Tag

senado

Browsing

Este jueves, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) se dijo a favor de que se apoye a las policías municipales y estatales, para que ayuden en las tareas de seguridad, que es su principal responsabilidad.

Sin embargo, dijo que seguirá defendiendo que las Fuerzas Armadas ayuden a la Guardia Nacional en estas tareas.

«Un policía municipal vive ahí, ahí está su familia y ahí sí es muy difícil para ellos, porque es plata o plomo; en cambio, una corporación federal como la Guardia y desde luego la Secretaría de la Defensa y Marina tienen los mismos elementos más protección, y esto significa más independencia, el no someterse a la delincuencia», dijo el mandatario.

Ese tema le sirvió para comentar lo que sucedió ayer en el Senado, donde Morena y aliados no reunieron los votos necesarios para alargar la permanencia de las Fuerzas Armadas en las calles hasta 2028.

Al señalar que les «conviene mucho» que se alargue el proceso, López Obrador reveló que ayer fue informado que a los senadores afines a la 4T les faltaría un voto para aprobar la reforma. Eso significaría que Morena y el gobierno federal lograron «convencer» a cuando menos 8 legisladores de la oposición.

Morena tenía 76 votos de los 86 que necesitaba para completar la mayoría calificada que se requería; sin embargo, como el quórum fue de 127 legisladores, lo que reduciría a 8 los votos que Morena necesitaba conseguir de la oposición.

Se le cuestionó al mandatario si había sido el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, quien fue señalado por la oposición de haber hecho labor para sumar votos de otras bancadas. «Sí, me reportaron. Va a faltar un voto» contestó.

«Cuando me dicen: vamos a procurar que se retire, que se vaya a comisiones, mi opinión fue: no, voten, voten y no le hace que se pierda, porque yo estoy acostumbrado, yo sé que en estos menesteres no siempre se gana, imagínense cuántas tuve que pasar, y lo importante es seguir caminando y seguir luchando por los ideales, y puede uno caminar y se cae y hay que levantarse, y hay que seguir defendiendo principios y defendiendo convicciones», ventiló el presidente.

Añadió que su recomendación era que el dictamen pasara a votación, pues así se podría saber «quién es quién», en referencia a como votarían los senadores y de qué estados eran.

«Ya hemos visto cómo en el periodo neoliberal todas las reformas a la Constitución que se hicieron, todas, por estos grupos conservadores de legisladores fueron para beneficiar a quienes se dedicaron a saquear a México. No hay en todo el periodo neoliberal reformas constitucionales en beneficio del pueblo, ninguna», recriminó el presidente.

Apuntó que pese a que muchos legisladores de otros partidos están actuando de manera consecuente, aún hay muchos que actúan por capricho, terquedad o por querer triunfar a toda costa, aun si eso significa poner en riesgo la seguridad de la población.

Incluso volvió a insistir en que se podría poner a consulta, preguntarle a la gente, si estaba de acuerdo con que las Fuerzas Armadas siguieran en labores de seguridad hasta 2028.

En un cambio de estrategia, al no alcanzar los votos necesarios para sacar adelante la reforma que ampliaba el plazo para que las Fuerzas Armadas puedan participar en tareas de seguridad pública hasta 2028, Morena y aliados lograron retirar el dictamen del Pleno y regresarlo a comisiones antes de ser votado.

En un documento presentado a la Mesa Directiva, las Comisiones Unidas de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos Segunda, solicitaron el retiro del dictamen, según informó el presidente del Senado, Alejandro Armenta Mier.

Aunque hubo una controversia sobre la hora y el número de solicitudes presentadas al respecto, con lo que la oposición buscaba invalidarlas, las comisiones que son presididas por morenistas, argumentaron que debía regresar a discusión, para integrar observaciones hechas y lograr confeccionar una propuesta que reunirá el acuerdo de los grupos parlamentarios.

El cambio de estrategia, al evitar que se votara el dictamen, surgió luego de que líder de la bancada de Morena, Ricardo Monreal, propusiera al intervenir en la sesión, regresar el dictamen a las comisiones para abrir un espacio de diálogo a fin de buscar consensos.

El planteamiento del morenista se debió a que según los cálculos hechos, no alcanzarían los votos pese a que en los acercamientos que se tuvo con los senadores de todas las bancadas, Morena estaba seguros de reunirlos.

En ese sentido, durante la sesión de hoy se acusó que las negociaciones que se hicieron de Morena se extendieron a funcionarios del gobierno federal. El senador Dante Delgado de Movimiento Ciudadano dijo que además del secretario de Gobernación, los titulares de la Sedena y la Semar intentaron «doblar» a legisladores para la sesión de hoy.

En respuesta, Ricardo Monreal aseguró que él nunca buscó votos fuera de los parámetros del diálogo parlamentario, y pidió a la posición reconocerlo, apartándose así de las labores de «convencimiento» que empleó el gobierno federal. Incluso durante este miércoles se reportó que Adán Augusto López seguía reuniéndose con senadores en un hotel cercano al recinto legislativo.

En la sesión de ayer del Pleno del Senado, se le dio trámite de primera lectura al dictamen por el que se amplía el plazo para que las Fuerzas Armadas puedan participar en tareas de seguridad pública.

El proyecto modifica el párrafo primero y adiciona los párrafos tercero y cuarto al artículo Quinto Transitorio del Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Constitución Política, en materia de Guardia Nacional, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 26 de marzo de 2019.

El lunes, el dictamen fue aprobado por las comisiones de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos Segunda. El documento recibió el aval de 18 senadores de Morena y aliados, y fue votado en contra por 10 de los legisladores de oposición, lo cual no fue suficiente para detener el proyecto.

El presidente de la Mesa Directiva confirmó que el dictamen estuvo publicado en la Gaceta, por lo que, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 193 y 195 del Reglamento, queda de primera de lectura.

Hoy, el dictamen subirá al Pleno para su segunda lectura y con ello, se pueda someter a discusión y eventual votación, esto pese a que a inicios de semana  el coordinador de la bancada de Morena, Ricardo Monreal, reconoció que no tenían los votos necesarios para sacar adelante la reforma.

Al tratarse de una reforma constitucional, la minuta necesita ser avalada por mayoría calificada, es decir, dos terceras partes de los legisladores; en caso de asistir los 128 senadores se necesitarían 86 votos a favor para sacarla adelante.

Morena cuenta con mayoría: 60 senadores propios, más 6 del Partido Verde, 5 del Partido del Trabajo y 4 de Encuentro Social. Esto le garantizaría 75 votos, por lo que necesitaría sumar 11 votos más de la oposición.

La bancada del PAN contaba con 21 legisladores, Movimiento Ciudadano con 11, el Grupo plural con 5 más y el PRD con tres. El PRI, de donde podría Morena buscar los votos que le hacen falta, tiene 13 senadores, de los cuales, 5 ya han anunciado su voto en contra.

Sin embargo, ayer, mediante un video en redes sociales, el presidente nacional de Morena, Mario Delgado, dio la bienvenida al senador Raúl Paz a las filas del partido, quien renunció a la bancada del PAN. Con esto, Acción Nacional pasó a tener 20 legisladores y Morena y aliados 76, lo que lo deja a 10 votos de lograr la mayoría que necesita para sacar la reforma hoy en el Pleno.

“Hay momentos de definiciones en la política, o se está con el pueblo o se está con una minoría que no le interesa el bienestar de la gente, y la paz y la tranquilidad de las y los mexicanos no tiene precio. Así que, que bueno que te sumes a este Movimiento a trabajar en favor de la Cuarta Transformación”, señaló Delgado en referencia a Raúl Paz.

Tan pronto se integró a Morena, Raúl Paz fue anunciado como comisionado nacional de enlace con el sector empresarial de Morena, encomendándole tener una relación cercana y de diálogo con las y los empresarios del país, además de que tendrá la tarea de dar a conocer los avances que del presidente López Obrador en materia económica.

Para sesión de hoy en el Senado, Alejandro Armenta Mier, confirmó que existe una propuesta de moción suspensiva que suscriben legisladores del PAN sobre el dictamen en materia de Fuerzas Armadas.

En la sesión de ayer de las comisiones de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos Segunda del Senado, el dictamen que alarga la presencia de las Fuerzas Armadas hasta 2028 ayudando en las tareas de seguridad, una propuesta que el gobierno federal ha defendido-.

El dictamen recibió el aval de 18 senadores de Morena y aliados, y fue votado en contra por 10 de los legisladores de oposición, lo cual no fue suficiente para detener el proyecto.

El dictamen fue enviado a la Mesa Directiva del Senado para que este martes los 128 senadores den entrada a la minuta con la primera lectura, tal y como lo marca el proceso legislativo, y en su caso, se de segunda lectura y se someta a votación mañana miércoles.

El cambio propuesto por la bancada del PRI en la Cámara de Diputados significaría una ampliación de cuatro años a lo aprobado inicialmente en 2019, cuando se creó la Guardia Nacional y se estableció la presencia de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad hasta 2024.

Al respecto, el coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, reconoció que Morena y aliados no cuentan con los votos necesarios para sacar adelante la reforma que tanto ha defendido el presidente López Obrador.

Y es que al tratarse de una reforma constitucional, la minuta necesita ser avalada por mayoría calificada, es decir, dos terceras partes de los legisladores presentes en la sesión donde se vote; en caso de asistir los 128 senadores se necesitarían 86 votos a favor para sacarla adelante.

Morena cuenta con mayoría: 60 senadores propios, más 6 del Partido Verde, 5 del Partido del Trabajo y 4 de Encuentro Social. Esto le garantizaría 75 votos, por lo que necesitaría sumar 11 votos más de la oposición.

La bancada del PAN cuenta con 21 legisladores, Movimiento Ciudadano con 11, el Grupo plural con 5 más y el PRD con tres. El PRI, de donde podría Morena buscar los votos que le hacen falta, tiene 13 senadores, de los cuales, 5 ya han anunciado su voto en contra.

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en el Senado, el morenista Ricardo Monreal, confirmó que este lunes inicia el análisis y discusión de la minuta que recibieron la semana pasada de la Cámara de Diputados en materia de Guardia Nacional, donde se busca alargar la permanencia de las Fuerzas Armadas en labores de seguridad hasta 2028.

Monreal Ávila dijo que está programada para hoy la reunión de las comisiones de Puntos Constitucionales y Estudios Legislativos II para iniciar la deliberación sobre la minuta que envió la colegisladora.

El también coordinador de la bancada de Morena dijo que se acatarán todas las disposiciones jurídicas internas que marca el protocolo legislativa, y dijo que la discusión será la que determinen las comisiones, así como su duración, para finalmente llegar al Pleno donde se le dará primera y en segunda lectura a la minuta.

Sin embargo, el morenista reconoció que ha sido «intensa» la negociación que se ha comenzado a dar en el Senado respecto a la minuta, misma que lo ha llevado a reunirse con los coordinadores de todos los grupos parlamentarios y con funcionarios del gobierno federal.

«No hemos logrado hasta ahora un consenso que nos permita adelantar alguna noticia. Seguimos trabajando, seguimos dialogando, pero en esta ocasión debo de decir con todo honestidad que los grupos parlamentarios están en una posición que no admite movimiento», sostuvo el también aspirante a la presidencia en 2024.

Adelantó que su bancada, y él específicamente, sigue intentando hacer notar la necesidad y la realidad en la que se encuentra el país en materia de seguridad, y por ende la urgencia de mantener a las Fuerzas Armadas coadyuvando en tareas de seguridad.

«Estoy seguro que todos queremos que el país tenga leyes y reformas actualizadas en beneficio de la población», remató el morenista.

En tanto, su homólogo en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier Velazco, exhortó a los senadores a votar a favor de la reforma al artículo quinto constitucional, cuyo objetivo dijo, es permitir el fortalecimiento de la estrategia de seguridad y la consolidación de la Guardia Nacional.

«La participación decidida, comprometida, pensando en México, de las y los senadores, permitirá garantizar la continuidad del proceso de reforma constitucional que después se irá a los estados, hago votos por que así sea», dijo el también presidente de la Jucopo.

Mier Velazco reiteró que las y los legisladores que integran a la coalición Juntos Hacemos Historia están comprometidos con México y lo más importante con la seguridad de las familias mexicanas.

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) Ricardo Monreal, confirmó que el Senado de la República recibió la minuta que amplía el plazo para que las Fuerzas Armadas puedan participar en tareas de seguridad pública hasta 2028.

A través de sus redes sociales, el senador informó que el documento se turnará a las comisiones unidas de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos, Segunda, pues como a cada reforma constitucional, se le aplicará el procedimiento legislativo en todas sus etapas.

El proyecto de decreto reforma el Artículo Quinto Transitorio del Decreto en materia de Guardia Nacional publicado en marzo de 2019, y plantea que, durante los 10 años siguientes, en lugar de los 5 años que establecen actualmente, en tanto la Guardia Nacional desarrolla su estructura, capacidades e implantación territorial, el Presidente de la República podrá disponer de la Fuerza Armada permanente en tareas de seguridad pública de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria.

El también coordinador de la bancada de Morena, Ricardo Monreal, compartió otro mensaje en el que menciona que en el Senado “intensificamos el diálogo con todos los Grupos Parlamentarios”, ya que se buscará el consenso en torno a la reforma constitucional.

El senador advirtió que, si no se aprueba la reforma constitucional, para marzo de 2023 tendrían que regresar alrededor de 200 mil elementos del Ejército y de la Marina a sus cuarteles, por lo que “habría un problema serio” de inseguridad.

«No creo que en un año y medio se vaya a resolver el problema de la inseguridad, por lo que no creo que sea conveniente, aún, el retorno de los soldados y los marinos a sus cuarteles», sostuvo el morenista.

Advirtió que actualmente hay entidades federativas y municipios, en los que la mayoría de los elementos que realizan tareas de seguridad pública son soldados y marinos; y señaló que hay estados en los que es más importante la Guardia Nacional, el Ejército y la Marina, que la misma policía estatal y municipal.

Por su parte el presidente de la Mesa Directiva del Senado, Alejandro Armenta, reconoció que “requiere de un gran diálogo, conciliación y trabajo político”, para alcanzar los 85 votos que se necesitan para la mayoría calificada para modificar la Constitución.

Subrayó que la Mesa Directiva atenderá con pulcritud el proceso legislativo, como lo ha hecho hasta ahora, y “cuidaremos cada acto que nos compete, para que tengamos un marco jurídico que le sirva a las y los mexicanos”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) envió al Senado la terna para elegir a quién encabezará la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), luego de que su titular renunciara abruptamente.

Según documentos de la Secretaría de Gobernación (Segob), fechados el miércoles pasado, el comisionado presidente de la CNH, Rogelio Hernández, dimitió a finales de agosto, mucho antes de que su mandato de siete años expirara en 2026, sin razón aparente.

A pesar de que el puesto tradicionalmente ha sido independiente, el economista había sido visto como un aliado del mandatario, por lo que su salida de la CNH ha levantado críticas y señalamientos.

Por ley, la CNH está obligada a regular el mercado energético sin hacer distinciones. En los últimos meses, la CNH había  multado a la estatal Pemex por no cumplir con sus planes de desarrollo en campos prioritarios.

Además, la CNH evalúa y aprueba los planes de exploración y producción de Pemex, así como de los participantes extranjeros y privados en el mercado.

Rocío Nahle, secretaria de Energía, aprovechó sus redes sociales para agradecer la labor de Hernández Cázares al frente de la CNH, quien asumió en noviembre de 2019.

Según se informó, la terna que fue recibida por los senadores está integrada por Agustín Díaz, un economista que ha desempeñado diversos cargos públicos en Tabasco, el estado natal del presidente; Romeo Rojas, un ingeniero que ha pasado por Pemex; y José Sánchez, un economista que actualmente se desempeña como apoderado legal y titular de la Unidad de Administración, Finanzas y Tecnologías de la Información en el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec.

La Mesa Directiva del Senado informó que Delfina Gómez Álvarez, extitular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), se reincorpora a sus actividades legislativas, a partir del ayer 7 de septiembre.

Gómez Álvarez solicitó licencia al escaño para poder asumir el encargo que le encomendó el presidente López Obrador, mismo que dejó formalmente el pasado 31 de agosto, luego de ser elegida por Morena para buscar la gubernatura del Estado de México.

La morenista dejó la SEP para poderse enfocar en sus labores partidistas, pues encabezará los Comités de Defensa de la Cuarta Transformación, que es la antesala para convertirse en la abanderada a la gubernatura en 2023una vez que los tiempos lo permitan.

Esto quiere decir que Delfina Gómez estará cobrando en el Senado, y participando con su voto en las actividades legislativas, mientras estará enfocada en tejer la estrategia de Morena para arrebatarle al PRI el gobierno del Estado de México.

La llegada de Gómez Álvarez al Senado se da cuando Morena y aliados necesitan avalar la minuta que permitirá el traslado de la Guardia Nacional a la Sedena, y luego de que el secretario de Gobernación pidiera ayer a los legisladores ir en unidad y respaldar la iniciativa del presidente.

El presidente de la Mesa Directiva, Alejandro Armenta, pidió comunicar a la senadora Martha Guerrero Sánchez, suplente de Delfina, la reincorporación de la titular, así como a las secretarías generales del Senado.

Las comisiones unidas de Justicia y de Estudios Legislativos, Segunda, que presiden Olga Sánchez Cordero y el Rafael Espino de la Peña, ambos de la bancada de Morena, aprobaron en lo general, el dictamen a la minuta en materia de Guardia Nacional.

La Comisión de Justicia aprobó la propuesta con 9 votos a favor y 8 en contra; en tanto, la Comisión de Estudios Legislativos Segunda, lo avaló con 9 votos a favor y 9 en contra.

Así, la minuta fue aprobada, sin un solo cambio, con 18 votos en favor y 13 en contra. Las y los senadores acordaron discutir los artículos reservados ante el Pleno, a donde llegará este jueves para someterse a votación.

Tal como salió de la Cámara de Diputados, la minuta propone reformar diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal; Ley de la Guardia Nacional; Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos; y la Ley de Ascensos y Recompensas del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos.

Olga Sánchez Cordero expuso que con las modificaciones avaladas, se consigna la tutoría de la Secretaría de la Defensa en el crecimiento sano, de la que debe ser la principal institución de seguridad pública en México, que es la Guardia Nacional.

Apuntó que esto permite superar los obstáculos administrativos que tienen origen en las particularidades mismas de la Guardia Nacional; y habilita la intervención de la Guardia Nacional, en auxilio de la Fuerza Armada Permanente para el cumplimiento de sus misiones.

En tanto, el senador Rafael Espino de la Peña dijo que la participación de las Fuerzas Armadas en las tareas de seguridad pública no representa una violación a los derechos humanos como ha acusado la oposición, y lamentó la falta de construcción de consensos debido a la extrema politización de la materia.

«Ahora más que nunca debemos apoyar la cruzada contra la inseguridad del titular del Ejecutivo federal, ya que los resultados de las administraciones anteriores no han sido los esperados», subrayó el senador de Morena. Confió en que, con método, disciplina y rendición de cuentas, la Guardia Nacional dará los frutos que se esperan.

El senador Raúl Bolaños-Cacho Cué, de la bancada del PVEM, partido aliado de Morena, señaló que la propuesta es una solución «justa» a la crisis de inseguridad, la cual traerá paz a la ciudadanía.

Por parte del PAN, la senadora Indira de Jesús Rosales, acusó que el dictamen plantea que la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana no tenga ningún tipo de autoridad sobre la Guardia Nacional, ya que no tendría el control administrativo y operativo de este cuerpo de seguridad pública.

Claudia Ruiz Massieu, senadora del PRI, sostuvo que esta reforma será contraproducente, pues se desvirtuará la función constitucional de las Fuerzas Armadas. De Movimiento Ciudadano, el senador Noé Castañón afirmó que el dictamen violenta la Constitución, ya que se le dan a las Fuerzas Armadas responsabilidades que no le benefician.

El coordinador de la bancada del PRD, Miguel Ángel Mancera, expresó que el dictamen contraviene el artículo 21 de la Constitución, el cual ya plantea la adscripción de la Guardia Nacional a una Secretaría de Seguridad Pública, y no a una de Seguridad Nacional.

Finalmente, el Grupo Plural afirmó que la minuta le otorga a las Fuerzas Armadas el control sobre la Guardia Nacional, algo que las luchas liberales del Siglo XIX evitaron. “Estamos en contra de la militarización porque carcome al poder militar y al poder civil”, sostuvo la bancada.

De visita en el Senado, donde se revisó la agenda legislativa de Morena y partidos aliados, el secretario de Gobernación, Adán Augusto López, pidió a los legisladores «no titubear» y apoyar al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en su iniciativa de pasar a la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

El funcionario acudió al Senado luego de que los “plantó” durante la reunión plenaria de la bancada, lo cual se tomó como un distanciamiento o fractura en torno al gobierno federal y al grupo parlamentario que coordina Ricardo Monreal Ávila, con quien se especula, hay una ruptura desde Palacio Nacional.

Sobre el tema, López Hernández aclaró que la reunión de hoy respondía a una «operación cicatriz» como ha trascendido, pues «no hay cicatriz donde nunca existieron heridas», desmintiendo así cualquier fractura con la bancada de Morena.

De acuerdo a lo informado por los propios morenistas, quienes rechazaron activar el ‘fast track’ para aprobar la minuta en materia de Guardia Nacional, se tiene contemplado que sea mañana cuando la minuta se someta a votación.

De cara a la votación, Adán Augusto López pidió a los morenistas mantener la unidad y no distraerse en batallas estériles.

“Pedirles que apoyen la iniciativa, ahora ya es minuta (…) aunque pueda sonar autoritario o impositivo y se los digo así con franqueza, el proyecto de Nación no admite titubeos, un proyecto de Nación como el que encabeza Andrés Manuel López Obrador requiere de la unidad y el compromiso de todos de quienes estamos en puestos o en tareas de Gobierno, pero sobre todo de quienes no se presentan en el poder legislativo”, dijo en conferencia de prensa.

Al senador Ricardo Monreal se refirió como «amigo» y «compañero», aunque entre risas dijo que a veces es «rebelde».

“Pero también a mí me gusta reconocer cuando nos hemos equivocado o cuando nuestro interlocutor no tiene la razón, también, con toda la franqueza lo decimos, y en caso del Senado de la República, pues sí hay una comunicación institucional y fluida, lo hay con Ricardo, que es no nada más nuestro amigo, y compañero, a veces es como el compañero rebelde, eso es a veces, nada más”, agregó.

Al estar abordando el tema de la Guardia Nacional, el titular de Gobernación reconoció que el gobierno federal, en pasadas administraciones, había venido perdiendo la batalla contra la inseguridad.

“Desgraciadamente, hemos de reconocer, que hemos ido perdiendo la batalla contra la inseguridad, porque no fuimos capaces, en su época, no nosotros, los gobiernos que antecedieron, de fortalecer y profesionalizar a las policías”, dijo el funcionario.

Con eso, defendió a la Guardia Nacional, que dijo, es la institución más confiable y más honesta, añadiendo que el Ejército de hoy ya “no es el Ejército de hace 10 o 20 años”.

Finalmente, el titular de SEGOB rechazó que haya un acuerdo entre el gobierno federal y el presidente nacional del PRI, Alejandro Moreno, para que apoyen la reforma constitucional que busca mantener a las Fuerzas Armadas en las calles hasta 2028, lo que iría en línea con la estrategia de la 4T, a cambio de frenar su desafuero en San Lázaro y cualquier señalamiento a su persona.

El coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, anunció que luego de sostener una reunión con los legisladores de su bancada, se decidió turnar la minuta a comisiones para será analizada y discutida en un proceso legislativo normal, es decir, rechazaron sacarla por la vía del fast track.

Se esperaba que Morena diera se impusiera en el Senado y diera trámite preferente al proceso legislativo de la minuta sobre modificaciones a la ley, en materia de Guardia Nacional. Recordemos que el fin de semana se aprobó en la Cámara de Diputados para integrar a la corporación a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

El Universal reporta que los llamados «duros» de la bancada se manifestaron por sacar la reforma por la vía del fast track, aunque en la reunión que se tuvo con Monreal, se les hizo ver que no había las condiciones para lograr la aprobación, pues se les recordó que se requieren dos terceras partes de los senadores presentes en la plenaria, número que no tiene Morena y aliados.

Monreal defendió que no fue una decisión de él, sino del grupo parlamentario completo. Dijo que están a favor de dar tiempo al análisis,  «lo que se tenga que esperar» y «lo que se tenga que hacer» para cuidar todos los trámites parlamentarios.

Además, aseguró que los legisladores de Morena votarán de manera libre y en «consciencia» como ha sido siempre en los temas que han sacado adelante. Enfatizo que Morena no tendrá ningún problema en dialogar y escuchar todas las voces que quieran manifestarse sobre el tema.

Sobre el tema, la organización Human Rights Watch (HRW) dijo que dejar a los militares en tareas de seguridad pública, como promueve el presidente, «agudizará el desastre» de derechos humanos que atraviesa el país.

“Entregar a las Fuerzas Armadas el control total de las tareas de seguridad pública mientras se limita la capacidad de autoridades civiles de fiscalizar el actuar de los soldados desplegados en las calles amenaza con agudizar el desastre de derechos humanos que atraviesa México”, expresó Tamara Taraciuk, subdirectora para las Américas de HRW, en un posicionamiento.

La postura pública de la organización internacional se produce en momentos en que iniciará el análisis de la iniciativa aprobada en la Cámara de Diputados en el Senado y que trasladaría el control de la Guardia Nacional a la Sedena.

La propuesta presidencial daría de baja a casi todos los elementos civiles de la Guardia Nacional, mientras que la mayoría de los soldados y marinos adscritos a este cuerpo, que fue creado como una institución civil, quedarían sujetos a la jurisdicción militar, aunque realicen tareas de seguridad civil.

“En el pasado, la aplicación de la jurisdicción militar, a pesar de una reforma que prohíbe su uso para investigar violaciones de derechos humanos cometidas por militares contra civiles, ha permitido a los soldados esquivar la Justicia en estos casos”, denunció HRW.

El organismo global también alertó que el presidente de México tendría amplias facultades para desplegar militares en tareas de seguridad pública, lo que contraviene jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Luego del no que le dieron las bancadas de oposición a la propuesta que presentó Morena en el Senado para encabezar los trabajos de la Mesa Directiva para el Segundo Año de Ejercicio de la LXV Legislatura, y luego de tres rondas de votación al no conseguir el respaldo necesario, el Pleno eligió al senador Alejandro Armenta Mier como presidente de dicho órgano.

Junto a Armenta Mier, y como resultado de un acuerdo alcanzado en una  junta previa a las votaciones, se designó a las senadoras Ana Lilia Rivera Rivera, de Morena; Alejandra Reynoso Sánchez, del PAN; y a Eruviel Ávila Villegas, del PRI, como vicepresidentes de la Mesa Directiva.

Para las secretarías, fueron electas las senadoras Verónica Camino Farjat, de Morena; Verónica Delgadillo García, de Movimiento Ciudadano; Martha Cecilia Márquez Alvarado, del PT; y el senador José Narro Céspedes, de Morena.

La planilla alcanzó la mayoría absoluta requerida hasta la tercera votación pues en las dos previas no se logró el apoyo que el coordinador de Morena, Ricardo Monreal, comenzó a buscar desde el medio día de ayer. La votación que permitió la integración de la Mesa se dio pasadas las 23 horas.

De los 122 senadoras y senadores presentes, el morenista recibió 65 votos a favor; Rivera Rivera, 113; Reynoso Sánchez, 113; Ávila Villegas, 114; Camino Farjat, 75; Delgadillo García, 89; Márquez Alvarado, 111; y Narro Céspedes, 111 votos.

Llamó la atención que en la votación definitiva, Ricardo Monreal reunió 52 votos para que fuera él quien se convirtiera en el presidente de la Mesa Directiva, aunque no estaba participando y él había manifestado su rechazo a ocupar dicha posición.

Una vez que fueron electos, las y los integrantes de la Mesa Directiva rindieron la protesta del ley correspondiente, y posteriormente, el  nuevo presidente del Senado, Alejandro Armenta Mier, declaró formalmente instalado los trabajos para el Segundo Año de Ejercicio de la LXV Legislatura.

En un debate posterior, Ricardo Monreal, dejó en claro que es un defensor permanente del Poder Legislativo, por lo que “creo en la necesidad de tener un órgano autónomo”, y con ello, “no se trata de confrontarse con ningún Poder, sino de cumplir con nuestra responsabilidad constitucional”.

Manifestó que tiene en alta estima a las y los coordinadores de los Grupos Parlamentarios, pues con ellos siempre tuvo acuerdos y la palabra siempre se honró; “y creo que es con ellos como hemos logrado que casi el 80 por ciento de productos legislativos se hayan aprobado por unanimidad”.

Por su parte el senador Julen Rementeria, coordinador de la bancada del PAN, consideró que, aunque la decisión de las y los senadores sobre la conformación de la Mesa Directiva es legal, “es un error histórico que desatiende la pluralidad del Senado”.

Lo que hoy ha sucedido, agregó, “es una vil imposición de una mayoría que no acepta que en este país no todos pensamos igual, y que se vale poder disentir”.

En tanto el senador Miguel Ángel Osorio Chong, coordinador del PRI, agradeció a Sánchez Cordero y a los legisladores que la acompañaron en la conducción de los trabajos de la Mesa Directiva. Señaló que en el nuevo Periodo Ordinario de Sesiones se discutirán temas importantes, por lo cual invitó a Morena, “a que hagan valer la sensibilidad y los nuevos tiempos de los que hablan mucho, para dar a los mexicanos mejores oportunidades de vida”.

Clemente Castañeda, coordinador de la bancada de Movimiento Ciudadano, subrayó que en la Cámara de Senadores existen diversas opiniones, por lo que lo más conveniente es encontrar los puntos de coincidencia, así como dejar de lado la polarización.

El coordinador parlamentario del PRD, Miguel Ángel Mancera Espinosa, señaló que la consecución de acuerdos con las minorías es fundamental para la democracia, por lo que exhortó a la nueva integración de la Mesa Directiva a respetar las resoluciones jurídicas que se emitieron en materia de representación plural.

Finalmente, del Grupo Plural, el senador Emilio Álvarez Icaza, dijo que el mensaje de la votación es un claro mensaje a la nueva Presidencia Legislativa de que “se va a tener que reconstruir como órgano de Estado y de poder”.

Aunque a medio día todo era celebración en Morena luego de que se definiera, por votación, que el senador Alejandro Armenta será la propuesta que presentarían al Pleno para encabezar la Mesa Directiva, los grupos parlamentarios de oposición negaron su apoyo a dicha propuesta.

En conferencia de prensa, luego de reunirse con el coordinador de Morena, Ricardo Monreal, los coordinadores del PAN, PRI, PRD, Movimiento Ciudadano y el Grupo Plural, indicaron que a la decisión que Morena tomó al interior, y que solo ‘informaron’ a la oposición, no estaban en «condiciones de respaldar la propuesta» en los términos presentados.

Y es que esta tarde, Morena sometió a votación las propuestas que estaban sobre la mesa para encabezar la Mesa Directiva.

En la votación, hubo 4 aspirantes, 3 de los cuales horas antes de la votación declinaron a favor de Higinio Martínez. Sin embargo, Alejandro Armenta continuó con sus aspiraciones y fue quien terminó ganando la votación con 36 votos. Martínez se quedó con 28 apoyos, 8 más que los 20 llamados ‘radicales’ que integran la bancada.

Trascendidos indican que Martínez era el elegido de Palacio Nacional para encabezar la Mesa Directiva por dos razones: el distanciamiento que existe con Monreal y el premio de ‘consolación’ que se le daría luego de que fuera Delfina Gómez quien buscará la gubernatura del Estado de México.

Por el lado contrario, Armenta es visto como el elegido en el proyecto que encabeza Ricardo Moreal. Pese a estos señalamientos, el senador dijo que tiene lealtad plena al presidente López Obrador, además de que coincidía y comulgaba con los principios de la Cuarta Transformación.

Monreal reconoció que recomendó a Armenta buscar hoy mismo al presidente, para reiterarle la lealtad que habría en el Senado en caso de que se concrete su nombramiento.

Clemente Castañeda, Miguel Ángel Osorio Chong, Miguel Ángel Mancera y Julen Rementeria reclamaron que las presidencias de la Mesa Directiva que Morena ha encabezado en los últimos años han dedicado más sus esfuerzos en complacer los designios de la Presidencia, que lo que los mexicanos necesitan.

Los líderes parlamentarios rechazaron que por el momento exista una propuesta dentro del grupo de contención sobre quién podría encabezar la Mesa Directiva, ya sea de un perfil de la oposición o de Morena mismo.

Reclamaron que Morena tuvo hasta 10 días previos para poder definir su propuesta, y con ello acercarse a los grupos parlamentarios para buscar consensos y poder transitar con esta designación hoy. Sin embargo, optaron por resolverlo este miércoles y con ello solo dar un margen de apenas unas horas para buscar acuerdos.

«A nadie le conviene que este periodo arranque con un senado dividido y con una Mesa Directiva que solo refleje una parte de la pluralidad de este Senado», dijo Clemente Castañeda de Movimiento Ciudadano.

Negaron las versiones que circularon acerca de que se le habría propuesto al senador Ricardo Monreal encabezar los trabajos de la Mesa directiva.

Dejaron claro que el no que le dan a la propuesta de Morena no es un no directo a Alejandro Armenta, sino al proyecto que pretende Morena y aliados imponer con el fin de dar continuidad al proyecto que iniciaron años atrás.

Indicaron que si bien Morena podría sacar adelante la propuesta de la conformación de la Mesa Directiva, eso sería ponerse el pie al interior del partido, pues eso cerraría en automático las puertas para acuerdos futuros en otros temas que Morena quisiera sacar adelante.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó que el exgobernador de Baja California, el morenista Jaime Bonilla, puede regresar al Senado de la República y retomar sus labores legislativas.

La impugnación que se resolvió ayer, y que fue presentada por Bonilla, surge de una denuncia de la dirigente estatal del PAN, quien alegó que Bonilla no podía retomar su labor en el Senado, pues dejó el escaño por dos años, para asumir otro cargo público.

Así, la Sala Regional Guadalajara del Tribunal Electoral dejó sin efectos jurídicos la sesión del 25 de marzo, en la que se informó la reincorporación de Bonilla como senador, y ordenó que tendría que ser su suplente quien ejercería las funciones parlamentarias.

Ahora, la Sala Superior aprobó el proyecto del magistrado José Luis Vargas, en el que se señalaba que la panista carecía de facultades, por lo que no había impedimento legal para que el morenista asumiera sus labores en el Senado.

Tras el falló de los magistrados, que fue de 4 votos a favor y 2 en contra, Jaime Bonilla indicó en redes sociales que se había hecho justicia, pues injustamente se le había retirado su derecho de representar a los mexicanos en el Senado.

Durante el periodo que no pudo retomar su escaño, y en lo que se resolvía la impugnación, Bonilla no dejó de cobrar su sueldo como Senador.

Los demócratas impulsaron este fin de semana la aprobación en el Senado de un paquete económico, disputado acuerdo que resulta menos ambicioso que la visión original del presidente Joe Biden, pero que de igual forma cumple con los objetivos del partido de desacelerar el calentamiento global, moderar los costos farmacéuticos y gravar a las enormes compañías

Ahora el paquete por aproximadamente 740,000 millones de dólares se encamina a la Cámara de Representantes, donde los legisladores están listos para respaldar las prioridades de Biden. Lo que parecía una iniciativa perdida y destinada al fracaso, recuperó en los últimos días fuerza en la política.

Los demócratas se mantuvieron unidos en una votación que se resolvió 51-50 gracias al voto decisivo de la vicepresidenta Kamala Harris.

«Hoy, los senadores demócratas se han puesto del lado de las familias estadounidenses en lugar de los intereses especiales», dijo el presidente Joe Biden en una declaración desde Rehoboth Beach, Delaware. «Me postulé a la presidencia prometiendo que el gobierno volvería a funcionar para las familias trabajadoras, y eso es lo que hace este proyecto de ley, punto».

Biden llamó por altavoz al guardarropa del Senado durante la votación para agradecer personalmente al personal por su duro trabajo.

El presidente instó a la Cámara de Representantes a aprobar el proyecto de ley lo antes posible. La presidenta de la cámara baja Nancy Pelosi dijo que «se moverá rápidamente para enviar este proyecto de ley al escritorio del presidente». Se tiene previsto que la Cámara de Representantes vote este mismo viernes.

«Ha sido un camino largo, difícil y tortuoso, pero al fin, al fin hemos llegado», señaló el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, antes de la votación final. «El Senado está haciendo historia. Estoy seguro de que la Ley de Reducción de la Inflación perdurará como una de las medidas legislativas definitorias del siglo XXI», añadió.

Los senadores participaron en una maratónica sesión de votaciones que comenzó el sábado y se prolongó hasta el domingo por la tarde. Los demócratas rechazaron unas tres docenas de enmiendas republicanas que pretendían hundir la ley. Frente a la oposición unánime de los republicanos, la unidad demócrata en la cámara, que está dividida al 50%, se mantuvo en la senda de una victoria que eleva la moral a tres meses de las elecciones, en las que está en juego el control del Congreso.

El proyecto de ley tuvo problemas a mediodía por las objeciones al nuevo impuesto mínimo de sociedades del 15%, que no gustó a las empresas de capital riesgo y a otros sectores, lo que obligó a introducir cambios de última hora.

A pesar del momentáneo contratiempo, la «Ley de Reducción de la Inflación» ofrece a los demócratas un escaparate de la temporada electoral para actuar sobre objetivos codiciados. Incluye el mayor esfuerzo federal de la historia en materia de cambio climático, con cerca de 400,000 millones de dólares: limita a 2,000 dólares anuales los gastos de bolsillo de los medicamentos para los los adultos mayores con Medicare y prorroga los subsidios por vencer y que ayudan a 13 millones de personas a costear un seguro médico, y lo que los demócratas dicen es la inversión más significativa de la historia para combatir el cambio climático, de unos 375,000 millones de dólares durante la próxima década.

Mediante el aumento del impuesto de sociedades, todo el paquete se paga, con unos 300,000 millones de dólares de ingresos adicionales para la reducción del déficit.

Con apenas poco más de la décima parte del arcoíris inicial de 10 años y 3,5 billones de dólares de su la iniciativa de Biden Build Back Better, el nuevo paquete abandona las propuestas anteriores de preescolar universal, licencia familiar pagada y ampliación de la ayuda al cuidado infantil.

Recordemos que ese plan se vino abajo después de la oposición del senador conservador Joe Manchin, demócrata por Virginia Occidental, quien argumentó que era demasiado costoso y avivaría la inflación.

Analistas no partidistas han dicho que la «Ley de Reducción de la Inflación» tendría un efecto menor en el aumento de los precios al consumidor.

Los republicanos afirmaron que la nueva medida socavaría una economía que los encargados de formular políticas se esfuerzan por evitar que caiga en la recesión. Dijeron que los impuestos a las empresas incluidos en el proyecto de ley perjudicarían la creación de empleos y harían que los precios se dispararan, lo que complicaría a la población hacer frente a la peor inflación del país desde la década de 1980.

«Los demócratas ya han robado a las familias estadounidenses una vez a través de la inflación, y ahora su solución es robar a las familias estadounidenses una segunda vez», argumentó el líder de la minoría en el Senado, Mitch McConnell.

El senador del PRD, Miguel Ángel Mancera, consideró que la propuesta del dirigente del PRI para que “con mayor facilidad las familias mexicanas accedan a armas de mayor calibre”, con fines de defensa, no es una solución al problema de inseguridad.

«Tener un arma de fuego es un riesgo latente; las y los mexicanos tenemos por mandato constitucional la posibilidad, el derecho de en nuestro domicilio poseer un arma de fuego para protección, siempre y cuando no sean de las reservadas para el Ejército y esté registrada ante las autoridades», indicó el legislador.

El exjefe de gobierno capitalino expuso que la propuesta armamentista ha generado muertes y lesiones en países como Estados Unidos, donde esta posibilidad existe.

«No es un camino, desde mi punto de vista, la pistolización de una sociedad, muy por el contrario, lo que se tiene registrado es que las sociedades que han sido laxas en este sentido en que haya armas de fuego, y lo vemos con los vecinos de Estados Unidos, lo que generan es mucho más casos de muertes o de lesiones graves por armas de fuego. Yo no compartiría esa visión”.

El coordinador del Grupo Parlamentario del PRD en el Senado de la República expuso que la propuesta armamentista ha generado muertes y lesiones en países como Estados Unidos.

Por su parte la senadora del PAN, Xóchitl Gálvez, aseguró  que es claro que México vive en un Estado fallido, derivado de la irresponsabilidad de un Presidente de la República que no asume su trabajo con seriedad, aunque dijo, que la propuesta del dirigente nacional del PRI no es la solución para resolver el problema de inseguridad.

“Puedo entender la desesperación de los partidos políticos ante un gobierno que no asume su responsabilidad de brindar seguridad a los ciudadanos, pero yo personalmente no comparto esta propuesta y seguramente votaría en contra”, indicó.

En ese sentido, demandó al gobierno federal dejar de proteger a la delincuencia organizada y no claudicar de su obligación de garantizar la seguridad de los mexicanos y del país.

“Claro que hay un Estado fallido, con un Presidente irresponsable que no asume su trabajo con la seriedad que el país requiere. Llevamos 121 mil muertos, cuántos más quiere, cuántos periodistas más asesinados, que deje de mandarle mensajes a la delincuencia organizada que para ellos hay abrazos”, remató.