Tag

medidas

Browsing

El primer ministro británico, Boris Johnson, dijo este lunes que un regreso casi a la normalidad en Reino Unido se podría dar a finales de junio, esto luego de presentar un plan «prudente» e «irreversible» para levantar el confinamiento que se impuso a raíz de la pandemia del Covid-19.

Recordemos que todo el país quedó confinado a principios de enero pasado para luchar contra el Covid-19 que ha dejado más de 120,000 muertos en Reino Unido y colocó a los hospitales al borde del colapso.

Como los efectos del confinamiento y las campañas de vacunación masiva se han traducido en una caída del número de nuevos casos, hospitalizaciones y fallecidos, Boris Johnson anunció este lunes en el Parlamento una estrategia de desconfinamiento en cuatro etapas.

«No podemos continuar de manera indefinida con las restricciones que debilitan nuestra economía, nuestro bienestar mental y físico», dijo Johnson ante los diputados. «Es por ello que es esencial que esta hoja de ruta sea prudente pero también irreversible», agregó.

En Inglaterra, la nación más poblada del Reino Unido con 56 millones de habitantes, las escuelas serán las primeras en beneficiarse, con una reapertura prevista el 8 de marzo. Luego, a partir del 29 de marzo, se levantará la consigna de quedarse en casa y volverán a permitir reuniones al aire libre limitadas a seis personas o dos hogares diferentes.

Los comercios no esenciales, las peluquerías, pubs (bares) y restaurantes (solo en espacios abiertos), cines y museos tendrán que esperar hasta el 12 de abril para reabrir. Los cines, hoteles, estadios (hasta un máximo de 10,000 personas) y la hotelería-restauración al interior podrán reabrir el 17 de mayo, fecha a partir de la cual miembros de diferentes hogares podrán reunirse en espacios cerrados.

Si la situación sanitaria lo permite, las restricciones que limitan los contactos sociales quedarán levantadas el 21 de junio, al igual que las jornadas de trabajo remoto.

Boris Johnson afirmó que toda decisión sería tomada en función de los elementos científicos a su disposición, como la eficacia de las vacunas anti-Covid y la disminución en el registro de hospitalizaciones.

Y es que la campaña de vacunación iniciada en diciembre pasado ha avanzado de manera favorable: un adulto de cada tres ya ha recibido la primera dosis. En la primera fase de la campaña de vacunación, 15 millones de personas habían recibido la primera dosis a mediados de febrero, entre ellos los mayores de las residencias de ancianos. Desde entonces, la campaña se ha ampliado a los mayores de 65 años y a las personas «clínicamente vulnerables».

Para mediados de abril, los mayores de 50 años deberían haber recibido todos una primera dosis de la vacuna. El gobierno ha prometido que todos los adultos recibirán una primera inyección de la vacuna contra el Covid para finales de julio, adelantando este objetivo inicialmente previsto para septiembre.

«Creo fundamentalmente que el programa de vacunación cambió la situación a nuestro favor», subrayó el primer ministro.

El gobierno federal y el Banco de México (Banxico) acordaron extender 6 meses más el conjunto de medidas que facilitan el acceso a liquidez de los bancos aprobadas en abril del año pasado para hacer frente a la crisis de la Covid-19.

«Hasta ahora las disposiciones de liquidez emitidas en abril de 2020, debido a la Covid-19, han ayudado al funcionamiento ordenado de los mercados de fondeo bancario y fomentado el flujo eficiente de la liquidez, sin embargo, persisten elementos de incertidumbre que atender», expresó en redes el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio González.

Y es que ante el inicio de la crisis por el coronavirus, Banxico anunció el 14 abril de 2020 un conjunto de excepciones para el acceso a la liquidez, como la suspensión de plazos para el registro de activos o el cálculo de reservas de liquidez. Días después anunció una inyección de liquidez por 750,000 millones de pesos para sortear la crisis.

El subsecretario de Hacienda explicó este martes que la decisión de extender las disposiciones, que iban a vencer el 1 de marzo, tiene como objetivo «evitar correcciones abruptas en el comportamiento de las instituciones bancarias y puedan mantener el crédito a las familias y empresas».

La decisión la tomó este lunes el Comité de Regulación de Liquidez Bancaria, formado por la Secretaría de Hacienda, el Banco de México y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

«Los miembros del Comité reconocieron que, si bien las condiciones de operación de los mercados han mejorado desde el inicio de la pandemia por la covid-19, tanto a nivel internacional como en México persisten algunos elementos de incertidumbre asociados con la duración del impacto de la pandemia», detallaron este martes en un comunicado.

Asimismo, anunciaron que al concluir los 6 meses, se establecerá «un periodo de eliminación gradual» de las disposiciones por un plazo adicional de otros 6 meses. Indicaron que el propósito es evitar correcciones abruptas en el comportamiento de las instituciones bancarias, las cuales podrían repercutir negativamente en la gestión de liquidez de las mismas.

Los gobiernos de la Ciudad de México y el Estado de México informaron que ambas entidades regresarán a semáforo epidemiológico naranja la próxima semana, debido a una disminución de contagios y hospitalizaciones por la pandemia de Covid-19.

«Les tenemos una buena noticia. El día de hoy entramos ya al semáforo naranja», expresó este viernes en conferencia de prensa la Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, aunque dijo, el semáforo será naranja “sin Bajar la Guardia”.

El gobierno explicó el cambio de semáforo gracias a a una reducción «sostenida» en la ocupación hospitalaria durante las dos últimas semanas. Se indicó que la capital registra actualmente 5,860 hospitalizados, una reducción del 21% respecto al pico de 7,401 ingresados que hubo el pasado 21 de enero.

Se detalló que los hospitales de la capital tienen una ocupación del 68%, ya lejos del 90% que se registraba dos semanas atrás. En cuanto a los hospitales de la Zona Metropolitana, hay 7,873 pacientes, 2,198 menos que los 10,071 que se llegaron a tener.

A partir del próximo lunes, los restaurantes capitalinos podrán extender su horario de apertura, pasando de las 21:00 de cierre actual, a las 22:00 horas; seguirán operando únicamente en espacios al aire libre y se permitirán mesas con un máximo de cinco comensales.

Una de las actividades que se reactivará es la de los gimnasios en espacios cerrados, que podrán abrir con entrenamientos individuales sin actividades grupales, con una estancia de máximo 40 minutos al interior del inmueble, y con una distancia de 4 metros entre zona de entrenamiento. Adicional, se autorizó la apertura de iglesias y templos, mismos que no podrán celebrar ceremonias.

También abrirán las albercas en interiores, que deberán brindar clases individuales y con una distancia de dos carriles entre los nadadores. Se permitirán los espectáculos teatrales al aire libre, con sus debidas medidas sanitarias.

Se detalló que en la capital seguirá prohibida la operación de casinos, cines, escuelas, museos, bares, discotecas, oficinas, espectáculos masivos, eventos deportivos y parques de diversiones.

En tanto, el gobernador Alfredo Del Mazo informó que a partir del próximo lunes, el Estado de México pasa de igual forma a semáforo naranja, ya que el ritmo de contagios y hospitalizaciones por COVID-19 ha disminuido.

«En el Estado de México el ritmo de contagio ha comenzado a disminuir, al igual que el número de hospitalizados, gracias al esfuerzo de todas y de todos podemos avanzar en la reactivación responsable y segura. La próxima semana el Estado de México pasa a semáforo naranja», dijo a través de un mensaje compartido en redes sociales.

Explicó que al pasar a semáforo naranja, a partir del próximo lunes se permitirá la ampliación de aforos, horarios y días de operación en los establecimientos que ya están abiertos.

Explicó que comercios, tiendas departamentales, plazas y centros comerciales podrán abrir todos los días de la semana, respetando un aforo del 30% y podrán cerrar a las 21:00 horas; mientras que los restaurantes podrán operar con un aforo del 30% en espacios interiores y del 40% en exteriores, y de la misma forma podrán abrir todos los días hasta las 22:00 horas.

Del Mazo Maza añadió que se podrá continuar con la realización de actividades de esparcimiento y deportivas al aire libre, y precisó que para evitar contagios deberán permanecer cerrados establecimientos como salones de fiestas y centros nocturnos, además de que no está permitida la realización de eventos masivos.

“Tenemos que ser muy responsables con la reapertura, tenemos que encontrar el equilibrio que nos permita seguir cuidando la salud, que es la mayor prioridad y al mismo tiempo apoyar también a la economía de las familias», remató.

Recordemos que la Ciudad de México y el Estado de México permanecían en semáforo rojo desde el 18 de diciembre, cuando las autoridades decretaron el cierre de las actividades no esenciales para frenar un incremento acelerado de ingresos hospitalarios de cara a las festividades navideñas.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ordenó este jueves que los extranjeros que lleguen a Estados Unidos deberán pasar por una cuarentena tras su entrada al país, como parte de una serie de decretos para contener la pandemia que incluyen un endurecimiento de las reglas sobre el uso de mascarillas.

Biden realizó este anuncio como parte de su estrategia integral para contener la pandemia en el país, que es la nación del mundo más golpeada en número de muertos por Covid-19.

«Además del uso de mascarillas, todos aquellos que viajen a Estados Unidos desde otro país deberán realizarse una prueba antes de subirse al avión y realizar una cuarentena cuando lleguen», informó Biden en una conferencia en La Casa Blanca.

La exigencia de una prueba ya había sido ordenada por el gobierno de Donald Trump, pero el aislamiento era sólo una recomendación.

Biden explicó que esta medida se debe a las nuevas cepas del virus detectadas en otros países, en un momento en que en Estados Unidos hay más de 400,000 muertos por la pandemia, una cifra que supera la cantidad de soldados estadounidenses fallecidos durante la Segunda Guerra Mundial.

Biden indicó que va a firmar una nueva orden «para extender los requerimientos para el uso de mascarillas en los viajes interestatales, en trenes, aviones y autobuses».

Estas medidas forman parte de una estrategia nacional explicada en un documento de 200 páginas, que incluyen un plan para acelerar el proceso de vacunación, trabajar para que los estudiantes vuelvan a las escuelas y recuperar la confianza de la opinión pública, entre otros objetivos.

El mandatario también quiere que el Congreso apruebe un plan de alivio económico por 1.9 billones de dólares.

Biden alertó que la cifra de muertos por Covid-19 en su país superará probablemente los 500,000 en febrero, y reconoció que le llevará meses «darle la vuelta» a la estrategia que aplicó Donald Trump.

«Las cosas van a seguir empeorando antes de mejorar», dijo Biden. «La cifra de muertos probablemente superará los 500,000 el mes que viene (…). Nos va a llevar meses darle la vuelta a esta situación», añadió.

El pronóstico de Biden coincide con el del Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, que calcula que, si continúa la trayectoria actual, Estados Unidos superará el medio millón de muertos el día 19 de febrero y empezará marzo con más de 521,000 fallecidos por la enfermedad.

«A lo largo del último año, no pudimos apoyarnos en el Gobierno federal para que actuaran con la urgencia, la concentración y la coordinación que necesitamos, y hemos visto el coste trágico de ese fracaso», opinó Biden.

Biden también mandó recurrir a la Ley de Producción de Defensa, una legislación adoptada en 1950 en respuesta a la Guerra de Corea, para movilizar al sector industrial y acelerar la fabricación de máscaras, respiradores y otros equipos contra la pandemia.

Luego de que los restauranteros de la Ciudad de México iniciaran una campaña, #AbrimosoMorimos, con el fin de que el gobierno local les permitiera retomar actividades, ante las pérdidas económicas que el nuevo cierre de actividades no esenciales produjo al sector, y lograra que reiniciaran actividades esta semana, este martes la Asociación Mexicana de Bares, Discotecas y Centros Nocturnos (AMBADIC) anunció que iniciarán una campaña parecida.

«Si hemos de morir no será sin antes levantar la voz pues ya ha llegado el momento crítico y hoy iniciamos una campaña denominada los ‘Vasos Vacíos’ para hacer un llamado desesperado y urgente a la Jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, a fin de rescatar a esta industria», indicó Helking Aguilar Cárdenas, presidente del Consejo Directivo de la Asociación.

Lamentó que el sector que representa nunca recibió ningún tipo de apoyo, por lo que solicitaron la instalación inmediata de una mesa de trabajo y la reinstalación del programa «Reabre», el cual les permitía operar bajo la modalidad de restaurantes para aminorar las pérdidas y conservar los puestos de trabajo.

El directivo de AMBADIC aseguró que al día de hoy ya han quebrado y cerrado muchos de estos negocios y ha provocado que una gran cantidad de personas se haya quedado sin empleo, pues hasta ahora los apoyos han sido para el sector restaurantero.

Enfatizó que la industria genera casi 600 mil empleos directos y más de 250 mil indirectos, siendo la CDMX donde se generan 120 mil y 50 mil respectivamente.

Dio a conocer que no realizarán, por el momento, movilizaciones, y se limitará a continuar con la campaña ‘Vasos Vacíos’ para logar la reapertura del sector. Sin embargo, se analiza la realización de un mitin para fin de mes en el Monumento a la Revolución, si los cierres se mantienen.

Recordó que presentaron al gobierno de la Ciudad de México los protocolos que permitían la operación de sus establecimientos, con todas las medidas de prevención y sanitarias, pero no hubo una respuesta favorable.

«A 10 meses de cierre y abandono total hemos sido más que comprensivos de la situación y pacientes, pero en donde ya no hay mecanismos ni formas que nos permita salvaguardar las estructuras mínimas y suficientes necesarias para poder subsistir ya que incluso nuestros recursos económicos están totalmente agotados», dijo Aguilar Cárdenas.

Tal como lo anunció el sector restaurante, luego de una semana de manifestaciones y peticiones para que se les permitiera retomar actividades, el gobierno de la Ciudad de México informó que será este lunes 18 de enero cuando podrán reabrir pese a continuar en semáforo rojo en la capital.

«Sabemos que podemos ir retomando algunas actividades, aún en Semáforo Rojo, donde hay un bajo riesgo y donde tenemos la capacidad de implementar estrictas medidas sanitarias de manera coordinada con el sector empresarial y las actividades económicas», indicó el director general de Gobierno Digital de la Agencia Digital de Innovación Pública, Eduardo Clark.

El funcionario precisó que las actividades donde se presenta un menor riesgo, de acuerdo a evidencia internacional científica, son las que se realizan al aire libre, ya que representan un menor riesgo de transmisión vía aerosoles.

Se indicó que a partir del 18 de enero y en coordinación con las cámaras empresariales y el sector restaurantero, arrancará el programa: Restaurantes al Aire Libre, lo cual ayudará a que se reactive la actividad económica.

Señalaron que las reglas establecidas con el sector empresarial y cámaras agremiadas son: el consumo hasta las 18:00 horas en el establecimiento; después de ese horario, únicamente se podrá prestar servicio para llevar como venía ocurriendo.

«El servicio únicamente, es importante enfatizar que únicamente se puede realizar en terrazas y mesas al exterior. Es decir, todavía no se permite ningún comensal que esté dentro espacios cerrados», añadieron las autoridades; explicaron que las mesas deberán ser colocadas en zigzag, a una estricta distancia de 1.5 metros entre ellas para permitir la Sana Distancia.

Entre las medidas se establece que no podrá haber más de cuatro personas por mesa, pues uno de los mayores riesgos de los restaurantes es cuando más gente está dentro de una misma mesa.

Los establecimientos también tendrán que hacer uso obligatorio del Código QR, para en caso de que cualquiera de las personas que asista resulte positiva, se pueda notificar al resto de los comensales, así como el personal que labora en dicho lugar.

Enfatizaron que los espacios que se pueden ocupar para el servicio de comensales, son principalmente terrazas o espacios descubiertos propios, entre los que están considerando estacionamientos propios, es decir, podrán sacar sus mesas, al igual que a las banquetas o la franja de estacionamiento sobre el arroyo vehicular, aunque de ser el caso, tendrán que asegurar la seguridad vial y la seguridad peatonal.

Para que los restaurantes puedan reabrir, se indicó que tendrán que registrarse, y con ello evitar hacer algún tipo de trámite. Tendrán que imprimir y exhibir el comprobante del registro para comenzar a operar.

Foto: Twitter @FDoringCasar

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y el gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, informaron que ambas entidades permanecerán en semáforo epidemiológico rojo durante la próxima semana.

En su conferencia de prensa diaria, Sheinbaum Pardo advirtió que la capital el país se encuentra en el máximo nivel de hospitalización desde el inicio de la pandemia, por lo que llamó a la ciudadanía a seguir las recomendaciones sanitarias, principalmente el quedarse en casa si no es necesario salir.

Con el anuncio hecho por las autoridades, el periodo de cierre de actividades no esenciales que vencía este domingo, sigue vigente.

La jefa de Gobierno calificó como «indispensable mantener la situación de disminución de movilidad» en la capital, con el fin de impedir la propagación del virus a una mayor velocidad. De otra manera, dijo, «estando en el pico más alto en este momento sería muy difícil regresar a una situación de apertura, particularmente de los espacios cerrados. Como ustedes saben, son las zonas de mayor contagio, está demostrado científicamente», expresó.

Y es que la Ciudad acumula más de 354,000 contagios y cercar de 23,000 defunciones por Covid-19, mientras que a nivel nacional, se tienen cerca de 1.5 millones de casos y más de 131,000 muertos.

La ocupación hospitalaria en Ciudad de México es del 86%, un porcentaje idéntico tanto para camas de hospitalización general como de intubación, se detalló en la conferencia de prensa.

«Al día de hoy, en la Ciudad de México hay 6.681 personas hospitalizadas, de las cuales 5.007 están en camas generales y 1.674 personas están en camas con intubación», precisó Sheinbaum Pardo. En cuanto al Valle de México, que incluye la zona metropolitana, hay 9,212 personas hospitalizadas, 7,040 en camas de atención general y 2,172 con intubación.

Pese a la recomendación a la ciudadanía de quedarse en casa, la jefa de Gobierno insistió que lo importante es «evitar aglomeraciones» y acudir a espacios cerrados, aunque recomendó «salir a dar una vuelta, se puede caminar» pues no era necesario estar en casa las 24 horas del día.

Por su parte el gobernador Alfredo del Mazo, informó que el Estado de México registra un 83% de ocupación hospitalaria, cifra que representa un 30% por encima del máximo histórico que se registró en junio del año pasado,.

Indicó que en la entidad se están realizando 12 mi pruebas diarias para detectar casos Covid-19, lo cual ayuda a rastrear e identificar cadenas de contagio.

Del Mazo Maza indicó que se deberán seguir las medidas preventivas que se dictaron en diciembre pasado, cuando se activó el semáforo rojo en la entidad. Añadió que las medidas restrictivas se mantendrán al menos una semana más.

«Reconozco el enorme esfuerzo que todas y todos están haciendo para disminuir la movilidad, y con ello el riesgos de contagio. Estamos conscientes delas implicaciones que tienen estas medidas en la economía de las familias, sin embargo tenemos que priorizar la salud y la vida de todos (…) seguimos en un momento de alto riesgo de contagio, no bajemos la guardia», dijo el gobernador en un video difundido en sus redes sociales.

La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, adelantó que mañana se presentará el informe semanal del avance de la pandemia de Covid-19 en la capital, en el que adelantó se informará sobre el incremento que se mantiene en el número de hospitalizaciones, así como en los fallecimientos a causa del nuevo coronavirus.

«Están incrementándose el número de hospitalizaciones y necesitamos ahí el apoyo de toda la ciudadanía, de toda la población (…) el sábado publicamos ya el reporte (exceso de mortalidad) y sí hay un incremento», respondió la mandataria al ser cuestionada sobre el tema.

Sheinbaum Pardo recordó a la población que es indispensable cuidarse, protegerse, proteger a los demás, por lo que les recordó las medidas básicas como respetar la Sana Distancia, el uso del cubrebocas, el lavado de manos, el no acudir a lugares con mucha congregación de personas, entre otras.

La Jefa de Gobierno dio a conocer que se retomaron las reuniones diarias con distintas autoridades, principalmente de instituciones de salud del gobierno federal, local y del Estado de México, donde participan representantes de la  SEDENA, Marina, el IMSS, el ISSSTE, el CCINSHAE y hospitales privados, para evaluar y tomar decisiones sobre el avance de la pandemia.

Precisó que aunque se ha incrementado el número de personas que están ingresando a los hospitales, la red hospitalaria aun tiene capacidad para recibir a más personas que puedan enfermar de Covid-19.

La mandataria local indicó que aunque entienden que «todos estamos hartos del COVID», además de que la situación económica ha sido muy complicada para muchas familias, la ciudadanía tiene que seguir ayudando.

Al precisar que en la ciudad hay más de 60 hospitales públicos y privados que atienden a personas con COVID que enferman gravemente,  reconoció que en algunos hospitales ya se presenta  saturación hospitalaria.

Aunque pidió esperar al día de mañana para conocer el reporte completo de la situación, adelantó que, de ayer para hoy fueron 50 camas ocupadas adicionales de las que hubo el día anterior de atención a personas con Covid-19.

Los casos de coronavirus en Estados Unidos han aumentado en un millón en la última semana, hasta sobrepasar los 11 millones este lunes, con más de 245,000 muertos, lo que ha provocado que diversos gobiernos estatales ordenaran cierres o confinamientos parciales para frenar la propagación del virus.

Las órdenes a nivel estatal han llegado mientras el todavía presidente Donald Trump prácticamente ha dejado de gestionar y hacer referencia a la pandemia de Covid-19 para centrarse en defender que las elecciones presidenciales fueron un «fraude,» pese a no tener pruebas de ello.

Estados como California, Nuevo México, Oregón y Dakota del Norte, entre otros, han anunciado diferentes medidas para hacer frente al repunte de casos, que incluyen el cierre temporal de negocios; la prohibición de actividad física en espacios cerrados y la limitación de ella en lugares abiertos; y suspensión de actividades escolares extracurriculares.

Ante el aumento de casos en las últimas semanas, Nuevo México y Oregón empezarán entre este lunes y el miércoles un confinamiento «parcial» que obligará a la clausura temporal de gimnasios, restaurantes, museos, bares, salones de belleza y otros negocios «no esenciales» hasta, por lo menos, el próximo 30 de noviembre.

Los espacios comerciales identificados como «negocios esenciales», como farmacias o supermercados, podrán operar de manera limitada, con el 25 % de capacidad.

Los centros de culto sí podrán ofrecer servicios religiosos a sus feligreses, ya sea en espacios cerrados o públicos, según la orden emitida por la gobernadora de Nuevo México, la demócrata Michelle Lujan Grisham.

Por otro lado, en Dakota del Norte, que batió un récord de casos este fin de semana, las autoridades estatales ordenaron el uso de mascarilla obligatorio en la calle y la suspensión de deportes de invierno y actividades extracurriculares hasta el 14 de diciembre.

Una situación similar se vive en California, donde las actividades al aire libre están ampliamente restringidas y los negocios «no esenciales» han tenido que cerrar sus puertas de nuevo.

Los casos semanales de coronavirus se han duplicado en el último mes en todo el estado y el condado de Los Ángeles registró más de 6,800 contagios durante el fin de semana.

Este lunes, el gobernador de California, Gavin Newsom, decidió poner el «freno de emergencia» al ordenar que 28 condados más del estado entren en la fase más restrictiva de cierres comerciales, por lo que ya la inmensa mayoría de demarcaciones estatales están regidas por esas normativas.

En el estado de Washington, donde los casos se duplicaron en las últimas dos semanas, el gobernador demócrata Jay Inslee prohibió ayer todas las reuniones en interiores con personas fuera del grupo familiar, uno de los mayores factores de contagio.

Inslee prohibió asimismo comer dentro de bares y restaurantes y restringió a 25% la capacidad en sitios de culto, supermercados y otras tiendas. Las reuniones privadas afuera, o las cenas afuera en un restaurante fueron limitadas a un máximo de cinco personas. Las medidas estarán vigentes hasta el 14 de diciembre.

El estado de Michigan anunció también el cierre de escuelas secundarias y universidades que deben ahora ofrecer el 100% de sus cursos en línea, así como de cines y casinos o actividades recreativas interiores. Prohibió las cenas dentro de bares y restaurantes y ordenó el trabajo desde casa siempre que sea posible. Las medidas estarán vigentes al menos tres semanas, hasta el 9 de diciembre.

Pese al incremento de casos en todo el país y las medidas estatales, el presidente Trump se ha mantenido en silencio respecto a la pandemia en los últimos días, y ha sido el vicepresidente, Mike Pence, el que ha estado presente en las llamadas con gobernadores para afrontar esta nueva ola de contagios.

Según contó un alto funcionario del gobierno al diario The Washington Post, Trump no ha asistido a una reunión del grupo de trabajo sobre coronavirus en «al menos cinco meses».

Esa misma fuente, que prefirió mantenerse en el anonimato, consideró que el mandatario debería dejar de hablar de fraude electoral y centrarse en encarar los altos números de contagio por Covid-19 que se han registrado en las últimas semanas.

La Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) informó que mañana jueves 12 de noviembre se aplicarán medidas de restricción a la circulación en el Valle de México, debido a que este miércoles se registró un valor máximo de ozono de 159 ppb en la estación Centro de Ciencias de la Atmósfera, ubicada en la alcaldía Coyoacán.

Indicó que dicho índice se debido a condiciones meteorológicas adversas las cuales favorecen la formación de ozono, propiciadas por intensa radiación solar y baja velocidad de viento, que contribuyó al estancamiento del contaminante.

Entre las medidas y recomendaciones que publicó la CAMe, se encuentran disminuir  la exposición de la población al aire contaminado, por lo que llamaron a evitar hacer ejercicio en exteriores entre las 13:00 y 19:00 horas, además de que pidieron mantener el principio de la sana distancia entre personas, considerando de 1 a 1.5 metros, debido a la pandemia por Covid-19.

Recomendaron facilitar y continuar el trabajo a distancia para reducir viajes, evitar el uso de aromatizantes, aerosoles, pinturas, impermeabilizantes o productos que contengan solventes; recargar gasolina después de las 18:00 horas; no cargar más combustible después de que se libere el seguro de la pistola de llenado; revisar y reparar fugas en instalaciones de gas doméstico y reducir el uso de combustibles en casa acortando el tiempo de ducha a un máximo de cinco minutos y al cocinar, utilizar recipientes con tapa.

En cuanto a las restricciones para el sector transporte, indicaron que mañana deberán suspender su circulación de las 5:00 a las 22:00 horas todos los vehículos con holograma de verificación 2; todos los vehículos con holograma de verificación 1, terminación de placa de circulación PAR y todos los vehículos con engomado de color verde, terminación de placa de circulación 1 y 2, así como los vehículos sin holograma de verificación o con placas formadas por letras no circulan. 

Precisaron que todos los vehículos automotores de servicio particular con placas de circulación del extranjero o de otras entidades federativas que no porten el holograma de verificación “00”, “0” o Exento, serán considerados como holograma de verificación 2, por lo que deberán suspender su circulación de las 5:00 a las 22:00 horas.

La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, confirmó las medidas que la CAMe activó por las altas concentraciones de Ozono en la Zona Metropolitana Del Valle de México.

Este lunes entraron en vigor las nuevas medidas instauradas por el Gobierno de la Ciudad de México, en relación a los horarios de apertura de establecimientos, que tienen l objetivo de disminuir los contagios y hospitalizaciones por Covid-19 en la capital.

A partir de hoy se reducirá el horario de cierre en restaurantes, casinos y gimnasios, a las 22:00 horas; y se disminuirá el número de personas permitidas en eventos que se realicen en hoteles de la capital: 10 para espacios cerrados y 25 en abiertos.

El anuncio lo realizó el pasado viernes la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien explicó que la Ciudad de México se mantenía esta semana en semáforo epidemiológico naranja con alerta.

La mandataria local detalló que la disminución de horarios en restaurantes, casinos y gimnasios obedece a que se busca reducir el riesgo en actividades donde se concentran personas por un tiempo prolongado y a disminuir reuniones sociales donde las personas tienden a no usar cubrebocas y por lo tanto a generar un mayor número de contagios.

“Estamos tomando estas medidas preventivas, en 15 días van a ser evaluadas y evidentemente pues lo que estamos pidiendo es la colaboración y el apoyo de todos y de todas. Obviamente se va a incrementar el número de inspecciones, revisiones, pero no se trata de estar con los inspectores detrás de cada uno de los establecimientos. Entendemos la dificultad, la dificultad económica que han vivido todos estos sectores, pero queremos pedirle su ayuda porque son sectores en donde hay pues mayor relajamiento y mayor probabilidad de que los contagios estén ocurriendo en esta zona”, puntualizó.

Así, restaurantes, casinos y gimnasios deberán cerrar a las 22:00 horas a partir de hoy y durante los próximos 15 días. Enfatizaron que está estrictamente prohibida la operación de bares, antros y cantinas, conciertos y eventos masivos; billares; baños públicos (regaderas, vapor, sauna y baño ruco y spa); eventos deportivos con público; eventos sociales, convenciones y congresos; así como oficinas y corporativos; escuelas y guarderías y estancias infantiles.

En cuanto al límites en número de personas permitidas en eventos en hoteles, únicamente se permitirán eventos de 10 personas en espacios cerrados y 25 en espacios abiertos. El uso de cubrebocas es obligatorio y se deben respetar las medidas sanitarias.

El gobierno capitalino también informó sobre las medidas sanitarias para el Buen Fin, que comenzó este lunes y que estará vigente hasta el próximo 22 de noviembre.

Entre las que se encuentran un aforo máximo permitido del 30% para los establecimientos y un horario de operación de las 9:00 a las 22:00 horas; el uso de cubrebocas todo el tiempo; el personal de la tienda usará cubrebocas y caretas; se debe mantener la sana distancia de 1.5 mts.; lavado de manos y uso de gel antibacterial y medidas de ventilación con un 30-40 por ciento del exterior.

Foto: Gob EdoMex

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró esta mañana que no se sabe a «ciencia cierta» si el cubrebocas funciona,  esto luego de rehusarse a usarlo en público desde que la pandemia de Covid-19 llegó a México.

Las declaraciones del mandatario llamaron la atención pues dijo que no se pone cubrebocas porque no está «infectado» de Covid-19.

«No me pongo porque guardo la distancia y porque el doctor me ha dicho que no es necesario si no estoy infectado, que hay que ponérselo para no infectar a otras personas», dijo en su conferencia de prensa matutina.

En un intento por matizar sus dichos, dijo que aunque él no lo usa, aplaudía al pueblo mexicano porque es «muy consciente» de la pandemia y porque la mayoría de gente lleva cubrebocas en la calle «aun sin saber a ciencia cierta si ayuda o no ayuda», dijo.

«Si yo algún día me pongo cubrebocas sería por la gente, por respeto a la gente», añadió López Obrador.

López Obrador ha indicado en repetidas ocasiones que no usa el cubrebocas por recomendación del subsecretario Hugo López-Gatell, el encargado de diseñar la estrategia contra el coronavirus. Recordemos que el funcionario ha cuestionado la evidencia científica del cubrebocas, aunque posteriormente recomendó su uso.

Científicos como el ganador del Premio Nobel Mario Molina, fallecido el pasado octubre, han defendido la utilidad de este instrumento y han pedido a López Obrador que lo use en público para dar ejemplo a la población.

Aun así, es habitual ver al mandatario en actos públicos rodeado de autoridades, como gobernadores o miembros de su gabinete, que llevan cubrebocas menos él.

Ante las críticas de la oposición, llegó a decir en julio que se pondría tapabocas en público cuando «no haya corrupción» en México.

El gobierno alemán anunció este miércoles planes para cerrar actividades durante un mes, mientras que Francia se prepara para endurecer aún más los controles a medida que el COVID-19 aumenta en Europa y los mercados financieros caen por los probables costos de una segunda serie de restricciones.

La canciller alemana, Angela Merkel, dialogó con los líderes estatales a través de una videoconferencia y acordó un confinamiento parcial que provocará el cierre de bares, restaurantes, cines, instalaciones deportivas y ferias comerciales del 2 al 30 de noviembre.

«Noviembre será un mes de la verdad. El creciente del número de infecciones nos está obligando a tomar duras contramedidas para romper la segunda ola», dijo el ministro de Finanzas, Olaf Scholz, en Twitter después de la reunión.

Las personas deben reducir los contactos fuera de su hogar al «mínimo necesario» y se intensificarán las medidas policiales para hacer cumplir las reglas. Sin embargo, las escuelas y muchas empresas seguirán funcionando y las tiendas podrán permanecer abiertas con la condición de que establezcan límites estrictos de distanciamiento social.

En Francia, que ha registrado más de 50,000 nuevos casos al día, el presidente Emmanuel Macron anunció un nuevo confinamiento nacional, menos estricto que el impuesto en marzo, para intentar frenar la propagación del virus.

Hace falta dar «un frenazo brutal a los contagios» para evitar el colapso de los hospitales, afirmó Macron en una declaración televisada a nivel nacional. El nuevo confinamiento iniciará este viernes, y al igual que Alemania, las escuelas podrán seguir en funciones.

Las medidas en Alemania y Francia, después de los pasos similares en Italia y España, serían menos severas que el confinamiento casi total impuesto al comienzo de la crisis en marzo y abril.

Pero a pesar de las promesas del gobierno de ayudar a las empresas afectadas por las nuevas medidas, es probable que el costo económico sea elevado, borrando los frágiles signos de recuperación observados en los últimos meses,  y aumentando la perspectiva de una recesión más profunda.

Los mercados bursátiles europeos alcanzaron sus niveles más bajos desde junio, mientras que el euro cayó frente al dólar y el índice de volatilidad Cboe, conocido como el «indicador del miedo» de Wall Street, subió a su nivel más alto en casi dos meses.

Aunque los líderes han intentado evitar el duro costo de los confinamientos, las nuevas medidas reflejan la creciente alarma por el desatado ritmo de la pandemia en España, Francia, Alemania, Rusia, Polonia y Bulgaria.

«Si esperamos hasta que las unidades de cuidado intensivo estén llenas será demasiado tarde», dijo el ministro alemán de Salud, Jens Spahn, cuyo país ya está admitiendo pacientes de Países Bajos, donde los hospitales han superado sus límites.

La viceprimera ministra rusa, Tatiana Golikova, dijo el miércoles que las camas de hospitales estaban al 90% de su capacidad en 16 regiones del país, mientras que funcionarios advirtieron que incluso sistemas de salud bien equipados, como los de Francia y Suiza, podrían colapsar en unos días.

Debido a la contingencia sanitaria por la pandemia de COVID-19, el Rector de la Basílica de Guadalupe envió un comunicado a la Arquidiócesis Primada de México en el que informó que se contemplan diversas medidas en coordinación con el gobierno federal y de la CDMX, a fin de evitar aglomeraciones los días 11 y 12 de diciembre.

El Rector hizo un llamado a todas las diócesis de país a alentar a la población a celebrar a la Virgen de Guadalupe sin generar situaciones que puedan aumentar el riesgo de contagio entre la ciudadanía; para ello contemplan que las celebración se lleven a cabo en las propias comunidades de origen, ya se a nivel parroquial, de barrio o de familia.

Precisó que se busca redirigir la visita de los fieles a la Basílica de Guadalupe a los meses de noviembre o enero, con el fin de evitar el riesgo de contagio; o bien, el no poder ingresar al recinto durante el mes de diciembre, en caso de que la autoridad civil lo determine.

Para quienes participan en “Las Mañanitas” a la Virgen y en las celebraciones litúrgicas del 11 y 12 de diciembre, lo podrán hacer a través de los medios de comunicación masiva o bien por plataformas digitales, ya que «se prevé que los días 11 y 12 de diciembre en la Basílica de Guadalupe pueda no haber ninguna celebración litúrgica. El homenaje a la Morenita del Tepeyac se llevará a cabo de forma virtual».

El Rector indicó que en caso de que las autoridades no impidan el ingreso al recinto, sólo se permitiría a los peregrinos pasar frente a la imagen, pero no podrán permanecer en el recinto o sus inmediaciones.

Será este domingo 25 de octubre, durante la Misa de las 9:00 horas, que el rector del Santuario, monseñor Salvador Martínez, dará un mensaje a los fieles guadalupanos en torno a las medidas que se tomarán para evitar mayores contagios del virus durante las Fiestas Guadalupanas.

Recordemos que en el marco de las Fiestas Guadalupanas, la Basílica de Guadalupe recibe aproximadamente 10 millones de peregrinos nacionales y extranjeros, muchos de los cuales pasan la noche en el Atrio de las Américas.

Foto: María Langarica vía Desde la Fe

El gobierno federal afirmó que teme un repunte de casos de coronavirus en el país luego de que en las últimas semanas haya disminuido el ritmo de reducción de los contagios, lo que podría indicar un rebrote en el corto plazo.

«La siguiente semana hay dos posibilidades, que (el número de casos) siga bajando, que ojalá suceda, o que cambien la trayectoria que en vez de seguir bajando, regrese a aumentar. Ese fenómeno lo vemos en ocho entidades federativas», explicó el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

Durante la conferencia matutina del presidente López Obrador el funcionario resaltó que hay un cúmulo de 12 semanas en reducción pero «ya no está disminuyendo a la velocidad que lo estaba haciendo», y señaló que la amenaza de la llegada de la influenza es también un riesgo.

Pidió a los ocho estados donde existe riesgo de rebrote que extremen las medidas de seguridad sanitarias debido a que transcurre la temporada de influenza.

Destacó que al momento se suman 86,338 muertes y 854,926 contagios por coronavirus en México y pero, de acuerdo con la proyecciones, existen 989,265 contagios estimados. En cuanto a las muertes, se estiman en 101,096, de las cuales 86,338 están confirmadas y 14,058 permanecen como sospechosas.

Recordó que la epidemia en México sigue «activa» pero manifestó que la estrategia de salud federal se ha enfocado en salvar vidas. Remarcó que han transcurrido 142 días de la nueva normalidad y los procesos de desconfinamiento en cada estado fueron independientes.

López-Gatell recomendó que la población en riesgo como adultos mayores, menores de cinco años y mujeres embarazadas se vacunen contra la influenza.

Por su parte, el secretario de salud, Jorge Alcocer, aseguró que «vamos bien» en el control de la pandemia y dijo que se implementan acciones para prevenir el contagio poniendo al frente los derechos y la dignidad humana y evitando el colapso del sistema de salud.

Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) afirmó que hasta este momento «no hay rebrote».

Las autoridades anunciaron que se prepararán con una nueva reconversión de hospitales «con los mejores médicos y los mejores equipos», para seguir atendiendo la pandemia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) subrayó hoy que el regreso a los confinamientos que se plantean ya en algunos países de Europa ante el aumento de casos de COVID-19 debe ser el «último recurso» en la actual lucha contra la pandemia.

«Grandes restricciones de movimiento que mantienen a mucha gente en casa y limitan la posibilidad de muchos para trabajar y socializar debe ser el último recurso a la hora de prevenir la COVID-19 y evitar que los sistemas sanitarios se saturen», señaló el portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic.

La funcionario de la OMS añadió que este tipo de medidas «no son sostenibles, dado el gran impacto social y económico».

Jasarevic insistió en que no se trata de elegir entre «dejar el virus libre o cerrar nuestras sociedades», y recalcó que hay más herramientas para combatir la pandemia que incluyen la higiene de manos, el distanciamiento físico, el uso de mascarillas, y por parte de las redes sanitarias el rastreo de casos y contactos.

El portavoz afirmó que las medidas de contención del coronavirus han de depender siempre de los informes de riesgo locales, y subrayó que los confinamientos a nivel nacional «no pueden ser la medida de control por defecto».

Sin embargo admitió que algunos países se han visto obligados a dictar órdenes para que sus ciudadanos se queden en casa para gestionar rápidos aumentos en los casos de COVID-19 y las hospitalizaciones, y así ganar tiempo para mejorar la capacidad de respuesta de sus sistemas sanitarios

En más temas de la lucha contra la pandemia de Covid-19, ayer se informó que la farmacéutica estadounidense Johnson & Johnson suspendió «temporalmente» las pruebas de la fase 3 de su vacuna contra el nuevo coronavirus después de que uno de los participantes voluntarios presentase «una enfermedad inexplicable».

La empresa emitió un comunicado explicando que este tipo de «eventos adversos» forman parte de cualquier estudio clínico, «especialmente en aquellas pruebas a gran escala», y que siguiendo los protocolos de actuación, «la enfermedad del participante está siendo revisada y evaluada».

Sin embargo, el texto no especifica si el paciente voluntario recibió una dosis de la vacuna o un placebo.

El gigante estadounidense, que espera poder lanzar el primer lote de vacunas para principios de 2021, comenzó la tercera fase de las pruebas el pasado 23 de abril con unos 60,000 voluntarios en todo el mundo, en especial en aquellos países con mayor incidencia de la pandemia, como Brasil, Perú, México, Estados Unidos y Sudáfrica.