gran respuesta la dio Jesús: todos. Todos. Adentro todos. Cuando los exquisitos no quisieron ir al banquete: vayan ahí al cruce de caminos y llamen a todos. Buenos, malos, viejos, jóvenes, chicos: todos. Todos. La iglesia es para todos. Y cada uno resuelve sus posturas ante el Señor con la fuerza que tenga. Esta es una iglesia de pecadores. La iglesia de santos no sé dónde está, acá somos todos pecadores. ¿Y quién soy yo para juzgar a una persona si tiene buena voluntad?”.

El pontífice también se ha referido a los divorciados y ha asegurado que ante la posibilidad de comulgar no se puede reducir una “situación humana a una preceptiva”.

Francisco admitió también que existen resistencias a su Pontificado “como una actitud de autodefensa ante cualquier novedad” pero ha manifestado que “sospecharía de decisiones en las cuales no hay ninguna resistencia”. Y sobre todo critica las que llevan al “borde del cisma” porque “eso es lo feo”.

En relación a su estado de salud, Francisco admite que tiene “menos resistencia física” pero dice que sólo dimitirá si el cansancio le “obliga”. También reconoce que le da “un poco de vergüenza” tener que desplazarse en silla de ruedas.

“Soy viejo. Tengo menos resistencia física, la lesión de rodilla fue una humillación física, aunque ahora se está curando bien”, ha señalado en otra entrevista con la televisión suiza RSI que se emitirá el domingo por la noche y que ha sido difundida en parte por el diario ‘Corriere della Sera’.

Francisco ha atribuido también a una posible razón para una eventual renuncia el no poder ver las cosas con claridad. “Una falta de claridad, de saber valorar las situaciones. También el problema físico, puede ser. Sobre esto siempre pregunto y me dejo aconsejar. ¿Cómo van las cosas? Te parece que debo… a gente que me conoce, incluso a algunos cardenales inteligentes. Y ellos me dicen la verdad: siga, usted está bien”, revela.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) parece tener un nuevo rival, luego de que acusara este lunes a la Iglesia católica en México de apoyar al “bloque conservador” en su campaña contra la reforma electoral que impulsó, conocida como “Plan B”.

“Cuando se habla de la Iglesia que está apoyando a un bloque conservador en México, yo digo: ‘No, esto no tiene que ver con el papa Francisco, porque él ha condenado a los saqueadores, él ha condenado a los que explotan, a los que humillan, a los pobres’”, afirmó el mandatario durante su conferencia de prensa matutina.

López Obrador respondió así a las declaraciones de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), que hace unos días advirtió que aprobar el ‘Plan B’ podría conllevar a la posible violación de los principios de certeza, legalidad, independencia, objetividad e imparcialidad del sistema electoral.

Y es que la reforma incluye cambios a leyes electorales con las que según el mandatario se pretenden ahorrar 3,500 millones de pesos, eliminar facultades para sancionar partidos y funcionarios, así como desaparecer el conteo rápido que se da inmediatamente después de una elección.

El presidente afirmó tener “mucha simpatía” con el papa Francisco y aseveró que si el Santo Pontífice expresara su preocupación al respecto de la reforma, entonces sí se preocuparía.

“Me preocuparía muchísimo si el Papa Francisco se pronunciara sobre este tema. Pero si es aquí, hay que entender cómo las élites de todas las corporaciones siempre se unen, se alimentan, se nutren mutuamente. Las élites, no el pueblo, no el pueblo católico, no el pueblo evangélico, no el pueblo laico, hay que diferenciar”, insistió.

Asimismo, López Obrador aprovechó para señalar que la marcha convocada por diversos grupos políticos para el próximo domingo 26 de febrero en contra del “Plan B”, no es para defender la democracia como aseguran, sino para defender los privilegios que tanto temen perder.

“En el fondo es tener alguna excusa, algún pretexto para enfrentarnos. Entonces es una manifestación no de ciudadanos, es una manifestación del PRI, del PAN, del PRD y de algunos potentados corruptos que encabeza Claudio X. González. Ellos son los que se van a manifestar el domingo; están en su derecho de hacerlo, afortunadamente el pueblo de México nos está apoyando”, dijo el mandatario.

Puso como ejemplo que el hecho de que, según él, no quieren que se apoye a los pobres. Insistió en que el PAN votó en contra de la pensión a los adultos mayores, pues “les molesta que se apoye a la gente necesitada porque son muy clasistas y muy racistas”.

Eso le sirvió para criticar la alianza entre Acción Nacional y el PRI o el PRD.

“Y ahí vienen todos y antes pues simulaban que eran distintos, el PRI y el PAN, y ahora pues ya no lo mismo, en el caso de los medios de información que engañaban de que eran independientes, nada de eso (…) Están complemente al servicio de la oligarquía y los intelectuales orgánicos son los que convocan, pero que bueno que esto esté pasando porque es fuera máscaras, es como un striptease político”, añadió.

El papa Francisco ha generado una polémica al referirse a las leyes que criminalizan la homosexualidad como “injustas”, y dijo que Dios ama a todos sus hijos tal y como son.

En entrevista con la agencia The Associated Press (AP), el Papa pidió a los obispos católicos que apoyan esas leyes y que acojan a las personas LGBTQ en la Iglesia católica.

“Ser homosexual no es un delito”, dijo Francisco, tras reconocer que los obispos católicos en algunas partes del mundo apoyan las leyes que criminalizan la homosexualidad o discriminan a la comunidad LGBTQ.

Sin embargo, atribuyó esas actitudes a contextos culturales y dijo que los obispos en particular también deben pasar por un proceso de cambio para reconocer la dignidad de todos.

“También el obispo tiene un proceso de conversión”, dijo, añadiendo que debían mostrar “ternura, por favor, ternura, como la tiene Dios con cada uno de nosotros”.

Unos 67 países o jurisdicciones de todo el mundo penalizan las relaciones sexuales consensuadas entre personas del mismo sexo y 11 de ellos pueden aplicar o aplican la pena de muerte, según la organización The Human Dignity Trus.

Los expertos señalan que incluso cuando las leyes no se aplican, contribuyen al acoso, la estigmatización y la violencia contra las personas LGBTQ. En Estados Unidos, más de una docena de estados aún tiene leyes contra la sodomía en sus leyes, pese a un fallo de 2003 de la Corte Suprema que las declaró inconstitucionales.

Los defensores de los derechos LGBTQ dicen que esas leyes anticuadas se emplean para acosar a homosexuales y señalan a nuevas normas como la conocida como “No diga gay” en Florida, que prohíbe la educación sobre orientación sexual e identidad de género en los primeros grados escolares.

Naciones Unidas ha pedido de forma reiterada que se abandonen las leyes que penalizan la homosexualidad y afirma que violan los derechos a la privacidad y a la libertad ante la discriminación, además de incumplir las obligaciones de esos países según el derecho internacional de proteger los derechos humanos de todo el mundo, sin importar su orientación sexual o identidad de género.

El Papa Francisco declaró esas normas como “injustas” y dijo que la Iglesia católica puede y debe trabajar para ponerles fin. “Tienen que hacerlo, tienen que hacerlo”, dijo.

Francisco citó el catequismo de la Iglesia para señalar que los homosexuales deben ser recibidos y respetados, y no deben verse marginados ni discriminados. “Somos todos hijos de Dios y Dios nos quiere como estamos y con la fuerza que luchamos cada uno por nuestra dignidad”.

En 2019 se esperaba que Francisco publicara un comunicado contra la criminalización de la homosexualidad durante un encuentro con grupos de derechos humanos que investigaron los efectos de esas normas y de las llamadas “terapias de conversión”.

Al final, el Papa no se reunió con los grupos, que en su lugar se entrevistaron con el número dos del Vaticano, que reafirmó “la dignidad de cada persona humana y contra cualquier forma de violencia”.

Sin embargo, Francisco matizó que debía distinguirse entre el delito y el pecado. “El ser homosexual no es un delito”, dijo. “No es un delito. Sí, pero es pecado. Bueno, primero distingamos pecado por delito. Pero también es pecado la falta de caridad con el prójimo”.

Las enseñanzas católicas indican que si bien debe tratarse a los homosexuales con respeto, los actos homosexuales son “intrínsecamente desordenados”. Francisco no ha cambiado esa posición, aunque ha hecho del acercamiento a la comunidad LGBTQ uno de los rasgos característicos de su papado.

Desde su famosa declaración de 2013 “¿quién soy yo para juzgar?” cuando le preguntaron por un sacerdote que según reportes era gay, Francisco ha seguido dirigiéndose de forma reiterada y pública a las comunidades homosexual y trans.

Como arzobispo de Buenos Aires se mostró a favor de ofrecer protecciones legales a las parejas del mismo sexo como alternativa a apoyar el matrimonio homosexual, algo que prohíbe la doctrina católica.

Pese a ese acercamiento, Francisco fue criticado por la comunidad católica LGBTQ por un decreto de 2021 de la oficina de doctrina del Vaticano sobre que la Iglesia no puede bendecir las uniones entre personas del mismo sexo “porque Dios no puede bendecir el pecado”.

El secretario del recién fallecido papa emérito Benedicto XVI, Georg Gänswein, publicará el próximo 12 de enero un libro de memorias que anticipa dejar a la luz “las calumnias y oscuras maniobras” que trataron “en vano” de ensombrecer el legado del pontífice.

El libro, desde su título: “Nient’altro che la verità” (Nada más que la verdad), ha comenzado a despertar la curiosidad y preocupación dentro de la Iglesia Católica.

Y es que en la última década, la Santa Sede ha enfrentado tener dos papas vivos: uno reinante, Francisco, y otro emérito, Benedicto XVI, retirado en un monasterio vaticano desde su histórica renuncia a la Silla de Pedro desde 2013, la primera en seis siglos.

Según los adelantos, el texto reprocha algunas decisiones del papa Francisco, frecuente centro de ataques de las corrientes más conservadoras dentro de la Igleisa. Además, exhibe “el problema” del Vaticano sobre las pugnas de poder.

Gänswein, que encabezó las exequias de Ratzinger recibiendo el pésame casi como un hijo, confirma y lamenta en sus páginas la existencia de estas supuestas corrientes al interior del Vaticano; emplea curiosamente el término italiano ‘tifoserie’, que normalmente se emplea para referirse a los hinchadas del fútbol.

“En efecto, creo que el análisis más correcto deba indicar como problema, no tanto la coexistencia de dos Papas, uno reinante y otro emérito, sino el nacimiento y desarrollo de dos hinchadas, ya que con el paso del tiempo (Ratzinger) se dio cuenta cada vez más de que efectivamente eran dos visiones de la Iglesia”, afirma.

Durante los últimos años, Benedicto XVI respetó casi siempre el silencio prometido al renunciar para no interferir en las decisiones, aunque muchos, dentro y fuera del Vaticano, intentaron usar su figura para arremeter contra el papa argentino y sus reformas en la Iglesia.

“Estas dos hinchadas, cada una fundada en afirmaciones, gestos o impresiones sobre la actitud de Francisco y Benedicto, por otro lado a menudo con invenciones del todo gratuitas, han creado esa tensión que después reverberó sobre quienes no eran suficientemente conscientes de las dinámicas eclesiásticas”, añade el libro.

En cualquier caso, el secretario asegura que Benedicto XVI “nunca” cuestionó al papa argentino, que a su vez consideraba a su predecesor alemán “un abuelo sabio”, lo respetaba.

El monseñor, que ha aparecido hasta en las portadas de revistas de moda, es desde 2012 prefecto de la Casa Pontifica, encargado de la agenda de los pontífices, pero asegura que la llegada de Francisco un año después supuso a la postre una especie de caída en desgracia.

En este sentido recuerda que Bergoglio pidió que no apareciera a su lado en las audiencias, lo que en 2020 suscitó un gran revuelo mediático, y que le encargó cuidar del papa emérito: “De ahora en adelante quédese en casa, acompañe a Benedicto, que lo necesita, y hágale de escudo”, fue la indicación que asegura recibió.

“Usted sigue siendo prefecto pero desde mañana no regrese al trabajo”, recuerda haber escuchado de Francisco.

“Me quedé sorprendido, sin palabras (…) Regresé al monasterio y, durante el almuerzo, se lo conté a las Memores (laicas que cuidaban del papa emérito) y a Benedicto, que comentó, entre serio y chistoso, en modo irónico: ‘Parece que el Papa Francisco no se fíe más de mi y quiera que haga de guardia”, escribe.

Por otro lado, en otro capítulo titulado “La paz interrumpida”, Gänswein critica el “motu propio” (documento) “Traditionis custodes” con el que en 2021 Francisco puso coto a las misas en latín, propia de tiempos anteriores al Concilio Vaticano II, una decisión muy criticada por los cardenales más conservadores.

El secretario de Ratzinger se considera un “prefecto apartado”, que lamenta que Francisco le despojara del apartamento que habitaba en el Palacio Apostólico y denuncia que todo lo que hace y dice se ve inmediatamente interpretado en las dinámicas del poder “petrinas”.

“A veces pienso en la famosa frase de los policías americanos: ‘todo lo que diga podrá ser utilizado en tu contra'”, confiesa, para aclarar que no tiene planes tras la muerte de su mentor Ratzinger. “Lo confirmo. Hoy y también en el futuro. No he hecho y no hago planes sobre mi carrera”, subraya.

La Iglesia Maradoniana en nuestro país, dedicada al futbolista argentino Diego Armando Maradona, realizó este fin de semana su primera boda religiosa en el municipio de San Andrés Cholula, Puebla, donde está ubicada.

“El Dios argentino” fue testigo del gran amor entre Héctor García y Jaziel Torres, quienes se profesaron amor eterno dentro de esta religión.

El encargado de unirlos en matrimonio fue un cura de dicha iglesia que se colocó la túnica y la estola con la palabra “Dios” en color azul.

Durante la celebración del ritual maradoniano se recordó la historia de vida del “Pibe de Oro”, con énfasis en el mundial de 1986, cuando se dio “la mano de Dios” y la selección de Argentina fue campeona del mundo para dar paso a una vida de fama y éxitos para el número 10 de los albicelestes.

Vicente Avendaño Fernández, el llamado director técnico espiritual de la Iglesia Maradoniana, pidió a los novios quererse, respetarse y siempre acompañarse en los momentos buenos y malos, tal como ocurre en el estadio.

Los novios profesaron sus votos con la colocación de los anillos y el lazo, símbolos del amor eterno.

“Son testigos de una historia de amor que le hace falta al mundo, también son partícipes de una creencia que también comparto, que es Diego, por eso me da bastante emoción, bastante alegría que dos personas hayan profesado ante la figura del 10 inmortal su amor para toda la vida”, expresó el oficiante.

En declaraciones a la agencia Efe, el novio indicó que acercarse a esta modalidad de casarse refiere la muestra de amor que quería expresarle a su pareja, porque habla de que pueden compartir cosas diferentes y únicas.

Además, dijo sentirse feliz de ser la primera boda celebrada en esta iglesia.

“Tenía conocimiento de la vida de Maradona, pero fue en la iglesia cuando la conocimos a profundidad, y quisimos casarnos aquí porque a ambos nos gusta el fútbol, ella creció en un estadio y creció viendo el fútbol, y a mí también me gusta mucho, entonces busqué hacer algo único con la mujer única”, relató.

Jaziel Torres aseguró que nunca olvidará este momento especial, aunque precisó que además de dicha ceremonia, realizaron la boda civil y la católica correspondiente.

Marcelo Buchet, argentino nacionalizado mexicano que fundó la Iglesia Maradoniana en el país, se mostró alegre por tener la oportunidad de celebrar este ritual.

Señaló que cualquier persona que quiera celebrar algo puede acercarse a solicitar una fecha y el único requisito será una donación de víveres o algún aparato ortopédico que después serán donados a familias de escasos recursos.

Foto: Twitter @kranvitter

La policía de Nicaragua ingresó este viernes a la residencia de un obispo católico y aparentemente lo detuvo junto a varias personas que lo acompañaban después de que los agentes sitiaran el lugar durante dos semanas.

La operación, que se produjo antes del amanecer, ocurrió luego de que las autoridades nicaragüenses acusaran el 5 de agosto al obispo de la diócesis de Matagalpa, Rolando Álvarez, un abierto crítico del gobierno del presidente Daniel Ortega, de presuntamente “organizar grupos violentos” e incitarlos “a realizar actos de odio contra la población”.

A primera hora del viernes la diócesis de Matagalpa publicó en las redes sociales el mensaje: “#SOS #Urgente. A esta hora la Policía Nacional ha ingresado a la Curia episcopal de nuestra Diócesis de Matagalpa”.

“La Policía Nacional ha ingresado a la Curia Episcopal de nuestra Diócesis de Matagalpa y se ha llevado” a monseñor lvarez; “aún no se conoce su paradero (…) alertamos a la comunidad internacional y nos sumamos a la cadena de oración”, dijo en Twitter el Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño (Celam).

En tanto, Vilma Núñez, presidenta del Centro nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), en declaraciones a la agencia AFP, dijo que “lo sacaron con violencia y no se sabe para donde se lo llevaron”.

Hasta el momento no existe información oficial sobre el caso. Ni la Policía Nacional ni el gobierno han confirmado el allanamiento y las detenciones.

Y es que el gobierno de Ortega ha perseguido sistemáticamente a las voces disidentes. Decenas de líderes políticos de la oposición fueron arrestados el año pasado, incluidos siete posibles candidatos para desafiarlo a la presidencia, y fueron condenados a prisión en juicios rápidos y cerrados al público.

A su vez el Congreso, dominado por el oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional, ordenó el cierre de más de 1,000 organizaciones no gubernamentales, incluida la organización benéfica de la Madre Teresa.

En un mensaje de vídeo, Pablo Cuevas, abogado del no gubernamental Comité Permanente de Derechos Humanos, condenó la detención de Álvarez pero dijo que no era inesperada. “Ha ocurrido lo que evidentemente iba a ocurrir, la detención arbitraria y abusiva de Monseñor Álvarez”, afirmó.

Álvarez ha sido una voz clave en las discusiones sobre el futuro de Nicaragua desde 2018, cuando una ola de protestas contra el gobierno de Ortega llevó a una represión que dejó 355 muertos, más de 2,000 heridos y al menos 100,000 exiliados, de acuerdo con organismos de derechos humanos.

Según Ortega la revuelta social fue un “fallido golpe de Estado” con apoyo extranjero y de la Iglesia católica nicaragüense. La oposición sostiene que en el país hay al menos 190 “presos políticos”, pero Ortega asegura que son “delincuentes y terroristas”.

Un mes después del estallido de las protestas Álvarez reclamó reformas electorales que garantizaran elecciones libres, justas y transparentes con observación internacional.

El obispo ha mantenido esos llamados a la democracia durante los últimos cuatro años, lo que enfureció a Ortega y a su esposa y vicepresidenta Rosario Murillo.

La persecución contra los religiosos se ha venido intensificando en las últimas semanas. La policía dijo la semana pasada que la investigación al obispo de Matagalpa incluía a varias personas y advirtió que no se les permitiría salir de sus casas mientras se realizaban las indagaciones.

Anteriormente, el gobierno había cerrado ocho radioemisoras y un canal de televisión en la provincia de Matagalpa, 130 kilómetros al norte de Managua. Siete de las emisoras eran gestionadas por la Iglesia católica.

Días atrás la Arquidiócesis de Managua expresó su apoyo a Álvarez. La Conferencia Episcopal Latinoamericana (CELAM) denunció lo que llamó un “asedio” a sacerdotes y obispos, la expulsión de miembros de comunidades religiosas y el “acoso constante” al pueblo y a la Iglesia nicaragüense.

Sin embargo, el Vaticano guardó silencio público durante casi dos semanas, lo que provocó las críticas de intelectuales latinoamericanos y activistas de derechos humanos. El viernes pasado monseñor Juan Antonio Cruz, observador permanente del Vaticano ante la Organización de Estados Americanos, expresó su preocupación por la situación y pidió a las partes que “busquen vías de entendimiento”.

Ortega ha tenido una relación complicada con la religión predominante de Nicaragua y sus líderes durante más de cuatro décadas. El exguerrillero marxista enfureció al Vaticano en la década de 1980 pero gradualmente forjó una alianza con la Iglesia mientras intentaba recuperar la presidencia en 2007 después de un largo período fuera del poder.

Ortega inicialmente invitó a la Iglesia a mediar en las conversaciones con los manifestantes en 2018, pero desde entonces ha tomado una posición más agresiva.