Tag

pedro castillo

Browsing

La Oficina Nacional de Proceso Electorales (ONPE) avanza este jueves con el conteo final de los votos en la elección presidencial, con el socialista Pedro Castillo a punto de alzarse con el triunfo, mientras la derechista Keiko Fujimori busca anular miles de boletas argumentando supuestas irregularidades.

El partido de Castillo, Perú Libre, ha negado las imputaciones de Fujimori y los observadores internacionales han afirmado que la votación se llevó a cabo de forma transparente.

Castillo, hijo de campesinos y profesor en una escuela rural, mantiene una ventaja del 0.4% con el 99.19% de las actas contabilizadas, con una diferencia de 70,136 votos cuatro días después del proceso electoral.

De acuerdo a la oficina electoral ONPE, Castillo obtenía un 50.20% de votos, mientras que la hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori y que busca la presidencia por tercera vez, tenía un 49.80%

Fujimori afirmó la noche de ayer a periodistas que presentó la nulidad de medio millón de votos luego de cuestionar la legalidad de las actas de votación, y acusar la actuación de representantes del partido de Castillo en las mesas de votación, que supuestamente habrían manipulado los resultados.

El tribunal de ética del Jurado Nacional de Elecciones, elegido por los partidos que participan en las elecciones y encargado de velar la legalidad del proceso, calificó el jueves como «irresponsables» las acusaciones de fraude sin pruebas. «Alimentan un clima de polarización social y debilitan los organismos electorales», dijo en un comunicado.

La historia para la candidata se podría repetir, ya que fue derrotada en las anteriores elecciones del 2016 con una pequeña diferencia (0.24%) frente al banquero Pedro Pablo Kuczynski.

El conteo se alarga mientras el jurado electoral resolvía cientos de actas impugnadas, que podrían retrasar el anuncio de quien sería el próximo presidente que deberá reemplazar a fines de julio al mandatario interino Francisco Sagasti.

Las acusaciones de presunto fraude, que han venido de ambos lados, podrían desencadenar semanas de tensión con ciudadanos protestando desde el lunes en las inmediaciones de la sede de la oficina electoral en el centro de lima, reclamando celeridad y transparencia en el conteo de las boletas.

Según la ONPE, hasta la mañana del jueves había 751 actas de votación en revisión, entre impugnadas, observadas o con errores de material. Cada acta cuenta con entre 200 y 300 electores.

Castillo ha puesto nerviosos a inversionistas porque planea reescribir la Constitución para reforzar el papel del Estado y quedarse con una mayor parte de los beneficios de las mineras; aunque uno de sus asesores clave dijo que en un gobierno del izquierda se respetará la economía de mercado.

Por otro lado, el fiscal del equipo especial ‘Lava Jato’, José Domingo Pérez, ha solicitado este jueves la detención preventiva de Keiko Fujimori, al considerar que habría violado los términos de su libertad condicional, en el marco de la investigación en su contra por un supuesto delito de blanqueo de dinero.

Pérez ha explicado que Fujimori ha violado una de las restricciones que se le impuso a cambio de salir de prisión a principios de mayo de 2020, la de no comunicarse con otros testigos del caso por el que se le acusa de haber recibido financiación ilegal a través de la constructora Odebrecht para sus campañas presidenciales de 2011 y 2016.

«Se ha determinado nuevamente que la acusada Fujimori Higuchi incumple con la restricción de no comunicarse con los testigos; pues, se ha advertido como hecho público y notorio que se comunica con el testigo Miguel Torres Morales», se puede lee en el escrito presentado por Pérez al juez del caso, Víctor Zúñiga Urday.

Pérez presentó una imagen de encuentro público mantenido este ayer entre Fujimori y Torres Morales, en el que la líder conservadora anuncia acciones legales ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) y en las que él actuaría como abogado de Fuerza Popular.

Pedro Castillo, candidato del partido Perú Libre, mantiene una ventaja de cerca de 70 mil votos sobre su rival Keiko Fujimori, del derechista Fuerza Popular, en los comicios por la presidencia de Perú, cuando ya se ha contabilizado el 98.41% de los votos de la segunda vuelta del pasado domingo.

El último reporte de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) señaló este miércoles que Castillo ha recibido el 50.19% del sufragio (8,739,757 votos), mientras que Fujimori obtuvo el 49.80% (8,670,776 votos).

A la espera de que culmine el conteo, durante la madrugada de este miércoles un grupo de partidarios de Pedro Castillo permaneció en vigilia frente a la sede del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) con la intención de ser «vigilantes ante el voto popular».

«No nos pueden robar nuestros sueños. Soy sindicalista, como el maestro (Castillo), que acaba de ganar las elecciones. Voto a voto, él ya ganó», declaró a la emisora RPP una mujer que afirmó haber llegado desde la ciudad amazónica de Iquitos.

Por su parte, la congresista electa por Perú Libre Betsy Chávez remarcó que el proceso ya ha culminado y su partido solo está a la espera de que las autoridades electorales proclamen el resultado final para empezar a «tender puentes» con otros grupos políticos.

Chávez agregó en RPP que espera que el partido Fuerza Popular no mantenga una posición de cuestionamiento a los resultados de los comicios, como hizo en 2016, cuando demoró semanas en reconocer el triunfo del economista Pedro Pablo Kuczynski, que en esa ocasión derrotó a Fujimori por poco más de 40,000 votos de diferencia.

En ese sentido, Castillo pidió a los organismos del sistema electoral peruano que sean «respetuosos con la voluntad del pueblo» y anunció que ya ha se ha reunido con representantes del empresariado, que le mostraron su respaldo, y a quienes les aseguró que tendrá «un gobierno con estabilidad financiera y económica».

Castillo también dijo, sin dar mayores precisiones, que ya ha recibido el saludo de «algunas embajadas y gobiernos de América Latina» por el resultado favorable en las elecciones.

Fujimori, por su parte, permanece en silencio tras haber denunciado el lunes pasado un «fraude sistemático», por supuestas irregularidades para favorecer a Castillo, pero esta versión fue desestimada por los órganos electorales, que recibieron el respaldo de las misiones internacionales de observación electoral que supervisaron el sufragio.

La diferencia de votos entre la candidata derechista Keiko Fujimori y el izquierdista Pedro Castillo es mínima este lunes, cuando con casi el 95% de las mesas escrutadas la líder conservadora se encontraba por debajo de Pedro Castillo, quien suma que suma el 50.16% de los votos según el órgano electoral de Perú.

Con este resultado los candidatos se distancian por poco más de 30 mil votos y Perú se encamina a una definición voto a voto, según los cómputos de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE).

Por el momento siguen sin escrutarse varias actas de las zonas rural, selvática y el voto en el extranjero, donde estaban registrados un millón de electores.

«Estamos trasladándonos a Lima porque allá están las autoridades. Hoy el pueblo solamente el pueblo va salvar al pueblo», dijo Castillo en Chota, quien pidió a sus simpatizantes no caer en ninguna provocación, le pidió tranquilidad a la juventud y «mesura esperamos que en estas horas que trascurran sean totalmente trasparentes. Desde Chota, cuna de los ronderos les pido tranquilidad y madurez de la autoridades».

Un recuento rápido no oficial realizado por Ipsos Perú a última hora del domingo daba a Castillo una pequeña ventaja después de que una encuesta a pie de urna dijera que Fujimori conseguiría la victoria, dejando al país, a los inversores y a las empresas mineras en una situación de elevada incertidumbre.

El probable final de fotografía podría dar lugar a días de tensión, ya que la votación pone de manifiesto la fuerte división entre la capital, Lima, y el interior del país, que ha impulsado el inesperado ascenso de Castillo.

Castillo, de 51 años, hijo de campesinos, ha prometido reformar la Constitución y la legislación minera de Perú. Fujimori, de 46 años, hija del expresidente Alberto Fujimori, encarcelado por abusos contra los derechos humanos y corrupción, ha prometido seguir el modelo de libre mercado y mantener la estabilidad económica en Perú, segundo productor mundial de cobre, con «mano dura de madre».